(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Biblioteca Hispano Americana Setentrional"

Google 



This is a digital copy of a book that was prcscrvod for gcncrations on library shclvcs bcforc it was carcfully scannod by Google as parí of a projcct 

to make the world's books discoverablc onlinc. 

It has survived long enough for the copyright to expire and the book to enter the public domain. A public domain book is one that was never subject 

to copyright or whose legal copyright term has expired. Whether a book is in the public domain may vary country to country. Public domain books 

are our gateways to the past, representing a wealth of history, culture and knowledge that's often difficult to discover. 

Marks, notations and other maiginalia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long journcy from the 

publisher to a library and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with libraries to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive, so in order to keep providing this resource, we have taken steps to 
prcvcnt abuse by commercial parties, including placing lechnical restrictions on automated querying. 
We also ask that you: 

+ Make non-commercial use of the files We designed Google Book Search for use by individuáis, and we request that you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refrainfivm automated querying Do nol send automated queries of any sort to Google's system: If you are conducting research on machine 
translation, optical character recognition or other áreas where access to a laige amount of text is helpful, picase contact us. We encouragc the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ Maintain attributionTht GoogXt "watermark" you see on each file is essential for informingpcoplcabout this projcct and hclping them find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remove it. 

+ Keep it legal Whatever your use, remember that you are lesponsible for ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for users in the United States, that the work is also in the public domain for users in other 
countries. Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we can'l offer guidance on whether any specific use of 
any specific book is allowed. Please do not assume that a book's appearance in Google Book Search means it can be used in any manner 
anywhere in the world. Copyright infringement liabili^ can be quite severe. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organizc the world's information and to make it univcrsally accessible and uscful. Google Book Search hclps rcadcrs 
discover the world's books while hclping authors and publishers rcach ncw audicnccs. You can search through the full icxi of this book on the web 

at |http: //books. google .com/l 



Google 



Acerca de este libro 

Esta es una copia digital de un libro que, durante generaciones, se ha conservado en las estanterías de una biblioteca, hasta que Google ha decidido 

cscancarlo como parte de un proyecto que pretende que sea posible descubrir en línea libros de todo el mundo. 

Ha sobrevivido tantos años como para que los derechos de autor hayan expirado y el libro pase a ser de dominio público. El que un libro sea de 

dominio público significa que nunca ha estado protegido por derechos de autor, o bien que el período legal de estos derechos ya ha expirado. Es 

posible que una misma obra sea de dominio público en unos países y, sin embaigo, no lo sea en otros. Los libros de dominio público son nuestras 

puertas hacia el pasado, suponen un patrimonio histórico, cultural y de conocimientos que, a menudo, resulta difícil de descubrir. 

Todas las anotaciones, marcas y otras señales en los márgenes que estén presentes en el volumen original aparecerán también en este archivo como 

tesümonio del laigo viaje que el libro ha recorrido desde el editor hasta la biblioteca y, finalmente, hasta usted. 

Normas de uso 

Google se enorgullece de poder colaborar con distintas bibliotecas para digitalizar los materiales de dominio público a fin de hacerlos accesibles 
a todo el mundo. Los libros de dominio público son patrimonio de todos, nosotros somos sus humildes guardianes. No obstante, se trata de un 
trabajo caro. Por este motivo, y para poder ofrecer este recurso, hemos tomado medidas para evitar que se produzca un abuso por parte de terceros 
con fines comerciales, y hemos incluido restricciones técnicas sobre las solicitudes automatizadas. 
Asimismo, le pedimos que: 

+ Haga un uso exclusivamente no comercial de estos archivos Hemos diseñado la Búsqueda de libros de Google para el uso de particulares: 
como tal, le pedimos que utilice estos archivos con fines personales, y no comerciales. 

+ No envíe solicitudes automatizadas Por favor, no envíe solicitudes automatizadas de ningún tipo al sistema de Google. Si está llevando a 
cabo una investigación sobre traducción automática, reconocimiento óptico de caracteres u otros campos para los que resulte útil disfrutar 
de acceso a una gran cantidad de texto, por favor, envíenos un mensaje. Fomentamos el uso de materiales de dominio público con estos 
propósitos y seguro que podremos ayudarle. 

+ Conserve la atribución La filigrana de Google que verá en todos los archivos es fundamental para informar a los usuarios sobre este proyecto 
y ayudarles a encontrar materiales adicionales en la Búsqueda de libros de Google. Por favor, no la elimine. 

+ Manténgase siempre dentro de la legalidad Sea cual sea el uso que haga de estos materiales, recuerde que es responsable de asegurarse de 
que todo lo que hace es legal. No dé por sentado que, por el hecho de que una obra se considere de dominio público para los usuarios de 
los Estados Unidos, lo será también para los usuarios de otros países. La l^islación sobre derechos de autor varía de un país a otro, y no 
podemos facilitar información sobre si está permitido un uso específico de algún libro. Por favor, no suponga que la aparición de un libro en 
nuestro programa significa que se puede utilizar de igual manera en todo el mundo. La responsabilidad ante la infracción de los derechos de 
autor puede ser muy grave. 

Acerca de la Búsqueda de libros de Google 



El objetivo de Google consiste en organizar información procedente de todo el mundo y hacerla accesible y útil de forma universal. El programa de 
Búsqueda de libros de Google ayuda a los lectores a descubrir los libros de todo el mundo a la vez que ayuda a autores y editores a llegar a nuevas 
audiencias. Podrá realizar búsquedas en el texto completo de este libro en la web, en la página |http : / /books . google . com| 




B--.\>\<1 >. 'i •^, olv;. 



4 i *• *. » 



w 









BIBLIOTECA 



HISPANO AMEBIOANA SETBNTBIONAL. 



\ 



BIBLIOTECA 



HISPANO AMERICANA 8BTBNTRI0NAL 



POIIBL 



DOCTOR D. JOSA MARIANO BiBEIBTAIN Y 60UZA. 

\ 

SEGUNDA EDICIÓN 

PUBIICAU EL presbítero BA. F0RT1N(K HIPÓLITO VEQA. 



CafiTi«ifiOf«f4iiM4« ABMe«iB«e«, Mímibro derariu Seci«d«dN cjeotifieaa y litoratiM* 

TOHOr 



«•^^••■MMMMl 



AMECAMICA. 
Tipografía del Colegio CtíOlico. 

\\\ 1883. « 



.■V 



% 



f 



^ * 



: MiUK 



I , •(, Ur'l'.VP.Y 



. 12130&1\ 



Ü 



I.. ',\ rl KD 



•» '.' 



. » 



ALILI<M(KSB.DS. 



LMtgh gníaiúflbc fakáikii gnüaío?. 



PBlMflB DIOKATABIO DI LA IGLEBIA MEXICANA, 



DEDICA fSTA EDICIÓN, 



EN TESTIMONIO DE RESPETO T GRATITUD, 



«1 Último eclesiástico de la ArchidióceBÍs, 



Br, Fortino Hipólito Vera. 



■ . t 



I 1 ■ • 






o 



^% Is^^l^l^ 



t 



XnM l6fl obras que deben reimprimirse talei euaUs sa- 
lieron de las manos de su autor, ocupa un lugar prominen- 
tela BIBLIOTJS C A— HISPANO^ AMERICANA-SE^ 
TENTRIONALi escrita por el eminente bibliógrafo Di. D. 
José Mariano Beristain y Scuza, vigésimo octavo deán de la 
Santa Ijglesia Metropolitana de México, quien habiendo fa- 
llecido en 23 de Marzo de 1817, solo imprimió 184 páginas del 
tDBio primero; debiéndose la continuación de la edición á la so. 
licitud del 8r. D. Rafael Enriquez Trespalacios Beristain» so- 
brino del autor. 

Sin un libro tal; acaso habría^ quedado veladas para siem- 
pre multitud de lumbreras como han brillado en el mages- 
tuoso templo de nuestra literatura; verdaderas notabilidades a- 
nericanas que rivalizaron con eminencias europeas, j nuestra 
universidad patria aun no se viera engalanada con la gloria de 
haber dado selecto contingente de magisterio á los ateneos y a- 
cademias de la antigua metrópoli. 

Unieo expediente de nuestra genealogía literaria, la más li- 
gera variación sustancial en el texto herirla su respetabilísima 
autoridad. A ello se oponen propios y estraños, unos y otros 
buscan nuestra BIBLIOTECA tal cual salió de la erudita 
pluma que tan alto honor dio á la patria. 

Aun las notas y adiciones deben formar otro libro, el cual 

, comprenda tantos datos que infieles colaboradores rehuzaron 

buscar; tantas noticias que hay en los archivos, á que por 

indiscretos escrúpulos se impidió la entrada, y multitud de do- 



eutnentoB que existen arrumbados j extraviados por do quiera* 
La compilación de todo eslo, si bien ofreciera un complemento 
al Beristain, su agregación indiscretai tal vez pondria en peligro 
la autenticidad estimable de la obra. 

Para verificar dignamente esta anotación, fuerza seria reali- 
zar un pensamiento que el mismo Beristain juzgando incom- 
pleto su libro, expone en el prólogo de éste; hablo de la forma- 
ción 7 diligencia de una Sociedad competente, que tuviera la 
especial y augusta misión de colectar documentos irrefragables 
para ratificar esta parte de nuestra historia. 

Efectivamente,despues de mil vicisitudea por que han atravesa- 
do nuestros libros y documentos, y cuando se tienen por indeci« 
ble hallazgo algunas €ualifta&' W}^ que atestiguan la existen- 
cia de algún libro raro, es tan indispensable aquella Sociedad, 
que ain ella el complemento de nuestra Biblioteca suldria trun- 
co y plagado de inesactitudes. Basta para convencerse de ello 
el considerar cuántas perso nas s e e m plearían en registrar no solo 
nuestras HbreiÍHS públicas y particulares, sino las del extrange- 
roj así como los numerosos archivos, entre los cuales es de notarse 
el de Simancas, donde, esiáii reservados los rnás preciqsea >dl|cu« 
rnentos de nuestra 'histQíia:.cuá;it|^ rn anos se necfBsitaran'iMli 
m^Ojg&r iódas ks^^ágiña4 ^qua. se epauentrah tM^^Kcidas^ 901 ts»- 
d^'s partea* entré to<}as latí clag'tía í^üciules, -hasta en el llíi.titjíU) 
'(¿i't\j6, dónde, Qu hüáulde choza. j^/^tá pr^;8:ijrno á ,p«rdal«e partí 
Vienipré un.ileshojado iibrOj gn^.i^n vai^p han- buk>c^4o ^ueiHrOs 
^rnfjoréjs anucuanos; inmenso tr^b^jo,.pQr 9ÍQ||iu,:,gfoiHl^ai^a^Í^ 
'ficiós pecuniarios, dilatado., ijeiñ^ui (^ei;p traba jos^ fii»^i^6c«M'jr 
tie'nip9^p.r6digáínent(j 'pagados coit éi hp^p>r|.iu(;^iiH;ll¿niBaíy< ni 
e}émptó (le estudíoj ciencia y viitud que rebulla á 1q^ {H}sit»ri39i 

Quizá no es I é. deísta n te ^1 día en ^ue .nuesifos. }ii^Ofia^i)|es, 
e'f^tre'chatnliiite unidos por los víucul(^d.deL ef^ca«df|s^^Í€KGi4e 
nacioria,!, inauguren aquélla ISocieaad. £nU4i fauvo,'n^*he va* 
cilado en poner en. juego loc) ^asudoü tipos dela.desma&telttdH 
ím^rcnrta -q-ue aquí he fundado, pura hac^rU^pf lósente ie44oi^% 

Cri tria. habrá incorrecciojí, no satití^ara cip^iau^enta el -^^ 
cfe4á época, aun el matetial. empleado uo oof/eüpoi^rÁ 4^ O* 
bfa; pero ,en m^dio de lodo esto euQou tra,rá'ejk|itualrr^dio textor 
una completa exaclUU|tl .úi el texto. Libros coiuo ei. Beiia^ciiii} 
que ñb.(iebet| caer de las iiiunos dé nuesj^qs úieru;o^ conaariy^ráa 
aienípre su m<érÍ4^o, ya a^/'arezcaHNen hu4iiiid«<%iletAi^ya'edi isdl'^ 
clones de gran lujo. .. ., 

. Espero pííriudtfnátí'qii^.sea engracia 4Je.n>i,}iuuiildeipwfcl)li- 
caciüq, íjueptazca^^ loa iljiaívi;vd^«'<,i*íí;ioi4?s"l.a íell4«v>ÍnpÍtieACÍa 
de hulierVe ít;pro(JucidM csLc Ubro, Uiciiiuuita»k> y ««(^ deimies^ 
tra,pasa(la:0¿>Mlcncia ilifií^ina, en ia paiúu €i;i^i^<iiá« i^loiiosti'Cle 



fai8 maceres de Am^riea, t\ Fénix de hs Indiae, SOM JUANA 
INÉS DE LA CRUZ. • 

Al concluir esta publicación, me honro mucho en dar el más 
eolemne testimonio de mi profunda gratitud, haciendo constaf 
aquí que el ejemplar que ha servido para aquella, es el niism^ 
con que tuvo la benevolencia de enriquecer mi pequeKa librería 
mi excelenie amigo, el benemérito bibliiigrafo D. José María de 
Agreda y Sánches, cujro respetable nombre ocupará lugar o- 
aorífico en este género de publicaciones. 

Ojalá que la presente, en que me ha cabido la suma satisfaccioi 
de reproducir nuestra Historia edesiá^tca que coa laata erudi* 
cion trazó «n su libro el inmortal Beristain, sirva para hacer ra« 
4Baltar más j más, cuánto debe la patria á la Igiesim Mexicana* 

Amecamecé, Agosto 31 de 1888. 

EK. FORTINO B. VSRA« 



^ La misma poetisa asegura haber nacido en AmeeameoSf ea 
un soneto publicado en la obra que cilo en seguida, corre* 
gida j mejorado por ella mieuMi. £i ultimo verso del expresa- 
do soneto dice: 

Porque eres Zancarrón y fe de Meca 

Y al margen una nota del editor: ''Nació la poetisa en Me* 
ca, pueblo de la Nueva fispaüa." Esto on mi coacepto pone 
faera de duda ser esta ciudad la patria de Sor Juana, y no Ne- 
pantla como algunos aseguran. ^^Poemas — de la vnica 
Poetisa americana, — Mvsa dézima, — Sóror Jvana laés-— de la 
Crvz, Religiosa profcssa en el-^Monasterio de San Gerónimo do 
la Imperial — Ciudad de México. — Qve — en varios metros, idio- 
mas, y estilos, — fertiliza varios a8sumpt08:-con-elegantes, svti« 
les, claros, ingeniosos,— vtiles versos: — para ensefianza, recreo, 
y admiración.— Dedícalos — á la £xma. Sra. Sra. D^ iVÍaría— 
Luisa Gonzaga Manrique de Lara» Condesa de Paredes,<—Mar* 
quesa de la Laguna.— Y los saca á luz— D, Jvan Camacho 
Gajna, Cavalierodei Orden de-Santiago, Mayordomo, y Cava- 
llerizo que fué de su Excelencia, — Govemador actual de la Cia- 
dad del Puerto— de Santa María. — Segunda Edición, corregida, 
y mejorada por su Aulhora. — Con privilegio. — £n Madrid: por 
Juan Gi reía Infanzón. Afio de 1690." Pág. 45. 



• '^' 



■! 4 '1 



I í i- 






1; '. r 



,(;',.' •':•' \ ' '. I. i .»!."'••"• O '"• O -í 



• » 



.)« • io¿; r.;? t'í'í iJíí . '. •• 'i />i' »'•' ' ' , '-'«í 



>{/ ;n:. r' ' -» .'» "' '"\ * " "'* 



» < • 



1 í;i.'í ;:v. 



I , I . 1 * . . . • . ■ I ■ . . / I i I " 



'I. 



.' 1 el i'i >'¡.i':I. ,íi ..i*u'v .;í\ 



15 .; » 






ii 



1 ' I 



jj« 



,1 






. í I 



r" 



I' » ». 



t ¡ . , . 



BIBLIOTECA 

SEPTENTRIONAL 



CATALAGO Y NOTICIAS DE LOS LITERATOS, 

QÜB 6 NACIDOS, Ó EDUCADOS, 6 FLORBClENTEft EN LA 
AMBfilCA 8EPTBHTRI0NAL ESPAÑOLA, HAN DADO A LUZ 
AIOUN MCBITO, 6 LO HAH DEJADO PREPARADO PARA 

LA PREH8A. 

i. LA BSOBIBIA 

EL DR. D. JOSÉ MARIANO BERISTAIN DE «OÜZA. 

DBD CLAUSTRO DE LAB üHlVERSirADES DE VALENCIA Y VALLADO- 
LID CABALLERO DE LA ORDEN ESPAÑOLA DE CARLOlí III. Y COMEN- 
DADOR DE LA ERAL AMERICANA DE UA^EL LA CATÓLICA, Y DEAN 

DE LA METROPOLITANA DE MÉXICO. 




EN MÉXICO: 



CALLE 



DE lAMXO DOHOIOO T E8QVU1A DE TACHE A aEO DE 1S16. 



\ 









» • 






. *^ /-.i- X ji .^a' ^ 



.> 






■>i: 



•• . ■ ■ '..':: - ■ , •• ■■ .•' ■< 






f : •' 



4* • . / 



' 7 












j » 






i'.;jo: TüM .' j ^. 



' " ' ^,, 



1 



v.#.' 






i i ''V ** .i'Jj.i y 



-. «• .4/p.i Y :^}íIKí"i T/: -. •»•' 'j ' i..^. 



BIBUOTEOA 

•SEFTENTRIONAL. 
TOHOr 

QUE CONTIENE LAS LETRAS 

i. B. C. D. E. F. 



Jf 



* V '• 






Jt *>. 4* X 



•Í) 



»?■/ 



. » . 



y > Ak * 



A '^./ 






r t 



I : 



■• •'•.•j . ■• • ■ • • . . . . 



i 



» I 



.1, 

j • . > 



- t 

BEY OATCHilCJO 

. ' • . . ■ - .. . • r 

- DB EvvaÍa T PB las! lüibua* 
■'•■'• • SEÑOR: 

Desdé lo» remotos ángulos de le América boréfi! Tuelá hai4 
ta loe fealee piée dé Y. Mag. una obra, que no podía hatiíérse 
eaciito, ai loa gloríoaoa progemiorea de ¥• Mag. bubleaen pan*-, 
aado aolo en extraer (como oahiinniosamente murmuran loa a^ 
aemigoi de Eapafia) de eataa regionea el oro j la plata de aua 
jninaa, en hacer un comercio inicuo, y en observar una política 
tirana j mezquina. De justicia, Safior, debe consagrarse esta 
BibHoteea al heredero legitimo de aquelloa principes, que fo- 
mentaron bajo la sona tórrida loa estodioa y las cienoiaa, y au« 
pieron formar en ella, no colonias miserables, srna un nocTO 
imperio, que sirTiese eteroamente de honor y de apoyo aV^us* 
tre, poderoso y antiguo, que habían heredado da aua abuelos» 

Cuando V. Mag., Sefior, fué anebatadodei seno de sus hijos^ 
y anaente de su vista, se vi6 privado de los obsequios peleona** 
lea, que debia estar recibiendo cada iostaute de la fidelidad que 
le juraron y del amor que siempre le han conservadoj empren- 
dió mi pluma él vuelo deade México y se de terminó á hacer ver 
en la Europa con la primera boja de este libro que Fernando 
Sétimo, el sucesor incontestable de Fernando é Isabel» aunque 
cautivo en Francia, reinaba en la América tan soberanamente, 
eoBioaus padres y abueloa: que Fernando era el aeíloc ünieo de 
lea corazones mexicanoa; y que la religión, las ciencias, y laa 
memorias y fastos de aua ilustradorea y sabios, no tenían otro 
mecenaa que Fernando. 

JSatOB, Sefior, eran mía sentimientos el affo pasado de 809, 
cuando no habían corrompido aun esta atmósfera loa pestilentes 
vapores y miasmaa diabólicos, que hoy tienen trastornada la ñ^ 
delidad de una gran parte de sus habitantes; pero me fué pre- 
ciao abatir las alaa, auepender el viagCi y oenveítir mi pluma á 



otros objetos, no méúQ» propios de V. Mag. ni menos agrada- 
bles á BU grandeza y soberanía. De lo que V. Mag>. se ha dig« 
nado darme la más solemne prueba, condecorándome con la 
cruz de comendador de la real orden americana de Isabel la Ga* 
tólica, por haber empleado mis cortos talentos y humilde ploma 
en desencallar á mis alucinados hermanos; en haoerles conooer 
lo que deben á Espalia j á sus príncipes, j cómo su felicidad es- 
tá vinculada en su unión con esa grande y generosa nacioUi que 
les ha dadcvtfjNñT;^ y eléyióoíj^^ ^ irepí sj^qüi a| ^do de la 
más envidiable ilustración, prosperidad, abundancia y riqueza. 
Pero viendo, Sefior,! qqy^ Wfi^ ^ ^f^sí y tantos y tan efi- 
caces remedios de los médicos eábios de este ouerpo políticoi ni 

á les cxhortdcione84^|9f| ^Ci|A49^^?(f 9Í4>I^9<^« Q^ ^ ^^ discur- 
sps ni reflexiones de mil sabios y fíeles vasallos que todavía 
tiene V. Mag« en estos dom||^]M| ' ¿Qué más? ni aun al efíca- 
císimo antídoto del regreso de V. Mag, ai trono de su monar* 
qi>(^ á:l%faffHi denuftfifWíifiB KgJlw.ffA Jl*:WPVÍ|WC¡ft,d«|iu 
dMUxísiffo. j pyiMfpal jj9biefR9t «W b^ TfCfveUl? ¿ ffiS^JW^ pv*. 
priiv^r VHig,i9.4¿lo9 pies fie V^ Wlg?.cpn<p§^.^ f^mr,m ii^oy^^na, 
lAi^Ux #e,^f^a|^.las gl^riaj» de ia A^^m z^J^^P^m^]^ ^B9ít 
5vIh, ctiafl^o lifStdelsu^ví^fnp.y g€.0fír.Ofí3JQ^t..pp^i^rp(^,a«Rftp 
npíi por Ifi ilustraiaiqn jí prf sBerjjUd.qw j^*.^*dp. ^ ^tf^^.'^Wr. 

Aq^l, Señor, flp. pres^ntp fr loa ignpfaimg y ip^l (^ppa^E^ft^ 
y.descogn.)^tüs MJP« de aq.madrf( IBspaJlji, po^: Hpa par;§^i»9r 
mf.tq;cof|.qMe. ésta ha salifiüado fw feiÍGÍ4ad ra^í^Ni y:PPf.í>i» 
e^ ÍS^9 df gloMft y gr^«4ezi»,.á qqe. fts^^ñi^ l^s Jíh el^Wleu. 
gffí«?#ep y glQÚa.iftcompfttible^, S^^fnCpq.ta.opi-^iíJpLt^qíft 
y ,ef qjavUMdt qWQ infjinBepíejM^ ^^nt^a para dvfWparatt ip-' 
gratitud y uk^\áU, Aqaí se ;eocoi:)^-arán «LKgaoi^n^oa da)^í\|l|o 
q.i^ coi^v^oí^íí la bu^fiíi fá y Qi)W)r 4^ ^^e!ia^«|l<tJ?«K4,li^i 
y per;BM»i^ai> al máft prepqppadoqMe «I ürPífíiHWs^ «^^t^yQWís Ííí 
ifyf<8eparaí|qa.d§.^|.at.eti|Bi delirio semej^tf f^i úA ^Q;^r^» 
4«^,. que deseos. ^ff Hiayor iibf|t«4»^8f 6«^iMrp ip.hc^m.p^ífifr 
Vi y-.vAíiq á:y«8§ reducido á la m4^i^^ft^l^$ Í94e:Qemfi ab' 
iu^aííioB,,..y aquí^t^ibie».,f^vMó-TO 'ltm^lj<í,W?«^.4e»^i«A!l.af 
á,la,£r^l^Pi^r«4 9^ai^ hs« libada á sru .:nf^Uai% l4»f^'«t9tbHSt9|i»9 
36. í|e(^;jc.lojreflí qaaoifie§tí>&> -y q^ej4M/q«e.'haB.:f«|W|rei4g^ üq^ r^ 
VulM>so«t:rfjB €8í^ ruiíjpi eue<$i:Vi^<4n<iadi>itQioQ^«.QU^a% qMí^.§^Q8 
son los más ingratos impostores del uni^^in^., / . ^,, 

Por qlii^p, ¿;i^Uosr, yo quier«..cftrraí mift .í>j<Wi Jv^atrai .e«^el 
sepMloro cpeo|a,glpria á^ ha^e^ pueffco eJ.ftQOj^jfe da V ..Mag^;eo 
liv iJoriada do e/iU) .m.ODMUJpEilü, wi,que he iri)i^judo,y«iptaikftq99 
paiü r^pordiir goii él á JUt^po^^tüiidad* Í<^9 brÚl^Ates.ysaioaadQa 
fjmto« quq J.»pui;ui. ha ouiuv«4o ei\ jajg feí^i^fa^ prAmiicias, que 



/ 



la Piovidencia Divina d^scubiió y eon«adió «i celo caiiUoo de 
la gran bsakeU ügw abuela de V. Mag. y cómo han corseipoft- 
dido aut gloriosos nietos á cuanto el cielo se prometió de su le* 
ligion y piedad, y loe ÍHMiibres de sus firiudes políticas, 

SESíQR, 

A los Hcales Pi4s de V. Mag. 

el «lis faumiide y agiadeeido de sus Capellanes 

Dr. JcH MB^Hamo Bcrútam de S^miw. 









i ' 






.T 






c¿ 









.\i"a>v.»t» s'\» . Al- : : ,/•. '•íf*,/: ,\\ .?• \ ., • 



V 



DI809B80 APOLOasnOO 

DE LA LlBBftAUDAD ]>BL GOBIB&IIO BiPAÜOL BN «US AmBKCAS/ 

aU£ SIRVE D£ PROLOGO A LA 
BiBUOTBCA Hmfamo-^Ambricana Sbtbutrioícal. 



En Vaieneiai 4 doade» por singular dicha mia^ me trasplantó 
de tiema edad el gran prelado español, el Ezmo. Sr, D. Fran«* 
cisco Fabián y Fuero, cuando de la mitra -de la Puebla de los 
Angeles, uá patita, pas6 piumovido i aquel arzobispado; leí por 
la vsK priniera la BiJblioUca Mexicana^ que dio á lux /en Mé* 
xico el afio de 1755, el lilmo. Eguíarai maestrescuelas de esta 
RiiBítropoUtaDa y obispo electo de fucatan. ' Mas como era un 
tomo Boloi comprensivo úuicamente de las tres primeras letras 
.det abecedario de los nombres de ios escritores mexicanos, que- 
dé inquieto y deseoso de haber á las manos los siguientes, que 
creía yo también publicados. Y cuando el sabio D. Gregorio 
Majans, (á quien por fortuna alcancé vivo y á quien merecí 
lecciones de literatura y de buen gusto) me desengafió de que 
la obra de Eguiara ni se había continuado, ni menos concluido; 
no so^ fué grande mi pesar, sino que concebí desde entonces 
Íl«Sff9a de continuada y concluirla, Pero ni las precisas aten- 
ciones y estudio de mi carrera escolástica me daban lugar á 
esta dedicación; ni jamás me persuadí á que una obra de esta 
naturaleza ppdia desempefiarse, ni aun media nao)ente| á dos 
Biil legua# de la América. 

£• verdad que regresé á esta el afio de 1790; pero es igual* 
mente cierto que en el siguiente de 91, me volví á Espafia, y 
que mis apuntamientos y MJü.^ que entonces formaban mi corto 
«audal liteiftiio, se perdieron, ya en la Corulla, ó carrera de Bue* 
.JMM Aires» y ya en el naufragio que padecí en los bancos de 
iiaiiav^a» En fin, yo no volví á pensar en biblioteca, ni en es- 
critores de América hasta el año de 1794, en que por la piedad 
del sey me vi sentado en una canongía de la metropolitana da 
México. Desde entonces mi primer cuidado fué solicitar los MS« 
%ue Eguiara pudiera haber dejado, para continuar su bibliote- 
ca: 7 al cabo de algún tiempo solo pude hallar en la librería da 
la Iglesia de México cvatro Cuadernos en borrador que abanza- 
bsA ImtíAiiíá letra J, de los nombres de los escritores, pero está 
t#n ix^mpletBi que no llegaba á ios Josephos^ y a6n entre los 
Joanfia {iiiltaban muchos, como por ejemplo, Joannes Fa¿a^ 
JiXPf Jodftnes Parra^ Joannes Salcedo^ Joannes Villa &c* Sin 



—II— 

embargo me pkileció uh háHazg^p pfecios^jd» q«ie no rol?í á 

lograr seiqejante. hasta fines del año 815, en que concluida ^a 

itii biblioteca, se encontraron varió» M8., copias ' Üe ios cuatro 

cuadernos expresados, y varias cartas y documentos originales, 

pertenecientes al mismo objeto/entre' los papelee de la testa-« 

mentaría del Dr. Uribe, peniten9Íario de México, que su alba* 

cea erltlmo. Sr. Marqués de ^aslatií^a, obispo ' eleélo' de la 

Nueva Vizcaya tuvo la bondad de poner en mis manos. Con- 

fíesq que si afips antes hubiesen parecido algunos de eiios, me 

hai)rían |Bho/rádo mucho tra^bajo; pues tuve que -fmdcar én^- las 

íVienteS muchas de }ad noticias, que aquí se hallaban' yá* feoó*- 

"íisridasy especial men{(3 por lo que toca á Guatemala, Oatacas^ la 

llabatiía y Zacatecas; pero me filé muy agradable entomrar ios 

'Catálogos que el tllmo.E^uiaracita con frecuencia en su loímyifli- 

preso, y en sus MS, el uno de lós Éscritfrter A^gehp^ltíúné$'4i^ 

Bermudez de Castro, y el otro de los Pranñstíanos ie Qwa/kt'^ 

Wfl/ü del P. Árochena. • ■» . .*r;' - . 

Desesperanzado pues, el aíío^de 96,tfe haliat M9. la teoaii^ 

nuacion de Ja Biblioteca Mexicana impresa, résblirl emprender 

Ha formación da esta mia bajo^otro plan y método que iá de fi^ 

guiara; y registré para ello todas las historiias^de ia Atnéiica, 

todas la é crónicas generales de las 6rdeñes religiosas, y las^air- 

ticulares de las pi'ovincias de la Nueva Espada y distitéos 4e 

los arzobispados y sufragáneas do Santo Domingo, MMckyy 

Guatemala; porque mis tuerzas no iné permitian extendWflMii 

la América meridional: vi todas las'btbliofeeas tínprésáayilS. 

de dichas órdeiies, y las seculares tSe D. Nicolás Antonio, A<i«- 

tonio t^eon ^^inelo; Matamoros, y otros. Visiié y éxarntiiíé for 

mí mismo las librerías, todas.de México, que pasáti ée 'diez Jr 

seis, y las de S. Ángel, S. Joaquín, 'Tezcuco, TacüMya,<Uiu- 

'irubusco, S. Agustín de las Cuevas, Tepozótlan y GtaOrétaro, 

'encargando igual diligencia á algunos amigos -de íéá' éitídidfB 

^de la Puebla, Valladolid y Güádalajara, que ala veffdftd'no<to*- 

'maron con empeilo mi erx^arg'o, y que n^e hatl perjudicado BN» 

^con bu indolencia, que con haberse excusado désde^el pn4l«i|mi« 

Además, adquirí noticias auténticas iié \ó - que potíiérti «éoeienmr 

'loa archivos, aunque éstos no se me'frant)ue«rrdnt*'cdmG^'.eta4e 

esperar, por afectados níisterios y esctüpufosMades-ififtper^iAeá» 

tes« cuando es constante, qué eina^gtfnoá^iie^ ellos: ha httigdo4tt|i« 

10 descuido, que lo más precioso quie eokitéi^ián,- está' ya^^^po^ 

dór de'Ips cxirangéros; ' • '*; * -' " *' " - ' • -• i ■ .¿.. . 

' . Con kales auxilios, y i^i'rviéndbme'tle pauta en lo<*UBlBiACÍa4'Ja 

hiblioieba 'Hispana dé D. 'Nicolás Antonio, eitoeneé á^ffcrito 

esta tiispano Ameíricana. ' No quise -empero 'e8eHbifla''en latifli 

'piorque^reí que rio era ya treinpo dt haocr fal*i»gPafio«*4a'4»ii* 



—ni- 
gua cósidikna, y poique estaba persu'adkio á qMia ii\»& c^9eri«* 
Slrod^eAleligim vulgar una obra, cuya lectura podif int^relK^ 
acumuchas persona^ máa'de las que sabea ó deben a»bar la l^ft- 
gua latina. A más, que es una imprudencia privar á mil 09- 
^fioles de^eer en^ castellana la noticia de sus literaiOli porque 
la puedan leerla 4atin media docena de extrangeros: los cuales^ 
sí tai obm ie merece, saben buscarla y leerla aúaque eaté escn* 
tft ea el idioma de los chiehimecas. 

- Tampoco me aoomodó el método de poner los esQiiiores por 
ei alíabetd dé los «Momireí, y preferí colocar los mioasíegün 
"^ ^rdefi atfiibétieo ée los ^j9d/!fó!io<, mucho más. cómodo pajea 
i9e qu^ pdr lo com^in buscan en los diccionanos los apeiUdos 7 
ñ^ ios fiambres de los sugetos. . Y es cosa clara que entre kwi 
erudií^s'ser'fabeii los apellidos de ios escritores, comP £seati- 
%ero, Erasmó, Norisi Belarmino, Milton, Fenelonv Bi^aúet, así 
€{d^ú»yi«68, 4'oirqueakadá, Mariana, CervanteS| Lope de VegfBi 
dbe^ y Yertamente que no só» lodos los que saben, ó seac;uierr 
dan dé pronto de los tiom^r^s de ^tas. 

' 'Advérií cambien que ¿^ est^o de £guíara es bincbadp, y.su 
méN|do ratiy difuso, y. que se detiene en largos pormenores d^ 
las vitudes privadas de muchos, que al cabo ao esenbieron sinp 
un €ursa'iií út^Syé uxisoa ^ermonesí que es regular (dice £«• 
Ifuiaia eoit friecueneia) se cañmrven en man9s ée sus discípulos 
^'C0WpuMérós de hálnUK Y me dispuse áapartarihe, lo posi^ 
láa^áfi estfirideüeoiOi psoponiéndume por sislemia no hsAer ak^f$r 
«ion ¿é ffeao}ames MS., sino rara veis, y cuando ó su o4^e¡r9 
€oes«|im«y cotesidaerablé, «atuviesen en idiocias de los indios, ^ 
oooetsíse de ju^paraderoi é hubieae el autoir publicado ó ^.Qíi^ 
otrosjopáseuiosm^s interesantes, 

. £s «verdad que me aprovecho de los mil ari^cuios que £guia« 
w4cgó topvesosy Mtí«; pero lo es igualmente que al traducir- 
los al: oasJDeüfimoy los lie descargado y limado y. eoriiegido; (j 
ífam4. esos u^mH be añadido mas de dos terceras part^. f^Ojr 
jo.qqe sia.defsaudar desu verdadero mérito ai respeblable fii}* 
tos del^omo impce^o de <ia JBtítlüaeea Mexécaina^ á quien me con* 
tieso ;dei|dor det:pensaQiÍBOtp,<me atrevo á f&pirar al nombiredja 
«uttHuie una obi^ nsieva. 

Ni era sola asta gloria vana la que me impelía é emprender 
aiB>imbB}o, qiae ha inmortalizado la n^emoria de tan(l>s literatos 
•deitodas las naciones y de todos los siglos juntainenta CQO la üp 
iosqueiíao procuradp resuciiar y conservar sus nombres^ sjijyi 
patiias, sus. empleos, susvictudes y sus escritos, l^ues aünqvjB 
ta v§rfileíd que Jiada {)odia>8er más>lÍ8eager0 para .up estudi^ 
^adojt&iiúhs aaadémias.y entre losd4)(Qs^que el de^ar aii A<M2a- 
•broi aunque ixxti^ desleirá minüsciilai en la listfi de los GeróRÍ- 



^17— 

im», FoeioB, Senenses, Anastasios, Nieolaos, AnUmíos, y oium 
bibliotecarios; con todo eso no era la mía, sino la agena gloria, 
la que yo buscaba: la gloria de mí madre Espaüa, y la de sjyi 
hija mi patria la América Espafiola. 

Consideraba yo por una parte el esmero y generosidad oon 
que desde el descubrimiento del nuevo mundo por el celo de loe 
reyes católicos, se hablan sembrado en estas provincias con la 
doctrina de la religión cristiana, las semillas de todas las eien*' 
eias; y vefa por otra los copiosos frutos, que en ella habían pro- 
ducido la religión y las letras, Y caando esto tanto me com* 
placía, no podia llevar en paciencia que los extrangeros tuvia» 
sen al cabo de trecientos afios formada un« tan confusa y roez* 
quina idea de la ilustración de los espai&oles americanos. Por- 
que ¿quá cosa más vulgar entre aquellos, que el que el gobier- 
no español solamente habia pensado en aprovecharse de las 
minas de las posesiones de Ultramar? dué su sistema política 
había sido y era el mantener en la ignorancia j barbarie estos 
pueblos, pura conservarlos? Q,ue cerraba en ellos la puerta á los 
libros y á los sabios, no españoles? T que de estos solamente 
enviaba á las Américas frailes groseros, que supiesen apena* 
enseñar un catecismo? 

Y cómo leerSa yo sin disgusto la estrañeza que causaba á los 
eruditos europeos que en la América hubiese un hombre sábi0| 
y que en ella se cultivase la poesía? Lóase la dedicatoria del 
Magneticum Nátunt Regnum del docto jesuíta Kirker; léase 
la carta del abate Lami, impresa al principio del opúsculo, Mm» 
sa Americana del jesuíta americano Abad; y se v«rá que ni 
'Kirker, ni Lamí tenían una idea exacta, ni aún regalar de la !• 
lustracion de la America Española. Mas que extraño pue4e 
padecer esto en los extrangeros, cuando el célebre español, 
Manuel Martí, deán de Alicante, ea una de sus, por oljra parte, 
beUas carias latinas^ se arrojó á escribir que en Mé»ca no so* 
k>**no babia Academias, Bibliotecas ni sabios, pero ni quieo 
quisiera saber," Esto ciertamente si es injurioso á los españa« 
les americanos, es calumnioso ai mismo tiempo á su madre £»• 
paña, que desde el principio trató generosamente de propagar 
en sus nuevas provincias los mismos estudios y ciencias, que e>* 
lia cultivaba en Hakimanca, Vulladolíd y Alcalá. .. 

Pasma á la verdad la general ignorancia, que de las cosas da 
]á América, y especialmente de su cultura iüeraria se ba teni^ 
<!o ^n la Europa, y la desvergüenza coa q^ue se ha mentido por 
los mismo que tenían obUgacion de saber el verdadero estado 
en que se hallaban estas regiones. Un Fr. Antonio Delgado» 
franciscano de Castilla, publicó el año 1598, en Toledo un li«» 
bro intitulado: Regla y arancel deprelaUos; f ca la dedícalo^ 



— V— 

ria al presidente del consejo de Indias, D. Pabfo Laguna, se ex- 
plica así.' **He hecho el oficio de Comisario general de Indiad, 
y conaideraudo que no tienen allí Universidades, donde cónsul* 
^ar y resolver las dudas que se les ofrezcan, trato en este libro 
de las que más importan,'* ¿Pues es posible que un comi- 
sario general de Indias ignorase que en México, capital y ceh* 
tro de las provincias ftanciácanas del Santo Evangelio, de Mi- 
choacan, de Zacatecas, de Guatemala, de Yucatán, y de Jalis- 
COj babia universidad literaria como la de Salamanca, erigida 
desde el afio 155S, y que en Lima capital del Perú se hallaba 
otra fundada en 1551? Ignoraba el P. comisario que en México 
estaban los doctos franciscanos '^Agia^ Basac, cautistai Da* 
clano. Focher, Gobalda, Gilberti, Olmos, Oroz, Hodriguez, Sa« 
hagun, Salinas, Torquemada, Zarate," y otros mil teólogos y 
eanonistas excelentes, con quienes podían consultar sus dudas 
los religiosos menos instruidos, que acaso tenia ánimo de enviar 
á las Indias el P. comisario? Por eso creo yo que hicieron muy 
bien en no conferirle en propiedad la comisaría. Y esta biblio« 
teca desmentirá en los ertfoulos citados y en otros muchos la 
escacés de hombres, con quienes se podían consultar las dudas 
que supone el P. Delgado. 

^ ¿Ni cómo podían saber de la América, afinque han escrito de 
ella más de lo que debieran, el prusiano Paw en sus refleceio" 
nes, Marmontel en sus //icaitRaynal y Robertson en sus kisto* 
riasf Y aunque ya les rebatieron con mucha razón y con mu* 
cha gracia los abates Nuix y Clavigero, esta biblioteca conven- 
cetá á sus apasionados de los embustes y vaciedades que es- 
cribieron. ¿Y qué diremos de los dibujos impropios de la co* 
lección de Teodoro Btjl de las estampas de Gages y Prevosi? 
y de lo» elefantes, en que pintó montados á los embajadores de 
Moctezuma el francés, autor de la Galería del mundo? Con 
semejantes patrañas se ha engañado á los bobos de Suropa, 
ain temor á la risa ni á la censura de los sabios de uno y otro' 
inundo. 

Pues acaben de conocer los que creen que España tiene sus 
posesiones de América en el iiii6mo estado de barbarie) en que 
las halló, y en que tienen las suyas otras naciones: acaben, re- 
pilo, de desengañarse á vista de esta biblioteca de qué sin em« 
bargo de la distancia que separa esta parte de América de la 
Europa culta, y á pesar de ¡o dehcioso de estos climas, que, se- 
gun ellos dicen, inclinan al vicio, á la molicie y á la ociosidad^ 
ú pesaren fin de la escasez de imprentas (no tanta como se cree^ 
pues en México hay cuatro corHente8|y huy dos en la Puebla, 
y hay imprenta también en Veracruz, en la Habana,, en Gua» 
oalajara y en Guatemala) y Je la suma caristía del papel; en la 



toda^^ciaoQie^é. V.e^f) qleiifftmente.qué.físpajSL» envi^ á la.Ai^^r 
Víoa ILQ fraila ígñpjraDiies, ^Inp ^^Ae^trus de Ifis órdeaes raligia- 
fias, doctqr^s de.AIqal^r 4i^ $i*iaroaqQa y de Paría: que ÍM^ciil 
yni?fir$idade09 colegio^ y iicademias; qu^ erigió cátedras 4^ 
.teoIo^Í[a, de jurieprudeqpia, de bedicin», 4e matemáticas, 4^ 
retórica, de poe9Ía jr 4b lenguftfl, y qmeila fomeniado actíví^r 
ipjente las l^Ua9« y premiado á )09 cabios coa gerieroaida4« 

filo era aquC d^ ipi instituto priqcipal, el hablar de loa iqdipf 
ponquistadqs. Pero ¿c^ipo ^ifé, fó ai autor del Nowseau ÍHc^' 
cionqfrp hUtorifue portqt\f^ que dice que Cqrt;^i y demás ^^r 
.quist^dores 0^p^flolie^ ^tr^itaron já los indios como á bestÍAíSi J 
que les ensebaron mil supiersticioues/' «1 que lea en esta bibUfb- 
teca ios ^nípulo^ *^ÁIva, AdriSti^Of Antonio, B^erardo, Pom^b 
PléQÍclp, Piípeutejes, Ilib.as» CQwtrecas, Chimalpain, GftRte^ Va- 
leriano/' y otros ji^il? Ni qt^ien será aquei.que crea^ al de40Qm.«r 
nal imppstpr cpo^e de.Bo.ulainfíllíer9y queeaíapág. 866 dfigyt 
JBianqiipte n\intÍQ ^sí: ^'^Aué bicierou jos esp^Uoies. en i^k A.mftr 
rica!? JSf^da otra cpsa que bajppreiextade reiigioa. matar í^mr 
\[¡ones 4,^ in^ip^^t" li.^k\9^ el doptQ Á^rgier^e alueiaó con lQs4ir 
cliarachos de sus paisanos.y tuvo la (iebiiidad de eiitampar^a ftn 
•^PPlPgíf^ de \ei religión; '\Qu^e los coQquistadores £spa¿QlQ^ no 
ÍMf rpn hpuí^w siixo besU»? feroce^.*' 

^ jp/riCi así cpípq .Ipp ?(iifiwfi| fftbrictidpfi sxMi la^ayior.pmeíbMíí 
fir|íe y sabiduría d^ Ifli arquit/eq^os^ .Ift.d^jrjiqioa, per/naoer^aií^y 
fistadOjflorecipptg, en qup.hai|e.g^dp bflsifi noft^^^ el iri^pelip 
Qspb£io( de Up Indi^s^ deb^o Afir^iriK^ Ips.c^os 4ei abundo. r^íieRÁr 
yp de completiíi ju^tlficjaqipu deJ^ftábia p.olíti^íi.y cpoduPtasuar 
ye de nueatros mij^ep^sadpft. Y dp este.mpdP puede asegurAWe 
.que esta ][)jblÍP(ep^. ^irye de /sa^isifaccjon á las calumnias- d^Jos 
'^^e^m'igps d^iractfiropí.de.la jglqria de Espaíla y del tw)noi;dife sus 
coñqui«tadQre^, y gqbern^dorei?. Poc^ue.^'CáwP P^do sertórn* 
^jix y crujelia cQftducta.dp ásips^ cuando taies.y taü dulcflg/rÜT 
tos de' ilustración han producido sus provincias? 
, Y aquí lyie ocurrí?, iipa reje^ion honpnfic^ á BapaSa y su con- 
ducta con Ip^ indiqs, y que ftpía.ppr. tierra, un* aseroida di^ 
.d9cfpr Blpber^P'^' Pw f^^i* oríú(í0.iftg|fe|:iue.'»felept9{idimienf 
io d^ Ips.jpdips es tjín ijfn^dp^ que no^sen capaces de. fonnMtfá» 
deas abstrftC.t^»; y que es t^.u.eííi€Ír.il su.i|lioma, que m. tie^Qsá 
Voces pari^ e.3i:pücftr siqo las cjpsas .piás ¿wa eras y sonj&ibífls.?* 
ffiLué tndig^f y qué idioma? íia^ará ac.aííp.de los que tocajcoo 
ep 6}iei\p^^^ l,üfj inglesas; porque dp Ifis indiPgA íUíqpiu, messicar 
W^.r^p eíj vpijlüd, As{Jp cppvence.eo «ij , partes, e^ta babUotje.cfl{ 
pera ^ipg.ittftr^ne/ite.pqp lají w\|pb«is.y. vmiftSL .tr«duc<^Oflee Jbe^ 
cha^ ppj[^io^ ^ndio^d^l Um al mejúo^^Q4Q.jQbEa^Jl6oa^ dfi^dfiAÜi 



— VM— 

fiobliines y «bstir^ct^, que no han ocupatío mueho lss<oa1iem8 
de Robertson, de Rainal, ni de Paw.-como por •jf'mplo, el llbáb 
de Í9ndt(dion€ Chri^i del Ven. KempU. £1 re4rid6 Pav n 
ebanáó á a fitmar que los indios megcicanoa no ípaéden contar 
mas allá dej número ^ Yo qniaierB que ealé cabalfeib gm^ 
mano aé hubiese tomado el trabajo, cuando no de eatudúifr .tiwfc 
la aritinéiíoa de los katendarioe mexicanos, é lo tnénoelos Hollín 
brea numerales, con que el abate Clavig«H> lleg^ á contar hasla 
48:milíbD^s. 

Así discunia jo» trabajando gusteeo en mi biblíoleea,.eii diai 
feUc«i -en que míe paisanos tranquilos^ y acaso vanaglpñoaoB éa 
yivir niuj lejos de la borrasca general que amenaeaba á la Eti^ 
ropa por la revoIucioA Irancesa, no pensabaii sino en disÉnilaf 
de lapaz, Kbeitad y bienes que les proporoiooaba y ccmseisrsba, 
aún acofi(ta 4Íe fu sangré, la metrópoli, su madre. Loa metUioe 
comuneB, que han estitn Miado á otros- bil^ioteoar ios á esta ^fm^ 
aie de trabajo, eran iinipameinta loa que me estimulaban:- á íúú 
soltar. la piorna; y ya me prometia dar mi obra al público, eiian^ 
do el infierno* que htbia exhalado en la Nueva Espalía loa' vai* 
poras de Ja ñjosofía d^l siglo, encapotó eaie hermoso cielo coa 
las negfaa.mibes de la traición y de la perfidia. ¡Logmsteis al 
$fi, logr>asteis, émulos impíos y libertinos da la ostóljea «BspaSa^ 
introducir eu su dócil, pacífica y piadosa América la ponaofiíí y 
veneiio á» las pestilentes y fiinestaa máximas de la política án- 
lierifittiana^.pBra despojar á mi ínclita nación con loa CfiÜOnas 
de nuestras plumas, de laa ricas pos^aionea que na habia poA-r 
^.quitarle ;la fuerza de losi ceGone» de hierro y d^ bronoi^ Oontt 
taminadoe ya.mudioa entendimientos débiles y aupérfíciate^ j^ 
cerronapidoa los .cocazoU'es con la doctrina del übertioage^ hallil 
|)roi3t.o.y abunjdance pábado en el pueblo más incuUo y graaefii 
i» |;)aDi9. qne desde vea rincón de la proviam de Mich^acangí 
iék pacho; d^ un mal pí¡rrocQ, discípulo d|a ios Rouaeaoa: y Va¡b 
taifeSf.aaUó^para.eoRaumir, como un vol«a^» en menos- deaeia 
a^SiOa», la médub. de e^toa paisea, convirliéndolos d§ paraísos dé 
floxia e€i iteairoa de sangre, de horror y de miseria, y á aus dó« 
ciles y sencilicei baj^itan^es, en >ficra8 y furias inférBaies. 

B0tgyé por iCalgar )a pUipa .para siempre, así con^a algam 
tiem|)^ iaHuve que apastf^r de la ^blioteca, por empleaiiia;..ai^ 
eacffibir alguiuw papeles^ que me parjecieron opoitunos paca &r» 
pa^r p t^iaplar.ei incendio da la insurr^LCcbn, deséngu^Oasdo 
con. ailoa.á.iAa pueblos ,éilu8trándolo»;8obre loa puntos qu^caiir 
aabaA ]^ «fervescencia de. ios ¿nimoa. Tales, fueron loa^^JAi^ 
logi${a páti^Qiicos<«Ut Filopatro, eivefdadeío^ihiatraddraqwriea^ 
^ M ¡g^alj^tf ra^^y daobaiwyatttaaa oeiaiianaá^* qpa Jí áiwgk 

P^ío f ieoda. que el ttaL no ib§'6m|in08ty %uatlea aáolondiaa» 



— Vlll— 

ifí§ y Tíleí corifeos de la rebelión publicaban proclamas, rnañt'* 
fiestos j libelos tan llenos de fanatismo, como de fklsedadds y 
engafioB, dirigidos á pintar la América á los ojos de la Europa 
oomo un país tiranizado, oprimido, escltivizado por el gobierno 
«sp^fioJ: sin libertad, sin ilustración, sin felicidad, por causa 
4ei yugo de fierro de los espa&olea europeos, volví en rtU y dije: 
Aói JO desmentiré vuestras calumnias, vivoreznos infames, yo 
jBie cionvertiré á los sabios de la culta Europa, á quienes que-* 
reis alucinar: y antes que merezcáis su compasión, y piiedaa 
tomar interés en aliviar vue&tras ponderadas desgracias y aíec* 
tadas quejas, yo les convenceré de on golpe, para que os despre^ 
cien como á ingratos calumniadores de su bienhechora madrcí 
y destructores desapiadados de su hermosa patria. 
.. £n efecto, sabios y sensatos políticos y ñlósoíbs sanos y jus« 
lof , á vista del catálogo «le cuatro mil literatos, que os presento, 
que han escrito en la Nueva Espaüa, y publicado sus ideas, so- 
bfe todas materias, con la más amplia y generosa libertad d» 
imprenta; á vista de tantas universidades, seminaños, colegios, 
academias, doctores y cátedras, que aquLse os presenta o, de* 
oíd y sentenciad; si habrá sido tirano un gobierno, que ha eri« 
gido y dotado tantos establecimientos liberales, protegido á tan- 
U» literatos, y premiado y honrado á tantos obispos, canónigos, 
doctores, maestros y letrados? 

) Mes ¡6 juicios de la Providencia divina! cuando está decre« 
•Uadó por el cielo algún suceso en la tierra, tudo conspira á su 
efecto. Increiblenparece (y lo hemos visto) que en estos últi- 
mos afios, en que las revoluciones de las Amarices amenazabaity 
y aún se disponian á conseguir su separación é independencia, 
hiibiése en la misma península, y en el santuario mismo de la» 
ÍBye», plumas qus ayudasen imprudentemente con sus ragos á 
^plar y encender más el fuego de una rebelión tan inicua; y 
españoles, que á trueque de pasar por imparciales y justos, por 
ingenuos y liberale8,no dudasen culpar á su misma nación y go- 
bierno, y salpicar de negra tinta á sus más gloriosos hermanos y 
respetables héroes. Tal entre otros ciento, cuyos nombres cailo, 
fué el inconsiderado autor á^ Duende político^ (D. Juan Flore» 
Estrada,) impreso en Cádiz el año pasado de 811, en sus Rc^ 
^xiones sobre ¿a América españoia, que con mayor inconside- 
ración é imprudencia se reimprimieron en la Habana en el núm. 
13 de la ««Tertulia. Con el hierro (dice) y la violencia hemos 
sometido las hermosas regiones del oro y de la plata, el impe- 
rio de Moctezuma y el délos Incas, á los reyes de España, y 
ala rapacidad y ciego despótisino de sus ministros y emplea-* 
dos." Lo primero no es absolutameate cierto, aunque esc^ es y 
Mempre ha «do el común, auiiguo y uaivertal modo de con- 



quietar j8iiib]rugar provitioias bárbaras. Noes^^ repito, -cierta 
absolutaniente, cuando ea notorio é indisputable que Bspalia se 
vatio lambien de los euavea y dulces medios que para el convsn- 
cimien lo usaron los innumerables ministros evangélicos, que 
en?i6 á las Indias desde ei principio, y que no ha cesado de en* 
viar hasta hoy, para que predicasen y mantuviesen la religión 
rerdadera. Lo segundo es calumnioso absolutamente, y uán 
ridículo. Porque dosde el principio de la conquista hubo leyec 
penales, preservativas y coercitivas de la rapacidad .y del des- 
potismo, y desde entonces se percibieron en lo general frutos 
de órden^ de justicia y de prosperidad en ambas Américas; y 
cada din hasta los nuestros, se han aumentado con notoria feli- 
cidad de estos pahes en lo religioso, en lo moral, en lo políti* 
co, y aún en lo más profano y lujoso: aunque en lo particular 
haya hubido algunos, ó sean muchos excesos, como en todas 
las cuatro partes del mundo, desde el pecado de Adán, husta 
]08 excesos de JNapoleou Boneparte. A mas de que ese modo do 
hablar; ^*hemos sometido. • • .á la rapacidad y despotismo de los 
empleados de los reyes de Espalla,*' es el más extraño, ridícu* 
l0| oscuro y falaz, que puede usarse en materias tan serias, que 
exigen perspicuidad y buena fé. Porque ¿quiénes eon los quo 
hablan? ¿quiénes ios que cometieron? ¿j quiénes los emplea- 
dos? ¿son acaso unos mismos los conquistadores y los emplea-* 
dos? ó son de diferente nación y casta? Refiexiónese qué embro* 
lio, confusión y contrariedad de ideas. Igual confusión se nota 
eh cuantos papeles se han publicado por extrangeros, por es- 
palióles europeos, y por españoles americanos, sobre las voces 
y significados de «'naturales de la América, americanos, con« 
quistados, quejosos, oprimidos, esclavizados.'* Véase por o- 
jemplo en el citado «'Duende político. Kn vano, dice, las leyes 
de Indias ofrecieron alguna protección á los naturales de aquel 
vasto imperio» •••«'Los americanos gimen oprimidos, no solo 
como esclavos, sino como l|fesiiaS| condenadas á sufrir y arras«- 
trarse en ia más penosa desolación." ; Expresiones gigantescas 
y preñadas, ó de mucha ignorancia, o de enorme malicia! To- 
davía no se ban distinguido, ni fijado las ideas, después de tres 
siglos; y mientras esto no se haga en todas materias, se habla* 
rá y disputará en ellas more Andaóatarum. Hay en la Amé* 
Hea indios descendientes de los conquistados, que de padres á 
hijos traen su origen de la gentilidad. £bios viven formando 
pueblos con su párroco español ó indio, y bajo la polícia de un 
gobernador también indio: y afinque son más en número, (ha- 
blo ahora de la Nueva £spaña) no son los quejosoSj porque vi* 
ven con sus mogeres é hijos en sus sencillas chozas, donde tie« 
netí sus cerdos, bueyes, carneros, gallinas, siembran sus milpas, 



teeogeh eüs gnino«i trabajan en lag' labores de loe (í«paKQle8..p0r 
su jutto jornal, como en Caelilla, como en Franela, como en 
China lo rjecutaii Ids jornaleros pobree^ que necesariarajente ha 
habido y habrá en el mundo, hasta la coneutnacion da ios ai~ 
glof • Ellos asisten á la iglesia y hacen sus fieatae, y bailan y ae 
divierten, y comen y duermen tranquilos. No son puee, loa guefQ' 
Sos, lii son hoy, á excepción de uno 6 otro individuo aeducido^ioa 

•rebeldes y tráidareíí] aunque aoTí loa conquistados y sometido^» 
<j'cn )a iíitroduccion de los negros, comprados en África, (peo- 

'aatníento fat^l, que una piedad mal entendida de libertad Á los 
indios de todo trabajo duro y itiecáfiieo, sugirió al siemfNre be- 
nigno gobierno espaflo]) nacieron en la América mil caístas di* 

' ferente^, por la mezcla carnai de ^stos con Jas indias, y alia de 
los mismos eispaSdles cotí ia^ negras. Estas castas son fKUU" 

' rales de la An^érica, pero nd son eonquisiados: «on iBuchos de 
el^los eselavos por compra, pero t\o esclawtzadiow.jiot trato dujrp; 
están la mayor parte destinadlos at trabajo del campo, fiero aAQ 
tratadtM por ana amos como hijos; no-ganam jornal, paro se Í4s 
Tiste, se les aumenta y se les cura, y se tes doétrina en la y^- 

•ladera creencia: de manera, que han mejorado de suerte en lo 
ti^mpetal y en lo «spiritoai eon su irtádaltOt de ios ariüett(es4^- 
siertos del Afrtea, al delicioso país de las Amenosa. Oe.enytiaa 

' castas hay ntiuehos en los puebívts y ciudades, l<ibre8, empleados 
honestamente en v-avios oicios y ^e» el eerviaio doméaiieO:da ios 
es))af!oles: hay muchos aveoindados en los puebles de iadios jr 
radicados en las lia cien das de labor y ranchería») y algunos ¿por 
•n bufona conducía y recomendables «prendas i>an hecho cai^al 
conaiderable, y se han eaiazado con Emilias eapa/fiolas hasita 
Ilegairá coB'fundir é'baeér oMdar su drlgen. fistos lampoáo 
son oprimidos^ pero los hay q%i«J9$(m desde que.se han cotoeQ- 
^aado á vulgarizar Isa ideas y doctrina de la igualdad: y ipot la 
mala edueaeioh que h»)n tenido en el caa>po y por un natural 
orgullo y fíerejBa, que han aumentiido con sqb ejercicios de ba- 

' queros, y domadores de .potros y toros, y 'por otras mil. cir:<SttP£* 
tancias, que aunque dóciles «n otro tiempo ¿á seguir con prefe- 
rencia la Vüz de los buenos españoles, son en el áia ios qve 
convponen las iropaa de k>s'rebeldes, qu« los han insolentado 
máa con ios empleos y bombramientois <de capitaoMs,. coroneles 
y otros mas bnliantes. Reatan los irspañolts aJ3ieficano$, ua^ 
tur ales peto no conquistados^ &iao conquistadores y <pobla4Íor^, 
como hijos, y descendientes de tales, ó de comerciantesi que 
sucesiva'ní^enie han pasado de Espaff a ó con /sus mugetes é sin 
«IIhs^ pero ^ue a.q^í se han casado convhijasde.espnñoiesió bien 
hijos de Jos eurepeo^^MeiKin «vstúdo empleauiOB -eu: los jramos 

¿ejusticta, miUeia ó hanienclR. ^Eaios ^ozan yiiafbgo^aáOisietn- 



pre «le los mltfmos privikgios y noblesa que sus padnes: éstos fe 
diferencian física, moral y polfticamente ie los indios de los 
negros, y de las otras castas: estos son.y han sido siempre por 
trescientos aüos loa ciudadanos y regidores de las villas y ciu- 
dades, los abogados y oidores de las audiencias, los doctores j 
nuestros y rectores de las universidades, academias y colegios 
4iterarios, los párrocos y jueces eclesiásticos de Iss feligresía^ » 
los alumnos, lectores^ priores, guardianes, difínidores y provine 
ciftles de los conventos y provincias religiosas, los ministros y 
idependienfes de U santa inquisición, los prebendados, can6ni«- 
gos deanes de las iglesias catedrales. Jos vicarios generales de 
las diócesis, y muchas veces sus obispos, Iiqs ceciales de miU« 
cias, los empleados en*real hacienda, los gobernadores y alcalá 
des mayores jde las provincias y mas de tres veces loe virey^ 
y presidentes d^ejias chancillerías. De modo que estos amerf- 
stós naturaht$ de la América, porque nacieron en eHa, porqi;^ 
<n elfa tieneo sus vínculos y posesiones, forman aunque no la 
B)ás tiumerososa, la más principal clase, diferente de la de los 
indios y custas. Y de éstos son ¿quién lo imaginara? los cori- 
feos de la rebelión f de éstos, son los principales autores de las 
«éesgjcaeiae de la América; y de éstos son los que en las io^unep 
■proclamas ae quejan y se liaran oprimiiog y ewclavizados. Los 
hijos, descendieMites y beredieros de los Hidalgos, Alleades» Go- 
aes, Vélaseos, Sesmas, Toledos, Garcías, Bravos, MendoaaSi 
Teraaes, Torres, Gutiérrez y otros espafiolas rancios y c^atizos, 
aon los .qf^ ;)han roanehado sas torpes manos en la sangre de 
aus.4}adre9,' lios, hermanos y parientes: lo9 mismos que han te- 
<nido lia dicha de respirajr el .dulce y saludable a mb.iente de La 
éetioiosa iNueva JOspaüa por el valor y calo (6 llámese por abó* 
jra. fiereza, ambición, crueldad ó codicia) de los espafioles oon* 
f^uistadores, pobladores, ó ilustradores de la América, esos mi$- 
ii>os.#on los que iv^^ldicea ahora la conducta y nombres ¿ejk\3ft 
padres: los mismos *que han disfrutado los tesoros de las minas, 
>qu^i|i<|Uellos deecttbriecoD y bei^ficiaron; tas tiendas de co- 
.•meveio que aquellos abrieron} las haciendas de campo que aque - 
JloB fprmaton y cultivaron; y aÜD los vínculos y mayorszgqs 
que-aquellps e^paj^oM, ^castellanos, andaluces^ vizcaínos, mon« 
ta&ese^, , gallegos ó calalaoeSyfundaronj esqs mismos son Iqs 
^ue;hQy {ibren aus sacrilegas y serpentinas bocas para llamar 4 
sus pailres y abuelos tiranos, codiciosos, ladrones, \isutpador^, 
y usuraros: los mismos, |qué infamia! que gozan y disfrutaii los 
hen^fíqios de las parroquiíis, cuyas iglesii^s levantaron los ea- 
.pa^9S.e||ropep8,,yi)fis^peUa^ías;que l^,dnj^rpn dutaidas los 
<gflí^?4yí^«:íe8í,ll^nftftn.fipo d,fspr.e<¿0 íl.umb prpgei^Uorcsj ^s 
mismos con ios que les infajDaA h9y cop ios horribles nombrf^ 



—XII— 

de judfoií, hereges, impíos é irreligiosos. ^Hay ejemplo de Q9- 
to en las historias del mundo! Pero no perdamos de vista nues- 
tra biblioteca. 

Cuando los extrangeros envidiosos de las felices conquistas 
*de Espafia, escribian. ...Mas al intento. •••Cuando ulgun es* 
pañol, ignorante de las cosas de la América más de lo que de- 
bía ser, se arrojó á escribir que en estos países no había cien- 
cias) ni escuelas, sabios, ni libros, maestros que enseñasen, ni 
afin discípulos que quisiesen saber, se conmovieron los españo* 
'jes Hmericanos, j desenvainaron las plumas para repelar tales 
calumnias. Y entonces fué cuando escribió su biblioteca el Itl* 
'mo. Eguiara. ¿Y no es cosa admirable y extraña que poco más 
^de medio siglo después esos mismos americanos no solamente 
no^se recientan de que les tengan por bárbaros, sino que con- 
'vengan de buen grado en tal idea degradante, y vociferen sin 
pudor ante las naciones todas del mundo '*que están sumergidos 
en las tinieblas de la ignorancia, que están oprimidos bajo un 
yugo de fierro, y esclavizados por el gobierno español?" (*) Lé< 
jOs de rebatir como debieran hacerlo en verdad y en justicia, 4 
Jos Rainales, Robertsones y otros tales, ee han puesto de su 
^bando, confesándoles que tienen razón en cuanto han hsíblado 
de la conducta de España y de nuestro estado actual; para ex* 
citar la compasión de las potencias extrangeras, y justiñcar una 
rebelión tan torpe y bárbara, como ingrata é injusta; sacnñcan- 
do el honor y la verdad, á trueque de conseguir el hacerse in^ 
dependientes de una nación grande y generosa, á quien deben 
la sangre, la lengua, la educación, las artes, las cienciasi, |a pros- 
peridad y la abundancia, que gozan hasta el momento, en que 
BU ÍDgratitud, su orgullo y su ambición les precipitó en la mise- 
ria, de que no es fácil salgan ya, sino por el arrepentimiento. 
Tales y tan amargos frutos ha producido acaso el demasiado 
amor, condescendencia y franqueza del gobierno de JEIspaña en 

' {^) Ultima proclama del farsante congreso mexicana fecha 
el 28 de Junio del año pasado de 815, en una de las troges^ de 
la hacienda de campo de Puntarán^ que llaman palacio, j&n 
ella como si hablaran los hijos de Qoautimotzin ponderan la^'peFfi 
fidia,violencias y horrores que forman el decoroso cuadro de la 
conquista de México.'' Y ¿quiénes hablan de esto/ Los ^^Cas- 
tañadas, 8esmas, Ortizes, Zarates, González, Arnaizes, Ayalas, 
Herreras," y otros hijos y nietos de loa que les dieron pisar esta 
tierra. ¡Ingratosl iPérñdos! ¡Impostores! Ojalá que España no os 
hubiera dado tantas alas, ni permitido la libertad de leer esos li. 
bros emponzoñados, cuyc^ veneno vomitáis hoy contra el cielo 
y contra vuestra bienhechora madre» 



luiber permiUdaen U Acafirica.U iptrodoecíon dt pnffA&B, pfibli- 
co8| que han IrastorDacjo las antea bien oiganizadaa cabezas d|a 
mili pttUaDoa« . . ' 

Mas^no laa d^ todof, gracias al ñamen tutelar de Eipafiaf y 
,de BUS iogénuos bijoa, dejrcaraadoii por todo el mundo. Aánqai^* 
dad en W' América» muebla millares de eapaJlotisa nobles, fier 
Jes» ienaatos, juptoa, y agradecido» á su gran madre* que reco^ 
-jaociendo lo que le deben, y calculando inejoisus verdaderos tn* 
4ei^a!eS| Doran amargarnente ei descarrío de sus hermanos y Ifi 
de8o]a(«ion de «u ptitcifii quesa el fruto infernal que ha produr 
^ido ia infiunreccipo» . Quedan todáyia los seneillos. indios, qup 
4^pa«ter de la estupidea que se Íes atiibuye|han sabido conocer 
'.jnejorque 0t;o alguno, escaunjeij^tados por la experiencia de seis 
•afios, qfte no e^^a su felicidad la que buscaban loa malvados se«* 
«duolorea, que los engaflarop en J[oa ^ primeros diasiaino el eum- 
,plimiento (leí los' deseas de 6i\|qs. de libert|nage y ambición ^ y 
qviar^i^ tnaa bien ser pvpüoa menores ¡del ley de Eapa&a, que 
esclavos despreciados de los farsantea fundsdpres de la nueva 
lepibiica n^exicana. |Brutos«y publicólas de comedia, temed 
al mpmeñto ^n que loa buenos espafioles os abandonen á yues« 
tras ideas, porque ese será, en el que victimas desgraciadas 
veáis correr la eamjtechana (*) de vuestra sangre, por las ma- 
nes de esas tropea üisolentast en que ahora conñais, y en cuyas 
vcinas asiá^ya fermentando el moato de las cepas sfricanasl 

Pero vivamos, ya 4 nuestra biblioteca, en la cual no ae hallan 

'fiiertamente obraa, voluminosas, como la de ios Bolandos, La;- 

baosi &c* para cuya ^icio^jeraüeceaario en la . Am4ri9^ todo 

«el pioducto de un,a de sus minas. Tal es la carestic^ del papal 

iy.de la imprenta,. 6nica cauaa de la escacez de libro0| y produc- 

cionea literarias. . Porque otra que aefialó Beausobre en su **1q« 

troduccion al eptudio d^ la política y comercio," conviene á aa* 

. ber; '*qoe en los dominios ida Espalla se examina una obra^n* 

les de la preñas hasta seis veces^" es un solemne embuste. ¿Cluó 

habría dicho de la Amárica en eapecial, si hubiese leido las ex- 

^amacionea, con que los inaurgentes ponderan su esclavitud? 

. Maa.la verdad esqpa en la Amalea española, lo mismo que ep la 

metrópoli, se requieren dos licencias para la imprenta,la del ordi* 

naiio ecljesiástico,y la dej gobierno, politice: y los reguiáres nece» 

sitaa jadamá¿ la de au^ prelados superiores. ^QuéUabas 8one«iasl 

Ijaa indispensables para que nadie ae atreva á eacnbir contra la 

leligiqn, contra el estado, ni contra la decencia. y buenas cos^ 

(umbresjó coñtiael honor y decoro de sus mismascprporacioaes». 

I*) . Campcchanoí se llama en c^ta América la meascla de dos 
Jioorsfi coino,vjnp y aguardiente, . . 



El remccTib éónt^ lá cardéiíft del pipeí ]r-d<í'tfr i»iprantft, ^ 
iál parecer fácil, y alanos lo han ititentadé, y lohan pueiU>^ea 
práctica. Mat no todos con feliz auceío. Enviar ^ M8. i £«* 
topa. Pero mucho han perdido en' el mar au trabajo: 'j^ aitiros 
déépüea de enviar también á Europa él dinero para Idtf girto», 

'lio han recibido úi contesta'eion. T penaar que un Ikeralo ha^ 
ya de exponer á íanto riesgo el froto de «as vigilias, iia<)uim6nu 

'' Pero ai lo expuesto no ha permitido á los aifieileanoir pintar 
gíg^^^^ ^^ grandea lienzos, han dibujado perfecmniente en f»a«- 
quefío algunos miembros¡ para que pdr \á ttfia bien elcprasada 

'del leoft puede inferirse la grandeza y ferocidad de aquel áñi^ 
mát, rey de las selvas. A mbs dé qué habría sido, no soio inii» 
pertinente^ sino vituperable eñ ieé primeros liCeratés do' e^ltfa 
provincias ponerse á escribir de antigüedaie^ romicmiu^ de to^ 
tíccionei de Ooncüws, de maiemátkai f de otras aemqaniea 

""hiaterifts, cuándo se trataba principalmente de ñibdar \á religio«« 
Escribieron sí, y móchd de doctrina cristianAj de teoíogia inp* 
ral; y publicaron artez f vúeabulários dé todM laa lenguas 

'ékóticas, qué ¿prendieron píriméro con sumo estudio y trabajo» 
y nó 8é olvidaron de escribir Iva hutürias y úftííigMade$^ ¡ia 

^'foi indioé. Ni deben buséaraé en nuestros primeros ooclitOf^fa 
mtrchfta bbras de lujo literatió/slno láe de primera neoeetdaá> y 

'Utilidad. Lofií sigloé primevos delá Atííéricá tsHatiana y eMi 
deben compararse con loa pHmeroa siglos de todos loé imperios 
del murido, en los cuales no se hallara náméro suficiente dé es* 
critores para formar una bi(>liotaca; ain embargo la Aflaérida as* 
tentriqnal espaflola preaenta en esta Cuatro aoil. Ni ate «frios 
primeros trescientos allos de la Iglesia, en euyd aeno éo reo0gle« 

' ron los tesoros de las ciencias de la cttltá Gíeeia y do la a6bf|i 

'Roma, ee pudo formar una colección tannumeroaa de* eaorito- 
teo ecfesiásticosi'bien qué la calidad y mérito de loa psoaé ^pls 
hubo, exceda al asombroao numero que hoy lléSa lia bi<bÍi6(ssM 

' de los tres últimos siglos del mundo. 

El Catálogo de toa escritorea eeleiiáMeoa que ^eribid- Siiii 

Gerónimo, no pasa de 130, enlrañdo los apóstoles y evi^géli»-> 
tf^/y comprendiendo más de irn siglo, que ééta nuestra/ y ste« 
que Géñadio, presbítero maaüiense, añadid caai otros tastos» -no 

' Megan entre todos, entrando híeregea y gehiitea, á treaeisRios. 
Ea cierto que en ambos catálogos y ^en el espacio de cuatro <M* 
glos y medio se comprenden unos néuMbres tan ituatrea eomo 4ss 

--de **Ulemenie Alejandrino, Ignacio Arrtioqueno, JoatiiiOi iva- 
neo, Orígenea; Tertuliano, Diotlisio Alejandrino, Lactanclo, En- 
sebio Cfsariense» Hilario» Dídimo, Gregorio Nhcianoeno, el Ni« 

' eeno, Ambrosio, A gustino-^ierómmo, Üufíno, Teófilo, €ÍiriÍO| (Ja* 
siano, 8alvianO}Leonj Teodofeto^^*y eilres, quoptSeétDdlsndo ds 



«t'sBiitidtilf «M>M»(i«Müft en MUdurfa y trudieíoQ m ífH^l fS^ 
laü^ibliotééar tm^&nASi'f era na ei.ménof Vjsrdad qu^.de lew %• 
!»)• i^tamentos bubd quienes nóesccibierÓQ sino uoa carta^ u» 
na ftretKROpaí^fiiav une JímrtaciDn^ . uÁe. lf>omiM^ . na f^jmoHi U* 
ii09^Mr«asJí ^ pe ttfdoi esto sécompcMieT^Ba bibliotMiA, y de ipdo 
>C8C*jeuaÉeoBaft.8eaoa)pinieJs presente: . 
• . '¥ in!Frtfftqiiiteee mira eomoel modeio de loe btbUoteearidp 
6 blibli6|;vslbSi>{)Qrque escribié un lii^ra ó.Gaiáie^Q y notioie 
áBíioMárwÜówei ygrmmáticok, 0oí^iiixi0 mereeerá epicecio una 
:fittMfteca| en que eadá noticia de máa de mil ojradorepy que ^ 
jéieíflMa ía eioéueaeia.HB^rlada no eomo aquellos con aplaupo 
vánó^leiBO'ieeo íraioa saludables en las ptrofinoias de Occidente 
y iletiiááde quioieiitoe qtte api^eadisféii» ensenaron y dierolt r^- 
f;ias^ ftpmáSM^^ j dieotobaeios, nb de unas, lenguas >!ulér«jrc^ 
como 14''tiíefS:>7 Jaiifta, fino deias Énás raiés y difícilee y dea» 
coiléGidás.dí^.afibe;^' * 

• 'Tides:i pelD no mIob, fueron los objetos del eütudiq de nueiB^ 
treaaleíaiores ameficaoos. Y fueron ios que debieron s(dx. Ppx«- 
qná^tü oti)Qs9 oifíe jpropios; más úiiles, más oporlunosni nece* 
aerto^quá likbileügencia de las lengoae incultas, qme era pre^ 
4siü» ef reodef:¡para cajUeqttiaai, y loxzoso oultivar para haberlas 
«ñstsaatef jébies?. la*instrucóion de los indios eaia4<¥UrÍ9a i» 
lsriéyde^Ía.0H»ra4eTangélÍQaí la educación do ia nueva juveo** 
UféaspaSakS j:la erodicidn de ¿stos y de ios indios en las letraa 
jsfmapee» eoJáAlositfía, en.laieología, en la jurisprudencial e¿ 
liifiMlifoifia,ea labisiorial |Ciué peupacion más digna de ua 
•líttfaaoyci|ua<)ta cíe daPf«l abundo antiguo las notioia^ geogrifi«^ 
^s^fieidas y^políiicas de ios nuevos países conquistados? Ni 
iqnivQOBaeiioieatot' .tnáacapreeiables ^lodian.baber franqueado 
m la «epábUeadHeraria que k» da las k^terÍMé de etios pw^^lH^ 
Af e^a J^etfi^(Nlfl»iy jmiumbre$i y .da ios progresos deia critf* 
jianéÉd^yi^la iaa tot^asl ¿^í^uari^ más jsi doctor Robertsoo? ^Pf e* 
iteyfidia. aeaso con justicia^ Ai.aüax^Qaracioaaiidadi.que de la ia* 
AnianAiBikicá, ibubifiseUpesado á Ja docta y anciana £arppa 
Jda deaciibiimiaBioa del igainoismo, del aáicuio infioÁtesimalji 
:dada.oiiadratuiai4el cárcaiOf ó de lainóculaQion? Y ^qoé? |ta;i 
.4eapi)eeiablea>aao ioa^adidlaniamiemosy que lian ¿ecbo los aiOjPH- 
• smAiDa«e|Mi|&olas^ en :1a sainecifi y diiineKalQgia? y aun ao la qiÁ(* 
«ác».yíboi4n>ca?^Se.pQdci{iexigáf deJos lil^ratps anajanioan^QP 
eiiíaoeffiíiiiavaa'íUoiDeataitoa de las 8t«a £s^i(ttíriM»«4jiiua.yAP 
AOtasift^Miisiraciffiíesl'.á^aajiaatoa padres y au|íer/e;s ,Q(isicqp 
«pBafaaosf Jdás 'Ofiacbo bay» sin. ambacgo« de sato en n^esj^ 
.^IbA^iaoft; .y Allana» jóada iMbieía^ jsobraba /ó que .en .eUn Wi 
l^Ha'.ééoixift4aa44iMac^ias df Aueatoa Jil^alúca y .d^ Siibwr 
.^^i^¡f^m\ iai^ia 6. (isaaiiaia ¿lío ^ (osCWaost Poi$iíoS| y 



IttliAttos, petréB TataiofOB. que «niptoafliiiiitiubooliBien ladrar 
-eontra Jeáuérieto, y contra Bulgletia; y ' mon)er á lion'criatia?- 
HoB como á gettU lúttidff ^ iliterata, ' :^*Diaean€ •argo'Oélaui* 
Prophyritis, JüKánoa; labidi. nd vahíos €brifftunr:^e8rDtseaiit 
aorum flectatores, quf putaiit Bcciesianviiiiilloa |>hilaiopba8^ ei 
eloquentes, nullos habuitae doctores^ quantiet^^qnaiat vírt «aai 
•fandaverint.' et defuiañt fidem^noMram riisttcttl tanlom aim/pli* 
•aítátisarguarey auááaqiie.potiuaii&pentiain agQoBotor.i^' li.' ^ 
' ' Yo bien sé que -para loa de^ii^djftiiiféff.paliadaiaa da loi éni- 
ditoé^jde aat« siglo de irrftUgt<m,jde:iibertiflage'y) de iViatadá/á 
exoepcion de una docena de «rtfóuhos'de eate «bibltotieea, «aiáfi 
loe- demás' pajaidígaa de laé i^aaaás, bono qauynameatiia. del ttí^ 
ttUtlsmo y de la supefeiiaioa 'deioa «¿eao^aiy-'de-lús ffaitea a^ 
«istoUlieoB. {Té litas i vidas da santos! (diián) {TaAtoB panegfti» 
eos! ¡Tantos tratadaside KaiiiraiDeiy da TTfaiíate! |Tantaa a» 
legaciones y defensas jurítiicasl ¡Tantos deicacionanosi ' '• Para 
¿dónde^' (añadirán con el Plinió de las cosas áñ Améríoa/Ro* 
'beyteon)'*^dónde están los nuevos inventos y deseubrinulenioa? 
¿dónde las nuevas verdades en las ciencias abstraetasf' ^Y na 
estáis contemos, avarienu>o universales é insadibles, <coni al 
ero y la pUtai que oa han dado las Amérkas' eapafiolasi {1^ 
da vía exiges de ell^s tesoree da literatura) Pero no soiaaince»- 
•ros, y v«es(ra extrafieza salo es efeoto de vuestra maledíc^aaii, 
^desahogo de vuestra mortal envidia. ' Yú os ^confieso qué na 
hallareis todo lo que afectáis desear 'en eata biblioteca, poayoa 
^un infante de tres afSos no paeda sabei* lo quaun hoakbra da 
-cincuenta. Ni yo, bi otro alguno da loa iespaftales amanaanaa 
juieioaoB y sensatosf pretende exaltar sa Kteratara sobra la da 
'Europa» Sabemos que de allá viaiefoa Buaalroirttaaettas;^ y 
^1 agradecimiento y la justiaia, más que la vanagloria, iioa o^ 
*bliga hacer ver á ios que nos tengas- «OKkni|fa> par bestfaajFr par 
'esclavas, que «n la Améiiea espafiola se haii inttltíplioa¡dayaa 
'Conservan diseípttios dignes deloasábioaespalloles del>::éigla 
4é(íiinB sexto, Pocquc, dig^mMlaeqoí, luia'de^aa ctcatosiaft;- 
iCiaeimáe felices partf la Aaiérica» foá el bubésae caaqviflada, 
poblado y educado én la fé, yealaáoieÉeiaa««'ansigla)eBqaa 
£spafia era la naestra de las letras, eoiaalaaalioffa umbiaa da 
laS' armas» '^Acaeo esiéfué ic( que abüg 6 á daeiri awia pr«fo- 
tizando, al sábioftataaenco Justo Lqísio ^n e^libroida *ikb¿wrlii* 
4ifU Roasana: **en^traado ya el nuevo mundo deaaiMina/ e^íEde* 
de el imperio espaSol alron9ano;ea;ierfenor,jaánqtte*«hara«iO m. 
«Myer el) gente y fiqueaa;w/;ioraeeláit aqaaftiaa pr«rá(áaa, 
áe aumentttCániy por unocalü» deereto de' la* pirovkiejiota paaa^ 
tan del Oriente^al'Ocoidentetfliiodary Un graadeaa/? 'No^tacir 
io^"' f'eio las cieiMsias y ia8'ñrirt»áe«|.sut laá coaie» na^ay?vb¿* 



dftderA flpaBdexa, pasnioa Aisdeidluegt por I09 espMMkfa» á^^ip 

Amértead; j acaio te habría eumpUdo el prenuncio de Lipaioy 

ri tos maleonientoe Minerioanos no hubieien hecho en eatoe fíl- 

Httmofl tiernpoa eefaefzos para romper loa esuechus y oalumles 

VincoloB^ que lee unen con loe eapaSokade la £uropa» 

* *»MttCliO'rlpío(ceniii)uacáni06 csíttoo») de aermoaefy alega* 

eioDee j diépuiae teoiógicae^.ee lo que se encuentra en esta Bi« 

bliotéca, oon que ee noa quiere. imp«>i|er*" . 4' Y fie qué se com» 

Yioñeo loe gruesos ? olámenea de laeji^iblioteca» más oelebradaa? 

I1O8 «ermoHeseolre loeccistianoa deibeo eompararee á las pra* 

'CiOMei lie lee oradoras; y aunque no tedas las de los nueairds 

puedan compararse con lasoracionfis de Gieeron y Oemósienesi 

hay 'inuchieilliae que puedea servir de leüciaoes <ie la loás fina 

y aárvioea eloeu^oota sagrada, hmah§mian$9Jufid'k($9y ¿^ 

iMa cosa son sino unas disertaciones y c^isculoe de juriep¿i* 

*^eiidia canónieai civil y criminal; y por otra parte unas oracio* 

> 9e8 dei géáero jiidiciali qué cuando no compitaA con las de Tu- 

-]Í0| exceden «n n6meio« y pueden aparearse muchas de ellas 

•ctth las de los celebrades.orai3{ore«| de que hacen memoria el 

míMno Ctceroo y Tranquilo? Y las disptUaewnM teoiégicdM de 

¿eOf ^ MiHerii» FidÁ ^e que hay abundancia en esta Btbüo- 

leea ffiO pueden ponerse en la clase de Ua que esorihieroa bs 

«olores eelesiasticos.de los CalálagiM de S. Gerónimo y Qe- 

«oadiol QLué, t^lo deben ponerse en una Bibhoteca las obras de 

-iÍeiitoD« de UbniftSi daMúlori y de Sbakpeax; Mi Blbjtpieen 

üf «e* MlectOf sino histórica y universal, y todo debe ponerse en 

^ÜBff así eiieteira*mueho.béeno« jua^^ioalo, iQUcho meditao, 

. Y bastante «eleoto-y muy^apcaidable» .Y.Qiianda lo4<» fuese me- 

. tdiaae^ f eguWiyji té, /esMltacial . .QUie.QQ|K)diifit|iO0 «en tamos 

toiniríaen al-baneo^da ajrciha da,la neadeoik de tee sábtios en* 

.•ofMafr' fiea^ea buena hora» . .Peio .desda .estar .««otados sp el 

teacsrde al^io, áasUr (cómodo ccee, y se .ci|liA<i»nia) ^% la 

«adena.al.aiiaUot^vegataud9 Jaa |aii,.y noeso . m#UDdo. m los 

€a g i | ¥ MH ifaey ^hip *l^ftfii^P di^^tuq^í^i . ^, . 

. liawrtritn laalid«ec«i áJoe m\^$^y Á otrop la repetición de tan* 
toa aniplaos.eQle^Ú^ÚP99 jr. f «llgiqepf,. /^bi^AlgQ^, jr cal^cs^o- 
tmt e3iaiid«e49imi» 9ÚMtfUlei^{»f W«« «g»|i«di4ii»9«) lectom j^bi•. 
hám9,Íb^ . P.MPP^«M&r«^».U^W4dq% AÍ.n^Urpp tiempo de que 
iaa^diéiaeig » m^f^^^^ Sfgy^^f» .4«. k A^^icji^detentrioaal, 
^méAg»3Á9mm%^ ^. 9^. ^^•M^ }m fimqp^imi» acordarán 
éí^il!«rtWÍ#írJ*i^;gi|WMN^ .«l»?9 »«í8«4*% ^l do5?|or Kobert- 
mn, iH» »<Ml4w#0K^. \^ ^^ .«.spPÍ^MP en mil capiialoa .ge* 
Baialí^4e BJi^mtry. dé oirás ciai^ades de lu Europa el sufragio 
de loe frailes amerieanos» ai no que en la séptima congregación 
ganeial de los iasiiitaa wm iiiuoho& votos para prepósito gene* 



r-X7in— 

HMtl m {«•utift iiiexioftno; y «i otm genef al aiaaibleA del or- 
den áé predicadores, fué elecio genera) on fraile americano» na- 
tural de Qnerétaro.. doctor j catedrático de la uaiveraidad de 
-Miéxico; y que supo con ao gobienio y conducta deamentir al 
nombre de bárharo con que ie insultó Paaquin, cuando dijo á 
loa electores: NúhtiUis barbatum et eiegütit JBarbarzími y oiáa 
'tnodernamente te ha Tíato en Roma, gobernar otro americano 
del Perú, con sabiduría y «cieito, á «)do el esclarecido orden 
aUgustintano. ¡Notable ignoranoia y -obatinacióa de loa iulia*- 
itea! /8i ^e habrán deaengaHado ya con la experiencia, que lea 
han dejado loa ingenioa y eacritoa de loa jea^taa i^mencanoSt 
de que ae habla en eata fiibliotecat> 

Peto basta; y concluyo proteataado que no me iMongeo da ha* 
ber itenado toda mi iéMu Esia género de eacriios deba ser Qbra 
ida una aociedad ó de mochaa manean para que ae acerque á au 
pérfeecion. Yo me atrerí á einpMnder solo la formación de esta 
biblioteca; peMí aiempre con la confianaa de «¡ue i otras plumas* 
á quieiveaafitinen loa nñimoa motivos que á la mia,concluiráa k 
obrai enmendando nña deacuidoa. Méxieo 17 de Macso de 1816. 

0.6. C.8.&E. 

RESUiMEN DB L03.E8CBITORBS, 

f«e eof^mnuie te BiMottem Hupama^ éttufieaiu SktmtrioiuU. 

Obispos*.*^ «««•»•«••«•» ••^•••««••4c'*«i*.««)M2» 

Clérigos sisoulaies. ••«•«. •••^•*#«»»«í»««^«».«#65& 
Religiosos doiiiiiiioo8«««4.*««'*««»k4*.(*««««« .269. 

Franciscanas observantes v«»«»«»« •»*.*474» 

Ftandscfitníos deieá4aos««,..«.««.^,«««,4^¿«,,|¡|6fiL 
-^A^QailiJos**»r. •'•.«••••••«•«••««•••••«««»• 124. 

Carmelitas descalsoa«*««««««»r«»«4««^«»««««-*07K 
^ Méréeriartoa' catettdea««»..»««;».««««»..,«*«080« 
'Jeauita)i.«««.....*«.r.........«^,. •«.«,«»., 875. 

HospHaiakioa de tf. Joan de üioe.,«.r»,.»4«.«>M5» 

Bettemiíaü. •••»..<••« «•«••««•éb4«..a0i*. 

HiipófiM»......«%«...;..;«..«%^i.^j.b^.¿...«OM. 

Capuehinio8#.....4.....<. .. /, •••••«««••• ¿¿e66t 
Mugeires» ••%#«•• •••«•• •^•«••¿^.•••¥¿'#•••0441^. 
Segl ares • ¿ •••;••••;•• • • • ; . • (9^9 ; 



ijt 



• • 



, «t , 



4 • , » , , I 

iltnmrm éeíMk SU i^ Mito.y Dr, A M^wtl mrc04iaft 
€áí'^--'fnvvincialddreal y mÜiUfr arden de if Sra* de Im 
JUereedi eatetiréUco prepieiorio dtJiUfstfia de íA universidad 
ée Méxüoi^ €scammadar sinadai de este arzobispado y csdifica^ 
dordeléamto4i^ÍimMde ¡aimfumeimde laÑmee^ J¡^¿aiuu 

ILUSTRISiMO 8£S0R: 



La BiUteteea Hii(Miio«-ABMm«Dft 
€8Ca «atíia if iesia fnatropotiiima Or« D. Jasé María £ei:ist^iii« 
.cibaUero <de 4á real éréen da Cárlot III, y eomMoadadarda ]má0 
laabal k CatéUea, á ntáa de aar nm «u «gáaero oaaipleta, me la» 
apeala meaKXría de HepdideíOy lusto ¿iptia) P<alybio,7 otioe 
dé k aai^u«.Oií90ta^ 7 da la -««Ha Roifia. Iiee4e i|aeia ielp^jr 
el Éuperkir deexeco 4ñ ü. ^ liliaa* en^oe la remilQ á mi 
«eiMira, aanií ▼ajSaa.emaciooea de eeatipiaceii^iai pDodaraadf 
jkl raiaffia tiempo el uiilíaiaio tüabajo.expe adido por nada ii¿oo% 
<|iia de ireiaia afiea/eo K|ae;ei iluatrado autor uCMéiCon todo tiua 
k verdad de la iiísteEria een t«i ventajosas refleaeioms de critica 
aenaateifé wfMihsialpDfigfeduiiriioiíaauatQa^o eli eor^^fjj^diea* 
te estado, 'é de eer teaai érúñ probabilidad, 6 de eoojetiuiai en 
é^uQtparadooe aLeoitaieoiaoopiiiiídsAeia^efin aéveiidad, y eoo^ipcfu^ 
de8a<.« di <stifttupe«epi ipiwdeale ecoaniofa :la,brave4ad .efiJa é* 
leet)ieÍ9D|'laTaé^dadisn-el ¿iHeio^.a! caodor en» Ja eaarcaoioi^) jr 
la alafidadeo^iiM»fNMrio¿(ia paia^iaaimieodar -Jfa k aptbiduría, ya 
Ja iliiairáai#atída^^«Matla^iii4f iea^ Obia oiei;tai)aaa4a jíecoineQ^ 
dable» «ai pof jSÍQli|eio da te» dipia .atatoiaRf aocoo j^ 99^k^ 
dearoos el guata aoa las dulauias»«ii4a ood fraoque%., A,j;i)mqIí0 
ráela el alatocla eoa el miaiiio calor y entuaiasiDO de J avenal ea 
elogia.diettad# Xlliádidei^ ^ <•. 1 1» f, 

i^Iteaplaauit semelí bsee decies repetita plaeebit.'* 

£ll-eflMSl«t UlliiQ^Sff4#.M|MÍ¿n nip.advieiie%«%el iDabaj^^^lSc 
4#aii es^deigliMade coaeúle^icioii ea honor, de iea sábioyf^ lite* 
^atQ%;jra!A» los«}f|ei«ioae« l|k(iAjn|gua £epf^y é^ftpues.ucasr 
JadadeÍNÍ9«^(Hra «Afliéric^ y ya de les hyos de esta Xíuavai 
.6Dr«ii«|i)W^aieiiiftai)0»efiíK» de ik9io ^^máojí» digAo «iirKealida^ 
de la gratitud y alabanza me precisó á elogiarlo con laireocprap 
^m»^'4pf^§sí¥^ áfíMar 4e Xitai^iaÁe^ (m^Xim^iiL % L): ba« 



Ito ett la riMTA g r u f ^da d, «métaneiaf probidad, axplendor, fidali- 
dad é iluBtracion; condioionaa indispansables ^«e deben relucir 
en los hiatoríadorea y críticos» 

Por influjo del Sr. Berístaln nuestra América abundará para 
el orbe literario todo de ejemplos, unos portentosos, otros maf- 
nlñcos y muchos regulares en tddovramo de ciencia y literatara, 
que .disipan )aW nubes y opacidades con que los extrangeros la 
han querido desacreditar. Las imposturas de los rirales de 
nuestra Espafla se desmienten con el copioeo némerode más de 
ties mil seiscientos autotee en casi solo treá «siglos salidos en Ja 
parte Hetentrional, siendo muchos de ellos admirados por otros 
extrangeros. No e& necesario ocurrir á )os pasados tiempos des- 
de la conquista, en que los Naranjos, Vasconcelos y Portillos 
éelneron pasmar á nuéíitA» ému^s;' sino en los presentes tiem- 
pos, solo con abrir los diarios, y gacetas de Italia, de Francia y 
^e la gran Bretafia^* haUamos á los religiosoa de la sagrada 
compafiía expatriados de la América, representando un gran pa* 
peí en la Europa, -hasta llegar á ^confesar uno de los ingenios 
más sublimes de Bolonia: que con la llegada de los expatriadoa 
de la América, empeaaban á saber lo que eran otendas y lite- 
^attíra. Y- ski contar los Abadesi Alegres, Olaviger0S| Vallar- 
tas, Landivafis, Marques y otros, bástame él sabio teólogo I- 
iorriaga, impugnador acérrimo del Pseudo Concilio db Pistoya, 
á quien el 8r. Pío VI, quiso premiar con el capelo cardenalicio. 

Con más individualidad bailamos esto en la Biblioteca del Sr. 
Berietein, y me persuado que no hay eeaa más oportuna para 
imprimir las seasaoionea del buen guata que tegistrar las tabla» 
de ilustración de los •«ntepasadoa, y coetéilooa, cama lo praoti-* 
eaba Gotelerio can las de-Annio Floro; y de aq<if infiero ¿ gian^ 
de aprecio de la olnra, y lo osay fecomandaWe- de su trabajo. 
No reconoaco aalirme fuera de la calidad de eensot en la apol»* 
fia de la obra, puea seaooaeiéiidala ipt e ff aa a a tO i^^n olla anouen-' 
Iro qüer*«* 



. i 



^^Htta tibí vktmmn etiniuloa, h«e aeoiióa kradtHAr 
Hno axemplar daUt. • • •" 

Maa dejando á un lado todo aiogio, y liabhindo ooaio oenaor 
digo ser la IñbUoteca digna: de la ia^pr^nta, porqué por ella se 
Uansmitif án á los posteriores noiidas m«y ptouübles, é interé- 
raantea: como también por no hallar eoaa costtaila ni dogma, y 
moral de nuestra santa religión, ni á laa leyeoy regaKas. Este 
aatni dictamen, que aójela en lado á \m^ aapacioras loeea de U. 
B*.Illma. 

Dios nuestro SeSot guarde la vida de U« S'.'IlinBa. por nu*- 



ckiMi afiot. Convento grnnit de mieittn tttéit^^Mtf 
Mvc9é dn México, y^Octnbre 38 dt 181^ 

ILLMO. 8EAOR. 



ámUi 



• y 



4 ' • • I 4 









Censura del Sr. Dr. JD. Jfnffei ñbmieajtufe^ éMétÜtít^^ 
deprima de cañonee de la tmiñnklád de ttUtk»i p repie ift ádé 
la c9ngregaeion de 8. RHpe Neri^ impMder Jbnoramcfeei* 
U^N.B.y can&eí^ de esta metrepontana. 

jBXCBLENTISIMÓ SEÑOR: 

JCa Bibliotocn Hwpano^Amerioann Setentriontli que 1r¿ E. 
ee eini6 pasar á mi cansera, compárese como obra én qne p<lr 
mnte a&os ha sodado el ingenio penpfeaVt la basta literatonii 
7 la constancia admirable del 8r. Dr. D. José Mañane fim#» 
laint deán do esta Santa Iglesia Metropolitana. 

He leído atentamente ol tomo primero que comprende liasta 
la letra 0« 8obf e toda expectación deeempeta su otgeto prin«. 
e^l de la liistoria literariai bien qoe por necesidad entrelace é 
snochoe micesoe de la nilitari eelenéstica j cItíI; pero todo dea* 
«▼oelto éon sabia destrexat y presentado cott crflíca sana; y 
MDqne á ▼eees aeroi eisnpie intachable* 

Nadie ja podrá imputar indolencia 6 tliania al gobierno es* 
pafiol que se mnestre tan paternal, sabio, Tigilantej cristiano. 
Nadie podrá acriminar ezmosi?amente aTaioe en Indias á loe 
espallolee eniopeoO| entva loe que se leen mnchee verdadera-. 
nAte héroes, aunque con geneíosidad eatóUea, jr por eso tal 
vez no reconocidos de lee Rainales, PauTSi Bobertsonee y otros 
que en Europa han querido sentaiae sobre el trípode fatídico 
acerca de hs cosas de Indias, y que ahora quedan enmudecidoe. 
Ninguno en fin» saherirá ye de torp«s» tardíos, 6 supetficiato 
los ingenios americanoei cuya prontitud y vi? eaa deben nmchae 
nadonse envidiar. 

Demuestra asimismo esta Biblioteca, que los espalloles euro- 
peos y americanos no han sido ni podido ser inaplicados. Loe 
primaros han eoeellado, y los segundos aprendido prodigiosa* 



co, para qoo una mfÉi|^4g.fHL<«.'ÍMbroae,,89 configurare en na- 
cioD cristiana, 6e fijase antea dé tres siglos en la Religión verda- 
dera« j ae elevase á la.^6ltda,ftlus|tacioq, que inconcusamente 
convence el Sr. Beristain^estableciende al raiauío tiempo una a- 
fricuhura florecieQ|^»it^f)e6€ÍAn4Jo>ncas minas, cultivando laa 
ttftea, é hinchándose de la epulencia efectiva y metálica, de que 
ÍA viraos rebosar en laa vísperas de la futal insurrección. 

Esta Biblioteca ofrece pruebas muy ilustres de lo expresado; 

. |iflro.ÍPfiOntf üUblirs ^ainhicp d&JSinfiJpdo lo hicieron con inexpli- 

cable aumento de desvelos y trabajos, pues que lo ejecutaron to* 

do, no por planes puramente fílosófioos, sino por los principios 

ovaBgélieos, como que promovían su salvación^ y la de sus pro- 

<)ÍWP% ; J4iri^\jta«4><(9Pí««ft'<RP».poi cifiHp ^1 jobjcio de,atr^bu- 

^CÍ<(^'494^V«M^^ip#'C!aÍ]u^ii¿aaa;;M, q^ dolo á dogma- 

^tí^íÍ!(Átil^i^it^^ÍMá iepporol, to^v^a ai )a ^CoJM^^rapli^s* 

pues de destruir Bwulio imiJDÍk).coQ/fiua. provectos y etisayes. 

|Guántaa Bibliotecas nos presentan ellos de sus éstabléclmien* 

tos indianos? ^cjiAiil^ ^fifmMfi^y 

Pero dígnense esos sabios proyectistas de hacernos justicia 
'tnvi.l^ ya^UA(fMi»c^ ,)r a^aba^ el ioimi^ble Qódi^o do. laa 
7)<B^f»4e.pueatfQ^)Íi^ esta^^ BiBÜuteca Ids dificea 

^jcu^if.de nueaüft íe|(Í9Jbiciao» «Ojülá que y^ér^imos .nuestro 't^ó^i- 
lgá4Íss(^¿ado ie, iñu}oi x^e^laibe^tos» ordenanzas, 'é instruc- 
ciones de publi(ú^¿t^^vfbderesi Qu^ i|.Qs^rpmaQrTodp esto, y 
^é^t Ji^lmmü. ¿^ücimA á ii| pi tíai.^ del Sr. , ^tristain; áéi a* 
Jp(rí¿c}j9 ^¿ 6». BiWidtep^r 1^% cQia¿;de;9., pue^,| digna de lajfera- 
^^ud ¿fe Was^de ^p,¿oW?Cf]?ox^'de %'E.-jf ¿9 Ju> ^'teinias fié! 

.Í¡?y;>ueaW|0fén9f.;., ,..:: '\\ :....; ;• ;;; ';* ; ,. '\ . 



.j, ,,>. r.,:, -..i^iMCblC. -V 



' 4 



» ' » 



. I «• » .» <% 



.mm. ^ 



,EXMOi fifí.' 

,. ..Í^ii?ía«í64i.«(t/ ^. J).\P€li^ Martin^,, d$ A^'^éjí^ '^l {^onr 

JÉXCELEiNTISLMO 'SÉÑÓjy^. , ..: V. ,,'!■ 

fcn i^esrfajljuntpi^ pp^^a^q 8tü,^tps .a . c^ína^.ni' pa¿«íírios.Jiáí)4as 
.sp forman-con l».,aplicaciony el eatadiooij^iottadiOySinqUe ha- 



— XXUl— 

I 

ya nación alguna que tenga el prinlegio de proJacírloe exdii- 
aiTamente. Si el poder, ti las riquezas pudiesen crear un in* 
genio, un Newton» ó cualquiera de los otros sabios que ban so- 
Sresalido en el mundo, desmereoerian éstos de su precio, al mo* 
do que sucederia al diamante, si se pudieran convertir en taleí 
cuantas piedras brutas se encuentran tiradas. Así, pues, loÉ 
literatos al examinar el mérito de ana obra no van á indagar 
el origen y cuna del autor, como si el deberla á tal é tal reino 
le añadiese mérito, 6 le hiciese desmerecer: esto seria ana vul-» 
garidad; los ingenios son cosmopolitas} j así se admiran sia 
buscarles más requisitos. 

Muchos tiempos hace tiene nombre en el mundo literario el 
8r. Dr. D. José Mariano Beristain; la Antigua y Nueva Espa- 
fia le han celebrado, pero la pubticacion de su Bihlii^eoa dará 
el último vuelo á su fama. Alguna parte había jo visto de esta 
curiosa y e^^quisita producción de su ingenio; pero al registrar- 
la ahora cuidadosamente me ha sorprendido su constante traba» 
jo, sus singulares noticias en mediu de la dificultad de coose«- 
guirlas, la amenidad de su lectura , su tino j acierto en la cali- 
ficación de las diversísimas materias de que trata. Esta Biblio-* 
leca en suma gozará al par de las otras célebres, de la reputa*» 
clon que se han granjeado: y V. £. podrá servirse conceder su 
superior licencia para que se imprima y goce ei mundo de los 
muchos beneñcios y ventajas que vá á producir su publicación* 
MéxicOf 29 de Noviembre de Í816« 



Mariiii€X* 



El Exmo, S^. i). Juan Ruiz de Apodaca^ Virey di etta 
Nueva España^ y el lUmo. 8t, Dr. D, Pedro José de JPbntet 
Arzobispo de eita Metrópoli^ concedieron respectivamente su 
licencia para la impresión de esta obra por sus Decretos de 20 
de Oaubre y 30 de Noviembre ds 1816. 



' • > ■•;- 



i . i •- 



.7 



.i 



A, 



ABAD (P. DiBOo Josb) nació en una hacienda de labor, cer* 
ca del pueblo de Xiquilpan, que divide las diócesis de Michoa- 
can y Guadalajara, á primero He Julio do 1727. Instruido allí 
en ]hs primeras letras y en la latinidad por maestros, que le pro- 
porcionaron sus ricos padres, fué trasladado á México, y en el 
colegio renl y más antiguo de S. Ildefonso estudió la filosofía. 
En 24 de Julio de 1741 tomó la sotana de lacompafiía de Jesns 
en el noTiciado de Tepozotlan; y sobresaliente siempre entre sus 
condiscípulos, enseñó en los colegios de Zacatecas y México la 
retórica, la filosofía y los derechos canónico y c)?il. A pesar del 
gusto menos delicado, que reinaba aun en las escuelas de su re- 
ligión, supo abandonar á Barclayo, Góngora y Yieira, que ha- 
bían sido sus delicias, y solo se deleitaba con Garcilazo, Men- 
doza y Granada, y con Virgilio, Terencio y Tulio. Fué el pri- 
mero que usó en el colegio de S. Ildefonso, para la enf<eñanza 
de los elementos del derecho, de la preciosa obra de J. Vicente 
Gravina. Desterró de su aula los paralogismos y sutilezas; y 
recomendando á sus discípulos ios coméntanos de Amoldo Vi- 
nio. les inspiró afición á la verdadera y antigua jurisprudencia 
de Papiniaiio y Cuyacio. . Antes de los cuarenta aflos perdió la 
saludj y no hallando alivio en los médicos, se dedicó con in- 
creible ardor al estudio de la medicina por los autores mas selec- 
tos: y á esto debió haber alargado su vida en medio de los tra- 
bajes de su nave gacion y destierro é Italia, hasta los 52. Salió 
de la Nueva Espafia, siendo rector del colegio de Qnerétaro, en 
1767; y le tocó en suerte domiciharFe en Ferrara, célebre y cul- 
ta ciudad de los estados del Papa. Allí sin embargo de su sa- 
lud débil y enfermiza, continuó la obra, que habia comenzado 
en Cluerétaro: Heroica de Deo carmina, que compuesta de 29 
cantos, é impresa en Cádiz año 1769, sin noticia del nuior, por 
su paisano el Dr. Gamatra^ y con el título de Mvsa América' 
tva. mertció al eruditísimo Juan Lami, teólogo de Jote II, y 
prefecto de la Biblioteca Ricardiin», eUiguienie elogio: ^'Ago 
tibi gratias incredibilef:, vir «mpüf-sime (ai tditcr), quod mihi co- 
pian) feceris legendi elegantissinia raí mina anieiicani sitc cidotis, 
popularía tui, qutt non animiioa tsnií^m Itfi-niis suaviier niiil« 



—2^ 

cent, sed veiam etisim religionem potenter insinúan!, et pietatem 
erga Deüm mirabiliter t^xcitant. Miratus sum rumanas musas 
non invitas in orbem inmenso mari ab orbe nostro sejunctum fe- 
liciter, bonisque avibus se trajecisse; ibique humaniter excepiis, 
latinam poesim á peregrinis exterisque hominibus adeo studiose 
excoli et excerceri. Hinc tanti Poetic honori mérito et con ve- 
nienter Virgilianum iilud usurpáverim: 

Talo tuum nobis carmen, divine poeta, 
duaie sopor fessis in gxalnine; quale per aastmn 
Dulcis aqu» saliente 8Ítírare9tin]g^ererivo. 

Así esciibia desde Florencia aquel sálbio, bien extrangeró pOr 
cierto en la cultura de las provincias Híspano — ^Ameneanan. 
Dichos e^ntos tiorregidos y! aumentado^ hatita 33 fueron reim- 
presos en Venocia año de 1773 por su mismo autor, que se diis* 
£raz6 con el nombre de Labbeo Scleiiopoíüano, que quiere dtecit: 
eVabadm^^ana^ ó abad natural de ia ciudad dé la ÍJéná^ 
pues México se deriba de Mezáis, que en lengua aiéxitáaná ú^tA* 
hc^ Luna. Al leerlos el €L Z^notii, nsi^temático y po^ta insíjgúe 
dé Bolonia, dijb:^' deseo conoaer al autor de este poérna divii}q, 
por que le jti2go benemérito de lu religión y de la rej)úb1i6a 1¿- 
ter^ria.'* Y el lióble y erudito Clemente Vanotiij seüretarí^ Sq 
h'A^náemiaL Boboretana, erigida por María Teresa de Aü^tfié, 
r'eina. de Ungría, escribió á liuestro Abad entre otras cosaS/**![^- 
ge veterum christíanorum heroum exiímplo i^antiíslma (|usgi^ 
gtavibusnumerls' exornare, ut non tam ipsis á musr«^'c}ltam á fe 
nauste dici aliquandó illustrat» possint".; • .*V dei^tío de Iti ó^f- 
ta- le ei)viü el titulo de académico, que los t obóf^tanos le couó^- 
dierun con el sjobrenombre de agiólagOj que quiere decir el qtie 
halla 6 trata de cosas- santas, £1 Abate S&rrano, ex-jésuita va- 
lenciano, y que entiende aKamente poesía,' escribió entte' oiPóa 
elogios de su compañero Abad y de sus CaütO'á: "Si ipsa Fielás 
ore^suo loqui velllet, vix alus verbis ac seUlentüs uléfélt>r;" J*^ 
los sabias Lampillas y Hervas paieció esta obra égregia-^tn-^ 
mortal y digna del sigla de Augustú. Sin enibsrgtí no conteíi- 
tQjií i envanecido el P. Abad, castigó nuevátóferítb sUs veisos,' y 
con e\ aumento de otros ^n^ocan/o5 les i^eimpiiñiió en 'FéhSñi 
alio 1775. Fiiuilmente en Bolonia, á do'^de paáóíá'büscar me- 
jor («mperameulo para susalud, concluyó l^a idéá tjué se habiu 
propuesto de presentar al publico una sUm^ cokiifi^éta dé los 
misieriesde la religión, cantados digna y beiróicarnénte' éta'j^ 
cantos latinos'i que dedieados á:lá juventud méxifeana se |iúbH- 
carenen Cesena año 17£0| pocos meses' di8¿püe4 de sii falüÉc^ 
miento, acaecido en Bolonia .á m de Sed^ñiMe 'de HTÓv éfiflpb 



1 

el cielo premió 8U vírtucl arrebatándolo do entre los homb're|i»4l 
los 52 orlos de edad. Su entierro fué acompañado de las lá« 
jg^rimas de tpdos I09 mexicanos ex -^jesuítas que se hallaban en 
Bolonia jr de. todos los bononiensea amantes dé la jceligion y de 
las ciencias. En su sepulcro se puso este epitafio. 

p. o* M. 

HIC EX pJlBE.P^OVO LABBEÜSJACBT, ínclita VATÜM 

GLORIA, MEXICEO PAR DECÜS IMPERIO. 
NON HOMINUAf CURAS, VAN^ AVT DELIRIA MENTItí, 

VEL CEOINIT TINOTOS, IJLJLE CRÜORE DirOBS. 
ÍlTIUSoA.SSURQENS, ^RADITUR SUPER..£THERA PENNÁ, 

RIMATUR.QUB P CULIS ABDITIORA DEÍ. 
RELIOiPj^PIBTAS.SACRARüWET TURBA SORORü»' 

VATI-HCER)£^TES lUSC. FpSOBRB SUO. . 

S|i9- escritos, que. ke visto^ y los que eonstan por .relación de 
ini antiguo atpigp el abate MMntengo;)« son los. siguientes: -. 

De Deo, PeoqueHominé Heroica. Ceceni» 1780, apud Gre^. 
gorium^l^si^^uf") 4*— Hasgo épicót ó desciipcionde lafábirica 
y\ g;randezas del templo de la compañía de Jesús de ZaoaXeca«. 
ímp. en México 1Í5Ó, 4.-^Dissertatio lúdicro — seria de exterp» 
rum latinitate,; advprgus.J. Baptistam Roberti. Fprolivi 1778. 8é 
— Nodíis irltricatior Mat^^eseos solutus: seu ratio compiOBita ex^ 
pedita et ad tyróhum captumaccomodata. £dit. Ferrarias. 8. 
— Livinfi Meyer anima núriusculo corpore conclusa: sive £pito- 

me controver^iiarurh de.Auxiliis. Edit. Fcrraii^ .••••.•: 

— Se halla este opúsculo manuscriío en la biblioteca de la uni- 
versidad de México, juntamente con. tres tom. en 4 del. Cursus 
Philosophicus^ áe\,l\ Abad. — Compendio de, Algebra. .Manus- 
crito. — Tratado del conocimiento de Dios, en italiano. Manuscri- 
to. — Geografía hidráulica, ó de loa famosos rios de la. Tierra. 
Manuscruo- Varias églpgas de Yirgilipen vprso castellano. Ma- 
nuscrito. — Los himnos. del oficio deKB. Felipe de Jesús.,- patrón 
de México. Imp. en Roma, y .en México y en Madridl 

ABAD (D. JüLiAí^) natural de la ciudad de México^ doctor 
teólogo de su universidad, coleg.ial en el de 3. Ildefonso, cura 
de la parroquia de S. Sebastian de Gluerétaro, y prebendado de 



Hélgjuer'é, del orden de Santiago, conde .de Sierragordipii coronel 
dejas niiliciasdf^ d.ue)é.taji;o, -.y. .teniente, general 4e la co&tadei 
Kóiík. ímp en México por Jáuregui 1772.4. 



ABAD (Illmo. D. Manuel) véase en esta biblioteca ClUEI- 
PO. 

ABADIANO Y JASO (D. José) mexicano, doctor y rector de 
la universidad, abogado de la real audiencia y de su ilustre colero. 
Emprendió el affo 1810 una Historia de IcLsfundaciunes útiles 
y piadosas, hechas en México por los espafioles, y publicó algu- 
nos cuadernos] pero sus achaques no le permitieron proseguir la 
obra. También publicó: 

Carta al cura Hidalgo, de un conoolega suyo» Imp. en Mé« 
xico 181U. 4. 

ABARCA (P. JosB Mariano) nació en México á 5 de De-* 
tubre de 1720 y entró en la compañía de Jesús á 20 de Noviem- 
bre de 1736. Fué maestro de letras humanas en el colegio má- 
ximo de S. Pedro y S. Pablo: y en 1750 aun era religioso jesui» 
ta; pero en 1756 lo encuentro presbítero secular. Escribió 

£1 Sol en León: solemnes aplausos, con que México procla- 
mó á su rey el Sr. D, Femando VI. Imp. en México 1748. 4. 
— Ojo político: idea cabal y ajustada copia de príncipes. Imp. 
en Méxioo 1756. 4. — Este opúsculo es una explicación del Arco 
triunfal^ con que la iglesia metropolitana de México recibió al 
virey déla Nueva EspaOa, marqués de las Amarillas; con mu» 
chas poesías latinas y castellanas de bello gusto y erudición, en- 
tre las cuales no me parece indigno de copiarse el siguiente so- 
neto, en que se supone que habla el héroe mexicano: 

Bárbara antigüedad, que ciega erraste 

Con los ojos que en Argos encendiste; 

Pues si un celoso Príncipe en él viste^ 

Con todos ellos bien no lo miraste: 

Imprudente, aunque docta anticipaste 

£1 modo que en Argos nos construíste: 

Y cuando tanta claridad nos diste 
Un obscuro borrón á tí te echaste: 
Porque si cuerda un tanto me esperaras, 

Y en cuanto miras Ojo desvelado 
Mi verdadero celo separaras, 
Argos á mí me hubieras venerado; 
Pues tal distancia entre los dos hallaras 
Cuanto vá de lo vivo á lo pintado. . 

ABAUNZA (D. Alvaro Gómez de) americano, alo menos en 
el empleo y domicilio. De oidor de la audiencia de Guatemala 
pasó á la de México con pinza de alcalde del crimen. Aquí con- 
tinuó y concluyó la importante obra que habían comenzado lo» 



doQtores MaWonado, fiioal, y Fuga, oidor de oita audiencia, y 
escribió s^gun León Pinelo en tu biblioteca occidental: 

Dos tomos graodes con el título de ^'Repertorio de cédulas rea- 
les y providencias del gobierno de Indias." MS. 

ABREU (Illmo. D. Domingo Pantalbon Alvarbz de) na«- 
tural de la isla de Palma, una de las Canarias. Estudió en las 
unitersidades de Valladoiid y Alcalá, y recibió el grado de doc« 
tor en cánones por la de Avila. Fué canónigo y arcediano de la 
catedral de su patria, y visitador de aquella diócesis. En 1738 
lo presentó el rey para el arzobispado de la isla de Santo Do- 
mingo, de donde fué trasladado en 1743 ai obispado de Tlaxca« 
la ó Puebla de los Angeles; y el Sr. Benedicto XIV lo nombró 
prelado doméstico asistente á su sacro Solio. Era hermano del 
primer marqués de la Regalía, aquel letrado espafiol, autor de 
la Victima real^ que con las vacantes eclesiásticas de Indias 
aumentó las rentas de la corona. El Ulmo. D. Domingo fué de 
genio dulcísimo y de candor virginal; y al mismo tiempo celo- 
sa del culto, protector de las letras, y de ideas magníficas. Do- 
tó en la catedral de la Puebla el aniversario de su consagración) 
el del dia en que se le hizo gracia de esie obispado, el de S. 
Pa^táleon, y los maitines de Santo Domingo. Dio á la misma 
un incensario, y iia veta de oro^ y las andas de plata para la pro- 
cesión del dia de Corpus. Reedificó la Iglesia de S. Sebastian; 
hizo muchas donaciones á los conventos de monjas; y erigió en 
tai el antiguo beaterío de Santa Rosa de Lima. Secularizó los 
curatos de los regulares, y erigió nuevas parroquias en su óbis- 
pado. Reconocido á la salud, que recobró prodigiosamente en 
la avanzada edad de 78 aSos por intercesión de su venerable an> 
tecesor el Sr. Palafox, dio 20^000 pe* para la continuación de la 
causa de su beatificación en Roma. Como literato y protector 
de las ciencias, erigió el magnífico colegio de S. Pantaleon, a- 
gregando su edificio al seminario Palafoxiano: dotó en éste una 
oátedra de leyes y otra de cánones, y otra de ritos y ceremonias 
sagradas; y le donó además 8,000 ps. Ayudó con generof^a li- 
. beralidad para la fábrica del colegio de e&tudios de S. Ignacio, 
y dotó en el de S. Andrés de México una tanda de ejercicios es- 
.pirituales para los hijos de su obispado, que t<e hallasen en esta 
capital. Murió á 28 de Noviembre de 1762 y se mandó sepul- 
tar 4 los pies del sepulcro, que detras del coro habia dispuesto 
para sí el ven. Sr. obispo Palafox. En su retrato^ que con los 
de sus antecesores se vé en la sala capitular de ia catedral de la 
Puebla, se lee este elogio: HumanuBy Ingenuus, Müericors. 
Escribió y publicó en los veinte afios que gobernó esta mitra 
muchos ¿fifíoty^rdenanzas y coftas p^^oruk.Sf Ikjiasde.pru* 



clfiBcia y calo^ jr de la doetriDA «M puta y oonfbniíe á los m- 
grados cátionss y disciplina eclesiásíioa; y espeoialláieiito 

«^Caftá pastoral sobre ia «eciilariasaoíoD de curatos y doctWnas, 
que en el obispado dé la Puebla obteniafi los religiosoB, hecha 
en virtud de cédula real," Imp, en la Puebla 1750. • • .é. • • • 

ABR&U (Fa. Fuanoisoo) natural de México, en cuya pro* 
TÍücia deSan Diego de Franciscanos descaíaos floreoiOen fMud 
y doctrina. Ensefio la filosofía y la teología moral en los coidveu*- 
ibó de su orden 9 y obtuvo loe empleos y honores de difiaidor, pre- 
Bidente de capitulo, custodio y provinciai; habiéndolo diislingui- 
do el tríbuaal de la fé con el título de su caUficador. Áoiiqiie 
dejó escritos muchos opüsculos dootosi solóse hallan publicadoe 
los siguientes: 
^'La Verdad manifiesta.** imp. ea BIézSooen M sin a!fio.-Tf«- 
ta dé la jurisdicción ordinaria y delegabfo de Uí9 cotniSaiÍDs ge- 
ñetales ()e Indias del orden de 8* Francisco, sobre lioe rctRgiosos 
dÍBseal^os.-VOracion fünebre en las exéqtdae ceftebráéae pov % 
provincia de S^ Diego ée México á su R. proviniciirt Ft. Amo« 
nio Gamón/' Itnp. allí por Bernardo Calderón 17^.4. 

ABREU (Fa. Jvé»} nació en México á «íies d^l Mgto 17) y 
tomó el hábito dé S. FrancÍBCQ en la provincia &e obserVÉ^oleMí 
dei Santo Evangelio, donde fué predicador jubilado y- difift&tlór. 
Era religioso instrulao en las bellas ietrasi y de naa piedad bÜ9« 
guiar,, como lo acreditan los varios opÜ8Q(u)Os,que'di6il'iU29y>80ii: 
tlEl Alvema i^agradp: poema castellaao de la impresión de* las 
llagas del seráfico P. Si Francisco." Imp. en México por Blte^ 
ta 1925. 8.W- Ejercicios piadososen revei'encia del sud^ y a^ür- 
nía de M, Sn Jeeucristo ^n el Huerto de Gethsemanl. Ittip. én 
México por Hoffal Í72f»' a— Desagravios á la Santísima Yfí»- 
gen Haría pior los agravios hechos ásu Unigénito querido, top. 
en México por Rivera 1788i d.í— La Noohe'i— triste del OoráBCfen 
de María en la tristísima noche de-la Pasión de JiMucn8to¿ Itfrp. 
allí dicho alio. 8; — Sermón de los Delores de la* Santísima MiN- 
dre de Dios. Imp. allí él mismo afio. 4.*— Panegírieo deT^ues* 

tra SeSlorá de Bego&a. Imp —El Sepulcro de Jesucristo. • • • 

Imp.-'De estos^ dos üUimoe haoe mención len su Béhioíeea Ftán» 
cis(iana el B. Pr. Juan de Sv Antonio.— Poesías latinas y ca»^ 
tel}anas para el túmulo, que la provincia del Santo Bvangelio e^ 
dgió ^:i las honras del Rmo general Ft, Juan de Soto: loip, 
en México 1737» 4.— -Nq- me parece fuera de camino creer qtie 
este Fu Juan Abren era hermano del anterior Fr. Fronetsco: ' 

ABREU {ItLMO. D« MiGun» Aasnufo ALVáaax DB)^'nátiíraI 



^é tAitei^^i Utifa de m iklfÚB mmim, mó áa ks^eiot ^e&6^ 
ral d^elláfl, D. 6antiügo« y óobifnb i(él6»I[|htW;hiV(luf»d6 14 
É^¿tik y biiBpp ya iti'étibíorfá'do 3¡k íi Puebla, de qnióYi fuS iü^ 
üflhaVéon é) título xlé obispa de ÓKámo ^irij9ar¿ií¿tis ii^OiviL 
£>a tioctÓT en eátítínea ifiór la tíóireráidad ifeSeviHa; y héiMá s^- 
do secretario del I linio. Guerra, obispo de Se^oriá y confesót de 
fa reina ti'úda de Cárlob II; y diéapués cknbnrgo y di^niidád de 
pribt de la cetedral dé Canarias. Keiiuñciló él bbiepádo de t/6^ 
fiaayagua, y ádniítió el de Anteqiiéfa de Oakacá, dohdé fálieciO 
de vuelta dól Cbhcilio caarto mex'icano én 1773. Dio á Ttxz 

*^ Pasto ral á los fíeles del obispado dé Oáxátsa sobré' las Tiiriúdek 
ll'erdicas del ten. pbispo dó la Füeb!á,D. Júán di^ Pálófóx;y táUV 
akdeiiíbé^íffiékéibbV'^ Imp. en )¿ Puebla 1766;4.-pa¿tbfálá Idl 
curas y pretendietíiéfé dé' cürátdik del ób&pádd dfe thtzacá; lürtí}^. 
en la Puebla 1769. 4. 

|fi»?Vle"ttólttílihfife¿. líft'ríbW ■■■> i ■■:• 

m lá' MVádl dét yñiétl Ü'. mmS dé Mendoza en MñéiVA 

die kkHmiiHitáétítiíí M$. óji¿ éicAfté é'n el ¿rc&iWde'l'á t>fo^. 

iÜL de PF.: Piátacisóátiós dé' lá pfdvísóiá ¿^ sáü^ Sva^gUio' db 



>. ¡ .i t ♦ 



ÍOCtLA tMbblii N.)'pi'é¿'bítiiÍo ara¿6or<8 6 Valéilci'ádo, d¿^- 
i)'ni»lii^I> iWaenté éii'li«é!¿tctfXtiié¿iááob' a'ersigió" if. 
EUi) á luk ifft'NbWto áte^tibb; ihtiV^ádo:' 

Tesoro de derociones. Im^. efa'Mldáóó pior ttí^DlitolUvétá 
1664, 12. 

ACÉTEDO {Di AtoittÓ], présbñ^T^, únó bafmlv dbmicina* 

ao'aiá'^üimud^ióW^mHdímútsácaii, ¿t¿Aw¿o d^báchi^ 

irer'éil't¿ÓIó¿Ía>i'lá'uhWgrsiWd''de'l«ÍéiilcoJ EsVribiÜ ' ^ 

'"Mtto'm'fúlíi^tré'Éll&ábétbái Éotbon'iW, Ili¿piiniái;diii Ré¿iñ«^', 

líütüti iñ áVñá 'éáMHráll^^éleaiá iSiéhda^e'hsíl Edita Memi 



ACÉlTÉbí) (P; DÍBop) natural dé la ciucliíd dé Añtebúera^ 



.1 




bé'rátir' varíbs" cblegiÓÉÍ! Fué prepósito dó la casa profesa d^ 
éíftácápiíary rector dfel colegio de catúdios' de S^IÍdéfonsa eñ 
que estaba á cargo de los jesuítas la educación de la mas lucí* 
da iuventiid díe lá r*íüev¿ ' £sty|&6a^ Besempeñd 'este encar¿p. 
aidíipUJüíiáo loa dbViüitó'rids y'el refeci'órib/édrficanid!o^de'%oveaa 



la capilla y sala rectoral, jf aumentado po^ e) crédito de 8» oe|o« 
prudencia, dulzura y demás virtudes religiosas y polílicas el nü< 
mero de colrginles hasta el de 160. Murió de 68 años dia 2 de 
£nero, sin que la diligencia del P. Oviedo en su Menologio pu- 
blicado el año de 1747 hubiese podido averiguar el año» Escri- 
bió el P. Acevedo. 

/'El Cortesano estudiante.'* Imp. varias veces^y últimamente en 
^n 1722. 8.— -Es un librito, en que se contienen reglas dé bue- 
^na crianza; pequeño en su volumen, pero grande 6 incompara^' 
ble por su materia y objeto, por las utilidades que ha ¿raido á la 
educación de los jóvenes de este reino, en cuyos colegios se leía 
antes con mas frecuencia que hoy. Lo tengo á la mapo para u-- 
na nueva edición, doliéndome que por su olvido puedan sialir los 
jóvenes estudiantes inenos piaofosos y urbanos. 

ACEVEDO (D. Fraroisoo) natural de esta Nueva España, 
y uno de los mas acreditados profesores de humanif^des en Mé- 
xico á ñnes del siglo 17. Por eso fué escogido por él ilustré a* 
yuntamiento para que discurríase y efectuase el arco triuvfiu, 
que según costumbre debía erigirse en la entrada del nuevo vi* 
tey^ t>. Gaspar de la Cerda, conde de Galve. Dio pues, á luz 
^'8ilva ó colección de geroglíficos, emblemas, epigramas é ins- 
cripciones latinas y castellanaa, que sirvieron al arco triunfal e- 
rigido por la M. N. y M. L. ciudad de México, á su virey, el 
£xmo. Sr. conde de Galve. Imp. en México por Lupercio 1689, 
4. — Elogio poético á la canonización de S. Francisco de Borja. 
}mp. en México por Ruiz 1672. 4. 

ACEVEDO (Fk. Juam) natural de Navarra. Sirvió al rey 
Felipe II en la conquistada Portugal; y concluida aquella ex- 
pedición, llamado de Dios, tomó el hábito de S. Francisco en el 
convento de S. Juan de los Reyes de Toledo, de dónde deseoso 
de mayor austeridad se retiró al de la recolección del Castañar. 
Por el año 1593 pasó á nuestra América en la misión que con* 
dujeron los religiosos de su orden á la provincia de Yucatán, en 
la que se dedicó con apostólico celo á la conversión é instruc- 
ción de los indios, cuyo idioma llegó á poseer con toda perfec- 
ción. Fué guardián de varios conventos, y fundador del de la 
Mejorada extramuros de Mérida de Yucatán, que para recolec- 
ción edificó también con el ejercicio y ejemplo de las virtudes 
más eminentes. Jamás usó de calzado, aun en sus viages. Aus* 
terísimo consigo mismo y dulce y benigno con los demás, estu** 
vo siempre ocupado en la oración y en Jos libros: y habiendo 
cónnervado una pureza angelical^ y servido cumplidamente el 
oficio de prelado de toda aquella provincia, murió én 18 dé Mar* 



zo de 1624 á lot 73 aQos dQ «dad, de Jos cualea vi.vió 32 entre 
nosotros: Dejó MS., como «fírmanel P. CogoUudo eo su His» 
torta de Yucatán, el F« Lizana en su Devocionario, y León Pi- 
nelo en su Biblioteca, 
^'Arte de la (enguádelos Yucatanos ''-"Insiruccionea catequís» 
ticas y morales para los indios.". 

ACEVEDO (Fr. Martin) natural de la villa alta de S. Ilde- 
fonso en la diócesis de Oaxaca. Tomó el hábito de Santo Do* 
mingo en el convento de Antequera, y estudió en el real colé* 
^0 de S. Luís en la Puebla de los Angeles, pues aun.no estaban 
divididas estas dos provincias del óidm de predicadores. Fu6 
prior en varios conventos, vicario provincial y visitador, y tuvo 
por hermano á un Fr. Diego« provincial del mismo orden en 
1616. Dejó MS. en el convento de Oaxaca 
'* Autos sacramentales en lengua misteca/' ^* Dramas alegóricos 
en lengua chocha." 

AGOSTA (Fr. Framossüo) del orden de S« Agustín de la 
provincia de JVüchoacaoi y ministro celoso del evangelio en las 
panoquias de indios, que sirvió en aquel obispado. Dejó MS« 
en la biblioteca del convento de Charo 

** Arte de la lengua pirinda.'*-^' Varios tomos de sermones en di« 
cha lengua» — Notas á los salmos de David.*' 

AGOSTA (Fr. Jóse) natural de la Nueva Espafia, del orden 
de Santo Domingo de la provincia de S. Hipólito de Oaxaca, 
prior de los conventos de Cuilapan y Yanguistlan, difinidor, vi- 
cario provincial y visitador; y examinador sinodal de aquella 
diócesis; y trea veces electo por su provincia para sufragar en los 
chpítuloa generales de Europa. Escribió . 

Oración fúnebre en las honras que la provincia de Oaxaca ce- 
lebró á la memoria de su muy amado difunto padre, el maestro 
Fr. Dionisio Levanto. Imp. en México por Hogal 1747. 4. — 
Sermón eucarístico en la ñesta, con que celebró Oaxaca la co- 
ronación del Sr. Fernando VI. Imp. en México por Hogal 1748,4. 

AGOSTA (P. José) nació en Medina del Gampo, en Gastilla 
la vieja, por el año 1536 y en el de 1553 eniró en la compañía 
de Jesús. Después de haber enseñado la teología en el colegio 
de Oeaña, pasó al Perú, donde fué provincial. Estuvo también 
á lo menos en las islas de la América Septentrional; y restituido 
á España fué rector de Valladoüd, visitador de Aragón y do 
Andalucía, y rector de Salamanca, donde falleció. sexagenario á 
15*de Febrero de 1600, habiendo antes asistido en Roma c^mo 



^Í9^ 

vocal á la quinta cotkffit^titktg^wtatétí eü rdi^ált, y pfaoti^ 
cado ailí muchos buenos ofieioa por la salud éspiñtüal de los in- 
dioi. Su nombre y stes escrrtos honran esia biblioteca) por ha- 
ber sido uno de los más exclentes historiadores de ambas Amé- 
ricas, cuyos chmas describió admirablemente, así como 6us ani- 
males, plantas y metales; y los ritos, ceremonias, leyes, go- 
bierno y guerra de sus naturales. Vio por sí mismo casi todo 
cuanto réñere; y en lo que no podo ver consultó á los hombres 
ihás eiruditos y veraces. 8e valió de muchos MS. dé otros au- 
tores, especialmente de los del P, Fr. Diego Duran, dominico 
mésdcano: pero es injusta la nota de plagiario, que por esto pa- 
rece que quiere imponerle León Pinelo. Escribió 

Historia natural y moral de las Indias. Imp. en Seviüa 1589. 
mtñp. en Barceloiia 1691, y liíadueida en varios idiomas se reim- 
primió varias veces eti fíeropa. Últimamente en Madrid se hi- 
2a el año de 1792 Una hermosa edición por- Pantuleon Aznar, 
en 4.-De natura Novi Orbis libri dúo. Salidtinác» l&d9. 8;>üe 
Chñsto revelato libri novem. Rom» 1590. 4. Se reimprimieron 
eft 8alamnnéa, Lebn de Fraiicia y Venecia¿— ^Ds tefeú'pbrvbuft no- 
visskniB libri séx; Edit, cum pr^b*--^CoscioneB- iñ Q^adragesai- 
nlá. •galmantic. 15^. 4!.<^C^neiones de Adventu.ibid. Ji&97.4. 
— De procuranda Indorumsaiute libri sex.SailimaTktiea& 1688. 8. 
^T&rnibien arregló y puso en latín los octetos del Conciiio /i- 
mense III, 

AGOSTA ENRiaV'EZ (D. Jtísi; MAáiai'é) naiisi^l do la 
ciudad de Gluerélaro. Escribió 

Dévocionavio al Patri^rea S. J6s¿' en verso • eastellimo; Isip, 
e&^éxioo, y reimp; en '1799. 6.^Es tma imitación del qoe>com- 
fiuso 4 la Virgen María el Illmo; y <v<en¿ 6r; Palafox*— Octanrás 
castellanas en elogio dé Ntffa« 8i«í da Guadaliupe de MáziCo. 
hnp. a>lí«'--^E8< una glosa del farntasó soneto 4b' D; Luis de Za- 
pata. 

ACOSIJA (0/ MAR'ftíiy>tíat4»r'al'de laNueva España, y 'oiío 
:delos más famosos abogéídos dé sü^iomtpo eti la audiencia) de 
México. Dejó en la biblioteca del colegio mayor de Santa María 
de iodos Saniosde esta U%iVér8tdad,y^»ce' 

iprisprudencia práctica. Un' t*omo én fólioi M3. Yademás 
publicó.-^— Alegación endei^echo poirel g^neml O. 'Gonzalo G6« 
mSKide Gervatites, del<órd€fn^déSa*ntia^o, sobre la propiedad' tal 
téroer tauyon^gúi • q^e* fimdbi\)ti ' Géróiiimo Lopes -y DoSa < Ana 
Carritlode Peralta. ltnp4'^'M^xido p&r Rui^ 1644. féL-^Alé* 
gaeioD|>or>Dv Cristóbal Carinara j y ei r0gid<6t'Luis €arrera>s6- 
breelraegdroide'ladote de s^Madre^Dti^'^fibbtriz^de «Avila, icsp. 



IMS. M-^Al<^GÍt!Hfi pi)lr Dbtbingo GonhtLlez, labrador deTot. 
tuca, contra Pabto Bello, «oblre áisiYáihda de tierras en* virtud^ 
pacto. Imp, \6i7. fól ^— Alegracion en fáVor de los iiérmáneto 
Morales eoiítra O. Juan Guerrero de Luna sobre nulidad de 
véáiñ de bienes vinculadoJi. Itñp. en México 1647. foL-— Ale- 
gación por Diego Rocha Portocarrero contra los herederos de 
Alvaro Fuentes sobre embargo de una hacienda de aiQCar. ImpL 
en México 1648. fol— -Ali^gacion jarídica por él capitán Vea de 
Acevedo, sobre divorcio perpetuo. Imp. en México 1650. fol.-*- 
Aiegaoion eu favor de Eugenio VaJdérás sobre sucesión á ua le^ 
gpado por muerte de un sóbrikio espurio. Imp. eñ México sin tt- 
fio, foi. 

AGOSTA (Fii. MAtBo) reli^io^ó del érden d^ predieadoreisi, 
y eedretarro de iai prbyincía dé 'S.Hipólito raáttir de Oaxacsu 
Üldaicíte 

Paneg^íridd de S&iita Ctíiarini d<e Seae. imp. en México por 
Kimal750.4. 

ACUÑA (iLti^o.'p. Fu. Antonio González) natural de la 
<íiodad de linj^, d^i orden de Stinco Dorñingo, doctor y cátedra» 
tico de teología eñ'la univéróidád Üe su patria. £nvi«do á Eu* 
ropa, sufragó por siü pVoifincia en ei capítulo general de Roma, 
en que salió electo el Rmk). Marinis, Este distinguió á nuést^ro 
Acuña con el empleo de su socio para ios negocios de las pro- 
vincias db las Indias Occidentales^ en cuyo desuno le coni^iiuó 
también el Rmo. general Rocabérú: Entre tanto agitó coÉ tm* 
pefSO' y^fefididéd en la V;uria pontificia la canonización de su pai- 
aanai, Iá- bienawentuvad» Ro^a de Lima. Presentado pera la.mi- 
trfi> descarabas, sufragánea del arzobispáUo de Santo Domihgo 
de la Isla Española, se cohsagró en aquella capital del M\ündo 
cSkisñanoei a^o dé lt67X), y 'partió^ ismediatameñte ¡pana ,aa' dió- 
cesis* Entr^e iloff ^muchos beneficios que hizo á esta, no f<uié >el 
menor la<^nd«i>cion del* seminario conciliar bajo la advocación 
de Santa Rosa^ que te incorporó desipués-á la real y poniificia^u- 
niversidad literaria de Caracas, Escribió 

OompendiiHn adffiíifaibíiie'vitSB Eosffi de S. Maria, Lrmanse, 
Otdini&S. Domiflici; Rom^e Typis Tinassii 1665- De eéte oobb^ 
pendió ee ihiso una traduccien>fTancesa,<que se publicó en Avi- 
Sion' en « 1^8. y «n* Roma «alió. ocin<va edición en l'67i¿. D.Ni- 
colás^Aútonio asegura que' nuestro- autor tenia di^pueaia «tila 
vidamsis extensa de HantaRosa^en cnstellano. — Bulariumcon* 
ftaternilaiumtOrdinis Prs&diaatorum. Rom» TypisCamelr^ A- 
postdHc» i 668. i4.-*^Suinmfririunti pri vilegiorum* Ordinis Ptsedi- 
ealóruf»'ái8Qd;eaipo8Í(H(icaconctesk!)tum at)ánnoil^'16, q>tio (H:- 



^o Mt eoníirmatuii. ad annum 1669» Roin»eÍ0deni Typis 1970- 

4 ^^StatUB CRUsarum beatíñcationis et canonizaiionis •ervorum 
Deí et beatorum Ordinis PraBdicatoruro, et Registro Sac. Ri- 
tuum Congrreg. exccrptus* Rom» eisd. Tjpiset enno. — Loado- 
ininicanos franceses Gtuetif y Echard en su obra Scriptores Or-- 
dinis Prcsdicatorum aseguran que vieron estos libros en \& bi- 
•blioteca CasanatensQ. También escribió en casléilanoi — Infor- 
me dirigido al Rmo. Fr. Juan Marinis, general del orden de 
Santo Donaingo. Imp. en Madrid 1659.4. — Santo Domingo en 
el Perfí, ó Compendio de Ja historia de la provincia de S. Juan 
Bautista del Perú. Imp. Madrid 1660. 4. — D. Nicolás Amonio 
dice.que tenia preparada el 8r. Acufia para la prensa la. HUto^ 
Ha general de dicha provincia; y Cluetif y Echard afiaden, que 
la vio MS. y la citó el P. Fontana en su l'eatro. Siendo núes» 
tro autor visitador y vicario general de la provincia de Nápolee, 
escribió en italiano — Breve dichiaratione del la nostra Santa Fe« 
de Catholica. Neopuli apresso Novelli de Bonis 1662. 8. 

ACUÑA (O. Estbvan) natural de Quatemala, doctor teólo- 
go y maestro en artes por aquella universidad, rector y catedrá- 
tico del colegio de la Asunción, cura de Miilat y despuef de la 
parroquia de Ioa Remedios de la capital. Dio á luz 

Elogio de 8. Pedro Pascufil, del orden de Nuestra Sefiora de 
la Merced. Imp. en Guatemala 1673. 4. 

ADAME Y ARRIAGA (Illho.D. José) natural de la Nue< 
va España, doctoren ambos derechos, catedrático jubilado dB 
prima de leyes, canónigo doctoral de la Puebla de ios Angeles, 
canónigo y arcediano de la metropolitana de Mézico^y electo ar* 
zobispo de Manila. Falleció sin comiagrarse en 20 de Octubre 
de 1698» habiendo escrito 

^^Imperialis Mexicana Academia illustrata) ipsius per consti- 
tntionum soholia, académico general! commeniariOy theorico 
•—practico, erectionis, patronatus, privilegiorum, consuetud inum 
etc. Edita Hispaü. 169S. fol. 

ADAME (D. JosB Martínez) presbítero mexicano, alumno y 
prepósito del oratoiio de B. Felipe Neri de México. Escribió 

Panegírico del beato Felipe de Jesús, predicado el dia queee 
estrenó el nuevo oñcio de rezo y misa, concedido por el sumo 
Pontífice Pío VI. Imp. en México por Ontiveros 1781. 4. 

ADÁN (D. Francisco López) natural del reino de Granada, 
colegial y rector del colegio de Málaga en la universidad de 
Aloaláf doctor en leyes^ caballero del orden de Santiago, deca-« 



^13^ 

fio de la audienotii de Manilaf de donde paeó otdof á la de Mé- 
xico en 1137. Promovió en aquella parte del Asia el eetiidié 
de la jarisprudencia, y á fiie instancias dié á luz el P« Pedio 
Murillo, jesuíta, su apreciable obra intitulada; '«Cursus Jui^ 
Canonici, Hispaniet Indici." 8e hallaba en México el afio 1747 
cuando la universidad literaria de esta capital celebró la exal- 
tación del Sr. Fernando VI con un certamen poético^ para el que 
ee convidó á les ingenios del reinot proponiendo varios asuntoa 
y premios* Nuestro oidor Adán, como favorecido de Apolo, fué 
uno de los que se presentaron al certamen; y en él ganó el pri' 
nur premio destinado al mejor epigrama latino en elogio del 
monarca. Ganó también otro premio por un romance endecasi- 
tabo\ y se le imprimieron además por la universidad unos sáfi" 
eos latinoM y un romance de arte menor. Todo salió á lux en 
el libro intitulado: Celoso elocuente^ impreso en México por Ri- 
vera afio 1748, i« 

ADRIANO (D.Duoo) indio mexicano de los más nobles, y 
uno de los primeros educados por los religiosos (ranciscanes en 
el colegio imperial de Santa Cru? de Tlaltelulco, fundado por el 
emperador Carlos V. Era^ natural de aquel mismo barrio. Fué 
excelente en la lengua latina, que poseyó con la castellana co- 
mo su idioma patrio. Se dedicó al arte tipográfico, y salió dies- 
trisimo maestro. Tradujo del latin al mexicano muchos irqjta- 
úoe^ que ios PP. misioneros propagaron entre, los neófitos; y que 
algunos se apropiaron de buena fé. Hacen mención honorífica 
de este erudito indio el P. Fr. Juan Bautista en el prólogo de 
tus sermones impresos en México el afio 1606 j el P* Vetan-* 
euf en i^ Varones Uustres^ 

ADRIANO (Fr. Jdan) natural de la antigua £spafia; del 
orden de 8. Agustin, de cuyo colegio de Alcalá pasó á esta A- 
méríca. Aprendió la lengua llamada tarasca en la provincia de 
Michoacaii, de donde fué llamado á México para leer la cátedra 
de sagrada escritura en la universidad, después de haber doctrí* 
nado á aquellos indios y cogido abustlantes frutee espirituales. 
Fué tres veces prior del convento de la Puebla* otras tantas del 
de México, y dos provincial; la primera en 1572 y la segunda 
en 1590. Obsequió en su convento de la capital con fraterni- 
dad generosa á los primeros jesuítas, que vinieron á fundar. Ins- 
tituyó un certamen poético en culto y elogio de 8an(a Cecilia, 
de quien era .singularmente devoto, y de quien era vos común 
que se le habia aparecido en una enfermedad. Murió con sen- 
timiento general por sus religiosas virtudes y por su doctrina y 
eloMencia en 1593. El maestro Gri jaiva en su Crónká^ y el 



niiDa, Eg1iiacá«a mu iarrmbres aMprna (¡oe dejó ifSL 
lios opüsoulofl leoiégicos, GoneioBfttoríos y poéticos^V cujos tí^ 
IiiIm do expresan, i^i debe pernee en silencio que el meesm 
Adnano fué ñindador de los conTentos desa orden de S Agus- 
lia en JafisoOi Jónalan» Oootlan, Zacetecas, Oazeca j Atlizcob 

ADDART£ ((llmo. D. Fe. Diego) natand de Zaragoze, 
del 4kden de Santo Domingo* obispo de la nueva 8^oTÍa en lee 
isUs FüipmaSy á quien por haber estado lies Teces en Mézicaj 
jr la una á consultar sus escritos, lo coloco en esta biblioteon. 
£cnbié 

'^Historia de la piOTÍncia del SS. Rosaiie de>Fy^inaa^ Japón 
y Ghine^ del 6nlen de piediciuioies*" Imp. en Manila per.Laie 
fiéltrán 1648. foL 

AEDO (D. Frahcuco) veáse HAEDO. 

AFONSECA (Fa. Josa GoaBAi^az) aatund dé labia deCa- 
ba^ maestio del orden de Sanio Dondngo,doctoi7Jpel0rdela.ii> 
«if ersidad litevaría de S^ Gerdmino de la Haliana. Eseiibió. 

'HMgen, fsadacion, progresos, gobierno,- cátedra» j esliidiaB 
de la iiísignc ponüfícia y real unívenúdad literaria de S. Qec6* 
•ninko, fundada^ en el cenveato de S. Juan de Letian del éiAtn 
de predicadores de la ciodad de S. Cristóbal de k Habana*^' MB. 
del afio 1745 en mi poder. 

AOIA (Fa. MtoVÉ3L} nsnural del reino de - Valeneia; * donde 

-temé el hábito de 8. FranoiBeo y ensefió la fiieeofía.-. Deseoso 
de la dilatación de la fé, paso á la Nueva EspaHa ejrtÍ663 yeo- 
nociendo sus prelados sus grandes talentos j mucha doctrina, la 

: emplearon en la enselKansa de la teología en el convenio de 
Guatemala. Dura todavía allí la memoria de un acto escoláe- 
4ico que presidia el maestro Fr. Andrés del Valle, dominiooy v 
et> que dispuuba el P. Ágia con tanta solidez y energía, quml 
presidente se levanta no ya á responder, sido á ponderar la di- 
ácukad del argumento, y 4 elogiar el ingenio, la att9lei»y ila 

; dictrina del argumentante; el cual como oyese tantas alabanaaÉ| 
se arrojó Ueqo de humildad en tiena, y besándola, decia: **soy 
na vil^usano y nada mas, y no me levantaré hasta que V. Pa* 
lerntdad cese de tan desmedidos elogios.*' Y el se&or obi^ 

.qtie SS halló presente, exclamó: '* Vé aquí, en estos desreligio- 
aoa la caridad que edifica^ y la ciencia que no hincha.*' ^oñ- 
-bió nuestro Agia muchas libr&é do teología, de moral y ded^ 
rocho canónico; pero no se pudo recabar de él ^ue |os diss« á 
lúa. A iostanoías del virey de México, y por precepto ^iiwinal 



d^-iut prelaáoffdejó'pnMieár las 8Ígute»(e8 obras, de que hace 
ftécutonie mención el Sr. Sol6r2ano; 

^Plr. lüchaeiis Agia« Valentini, Ordinis S. Francisci, publici 
* Sac. Theolog. professorís, de exhibendis auxiliis; sire de invo* 
catione ncriusque brachii tractatus: ad Licent. Paulum de La* 
gaña, Supremí Indiarum Senatus Prassidem amplissimum. Ma- 
triti apud Ludovicum Sánchez 1600. 4."— ''^Tratado y consulta 
«obre el servicio persona]* de los indios." Imp. en Lima 1604. foL 
— ^Esta obra, en que el P. Agia no se explicó' muy favorable* 
meiité por la libertad de tos indios, fué doctamente impugnada 
por el P. Francisco Coello, jesuíta del Perú, que tomó la sotana 
áe la Compailía después de haber sido colegial major en el de 
Gtfenca do Salamanca, j- alcaldo del crimen de la audieincia da 

AQRfiDA (F&, NicoLA») natural de Navarra, y de los pri» 
meros fiíndadores é% "ta' provmeita del Bvno. nombre de Jesús 
tto'Velígiosoade'S.' Agustín de México, énvmdo por Santo To» 
más de Villanueva en 1535. A los dos años fué electo vicario 
provincial de la Nueva Bs(m&a| y en 1541 regresó á Europa en 
8ol<icitíud de nuevbs operarios de su orden, Asii^tió á un capjtu- 
\ú general, presidido portel Rmo. Seripando, }' sufrago comp 
prior deCeapoala y -procurador de Méxicpy y electo en dicha 
asamblea prior>de Pamplona, murió allí. Habia asistido e^n Mé« 
xíco al sínodo provincial celebrado en 1539, en calidad da teó« 
logo, y como tai suscribió con los obispos y prelados laa oQta^ 
que he visto originales. Escribió 

Mfhotémen «obre que á fus indica ne6fíti>s se les debe minis- 
trar el Sacramento de la Eucaristía." MS. presentado al refari- 
do Concilio provincial. 

AGUADO ^O. Alonso 6 Ildefonso López) natural de Tlal- 
pnKefauadeMichoftcaUj colegial real y de oposición en el más 
antiguo de S. Ildefonso de México, doctor teólogo, y cura pá- 
rroco de Ixtopalapan en el arzobispado. Escribió 

• >Oratió fbnebiis, ^^uaReg. ac Fontif. Mexicana Academia R. 
P. 'Doctpris Franoisci Xaverii de Lazcano, Soc. Jesu in ead. 
Bcifaola Eximii Ooctoris Catbedrae Moderatoiis, memorias paren- 
tavit, XVIKal. SexüL ann. MDaCLXII. Edit. Mexici 1T63.4," 

> AGUADO ^F.R. Juan López) natural de Tlálpuxahua en la 
diaóc^sis de Michoacan, en cuya provincia de franciscanos ob- 
aervantes tqmó el hábito. Enseñó la teología hasta conseguir 
él grado y honores de jubilado: sirvió ai tribunal de la inquisir- 
eióD en ios oficios de' revisor de iibros, coiiñoador y comisariO| 



^p— iQiii'ii^ 



y fué guardián lie Y alladoHd. Nombrado custodio de au profin^ 
ci«, pasó á E«paBa á sufragar en el oapílulo general de tu 6f- 
den seráfica; y habiendo regresado á la America murió en Va- 
lladolid á 2 de Maizo de 1744. Aunque no reinaba en eu liem* 
po el mejor gusto en los pulpitos, sus sermones eran claros, só- 
lidos, y dirigidos al prorecho espiritual del auditorio. Escribió 

y publicó , , 1 

. «'Sermón fúnebre en las exequias, que se celebraron en el 
convento grande de S. Francisco de México al V. P* Fr, An- 
tonio Margil de Jesús.'* Imp. en México por Hogal 1736. 4.— 
•«Sermón en las honras de la yen. M. Luisa de Santa Gauripa, 
leligiosa de Michoacan." Imp. en México por Hogal 1738. 4. 
.— i'Hojas, flores y frutos del árbol de la vida, que daA salud á 
las almas." Un tomo imp. en Cádiz por D. Miguel Gómez 
174k 4. — ^Varios sermones paneffíricos. Un lomo imp. en 
México por Hogal 1743. 4,— En la biblioteca del convento de 
8. Francisco de Q,uerétaro dejó el P« Aguado un tomo en 4 grue- 
so, M&.. intitulado: Compendio de la obra canónica de Rna-^ 
festucl.'' 

AQUADO (Fa. MAficos) natural de Castilla; del orden de 8. 
Francisco. Pasó á la América, y docto en lengua y antlg&eda- 
des de los indios» escribió, según el P. Salazar, cronista de la 
provincia de Castilla, citado por la bibliotecafranciscana, 

''Historia de las Indias.'* MS.— ««Cateciamo en lengua de loe 
indios." MS. 

AGUADO (Fa. Pcoao) natural de Valdemoro en el arzobis- 
pacfo de Toledo, religioso franciscano) provincial de Yucatán en 
la N. £. Escribió 

^'Historia del nuevo reino de Granada" en 10 lib. Doe tomos, 
folio MS. Testifica de esta obra Fr. Pedro Simón, como que la 
leyó, en el prólogo á sus Nüticiac históricas de TierraJiTme^ 
impresas en Cuenca )627. 

AGUAYO (Fr. Mioükl) religioso franciscano de la provin- 
cia de Castilla. No consta por documento auténtico que hubie- 
se estado en nuestra América; pero es muy verosímil. Porque 
habiéndose publicado el año 1604 el libro del P. Agía sobre el 
servicio 'personal de los indios^ lo impugnó Aguayo con el nom« 
bre del %nc6gn%to\ y la impugnación se imprimió en Alcalá. Y 
como la materia exigía conocimientos prácticos, y algún parti** 
cular interés por las cosas de América^ me parece que el tal au- 
tor tuvo en ésta, ó acaso en la meridional algún domicilio. Ni 
estoy lejos de apoyar la sospecha de D. Nicolás Antonio eobre 



que eate Pr. MiguerAgúap' eá &ca9ó '/V. SlárM 'Agüá4P, Sé 
que se hablo anua. . , 

AGUBÍIO (Fr. Cristóbal) naóió pot elaflbde 1600 érvS^. Étíis 
de la Paz del obispado de Michoacán, y en lOrS'tómó é! hábi- 
to de Santo 'Domingo de Oaxaca. Fué maestro en teole¡gía por 
8U religión, y poseyó tan perfectamente el idioma de' los ¿^po- 
tecos, que lo enseñó publicamente á 'sos hermanos i^lígft'i- 
sos.' Bl capítijlo general de Roma de 1670 le concedió loslio* 
ñores de padre de provincia en consideración (dicen Tas actá'á) 
á cuarenta afSos de ministerio apostólico entre los indios« á ha- 
fcer sido tres veces prelado del convento' principal dé Ooxacá, y 
tres vecea vicario provincial^ y á los Inuchos libros que hábU 
pompuesto útilísimos áiós mmistros evangélicos/ En efecto, éíi- 
cribió los siguientes 

<^lVÍiseláneo espiritual en idioma zapoteco." Imp. en Méscico 
por Bernardo Calderón 1666. 4. — ••Sermón predicado en el cih- 
pítulo provincial de Oaitaca." Imp. enMé:iico 1666. 4. — "Dic- 
cionario dé la lengua zapoteca.'* Consta por la licencia, que pa- 
ra imprimir el Miceláneó le dio el Sr. obispo Monterroso.;^ 
"Tratado de la Pasión de Ntro. Sr. Jesucristo. MS.'* — «'Los e- 
vangelios cuadragesimales en lengua zapoteca, con estampas.*' 
MS. en la librería del convento dé. Antequera, como el anterior* 
—El Illmo. Eguiara llama panegírico al sermón de ciípítulo á- 
rriba citado, y no es sino moral y muy docto, sobre el verso 18 
del cap. 10 del Eclesiastés: In pigritiis humiliabitur . ••••••• 

AGÜERO (D. Juan González) natural del obispado de Oa- 
xaca. Hizo 8U carrera literaria en el seminario tridentino de 
Mé^có, y recibió en su universidad los grados de filosofía y teo- 
logía; y restituido á su patria obtuvo el curato y judicatura e- 
desiélstica de S. Juan Tenequi y el título de examinador sino- 
dal. Dio á luz 

«•Sermón del ámantísimo Corazón de Jesús/' Isnp. en Méxi- 
co por Hogal 1749. 4.—* Panegírico del grande apóstol S, Pe- 
dro," lm]j. en México por Hogal 1749. 4, 

AGUIAR (Fa. Diego) natural de la Nueva Esp«fia,' lector 
de teología del orden de S. Agustin, prelado de variód cotiveTi- 
tos, y procurador á las cortes de Madrid y Roma por su provin- 
cia del SS. Nombre de Jesús de México. Habiendo regresado 
de Europa f>e le nombró cronista, y como tal escribió en elcon- 
vento de la Puebla de los Angeles. 

«tSegunda parte de la historia de la provincia del SS;'tfOm- 
bre de Jesús de religiosos agustinos de México; ó continuación 



de U quQ pu}>}iqfi ■! ^. muiuo Gírijalvo. — ^sta obra permane- 
oia HS. en el archivo de PP. sgiutinoi de' Mé^có; y hablan 
4e ella Bermudez de Castro en bu * Catfilago de loe escñlorea 
angelepolUanoa" y ei maeitro Torrea, mercedatio, en la vida, 
qife iiBpñniió, ii<4 Sr. ohiipo SanU Cruz. 

AGUIAH (Pr. Juan Jcsb) religioao franciacano observaote 
de' la pioriócia de 8, Pedro y ü. Pablo de Alichoeoan. EscnbifS 

í'lSÍogio f&nebre del M. H. P. Fr. Antonio Aguilar." Imp. en 
íí^co 1786. 4. 

AGUJAR Y ACUSA (D. Eodkim) de nación gallego, gran 

{'i^iisceniíulto, oidor de México y consejero de Indias, á quien el 
iibliolecBíiB. León Pinelo llama digno Triboniano de la recopi- 
lación de leyea de ellas. En efecto, el rey Felipe IV apenaq ati- 
biO al tron$ le encarg'ó eata importantay deaenda obra en ^€^2, 
y trabüjú en [>lla hasta i^u muerle acaecida. en 5 de Octubre da 
1 Güíí, habiéndole ayudado y proseguido . despees de su fnjlecf- 
mieiiio el mismo citado León Pinelo. erudilísimo y laborioBíai- 
mo leirndo, natural de Um^ en el Perfi. Sa registraron casi 
seiscientos librüs protocolos |^S. con mas de l50,pÓDfujsB, y.en 
«llaernaa dé 400,000 cédulas dej; pechad as á las Indias por loa 
reyep desde et aSo, 1492, en que se descubrieron. El trnbajo.^e 
niiestro i), ttodrigo componia dos tomoej mas no estando ^odi- 

?Ieto el segundo, foiRifi un epitome de lo que había «scrilp/y 
D publicó con e^te título; 

'■Sumario de la recopilación general de leyes de Indias." Imp, 
en Madrid ,tE>38. fol. , , . 

. ^GUIL A (P. Yicentk) natural de Alcalá de Henares, mi - 
BÍonerpde Ja compañía de Jesua por epp^rio lie 35 afiós ed la 
provincia de S)rialoa, donde falleció año 16^1, .en el pueblo ,<le 
Abóme, dejando escritos muchos opúsculos uújísimos par^'l.ós 
misioneroG y para los neóñto^j que, según, el P. í^loréncia erj su 

'^l^enológio, son los.sigiíieQtes . ^ 

1.' "Varios artes y bocabularios de diversos idiomas de los in- 
dios." — 2. "Sermones en dichas lenguas. "-3. "'Advertencias pa- 
nla buena adminisUaoion de-lqs sacramentos á los i;idiqs."-— 

' 4. 1'poctiiná crísliana en veiso, para uep dé loa indios." ,' 



ÁGUILAIl (O. Antonio) inédíco mexicano, matemilicoy 
poeia celebrado, Récibrú el grado mayor 'en medicina, y siis.. 
titayá mucho tiempo una dé las cátedras de la u;iiversi{lpd ida 
.I|!,íx¡co. Pióá^gz ..'..:;* 



—19— 

'^Canción heroica en elogio de S. Juan de Dios^recientemente 
canonizado." Imp. eií V/i^tico' i702: 4.- * 



t «t 



AGUÍ LAR (Fr. Díégü) ñaturñídéZapotlan el gramle, en la 
diócesis de Michoacan, dónde tomó ei hábito de 8. Agustín. 
Fué el primero que en su provincia de S. Nicolás Toientmo en- 
señó la filosofía moderna, y la teología por la obra del maestro 
Berti. Obtuvo el grado de maestro, los prioratos de Gluerétaro 
y Celaya, y los oficios' deí'difiniddr y procurador en la cort^ de 
España, donde reéidió cinco años. Vuelto a k América murió 
Bexágenaho en é\ lugar de bü nacimiento. ^ Escribió 

•*£íógio de S.' Nicolás Tóléntino, pronuYiciado eñ la ciudad de 
Ghianajuato." lirip. en^MéXlcb por Onlivert)d 178;¿. 4* 

, • •• • ').'••.■■'• . ... 

\;jSlGÜILAR (P. EstÉVÁÑ) natural dé la Ptiebla de los Ange- 
les', réligio^d de la eonñpañía de Jesús, en la provincia de IViéxi* 
coi hoinariista iv^niajáiió y oíiidov diB nivichó crédito, ••cuyos 
eérnióÁbs '(difeé Sbtueló'léh' su Bihíiotetía jesuíta) «on muy apre- 
cfi'atílés^^ór la gfávedíid dé tíü estilo*/ y por' ta pureza y prcipie- 
dacE'dé Víiccibh."' Escribió miVchb y ma>y digno de tas prensas, 
e'egun él testimonio del P. Mafc^óS irala/prefecto'de los esCfadtOH 
del colegio iriáxitab de S.' Pedro y S; Pablo- de México en ka .o- 
}5V6baicibrí dé su último íérmort póslafno. Se dieron á hiz los 

fifignlentes escritos • • '^ • 

' • ^-'Pánegírtcb del' marqTíd& de Villena, virey de'laN/E. en 
Terses exárhieiroB laiinos." Imp. en México ItiiO. 4.— ^''Elogio 
dé 'Santa Otánha'Vírg\en y Mártir, pronunciado en su igieisia 
parroquial de México." Imp. aüí por Rivera 1648. 4.-*-**Clo- 
gio deí S. Juan de Dí^ds." Imp. en México por Calderón 1650. 
41— ^**Ntíútica sacra y viágd'pkódiogioso." Imp en México por 
Hipólita Rivera 1653. 4.— ••Elogio de S. Fraucisco de Así»." 
im(>. ert México t668. 4. «^"Varias poesías eastetlanas.' M8. en 
la biblioteca de la universidad' de México.-' — **Murió el P.E8- 
levan, de fiebre^en México año 1668, y junto con el elogio expre- 
sado de SI Francisco, publicado pocos dias después de su fa- 
llecimiento, se imprimió el siguiente soneto:" 
•. 

**Cuantos seguidos del aplauso oran, 
£ti f^ts&i no Vulgares aclamados, 
Al golpe de tu muerte despojados • 

De su ejemplar mas tioble, lieriios lloran* 

*^Lo8 primeros que en Tulio ^e atesoran, 
En ií; orador cristiano, mejorados, 
Al fuego de una' fiebre boy apagados, 
' £n siis mieniñii ceni2£tí9 se mejoran. 



-20- 

'^Ninguno te excedió mientras TÍvitie.' 
Ya sí; y eres tü «olo, pues es cierto 
€lue como dices hoy, nunca dijiste. 

«^Mejor me enseñas ya cadáver yerto, 
€tue elocuente orador roe persuadiste*: 
Y asf á tí vivo, tü te excedes muerto." 

AGUILAR (Illmo. D. Francisco) natural del obispado de 
Durango en la Nueva Vizcaya. Hizo sus estudios en el real co 
legio de S« Ildefooso de México* y recibió el grado de doctor en 
ambos derechos en sh universidad^ de la qne fué rector y cate- 
drático de vísperas de leyes. Sirvió el empleo de juez de tes- 
tamentos y obras pías en este arzobispado, y logró por oposi- 
ción la canongífi penitenciaria de la metropolitana,donde ascen- 
dió á la dignidad de tesorero. Llegada á España la fama dnu 
viriud y ciencia, fué presentado para el arzobispado de Manila» 
que no llegó á servir por su fallecimiento acaecido en 20 de An- 
gosto de 1 699. Dejó muchos comentarios MS. sobre varios tí- 
tulos del derecho canónico y civil, de los cuales existe un cua- 
derno en la biblioteca de la universidad de México sobre el tit. de 
Actionibua de las Instituciones imperiales. Y en la obra del Ill- 
mo. Adame: Academia mexicana UluUrata^ se imprimió una 
Epístola latina de nuestro Aguilar, digna de leerse. £n el 
triunfo parthenico áñ D. Carlos de Siguenza se lee un ingenio- 
so epigramma latino, premiado á nuestro D. Francisco por ki 
universidad de México en certamen poético celebrado en honor 
de la Concepción Inmaculada de la Virgen. Habíase propues- 
to por asunto '«¿Porque Virgilio llama piadoso é Apolo cuan- 
do lo pinta eximiendo de los vientos á Délos, donde había un 
hermoso plantel de olivas y palmas?^' con obligación de aplicav 
la respuesta á la preservación de la culpa en la Concepción Ma- 
riana; y el Sr. Aguilar discurrió así: 

'*£n una Sporades surgunt eb Origine cunctae, 
Cluas maris ^geei ventus et unda movent. 

**Cum súbito npparet Délos la tura supernum 
Numen Apello tuum, fracta procella eadit. 

^*Das donum hoc carpiis oleae palmasque virentís 
Uamis: quapropter diceris esse pius. 

**Fixa Maria cs^Delos, Dominum quas ventre tulisli: 
Te (exundet, flet) non culpa movebit Adas 

^'Firmat crux oleae et palms, cui pendulus hsret, 
Et pius, et sapiens, et simul esse poteus. 

**Sed jtivat esse pium: píelas nam vergit in omnes, 
Immotam Matrem, quot pietate colunt," 



AGÜILÁB'(Fr. Í R^Ñcíscojf natural de la ciiidftd Je CJí(iW¿i 
vá en Andalucía, dónáe to;nó eí hájbitode Sáñlo Domingo, p^ 
26 á la iN*. España en 1810 y résUió én México hasta 1813 en 
que regresó & Europa. Fué examioadjor sínpdal de eate arzo- 
biepadp, en cuya capital acreditó sus, talentos oratoiiosi^ ^!U«^?^ 
giistóy bella Uteraiura; y. escribió ' ^ , *. . 

'*'Oaás en elogio diel Kxmoi.Sr. D. Francisco Javier Véaega^^ 
yirey d^e la N..!^/^ Üh' lomo en 4? preparado para la, prensa, con 
aluciohes'y vifletas dibujadas por el mismo autor. — '*La cgi)« 
8ora mexicana: papel periódico.'' ' Imp. en México. i812« 4« / 

'^ÁGÜILÁR MONRdY (D^^IgnÁcio) natural de Ja ciúdaii.ie 

duerétaro, presbítero del arzobispado de México. D¡¡¿ á Iu¿ . 

'«Pañegíñco de la Inmaculada Concepción dé Márlía Santísi-. 

ma, predicado en el convento de S. Antonio de duerétaro," Imp, 

en México por Calderón 1653. 4. . 

áGUILAB (p. José) bachiller teólogo mexicano. Escjribiii 
'* Romance endecasílabo en elogio del Sr» D. Fernazxdo VI| 
rey de España." Imp. en México 1748. 4. . 

AGUILAR (O, José Ramírez) natural del obispado de Oa-i 
xaca, cura párroco dé Exutla y examinador sinodal de aquella 
diócesis. Publicó 

''Sermón en la profesión religiosa de Sor María Manuel^ ^q 
la Purificación en el convento de la Concepción de AnteqMera de 
Oaxaca.'' Imp; en la Puebla de los Angeles por Fernández de 
León. 1692. 4. .. / 

AGÜILAR (Fr. Lorenzo) religioso del orden de S. Ágvtí^ 
tin, presentado en teología, y procurador de su provincia del gfS. 
Kotnbre de Jesús de México. Escribió 

'^Manifiesto por las sagre das religiones de S. Agustín, nuestra 
Sefiora del Carmen^ nuestra Sefiora de la Merced, Compaflía 
de Jesús y otras^ sobre la precedencia, que intenta introducir leí 
provincia de la seráfica descalzés de S. Diego de la N. E." Imp. 
en México][por Carrascoso 1701. fol. 

AGUILAR (D. Luis Antonio) natural de México, presbíter 
ro, abogado de la real audiencia,y capellán del monasterio de re« 
ligiosas de la Concepción, de dicha capital. Escribió 

*' Alegóricos panegíricos discursos de los misterios de la 8S. 
Trinidad y Encarnación del Yerbo Eterno.'' Imp. en México 
por Quiilermo Carrascoso 1707. 4. — ''iVIetajfórico jurídico libelo 
á N« M. Santo Padre Clemente XI .''^ Imp. eíí México por Ri- 



▼eia ITOZ. 4.-rK8tá ef^iito en veno caite^no. jrjpy a^unlp, es 
qnt la tSüh appMóncá'deeláré cbnio articuló de ie el misterio 
de la Concepción inmaculada de la Virgen María. 

AGUILáR (Illmo. p. Pbd&o Samcbis^) natural de la villa 
de VálladoKd, en el obispado de Yucatán: nieto de Fernando de 
Aguilar, xino de los fundadores y regidéres de la ciudaci die Me- 
tida en aquella provincia. Estudié en Aléxicp, y en 1588 visúi^, 
la leba del colegio iñayorde Santa María de Todos. Santost'y 
rec|bi( la boi^la de doctor en aquella universidad. Obtuvo en 
Yucatán el curato de Chansenor y el deanáto de la catedral, y 
fiyé provisor del obispado. Fué ascendido al .(^(^ans^ de la me- 
tropójitaha Üe la Plata, luego á una pla^á dé mqúi^idor de Ll- 
mctf y fihálm^^te al obispado de S^nta Crvís de la Sierra. Es- 
crib^ó., 

^^Cóntra idolorum cultores.** . Impreso en Madrid por Juan 
González 1639.4. — ^'Relación de las coSai de Yucatán y de siis 
eclesiáAiicos. hecha (según escribe León Finólo) de^^r^en del 
rty; Felipe IÍJ/^-7-"Uóctrin¿ cristiana! eii lengua de Yucaian."- 
¿Sta obra aprobada jpor el obispo D. Fr. Gonzalo de Saladar, 
se envió á imprimir á Éspafia; pero habiéndose perdido en él 
mar I que^ó solamente una copia en p9der de. los jesuftcu^ ^omo 
el ohismo autqr asegura en ef prólogo dé^lá'ant^irioV; 

AGUII^AH (P« PsPRo) natural de 8eyi]Iá| y lesidente mu- 
chos afios en b América setentrional. Escribió 

' ^«DimCesiúm indicar iim .nía ris occeáni accurata descriptio^Ju- 
88U fifi. D. Páps Gtégoiii XÜI ahtí; f58i.^' MS. en la^libreríi^ 
del Vaticano, donde la leyó D. Nicolás Antonio.—Los adició- 
nadores de Pinelo. equivocan el nombro del Papa, ppnien^do á' 
Q^e^orio Vin 'y yerran también eii^eVálio; jplubs señalan 9I ({^ 
1^1 y aunque' ¿n la fé dó errataé se, corrigió éiprimer yef;^^ 
mas no el segundo. ' ' '* 'í ' . 

AGUILERA (D. Berñardino) natural de México, doctof ^, 
léy«« Jr abdgádo dé la íeáVéjí diencía de su patria. Es9í;í^\^ 
; '^Defensa jurídica de los derechos iiel caballero P, Estovan 
de Molina y Moequeira." Imp.' en México sin año, en ib'í.-l- 
'^Defensa de la jurisdicción eclesiástica ordinaria del l|lpo. Sr. 
D.'Máiéo Sagálde Búgúeiro, ai^zobispo de México, en la comp<^-. 
tencia cbñ el Visitador del tribunaí dé la inquisición dé la Nueva 
España." Imp. éii México 1661. fól, ^ ' ' ' 

AQUIIiEBA (P. Francisco) natural de la.c^ud^d^de.Mé^., 
co. Abrazó él instituto de los, jesuítas eii e) colpgio 4é '^R^t*. 



so^lf «4^^4)6 .Febrera de .1670^.y enseJDd.en su provincia ki re- 
tdriea, la filosofía y la teología coa crédito de 84l>io j virtuoso, 
empleando el tiempO'de las vacaciones de estudios en predicar á 
ios indios de los piueblos comarcanos. FaJIleció de edad de 49 
«ños, siendo rector del colegio dé Querétaro en 7 de Marzo de 
1704«Dió éiluz 

**Elogio de S. Francisco Javier, predicado en la ciudad déla 
Puebla." Imp. alíí por Fernandez de León 1689. 4.-^<De exce- 
ü«ntia Beatissiros VirginisJVfarise** MS. que conservaba con 
sumo aprecio el doctor Qarballido, catedi^tico de sagrada es^ 
entura, de la universidad de México.— '^Certamen poético lati- 
no y castellano parii i;elfebr,ar Á Jesús, recien nacido bajo de la. 
alegoría d^.lrisj' MS. en la biblioteca de la univerbidad de Mé- 
xico. — '^Elogio de la vida admirable» heroicas virtudes, y pre- 
ciosa muerte de la ven. señora Catarina de S. Juan.'* luip. en 
la Puebla per Fernandez, de Leo^ L68d.4.-r*E8ta ven. matrona 
Cátarii^a nació en las. tierras del gian Mogol, y era de familia 
real. Llanaábase, Miria.en la gentilidad, y cautivada por un pi- 
rata portugués, la catequizaron y bautizáronlos jesuítas de Cdr 
chin. Tragóla 4 Acapi[!c9 un comerciante, que la había com- 
prado enMi^ilaj y 1^ vendió al capitán, Miguel de Sosa, vecino 
de la Puebla de los Angeles, donde pueaia en libertad, ílOjrecid 
y mürióxón faipo, de Sjs^ntidad. Fué no solo.amiga íntima de la^ 
ven. monja Maljíad^ jesus/CMyoa virtudes est^n aprobadas en 
grado heroico pp; 1^ sil)a apoi^tóÜca, sino admirada y venerada 
de ella. Los 009 cabildos de la Puebla le hicieran un mr)gn|fi-^ 
CQ funeral, cargando el cadáver los canól^igos., los regidores y 
loa 'prelados regulares: y después le celebraron solemi)es €;xe*. 
quia8,eq que nuestro A,gui|^a pronunció el citado elogio. , 

AGUILERA (PR. José Miguel) %atural de Tlayacapa en el 
arzobispado de México, lept^orjobiludodei orden de S. Francis- 
co,, secretario de la provincia de] Santo Evangelio, notario apos« 
tóiicd, exaciiiña^or sinodaí del obispado de la Puebla^ vicario de 
los monasterios de Santa Isabel y Santa Clara de México, doc- 
tor y catedrático del sutil Escoto en lá real universidad. £s- 
cribió 

" >'Elo^io del b^f^o Sebastian, de Aparicio, pronunciado en la 
Puebla (ie los Angeles, en las solemnes ñestas de.su beatifica- 
cioni*' Injp. én M¿xico J791. fol. — '^Sermón sobre la impor- 
tancia del véneráb^¿,ip/stitujto dé loa, Ser vitas.'' Imp. en Méxi- 

c¿'l79'6. 4/ ' 

. «1 • • « . 

4^GUI]^G^A, (Fr. MipoSJt) ;)atur|il (]q lVIéxico,4onde tomó el. 



—24— 

tico det sutiT Escoto, calificador de la inquisióloBt y eíeéto pro* 
vincial de la del Santo Evangelio en I67($. Escribió un Tra^ 
tado^ de que hace mención el P. Alva y Astorga, y que tuvo' 
presente el maestro Apodaca, pré moa trátense, catedrático de Sa* 
íamancSf intitulado: 

**Scotus et Thomas circa Inmaculatam Deiparae Conceptia- 
nem parum dissentientes. Edit. in lucem*^. ••••••. 

AGUIÑAGA (Fr. José) lector de teología én elcólegió de 
S. Buenaventura de Tlallelulco de Ja provjíncia del Sant(> EVan- 
gelio de franciscanos observantes. Dpj6 M8 liri dófcro opfiscii- 
]o, que he leído en la biblioteca de dicho colégio/cuyo titulo es.- 

^^De Beatiiudine supernaturali et visione Dei beatifica, del a- 
lío 1714 *' 

AGUIRIANO.(rLLMo. D Francisco Mateo) nació eri Ale- 
sanco de la diócesis de Calahorra á 16 de Setiembre de 1742. Pa- 
só á la Nueva Espafia en 1766 en la familia del Emmo. carde- 
nal de Lorcnzana, y recibió el grado de doctor en la universi* 
dad de México. Fué rector del seminario triden tino, visitador del 
arzobispadoj promotor del concilio IV provincial. Regresado á 
EspafSa en 1772, fué nombrado obispo auxiliar de Toledo, con 
el título de Tagaste in partibus ivfideiiufn; y promovido des- 
pués á la mitra de Calahorra.donde permaneció hasta la irrupción 
de los franceses en Espafia, en cuva época, huyendo de su dio* 
cesis, 80 acogió á las provincias libres, y nombrado dipufadb á, 
cortes asistió á Ihs generales y extraordinarias de Cádiz de 181 1. 
Escribió 

'^Pastoral ó proclama y manifiesto á los pueblos de Calaho- 
rra sobre la irrupción de los franceses." Imp. 

AGÜIRRE (Fr. Andrés) vi2caino de nación, hijo del con- 
vento de S. Agustin de Salnmanca. Fué uno de los enviados á 
la América el año 1536 por Santo Tomás de Viílánueva, pro- 
vincial de Castilla. Aprendió en México la lengua de los indios 
y les predicó en ella con gran fruto. Hallándose prior del con- 
vento de Totolapan en 1564 fué destinado á ias misiones de Fi- 
lipinas, de donde regresó á Europa con el ven P. Urdar^eta. 
Segunda vez vmo á la Nueva Espafia en l679, y de aquí siguió 
á Manila: y el difinitorio de la provincia de agustinos de Méxi- 
co decretó que cuando falleciese el P. Aguirre sé le aplicasen 
los mismos sufragios espirituales, que se acostumbran á loó re» 
ligiosos condecorados con los honores de padres de provincia, 
en remuneración de lo mucho que le debia la de México, ¿n 
Manila fué prior y provincial electo eii IWli y al siguiente alio 



--25-. 

hizo secundo fiai^e á Europa, j pasó á Roma á ne^ocíof, &qii« 
did motivo el Ilimo. Salazar, primer obispo da aquellas iilaá. 
Bien despachado por la silla apostólica, tercera vez volvió á 
México, donde á pesar de su resistencia fué electo provincial en 
i 59 1, sin embargo de hallarse con patente de maestro exento de 
todo cargo, qne le coneedi| el general Vicentico. Por ültim0| 
8u celo y amor hacia sus amados fiilipinos lo arrebataron de 
entre ios mexicanos; y lleno de méritos y virtudes murió en Ma* 
nila á los 80 años de edad. Escribió 

(«Defensa de los derechos y privilegios de los religiosos 'mi- 
sioneros de Filipinas, inquietados por el nuevo obispo de enas,'*" 
Imp. en Madrid 1583. fol. — **Canas al seilor obispo D« Fr. 
Domingo Salazar, escritas desde México á Manila." Imp. en 
la Crónica de S. Gregorio de Filipinas. 

AGUIRRE (P. Fbamcisco) natural de México, de la com- 
pafiía de Jesús. Fué maestro de teología y rector del real co« 
legio de S. Ildefonso, que debe á la industria y economía de es- 
te religioso el desempefio de sus rentas, y á su ilustración y celo 
los mayores aumentos literarios. Murió de 44 afios en 1666. 
£1 Illmo. Eguiara lo apuntó en sus borradore» como autor de 
no sé qué tratados teológicos. 

AGUIRRE (F&. Francisco) mexicano en la patria, y reli- 
gioso dominico en la profesión, que hizo del orden de predicado» 
res en el convento imperial de México á 14 de Mayo de 1677. 
Fué maestro por su religión, regente de esludios y pn«r del re* 
ferido convento en 1709. Dio á luz 

«*8ermon predicado en la metropolitana de México en la so- 
lemne publicación de la bula de la Cruzada." Imp, en México 
por Rodrigues Lupercio 1712. 4. 

AGUIRRE Y VIANA (D. Guillebmo) natural de la pro. 
Tincia de Álava, doctor de la universidad de Alcalá, oidor de la 
audiencia de Guadalajara^ alcalde del ciímen, oidor y regente 
de la de México, donde murió afio 181 1. Escribió 

''Intirucciones para el juzgado de bienes de difuntos de la 
real audiencia de México." Imp. allí por Ontiveres 1805. foJ. 

AGUIRRE (D. l6ii)Ko) natural de México, relator de su au- 
diencia y alumno de i^u ilustre colegio de abogados. Escribió 

^'Discurso jurídico ¿obre la verdadera inteligencia del cap. 12 del 
arcángel de relatores.'^ Imp. en México por Ontiveros 178d, fol. 

V 

AGUIRRE (D. JosJe ángel) hijo y regidor decano^ alcalde 



oHinarip, aHI^«9 ^^9^% alguacil inayor jr cofie^4oi^.fdf.laoiu4f^ 

de México; aenor d^l valle de Santa ttarí^ de ^Tébra y su forta- 
leza, y de las casas solaneras de Agüirre^ Sacia» Veíaunza y 
fiüazola en las provincias Y ascongadas. Publicó 
^ **Arenga al ÉxmO. Sr. D, Matías de Qalvez^ virey de la N« 
E., en eu «olernne entrada en la iinperial ciudad.de México." 
Itnip. allí 1784. 4. — 'Informe dado al gobierno sobre la moneda 
de cobre." MS. foU en el tom. 42 de ordenea y diBcur^Oj^ei^^Jc^ 
biblioteca de la catedral de México. 

« 

. AGUIRRB.(D. JpsE Francuco) natural de México, pa^fe 
dctl precedente. Fué colegial del mayord^ Santa. Ajarla de' tqr 
dos SantoS: por el ano 1724. Abogado de U real audiaociá, y 
regidor y procurador de la itoperii^L ciud.i^d^ su patria. Escribid 
«Extracto ó compendio dé los expedientes y providencias de 
reoonociinientos de rÍ9S« lagunas, vertientes y desegüe^ de I9 
capital de México y su valie; d^ Iqs caminos para su con)unipa« 
citiiy corncrcio&c." " línp, en México l74éKfol.-rEn ej fieri 
táméñ poético con que. la universidad literaiia de M,éxíco «olf oif 
niWó'la coronación del setlar Luia I por. renuncia. <]& au padfe el 
8ir;' 'Felipa Y, fué premiado nuestro. Aguirr^coii un^ &OJCf\ja df 
eJiÁéráldaá por haber glosado con prqpi^ed^di y. giftrQ^Á e^tft ^ü^S^t^ 
Cil quintilla castellana: 

"Filipo y Liuis de un jdel^p 
Cqda uno es .ifey singular:, ' 
dúié ambos réioaroii, ^1 fía 
Cuando no les pudóf dar . 
Cetro el pcfdre pojr 'au fin.*' , 

Dicha glosa ae dio á lüz con otras poesías en el libro iali(a)(^ 
do; Letras laureadas ^ impreso en México per Hogal 1724. 

A6UIURE VILLAR (ü. Jo9e) natural de. la ciudad de. Za- 
catecas', presbítero de la dipcesis de.Gu^dalajara, ¿ien iodUuido 
en^ las letraé humanas. Escribid í 

•«Estatua dé la pa:z, trasladada del m^nte Palatino á Espa&a 
y Francia." Inip. en México pof Hog.8Í.l 172^.4— Es un papel 
aiegóttco^ que contiene las fiestas, con 4ue la ciudad de Zaca* 
tecas celebró los matrinoionios de Lius Ide Espalla, con la hija 
del duqiie dé Orleahs; y de la infanta ^María XiUisa Gabriela 
con el rey de Fraticiá. En la gacete á^Héi^x^p del mes d^ E* 
neto 'd¿ Ji'728 entré los libros nuevos .íeó ánuppiada la Lea^t^d- 
zácdtécdna^ su autor el Bir. D. José Águirre Villar; que no sé si 
ti.ebradiverwdelaanter;^^^^^ 



AGRIARE (ItLMO. D^ JüAÑ) natural 'd6 la c!íida¿í de MiS!d^ 
co, doctor canonista de su universidad, como escribieron Betan« 
cur y Kobies, ó teólogo como dice Sigüenza; lo cierto es, según 
consCa de la Crónica de Plaza, que fl at!o 1626 se graduó de 
bachijler en taoiogía: que en 1632 era doctor; y que habiendo 
intentado hacer oposición á la cátedra de instiiuta, fué excluido' 
por no ^er bachilleren leyes: el misrno Plaza le cuenta entre loe 
rectores de dicha universidad. Fué cura de Tejupilco y de Te* 
nango del Valle en el arzobispado, y canónigo de la metrópoli-*, 
tana. En 1662 tomó posesión del obispado d« Durango en la 
Nueva Vizcnya, é que lo presentó ei Sr. Felipe iV por suBra^* 
cha virtud y letres^ y murió en la capital de su diócesis en 1671,^ 
Escribió 

*^Iníiorme jurídico sobre las religiosas carmelitas de fAéyítoí^ 
Imp. allí 16^1. íbl. — ^^Justificación de una sentencia dada en ia 
causa de esponsa'lée de Antonio Pedriqtié** Imp. en México 
sia afio en íoh*-*-* 'Alegación en derecho bobre qu6 no puede ser 
puesto en posesión de una prebenda el provisto eii ella por as^ 
coQsode un obispo^ hasta que este la renuncie formalmente," 
Iiiip^ eo México 1662. tfol. — En el archivo de la santa iglesia' 
catedral de Duranguise guarda un libro MS. de nuestro autor^ 
con varios opúsculos/ que manifiestan su talento y literatura 
tanto coma su celo pastoral. 

AGUIRRE (D. Luis Pbdro) socio y secretario de la realsO'- 
ciedad patriótica de Guatemala. Escribió 

^^Memoriaeohre el fomento de la agricultura y cometcio intév 
rior del reino de Guatemala.'^ Imp allí por Betefa 1800. 4. 

AGUIRHE (P. MAmiEL] nadó en la dióce$is de Pampioha 
á ^4 de Mayo de 1715 y tomó la ropa de jesuíta en el colegio'' 
de Tepotzotian de Mélico á 18 de Julio de 1155. Destinado' 
después de sus estudios á las misiones de Sonora y Sinaloa, ira* 
bajó en ellas con espiritu apostólico y con admirable utilidad de ' 
los indios bárbaros. Era superior de aquellos estable ciraieii toe 
cristianos cuando llegó á la Nueva España el fatal decreto de la 
expatriación de los jesuiías, que obedeció pronta y resignada- 
mente nuestro misionero: y habiendo llegado á Tepic con im- 
ponderables trabajos, al ponerse en caminó de allí para Vera-^ 
cruz, falleció en el pueblo de la Magdalena á 25 de Setiembre' 
de 1768. Dejó escrito 

^'Doctrinik cristiana y pláticas en lengua' opata.'^ Imp. en 
Móxica 1765. 4. 

ÁQUIRRB (Fk.MMARCf>0)idel éréetí de 8. Francisco^ de la" 



prorincia del Santo Evangelio de México. Escribió eegun Bc- 
tancur 

*• Villas de los religiosos franciscanos que fallecieron en las 
doctrinas y misiones de lop indios otomies." — Las publicó con 
otras el P. Fr. Juan Pedraza año 1655. Véase en esta bibiio- 
teca el artículo PEDRAZA. 

AGUIRRB (Fr, Pedro) natural de la Nueva España, lector 
jubilado, difínidor, cronista y provincial de loá franciscanos des- 
calzos de la provincia de S. Diego de México, y calificador de 
la santa inquisición. Fué buen orador,- teólogo y cnnonista so- 
^resaliente, y poeta regular, si basta la regularidad para la 
poesía. En su tiempo se suscitó la disputa entre los religioso» 
agustinos, carmelitas, mercedarios y jesuítas por una parte y 
los descalzos de S. Francisco por otra, sobre querer aquellos 
preceder á éstos en las proaeciones y actos püblicos. por haber 
sido más moderna la reforma de S. Pedro Alcántara. Con este 
motivo escribió nuestro Aguirre 

^'Apología por la precedencia de los religiosos descalzos <]e 
la provincia de S. Diego de la N. E.'* Imp. en México 1694. 
fol. — Y habiéndose llevado el negocio á Roma, y obtenido fa- 
vorable sentencia los descalzos, dio á.luz el mismo Aguirre 
— «Manifiesto sobre la sentencia apostólica difinitiva de la pre- 
cedencia en todos los actos de la descalcez seráfica en la pro- 
vincia de S. Diego de México respeto á la sagrada religión de 
8. Agustin y sus inmediatas." Imp en la Puebla de los An- 
geles 1701. 4. — Escribió también — "Sermón del gloriosísimo. 
Tránsito de la Virgen María, predicado en la catedral de Méxi- 
co." Imp. allí 1694. 4.— *»Sermon de S. Pedro de Alcántara/ 
Imp. en México por Carrascoso 1697. 4. — "Panegírico de la 
Inmaculada Concepción de la Madre de Dios." Imp en Méxi* 
00 1697. 4. — **E1 hijo verdadero y padre por antonomasia de la 
descalcez, S. Pedro de Alcántar<t: elogio pronunciado en pre- 
sencia del virey,conde de Moctezuma.'' Imp.en México 1702. 4. 
— "Estímulo del amor divino." Imp. en México por Carrasco- 
so en 8 y reimp en Madrid por Antonio Rt^yes 1721. 8.— **De 
la preparación para celebrar el Sanio Sacrificio de la misa." Imp. 
en México por Hogal 1730. 8, — En la biblioteca del convento 
de descalzos de Tacubaya exisie un tomo en 4? MS. de nuestro 
autor con este título — ''Parentación poética á la desgraciada 
muerte del Sr. D. Fernando Valenzuela» del orden de Santiago, 
marqués de Viliasierra "'E»tecabaltero,que vino á la América en 
desgracia de la corte de Efi^paÜa, donde favorecido de la reina, ma- 
dre de Carlos II, habia hecho gran papel, murió desgraciadamente 
en México de la caída de un caballo en 7 de £nero de 160%* 



—29— 

'^ AGURTO DE LA MATA (Illmo. D. Juan Lopee) naliir«U 
pegun unos, de la ciadad de México, y según otros, de Tenería 
fe en Canarias. £1 año 1601 vistió la beca del colegio mayor 
de todos dantos de México, y en esta universidad fué doctor j 
catedrático de teología; y de la canongía magistral de la iglesia 
de la Puebla pasó á igual prebenda de la metropolitana. En 
20 de Julio de 1630 fué presentado para la mitra de Puerto Ri* 
co, y trasladado después á la de Venezuela, cuya silla pasó á 
León de Caracas por evitar las incursiones de los piratas, E- 
rigió allí el calegio seminario y las iglesias de Tarragona, Va* 
lencia, Segovia, Barcelona y Ecija: convirtió y bautizó mas de 
12..Q0O gentiles cumanagotas, y confirmó más de 30,000 almas. 
Falleció en el ósculo del Seilor a£ío 1637, dejando en las arcafl 
de su iglesia 40,000 pesos para su nueva fábrica. En la biblio* 
leca del citado colegio mayor he visto dos tomos en 4? MS. de 
este prelado, 

1. ^'De Augustissimo Misterio Trinitatis," — 2; **De IncarBa^» 
tione Verbí Divini." 

AGURTO (Illmo. D.F&. Pedro) natural de México, hijo 
de los primeros pobladores. Tomó el hábito de S. Agustín en 
el convento de dicha capital por el afio 1560. Ademas de los 
estudios sagrados en que fué sobresaliente maestro, y por los 
que mereció ser el primer rector y catedrático de su real colegio 
de S. Pablo, y ocupar en la universidad la cátedra de sagrada 
escritura por ausencia á Espalla del ven mtro. Fr. Alonso de la 
Vera Cruz, aprendió las lenguas mexicana y tarasca para pre« 
dicar á los indios y disponerlos. á recibir la Eucaristía, oponién- 
dose acérrimamente por palabra y por escrito á los que juzgaban 
á los neófitos incapaces de aquel sugusto sacramento. En 
1584 fué electo provincial, y en 1585 at>istió en calidad de teó- 
logo consultor al célebre Concilio III mexicano. Tuvo fama 
del mejor cronista de esta América; y los obispos le consulta- 
ban, y respetaban sus dictámenes. £n 1595 fué nombrado o- 
hispo de Cebú en las islas Filipinas, donde murió en 1608, ha- 
biendo fundado un hospital para los enfermos y nafifragos de to« 
das las naciones y cultos. Escribió 

'*Apología por la capacidad de los indios para la recepción de 
todos los sacramentos." Imp en México por Antonio £spino- 
ea 1573. Keimpreso en IVíanila 1606. 4. — En la librería del 
<ionvento de 8. Francisco de Tezcuco hallé un original IdS. de 
este prelado sobre los privilegios de los regulares. Estí firma- 
do de su puño así: F. P. E^pus. SSmL NominúJesu que quie- 
re decir Fr. Pedro, obispa del Santísimo nombie de Jesús, que 
ee Cehik y está sellado con el sello de sus armas^ 



ti 



--40— 

AGUSTÍN (P. Juan) natural da Zacatecat^ relijgio»o da la 
compafifs de 'líBttuiién i ija. provincia deA^léxicOi f^ubdó'ltftf mi- 
ttonea de: Parras ;:jr: de edad de:30 añoa falleció en elpueb^o de 
fiK.Pedro de la Laguna^ coa opioion de santOj y el «obreiioir/bré 
é/^Angeli Escribió' 

> 'MCarta-deáciiptiva dei laaDuevas misiones de Parras," La le- 
yó origtBalei P« Florencia, historiador db esta provincia- de loa 
jéáüita0. 

S. AGUSTÍN (F&. Gaspar de) natural de Madrid^ del órdeti 
d^VS Agustia. Pasó (k la N^>a Bspafki, y fué lector*, de eáf 
€feiiu«a sttgradá j dé prima de. teología en el real cólt'gio de -9. 
Piabl» dé MéicicOi De aquí se le destin6á la'prinneía de Ktlt^ 
{M^BS,- donde fué secretario, comisario de lainquisicion, y prq- 
ciAf«^c general^ con cuyo cargo volvida Eurüpav Escribió ' * 
> ^^€lúín()uista «spiritiiftl de* las •islas Filipinas: ó Historia gene* 
ral de la provincia de agustinos de Manila J' imp.- en JV&dild 
1698. ioi. 

AHUMADA (D. Juan) natural de la Nueva Espafia, que al 
li^re4«au.'cuna> añadió: el' esplendor delá jundprud€fnciii,con q^ue 
bi^ltoe^lA universidad:^ en el colegio* mayor tltí Sariles* j en ftié 
fUfradoa de la.real^aadieacia de M4^icOv F»só á lacortéde Má^ 
4f^dy>doiide acreditó sus talentos, Literatura y patrietismoj j pro» 
y^alQ. corxsgido t de* la ciudad de Zaoatecat^ regresó' á' s u* p^trii 
J5P;1789. Kacribtó • 

'*PQfe;uaavie^l<delSr, L). Juan de Olivan Rebolledo; oidor d^ 
AÍ^^íqo^V. imp. en Mátdftd 1725i fol.'— ^^Reprcseniacfion pofítii» 
(^7r*legal4:la Magesiad ^del'Sr. D.^ Felipe 'V: en favor de liis-ey^ 
palUtlQ^tarneücañob^pare que eean pre&iidos en lusenipleoa'ptM 
tílícoe,r deiguerra y eclesiásdoqsj' Imp. en Madrid 17¿5. M; 

AlULON (O. Lugas 'Vazqubz) Daturel- de Toledo, más fdi^ 
por, jASiletr^s, la toga y al coménoio, que por las af mas y 1h '^• 
p^dat qUequiao iaj^tbién roanejar. Pae^ á la isla de Sdnio Dá^ 
JDJpgPielíH¡¿o.l506ienicompaS^íáidei coniendadur de Lare!^:QM| 
l>jÍCQtá0>Oyiaedo, quiaD 8i«n do* gobernador, ^ lo* nombró alciiltl^ 
mayor de la villa de la Concepción, y le dió cuatrocientos ind^od 
df) jbe^aifiimientQ á usanza de aquellos^ tiempos. Cuásdo la Au 
dieiRGia^de la laia Eapañoia supo la expedición, que al rnándb 
d^ l?4n£io Narvaea disponía Diego Velazquéa,; gobernador dé 
Qtiba,/ponira el conquiatador Cortés, envió al licenciado AiMoú¿ 
<)i|e;eia ym: oidor, para que^l» impidiese; •¥ -como no podieitei/ló- 
¿rarloi •igui&A éate^éide Cuba- á V^racrüz en* epttijítf Qía .del 
M^tinO .Niurvaeir¿éiaivebaiiado dirsü gc^i6¿eit)pi^dtdord bMliSott 



rt (IKemcM del ify y de la ca\m9> f?iíp!i«^. Per.o at 'wo.f M; 
do« le j)arec¡o á Panfilo de eiiib'atazb, y lo deapschú decae Y^ 
racTuz ¿ Simio Domingo. £ra gran letro<^<fi / "''g'^ ■ *^^ ^"^ 
rica; y deipnndo aeilo «un más,' Be m'eiió á coiiquúiudor. Dea- 
piiesde hcibcr HHvegudo á lud cosieih de 1h Víoi'uíh con Jos na- 
viÓB t)iie ármAeii cüiiipsOia de vuiitia reciiios de ta l^lu E^pa- 
Soltit y de hiiber deiicubjrrlo entre los 36 v 37 giíidga Itis pro- 
vincias de Chicura y Üi'ihté, p«í6 a EépaíLa á soliciiar deajia- 
cliob'dii coítqiiiaiadór y pcíbiailor, los que cúnaig'ujó jiintamenie 
dotí ' eVhái) i io <\p Si<nti'^. ^egresíido á lu Aiuéñca.. tnipren- 
dVá' BÜ nueva coiiquioiu,' llevíitiilo por' pilot'i á Diego Mitüpib. 
i/tai no podiendo '««ta BÍíiiit r.oii li'i ilémiirci.ilH pioviucí» de Obi 
cora, Je*eiiibarb'¿' A ilion en lá piiniecn' gchiu. ijiie in vimi i Ik 
muño; donde & Ihs feroceH de loBindiusbárburuH itié iiiuériu con 
otros doscírnloa cumpHnero». En el lieiupu quw ealuvo ntgo- 
clftiílí) '^ ía^b'oWé uloiúi T6s ^"^^fi, ijije bfll» MciítVide aU 
Vi'''¿e'y'tíéiéUbfri'ifiÍÍ«i'cÍ'^'iSá loa qué'sé^blovéchfi'I*edr¿ Mí'"* 
tír de Aneleiia, coan)ó¿fyaf¿'d¿InÜíú¿, pára'Tá'rúimacioo'd* «'uit 
pé:fMT-'"- '-■ - ' ' '""" ■■ ■ ■ ^ 

AIROLO*íO.G*tíaísLj véase mOLO: 

ÁLAMO (D. FsAHCiBco González dkl) n«tu»l doJftoiu- 
áhá'tío S:ttiii6tí¿\- de tá"tíe1it.na, en It. lar» de^'L^ijIai^kaica 
<lU' brof^EÍoii. 'bÜiiEiilladu pur át^uerilúilreayuntaiúiento*, «Í£ 

~ '"tXi^éftácion iri'¿dicá sobre qüa iBácáróeii de' cerdp ioiÍihIÚ^ 
d'ábl9Ü)élrlas»l<.B'de fiárloveUlo."'' Imp. eb ' la KiSiiná «tw- 

néf^y ■■ ■ 

AL'AI«S yCAlDEBON ÍD. RIígdelJ vecínü detóicol 

EiÜúhiS- ■ ■ ' -■ ■■ ■"■■,' 

"^'Llúiltb de ^(íelptimnne por la aeneilile muerte del fixinOi Sí^ 
CÓtififa'Ué'G'alvíz, virey de ^ueva Espafia." Imp,' en t/ÍÍJ^M 
pJfr'Riín^el'líbg. 8/ 

ALARCOK. (\y. Francisco) Tecibo, fi lo menos, de )» r^uW 
vi Kt^úl^'y Je qL>Í>-ii uo tíbillo otra baticift,-qpfl ta^iíe diínm^ 
tilttbury Pirieló de hubet «Bciiib 

"Ífé)á£Íoil de lo sucedido en'bú TÍage i l^s Califi^nias," 

' AtARCON (Fá. Fríkcísco) nalutal de íSuateáa^á, Í»ipi~ ■ 
di^'dé S,' FrioiOMCOtle uijuellu provincia .del" &tinijsiiñ(i,£^7 
b)fa'ae''Jüü&i.' Dejfi'eicntoii doaiomoa'^cn fbliot 'qu« lá coMf^ 



van en la biblioteca del conrento grande de aquella capital, se- 
gún la Relación del P. Arochena: 

1. <*De loB seis principales datios del pecado mortal." — 2. No- 
ticias escogidas sagradas y profanas." 

ALARCON (Hernando) comandante de los navios S. Pedro 
y Santa Catarina, con los cuales salió del puerto de Acapulco 
en 9 ide IVtayo de 1540 de orden del virey Mendoza, para auxi- 
liar por el mar la expedición de Vázquez Coronado, eDyiado 
por tierra á descubrir las siete famosas ciudades de Cíbola y 
CLuivira, que sonó el P. Niza. Subió 85 leguas por el rio Colo- 
rado: y habiendo avanzado en su expedición cuatro grados más 
que las anteriores, se volvió á México. Escribió 

*»Su viage." 

ALARCON (D. Hernando Rciz dk) natural de Tusco en el 
arzobispado de México, bachiller teólogo, y cura párroco de A- 
tenangó en la misma diócesis. Escribió 

'^Tratado de las supersticiones y costumbres gentílicas, que 
aun se encuentran entre los indios de la N. E." MS. original, 
que hallé en la librería del colegio de S. Qregorio de México» 
que fué de los PP. Jesuitas. 

ALARCON (D. Juan Ruiz de) hermano del precedente, 
que hizo á sú patria Tasco mas célebre por su nacimiento, que 
por las minas de plata, de qu¿ abunda. Luego que concluyó en 
México la carrera de sus estudios, abogado ya y doctor en le- 
yes, cuyo grado recibió en 1606 con dispensa de la pompa por 
ser pobre) se embarcó para Eapafla; y en la corte de Madrid fué 
distinguido con el empleo de relator del supremo consejo de las 
Indias, que sirvió muchos afios. Su ingenio vivo^ su fantasía 
fecunda, su erudición florida, y su lenguage puro y terso le die- 
ron un lugar eminente en el Parnaso espafiol, y entre los poe- 
tas dramáticos; y le merecieron la amistad de D. Francisco Q.ue- 
vedo Villegas. Mi D. Agustín de Rojas en su Viage entrete- 
nido^ ni D. José Julián de Castro sobre el «'origen, épocas y 
progresos del teatro espafiol/' que en 1760 (no 1560, como se 
dice en la obrita del mismo género que salió en 1802 en nombre 
de Manuel García Yillanueva, primer actor de uno de los coli 
seos de Madrid) publicó los nombres de cuantos escribieron co- 
medias, se hace la mas leve mención de nuestro poeta america- 
no. Pero sírvenos de consuelo el testimonio y elogios que me- 
* recio á otros espafioles más justos y más genetosop que Hojas 
y Castro. ILope de Vega Carpió en su Laurel de Apolo can- 
tó así:' ' 



—83— 

¥ 

**Eq México la fama, 
Clue como el sol descubre cuanto mira, r 

A D. Juan Alarcon halló» aue aspira 
Con dulce ingenio á la florida rama: 
La máxima cumplida 
De lo que puede la yiirtud unida.'*" ' 

D. Nicolás Antonio, muj circunspecto en prodigar' elogio^, 
dice en su biblioteca hispana: '^Joaíines Ruiz de Alarcon, jne- 
adcanuB, inter eos, qui classem artis comsediarum ducunt meo 
judicio adnumeranduB, et rix uni aut alteri puritate dictionis, 
urbanitateque et copia atque.inventione comparandus.^ Lo que 
me place traducir al castellano: ^*Juan Ruiz de Alarcon, meji- 
cano (por la provincia, no por ef lugar del nacimiento) debe cóq^ 
tarse en mi concepto entre los que llevan la bandera en el arte 
de hacer comedias; j en pureza de estilo, de coro, abundancia é 
invención apenas tiene por semejante á uno ü oiro de nuestros 
poetas dramáticos.*' Susprincipales comedias son: 

"Los favores del mundo.'*— ^*La iadustria y la suerte.'' — Lna 
parci4e8 oyen." — *^£1 semejante á sí mismo." — ''Las cuevas de 
¿aiamanca."— ^'Mudarse por mejorarse." — "Todo ea ventura/* 
— **£! desdichado en iSrigir." ;^ . . ' 

Así el bibliotecario español. Y yo aliado — Nq hay mal que 
por bien no venga: 6 D. Domingo de D. Blas.— < 'La crueldad 
por el honor.^-^-Esta última se imprimió en Madrid casi un ai 
glo después, á saber en 1737. Y al leerla los famosos críticos 
diaristas, Salafranca y compafieros, escribieron en su tom. 1 que 
'«Alarcon fué uno de los felices ingenios, que dieron leyes á la 
comedia española, y uno de los primeros maestros del arte dra- 
mático, y añaden que su estilo es dulce, hermoso y elegante* • 
• •••. •••sus sentencias y pensamientos profundos, y de una vi- 
veza singular • »»•••• ••••y su graciosidad aguda y sazonada.*' 

También fué nuestro D. Juan otro de los poetas escogidos» que 
compusieron' la verdaderamente'ybmoiá comedia Araucodoma' 
do, que se representó en Madrid con notable aparato, y se im-i> 
primió en 1622 como refiere Pihelo en el tit. 9 de su Biblioteca 
occidental- Y el P. Picbardo, erudito presbítero mexicano del 
oratorio de S. Felipe Neri, me mostró un MS., que conservaba 
de Alarcon, cuyo título era: ' > 

«vVejámen en el grado de doctor de Rician Diez Crúzate.^' 

ALARCON Y OCAÑA (D. Juan) natnral de la Habana, 
hermano de D. Diego, capitán de navio, y alcalde mayor de Ix- 
niiquilpa> y de ü. Francisco, oficial real de las cajas de Vera- 



cruz y consejero de hacienda. Úesptiéb'dé haber ejercitado en 
México la abogacía, yü presbítero paAÓ á El^pafia y recibió el 
grado de doctor eñ lá uTiivdrsidad de AVilá, Tr^ajó infatigable 
en la erección de Ta' indigna i iéá\ cóteMátÍBL d^ Ntra. Sra. do 
Guadalupe de México,* á dónde regresó m)nibra(do primer abad 
de dicha iglesia, y con él título de coiásultoif de l^a nunciatura de 
España, Murió en el santuario. de Guadalu|pe de 67 afios en 
1757. Entre los muchos papeles en deirechb, qué trabaja, el 
niás docto fué él qiie voy á egresar ábájo. Esci^itó ^ará ciíyá 
formación pedían los mejores letrados did México t^is álios ds 
férmipó y seis mil pesos do hoáotaríó. Nuestro Aláréon sin'^ 
tipeñdio alguno, á costa de un coniínúb estudió, y áíúmééa ck 
su piedad^Io fortúd, con el feliiQ suceso dé haberse fioteáidbi 
fk éi:écción dé lá enunciada igíefela córé^ial, fi 4üe sé dÍH|íiá:.'Sti 
Üíiih es 

^'Mémbrikl ájUsia^ó dé los áiitós, qfié haíi girado' séBíe láí «^ 
Véccion de una igléMa colegiata éñ el santuario dé Nlrtt. Sra. dé 
Guadalupe, éttt&úiuxbk de la éiudad dé Illéxitfó:^ Uáfi en &M- 
dtíd íttó. fól. 



AtA'RCDN (Ú Luis)* !báéittb,.>r:(^^^ cíe fe^Ei tttfoii^ 
ñas en la Nueva España: ó «iino me falldn^As có¿}ébiñís^^iin«* 
t£ digiVazádo 6oñ é¿^^ Es'crib!ó 

*' AáVé^^nciáé paVa i^o tiáát Aal dé la'ihálrdg^ M Rl^gM 
latina qué ¿orüpiiso Ü. fififeVáW Or^Qáira, VécÚó de IMá}' Ik^ 

AliAkODN (D. Pkr¿m fiafáráT áiMiiáéó' mÚfñ^ si ú- 

¿iVéfkidad i catedrático éiS éllí íé mátétiíátibai^. Pmm h}g^ 

mk kñúÁ m áfMniqüés dé éñik éabíxáLyléMiúiníFiSñíf 

:Ílhó^á/ch dé éíla. ínií tatóWéñ iaVoréfcltfó dé lá* musas,- y 

eñ él ceriáiiien |ióético^^br' la ebfbhsíeioo de Luis lÚéE9ptíñS^ 

üe le préhíio cgii üñá ceja Aé 0íá üii Iti^iijcé, qbé BíésetnA, 

y áé ikiiiiriinid él aííb 1721 c'bh 4Íh Míghim tatíriJó üét fñmí^ 

átítoh /otras pbéit^. Jim lÜ^. 

. ^^fmks ástronóniicali db los fnbvÍh)íéHttís ¿Te (ós |it|Aéa»i«'^ 

• «^firéteéridé^ dé íós tügkrbé' V SoViiüiérilds (Íijrti((s dé lé§t)liUéw 

fáé para él {iériodb, c^ué ¿t^re desde ím ñgsta Í7£a.''^Bá%16 

á Paris estos escritos para su impresión, V lá SbfBoiiáié hdn^b 

con ¿ácérlé miembro dé sU ¿lá'uó&o. Vitiá aiin él átíb I'^S, y 

publicaba su Efémeris mexicana» 

AJLAtES (D. AtONéb) hátüfal aié Bfóxico, dodtíoí y4ftt«!í1^ 
ticoaeléyéádéáUúñivéréiidádJuriáconsültd áócXa.y ábé^áo 
de mucho crédito. Fué varias veces oidor interino de la real 



ám&bcía; y tafa favó^cUó cte Témb cómd dé Ué musas: £•« 
cribfó 

^'AÉiT&inHü]6g\t<> pótíilléo; pompa triutifal con qñe ate re^ibitl' 
en Mético ál Eicmó. St. D. Luis Etiriqúez de Guarnan, condes d'é* 
AWa de Aliste, ¥iréy de ia NueVa Efipafia." Iihp»* tú México 
por Juan Ruiz 16d0. 4. — **Defensa de Fernando de ia Serna 
Yaldés, y rite|[»uetita apologética contra el anónimo publicado á 
nombre dé la igiéfifia catedral de la Puebla, en causa decimal." 
Itap. en Wéxico sin aüó, fol.-**'' Papel en derechtf por la pro- 
▼ItíCia dé agustitíos de IMlchdacán) en el négúcib de Fr. Juan d^ 
^pinósa.'^ Imp, en México, fól — ^^Ápéndici^s á dicho alegan 
10.** Itnp. fol; — «^Alegacidi-i eü favor de Dj Alonso Ortiz d» 
Ora,tifeaViÓ geñéírát del áifzóbispado, en punto dé precedencia^ 
CóÁ ei óáb^ldo n^éCrdpoíitánd." Itnp, en ^léxico en fol. sin a- 
lÍo**^"Alegáéioft en deféns^íi (fe D. Francisco de la Torre, teso 
rero de la Sá^ta Ctúzááá.*^ Imp. fol.-~-"L)éí\?míá jurídica de D. 
Ánlbñio Aguiüái^d éh ¿ñug"a cilnl écn el doctor D. Antonio Ga- 
vióla, fiscal de Fa íncjuMélóft:" ímp. en Méísdco fol. — "Aifgír- 
ció n por el Exmo. Sr. virey, duque de Alburquerque en ci .l-. 
¿ttntC6tiesü rééiJfe'ncia.*^ Iriip. en lo\—'' DíCimne ii jiníic.) fui 
déféhstt d^l pafrbtíátd real, párá k detención de ciei tun letías del 
RtHo. geúéral dé loa PP. aguBtinóé.'* Iitíp. en l\^ exilio fol. 

ÁEAVfiS (Fr. Jüa») natüfréíl áfe México, détide rcícibió el 
hábüb d^l i^éal y fiAlíUV ófdén de \k Merced, taé de tan rnió 
^ lém)p>tan6' in^e^ió; y flé t^nto eétudíoy eriidii;ion; qbe á loé 
Uhéé áñós dé edad hiiío dpofsióíotr eíBbfolásiicá á la cáte'dra á¿ re* 
t6ncá de k líni^éYsldad n^éxicána. Eiideñó ia latinidad, la'fr* 
tóábñAyiÍLÍéú}ogí^ eíl los'éblégibs y convehu^ dé su profinciá 
de U Vi^iCáCibü, y eti éllá fué séCrétáiio, máebtro del nüirnei'o y 
óótóéíidádór dé A'tlikco; Puebla f México. Pero cómo los in- 
gMírá é^rablrdlHiáHoü suelen desgraciariáé cuando anticipan kut 
fíot%i f láüS íVtrtoé, tiuiéSttb Afaf és perdió él juicio antes de los 
ciáa'HBntááfíüís,! llegando al e^hrerño de arrojarse de una venta- 
na' al pátib d^l éonVehto, 6e cuyas ^resultas se vio á los uibbra* 
téádÉim liiue^té. Déépüés dé esta caída tíd sólo recobró la sa*, 
lird 'stüó \^i fácUlikdéi intelectuales, de modo que pudo conti- 
nuar «ii él ^É^Lüdid' de las léti^s y en otros empleos. Murréde 
52 álbs'éh 17 de Dicietilbré de 1642, dejando díjspuesto para la 
piteiifik' él Siguiente MS., que cotí las licencias parásuimpresioa 
exibte en la biblioteca dé loé PP. metcedarios del convenio priu* 
cil^^i de Me^ieo, y fa¿ leidó: 

^^Kéláéióiii hisíbHádb dé Itis sólettihés fiéiáifiis, qiié se hicievoa 
ett la fclu\lád d^' BÍéXiCó til groHóso ® Pedro ríolasco, Dediba- 
dn al Exmo. 8r D. Lope üiaz de Armendariz, virey de la Nue- 



va EspuIIa. En México en !a imprenta de Francisco Salrago 

año de —Hay «n ella muchas composiciones poéticas 

en latín y en castellano. Y la segunda parte del MS. en un 
Certamen literario, celebrado en el referido convento en 6 de 
Febrero de 1633, todo dirigido por el maestro Alavés." 

SAN ALBERTO (Fr. Cristóbal db) de quien el Illmo. E-^ 
guiara dá una muy superficial noticia en su Biblioteca. Nació 
en la antigua España, y allí tomó el hábito de carmelita descal- 
zo. Estudió la teología en Salamanca; y por ser en ella muy 
aventajado le enviaron sus prelados á México el año 1618, para 
que enseñase la ciencia sagrada en el colegio de S, Ángel Chi- 
malistac, dos leguas al S. O. de la capital, como lo verificó por 
espacio de 22 años, hasta que en 1640 se volvió é morir á Sa- 
lamanca, habiendo dejado en uno y otro mundo una memoria 
venerable. Existen en la biblioteca de dicho colegio 

*»Dos cursos de artes que dictó." — "Tres tomos de teología 
explicando 4a suma de Santo Tomás; que he visto." 

SAN ALBERTO (Provincia de). Con este título se fundó 
en la Nueva España, el año 1686 la provincia de carmelitas 
descalzos por los venerables PP. Fr. Juan de la Madre de Dios, 
rector del colegio de S. Cirilo de Alcalá, Fr. Pedro de los A- 
póstoles, que antes habia sido presidente de la misión enviada á 
Congo y Angola en África, en la que sufrieron grandes traba- 
jos y ultrages por la fé, Fr. Pedro de S. Hilarión, Fr. Ignacio 
de Jesús y Fr. Francisco Bautista, que con otros tres religiosos * 
coristas y dos legos, desembarcaron en Veracruz el 27 de Se- 
tiembre de 1 585 con el virey marqués de Villamanrique, En 
18 de Enero del siguiente de 86 tomaron posesión de la ermita 
de S. Sebastian de México, que se erigió en curato; y sirvieron 
dichos rehgiosos algunos años. Propagóse admirablemente este 
instituto en la Nueva España, habiéndose fundado conventos y 
colegios de estudios en México, y sus inmediaciones, en la Pue- 
bla, Vülladolid, Michoacan, Oaxaca, Orizaba, Atlixco, Celaya, 
S. Luis Potosí,Tehuacan y otros grandes pueblos, hasta comple- 
tar el numero de 16 casas regulare», de que hoy se compone di- 
cha? provincia; en la que ha florecido el mismo espíritu de doc- 
trina, celo y disciplina religiosa, que forma el carácter de su 
santa madre, la incomparable virgen española Santa Teresa de 
Jesús. En nonibre de esta provmcia se «scribió 

'^Epístola ad SS. Patrem Pium VI Pontif Máximum in en- 
comium et pro Beatificatione ven. Dei Servi Fr. Antonh Margil 
á Jesu, Ofdinis Minorum, in Setemtrionali America CoUegio» 



nim de Propaganda fida fumdatoiis. Data Mexioi Décimo Kn* 
iend. Maij I790.« 

AL6IEURI (P. Juam) jesuíta mitionero de la Nuera Espalla 
en S. Ignacio de Vamupa ó Vamura de la provincia de Sinaloa. 
Escribió 

'«Historia de las misiones apostólicas, que los clérigos regu- 
lares de la compaflía de Jesús han hecho en las Indias occiden* 
tales de la Nueva Espafia, 6 ilustres conversiones de más de 30 
naciones, que se han seguido á la religión católica." Un hb. 
MS. en 4? con 365 foj. mujr bien escrito j encuadernado, en la 
biblioteca de la universidad de México, — Está dedicado al R, 
P. Juan Várela, rector del colegio de Sinaloa j visitador de a- 
quellas misiones. Aunque. el título ofrece más, se contrae en la 
mayor parte á la provincia de Sinaloa) j se detiene demasiado 
en la vida y martirio del V. P. Gómalo do Tapia, apóstol de a- 
quel paÍ8| muerto á manos de loa barbar oSi eo 10 de Julio de 
1594. 

ALBORNOZ (D. Bartolomb FatAS ds) véate FRÍAS. 

ALBUERNE (D. Mandel RonaiotTEX) natural de México» 
hijo del marqués de Altamira, oidor de aquella audiencia. Fbó 
colegial del seminario tridentino; y en las fiestas de Is procla- 
mación del 8r. Femando VI le premió é imprimió la univeitt- 
dad literaria 

**Exámetra latina inlaudem Serenissimi Hispaniarum Regia, 
Ferdinandi VI. Mexici 1748.'* 

ALBURaUERaUE (Illmo. D. F&. Bernardo) nació en la 
villa de Alburquerque de Extremadura, y conservó siempre es- 
te sobrenombre* Estudió las letras humanas y sagradas en la 
universidad de Alcalá, de la cual pasó á la de Salamanca. A- 
llí pidió el hábito de lego en el convento de 8. Estovan del or- 
den de predicadores, ocultando sus talentos y sus estudios. Pe- 
ro descubiertos éstos por una disputa de religiosos estudiantea, 
áque se halló presente, y en que no pudo menos que verter co- 
piosa doctrina de Aristóteles, de Santo Tomás, y de las Santas 
Escrituras, fué obligado á ordenarse de presbítero. Pasó á esta 
América poco después de la conquista ae México, y aprendió 
perfectamente el idioma de los ssapotecos. Obturo en su religión 
todos los oficios honoríficos, incluso el provincialato; y el Sr, 
Carlos V lo presentó para el obispado de Antequera de Oaxaca, 
donde fundó el convento de religiosas de Santa Catarina de Se- 
na; cediendo para el edificio su casa episcopal. Vivió tan po- 



t 



brft j huiaíldé 'jte'ndo (fbbpo, tomo cuando «M v^fjgiotú niiá»- 
neio, teniendo siempre por míxinia ile mUs eet'ndWy opeiáoio- 
j^ aquejlas ^Isbiaa de Jeeucniíta: ''Discile a me, qm» mítÍB 

Í'uirt et Wniíls tíorde." Falleció con famk de eamidtid & ^ de 
üCiodel579. Eicribió ' ' ' 

. "Docirina cri^ÍEina en lengua zapoteen." — ''Conalitucionai 
fftr^ las iuúiijas domÍDÍcas de Aniequera de Ouxaca." 

I, ÁLBUitCtlTCRailE (P. pomiaoo] nsiurai del reino de A- 

ragon, religioso jctuiu Jé la provincia de 'iVHxico: varón atcéti- 
oo y docto, confeiof del ven. P, Pudro VeIsBCo, provincial da^a 

■ poiiipaBíB de Jesús dt la Nueva EspnHa. DéjóMS.'elí ei oolfa- 
gip niáxiiiÍQ de S. Pedro y S. Pablo dé MéliÉo 

''Exhóriaciones moialea.*' — '-Dé' éila* -ee connivan m^H 
cuadernos ra la bibioLcca'do In uiüve^Mád; .y segan el 'P..>I¡k- 
[iacn líL Fütndel lefetido'P. Velaado, coto^nian SOpliegosde 

ALCA^E Y GIL (ü. Manuel) natural del reino de Valen- 
cla,'^obt¿i 'l«ú!ogo\ié aqiiellíi univérñil'^,' Cbpcíll¿0<d¿l-iiúeiero 
de la ;eM firmada, examinadoi sinodal de ios obispados de San- 
^Twia^f v'CáSiz. PiéS'k 'Máiico el Kfio itíW i'ima «oináiBion 
^átfiÓUtiá impiírtsrtté'dé'lei'iegencía, y -aqUI «flúHbiá' 

.'"tJracion ¿n'ía'ÉoleVnnfe 8coí0n'd6'gratí!(rt,qiM fle'oelebi»a- 
' nüálraente ^b tá'i(ilt'im'B"nocb« délallo en tif tegraiio 'Ao-\^namtA 
^Iglesie metropolilana de México." Imp allí por JánregUÍ' [SIS, 
' 4.— '-Elogio' f^n^bre de toa 'militares 'espenoles j americanos, . 
muertoa en le defensa de la religión y de' la patna: pronuMiáÉlo 
,^n U metiopolilana (le Ué^ico." fmp. ^111 poi Aiizpe 1813.4. 

¿LCALA (D Antonio) náitíi&rdeia''PuebU-<i(« losAoge- 
'^'les, proíbiiero de fiqíiel obw^áflo y 'coiHíthir de los monKMenos 
ye réligioéaa de nqübtlaÍüüdaci:'EsCtitii'ó y pObHcó porespaúoide 
"SS'tiños los AHa¡f)ói 6'\:'áfHflat áel re^o'para uso dt»ilssjeble- 
siásticoG íjECuIuree; y ios Proitósíicos ó aimanaques fiitegtaAoa 
¿aquel heniitferiO:'y Begnñ'BeimÜüoz tíS'Caae^olen■«u-!»CBtá- 
^oga ' de los escritüiea 'kti¿tloí>oHliíttM\" d^ú<M8;'VanaMi[>as- 
cuTostnatcmkiicüs, 

ALCALÁ {D. José) natural del obispado -de (ruadalarjara, 
';Vrsti6 la beca del colegio mayor Üo Santa' .Ufitiad»t9dotf Iá«p- 

■ los dé la uñivéíaidad de México ehSde-JUlio de ' hOSíj-y-fué 
doctor leólogp, "cura de Mazapil, de Ligos y de' Zacadsu»^ y 
canónigo lecibiál y tesorero 'dfguiílad de la catedral da^ VáiUtMo- 
líd de Michoucan. '£!écribi6 



'«fiílogib fónebre dtal aminpre A?gU8to, i(iv|cto y cristianíM.iQo 
rey'de'Fraticta^ Lám KÍy proauociado en lúe iioQrf^a |qué té 
ii^ó tai santa iglesia de ])j[icj^ac^|^." trop. en JÚéüco por LiX« 
percío47ie:4. ! ' 

ALCALÁ Y OROZCp (D. José María) natural de Acárp- 
•baro en la dioce&ÍBde jViÍQboacAn,:coIegiaJ del seminario (rideh- 
riña de Méxicu, dojstor y q&tedrático de teología de su univer- 
-bidad^^tirá de varias panroquias del arzobispado, y últimamente 
ee la del sagrano de la metrop^ütapai prebendado de ésta y su 
Canónigo magistral: nombiad^ diputado en corles por. Ja inten- 
deneia y proyirtcia de ^uanajualo, pasó á JEIspañaen 1 8 lá ha- 
biendo pubiieack) 

- '•♦SerBaon knoral sohre la Divina Providencia," Imp. ep Mé- 
xico por OntivéttwiS ib. .4 .—í*Elegioíunebre del %po.éIU- 
'mo;<Sir;fP.^ Rrfenciséo » Jay¡ej- de JLvzana y Beamo;[il, ¿ízohwpo 

• yTirey^deMiéxitt)/' Imp* alli pprJáW^gpM8l3i4, ' V _ ' 

\álIiOALA'(P. M AíiittJL) oalural 4el pueWo :de ^ayula. jPro* 

fesó el instituto de S. Ignacio en el colegip de 'l'efiotzotlan él á- 

fío 1672. Enseñó la filosofía en la Puebla de los Angeles; y la 

ietftogiay.déceetió oajaóníopy en México, .BliUme. K^u^raen 

^U8 'Borradar.es a&rma! que,íué uno- de los Juxisgefitos )xias'cié)e« 

br¿¿ de 8u'tiempD{ y queesetibió 

• • - **De societatW'Cdntractu."— ,<*De Jocatiqne et conductione^" 
-"'De«jmphiteü8ii''-De pignore el fid<EQUssione,"-*»I)(e.testameh- 
ii¿."'-*En^ia'á)iblioteea> del colegio de pantos, existe lin tom. en 4^ 

♦MS/4eiiP. AJdalá, inútulado: — VPigpulatipnes in B, lib.' Afis'tb- 
4éli9 de phisico.audiW«--Y de lo^ t^aMos antei;iorés he viáto 
en la biblioteca de la universidad el de Contractu sócíétatis, 

: 4AL6A\LDC ^Illmo. I). W^. Antonio) nació en. la yijla de 
Gipfctles'deLobispadodeiValladolid en Castilla, á .15 de JVlariso 
■iTOl. vYistiióflbi hábito de Sanio Pomingoenel real convento 
de S. Pablo, y enseñó la teología en varios otros de suborden 
hasta recibir el grado de maestro en 1751. Sirvió íós' prioratos 
"de'jZán^ray iVfalvezde; y;¡)ftsan^p4.^e?efn^efiarei de^^^ovia^ 
''lO'presemó el Sr^ Garlos, iil para «1. obispado dé ^Yucatán en 
<íHiyi ' • -fíe consagtró eiiíCartñgena dejn/iias, y tomó posesión en 
AÍGQi Sneldell^Tl pasóáMéxicq aiCQnciiioIVprovíncial me- 
xicano; y aquí, fuá pro movido á la,initra. dt} Guadaiajara, que 
gob^iiio hasta 17 de< Agosto, de, l.79:¿ en que murió ijeno dé años y 
*tdebuena^oibraS'.'Su»üalosn^ fueron tantas cotno las rentas dé su 
obispado; y pueden calculairse p^or Ip^ productos de los 31 años 
^U&'gohán6<eo> Yutiitan y Guttdalaja!ra;pero las principales fue- 



^40— 

ron la fábrica de la iglesia de Ghiadalupe extramnrofli de eata úU 
tima ciudad, la erección de su curato y población de aquel ba- 
rrio con diez y seis cuadras 6 manzanas de casas que constru- 
yó; la fundación y dotación del colegio de la enseSanza de ni- 
fías, y la-escuela de niños, en cuyas obras consumió cerca de 
400,000 pesos: la iglesia de las capuchinas y el dormitorio de las 
religiosas de Jesús Mnría; y la reedificación del convento de su 
orden: la dotación del aniversario de Santiago: 70,000 pesoe 
que dio & su catedral para 1» fábrica del sagrario: 60,000 pesos 
para la nueva universidad literaria, que proye^tó^solicitó y se ve> 
lifícó después de su muerte: y más de 200,000 que gastó en ei 
socorro diario de tos pobres en los affos de 86 y 87, llamados 
del hf^mbre. En fin, fué uno de los prelados más humildes y 
limosneros de esta América; en cuyos espolies solo se .encon- 
traron 2Sihp^s y alguna ropa usada. Escribió 

** Varias canas pastorales ••••••• •— ^'■Epístola supplex ad 

SS. Dom. Pium VI Pontif. Mex. pro Causa Beatificationis ren. 
servi Dei Antonii Margil| missionarii apostolici, Ordinis mino- 
rum in America Septentrionaü. Dat. postrid. Non. Januar 1790. 
Edita Rom» 1702. M. 

AECANTARA (Fr. DtEGaj natural de Castilla, y acaso de 
Alcántara en Extremadura: religioso ^franciscano,, misionero y 
guardián del colegio de Propaganda }bkj^e la ciudad de Clue- 
rétaro. Su doctrina» predicación y celo le l^icieron digno de su* 
ceder al ven, siervo de Dios, Fr. Antonio Markil eo la prefectu- 
ra de la nueva misión, que aquel varón admirabll^ fundó en Pa- 
nuco y riveras del mar del Norte, Entre much» sermones que 
predicó, y se conservan MS. entre sus hermanos, \ie dio á luz 
"el siguiente 

**£1 nuevo Josías: elogio fúnebre del ven. P. Fi^ Antonia 
Margil de Jesns." Imp. en México por Hogal 1727.\>«— Ha- 
cen mención de este Fr. Diego la bil^ioteca franciscanVi 7 ^^a 
adicionadores de Pinelo, que equivocan el nombre del yéf^ Mar- 
gil, llamándole Manuel. \ 

ALCÁNTARA (E>. Josb Díaz) natural de la Nueva E^afia, 
doctor teólogo de la universidad de México, canónigo ma^istrai 
y chantre dignidad de la catedrel de £>urango en la Nueva Viz» 
Gaya, juez conservador de la provincia de fransiscanos de: Za- 
catecas, y teólogo de la nunciatura de Espafia. Fué orador de 
mucho crédito; y por la pureza de su estilo mereció el títido de 
académico de la real academia de la lengua espaffola. Eserilnó 

«'Cortes generales, ó fúnebres lamentos de estado: honras 
que el Illmo. cabildo sede vaqante de Durango hizo ai Se. D» 



—41— 

Felipe V, y elogio de este príncipe." Imp. en México 1747, 4. 
— ♦'Panegírico del glorioso mártir de Cristo, S Jorge.*' Inap. 
en México por Hogal 1751. 4.— '*£! Santo canonizado por el 
padre, declarado por el Hijo y confirmado por el Espíritu San- 
to: S. Pedro Apóstol." Imp. en México 1751. 4. — '*La Madre 
propia y natural de los americanos, Nuestra Señora de Guada* 
hipe." Imp. en México 175S/4.7-'* Panegíricos del Santísimo 
Sacramento, do la Concepción de la Virgen, y del apóstol S. 
Pedro." Imp. en México I76f0. 4. 

AI^ARAZ (Pr. Juan) natural de México, del orden de S. 
Francisco de la proyincia de descalzos de S. Diego de la Nue* 
va EspaÜa. Después de haber enseñado muchos años la teo» 
logia, fué electo custodio y procurador de su provincia á Madrid 
y Roma, en cuyas cortes desempeñó con honor tan importante 
cargo. 8e conservan en la biblioteca del convento de Tacu« 
baya los siguientes MS. de este docto religioso: 

^'Mira mundi primordia, opera digitorüm Del exquisita per 
sex dierum spalium patrata, et per totidem disdertationes distri- 
buta." 1 lom. 4 del año 1734. — **Trmua platonicus mundus, 
microscomos, magnum miraculum omnis creaturas, unicus et 
singularis homo, triplici naturs statu constitutus, delineaturque 
secundum doctrinam acutam subtilis Doctoris Joann. Dunsii 
Scoti.-* 1 tom. 4 del año 1735.— •'ünum Trium Testimonium, 
Trina Ünius Testificatio, Saniissimse Trinitaiis Mysterium jux- 
ta peracutam mentem subtilis Doctoris, Joann. Scoti, et ómni- 
bus utilioribus disputationibuslocnplettítum et a subtilioribus se« 
cretum." I lom. en 4? del año 1737. — "Dissertatio de Divini 
Verbi Incarnatione." Del año 1733. — ''Dfeseriatio de Concep* 
tione Deiparae Inmaculata." Del año 1736. — «'Divina filiorum 
adopiio. sive de gratisB dissertatio theologica.*^ 1 tom. en 4? del 
año 1738 —Estos opúsculos los escribió el autor en el colegio 
de Otzolopostl, llamado vulgarmente Churubusco, dos leguas ai 
S. de México, en cuyo convento de S. Diego existen también 
copias de algunos. 

ALCARAZ Y ZUÑIGA (D. Andrés) natural de la Anda- 
lucía, caballero del orden de Alcántara, condn de la Morquma^ 
señor de la fuente del Rosalejo, regidor de Cádiz y presidenta 
de la real casa de la contratación de Indias. Hizo cuatro via* 
ges á esta América: y habiéndose librado milagrosamente de u« 
na mortal enfermedad en' el último á Vertftruz, por intercesión 
de la Santísima Virgen de Guadalupe de México (como él mis* 
mo confiesa en la dedicatoria del libro que ya Voy á expre8ar)| 



\ 



-44-. 

bizo Tiage & fiU santuaf Í0| y en él compuso el poema cuyo títu- 
lo es: 

**E1 Bejamin de la Bantísirna Trinidad» y niñas de bus ojos, 
. la Gracia; coa la descripción del hombre desde su nacimiento 
liasta.su muerte." Imp. eñ Sevilla por Francisco Leefdel 1721. 
Ün tdm. en 8. — "Representación al rey Carlos II sobre impues- 
tos al comercio de Espaüa ó Indias." Imp. en Serilla año i 697* 
fól. — Se halla en la liblioteca de la universidad de México esie 
excelente y útilísimo papc]¡ en que se habla al rey contra los abu* 
808 con respeto, pero con una libertad propia del generoso ca-* 
rácter español 

ALCAHAZ (t). Pedro) natural del obispado de Micho^^a^i 
6 de la isla de Uüba, pues fué colegial de S. íiamon de Méii-j- 
tú, fundado Ünicáinehté para los naturales de uua ü otea d¿ 
dichas diócesi ó. BTra descendiente del conquistador luán San* 
chez Jordán. Bjerció la abogacía, hizo oposición á cátedms, y 
fuá alcalde del crimen d^ la audiencia de México, y juez priva^ 
tiVo conservador de la fábrica dé nai{)es. fin la vi'&ita del inqui- 
úáór D. Francisco Garceron !ué privado de oficio y multad^^ 
l^ró habiéndose ju^tifícado en Espafia.su buena qonducta^.^ 
¿íéhdo yá Viudo, se relíirÓ á la Iglesia, y fué provisto ep una pie- 
. tíéhda dé la catedral cte Guadalajara, donde murió. JÉÜscribió 

'^^Alegacíoh jurídica al Sr. O. Felipe V en su ireal y sup.reñp^ 
éónóejo de las Indias contra los procedimientos del visitadpjc dp 
la' Mueva Üspafia D. francisco Crarceron.'' Imp. en Mailriá 

ítea. foi. 



\ I < 



ALG&GA (Illmo. D. Fr, Antonio) natural d¡e íá provine^ 
db, Yutatanj donde tóiñó el hábito de B. Fra;ncisco, después d^ 
habei: sucedido 'á su padre en un empleo de^ ^eal hacienda; y, o^ 
h'ábér enviudado. Obtuvo en su religión todos los empleos j q* 
Odios ¡honoríficos J y en , i* 604 fué presentado para el obispado ^dl} 
Caracas, donde ceíiebró uñ sínodo diocesano en 1609, cuyas <fá«. 
tas Be conservan en el archivo de aquella santa iglesia. 

ALCl!^A (D. "Manuel) natural de la Nueva España, doctor 
tdéiiídó y Catedrático de matemáticas en la univerbidad de Mé- 
xico, de cuyos registtos académicos C'Omid^(\Me eécribiq: 

*'De'ortu ét qccasu syderum." — í)e motu solis." — *'Annoia- 
tidues in fibrum Sacrobosci de spbéera.'' 

ALCOCER Y 'SARÍÑAÍí A (Fr. Baltasar) natural d^ ia 
cindad de JVl(§xico, y sobrino del Illmo. Sariñana, obispo de An- 
tequera. Tomó ei hábito del real y militar orden de la Merced 



en «1 convento pñncip&l de su pátrí^i? y jfúé fniaídsCro por sü véli'- 
gion; maestro im ^tes, docUor y cat^rético de fílbsofíi^y déiédr- 
iégía én la univérsiciáxl mexieana, re(>tOF del colegio de 8. 'Pe* 
ero Pa^casio, oooiendador del convento de la capital y prbtárt^ 
eial de su su provincia de la Visitación de la JNueva Éspálfai. 
En sa gobierno y por su celo y eficacia /á <jue agregó giran par^ 
le d<e su peculio, se hÍ2o el claustro diel convento de México 
caadrado Con dos órdenes de arcos i\e piedra de sillería labra- 
da, y balaustres de-fíeriró; y adornados de piniuiras orig:^fatklei^, 
alusivas todas á los santos y varonas venerables de du érd^lii díd 
\ú redención de cautivos. Fué tan rei^petable, y tan ameido aun 
de loff literatos^ ^ue el Dr. 0. Pedro (iamire2S del CaStfllo> y él 
maestro Toro Alaamira/nb, d« quienes se hablará en eéta ÉiBti¡é'* 
teotti le iíKirBcaron cbn»y á meo^íDíais, y le dedicaron iílg\itfodtí¿ 
pábct^los, fQ<e dieron á lU2r;'y él'esók^íbié 

•^Omdon füñein^ pronunciada en la cartédraí dé Ahíé^u^tá ié 
Oaxaca en la solemne traslación de los cadáveres de cuátlro 9é 
sus obispos." Irap. en México por Lupercip 1702, 2. — •'*Ora- 
eion pbnegíécá en Isns i^oheinñésfitilí&ás'd^iá; canotiriSacibn he S. 
Juaií de DiOs:^ líwp. len México por' Ltípereío Í7Ó2. 4]—''Vñ* 
dnoíeetivoT'CSbtí^ueilaféwl «nivek'g^idad' htértiria de iViéxtcó c«lé> 
bró ia vioteHa dei selior Ffelif^e V én ld¿ d&tñpos de YilliiVicló'^ 
saL'^ Imp. leík Méxiéo por 'OárTeis«¿so 17 1:2. 4. 

ALCOCER (D. B£^ii!NA%D0) presbítero' del obispsRfo^ M^- 
dwBcanii exatr)ÍQad<or y visitador d« aqneM a diócesis, y én ^IT^ 
cora y JIÍC2 boksiásitico de Pénjáitté^ tíscribió ' 

. •MNoiicm del iorígén y maravillas de ib itoág^n de'N'üétftrtí' Sé- 
ñoo-a de la ^Luz, con ixn devocionario en culro de la SkiitlslWá 
Vtírgon María." imp; varias veccA' en IWéítóo. tí. 

ALX:;OOE'R'(Pr. Josa) 'natural de 'Orfstilla, religioso 'trfhiiá- 
rio calzado, <c«pállan de la ihistre ardhicéf radía de la Saúlféiün'á 
Trimdad de Méxieo. Dio a luz en esta capital 

^'i^xceienoias de la antiqolsriira archiccfmdíá de Iti ^áiliífsi- 
nía: Trinidad." Imp; -en Méjico \72d, 4.— •*lndalgéncifas'iiiie 
goza la archicofradía de laSaniísiina Trinidad." Imp. én MiP- 

AL<J€)CiER (F-B. JosB)'rt8tñrííl Ó0 la diócesis de VtflIkdbUff 
de 'Arlichoacan, del drden de S. Fruncisco, predicador misionero 
apostólko del colegio de Fropagandxifide de Zacatecas. IRé- 
crübíé 

"OaÍFta apolbgtStica áfávor üfel fíttilb'de Madre de \d Luz, qué 
goza la rema del cielo, y de la imagen, que con el mismo título 



ir 



—44— 

86 yenem en la Amérioa," Imp. en México 1 790 á ex]:»enfla8 de 
sefSora condesa de la Valenciana, parienta del autor. — Esta i« 
mágeny objeto de la apología del padre Alcocer, serepre-** 
sentaba en ademan de librar con la roano derecha una alma de 
la boca del infierno, ó de recibir con la otra unos corazones, pre- 
sentados por UB ángel. Los más rudos del vulgo llegaron á en- 
tender que la Santísima Virgen sacaba del infierno á las almas 
de sus devotos que ya habian oaido en él; pero el resto de los 
fieles siempre coroprendia que la SeSora las preservaba de caer, 
sosteniéndolas con su amparo. En el Concilio iV provincial 
mexicano, celebrado el a|lo 1771 se ventiló este punto; y oído 
el dictamen de los teólogos consultores, llegó á decretarse la 
prohibición de esta imagen, que algunos obispos pusieron en 
práctica ep sus diócesis. Mas como el Concilio no se ha apro- 
brado, siguió la práctica de pintar dicha imagen como antes. 
Ni fué la América, donde tuvo su origen esta pintura sagratjai 
sino la Europa; ni México donde primero se trató de borrarla, 
sino la Italia. 

ALCOCER (D. JosR Mioübl Oüridi) natural de S. Felipe 
Ixtacuixtla de la provincia de TUxcala en el obispado de la 
Puebla de los Angeles, colegial del seminario Falafoxiano de a- 
quella capital: y catedrático de filosofía y de sagrada escriturai 
y censor de su academia de bellas letras. Pasó á la universi- 
dad de México, y vistió la beca del colegio mayor de Santa Ma- 
ría de todos Santos en 9 de Octubre de 1790, recibió el grado 
de doctor en las facultades de teología y cánones, y se habilitó 
de abogado en la real audiencia. Fué apoderado del cabildo e- 
desiástico, y de la jurisdicción episcopal ordinaria de la Puebla 
de los Angeles, y sostuvo con honor y feliz suceso la inmunidad 
eclesiástica. Obtuvo en aquella dióceflis el curato y judicatura 
eclesiástica de Santa Isabel Acajete,yen el arzobispadodeMé" 
xico la parroquia de l'acubaya. Nombrado «diputado en cortes 
por la provincia de Tiaxcala en 1810, pasó á España; y en el 
general congreso de la nación acreditó sus talentos, literatura y 
patriotismo Volvió á México en 1813 nombrado provisor y vi* 
cario general del arzobispado; y es hoy uno de los curas del sa- 
grario de la metropolitana. Ha escrito 

"Arle de la lengua latina." Imp. en México por Ontiveros 
1805. 8.— "Elogio fúnebre del Sr. D. Baltasar L?idron de Gue- 
vara, regente de la audiencia de México." Imp. allí 1^04 fol. 
— **Sermon de gracias por la jura de Fernando Vil." Imp. en 
México por Arizpe 1808. 4. — -'Elogio de Nuestra Señora de 
Guadalupe, en la solemne ñesta que le tributa el rea] colegio de 
abogados de México," Imp. allí por Arizpe 1810. 4. — ^^Diser* 



—45— 



*tRck)ii «obre los 4a!ío«t que cansa el jaegoJ? MS: qu^ tarea en 
darse á la prensa. Adrián Caatros, escribano de la chimíeili^ríft 
.de Granada jMÍbltéó un tratado con el tnisrab título «ii 15^.— 
En el libro intitulado: **Canto déilas mifisas mexicanas en Ja COK- 
locación de la estatua ecuestre de Carlos IV," se publieároff 
varias poesías del Dr. Alcocer; el cual publicó en España:— 
••Contestación al telégrafo americano.** . Imp. . en Cádiz por 
Fernandez Figueroa 1812. 4 — ^^Representacioc^ de . la diputa^- 
cien americana sobre las convulsiones de la América.» Imp. en 
Londres por Schulze y Déan J8I2. 8.ÍVIS.:— "Curso.de filoso- 
fía moderna."— *.*Tres lomos de sermones morales y panegÍTi- 
^,0g/» "Informes sobre la inmunidad eclesiástica.'* — Discursos 

varios." — Poesías líricas y dramáticas:" 

• . ■ ■ . ' ■ ' • ■-.'.' 

ALCOCER (D. Luis Gerónimo). abogado :dá la real a«dieñ* 
ola de Santo Domingo en la isla Espafiola, Escribió, seg«m 
León Pinelo, y existía MS. en la librería del Sr. Barcia. 

"Estadoí de la Isla Española, sus poblaciones, frutos y uispH: 
SOS' y de su arzobispado, con la noticia de sus preladoá de^dela 
erección de aquella iglesia hasta 1650." 

ALCOCER (P. Martin) religioso de la compafiía dé JemM 
tle la provincia de la Nueva España, muy pciito en la lengua 
mexicana, y muy celoso de la salud é instrucción espiritoal de 

los indios. Escribió ; „'„...« 

»*Tratado8 doctrinales en lengua meiaoana.' *— Jí-nstea MSi 

originales en 803 fojas en 4 en la biblioteca del colegio de 8. 

Gregorio de México, seminario de indios. 

ALCORTA (Fr. Diego) natural de lacindad de Victoria en 
Álava, liijo de la provincia de Cantabria, del orden la 8. Fian- 
cisco, de la cual pasó á la de Zacateca» de la Nueva Espafla; 
Fué predicador jubilado, calificador de la sania inquisición, exa^ 
minador sinodal del obispado de Guadalajara, guardián de va- 
rio» conventos, y electo provincial en 4 de Noviembre de 1730, 
cuyo oficio desempeñó con paz y acierto. Publicó 

'^Oración panegírica en elogio de S; Antonio de Padua, jora'^ 
do patrono de la ciudad de S. Luis Potosí." Imp. en México 
porHogal 1723.4. , ' ' 

* ALDACO(D. Manuel) natural de las provincias vascofiga^ 
das, yecino y del comercio de México, republicano beneficenlí- 
simo, que con otros igualmente piadow» paisanos, foniéntéia e- 
íeccion del real colegio de 8. Ignaéio^ para educación y)a«ip%ro 
dfi las huérfanas de vizcainoe honrados de la Nueva EspaefiSi 



Ilaaüdo por em Cot^ di km viMeain0$^ EaMfbk^, é piiW- 
e6 <Mli0ñt«* por otro» conforme á sus genér^as klass, 

MToiiBliiiicioflíes del colegio ée B. Ignaieio de LojoU de Mé« 
lUOoi, fondada y dotaáo por ia ihistre ooiigiega;sioo de NtreJSkfu 
^ Arai&Eaztt." lúp. en Madrid 1766. hA. 

ÁLDAl (D. Joñ) úatoral de la ciudad de duerétaro, presbí- 
teio del arzobispado de México. Pubhed 

^^ranegfrico de Ntra. Sra. del Pueblito, qtíe se feoera es^a* 
nmr^tt dé la ciudad de €Lu6r6táro«" Imp. en Méláco por Onti* 
V0ÍQ9 1802. 4. 

ALDAMA (D. José Aoustui) presbíiero^toexicaño, catedral^ 
tico de*leHgua mexicana en la universidad literaria^ y ezamina- 
ioi modal del ai^zobispado. Docto no sol6 éú el idioai9 de los 
indios, síao en las ckaeiaf; y cdnociendo qne mlicboe eclesiás-r 
ticos desÉiejnibafi á tís&i de Joe muchos y dilusos ai*t^ ^sontoi 
^ fubiieadoe de dieba lengua, ferino un extracto de lodo lo me« 
jor^ %iie faftlnlin ceaipuesfo IMblina, Alva, Riac(^» Betanour, 
(jaldo, Carochi, Peres, Qasteio, Mijaa^, Taneo, Bailtista y 
otios y con nuevo método j mayor claridad juntó las reglas, y 
«« t luz 

t-ArtedekkngufimeKioalia.'' Imp. én México 17H, 8.'<— 
fien «I prólogo asegim tener dispuesta para la prensa UQ$4ak* 
pugnacion á cierto crítico, que hablando de los ailtiguos flftiasyi* 
tiRDs del»idjieiea<itteKÍ€aSiOf escoibid **queabe4tai<Hi demasiado'esta 
lwgji9íif la ll6iiiarondat6i«niiiDSsoU) para aomeAtardifícuHa^et.'' 

ALDANA (D. Ignacio Santa Cruz) natural de México, 
yi0aWlefo/liiéra«o y vártuioíio. Finé cura y juez edesíiéstyío del 
JiSisl -de mitiasida Teeicapatt ten ol «¡rzobiapado, cuyo beneáOV) 
jmxkWÁó pata reüüarse á servir l¿i cáfellania de las religiosas^de 
iW«jL9rettbode ¡Méixieo* Eoeifibid 

: *'P&negírÍGO^eÍQ pr^sentaoion en el ieímplo de la Scintísiom 
l^lrgen^ Madre de Dios." knp. en México per Auiizl^?'4. 4.^ 
•^Elogio deUnvifitu mártir loepanolSL Lorenzo/' Imp.^n-Mó^ 
xioocip^r Httiz 11676. 4*<«-*'*R^oion de la reedificación del lem- 
p)«>ry iO^onas^rie de S. Loren^io de México." Imp. allí par Ruiz 
1676. 4.— ^^Dias geniales mexicanos: fiestas de -MiKieo al- QUff^«* 
pie afios del 8r. Carlos li, rey de España." Imp. en México por 
Buia.l«77.4. 

• ALQAKJC IDéJwM AtivOMiq) natuial de México^ deetor.'toé* 
bigQ y ;OfioteigO:itoetoial' decía <fiieuop6ixtana. Fué uno rde tos 
ecteeiéllúce» JBÍÉ9 . labétieeos y ejemplarfi« del aRBobiépfdo: iin- 



cáoiBábie len el p&Ipitó j en e) confesonario de retigiosaa: parco 
y moderado en su persona, valido y caaa: astatenie jr defotlei- 
mo en él coro.* franco y caritativo con ios pobres, entre loé cuá* 
les repartió sos rentas decimales y patrimoniales en vida, y por 
8U testamento. A pocos, dias de su muerte acaecida en 7 de 
Febrero de 1729 llegó á México la cédula de su promoción á la 
dignidad de maestrescuelas con una carta del Rmo. P. Guiñee* 
mo Clark, confesor del Sr. Felipe V, en que le aseguraba te- 
nerle el rey destinado para una mitra. Era coiKMSido en Méxi* 
co y en Madrid por el canónigo santo. Escribió muchos devo- 
cionarios, que se publicaron anónimos; y entre infinitos ^'sermo* 
ues, disertaciones escolásticas y consultas, que trabajó, y se 
coniiervaban MS. entre sus parientes, había un opúsculo, que ^íé 
el Illmo. Eguiara el aOo 1754 intitulado: 

f^Exposicion de las epístolas primeras de 8. Pablo J^ 

ALDAVB (D. Miguel) mexicano y hermano del anterior^ 
doctor en cánones, abogado, y provisor de indios del srsobispa* 
doée México. Escribió 

^^Deplorata virtutis imago, vit» gieesifous adumbfata, in obitu 
lUisi. ac Kevroi. Dom. Mag. D. F. Josephi Lanciegp, SancU 
Metropc^it Mexic.EccIes. prssulis düecttssimi. Mexici Typia 
Bernardi de Hogal 1726. 4.'' 

ALDBRETE (D. Aktonio) natural de ta Nuera EspUla, 
doctor teólogo, canónigo y deán de la catedral de Qúadalajara 
en la Nueva Galicia, donde falleció el aQo 1678, Hallándose 
en México el de 1650, haciendo oposdsion á Ja canongía magis- 
tral déla metrapoiitana,.sele encargó el elogio fúnebre siguiente: 

^'Sermón en las honras que La venerable congregación de'>S. 
Pedro consagró k la memoria de su antiguo abad, el Illma. ^ 
D. Bartolomé González Soltero, obi&po de Guatemala*" Imp. 
ea México por^Calderon 1650. 4. 

. ALOEHETE (Fa, Jóse) delérden ée & Francisco, lector 
del colegio de S» Buenaventura Tlaltelulco» en cuya biblioteoa 
dejó MS. un libro en 4 intitulado 

«'Tríetericus Scotisticae philosophit^ cursus,Hortus coaclusus, 
ann. 1740." 

* 

A2iDrERET£ (Fa. Pedro) natural de) obispado de Michoa- 
can del orden de S. Agustinde la provincia de S. Nicolás, xnae«- 
uo en -teóloga, calificador del tribunal de la inquisición^ e¿Bsmi->- 
nador sinodal, regente d^ estudios -y prior de Valladolid 3' de& 
lniis.Patosí. Díd á luz 



•«Elogio fúnebre del señor doctor D. Mateo de Hijar y Espi^ 
aoaa, deán de la catedral de Michoacan." Iinp. en México por 
Hogal 1742. 4. 

ALDUNATE (Fr. Juan) mexicano, sacerdote del real y mi- 
btar orden de Nuestra Señora de la Merced, en la provincia de 
la Visitación de la Nueva España. Escribió 

^'Elogios y devocionario del evangelista S.Juan.** Imp.^en 
México^ ••••»•• 

- ALEGRE (P. Francisco Javier) nació ea la chidad y puer- 
to de Veracrux de ia Nueva España á 12 de Noviembre de 1729. 
JEstudió en su patria la gramática latina, la ñlosofía en el cole- 
gio de S. Ignacio de la ciudad de la Puebla, y algún tiempo en 
México el derecho canónico. Dando de mano al mundo abra- 
zó el instituto religioso de jesuíta en Tepotzotlán á 19 de Mar- 
so de 1747. y concluido el noviciado, en que aprendió de memo- 
ria los libros de S. Francisco de Sales, y los tratados ascéticos 
de Fr. Luis de Granada, del P. Luis de lá Puente, de Alvaro de 
Faz y de Nieremberg, se entregó al estudio de los autores lati- 
nos del siglo de oro, tanto oradores é historiadores, como poe^ 
las; y enseñó l|t latinidad y retórica en el colegio máximo de 
México* Concluido este magisterio/se dedicó á la teología^ é 
hizo en esta ciencia tales progresos, que un jesuíta grave de su 
provincis, quehabia estado de procurador en Roma, escribió á 
otro así: **Hoy hemos examinado á nuestro Alegre; y puedo 
afirmar á V. R. con juramento, que no solo puede enseñar ia 
teología en una universidad, sino que honrará á cualquiera uni» 
versidad donde la enseñe *' En efecto había estudiado con te- 
son y reflexión á Santo Tomás, ¿^ Escoto, á Suarezy á Peta vio. 
Un estudio tan vasto y tan tenaz pusieron »u vida en tal peligro^ 
que para recobrar la salud fué enviado por consejo de los médi- 
cos al colegio de la Habana en la isla de Cuba, cuyo tempera- 
mento le restableció. Allí no solo enseñó la filosofía, sino que 
con el auxilio del P. Alaña, jesuíta sicihano, doctísimo en la 
lengua griega y en las matemáticas, perfeccionó los conocimien- 
tos elementales, que ya tenia desde México, y aprendió de pase 
la lengua inglesa. Sabia ya la italiana desde que en el noviciado 
llegó á sus manos la vida de Juana Bercmaoo, escrita por Vir- 
gilio Cepari. Poseía también la francesa; y supo con tanta per- 
fección la mexieana, que varias veces predicó en ella á los in- 
dios. A los siete años fué trasladado de Cuba á Mérida de Yu- 
catán, para que ocupase la cátedra de cánones nuevamente ere- 
gida en aquella academia. De allí á pocos años fué llamado á 
México, para que continuase la Historia de suprotdnciaj que^o- 



menzó elP, Fran^iaco Florencia: y en este trabajo le cogió U 
•zpatiiacion funesta, teniendo ya dos tomos preparados para la 
prensa^ que hoy existen en la secretaría del vireinato de Méxi- 
co, Pasó con sus hermanos á Italia el año 1767 y en la ciudacl 
de Botonia continúo con igual ardor sus tareas literarias, siendo 
maestro gratuito de los jórenes jesuítas, sus paisanos, á quienes 
enseñó las bellas letras, las matemáticas, la lengua griega) y las 
otras TÍTas que posttia. Allí publicó Ja Hiada de Homero en 
verso latino, que antes había impreso, incompleta en Forli; y 
dio la última mano á su Afezadriada^ ó poema de la expugna- 
ción de Tiro por Alejandro, que habia compuesto en México. 
Allí escribió (amblen 14 libros de ^'Elementod de geometría y 4 
de lecciones cónicas," con otros tratados, y opúsculos, que se 
.indÍTÍdualizarán abajo.. Pero aunque éstos le dieron un nombre 
ilustre entre lo6 literatos de Italia y Francia^solo fueron entreteni- 
mientos y juguetes de nuestro Alegre. Su principal estudio fué 
el de las santas Escrituras, padres, concilios, teólogos 6 histo- 
Hedores eclesiásticos» que meditó y dirigió con la más fina y 
juiciosa crítica en los últimos diez y ocho aQos de su rid», haa-^ 
ta fabricar como laboriosa abeja el dulce y sazonado panal de 
eus 18 libros de Instituciones teológicaa^ impresos un aRo des- 
pués de su muerte,en 7 tomos en 4? mayor:obra capaz de inmor- 
talizar á su autor y de honrar á 8U patria. Basta leer el terce- 
ro de sus Prolegómenos en el tomo lepara conocer la rasta e- 
rudicion, crítica, juicio y mérito del americano Alegre. Falle- 
ció este insigne yeraoruzano atacado tercera vez de apoplegía 
en una casa de campo cerca de Bolonia, el dia 16 de Agosto de 
1789 á los 58 afios, 9 meses y 4 dias de su edad: y conducido 
fiu cadáver á la ciudad, fué sepultado con pompa honorífica en 
la iglesia de 8. Blas. Sus escritos todos son: 

*^Honras que la metropolitana de México hizo á su difunto 
arzobispo el lUmo. Di» D. Manuel Rubio y Salinas." ' Imp. en 
México 1165. 4 — "Las tablas y lienzos originales del túmulo, 
con las inscripciones, y epigramas, que compuso el P. Alegre, 
se conservan en las paredes de la iglesia de México, por el su- 
mo aprecio que merecieron.'' — '♦^Alejandriados, sivie de tiri ex- 
pugnatione ab Alejandro Macedone lib. IV. Forolivii 1773 et 
Bononiss 1776. 4." — ^'Homeri Uias egraece fonte latinitate do- 
nata ac numeris expresas, Bononiae 1776. Tom. dúo. 8, et Ro- 
m» 1788. 4.'' — ^*Homeri Batrachomiomachia latinis carminibus. 
MS. en la biblioteca de la universidad de México. Comienza 
así:— '«Eja age Castalidum modulis Regina sororum." — **Belli-> 

gerifl inflare tubam. " — ^ Institutionum theologícarum 

lib. 18. Venetis Typis Antonii Zatts 1789, 7 tom. 4 magno.'' 
— *^ Ars rhetoríces ex Tullii prsceptis concinnata. £dita Pa- 



Oárum lib. IV. )3tm Cütti tírdctatv dé Omotúomxsm. Bdiu Bononia 
• ••.•••;• "— *'Et tírté ^poética de Bóiteiau, tnidutídá al castell»* 
no.'' Imp. en Bolonia. — ^Cdmtfcñdio de Blon y Bfofoio sobré 
ititftrtífnentod lübteméticóis." Itnp. en Bolonia.— **Alvarot Cíen^ 
füégoa de vita absconditá ad Scholarum usuih in compendium 
redactan. Edit. Bononias. • .." — ^'Rosális lacrim» elegiaco ver- 
sil, d tom. 8. edit* • • • • • • • ''^— '^Ljrica el geoiyica in B. M^ri» 

GüadalupansB elogium. •••••. •" — ''Bpicediam in obitu Fram 

clitoi Plats, bonae spei adolécéntis, ttdmatuto fato e vivis efeplt 
Etegizd 3. IVIS/' — **Hidtoria de la provihei^tdé la coixi)ia9ía cto 
Jeius de láNUeVa Bdpafia. 2 tom. fól. MS;en el archiva dál 
virewato á'ó México.— •«MiBicélañéft po^átíóal^ vol. M S/'^^'^Set- 
tnines 3 Vol.lMS."— ««Ai^ótácitane^in épist. Alzevédii de légtttuff* 
1 vol. MS."— "In libros débreTalltiili. I vol. MSI "^''PaientínrHi 
ERtóbettá t'árñéélo. MS."— ^^Biblibl^Cá'Crítioír. 6 vof. M&'' 

ABEJ03 (Fr. AittóNio) netutttl d^lfis fyáilto<ÍeC»ifáehi|[^ 
tes. 'Tófoé et h&hítt ák 6. Fftftíefsct) éñ %1 cKmvetítade Zaov- 
tbcas^ y allir flbt^cíó étí feírab y. virtudiíÉk hkbieifüa envéfiádo 
qllihce 'htíiia m t«6Tó¿ía. £hi 161 3 Íli6^1é¿t& ^roViBdiah Dej'6 
étt él bt)hv^tii0 de la tflta del-n^nnbíe dé Dtüsi'lieg^ni^ ctoaMüa 
Attegüi/uí) toíri; eá fol boa 300 iroj^B^ inütutatlo 

'^HOüiillía^ doljrb lOír evabgéliOfs de tod^ el^^aüfo:^' 

AL£M AN' (D. An^óinú) m^fsñtáWOt dvctürefiMcrfoMie^, yikñ 
4uién hábhin vistriód aüfói^d Yégtiícf&l&s, tatao'ú&víñ pdetafeliz 
y ráYñió^. Eii las fieátás dé la ptoühim&cfon de ij;tib't de f%¿- 
plifiát tótüptüsío un elogio dé e^d prfódpeí que «e'ptiWíc)6<1m^ 
preso en 1724. 

' ALEMÁN XD.M'ai'i:^) <fe qQién ' el Ilthlo. Egbittrtt «d''«in 
Ébrf'áüórés dá üiía irñi^Ti^éra y YÍéiá íaVbrable idea, <e9Mlf¥. 
cá^dd 8Ü n^itobí'é ipor el 'dé /fían. Tüé n^tüfái <de SeWlfl^^ 
úbhtAdót de tis'etiltas veitíté áño^ éh la otCíntiidttTÍa del reyt'Peii- 
Í5e II i pafiO á la Nüévá Ei^pállá'ápfi%félplt)s-del Stgto 17; ¿Ctutiéa 
'<íreéná qul^ é^l iTí^ehíoso kixtbi déifafñd8l8imar6iifBYi6e;n0^ €Ñkttr->- 
mdn <i¿ ;il(/aí*aMé, h'a1)!a de vehif: á btitlár-iái^bi^ * é^níiesikk 
Aihéñea, para tióüpat tn diátinguiáo ftfiiemcí eaiestii'biblioti^efl} 
Piíes'eBté íd^'haéstro D. Mbtéú Alérhaíili qdito apéiaU illg^i líL 
Méxréb cruandó publica siitrírérá y bri¿ifeal Oi^tú^dfik^úeáitá* 
da alAobié a:yüñtbiríiéht6'déí-é^t& ¿slpitkl, dtaéndOleiíMre'tdar&s 
íitíáas: «'Eátré Váííaé dbi^&'^rie tengo trab«rfl«li^)el«g$«etar«t}ili, 
párk aUfei)ok* dlisfe putl^iUe aí'líitíiídOj'qtife'délieTía nu«^ ^títe 
ayer conquistada tíalé huéVáí y "^gfdlLUirrk mant^m^ÜelAiftl^A^* 



bftñ^v'...»;vReoii)e«gora óilastfe ciadiaLd generosa, eáte aiegto 
f ViñÉXfítoBO petegniío^ á quien su bu^na fortuna trujo fi man^M 
dtt iu olttmenoia. •• • • ."fin efecto, la ortografía que publicó ea 
Mástico nué«iro Alemán era nueva] y el que fuese también ver* 
dtsdera tiene en eu abono el sistema de sencillez y naturalidad 
que abratsa; y* que un siglo después tu?o por padrinos á muchos 
eruditos españoles, como D. Gregorio Mayans y el P. Terreros* 
£n la gaceta de Guatemala se resucitó este * sistema, el diario 
de JÜéxlco hizo al principio sus tentativas^ y no ha faltado un^ 
apologista que aquí lo promueva por separado: (véase Ibargoyen 
tíú esta bibhoteca). De todos modos es inuy injusta la nota de 
ridiculo, que le planta el S. Eguiara en sus indicados MS. La 
real academia éepafiola en ei prólogo á su ortografía dice así: 
*^tEehos «utoreiB han prociHíado el remedio y perfección de la 
orie^i^fía castellana^ proponiendo diferentes itíétodos, que consi* 
detlkroillsónwnienteB para arreglar la escritura dé nuestra lengua 
• • • .£1 prítníero que lo intentó fué Antonio de Nebríja* • • . Ma-^ 
tio Alemán en bu ortografía castellana siguió el sistema de Ne« 
b)rija, y leén táúto rigor á favor de la pronundacüon, que exclih- 
^e ehle)ratteeíie-el oso y el origen, siendo de opinión, que siem* 
pre ^ue el castellaho admita cualquier vocablo, bien le haya to«- 
níádb' del Mbi^X), gtiego^ latino^ árabe ó de otra c^ialquiera len- 
gua} debetibardeél^arregléudolb ánaiebtrá pronunciacioh y or- 

tdgt^fía^ yexQUsandó del todo la del origen ., .^'Escribió 

pues MatecAleman 

^«Ortografía castellana." Imp. en México en la oficina de Ge- 
rónimo &(iii 1609 por Coraeho Adrieho César. 4;<^ Está dedi- 
cada á £>. Juantde Viitela, del consejo del rey, presidente de la 
abdiOnxsÁt de ^GKlsdalajara y visitador general de la N. España: 
aprobada pdr el mtro.< Fr. Diego Gontreras, agustino; y conce- 
dida la liee»eta con privilegio por diez aSo» por el virey, D. 
Luis de Velasoo. £ti España había escrito el mismo Alemán* 
— *'Vida y heeh08<del picaro Guarnan ^le AlfaraChe, Atalaya 
de la vida hutn«toa:.primrera parte:" Imp. en Madrid 1599. 4. 
— No publicó entonces la parte «eguada por cumplir un voto, 
que habia hecho de escribir*, cómelo hizo. — *'La vida de S. An- 
tonio de Padutt." Iinp. en' Sevilla 16Ü4. 4. á que precede un e- 
logio en vensosIbtiRos.— 'Completa en sus dos partes la obra del 
Guzman fué recibida en toda la Europa con el ma.yor aprecio. 
Se retmpritnió en Bruselae^afio V600, y 1605, en Tarragona, 
Zaragoza y Müan año 4608, en Biujas año 1619, en Madride- 
ño 164I.y^tHiniametiie:en Valencia año 1787. Borezo^ Cre- 
monea, la tradujo al italiano y la imprimió en Venecia en los a. 
ñd^^lÓldr-y ]6lG. Traducidaml francés se publicó en Paria a- 
ño 1625, y en Rohan año 1646. En ingles se dio á luz año 



-52— \ 



16K y Gaspar Ens tradujo b1 latín U «egrunda parte dej,(?v«- 
man, y la imprimió en Colonia con este título: "Proscenii vit» 
humanas para eecanda sub persona Guzmani Alpharachi." Loe 
elogios que Alemán mereció por esta obra'eon muchos y mag- 
níficos. Alonso do Barros, palaciego docto, dijo que: 'el con- 
tador Alemán por la admirable disposición, y observancia en lo 
verosímil de su historia, habia conseguido felicísimamcníe el 
nombre y oficio de historiador y de pintor por los lejos y som- 
bras con que disfrazó sus documentos y avisos tan necesarios 
para la vida política y para la moral filosofía/' Luis Valdés 
que supo manejar tan bien la espada en Flandaa, como la plu- 
ma en Espaüa, hizo un completo panegírico de nuestro autpy 
y de su Guzman^ asegurando que en Italia, Francia y Alema- 
nia OJO siempre nombrar á Maleo Alemán con epítetos gran- 
diosos, y que muchos le llamaban el español divina. En la u- 
niversidad de Salamanca era voa común entre los sabios, que 
como á Démostenos los griegos, y á Cicerón los romanos, de- 
bían los espaüolea tener por príncipede la elocuencia de su len- 
gua á Mateo Alemán. ¿Qué más? Llegó á tanto el entusias- 
mo, que un religioso agustino de aquella academia sustentó en 
un acto público que "no habia salido á luz libro mejor, ni de 
mayor provecho y gusto que el Guzman de Alfarache,** D. Ni- 
colás Antonio en su biblicéeca hispana no se pudo contener en 
añadir en elogio de Alemán el epigrama latino que le compuso 
el famoso poeta español, Vicente Espinel, y diceasíi 

Spin. • Gtuis te tanta loqúi docuit, Guzmanulef Quis te 

Stercore submersum duxit ad astra modo? 
Musca modo et lautas epulas et pútrida tangis 

Ulcera. Jam trepidas frigore jamque cales. 
Jura doces, suprema petis, medicamina curas, 

Dulcibus et nugís seria mixta doces* 
Duiñ carpisque alios, ahos virtutibus auges; 

ConHulis ipse omnes, consulis ipse tibi. 
Jam sacr» Sophi» virides amplecteris umbras; 

Transís ad obscenos sordidus inde jocos* 
Et modo divitijs plenus, modo paupere cultu, 

Tristibus et miseris dulce solamen ades. 
Guzm. Sic epeciem humanas vitae, síc praefero solus 

Prospera complectens, áspera cuneta ferens. 
Hac Alemán varié picta me veste decorat; 

Me lege desertum, tuque dissertus eris. 

Ni yo contento con éste dejaré de copiar otros dos epigra^ 



mas, uno tujiano y otro oastellano, ea .alabanza ée iHMstio pe« 

teiriinn inATÍ/»#inn 



legnno inezicaao. 

**Sotto una bella et poética fintione 
, Con troppo ingenno et arte fabrícala, 
Non manco degna d* esser celébrala 
Che la Metainorphósis di Nasone 

La vita Bceiereta d* un poltrone 
Vedrai con alio etil fabuleggiata, 
Acchio che la virtá sia ceícata 
Lasciato il vitio d* ogni ñiftl cagíohe. 
> . Prodcacia come ftccnrto uccel atore j 

Col battuto et penitio prígionero : i 

Pigliar ogni cativo il aaggio autore: 
Lecui lodi cantara volentiero. 

Ma per lor moltitudine e epléndore 
Bisogna cbe le cantí un altro Homero,'* 

'^€lue entre las armas del heroico Aquilea 
Templen su lira el Qriego y el Mantuano, 

Y entone el verso el Cordoves Luoano 
Para las disenciones más civiles* 

Clue con sentencias graves y sutiles 
Alumbre al mundo el orador Romano; 

Y <)ue en la fértil pluma del Toscano, 
8ábia Elicona, tu licor destiles! 

Hazafia es alta y mucha gallardia, * 
Aunque los hizo fáciles y prestos 
La ocasión» los sujetos» y la historia. 

Pero que la humilde picardía 
Mateo Alemán levante á todos estos 
Ejemplo es digno de inmortal memoria." 

Y volviendo á la nueva ortografía de nuestro autor, su siste- 
ma consiste en simplificar la manera de escribir, conformándola 
eja todo con la pronunciación} omitiendo letras inútiles, y aSa- 
diendo al abecedario espafiol una letra nueva, que es una C aí 
revés, así q, que sirva como propia al oficio de las dos impertí»' 
nentes impropias, con que escribinios el cAa, che^ chi^ chó^chu.^ 
Nadie puede gloriarse de haber sido autor original de este^ sis* 
tema; sino Alemán. Al fin de dicha ortografía impresa en Mé- 
xico, como se ha dicho, en la imprenta de Gerónimo BalH, y M ' 
Balbi, como se lee en D. Nicolás Antonio, hay una curiosísima 
disortacion, en que por una y otra parte resuelve con gracia y 



efudi^ioajd pcojbteait ifi ¿oualie* mayor elscqlanciii/ 4ablai Ueii 
con ]a pluma, ó describir coii la lengua? 

ALFARO (D.IsiDoroSasnz me) naturalde Arnedo en la Rio- 
ja, caballero de la orden de Carlos III,' inquisidor de Barcelo- 
na y de México,prebendado de esta metropolitana,j gobernador 
del arzobispado, canónigo de Toledo , yaumtller de cortina del 
rey. Escribió 

«^Garta circular «obre eraccion de cementerios fuera de laa 
poblaciones en los curatos del arzoibispado de México." 
Imp. allí por Jáuregui 1S09. 4«"— '^Carta circular á los párro- 
cos del arzobispfido de México." Imp, allí 1810. 4. — '^Avisoen 
caridad á los sacerdotes mesácanos." Imp* en México por Jáu- 
reguil8l3. 4. 

ALFARO (F^H, JosB Jorqwíj natural de) real de minas da 
Sombrerete €^ la f^Qeya Vizcaya. Profesó el instituto de Sto* 
Domingo en el convento imperial de México á 17 de Noviem- 
bre de 173j$. Fu4 paliñcador de la inquisición, examinador si- 
nodal del obfsp^dp de Duranfgo; maestro por su religión, prior 
de varios convenios y Qlqcto provincial de ia provincia de San- 
tiago de la Nueva ÉspqíSa; y como lal pasó á Roma el año 
1776 á votar en. «i capítulo general, en qutí salió el Rmo. 
duiSones. Escribió 

''Sermón rnoral de rogativa poe la falta de aguas en Zacate- 
cas." Imp. en Á1éxico:1758. 4.— '^Panegírico dé Nuestra Se- 
ñora de Guadalupe en los fiestas que por su patronato hizo la 
ciudad de Zacatecas,'' Imp. en Méxicio 1759* 4. 

ALFARO (b. Lucas) abogado de la repl audiencia de Mé- 
xico. Escribió 

*' Alegación Jurídica por Cristóbal López de Osuna contra 
Melchor Rodriguez López sobre la hacienda de los Apuzagual- 
eos/* Imp. en Jijléxico 1656. fol. ' .'' 



..f 



\[ ALFARO (P. D,. Lujs) presbítero de la congregación da S; 
l^elipe'N^rijd^ S. Miguel el «fraude. Dejó MS«, y existe en la 
bjblipfepa d^ la uúiveTsMad de M/éxico ua tomo en 8. cuyo t!^ 
tuíp'eB; i, ■ .■ •■. • ' ' 

**L£\f idoce puertas, abiertas de la celes tial iSion, por do^Hie 
puede entrarse á ver y gozaJt de la Santísima Trinidad. S^e 
irgípriniieron. ' - 



» f 



ALMANTA (P. Jq^b Maruno) natural de la ciudad/ do Mé- 
xico, jPásó de pocos años á España, de donde volvió joven ya 



formado 4 la América, y se estableció en la ciudad de ^eracruz. 
Sus talentos y conducta le merecieron allí los honores de síndi- 
co personero^ regidor y alférez real: al rey los de su consejo de 
hacienda y á Ja regencia del reino en la cautividad dé Fernan- 
do Vil, los de consejero de estado de la América setentrional; 
pero exiingido este consejo mantiénelos por primeros, junta^ 
mente con la comandancia de los patriotas realistas ¿eies de 
Veracruz, de cuyo consulado fué también promovedor y funda- 
dor. Su mayor elogio es haber entrado en terna y suerte coa 
los sefiores Lardizabales, para diputado de esta América en la 
junta central. Pu|)]ic6 én los año:j de 807. 808« 
MDfario mercantil de Veracruz." Imp. alií. 

ALMA^AZ (Fr. Francisco) del orden de la Merced de la 
redeácioh de cautivos, y uno de los primeros misioneros de la 
provincia de Guatemala, eminente en la lengua mexicana, y de 
quien hace mención hondríñca el maestro Salmerón en su obra: 
"Recuerdos históricos y. poííticos." Escribid 

**Sermones mexicanos.^ MS. en la biblioteca de la universi- 
dad deM'éxÍ9Ói' 

ALMAZAN {Fk. Andrés) religioso del orden de S. Agus- 
tín, y lector de teología en el convento de México. Escribió 

**Sermon panegírico del Santísimo 8acramento." Imp. en 
México por Calderón. 1646. 4. 

ALMAZAN (D. Francisco) presbítero del arzobispado de 
México. Dio á luz 

"Panegírico de la gloriosa Virgen y mártir Santa Bárbara.*^ 
Imp. en México por Carrascoso Í699. 4. 

AL'MAZAN (p. Juan) natural de la Nueva España, cura y 
jaez eclesiástico de Atenango en el arzobispado de México. Es- 
cribió en verso castellano 

^'Sombra poética del insigne ejemplar de penitencias Santa 
María Magdalena.'^ linp. en México por Lupercio 1688. 4. 

ALMENDARIZ (Illmo. D. Fr. Alonso) natural de la ciu- 
dad de Sevilla, de familia muy noble, descendiente de los reyes 
de Navarra. Tomó el hábito del real y militar orden de Nues- 
tra Sefiora de la Merced en la provincia de Andalucía, en ja 
que después de ur^a cañera escolástica muy lucida fué comen- 
dador de Granada. Nombrado visitador y vicario general de 
las provincias de su orden en la América meridional, desempe- 
fió con laudable acierto y desinterés aquel encargo: y vuelto á 



Espalla fué consagrado obispo inpartñus^ con el título de81« 
dotiia. En 1622 lo presentó el rey para el obispado de la isla 
de Cuba, donde hizo la iglesia catedral: y trasladado á ]a silla 
de Michoacan, falleció el aHo 1628 en el pueblo de Irimbo. Cste 
prelado, que en el Perú había derribado muchos ídolos, y erigi- 
do varios templos al verdadero Dios, dejó en Sevilla y en Adé- 
xico dos monumentos inmortales de su piedad y «de su amor $ 
las letras. En Sevilla el colegio de S. Lauriano, para estudian- 
tes de su orden; y en México el de S, Ramón para jóvenes iu- 
ristas naturales de la diócesis de Cuba y de Michoacan, á car- 
go y dirección de los religiosos mercedarios, á quienes dio el 
patronato. También dejé á esta biblioteca el siguiente escrito, 
de que hablan Gil González, León Pinelo y D. Nicolás Anto- 
nio: 

*<Relacion de lo espiritual y temporal de la isla de Cuba; Vi- 
da y costumbres de sus eclesiásticos. '^ Se conserva MS. en la> 
librería de Barcia.- Gil González Dávila en su Teatro ecUsiáatu 
eo de la iglesia de Michoacan aííade que el padre D. Fr. Alonso 
fué el primero que sembró trigo, y llevó blancas ovejas á la pro- 
vincia de Guatemala. Esta noticia no admite duda, supuesto 
que el padre de nuestro obispo se llamó Francisco Castellanos* 
casado con Doffa María Alroendariz. Dicho Castellaoos fué el 
primer tesorero de las reales cajas de Guatemala, y el que con- 
cluyó la expugnación de Uspantan, que habia comenzado el ca- 
pitán Gaspar Arias Dávila. 

ALMENDARIZ (D. Cayetano) natural de México, doctor 
en medicina, y catedrático de cirujía y anatomía. Dejó MH- 
segun asegura el Illmo. Eguiara los tratados siguientes: 

1. »*De vasis lacteis et actu chylifero.'* — 2, •'De cordis fabri- 
ca." — 3. ''De liene et ejus officiis.*' — 4. **De pancreático succü.** 
—6. •'De motu sanguinis." — 6. '*De partibus corporis similarí- 
bns '^ — 7. **De musculis et eorum motuJ' — 8. ''De guia et eso- 
phago.** 

ALMENDARIZ (Fr. Juan) natural de Pamplona, del or- 
den de S. Agusrin. Comenzó sus estudios en Espafla, y los 
concluyó en la provincia del Santísimo Nombre de Jesús de M6» 
xicof en ]$i que obtuvo el grado de maestro, y los prioratos de 
Guatemala y México, habiendo sido honrado con el título deea* 
lífícador del oñcio de la santa inquisición. Escribió 

««Sermón en la solemne profesión religiosa de Sor Joaquina 
Josefa en el convento de S. Felipe de Jesús de Capuchinas de 
México.'* Imp. allí por Lupercio 1710. 4. 



--«57—— 

ALMENDARIZ (D. Juan) natural de Mé|:ico, doctor y qa- 
tedrático da medicina, 7 profesor muy acreditado por.su tino y 
práctica. Le encuentro apuntado en Jos.iVlS. del Sr Eguiara 
como autor de varios opúsculos niédicosj cuyos títulos y mate- 
rias no se expresan. 

ALMCNDARIZ (D. Sebastian) tal es e] nombre del que 
componía y publicaba las gacet^ts en México desde el afio 1686 
hasta el de 1696. También escribid 

•«Relación de las operaciones y sucesos felices de la armada 
He Barlovento de D* Francisco Cortés^ unida con la iglesia 
de Roberto Wilmont y con el ejército de Gil Corrióse, con- 
tra los franceses de la isla de Santo Domingo, año 1695*" Imp. 
en México 1696. fol. 

1 

ALMODOVAR (Fr. Lucas) lego del drden deS. Francisco, 
que de la provincia de los Angeles pasó á la del Santo Evange- 
lio de México el atio 1530. Fué aCasQ el primer médico de la 
r^ueva Espa!la,8i no en el tiempo^á lo menos en los aciertos. Cu- 
ró de una grave enfermedad al primer virey, D. Antonio de 
Mendoza^ y sanó de otra al V. P. Fr. Alonso de la Veracruz; 
y el doctor Alcázar, protomédico de Felipe II enviado por este 
gran príncipe á México, solo llamaba á Fr. Lúeas cuando se 
sentia enfermo. Murió en su convento de S* Fjrancis^o de di- 
eha capital aflo 1550. Escribió. 

'«Farmacopea prontuaria." MS. ¡en 8 en la universidad de 
México, y en el colegio de S. Ángel de Chimalistac. 

ALONSO (Fr. Juan) natural de Goatemalsy del orden de 
Santo Domingo, y ministro evangélico de aquella provincia de 
S. Vicente. El P. Ramesal en su Historia le hace autor de 

''Varios opúsculos doctrinales en lengua zendal.*' 

ALONSO (D Miguel) presbítero piadoso del obispado de la 
Puebla de los Angeles. Publicó 

''Himno y devoción á Nuestra Sefiora de Guadalupe de Mé- 
xieo.'' Imp. en la Puebla de los Angles. @» 

ALTAMIRA (D. Pedro) natural de México, y bachiller teó- 
logo de su universidad. Escribió unas graciosas 

^^Cluintillas al chasco que se llevó el Diablo en la Gopcepeion 
Inmaculada de la Virgen M aria . Imp. 1 682, 

ALTAMIRANO CERVAI^S (D. José) natural de Mé- 



•' 



xieó, y de bilí» tilas ilotii^eM íkntiliáa, catilMgb ' éóúíAM y foban- 
tte de itt Iglesia rhetrd(io1i€atta de Áfámla. Eeoiibio 

^Vftños Sermanes.'' Imp. ^n Mamla.'^'^enfaoiies vorioa; 
ires discursos pofílleod; y un elogio umtcmo del Ulmo. Sr. San- 
ta Cruz, obispo de la Puebla de los Andeles." Un tom. ea 4 
MS. en la biblioteca del colegio ma jor de Santos, de México. 

ALTAMIRANO (P. Pedro íoiiACib) nadó en Málaga fior 
el año 1693 y abrazó el instituto de la bompafiía de Jeeus tn 

'España en el de l708. Incorporóse en la provincia de México, 
y por el afío' 1T36 era procu^rador geneful Vie Indias en Madfid, 

^onde publicó 

«' Defensa jurítlica del P. Felipe del OásiBlo, procuf ador . ge- 
neral de la provincia de la compañía de Jé8Q8<^ile' Lima.'* ' Iffiíp. 
1737. fo I, -^*' Defensa canónica y real por las provincias de loa 

^jesuítas de U 'Nueva fispaflia y Fili^Hnas sobre las ¿ensTutfaíS im- 
püe^tAs t^drlds jueces de diezmos de- la iglesia ^ de íMésca." 

í fiiip. ¿n^Madrid 17ft8.' fol. 

ALV'A ÍD.' BAti¥0L(Aie1[Dfitural de México ^deQcendienle^e 
^Tós re/es'de *re^cXito] bhctiüieT ieóiogo^ cura y jmz eoleaiüti- 
^todé Cftapi&'de^Mótá ed et ar^dUspatro,; y>peih(áimo eníel^iéio- 
*^.nia méíÉicánó. ' Eáííribió 

- ^^Confgsoná'rie irráy^ryméDor en* lengua meTÍc¿na.".> iisp. 
en México por Francisco Salvágo''1684..4.^^*Pliáiibaaen^lti|^aa 
^'n{e^'i6éíia,ic()ntra las^uper^ñtioúes^ qué «han (fUEedadot^Atre loa 
indios." Imp. en ta^mísAia «ñcina y efto.--«-'En la>bib]iot«eái^el 
colegio de S. Gregorio de México se hallan, y he visto, tres co- 
' memas de Lope dé Tuga OaVpio tr^ídueiHad. ai < thc^icftdo por 
'•riuéfetro'AlVá, yson-^l. * 'El gTftn tfeairo r del mundo."— Sá.^PEl 
^bilfiál pmfeta y xliclitostr pttrricida.'''<3. ^«LW madre és* la riftejQr." 
— Están escrhás^Y'etaño Idélvy una de eHasfOontisu^edica- 
toria al P. Horacio Carochii, jesuita, gran maestro de la lengua 
• meíílceííiB. - 



- AL VA (t>;'FEr!i'ÑAjrt)0)^adTe d^l preB«deni6,^aetó'|H(rel a- 
ño 1570 en Ttzctico. cét^rey a'niighabtudaddelosfméjciofruos, 
y corte de los reyes Acolhuas, de quienes descendia nuestro 

' lüt'or, y rtéVabá d apellido de IXtlixoeIiití;)reJrkleTe¿tnico. Fué 
el más instríiido eüf Ia'l^gua,<fai8tdriay>akiiúgünsdad8s de surgen- 

' ee!, de^bíineóS han tjfaiado estág<máte»ia«.'^ Escritov taiíVerídi- 
00 y exacto, qüé'üádtf d^o quemó comprébatse eoá'iba^niapiLBy 
pintaras, que poseia originales y había heredado de sus mayo- 

' res. : ElVitfey DíLibié deilp&scóy el. á^giúido; 'Icri dio di/^^ título 
de intérprete regio, y le mandó escribir casi todo lo siguiente:- 



tHiaioria cte l(v>Na6ira {¡«pt^1[a::^T76,capiitide8j*'--'*HUtoi^a |!le 
los señores chichimecas, coa las or(ienan3[a8<t€l efnp^riMÍ9' ^l*^^ 
zahualcoyotl; que copió el caballero fioturini del original."— - 
^Relaciones históricas de la nación Tiriteca: Qiue también Qopió 
Boturini."-7-**Fraginent08 históricoa yarÍ9s.'"--r(?ompendio de la 
'historia de los cbichimeoas, tuitecas y niekicapos, copiado por 
Boturini.V-í— "Compendio histórico del reipo .de TezcMCo."-TCan- 
los del emperador Netzahualcóyotl, traducidos al caiitellano de 
la lengua. náhuatl.''-*— '^Relación de la aparición de nuestra Se- 
fiora de Guadalupe, ea mazicano '*r-r Estos MiS. pjreciosos los bje- 
redó el erudito D. Garlos de Sigüenzay Góngora,de quien, se 
hablará en su lugar, y los dejó legados á la biblipteca .del cole- 
gio máximo de S. Pedro y S Pablo de los jesuítas de MéxicO| 
.4onde U>s leyó; el P. CUvigeio,Ty^de eUoí^ sacó mucjios mate- 
' nfil^s para su, Síaria ártica del ;il|«$5«co. .p^nieli Carreri lósJe- 
yo m peder 4el citado. SigíienzaiJBQ^urinj Ipscopiójy el P. Be- 
f laacui coixfLesa haberse valido , también d^^Vilps. 'írasladacloa 
de resultas déla expatriación de los jesuítas los libros de dicha 
,fa^bUot(eca,á la de la ufíiversid^d de JVjéxico, se^^xtrajeron íosái- 
chos iVIS, por el vÁrey,.ponde de ReTill^gigedo para enviarlos á 
rxEspa&a^dQ^ide ea^n^uy p/opjable.qu&rba'yan caído en manos de 
4ps franceses. ¿Y porqué se privó á JSÍ.4^co cíe estos órí|;ina es? 
Y ya que se remitían a Europa ¿-porqué á lo menos no., sé tejó 
una copia en México?— En la librería del 'real colegio dé é, 11- 
>defonsoi;de^^M^3(i|pq hay un tomo en.fpl. MS. intitpkdo:. t'^rac- 
mentqs de^iiis^ria mexicana, y. entre ello^ está oVigiñal upo de 
;lp8. opúsculos citados de I). FqrOAndp de Álva^. dirigiclo al 'vííjpy 
. D, Luía de .V*Jafi¿o, á quien al iBp jáipe; **¿,st€i relación he.saca- 
^doy .excelentisü;no SjBÍior* de Jos pueve; libros que He ido esdri- 
/bieadade cp^s de la tierra de n^ás.d^ Ífi(H) afíps á 6sia pahe, 
:«aiegaa está ea el prig^uai liistoria.de. los señores de.'^stc^ tierra, 
conforme lo he interpretado, y Jos viejos y principU^s mé" lo 
r iULp dejcl^rado. • ^ . • • • »^]upUco á.V^ E. rcci^ este {Dequiefio ser* 
MvioÜQ^yise acu^fde de. ,io^ pobres descendientes de estas s^Hores, 
cuando . s^ off^eTiCi^ pcfl^on ,qpe. V^ É- escribE| al\rey.'Ñ. á,,"©. 
) F.effiaxvdQ.de ÁlyfL {xtlLfucfiítil'' 

. -ALyA-(P< Jy.Aíí García) nació en A^peca .en'Ia diócesíade 

'Gu9,^a,W¿ariv,enclá;NUjeva Galicísk, á.9 dé.JVlárzó de^l^ÓT ^Vis* 

. ,iLó la «^tAna 4^ jesuitfi^en Ú^d^ Qctubre de 17á4. Éiiséfiojen 

.QqateíiíW^ la t^oUi^ía, y..ej^.af1éxicQ •fué prefecto. cié la cpn¿re- 

; gacion-de Jail^uj^namuerie. : jDió a \^^ - • ■ ■ v 

Viento d^,iestviituiles: <¡lescri|)AÍon de la pira y'honras que 
•eljcoj^gio de. jesuítas d^ Uu^temula pónsa^ró al difunto obiéipo 



—60— 

dé Comnrflgua» D. Fr. Antonio López Portülo." Imp. en Mé- 
xico por Hogal 1743. 4. 

ALVARADO (D. Fernando) indio noble mexicano, llamado 
por sobrenombre Tezomoc. Escribió porelaüo 1598 

* 'Crónica mexicana, 2 partes." — La parte primera tenia H2 
capítulos, y trataba de los tiempos de la gentilidad de los mexi-» 
canos hasta la llegada de Hernán Cortés. Existía según Cla- 
vigero en la biblioteca del colegio de S. Pedro y S. Pablo de 
México. De la segunda parte, en que se habla de la conquista 
de este reino^ hace mención el caballero Boturini eu el eatálogo 
de BU Museo. 

ALVARADO (Fr. Francisco) natural de la Nueva Espa- 
fia. Profesó en el convento de Santo Domingo de México á25 
de Julio de 1574, y destinado á la provincia de Oaxaca, floreció 
allí en virtudes apostólicas. Fué doctísimo en lengua mistecot 
y compuso 

<* Vocabulario del idioma misteco." Imp, en México por Pe« 
dro Balli 1593. 4. — Hace mención de este autor y de su obra, 
aunque sin expresar el aflo de la edición, que he visto, el £llmo. 
Dávila, D. Nicolás Antonio, Pinelo y los dominicanos franceses 
Q,uetify Echard. 

ALVARADO (Fr. Juan) natural de México, en cuyo impe- 
rial convento del orden de predicadores profesó á 7 de Diciem- 
bre de 1691. No tuvo en el siglo padres conocidos pero fuá hi« 
jo de sus obras y lustre de su provincia de Santiago, en la que 
obtuvo los puestos y honores de lector de teología, maestro rec- 
tor del colegio de Portacc&lí, doctor y catedrático veinte años de 
Santo Tomás en la real universidad, y cahfícador del santo ofi- 
cio^ Dio á luz 

♦* Elogio fúnebre del ven. presbítero D. Ventura Medina Pica- 
zo." Imp. en México 1731. 4.— "Elogio fanebredel Smo. P. 
Benedicto XIII en las solemnes honras que le hizo la provincia 
de Santo Domingo de México." Imp. allí 1732. 4.— ^''Panegí- 
rico de la seráfica virgen Santa Catalina de Sena." Imp. en 
México por Rivera (como los demás citados) 1732; 4. — ^^*<Ser- 
ínón moral al capítulo provincial de VídSV Imp/dicho aña. 
4.— '^Sermón del Njño perdido en el templo, predicado á los 
doctores de la universidad de México en el real convento de Je- 
sús María.*' Imp. en México 1736. 4.-~Entre los MS. de lau- 
niversidad de México se encuentran Varios tratados teológicos 
del maestro Alvarado, que en país menos caro de pápele im- 
prentas ya habian visto la luz pública. 



--61— 

ALV ARADO (D. Pedro) natural de Badajos, hijo da dea 
Diego que fué comendador de Lobon en el órdon de Santiago. 
Pasó á la isla de Cuba el año 1510, y en compañía de sus 
hermanos Jorge Gonzalo, Gómez y Juan, sirrió bajo las órde- 
nes del adelantado Diego Velazquez. £ln 1518 acompañó á Gri- 
jalva en la expedición de Yucatán, y dio nombre al rio Alvara- 
do. En 1519 vmo con Hernán Cortés á la Nueva España, y 
fué uno de los principales capitanes del conquistador de México, 
inmortalizando su nombre por el salto llamado de Alvarado, y 
por otros hechos mas recomendables. Ganada la capital de 
Moctezuma, lo envió Cortés con soldados españoles y un gran 
numero de indios amigos á la pacificación de la Mistecaí que 
logró con felicidad. En seguida pasó con doscientos infantes, 
Cuarenta caballos, dos cañones de bronce y muchos indios me- 
xicanos á dar socorro al sefíof de Tehuantepec, aliado de los 
españoles, contra el de Tutepec en la costa del Sur. En 1524 
habiendo sujetado varios pueblos, entró en el reino de Guatema- 
la, cuyos reyes se habian ofrecido espontáneamente por vasa- 
llos del rey de Castilla; y en el valle llamado Panchoi ó Almo- 
lonca fundó la gran ciudad de Santiago de los Caballeros. Dio 
la vuelta á México en 1526 para tratar de loa aumentos de Gua- 
temala, con especialidad de los que tocaban á la instrucción 
cristiana de los indios; y en Febrero de 1527 se embarcó para 
España. En Sevilla recibió orden de que partiese con pronti- 
tud á verse con el emperador Carlos Y que deseaba informarse 
de las cosas de México, y de los cargos que habian hecho á 
Cortés sus émulos. No faltaban tampoco éstos á A i varado, á 
quien en México hicieron confiscación de bienes los funestos o- 
fíciales reales. Pero Alvarado supo ganarse la amistad de Fran- 
cisco de los Cobos, secretario del César, que informado de sus 
méritos y conducta lo restituyó á su gracia: y premiado con la 
cruz de Santiago, una encomienda, y el título y empleo de a* 
delantado, gobernador y capitán general de Guatemala y la 
renta de 562,000 niaravedis, regresó á la Nueva España en 
1528. Llegó á México» donde los oficiales reales movidos por 
Gonzalo de Salazar, enemigo de Cortésy gobernador en su au- 
sencia, le suscitaron nuevos disgustos. Alvarado desafió á Sa- 
lazar según los retos de Castilla : mas estorbóse el desafío: y con 
la noticia que se tuvo de que Hernán Cortés venia ya navegan- 
do, bien despachado de la corte, aflojaron los émulos, y dejaron 
partir á Alvarado á Guatemala, temerosos de que un tan pode- 
roso y buen amigo del conquistador de México se hallase con él 
en la capital. Habia prometido Alvarado al emperador armar 
á 8U costa una expedición para ir en busca de las islas de la Es- 
pecería por la parte del Sur; y pare cumplirlo construyó y armó 



en la ba&¥á dé l2tatm óelib vélaí. Feío éuátíifo db^l^áriM^ á 
embarcarse llegó á Goíátemala la fama dé láé ríq^éSsad det Pé-^ 

3; j estás noticias le decidieron por el proyecto de if á aytfdát 
cúnqui^ita Jor Pizarro. . Y aunque para ésta empresa le nega* 
ron los auxilios que pidió á México, páHió sin detenerse con sus 
ocho buques, y en el camino descubrió el puerto de Acayutltf* 
Sorprendidos y aun recelosos de Alvarado los capitanes del Pe* 
ru, le recibieron de tan mal grado, que )o determinaron á ataijalr 
^ ^imagro. Iban ya á romper los dos ejércitos cuando le pro* 
pusieron la compira de sus navios eti cien tnil pesos de oro, cdia 
tal que se retirase. Aceptó Alvarado y reertibarcándose én él 
más pequefio barco, se volvió á Guatemala, dando á esta ciu- 
dad la gloria de que muchos de sus Vecinos que se c|ue^aroa eh 
el, Perú, hubiesen sido fúnd'adores de la^ciudfades e^alíolaa-diB 
Lima y Quito. Alvarado lo fué én su pitoVincia de las lie S. Pe- 
dro Zula, y Gracias á Dios, y de la viira de S. hxtm de Puerto 
caballos. Hizo otro viage á '£spafía, de dónde vofvió bien áe^ 
páchado y con ánimo ñrme de e^préhdé^ el tan déiseado desca^ 
brímientb de la India Oriental por él SÍir dfé la Altt€ricá. UL 
este fín construyó un armada de doce naVíoVbien equipados «h 
qUe gastó doscientos mil pesos de ¿u cáiiShl. Partió ^staaír- 
mada él afio de l^fáOKácla la costa de la ^ñfviñcfá de ittisxséf 
á' esperar allí á núesíro adelantado, él óüaí por tierra í^asó'á Mé- 
xico á conferenciar cohelvirey Mendoza ísÁi^e eí deicubf^etüo 
y conquista de la tierra de CíBoia Ó Nuévo'^éxiOóiyctHaóeha- 
do el plan dio la vuelta fíor Jalisco, dondé'^''ía 6a¿on se Italia^ 
bán los españoles muy aparados pdr lo^ indios. Acudió Al^- 
ihdq al socorro, 'y eti una retirada, qué I fe'Válba la fétagtíanlia^ 
por una escarpada cuesta, Un caballo herido bajátifdo' predipitá- 
'do lo atropello y estropeó de irráñéra el ^a de 8. 'Juan Batnista 
del aSo 1541, que á los docedMs fánedóeñ'^haadálrjarat'lm- 
biendo recibido bs santos 'gác'rahiéñtó's ifífti las defrrcfstmGiones 
m&s fervorosas de un crnsíiano verdadero. ' Cüeiiiáse que^cóibo 
ál tiempo de curarle diese grandes sollozos; el' cirujano le pre- 
guntó ¿Q,üé es lo que más le duele' á vuésefioríaf» á lo qéré*s- 
pendió con entereza: ElcÜrría. Hizo su tbslaírnento á'4^elti- 
lio, dejando por albaceas al obispo 'de Guatemala, y -á su* it%r- 
maho D. Juan de Alvarado, vecino de^Mésífco. Pórlo qtfe-^'es 
falso lo que escribió Herrera, qae'há'bia ifiüéVto á lOs trres 'dtáa 
^e su desgracia. Dejó por' 'heredera' á su mug^er Doña fibatiiz 
¿e la Cu^va^ que habia quedado por^gobAnadora de Ondienm- 
, a, y con quien lo casó ení'Éspáfla iú protVtJtor, ^1 séorettffio 
Cobos, no sin griandeó íjifidbltades, que véi^ctó conta'^ii'ifipiftpoB- 
tólica el mismo emperador} )pbr haber éstüdótílififtído línieBfHíes- 
tro D. Pedro con ü^. Prancisca, herrtáná cHlíial tle D'^Bwtnzj 



lá'eon menor sentimienlo de Hesnan Coitt4«, con cuya hermanfi 
tenia contraídos exponsaies iU varado, Y la dicha DoSia Beatriz; 
tburi6 también desgraciadamente eo la inundación de la dicha 
ciudad de Guatemala', dentro de loa nueve dias del duelo por sh 
esposo. £i cadáver del adelantado eatuvo muchos aflps en la 
la iglesia de Tiripttió de religiosos agustinos de la provincia 
de Michoacan, de donde lo trasladó su hija Uoíla Leonor á la 
catedral de Guatemala. No sé que epituño se le pusiese, pero 
Juan Diez de la Galle le hizo para su sepulcro el siguiente. 
'*Yace'en este angosto monumento el que lo merecía más aii* 
gusto: quien fué para la noble ciudad de Guatemala lo que para 
Homa, Rómulo: el fanKMO por au valor y victorias» O. Pedro 
de AWarado, del hábito de Sanüago, adelantado, gpbernadpri 
capitán general del reina de GaatentiaU; fuA^e^dpr y poblador do 
lailustriÁma ciudad de Santiago de losGaballerois, á quien dii^ 
templos, leyes, ñtofi 7 costumbres^ despues: de haber deshectiQ 
én muchas rbatallas el «ngafiode la idoUtiiía, poniendo pa.ca 
diempre, cesación en sus aras y aítafes: pasó á la .inmQrta|i4a4 
<)ue ya goza, afío 15éL" Un capitán y Qonquistador tan fan^g- 
•Boy tan benemérito de Ja eiudad« igle8iayrsinQdeQuatem^a^7 
d«una y otra Espafia,. mereció >t^% largo extri^oto en nue^(ra 
biblioteca, cuando élJaenciqueoe también con sus 

^Cartas reiaciones á Herrvan Gaités sobre los sucesos d^ laH 
provincias de Ohapotülan, Cheaiaj(tonango,y Utlatan aSo 152i." 
Imp. en j!i!ladxid^l749 en el tomo 1 déla cpliec^ion .de 3arpia. V 
Ramusio las • tradujo ái italiano y las publicó en %\x tom. 3.. — 
«*£1 Pedro de Aiv)arado, autoi del Viage desde Lisboa á Qa/e- 
cut." Imp. enáialíano a&o 15$6 en ibl.^ie8..hien diferente 4? 
nuestro bdelaaiado. 

AL^ARGZ (Venbrabcjs Bbriiari)ino) natural 4eJ[a.píuda4 
de >6evüla« Deseoso de fama y gloria militar pas4 á esta Amé- 
tica<de edad tde< veinte a£k>6, y en lafgaerracoalos chichin^ecaa 
se disítinguió po<rsu valoró intrepidez. Díó la.vueUa á Méxi- 
co y saltando las riendas, á .las pasiones juveniles, todo, entrega- 
do al juego, á los desafies ^y «pendancias^.y .á ips desórdenes, d^ 
la incontHieRcia, so hizo el objeto Íq Jas ^s^ye^as providencias 
de ia justicia^ y -fué condenado con otros dpjce jóvenes de igufil 
conducta á destierro alas Islas Filipinas. Escalan todos la cár- 
cel, 'flon 'Cogidos ices de eUos y puest4)s á.ppqps dias en )a hprca; 
y nuestro Beraardini) huye y ^esiido^de marinero se. pa/^a ^1 Pe- 
rú, Sigue en let Cuzeo la carrera. militar, y p&us.aimentado.y a- 
rrcpenlido adquiere honradamente más de treinta mil pesos de 
caudal. A ufia conduela en,4o,me«aiJbiuena ^e allega 9n^espe- 
eial^lilti&aniieBto'de DioS| y convertido en Ángel vuelve de Ja 



meridional á esta América oon ánimo de reparar loe eseándalos 
antiguos: j vestido de un saco humilde se entrega todo al cui- 
dado de los enfermos en el hospital recien construido de Hernán 
Cortés. Piadoso para con su madre viuda Je envió 1,000 pesos 
de socorro, j la convida á que se venga á disfrutar á México 
de más conveniencias. La madre le contesta que le sobra con 
lo que le habia enviado, y le exhorta á que emplee en obsequio 
de Dios sus caudales. Y en efecto, obtenida licencia del virej 
D. Martin Enriquez y del arzobispo Montúfíir, con sus bienes, 
7 otras limosnas que recogió, y acompafiado.de algunos pocos 
tan piadosos como desengaOados, fundó el hospital de la cari- 
dad en las casas inmediatas á la capilla de S. Hipólito, patrón 
de México. En seguida fundó también el de Huaxtepee^ don- 
de dio benigno hospedage al v. varón Gregorio López» Y son 
igualmente obras de sus manoe ó de su espíritu los hospitales 
de Yeracruz, donde tenia siempre dispuestas cien muías para 
trasladar los enfermos, que llegaban de Europa, hasta México, 
acompañados de sus hermanos; el de Perote; el de Jalapa, el de 
Acapulcoi el de la Puebla, el de la Habana, el de Guatemala, el 
de ^uerétaro, y otro segundo en México llamado del Espíritu 
Santo. En fin el v. Alvarez fué fundador de un nuevo institu- 
to religioso hospitalario, aprobado por el Papa Inocencio XII, 
después de la aceptación que como congregación piadosa habia 
merecido á los Sumos Pontífices Gregorio XIII, Sixto Y, Cíe* 
mente VIII y Paulo V. Cuenta hoy en la Nueva Espafia doce 
conventos hospitalarios sujetos á un prelado con el título de ge- 
neral. El ven. fundador, hombre virtuoso y benemérito repu- 
blicano, murió en su hospital principal de 6. Hipólito de Méxi 
co, á 12 de Agosto de 1584 á los 70 años de edad, disponiendo 
el cielo para gloria, honor y premio de su siervo, que su funeral 
se solemnizase con las más públicas demostraciones de regocijo 
mezclado con tiernas lágrimas, y con asistencia del arzobispo 
virey, audiencia, ayuntamiento, nobleza y clerecía, por haber 
concurrido su fallecimiento en el mismo dia, en que México ce- 
lebraba en aquel mismo sitio el aniversario de su conquista: 
Pronunció un elocuente panegírico el mtro. Adriano, agustino, 
catedrático de la universidad, mezclando los elogios del mártir 
S. Hipólito con las virtudes públicas del v. Bernardino, el cual 
escribió 

^* Regí as y constituciones para los hermanos de la caridad de 
S. Hipólito de México." Estas, alladidas y aprobadas por la si- 
lla, apostólica, se imprimieron en México afio 1749, 

ALVAREZ (P. D. Diboo) presbítero del oratorio de S. Fe- 
lipe Neri de México, en cuya biblioteca ee conservan tres to - 



«W, «Wfc «&• «n f . Mea ^cMá^(mAm y dtipiMtoe para 1« 
pfeBsa con ««to« títulos: ' "i ^ " r 

I, -Tfttado» leológicoe*— SL «Bettfitca lattoá.*^--». **P1*. 

mori^lfffé^ - .7 



', ALVABE^TOLEtip'ílLLMO. D/Pn/Jt^AW Bautista) nació 
.el afíQ lé55 en la capital de (Suaternaf^tCofiáo lo ha evidetíciü-' 

do con la fé de bautismo el Br. Juarros en él trat. 3 de hú Sif- 
Urna de Guatemala; y no en la ciudad de S. Sáivádóf, óomó 
hasta aquí se había -iMreido» Sus padres fiaron Ips^iDuj nobles 
D, Fernando ÁlVarez de' 'Toledo y ' Doña ' Juaná'del Cadtillo. 
.Llf^in^\e pi,o;i 6 Ja ^.^\}p^^ i^ 3* Fir^i^pia^o, y tomó ^1 hábito en 
japroyiqqif del S|nQ/l?pcñl>re de J'émis, ',dóndiqi habiendo iobse-» 
tüM^o miicíios afios te teología, obturó el tífüíb de lector dósVé^ 
. ce^ jubilado/ tué uno de lof fundiádoiree. deis unirersidadit- 
teraría de Quatenriáía, doctor, én ella ^ Éúptimti mitrar áiicó á^ 

fscfíto^ Ópbejrn^ Varios Qqnyeníós'de su' ói'des: visitó lóp' de 
ic^ifagu^, y fué electo,'prpTÍnoiáL 'Am|)lió la ígWáia tnaVÁ de 
.8,,Frai\oiscQ,.l6yamód[Ó9delos citniéiltós la aula ¿enerar paira 
los act^ escolásticos, 1(^8 doce capillas del calvario} 7;VIín0n'ás* 
ferio dé religiosas da su orden/ £ti 1708 fué pré^^ pafra 

, ér obispado de tíhiapá, ¿onde íun¿ó J dotó un hóipitio] y ^^ ^^ 
'/radía dé los pploreíi. Y jpiroinovidp á la mitra dé Guacemaía 
.^u 1714 estableció iacasa dé rficbgidás, consagró la ígle&íá de 
B, FranoÍ8pp*-y continuó las efusiones de sU misericordia 'y gé- 
! nerosidad hasta dar de limosna el pectoral y los .^tiillbs epi^éó- 
palea. En 1723 fué trasladado á la iglesia de Guadaíajará, y 
teniendo ya Ias.í>ula8 y nombrado sucesbr/renüñci^ la dignidad, 
y determinó retirarse á ún convento de su orden. 'Mas el ii^ey 
que lo arpaba sobremanera le .escribió p^ra que se mantuviere en 
Guatemala, *dando la mitVa de ónadalajar'a al qué estaba iiom» 
' brado su sucesor, falleció Heno de afios, y cotmádp de virtti- 
áe^y méritos en Julto de 1726, y está enterrado en ia igteáfá tie 
los^P. misioneros de Guatemala, de quienes fué singularísimo 
bienhechor. .Escribió ^ * ; 

«*€Ln»8tiones difodlibetales." Impresas en Espafia.— 'fEl 
Prelado Querubín, modelo de uin perfecto provincial.^ Imp. 'én 
Guatemala por Pineda Ibarra, 4.-^^^Séra)on de Gracias por^ ta 
feliz celebrapion de uncapítuW Imp. en México por Qar'ae- 
coso. 4. — <*Tractatús de j>robábilitaté opinidi^nm. ín qhü expli- 
cantur 65 prppositióries dámnatas." MS. efi la biblioteca dé'S. 
Francisco de Guátemalcu — ^^'Ezplioacióñ de ti tonKiitUción de 



ikóoaúclo tí ¿o^ff^e Sti»a£ti¿l»&&y dé' p&Ugk^ A^ BStUtett» 
BIS* ea Ift ibiflina biblioteca. 

ALVAREZ (D. Joan) vaeino de la Noera Eip&líáÉ. TtéMeti- 
tó en la corte dei |ffiadri(|. . . . .^ 

* 'Avisos para acrecentar la mi bscíeñdá de lá Nuérá Éspáía." 
•p-VAyi^os para aumento y utilidad d^Jo^iDdiQj^." — '^ Avieos pa- 
^.dei^'terrar lá pestiJetíóiái de las vecindades d¿ Méiícof." ikS., 
^vie^exi^tian en lá biblioteca ¿e Barcia, ilé^ün sé kségitrÉ ht Bl 
de rinelo. 

ÁLTAI¿B2 (D. Jüah). Yiúé SEÉRANO; 

.XpYAlMtZ (P. Lüoik-i hicfó eü iü abdkd de YükétÚí'i it 
'4e Octubre de )68§» j tomó la 'sotajñá de Ifi bompiáfffa d^ Jéi^ 
ep ttiixico 4 i8.de ftetiéúibre áe Í7bé. 'MuiriiS eb iUinifibtós 
de.^¡naloa.eI alio Í76t). bUftaáádb c&n ei áiia^rablá Bé 7»- 
/¡^nó V«7/4 4'4rocaf escribió doá poemas intitóIádoiB.^ 
,j. jÍ^.**UA^ngeloipácfeá.;'--^a. '••1¿ JbAtoa «^i^Etí el («iaiiS), 
^f^^ ño h^.ir^ato; |»áréc<í que quiso descú|bri^ la^éírá.dB Llí^Beí 
^h ^el cieloi y qcasp tehdnii prÍMénte el PSriXBópe^iÚSó'ñh ÍVifl* 
ton. f:) >egundó ej^iste. Í\á. ¡eii la biblloféb^ de lá üríf^l«ii»)d 
fio A^éxvcQ con p9\é Utúio; '*7oeéphlna piínfígli:^, Aiu B, JoÜlé^ 
vita .seplem libris^ rnodulati^'* Comienza 't>ot ubiíi elégfa fátiád, 
Qué es la dediéatoría de la 'ot^rá al ^tHarc^ B, J^i;'V cbñclaVé 




;pigr]f más j elogios sobre lá feUnía de la Viírgen,^' i^9ÍB^% 
en poder deí^piesbítetó curioso Ü. Íói^B£rtbrib; 




n en !a nuestra 6 en la MeiiJional. Z/ejó KlS. 

igc8imales.i— Sermonas ^áti todas las ^dlffiíi> 




neos 



A¿^^ (Fju'RÓQifK) retigiósb r/anascañb '*! cBr^iito 

,Ae 6ana¿un^ de quién hay fuÁdam'eíitó' para creer ti^ 
esú Amln^ca^ |¡icribi0 w^n\iimuca ^JBts¡>aia 

**Oociruus para uso de ibs leligioeoe niifiónei^." 



VESSTBXB. Ihnf ibrroitio) aaeM en él pueblo de Qepah- 
tode: ta proTincia de Chuleo «nr el afsobispado de M¿xieO| y te- 
tax pareoieteo con la famosa poetisa SQexkaoa 3or Juana Íüé9 
és! ifl^Orna. Abraz6 por verdadefa voeacion el estado eclesiás* 
Hco hasta lograr el praí^bUefado; y desde su juventiid adornada 
GOn las bellas letras, tuvo una decidida inclinación á la física, á 
la química y á las maCematieas en todos sus ramos. Hizo un 
«n>h6iderabte acopio de buenos libros y de instrumentos exquisi-** 
tó8f con los cuales y un estudio tenaz y una vida retirada logró 
los mas exactos y profundos conocimientos en las ciencias exác* 
tas, que su filantropia y patriotismo le hicieron comunicar al 
pfiblico. £s verdad que su genio adusto, y su acre y severa 
crfiióá te ptrodujeron en su carrera laboriosa más émulos y riva* 
4ee qae amigo», y más disgustos que premios y medres de ío^- 
iOÉa. Péio él insiguió propagar ei buen gusto literario enue 
8QB conpetriotes, desterrando muchos y gravísimos errores vul- 
IgtreBy y 4»Uigaiido á estudiar y modiiar mas á los que se atrq- 
^ero^ á medk *óOn 41 Ja pluma. Los virtsyes, ios arzobispo^ 
7 bu «Gorporaciohes respetables 1« distinguiscon con varias comi- 
«iones honoríficas y graves, aunque nada lucrosas; y cuando en 
Méávoo ke mord«aA íe envidia y la maledicencia^ 1% academia de 
4fl» oiencíOB de París y la sociedad vascongada lo honraban con 
^título de sti focio <Xírre¿p<m9a¿ y publicaban sus elogios y siis 
^t%ft>aj«s KierañoS) «1. Jardín botánico de Madrid lo asociaba á su 
^^mie/y te. expedición botánica del Perú le dedicaba en honor 
iie^n nombre la planta tüxaita, £n fin cuando no pudo y<a 
%rebaÍBr^ cayeren una. profunda mekncolia, y fail^ió en Méxi- 
mo de'6i <alíOs ^1 2^ de Febrero de J799. Se dio sepultura á 6U 
'éadárer'eala ágiesia de los PP. mercedarios. i^a gaceta A% 
Méxiao^de4'de Marzo del mismo año hizo un extenso elogio do 
»este4ttefato, que se receipila en estos términos: '«Alzatesirvió ^1 
'Orb0dilerftrio,^olnobueu<filó8ofo;> trabajó pqr ser 6til á.la,pai[ia9 
oomo bnen^ciíudadano; y observó siempre unacondupt|i arrcgia- 
-de, "codio-buenfeaoerdote." . Escribió 

*^knoi<liü«favio de tMéodco:'' papel periódico ^publicado en 
"M^8.--4í--»'©b8ervaciones meteorológicas/' Imp. en JÑIóxico 
•1^F09 4.<^^Observac4on del. paso. del planeta Venus ppr. el disco 
*dei Si9ii heOha mi México;" y publicada en París ,1770,-r--''Di- 
•ertacion-astionómlca sobre el eclipse de Luna, observado en 
'Méxieo el 12 de Diciembre de \iíW dedicada ai rey.'' Iwp. en 
-'^770.a*-^iá¿sttntoB varaos sobre «¿encías y arles: obrA peñódica, 
-<piiJilÍ€adaien'M^co4'7<72. 4— *^Qbservi^cÍQAes.sQbre la física, 
• histotiá natural, y'artos útiles," Pcjciódieo pubiioado en México 
•por «Ranéala i787,4¿-«-^>(uonieíoaiátil«8tpiirA socorrer la necesi- 
'^cU^ eaUtcfoipo dereeeasáS'iie. OQ'ine^Wfis." .Itap. en Méxiico 



1787. 4.--<>I>orripcton d« ins antigOndaifee de Xoebt&tüfiOiBfi la 
provincia de Cuernaraca de la N, E." Imp. en México^ y rém^i 
presa en Roma, traducida al italiano en lSO4.-'*M6tod0 de aam* 
brar, trasplantar, podar y sacar froto de las moreras. y moraled 
para la cria de gusanos de spda." Impreso en México por On- 
tiveros 1793. foL-^^MemorÍA eobre el insecto, grana 6 cochinille, 
con estampas.'' Iimp. en México 1777. 4 — '^Notas á lahistOf* 
ría antij^ua de México del abate Clavigero,^ remitidas á D# Aqp 
tonio Sancha, impresor de Madrid. M S, -«''Carta. geográñea da 
la Nueva Espafia, estampada en Paris^ y publicada allí de ór? 
den de la academia de las ciencias." — * Mapa 4Íle^l arzobispado 
de México.** MS. — '«Dictamen al superior gobierno de Méti* 
eo, sobre la construcción del nuevo molino de la pólyora." MS\ 
de 1778. — '«Memoria sobre la seda silvestre de la M £. desprip-i* 
cion de los gusanos que la forman, y 4e los árboles en que la tie^ 
bajan; y utilidades que la nación puede sacar de este niiero fa- 
mo de comercio.^ MS. en fol. en el tomo 24 de papdts vaHt^ 
de la biblioteca de la iglesia de México.— -"^Reflexiones de un 
patricio mexicano eontre el proyecto de cegar las acequias que 
atraviesan por Iss calles de México." MS. ^n fol. tom. 25 de 
varios de la biblioteca de la catedral de México,*«tEra este Ttf 
quinto 6 sexto papel ^ que nuestro autor escribid sobra este m^» 
sunto. Véase como se explica en una nota propia de un genie 
liberal y franco: **No es este un pa^quin 6 papel díscolo. Pu- 
diera divulgarlo porque todo ciudadano tiene derecho para. hi^ 
blar de las providencias perjudiciales al público; y niis reflexio» 
nee interesan al bien común: Pero ¿me permitirían imprimirlo? 

• • • Así pienso y así escribo; piensen y escriban otros lie 

otra manera; el tiempo y la experiencia aclararán la verdad. • • •" 
Y en efecto el haber cegado las acequias de México en vez de 
haber tratado de su limpieza y multiplicación, no fué de las mee 
acertadas providencias. El gran conde de Revillagigedo era 
hombre, y fué preciso que entre tantas cosas divinas que hizo, 
hiciese esta para que supiésemos que fué humano.-*-*- Descrip- 
ción de un nuevo instrumento útil para secar la pólvora con pron* 
titud y seguridad." MS. en fol. del aflo Í780. En la bibíiote» 
ca de la catedral de México, tom. 35 de varios MiS— *'Obper« 
. vaciones sobre los experimentos ejecutadof» en la fábrica de pól- 
vora de ChapuUepec." MS. en fol. en dicho tomo.-*-**Memo* 
ría sobre mejoras en el beneficio de las granas del reiao de; la 
N. E." MS. en fol. allí mismo.-^-^^Modelo y descripción de loe 
hornos del almadén, con dos instrucciones para extraer el azcy* 
gue: descripción del horno inglés y su uso.'* MS. en fol. á pe» 
dimento'de los paroioneros de la mina de BolaHos; en dicho tooÉ. 
35. — ^*Mótieia de taswtoae dejieogue, «fiehay ;cia>lá;Ni» EL' j 



ra^on de las que en otro tiempo se han beneficiado de cuenta de 
Jft real hacienda.'* MS. en fol en él tniBino toino.— '^Dél níodo 
con que se hace el contrabando de azogues en la N.' ÉL**' lAÉ. 
foi. ailí también. — r**Memona de Mona. Jussieu sobre' azogues, 
traducida al castellano."' MS. en dicho tomo 35. — '^Ensayo so^ 
bre la siembra y cultivo del lino y del cáñamo en la N. E." M8. 
del año de 1^78. En la citada biblioteca, tooi. 25 de papeles 
varios en fol. — «^Memoria presentada al real tribunal dé la mi- 
nería de N. E. sobre el nsode álkali volátil para desvanecer el 
gas mefítico en las minas abandonadas.'* MS. del aSo 1777. 
— **Vario8 planes, cartas y oficios al conde de RevillagigedOi 
virey de México, sobre la población de esta Capital» alumbrado 
y limpieza de sus calles.'* MS. en fot. en la dicha biblioteca 
de la rnetiropolitana de México en los tomod 3t), 23 y 26 de^A- 
peles varias — «'Descripción del barreno inglés, instrumento ne- 
cesario para los mineros y labradores/^ Imp, en México por 
Jáuregui 1770. 4 — Otras muchas cosas escribió nuestro labo- 
rioso Álzate, que podrán aquí atladií por los amanisf de em 
nombre. 

ÁLZATE (Illmo/ D» 8imoñ Estxvan BuLTaAM) nació én 
México el alio 1620 de una familia muy ilustre, y fué hermano 
de la piadosa condesa de Pefialva, cuya memoria por las obras 
de beneficencia, que hizo, será eterna en esta capital. Reci<> 
bió én la universidad de su patria los grados de maestro en ar- 
tes y doctor teólogo, y fué catedrático de prima de filosofía y 
de sagrada escritura jubilado, y cancelario. Después de la ca« 
nongía magistral de Valladólid de Michoacan obravo la misma 
prebenda en la de México, y las dignidades de tesorero y nñaes- 
trescueias^ con la abadía de S. Pedro. Murió de cincuenta' a- 
ños á 15 de Mayo de 1670 y á pocos dias llegó de Espafia la no- 
ticia de haber 'sido presentado para el arzobispado de Manila, 
Fnndó en su metropolitana los aniversarios de S. José, S. Si- 
tnon, S. Agüstin, S. Francisco, y Santa María Magdalena!^ y 
los maitines de la Asunción de nuestra Seflora y S. Pedro. De- 
jó fincados 60,000 pesos para dotación de huérfanas^ y dotó tres 
capellanías de á 4,000 pesos, las misas que llaman de aguinal- 
do y otras varias. Escribió 

**Laudatio íunebris ad regias Augustissimae Elisabethffi Hié- 
paniarum Regin» exequias: habita in metropolitana m'exicana 
ecclesia tertio nonas Julií ann. MDCXLV." Edita Mexici Ty- 
pis Calderón eod. ann. in 4. — ^'^Sermon en la solemne dedica- 
ción del templo de la metropolitana de México*" Imp. allí por 
Calderón. 1656. 4. 



AMABL£ '(D; Jóse Maeu) natural ¿e l& ^7. £. 'tolegtal^éii 
el de S. Ildefonso de México, bachiller en fíiosoíid, teología y 
medicina, Escribió 

"Joanis Brunonis elementa medicina in epitomen redacta." 
Mexici 1801. 8 —Y eme opúsculo lo iraduio en castellano y lo 
publicó dicho a&o^ añadiéndole — ''Tratado de la inoculacioa 
oon la vacuna.*' 

AMAR (D. Rafael) natural del reino de Aragón, caballeta 
del orden de Santiago, coronel del regimiento de .infantería de 
' idéxico. Al valor de Palas supo añadir en ai las gracias de las 
ximsae; y en el certamen poético^ con que la universidad literaria 
de México solemnizó la exaltación del Sr. Carlos IV ai trono da 
jB^qpaña, fué premiado en primer lugar, por un 
. '^Romance heroico endecasílabo en elogio de CáHoálV;" 
Jtmp* en México 1791. 4. 

ÁMATE (pR. José) natural de la N.£. del ¿rden de S. Frao- 
cisco, primero en la provincia de descalzo de S. Diego, y hiego 
.,en la de observantes del Sanio Evangelio. Predicador general. 
Escribió 

. ** Piadosísima devoción de la escala santa dé 'Roma." Idop* 
en México por Jáuregui 1794. 8. 

Santa AJSÍÁ^ (Fr. Jüan) natural de Asuaga en'Extremáda- 
^ta. Pasó seglar á la América, y tomó ej hábito de S. Francis- 
co en el convento de S. Cosme de México eí^año 1590, en que 
aquella casa religiosa era de los descalzos. Fué varón docto y 
,ejemplar, calificador del oficio de la santa inquisición, y provin- 
cial de su provincia de S, Diego en ^610. Murió ^ ios 60 a- 
ñ03 de hábito en 1651, ^u máxima favorita era.* '^£1 acierto en 
todos los negocios consiste en la reflexión." Escribió según Ja 
.crónica del P. Medina, y la biblioteca franciscana, 
. **Noticia histórica de las vidas y hechos de los primeros teli- 
giosos descalzos de S. Francisco dé México.'' 

SAÍíTA ANA (Fr, Juan) natural de México, hijo' del calja- 
ilero p. Juan de Mendoza, venerable por su piedad. 'Estudió 
en e) colegio máximo de la compañía de Jesús con el V. P. Cas* 
tinij virtuoso y sabio jesuita. por cuyo consejo tomó el hábito 
de carmeliía descalzo en la provincia de S. Alberto de la^M.lE. 
donde floreció en virtud y letras. ^Dejó MS. en labibiiotecú' de 
la universidad de México, en 4. . 

^'Bosquejo de un ejemplar de seglares; víila de D. Juatl de 
Mendoza, tercero del orden dé S. Francisco." { 

■ I 
\ . 

) 



^4A!N ANASTAS^IO(Fr. J0A«) natuvül ^ ViUanisa, ataobís- 
paÜo de Sevilla. Tomó el hábito de carmelita descalso en el 
convento de )a Puebla de los Angeles el aflo 1759. Ensefió la 
teología muchos años en los colegios y conventos de la provín* 
cía de S. Alberto, y después de varios prioratos que sirvió) fué 
electo provincial en 1784. Su doctrina y observancia monásti- 
ca le hicieron respetabilísimo; y murió con olor de santidad ea 
1800. Escribió 

^«Explicatio terminorum, quibus frecuenter in disputando 
scholastici utuntur: seu viascieiuiarum illustrata." Mexici Ty* 
pis D* Joseph de Jauregui 1773. 4. — 21 ^^Coloquios ó diálogos 
entre maestro y discípulo, sobre eleebiones de regulares." Imp, 
en México, calle de Santo Domingo 18)6.' 4»-^Kn la biblioteca 
del colegio de S. Ángel de «Chimalietac, cerca de Coyoacan e- 
xisten de nuestro autor 'los siguientes MS.-^ ^«^Retórica para jó* 
venes, y método práctrco de hacerBermones." tMS. — ** Advér- 
elas para confesores miverois." Un tom. en 4.*-*'**Ke8oIuciones 
morales." Un tom. en 4.—-'' Reducción de las monedas, pesos 
y medidas de los hebreos amonedas, pesos'y medidas de la Nue* 
va España." Un tom. ^n 4. 

ANAYA (D. Orustobal DrAz) naturahde la Puebla de los 
Angeles, cura párroco de Oiintla en aquella diócesis. Escribió 
como se refiere en las ategaciones por-el clero angelopoÜtauo 

'^Arte para aprender el idioma totonaco. "-i^*^ Vocabulario 4o- 
tonaco — cartel tafí0.'--;^E6la autor es^el mismo, queiei llimo. E- 
guiara duplica en snldbiieteca con el Hombre 'de D. (JrUiobaé 
Diaz Santa Ana, 

ANA YA (P. Josfi Logas) nació énlu ciudad de la Puebla, de 
los Angeles á 27 de Ootubfe de 17)6 y en 9 del mismo J»ed 401 
alio 1739 vistió la ropa de jesuíta en la provincia de México. 
T'ué uno de los mas sobTesalientes ingenios que tuvo lacompa- 
Cía de J^su8*en la Nueva'E^pafia'en el siglo 18. Pero sus en- 
fermedades no le permitieron lucir en las cátedras y en los pulpi- 
tos, ^in 'embargo de halla ise postrado con el muí de ^elefancía 
5 niego isacTO, fué 'conducido á Veracruz el :año de 1767 para 
etrrbaicarlo icón sus hermanos en liirtud de la fatal .pragmática 
de la expatriación. Mas después de moiesturlo fué preciso r^es- 
titcKrlo'á México, en cuyo hospital de S* Lázaro falleció á 25 
de ' Noviembre (>6 1771. : E«cTibió 

^'Descenso y humillación de Dios para el ascenso y exaltación 
del hombre." Imp. en México por Ontiveros 1769 8 y reimp. 
despuett en 4.-^Es un poema castellano en 10 cantos de octavas 
reales sobre la ^pamoH ae JeiMiCfisto; que no atreviéndose el au- 



tdr á i)ar mi nombre en aqneliod díafl.deliOfMlos, salió cocij(l del ]^e« 
D. José Jiménez Fria«, á quien, valió un buen curato. — '«La 
▼erdadera metamorfosis, en que.Iaa rosas de la tierra se trans- 
formaron en una imág-en toda del cielo." MS. de que hay 
muchas copias en la Nueva España.— Ks un poema heroico en 
10 cantos, en que describe la portentosa aparición de Ntra. S^et. 
rie Guadalupe* patrona de iVIéxico* El asunto del primer canto 
se explica en esta octava: 

*'E1 quinto Carlos ja de Kspaña dueílp, 
La conquista de México pretende , 
Por dilatar la fé; pues otro empefio • 
Su corazón magnánimo no enciende. 
Por general se elige al extremeño 
£1 gran Cortés, que la conquista emprende; 
El demonio se opone á la conquist»; 
Pero á Dios no hay poder que le resista." 

*<Vida del venerable indio Juan Diego en verso castellano." 
MS. — <'E1 siglo de oro: padrón incnortal que por las suplicas de 
la nación española y la piedad del augusto Carlos III levantó á 
la Concepción Inmaculada de María el santo padre Clemente 
Xlll.*' Imp. en la Puebla de los Angeles año 1763. 4.— Son 
dos cantos endecasilabos, y se publicaron bajo el nombre del 
JBr, Julián Sepeda Hasoca, que es un anagrama de José Jyácas 
Anaya.^^Y con el otro anagrama de Juan López Hacesaya á\6 
también á luz un romance endecasílabo, intitulado: — ^'Gloriosa 
reducción, que consiguió S. Ignacio de Lojola de un lascivo 
mancebo en Paris.*' Imp. en México 1767. 8. — '*Arte de pre- 
dicar: reglas que instruyen el modo de exponer los textos de la 
santa escritura; y todo lo depas conducente á la oratoria del 
pulpito '^ MS. — En la letra G de esta biblioteca, artículo gue-^ 
TTtro se dá noticia de una carta sobre esta materia; que después 
me han asegurado ser escrita por nuestro jesuíta Anaya^ 

ANDRADAO ANDRADE (Fr. Agustín) religioso del 
real y militar orden de la Merced de la provincia de México, en 
cuya biblioteca de la capital se conserva un MS. suyo en 4 in- 
titulado 

''Horologium Reculare, sive Religionis deseriptio ex horolo— 
gio dedücta.'' Tiene varias jl^giira^; y es opúsculo útil é inge- 
nioso. 

ANDRADE (Fr. Feanoisco) alias 3. Estevan^ natural de 
S. Nicolás de Honduras en la diócesis de Comayagua. Tomó 



■ Tft__ 

41 liábito da R Fiafielsóo en la.pfoirbela de Goatoniala) donde 
déiipues de haber énsefiado b filospña 7 teología fué guaidián 
del colegio de Propaganda fide^ j examinador sinodaL Infati*' 
gáble en la predicación apostólica íé instrucdlon de loa indio8> 
^liecíó con univeraal sentimiento por sus talentos y amables 
viriudes. Escfribio 

"Elogio fúnebre del V. P. Ft. Antonio Margil, fundador de 
todos los colegios de Propaganda ñ<le de la N. £." Imp. en 
México por Calderón 1729. 4.-«*Y segan el testimonio del P. 
Arochena, franciscano de Guatemala, dsjó en aquella biblioteca 
MS. O ^ nomos de sermones morales j panegíricos: 3 tomos en 8 
de miseláneas: un vocabulario nde Tarkis lagares dificultosos de 
la Sagrada Biblia;7 una diseflaiDiottBpelog^tiQa de los privilegioa 
délos misioneros** 

, . • • >.-..., ,1 - . , 

ANDRADÉ (Fk. Joss Mauoii^) teligloso fraaeiscano, lec- 
tor de teología en la provincia ie & Pedro / &• Pablo de Mir- 
Choacan. Dio á lút 

«Oratio funebria in laudem RmL P. Ft¿ Anlonii Aguilar Ot* 
dinis minorum, ministri Provincialis SS. Apostolorum Petri et 
Páuli Micboacaúenbis Provificis." .■. Edito Mezici 1785. 4» 

ANDREÜ Y PERRAZ (D. Ahtohio) doctoi en leyes y ñ$f 
oal de la real audiencia de México, escribid con otros 
'^Aranceles de los tribunales^ jufisgados y oficinas de josticisi 

«obiemo y real hacienda de-la ciudad de Méxioo, capital ds la 
í. £.'• Imp. en México 176?. foL ,: ; 

• • . • ■ . » •'. • , . • ', 

ANDUAOA (F. MáMue¿) natural de Méxieo« predicador Jup 
bilado de la provincia del Santo Evangelio del orden de S..Fran* 
cisco, y ministro del orden tercero. Escribiré 

'Tanegírico de S. Diego de Alcalá,^ Imp, en México por 
Rodríguez Lupercio 1687. 4< — >^8ernvbn predics^do en la dedica- 
ción del templo de S. Antonio de la ciudad de Tezeiico." Irop. 
en México por Carrascoso 1697v 4<--<''* Oruga inmunda, conve»** 
tida en sagrada mariposa: elogio de Santa María Magdaiena^^' 
Imp. en México 1703. 4« 

ANESTAREZ (D. Ramoh) Véase PÉREZ. 

ANFOSO MAYORAL (Fr. Mindibl) natural de México, 
predicador jublilado del orden de 8. Francisco, y guardián dol 
convento de Ntra. Sra. de la Asunción de Oasumba en la proi» 
vineia del Santo Evangelio. Escribió 



\' 



\ 



1?. "Vidft'ejem^ d«l NiUgfoaoy apoBt6iilB<r«abif>Fr. Ant<»|i» 
GUtaneñ. Itfintidato delcofogi<iideS.Pe(nandode'MK3dco." M8. 

ANGELES (Fa. AtoiiBd) religioBa carinelítfi descalzo dd la 
pibidncia de S* Alberto de la N. E. Escribió 

'^Directorio de confesores y penitentes, dividido eñ cuatro pfat* 
tés.*'— -El Sr'.Egutara en su BiAlioteca nieücana asegura que en 
poder dé un librero de México vid la cuaHa parte de est¿ obra 
mS., bien encuadernada y con sus iíidices, con este títuloi-^ 
•*CUarta j)arie del Directorio de confe^rés y penitentes^ en la q«to 
éé tratan muchas materias,y se deciden machos casos tocantés^'á 
\^ alcaldeá mayores de Indias, miñBíoii oficiales lealés,* privi* 
Isgfoi de reh^iososi^ testaknentos d&Ci" 






ANOUIANO (Fr« Mateo) natural de la Rioja, religioso ea« 
pncÜúfio de la provincia d« Castilla' ''gooriliaií* de loé "cáhfebXOB 
defAlealá y Toledo. EsfftTo en varias partes dé la' Amé^icaj 
especialmente en Maracaibo y Caracas. Esbribíá 

«Dé las tx^oireA de'fa iSla dif la THniUad, con'las dictas de loa 
lid:Voi(*d0 Di08{ Esteva'ñ de '8; Félix, Rámdn Figuerola; y Nk&éé 
eos dé Viiir^^apüchihos.^ Inip. en MéTdrid IfO^ 4L^^mA(fÁ 
apostólica de Maracaibo.^' Imp. en Madrid 1^702. 4. — '*Epito- 
i»l histdrióode la cbq^msta eapirituSl' e^ líftpérilf ábiéláb* en 
Etiopia." Imp» en Meldrid 170G. 4;— ««Ompendid históri&Ite 
la provincia da la'Üioja, de: sui sarltos y de sus santuarios tnHa« 
glrosos:» Imp. eir Madrid 1704; 4 _'*'Vida dd kiervo de Dib^^ 
Frt Francisco de Pamplona**Mrrit)r6n Madfid 17p4;i-''ElTjí« 
raiso en el desierto, ó historia del convento de los capuchinoa 
del Pard^.'^ Imp; tí& Madrid lira. 4.*-:^ DTscipnnti^MItfbsa 
para^^iisb de los olt(^ubhiúos de Castilla.** Imp. en Madrid 1617¿ 
4. — ^^Ejercioios espihtualls para todoa elstftdfoá^'' MS. 



< . 



. ANGUITA (D. Ju4» Wali>o) nátuTár da México, .&jo dé ifi 
oiddr de aquella l'eál audiencia. Fuémeíesíro bn artes, dacidr 
(¿dtojgo. catedrático en él sacAin^lO' tridentino, canónigóitfágia* 
tral de Vall&dotid db MichOacbn, vicario general dé los conventéa 
da religiosas y examinador sinodal. Etfcrfbfí)(f 

«*El Prudente Peregrino: elogio del Sr. Dx. D.Antonio de Vi- 
Uasefior y Monfóy, ámi de la' róetropóíitaña ^e MéiTcó." Imp. 
allí por Lupercio 1728. 4«-*'La Amistad alma de las cenizas: ekK 
|io déMUmo.Sr.D Juan Ant<fnio liardi2ába;r y Efor^; dlñs^ó. da 
la' Puebla d^ los Angeles." Iníp. eh México j)ót Ht^al i733> 
4:*--''£l DiscCpulo de Cristo; elogio del lUrfío. SírT Di Juan-José 
Escalona, obispo de Miühoádftm'' Imjy^ en México jioi: Hogkl 
1738. 4.— ««Oración panegírica por el solemne juramento del pa- 



trooatoito If tra 8ia. de^ Qusaalupel** tmp. en México poi Hop 
gal 1739. 4.-^**0raeión pene^írica ea la dedicación del coúven- 
to de indias ca'puchinás de Valladolid de Michoacao." Imp. 
eA México por Rivera 1743» 4.-*-^TaRegífico de Ntra. Sra. da 
Guadalupe de Méxica." Imp. allí por Rivera 1744. 4,-— ^^La 
Piedra ñiosofal: elogio del apóstol S. Pedro." Imp. en Méxi- 
co por Rivera 1745. 4.-^*^£l Monarca del corazón: elogio del 
Sr. Femando VI réjr de España/' Inop. en México por Rivera 
1747. 4.--^*-Oracion en la solemne entrada de las nuevas religio* 
S|tg dominicas de Pátzcaaro.'' Imp.» •••••• «—^^^ Elogio fúne« 

ftré del Illmo. Sr. D. Francisco Matcí», obtUpo dé Micnoacan.'' 
Imp« en México 1749. 4. 

AN6UL0 (Fr. Luoisy natural^ de Oranfida de Nlc<i»6gua| 
{ir«<Ccádo^ del 6rdén de S¿ Fiandsóo de aquella piovincta. £e^ 
cftbid . 

^'E&sayVde lá muerté/\ Imp. en Guatemala por Yehsco 
1782. 8.-^^*Siete tóinoa de sermáníes de temporé j da sanctis." 
BIS. en la librería del colegio de Cristo Orticuficido de Guate* 
thata-^^Dóctrinaír taofiales." . MS.— **Trafados de ortografía y 
da iretórita." US: allí. 

ÁNGULO {ÍLLnó. D. Fr. Pedro) alias de Smta Maria^ 
natural de' la ciudad de Burgos. Pasó á la América septentrión 
nal en 1524 jr fué uno de los ioldádos', que por su valor y fdeiw. 
8ft8 sirvieron con mas crédito en la conquista y pacificación de 
algunste provinGÍn8.dff laN. £., ha^tfet que llamado de Ditfs' al 
estado religio&o, tomó el hábito de Sanio Domingo en Mástico, 
donde profesó á 29 de Febrero de 1529. Acompasó al lümo. 
Obsaa en l^s viages al Perti, á la;]^a de Santo Dómingd; y á 
OuaCemalai donde empr^dieron anii}os la conquista espiritaal 
deía ú^tííLáe'Tuzutt<iUl.an^ llamada obténces TtVrra de gut'^ 
trd: la qne paciñcada, oonirertida 4 lafé, y civilizadapor ei Ce* 
\Oi predicación y dulzura de estos y ctfoJB uiinistros evangélicos^ 
mndd el nombr^^n el de Feró^'-^i^a^, con que después fué cono- 
cidli. Fttiidé nuestro Angulb el convento de Leoñ de INieara- 
güa, ;y el nuevo de Guatemala; Y habiendo representado ai 
eéáar<])árlos V sobre el mal trato; <|ae algunos daban á lodin^ 
dfOSj le escribió el emperador el uñó 1543 una carta muy bono- 
rífita,^có&íudioánddle las benéficas providencias que habiaidadO» 
y tFn.(íargándoieleaVisase, sis^cumpiian ó nó. £n i5ól fué 
^l^cto prioKer rprovincial de la ptcrvincia de S. Vicente de €hia-i 
pa y Guatemala; y en 15591o presentó el rey para phmeróbia-* 
pQ de Vera-^pft^, donde habiasido el primer apóstol. Pelófa- 
U60Í6 fiütel dé eensagiraf se|;enU^6 1 Bn un pueblo llamado Zst^ 



\ 



^ 






lama, en la tarde del mUroolev de U&mímcthm^ en eoja mm^ 

fianR habla dicho misa, y predicado á los indios. Fuá eloGueRr 
tísimo en las lenguas rotxicana y zacapula, y el hombre máe 
amante al estudio, pues aun en los viajes difíciles iba leyendo la 
biblia 6 la suma de Santo Tomás. Para que los neófitos se a- 
ficionasen alas letras, y se empapasen en la doctrina cristíaná^ 
les compuso en lengua zacapuia los siguientes tratados: 

*'De la creación, del mundo. — De; la caida de Adaa— ^Del 
destierro de los primaros padf e8.-**bel decreto de la redtonbion. 
-—Vida, milagros y pasión de Jesucristo. — De la resurrección y 
ascención del Salva^oi.— Del juicio final. -**Da la gloria y del 
infierna" :• 

. ANLEO (Fu. Bartolomb) natural, de la alindad dé Güále^ 
mala, no menos insigne por haber obserYado la regla de S. Fian* 
cisco en la provincia del Santísimo nombra de Jesua con la más 
rigurosa eaerupulosidad, que por su pericia en los diferentes i« 
diomas de aquel reino, de que fu6 maestro público muchos aUcür» 
Dejó MS. loslibros siguientes 

I. > 'Sermonea para toda la ouaresma." — 11. '^De la gravedad 
del pecado, y de sus terribles consecuencias." — III. '^Comenta* 
rio sobre la pasión y muerte del Redentor." — Se conservan origi« 
nales en la biblioteca del convento de S. Francisco de Güáte* 
mala! y sus copias son de mucho uso á loe ministros de aquelloe 
puebÍoS| según afirmael P« Arochena en miCatáloga^ 

ANSA (D. Juan) natural de la Nueva Espaffa* Escribid 
. ''Diario del viage ai lio Colorado y á Monterey.'' ■ 

ANSALDO Y FEBRARl (P. Mateo) nació en Genova, de 
donde pasó muy niño con su padre á Cádiz, y allí tomó la so- 
tana de la compañía de Jesus^y fué destinado inmediatamente 
á Filipinas. Llegó á México cuando ya esta provincia habia 
surtido á aquella de misioneros, y se reemplazó con el jóvea 
Ansaldo, que hizo sus primeros votos en el noviciado de Tepo- 
zoilan á 22 de Octubre de 1709. Fué discípulo del P. Dr. Pe- 
dro Zorrilla; y habiendo concluido los estudio»; y ensefiadó Is 
latinidad en Veracruz y la teología en Qajaca, fué rector del 
colegio de S. Ignacio de la Puebla, del de Zacatecas, y del de 
Tepozotlan, secretario de provincia, provincial de la Nueva Ee* 
paña en 1739, y finalmente rector del colegio máximo de S^ PeK 
dro y S, Pablo, donde murió á 18de Diciembre de 1749^ á; los 
60 años de edad. Escribió 

^Empleos apostólicos y teligiesae tiitudes d^l fervoroso tV 
José Molina de 16 cpmf alfíá de Jesús, «liaio&eifci it U fímeá^ 



alta de Sonoirá, y ttsftador friera! (!e las intirtonea.'' Imp. em 
México, 174ÍÍ..4.— **Vida relig^ioBa del V. P. Dr. Pedio Zorri- 
Da, de la compafSía de Jeaus.*' Imp. en México 1742. 4. — **Có- 
pia aumentada de la carta de edificación sobre la muerte del V. 
P. Sebastian de Estrada de la compntíía de Jesús." Imp. en 
México 1742 4^ — '*Cartá edificante sobre la vida y virtudes del . 
P, Manuel Alvarez Lava de la compañía de Jesús. Imp. en 
JVIéjJCQ 1742»4.— *'Bfeve noticia de Ja religiosa vida y heroica 
muerte del P. Tello Siles, infatigarble operario espiritual de los 
indios en el colegio del Espíritu Santo de la compafiía de Je8Q« 
de. la ciudad de la Puebla que murió en la epidemia de 1738. 
Imp. en México 1742. 4.— <**Carta edificante sobre la muerte del 
hermano Agustin Valenciaga, coadjutor temporal de la compa- 
fiía de Jesús, que falleció en. la Puebla de los Angeles en la e^ 
pi4emia de 1735.** Imp. en México 1742. 4. 

ANTONIO (Gaspar) noble indio de Yucatán, nieto del caci- 
que Tutulxin, que se sometió voluntariamente á los españoles, 
é hijOtdei ciego Ahkinehi) á quien sacaron los ojos los indios 
eocoines, por que los quería atraer al partido espafiol. Fué nues^ 
tro. D# Gaspar intérprete regio de los tribunales; y por cédulas 
del rey de 1503 y 1599 gozaba en las cajas reales una pensión 
de doscientos pesos anuales. Dejó escrito según el P. Oogo> 
Iludo en su Historia y Pinelo en su Biblicieca, 

«'Vocabulario de la lengua de Yucatán." 

SAN ANTONIO (Fa. Aovstin) del orden de carmelitas dee- 
calzos de la provincia de México, y su procurador general en la 
corte de Madrid. Escribió 

''Lamentación jurídica, que la provincia de carmelitas dee^ 
calzos de S. Alberto de Indias hace al capítulo general de su 
orden." Imp. en Madrid sin afto, en fol. — ''Representación al 
rey sobre la continuación de 12,000 pesos al convento del desier- 
to de México por equivalente de los oficios de ensayador y fun- \ 
didor mayor de la casa de moneda, que le dejó su fundador," 
Imp. en Madrid sin afio, en foK 

SAN ANTONIO (Fr. Gabriel) del orden de Santo Domin- 
go* Siendo predicador del convento de Guadalajara en Espa- 
Ca, lo sacó para las misiones de Filipinas el V. P. Benavidez. 
Kstuvo en México por los aTíos 1594 y predicó en su iglesia 
catedral y en otras de esta ciudad muchos sermones. Después 
de algunos afios de residencia en Manila, fué nombrado procu- 
rador de' aquella provincia á fispaña, para donde emprendió su 
^ga pof la India Oriental. Llegé á Malaca, pasó por Ceilan , 



Chararoandel, Madufo.Proto y CochlQ;7 desde Goa «e hiso i la 
▼ela para Portugal, á donde" llegó en 1603. Escribid 

<*Breve y verdadera relación de los sucesos del reino de Cam* 
boja.'* Imp. en Valladolid por Pedro Laso 1604. 4. 

SAN ANTONIO SAENZ (Fr. Matías) predicador jubilado 
y guardiau del seminario apostólico de Zacatecas, del orden de 
S* Francisco, examinador sinodal del obispado de Guadalajara^ 
y comisario de la inquisición. Fué el primer presidente del iros* 
picio llamado de S. Aparicio en el obispado de la Puebla. Es* 
Ciibi6 

'^Sermón predicado en la solemne dedicación del nuevo tem- 
plo de Nuestra Seliora de Quadalope de Zacatecas,'' Imp. en. 
México 172 1 . 4. — * Historia de la provincia de los Tejas/' Imp* 
en Madrid 1724 fol.— '«Lucerna y avbos de peligros en e! paer^'*' 
to de la eternidad» páralos que navegan por el mal bórraseosodd^ 
este mundo." Imp. en México 1738. 8. 

ANUNCIACIÓN (Fr. Alonso) del orden de Santo Domin- 
go, cuyo instituto profesó en el convento imperial dé México á ' 
3 de Octubre 1554. Fué excelente ministro de ios indios zapo- 
tecos, cuya lengua hablaba muy bien. Despees de gobernar va^* 
rios conventos, falleció desgraciadamente etí er de £tla de h 
diócesis de Oaxaca el dia de la solemnidad del Corpus^ en q[ue\ 
estándose representando en la igleaiei un auto sacramental^ &é 
vino al suelo una tribuna, que entre otras cien personas lastimó 
gravemente á nuestro Alonso, quien murió á las dos horas, ha- 
biendo sin embargo tenido el cuidad«do de reservar el Sántfsínro 
Sacramento. Escribió según Finelo 

^^Historia de la provincia de Santo Domingo de México."-— 
Mas á pesar de la autoridad de este erudito bibliotecario; á quien 
siguieron D. Nicolás Antonio, Altamura y otros, painece mas ' 
probable la opinión de Ion críticos franceses Quetify Echard^ 
que en su obra Scriptorei Ordinia PrcBdicatorum,' 6 biblioteca* 
dominicanai dicen que' se equivocó Pinelo atribuyendo á este 
Fr. Alonso la historia que verdaderamente escribió jPV. Domín» 
go déla Anundación. Lo que se confírma coniel silencio que 
de este escrito guarda el lUmo. Dávila, cronista de los dommi* 
eos de MéxicO| cuando escribe la vida de Fr, Alonso, Siendo 
todavía mas fuerte argumento que haciendo dicho DáVila indi*^ 
vidual mención de la Historia MS., de su provincia, que los 
son las de los PP. Moguer, Casas^ Castelary Fr. Domingo dé 
la Anunciación, ni palabra dice de Fri Alonso, '• -* 

ANUNCIACIÓN (Fr. Antonio) natural de 1a ciudad de Cor- 



. -Ñ.-T 



-^79— 

dqva, hijo de la provincia de carmelitas descalzos de S. Juan fiaa* 
lista de Andalucía, de ia cual pasó á incorporarse en la de S« 
Alberto de la Nueva Eopaña. Aquí floreció en virtud y letras, 
habiendo ense&ado la teología y servido los prioratos de la Pue- 
bla de los Angeles y del Santo Desierto de México. Escribió 
'^ Descripción histórica del Sanio Desierto de ia provincia de 
carmelitas descalzos de México.*' Existe una copia del aQ.o 
1703 en la librería del colegio de S. Ángel de Coyoacan.-^'De- 
vocionario para la vida y para la hora de la muerte.'' MS. en 
ia misma biblioteca. — Y en la del convento de Valladolid de Mi- 
choacan se hallan los sigiiiientes MS. del mismo autor:— I. **In- 
dice general de la teología moral/' — IL ''Reglas y resoluciones. 
para un confesor,"- — IlL ^'Kespuesta canónica á una consulta 
sobre la legitimidad de un capítulo provincial."— IV. *^De loa 
tratos 7 contratos que acostumbran los alcaldes mayores de la- 
diafl.*' 

AiSUNQlACIQN (Fa. Dovingo) natural de Fuente Ovejuna 
en la diócesis de Qprdova. Aunqne en el bautismo lefué puesto eJL 
nombre de Juan, mudó este por el de Domingo al hacer su pro;,, 
fesion religiosa en el convento imperial de México el dia 8 de 
Marzo de 1532* Estudió la latinidad y bellas letras con el Di.. 
Blas de Bustamante, primer profesor humanista de México* 
Ordenado de presbítero por el Illmo. D. Fr. Julián Qarces, o- 
bispo de Tlaxcala, é instruido en el idioma mexicano, trabajó., 
sin cesar por espacio de 50 a&os en la enseñanza de los indios,, 
habiendo bautizado el solo mas de lOQ^OOO gentiles. £n la te- 
rrible peste del a&o 1545, en que perecieron mas de 800,000 na- 
turales de estas provincias acreditó nuestro Fr. Domingo su ar- 
dieniisima caridad, visitando, socorriendo y administrundo los 
sacramentos por lodos los pueblos desde México hasta Oaxaca. 
'i'ambien visitó la Florida, enviado por el virey con otras otros . 
relig^ofijos de su orden. Regresado á México continuó su vida 
apostólica con el mismo fervor y espíritu observando un conti« 
nuo ayuno, macerando su cuerpo con cilicios, sin usar jamas 
túnica interior de lino, y despidiendo por todas partes el mas 
fragante olor de lodas las virtudes cristianas, que confirmó el 
cielo con varios prodigios. Seis años antes de su muerte co* 
menzó á padecer de lod ojos, y al fín llegó á cegar, enteramente; 
sin dispensarse por eso de la asistencia al coro de su convento 
de México, á donde se. retiró; y falleció de 89 años en 1591. Su 
cuerpo fué sepultado con pompa y devoción. Elscribió 

* 'Doctrina cristiana en lengua mexicana." Imp. en Miéxico 
1545.^'* Vida ae varios religiosos de ia provincia dé Santiago 
de predicadores.*' Md de que hace mención el iilmo. < Dárila 



Pa^jilla —««Del anrilto y fomento de loe Indlof.*» Obra «rcrita 
en latín por e\ Itlmo. Casas, j puesta en castellano— Esta se 
consorva, según el testimonio délos PP. Quetif y Echard en el 
convento de México Hicieron honorífica mención do nuestro 
anlor, Pinelo y el caballero Boturihi, quien se equivocó en^Ua- 
marle Fr. Domingo de la asunción. 

ANUNCIACIÓN (Fr. Juan) natural de Granada de Anda- 
lucía. Tomó en México el hábito de S. Agustín á los principios 
de fundada la provincia del Santísimo Nombre de Jesús, de la 
cual fué singular ornamento por su celo en la conTer9Íon é ins* 
truccion de lostindíos, por la prudencia y disciplina religiosa^ 
con que gobernó los conventos de la Pueblo de los Angeles y 
México, y por el esmero con que fomentó el estudio de las cien- 
cias siendo rector del colegio de 8. Pablo de la capital. Fué 
dos veces difínidor y murió de 80 aOos en 1594, dejando escrito 
lo siguiente: 

•* Doctrina cristiana muy copiosa en mexicano y eastéllanó,para 
la Instrucción délos indios y administración de sacramehtos/'Imp* 
•n México por Pedro Balli 1576 4.-**Sermones de tempere en len- 
gua mexicana." Imp. en México por Antonio Ricardo 157Í'. 4* 
— ¿^«Catecismo mexicano y espaíiol." Imp. por el mismo. 4— « 
'«Sermones de santos en mexicano.'' Imp. dicho aflo. 4.-— '<Ser- 
mon moral sobre la bula de la Cruzada, en idioma mexicanoi 
predicado á ios indios de orden del arzobispo D. Pedro Moya.'' 
Imp. en 1577. 4 — Hacen particular memoria del autor y de sus 
obras el maestro Grijalva en eu Crónica^ Fr. Pedro de Alva y 
Astorga en su Milüia Conceptionis, D. Nicolás Antonio, que 
padeció gran equivocación en decir que nuestro Fr, Juan es« 
cribió Sermones en lengua tagala.cuyo error que bebió, al pa- 
iecer«en el Alfabeto agustino^ adoptaron después los adicionado* 
res de Pinelo; siendo todavía más descuido en el bibliotecario 
espafiol añadir que dicha lengua talaga es «idioma patrio de los 
indios mexicanos/' siendo, como es, peculiar de la China. 

ANUNCIATA (Congregación di la) fundada en el colegio 
máximo de S. Pedro y S.Pablo de Móxico^por el afio 1580 con 
autoridad apostólica y real, y compuesta de clérigos seculares doc- 
tos y distinguidos por sus empleos y conducta. Dio á luz 

'♦Institutiones poeticaa in gratiam juventutis Mexican»." Me- 
xici 1605 8. — *^Dudas sobre las ceremonias de la santa misa, 
resueltas." Imp. en México por Henrico Martin 1606. 4 — 
^«Solut» Orationia fragmenta ad usum studiossB juventutis.'* 
Méxici apud Henricum l^artin 1604. Reimpreeaven IY27 poi 
Hógal een ei titulo de FlmiUgium Oraiorumi * 



Ylhcía'de 'CanlijitJHa', qüa siendo corista pas^'^ Ja de Zactie^aa^i 
dbódé fué lécibtjubitado, j custodio 7 pío fi^ipiaL j(íabioBdo ,^^^^ 
gresadü i Eulro|pa'^ voiar'en un capítulo geii|erai por ti alio, j 65^,^ 
füé'hombrá(t() obispo de Giiamanga; pftio rieDuncíó humildeoiea-^. 
te V «e*irefftitüyíí aZacalecaf. SSscrlbió í 

Vú tomó en foi. sobre lat ep%stola$ae ;j^. JPaoh, que def^cua-^ 
défíiado (dice el P. .Arlegüi) p(jrípaúeyi^ aunel SjtlQ yi2^t^ ei 
cóhteñto .dé'l^ Villa del nombré de Dios 'dé dicH& pWincia. - 

• Al'ELLANIá (P. Feliiíb) naíur«¡l de^éxico^ doctor en ¿4^ 
BÓfiéa por lu ;unÍTer8Ídad,.abogado de^n r^al! audiencia y de.jíoa . 
prelMt de' la inquisición, ']^,rornptór ¿scaí de Ik curia apléfiástí^ . 
del aViobispádó, f Oura párroco dpi ^aal de niiiia^ de' Sultepec^ . 

EsidribiÓ'"/ ' v •• "-; •.•.,, 

^«Respuesta fiseül 4 la representa cipa j q el .Rino.^ j^ 

eófÜiiario ¿énérál de S* Francisco, sobré, el subsidio cargado, (¡l j 
las obvenciclnee parroquisíes de los religiosos doctrinéiros." Imp« 
en. México sin afio en fol,-r-*'Pastoral celo deja religifw ^seran- 
earen sU provincia del Ssnto 'Evangelio dé, México." MS, en- 
fol/en !a biblioteca de la universidad de Mé}(ico. — ^^"S<^^^^ud{ ; 
nobilísima consagrada al eulto j pbsequip^é lá JBaniísim.a . Vír^ 
géñ'María en su admirable imagen de LoretaV Ixnp. en Mé— . . 
xico.t724. 8 -^ibejó en él archivo de la parroquia de Suíieppc , 
doV ionios 'en foL que contienen los opúsculos siguijsntes^— r |« ; 
'^Despertador histórico parroquial^ó fama postuma de los parro» 
eos de Suhepec.V-2 "El Hércules parroquial; yie^>noeo ."-.3;f*l!)i" 
rectorio'malrimonia) j mapa xié parentescos «tn eí.inirincado ve*, 
eindaríode Soltepéc.para el seguro de l¿s;coocíei)(5Íí*s '* — 4. "Re- .. 
copilácion d« privilegios espirituales y, temporales de la provincia 
de Su)tepec."^6«.**Divlsion de la parrc^üia dé Sultepee.''— t6«. 
**Afloeto8 doctrinajas f explicación de ingeniosas. travesuras, pá^ 
ra enééllaT á ios niiios de fiultepec.*^— -T'. ^'Qraciop fúnebre en las; 
exéqbias de los indios muertos en la peste ¿el Ma|lazahuatl."-*- 
8« '^explicación á los indios,de los niieterios de ía religtpn por i- * 
deásy^jemplot desugobierno político.'* — 9. *'kemedo de la uni- 
versidad literaria de México en Sultepec, para premiar á los ni- 
lios de la escueU, según au aplicación.". . Está en vtorao,-77ÍjQ^ 
'•Resolución s* parroquiales y Judiciales.**— -I I . ••Concordia enjtr^ 
la jíiriédiccion real y eclesiá>itica sobré los padrones de los indios "[ 
después del Matláz&huatl."— *l/2. •«Representación sobre abogues.. ; 
para restaurar y aumentar el real de niinas de Sultepec/'^-lS^i .' 
'•Compendio de reales cédulaá y providencias pnra el real á^ mi^; 
nae'de'lSuliepetí.^'-i-M. «'Práctica vinclicatoria del plÉinrocp cívícp-: . 
rural Sultepequeñbe.^-^lB. ^Obicé reveireiite á la pretendida co* 



lonacion de nuestra IBeHpni de G^sdftl^p»/V■lfiL^<l^el¥^•lto 
oan6hieo y| cmi'yM^ r#aHbadÍM;<re séinána SaSií;*^. *^^r 
da rear y poa.iifiiició par^á que lá, tasa dé la, bula da la Saptá Crn-* 
aead^ seeniiemla por 6rcau,(iat, y nú por lá calidad derlaV^persó*' 
Dáe 4^e^ fa'sacanj*-^ 16! ••I/emostración. geométrica dél UrritonQ- 
yeiienlá sextante, y adVitrio pata que sin eLsúbsidÍp pedido se.^ 
aumente el real ersirio,''-^t9. *'í}h. Vida escondida de Jésucriáfa 
8a'eramenfádo/^-^26. Él <^6éat6do refdrmado:6 invectiva cdiíj^^r 
las devdtas iñc^prudphtes que edtá^ toda la iná,Biia4| 9njlos cóiif^o* 
narioahÉteiéttda m'ala obra á otras almas penit¿nt¿s."-2I J ''£xá« 
men de notados en fojrna de diálogo^ tradusj^o del íaiiutcon. 
adfeiobes pertenj^cientes á la mineríá^'^--T2^«/'CM^cidor de qoor. 
ciencias 7 nóticioéd penitencial ingeniero,^ para d^s^nf rir ^í^' 
Bofd de culf^s y itialdadés, qtie se enciéf ra>p erin^i^pi 8u]b^ 
rrátieodé las' minaó. "^23. ''*C¿rtillk* pedagógica- de la escuela 4.6^' 
Cristo.'*-24. •'Tesor^inteleclual,"— 526. "Tes^an?epto^naajgiiíf¿) 
dePWál de SuUe'pec, para' que eTcómuade^us veciWsItie^ga^o-* 
brái Vüeiié3i/y fds ricos diispdtigfan bien dé sus' bieQÍ$8A^t ^ 

aái&O y ttiuy histrbidfo en las letras üuiháAasjr sagcáda^M pífiotírX 




APEZÉCHEA \T>\ PAábtjÁL Ignacio) haij^r^Vd^la^illa^^: , 
QoisíUéta en^elreinó dé' Navarra.' Viñqjóveí;^ áia N^JE,.y.¿QUjr,;.' 
instrtjídá en las matemáticas, eú' la i|i|ósofíá:y',enJ^ quími(^á¡ jg/,.' 
melálürgía^ llegó á óblenélr él eWiplep de*apar|¿4^^ 

oro^jrplata de WTéidc'o doAíálTaTléció cq j(8l3, Esgribw 

**Nlu' ^ "" ^ 

cuesta' 

tiiidad 

co "Javier Venegas, yiréy de.ltféxipo, aSp .iSlú. Con el 'M^X- 

oorre^pOndiéhtB.' 

ARAOGNCPíl. Dií&o).motticanq. Proferí jel WtUufQWÍi?. / 
gios^ de Satito Dothíngo én Méjico á 2 de Julip.dQ Jdj^^.., Fué. .. 
confesor del venerable D. Peirn^ndo ,de CórdÁvi^ Boxj/BWíiejfr¡l»,4«i/ 
quien se .hablará en esta biblioteba^jr como.ta) e8cnbió^U.f',|tf^., 
lacfeh espiritual de las virtudes de áqi4ei siervo 4^q P^9V" P^i^ 
cual' estiribíó iarg^n^ente' su pida el mai^stro^ f^enq»^ .pxjuiUi^ 
del Wál y to^íhar -diideá' ;de nuest|a ;8a?lP^,dé la JÍlcyrpét». i . , ;^ ^ 



2^ca€&<m^depad/eán6bl^áy ríeos eh'!¿5 de Junio ^d^ Í6d2. tue 
e¿^ MázlíDb'^bléi^iál áeS: lídeíoñso,'^ doctor en lejeó y abogado 
dtf\eí 'l*éál á^títiiéiiciá. OlbtUvó'en el óUspádo de G\]adalájara los^ 
COtfttoliltt^i A^áaiicaiicmtés j 2acátecaB; y en lá catedral de Dú« 
rango la canongí^ dpptoral y la dignidad de phantre*^ y airvio 
loa einpleOB'dé'pri)visor en sedepletía, y de vicario capitula c en 
gedevacaute. A los 53 afios de su edad, renunóiaiíao con un 
pingue patiirnonio las rentas y honores eclesiásticps^con licen- 
cie dei general- dé la coini)Kñiá,[ tomó la i^otaná. de. Jesuíta á 30 
de Julio de ÍTá$^ y'vfrló cotí fama dé váirón ejemplar^ ej^¿ieh-^ 
délas foifcieités d^ d^cánb cffc^ fí^lóultad de' téyés en' la ütíiversr^'^ 
dad de Mé3dco, después de^bs.^ef diéseppeiíadd la -visita dé lai^ 
ausibnfeé^de SuV^>£áeiá/ S(m' eoib^rgo ^é lá avkhizá^a edad He . 
76-«flb^^ de ;Ib6í^ eftii^itiiédadé^^^ráves^ y; c^ l^abéb'ele' diispex^ado^ ; 
pornei soperiai 'g¿Bi^hó'4ÍBl Veino, en séguii: á süa hjnrínanbs en ' 
aaiexpatVia¿lorry>deátiéfro'1í'ltalik/ n'ó'qúi^b quedarse eiiÁrné^ 
ncmfff afl5'éibbttíHi'rpiíi'a*Élr¿]iá. Pero eh ' eTpúérÍQ dé; Sknta* 
Márfa^ tdcéptier 'd% uW;db%báá^eiTf^m^^^^^^ 
admirable paÓielicM Iá¿ <)|iém(ii6uy criiéniks dé Ja'cirugíai inü- 
ri6 en 1768. Está enterrado su cuerpo en la iglesia dejos PP. 
aguriiiilDs^e kíítí'eira Wüáaí: I^¿riBÍS' ' 

♦•TelescopiOhufímcWíjíie^rüeán y cábilíó déla 6'atédrai di 
DufBnfeo^«n•laTíd«VáTl^cá^a pdiíéh en la^mariós dó'S^v M',' pa- 
ra %ítí^ bmefti6ÍT¿érdel 1á'\rah 'bistáhcia que apaf tá dé su real' ' 



-w — —' e~ ^1 T-- r-"^-" — -^' — — £--. ir- — 

xico en fol. — £n la biblioteca de la universidad (l.e .]V)é^ico he 
hattit^AieíTiüéstíd ^/^rfegbrt loa;8r¿üíéiiíéY »ÍSÍ:-l-'*Sjrritágníájü¿ 
ris Jesüilkn a^ P.- Vélfeiítíttb M^ngio collectuip, nünc.véro IVI'eiici" 
au©tuiBr4i;"^--»-**Sét'ttíbííéWüé lá cororíá de espinas dé nuestro Ke- 
deote^'pféditeídeí^li tá'cdligr'^gótibV'de*'la'büeína ,niuérte desdé"" 
el «mtr irdeüafeti éf de 17631*^,*'-^ f ambien dejó una mémérja ' 
eterwálen tehéémihaíib 'dé? "Zátaiecéis'. que mandó fundar con 
230,000 pesos que le dejó por herencia D. benito Gaspar de Lá^ 
rraia-g^isird^c^o»" Su^Vid'á ésicHVa'eri latlñ poir el' P. jesuíta 
J uait'Mitoeircrie' ptft)lf¿Ó étí" Bó lóniá alíO 1 79 f . 

ARAGÓN (O. José) módico, mexicano doctoi y jpoetá fácil' 
y numeroso. Dio á luz < . < . ' ; ' 

•«GtoflE mliricá etí el^^^'áé'^iií I dd íüsj^áfia.'^ In^p. ü 



♦!•• í - • I T !• • '' 



^"^ '»' .' \09.C, i •■> '. M-I^r' '"" 



AiM«K)i^(F¿'.<MAlie&'Lo'^¿)''Batiirá1 de Z¿bátVca8.''í>ro-l 



fesd el orden de predlcndoree en el convento .de Sciqte .Qoidln* 
go de México á 5 de Octubre de 1749* EnseKó. Jii tepl^gía, jh^ 
recibió los grados de maestro por su religión, y de doctor por. la-. 
unÍFcrsidad, Fué secreiario de su provincia, y proyinciaj. De 
sus bienes patrimoniales dotó túnicos para los coristas de su coa«. 
vento. Escribió 

^*El apóstol de la pas^ S. Vicente Ferrcr." ímp. en México 
por Jáuregui 1772 4. 

ÁRAMBDRÜ (P. Francisco) nací0 en la PuebU de jos Aa^ • 
g^Ies el afio 1706 y se hizo jesuita en el de 1723. eq la provine- 
cía de México. Fué maestro de retórica, de fiioaofta y de tecH* 
logia ei\ varios colegios. Escribió , 

.^^Certámeh poético celebrando al JViflo Dios recien nacido ba^ 
jo^la alegoría de la sombra*'* MS. dei alio 1734 en la.bibUdite-«. 
ca de la universidad de México. — ^^*Novena en obsequio del pEO«« 
tomártir del sigilo sacramental 6. Juap Neponuc^no.*' tmp^ en> 
la Puebla 1764. 8.-^*<Novena en hónpr de la admirable j Sma. 
Virgen María con el dulcísimo iítulo'y advocación de la Luz»" 
Imp/en la Puebla, y reimp, en México aSo 1777. 8. 

ARAMBURU (D. Craao^mo) cónsul del consulado de los 
mercaderes 4e la eiudad de México^ Escribió con otros 

(^Ordenanzas del consulado de la universidad, de mercaderes 
de la N. E.; confirmadas por el rey.'^ Imp. en México 165^, 
foí.— ''Asiento, condiciones y remate que el tribunal del -cobsoV. 
lado de la N. E. hizo en favor de las reales ajeábalas de 8, M«" 
Imp. en México por Calderón 1652 íol. 

AHAMBURU (F« loNAcip) nació en la Puebla de los Ange-« 
les á 15 de Julio de 1710, y vistió la ropa de la eompafiía de 
Jesús á 23 de Noviembre de 1729. Gobernó como rector varios 
colegios de su provincia de México, y fué catedráúco de teología 
en la universidad de Mérida de Yucatán. Pasó á Italia en 1767 
y falleció alíí en M asaca rrana á 29 de Febrero de 1788. Enm 
cribió 

**La Canonización dd patronato de Ntr». $ra, de Guadalupe 
de México." Irnp. hllí 1757. 4.— Y aegun la lista formada por 
el abate Montengon publicó en Italia «n — "Catecismo de la 
doctrina cristiana.*' .. . , 

ARAMBURU (D. Martin) batural de la Puebla de Jos An- 
geles; ñermano del precedente, y del anterior P. Francis($o. Es- 
tudió en su patria las bellas letras y la filosofía; y la juríspni'> 
dencia en México, donde fpé uno de ¡ot mí» brillantes abogah» 



'<lo9^4ii auéKeneia reial; £t]Cr«kM(> iniiittDerab|^'.iMentoft, que 

trabajó, llenos de la más fina y^ sólida- doetrina de ambos deré* 
chos, hallo yo publicados los, siguientes; • 

** A legación por él general D. Francisca Manuel ^ancbeS' de 
Tagle^ del orden de Alcántara^ contra el monasterio dé religio- 
sas áb la Concepción de MéxÍGO,«obre unoajsital y sus réditos.''* 
Itnp. en México 1759. fol.-*^ Alegación en derecho por D. Anto. 
nio Rodríguez Pédroso,' alcalde ordinairio de Méxieo^ cont.ra él 
«ínfiicode las religiosas capuehinaa, sobre ia casa que levanta» 
ba frente del convento." Imp. en Méarico 1764. fol. — *' Alega- 
ción Jurídica pdr Doña GeVtnidisPVieto de Bonilla, sobre* el 
fneyorazgo que fundaron D^ Alvaroy D. Alonso Prieto de Bo- 
nilla." Imp. en México 1770. fol. — **Defensa de' la provincia 
de S. Hipólito del orden de predicadores de Oaxaca contra el 
*R, obispo de la Puebla, sbbreimponer sin bu> licencia ' en esta 
diócesis los capitales de- aquella provincia." Inip. eh México 
1771. fol. — '* Defensa de los labradores de la PuebJa sobre el 
diezmo del amachoiraje.*' Imp. ibl.. 

ARANDA (Fr. Alonso) natural de Saldafia en Gasiilla la 
Vieja, del orden de 8. -Francisco, predicador genera^ custodio 
y padre de la provincia del Santísimo Nombie de Jesús de Qoa- 
temala. Sienda guardián <iel convento de SsAtiago Miomosta- 
nango, escribió y envió á México para su unpresion, un libio, 
que vi6 original el Sr. Egúiara^ con este título.' 

«^Las Musas déla gracia enei sagrado Parnaso de Eapafla: 6 
historia de las nueve hermanas, Santa Librada y sus oompafie- 
ras.* En 4. 

ARANDA GIDRON (D. Burtolomb) natoral de la N. £. 
y célebre abogado dría audiencia de México. Dio á luz 

f<AlegflCÍon por Dolía Francisca (no Francisco, como escribió 
JS^'ifiara) Villanueva Cervantes Al tamirano, sobre, negocio de 
mayorazgo." Imp. en México 1683. fol.^ — ^^^Alegacion por D. 
Manuel 8014^ de Castro, sobre, el mayorazgo (la Viiianueva." 
Imp. en México 1685. fol. — ^ ^Alegación por ios médicos conüa 
ciertas cofradías.'' Imp. fol.— '^Alegación por DofSa Isabel Pi- 
cazo en un negocio de la casa de moneda.^' Imp. .en México 
1690. fol. — '^Alegación por las religiofl[as de tí. Bernardo^ coiir 
tra el sucesor de su patrono sobre concluir la- iglesia y oficinas 
del convento.*' Imp. en México 16U9; fol. — ^^Dos alegaciones 
por D. Gabriel Guerrero Dávila,. sobre herencia.'' - Imp. fel.-^-- 
^^Informe jurídico por le SeSora DoSa Margarita Esquivél. Bel 
irán de Álzate^ condesa de Pefialva en ej pleitOiqu» ai^e^coii el 
fiaeaidel.rejCi'A Imp. en .México fol. . . 



desde tierna edad tú ím Puebla de loe Aü^lee, en cnfo «eoima- 
lio tridentino estudió y eneefió deepues huí béliae latr^e* ia ^1^ 
eoíia y la teología. Fa4 también colegial^er opoBÍcíaD en el exi 
mk> de los teólogos de 8* Pablo de esta ciudad, fundado por el 
V. Sr. obispo Palafoi, y aomealadoy engrandecido por el Ex.t- 
mo* 6r. obispo Santa Cniz* Recibió en México la borla de doOf- 
lor, y fué cura 3S afios de «arias parroquia? d^ aquel obbp|idtí»y 
aíéadolo de la del sagrarlo de aquella oatedreljOHirió en 175d oeá 
faapa de embótente teólogo. Escribió 

««Elogio del apóstol & Pablo." Itsug. en México por Rivesa 
1751. 4. -Según el Sr. Eguiaia dejó '«varios iMEB. teolóf^coa mviy 
a^reeiablesJ' 

ÁBskOZ {Dé JosB):natiifal de México^ >deeler«tt teysetiC^A- 
ie fisbal de lo cilril. Murió ée 78 aftas ^ i767. Dio á ^i 

««Gkf^ulacionide'MéaLÍcapor.'4ácoBiisaria general del óRtHQ 
de S. Juan de Dios en laN. £. conferida al 'M; R^P. Ff.^Jo«6 
Anfoso Mayoral' Imp. en México it56. 8. 

ARAOZ (P; Juan) natufál de Óttífíaztfdaf jesuite^ eátedriSclíib 
4le -retórica y de fiieaofía en el colegio >iná«imir'de!S. Fedro f 
-Pablo de México. Eeoiibidy eaiate en ia btbHoteca de la trm«-* 
.v»fiBÍdad de Méxioe^' 

''Certamen poético peiracelebraf ^1 lídctiMéntD dfo Jesos vel«i> 
^e 1732 ba^ «1 «eoia úb Uigriíaas:" MSs 

ARAUJO (D. Juan) natural de México. Fué di8el|)u]b'en 
las escuelas de los jesuítas del docto P. Antonio de Peralta, de- 
dicado á la>jurÍ8prudeRot%* f ceibió el grlAlo dé docttA éa 'dere- 
cho civil, y fué uno de les abogadeis.deináii jiticio y crddilo^en 
ilMs tribunales eclesiisticos y seculares de México; £1 «Cabildo 
•tíietropolitaiH) iecunfiétmás de^itaa ve« ladefeiM de sos éei^ 
cbos é intereses mes im^oíMites. Alerffó septuagfénario portel 
'k%o 1760, y entre muchos MS; quedejó) y i^ lee^gCOn ápreciQ^, 
dio á lu2 lo siguiente 

'^Alegación jurídica por DéSa Tei^sm ifinóón G^llárdo^ aobte 
d «ayorasgo de la ciénega de M«ta." laip. én México por La* 
-perciOi IbL-— ^Oiscuiso jufldieo por la juriedietíon del préiládb 
y^ cabildo de la. metropolitana do Méxieü, y demás oatedmles da 
4a Nueva Espafia y de aus^ueces'háCedores de díez»ios;"'iit|i. 
^ea iMéseieo por Rivera; 1765; 'foi¿*^^'iAlegvtQiioií %tAné el dédechQ 
que tisiMi^ áe acrecer en laír tácantes-ios pr^endiidos^de hiiilfr*^ 
IropoÜtaaa de México y los deeiflr stifriagMbasc y eatfeiaobiats^Él 
loe fundamentos contrarios^ ifuefiQMIc^el Or.- U.'^PedrbOIrtíid^ 



imlj áeÁse, Didcnr déCotÉlM» '' Imp. onlféxícoj fél.^«DfaBur- 
•o járíüioo— üaHénicD tdbté «1 juez y trrbuhai coinpeteQtes/p«- 
M^compeier á tos edesiéBtico94Li pago de lüoeibalas y derechoa 
qae adeudan en ia venta deüos froto* patrimanides/" MS. muy 
apreciable contra las pretericiones del R. obispo de la Puebla a- 
lla 1754. Existe en ia biblioteca de ia catedral áe México, 
idm. iO de ótdenes y providencias de gobierno, foi, 

A{tB£STAlN (Fr, F^ups) natural de la ciudad y puerto 
áe S. Sebastian, hijo de la provincia de S. Frdñeisco ae Canta- 
bria/ de la cual vino jó vena, ki de Zacateeas en 1676 y fué 
iedtbr jubiiado y provincial 4e ella; Escribid dos tontos en fo^ 
üo que se^hallan en el tnosfento de S; J oan del Rio do dicha pro- 



1; ^^DetierfisoíieavEanos pura ifllipriinir."MSrf^^ornealaTÍo 
bro el hbró <^del Maéstvoéé lai^séiiteci^ff.*^ 

ARCE Y ARROYO (D. J^úMámávo) natuml de Tehaa** 
ean de las G^aifadaí^ en =éi obiibpiidd<de la Poebla, y col^idt en 
el s^niíiaño' Palafettrano il« la miimu diéceflis, donde e&tüdi^ la 
junarprurfenoia con tanio aprovefebatmien'io, ^üeen un &tu> escl^• 
Ht^oo Ur premió püblicaine>ftó el Exmo. iSr. Fueroy ectíán^le 
tfí euelio nna cadena y lelicaho de uto con- una^Jirñiaáú V, 8r. 
Pat«fox<, fondado r efitslareeido d6 aquel insignie colegio. Se re- 
eibió de abogado ««i la audiencia di» México^ y después de haber 
e|erextado slgunos ádiou lá abogacía; íoé* nombrado por sus par» 
tieulares eotíocirnientos político-^eoo'ómicos oficial mayor de 
la dureecion gc^ne^al'de alcabalsfs de la N» £. y decretarm de la 
jenta de unión general de remas. También sir«4éiiiterinsírKien^ 
le la administración de la aduana de la Puebla y la de Móssico, 
áofnde nmnó el alio de 1811. Escribió 

«^irsttuecion páralos codúeionados de-la dirección general y 
j argado privativo de aleábales y f^ulques del reino de ia\Nue!va 
Esffafia." Impxen^^MéSico 17^. ^1.-^*' Legitimidad de adeu- 
dos de alcabalas y pulqtieGiJ' Un tom.en fol. dedicado al viye^ 
cende de Revitíagigedo en 1794. Obra de mucho trabajo, ms- 
trnoeion y utilidad para la real JMictenda.^-^^»SatÍ8faccíon á las 
leftexiones del iribuhal de oueíntas de la Nueva iEspaSaV MS. 
c£A fbl. de 1804.-^0 tiene generalmente nue'stfo Arce-poraU'» 
xat de c\JkAméiá Infor^e9 dró á luz k direoeion general de reñ- 
UB de este reino á los vírey^y á la eorte sobte los interen$an- 
tee ramos de'htfdendB^y c(«ieitio. 



ARCE (D.. Juan Bautibta) natural de México, c^tebre ab¿r- 
gado, doctor y catedrático de código en la universidad de ea 
patria por el año 1650. Escribió varios comentarios^ de que 
hace mención Plaza en su Crónica de dipha academia. 

. ARCE (Illmo. D. Juan Díaz o Diez) natural de la ciudad 
de México, colegial del mayor de Santa María de Todos Santos, 
doctor teólogo y catedrático dos veces de ñlosofía en la acade- 
mia mexicana: y por ascenso del lUmo. D. Fr. Gonzalo Her- 
mosillo, agustino, al obispado de Durango, catedrático de sagra- 
da escritura por espacio de treinta aüos. Obtuvo por oposición 
Ja canongía lectoral de la metropolitana, y de ella aBcendió á 
-maestrescuelas y cancelario de la universidad. Renunció no 
solamente el deanato de dicha iglesia, sino también el arzobispa- 
do de Santo Domingo, primado de las Indias, á que lo presentó 
el Sr Felipe IV. Al infatigable estudio de la ciencia sagrada 
y de ambos derechos unió las virtudes sacerdotales, eRpecíal-» 
mente la caridad y la limosna: y á ios 69 afios de edad falleció 
en 1 de Junio de 1663, dejando entre otros muchos libros MS. 
los siguientes que se dieron á luz 

**Clu»stionarium Cxpositivum pro clariori intelligentia Sacro* 
rum* Bibliorum, 3 libris constanR; 1 De essencia, Sacraa Scriptu- 
ne. 2 De ejus authentica existentia. 3 De variis ejusdem seo- 
sibus.'^ Edit. Mezicí apud Ruiz 1647* in 4.«— '^Qusstio- 
narii Expositivi Líber Cluartus: si ve de Studioso Bibliorum. SS. 
Dom. Innocentip X Pontif. Max. nuncupatus/' Mexici ex pras- 
fata Offícina 1648. in 4. — En este libro se propuso nuestro autor 
presentar por modelo ai V. Gregorio López, primer anacoreta 
de la N. £. Y como se agitase en Roma la beatificación de 
este siervo de Dios^ reimprimió la obra el R. P. Mtro. Fr. Ber-> 
nardino Membrive, dominicano, consultor de la sagrada congre» 
gncion de ritos, y procurador.de dicha causa, con e8i;e título: — 
^'Opusde Studioso Bibliorum, Auctore D. Joanne Diaz de Ar» 
ce Doct Theol. el in Academia imperiaii Mexicana Sac. Script» 
interprete &>c. Ceisitudini Regie Emmi. Dom. Piesbiteri Car- 
dinalis Henrici Benedicti, Duci» Eboracensium, nuncupatum.'' 
Romse Typis Anionii de Rubeiii 1750. in 4 mai. — Y para ma- 
yor comodidad de íqh vocales de la sagrada congregación hizo 
dicho Merohrive un Compendio^ y lo publicó con esta inscrip- 
ción. — ''Compendium Operis de Studioso Bibliorium ad oppor- 
tunitatem Causea Servi Dei, Gregori López: Benedicto XIV F, 
M. dicatum.^' Romse 1751. in 4. — Escribió también nuestro 
Arce en castellano. — '^Libros primero y segundo del prójimo 
evangélico, delineado en el siervo de Dios, Ven. Bernardino 
Alvsrez/undador del orden déla caridad en la Nueva España*" 



i 



hnp* en México poí^^fuan Biiia t96U 4.— í* Libro levoeio del 
Próffimo evangélico/ 6 historia de la hermandad religiosa de la 
carilad*»' Imp. en México por Ruiz 1652. ^.-r-*' Libro cuarto d«l 
Próo-imo evangélico: 6 vidas de varios Hermanos del orden déla 
caridad." Imp. eil México por Hipólito Ribera 1662. 4.-*'SermQn 
Daneffírico de la Concepción ínmaculadade la Virgen María." 
Imp en México por Garrido 1626. 4.-**Panfigírioo de la Nativi- 
dad déla Virgen, predicado en oposición áia canongía lectoralde 
México " Imp. allí 1631. 4.-*'í:xpo8Íliva Relectie in Faalm. 132 
habita in petitione Canonicaius pro S. Scriptura interpretan^ 
in Ecclesia Mexicana." Edit Mexici apud Ruiz 1631. 4,— Y 
aunque Gil González Dávila en el "Teatro eclasiástioo de la 
i*rlesia de la Isla Española," dice que nuestro autqr renunció aque 1 
arzobispado por ♦^hallarse imprimiendo dos tomos de teología 
moraU" se equivocó notoriametite, pues lo que imprimía en el a- 
JSo 1647 en que fué presentado para dicha mitra, era la obra que 
va citada del Quaestümarium ÉaspaHtivum. Hablan det Sr. Ar- 
ce y de sus libros los PP. Medina y Bettíncur, Pinelo, Siguen- 
za/o. Nicolás Antonio y la monja de México Sor Juan Inés de 
la bruz, qoe «n su Respuesta á PiioUa le llama Varón vensra-- 
ble en letras y virtudes. 

ARDIZANA (Fr. Jobb Fhrkandbz) natural de Astufias 
religioso franciscano de la provincia.de Guatemala. Escribió 

"Sermón de gracias á Nuestra Sefiora del Coro por la febz 
celebración del capítulo provincial." imp. en Guatemala por el 
Br. Vclasco. 1721. 4,— •Invectiva contra el juego." MS. 

ARECHAGA Y CASAS (D.Jüah) natural de la ciudad déla 
Habana en la isla de Cuba. Después de sus primeros estudioaen la 
América, se embarcó para EepaBa: y aunque en el cammo fué 
robado por un pirata, llegó al puerto de su des iino,y en la univer- 
sidad de Salamanca se dedicó al estadio de la jurisprudencia^ 
con tan buen suceso que recibió allí la borla de doctor, y obtu» 
vo por oposición Ja cátedra de instituciones iroperialea. Regreeó 
á la América provisto oidor de la audiencia de México, y con 
las honoríficas comisiones de visitador y gobernador de las pro- 
vincias de Yucatán, Tabascoy Cozumel. Fué también tson^uirr 
tor del tribunal de la inquisición de la N. E„ asesor del de Cru* 
zada y juez conservador del estado de Hernán Cortés. En ea- 
ta última comisión se distinguió singularmente por su celo pa- • 
triótico y cristiano; pues reedificó y cubrió de bóveda la iglesia 
del hospital de Jesús, ó déla Concepción, fundado por aquel m* 
victo conqui8tador,y cuidó de la mejor esistejacia de loaenffeMao8.a 
cuya comida asistía diariamem© luego queae to concluía el dea* 



HM y im áetiüüo hemañas qOe Mí 4éD»i, ires doae«lla« jr 4oB 
i^das, el moniiateiio 4ic niigioeas domiaióas de Santa Caialioft 
4e 8«i«. El Emmo. earileoai Aguirre iii£0 ua elogio de nueatro 
Areehaga en ana Juegos ialmantinosi y el doctísirao Fr. Mar* 
tki del Ca8iitk)4 que tendrá tugaren eata bibliateca, le dedicó aii 
^w Comnu$itaaria in Debor^un et JaeUmiy él eacribió 

^•Extemporáneo Goiiimentaiionea ad Téztus aorte oblatos pvo 
l^titioQÍbfta Gathedrarum AcademiaB Salmaticeásis.'^ Edii, da)** 
ñMBtfcs apud Josephum Gotncz de loa Cubos 1666. in é.-r-Soé 
eaaiio éatáa Dúsertaciones, y D. Nicolás Antonio no ae knoleali 
en eapecificarlaa. I. Ad ^ Quod aiUem ki Inistit. de Cápite i?m^ 
m^$9, II. Ad leg. 1. Codb de Süentiariü e^ DecUrianibus lib 
l|ji..ill. Ad leg. t« Cod. de Cútumefrumenitario ui^bisBomm^ 
IdH XI. i V. Ad leg. 8é maéar XII. @odi de legüimis hareaUm- 

AREOHJB (D: Joní):'Batamí^de Baianaed» eü^ VizócrjrarcanF^ 
battefó del^cden^de Gártós llij íiaeal déla atRÜéncia de tííé^ 
xieey conaejero der'iiüüas, y visitador general del reino del Pai- 
ré, eaaribiáiauGho po« su» errtpleosf 7 múú defeneaen laa rut^ 
dosas competenciaH con el ñrey de Limay éi* Eamct Gairidi\ 
cujas resultas fueron funestas á dicho visitador. Especialmente 
BU aoBsta da le aigmente:. ' 

>»0tciéinen6olNrcr ios agrimensores- de la Nueva España, «a 
fldanejo, sueldes y' reforasfE.^'* Itnp.' en México 1771. fol;**-**In8- 
iruttciodea al regíale da> Chile/ para- la visita' de aquel reino." 
M8.enfal. enlaÍMÍ)liot»ca>de la igtósia catédi^ de Méficlatl, 
iom, 4 de Providencias de gobierno, — ''Defensa propia en su 
cansa ouniei vire/ del. f^6^L^.<JV)ánúel'Güilíof eÜb^TSfV^' co- 
pía» IIGL. en4a citada biUiakíea.^ Toib. 4 dé/ MS* 9ariosi 

ARíECliSDfiRRflfPA Y BSCALAOA' fl>; JüiiN>nat^al 
daiadiocasis daMiehoaaanHtpresbftero^-calegiai j rector de) in«f 
yitkée /Saata Mafia de >tedós: Santos-cke^lv unnrersided de Móxh 
ea^« }E. doctor en ella; eabaüevade la re»! y distinguida orden da 
Qárlof IlL fisóribid 

**Noticiadai>Ia<fündaaion'<kl colegio mayor* deSccnta Mbstí 
da Todoe Sa»tos«n'Ja uiifvenillad<de México^ y caiálcsgo^desus 
coiegiaJea desde su fundación i>ha6t» 17'96j"' ioi^; didiü año aH 
Méaiaopof OmisrenwLtiol.» > 

AR£CH>fiDERRA.(ii.LBó;^ D; Fju >uan)^ llahvádovvute^ 
íDKúietñMéniooAfiechéiOuefmj Fué^muril de CMfeas^^y 
lama el>ibál»io5>dsft religioso ^éandiiictfeB' fispaittf'aflo* 1013} &L 
el de^aí(12.sa iaeorpai^«n'1a>pro«4tiii«i^d«r Santiago dl^JMéWb» 



l^^aSciórVMé^i'áticd (ie Santo TóWs de ¿u universld^, 
K^amado dcUcélo de la propagacú)ñ de lá fe, dejó los honores 
ifieiraribs, y ee embarcó én Acapúlco para las Islas FilipinflDÍ^ 
donde se entregó todo al minUietid apostólioo en las misiones de 
ios inñeies. Pero la obediencia religiosa le obligó á volver á 
Manila y admitir los empleos de rector de aquella universidad 
literaria y provincial de aquella provincia del Sanlísimó Rosaría. 
A poco tiempo fué presentado por el rey católico para el obia« 
páao de la Mueva Se^ovia, y en seguida not^brado gobernador 
]r capitán general de aquellas islas, con la presidencia de &'á' au« 
dlencia real en c^yos empleos se manejó tan cristiana con)0po<« 
líticamente. Dispuso entre otras cosas uiilísimas las expédicio-^ 
nés ibiíitarés de los a&os 1 746 y .47 contra 1¿8 mahometano^ 
tlrotaeSy liólañaos y camücohés, con que aseguró la quietud dé 
Ja religipn j de la repábiica en aquellas partes: y giato á Dios, 
af rey y á Ibs pueblos, murió habiendo. escrito io si^uiefate.* 

''Sermoíi eúóárísticd por los cásá^miéntos del príncipe de As* 
tiíifiá^ y dial rey dé fraticia." loip. en Manila 1724. 4.— '*íii 
i^é^írico pronunciando en las fiestas por el matrimonio de los prín- 
cipes de Espafi^ y" Portugal.*' Inip. en Manila 1730. 4.— *»La 
estatua de verdadera grandeza: elogio fúnebre del IlimO Síf. Ü; 
Manuel de Eddaya, natural de Manila, obispo de Oviedo ^ elec- 
to arzobispo de México," ímp. en IVianiia Í731. 4. — ^Oradóü 
euSaristicá por haber libertado Dios á Manila del hambre." Im{]l. 
íÚíVllif),' 4— f»*Relabioh exacta de los sucesos de la expedicloií 
copira los moroá tirones, maíanaos y cárnuconés." ímp. eri Ma« 
olla 1747. .4á— Poi las nottipias que dá Plaza en su Crónica dé 
láTJñtvér¿ídad'd&'MéxiicOj aparece qóe nuestro :^rechederra! 
€gáríbíó.— **TratáctU8 dó Matrimonio ad roentem Divx Thomie.*' 

AR£IZ AGA (D. Júák) natural de Vicóaya, presbítero ¿ecfa- 
lar. Pasó á las Indias el año 1525 de capellán en la expedición 
dercOtt^éhdádor^F^rey D. Qárcía de Loaiia, del orden de S. Juan 
de' Jeíiiisáíet), pkráel descubrlmietíio de las islas de la Espece- 
rfá, Y híibiend!ó^haljfrag1i'do, aportó después de grandes trabajOH 
y peligros á la costa de Tehuantepec, al S. de la Nueva £sp^&a,' 
desde donde vino á México, y aquí escribió al emperador Car- 
tea' V. 

**Réfícibñ del viaje del artoáda del comendador Loaíásíi'.'' 
Ittípj'ea*'h:'(ydríicá6e üvtedú. — Entre las cosas particíuláré'Éf 
que íejieíé haberío Vorpréiidid'oéii México, una fué **qüe ehéiét- 
to'tira^lédiéíóirpolrliuíósmist de una misa, cien pesos fuertes.'' 

AíKEfLUifWOT SALAS (Fk. Dmoó) natutál de Castiíía la 
V ieja, áífásSéií á^ éauíb J>i/iiíiiigt); que profesó eh^ Uéñcoá 



—92— 

14 de Diciembre de 161&, mudfindo en Diego su antiguo pom* 
bre de C&ilos. Después de bus estudios obtuvo varías prelacias 
y el honor de maestro; y en 7 de Mayo de 1659 fué electo pro- 
tincihl de la provincia de Santiago. Dio á luz 

**Sermon dogmáiico, predicado en el solemne auto de fé. que 
celebró el tribunal de la inquisición de México afio 1659.*^ 
Imp. allí dicho año por Calderón. 4< 

ARELLANO (Fr. Diego Ramírez) natural de México, lec- 
tor de teología del orden de predicadores, cuyo hábito tomó en 
la provincia de Santiago de. la Nueva España por el año It57d« 
Escribió 

••Elogio de S Pedro mártir de Verona,predicado en el tribunal 
ie la inquisición de MéxicoJ' Imp. allí por Benavidez 1693. 4. 

ARELLANO.(D< Manuel García) natural de México, co* 
legial del real de S. Ildefonso, bachiller ^n cánones, maestro en 
artes, doctor teólogo y catedrático de retórica en la universidad 
mexicana, presidente de la academia de teología de S. Felipe 
Neri, cura de S. Sebastian en dicha capital y examinador sino- 
dal del arzobispado. Escribió 

'*Oratio funebris in justis ab Academia Mexicana soíutis 111-:- 
mo. D. Tomae Montano, Episcopo Oaxacensium, ejusdem Aca- 
demiae Doctore et Profeaore." lVlf>xici 1743 4. — **Oralio habita 
in Exequiis D. Dout. Francisci Navarijo, Reg. Mexican. Acad» 
Chancellarii *' Mexici 1768. 4. — •'Elogia selecta." Mexici 1755. 
S._'iElogia latina et Phaleuci in laudem Potentissimi His^ 
paniar. Regis Ferdinandi VI,** Edit iVIexici, • • • — *'Dissertatio 
de Mariana Gratia.'^ MS. 4. — * «Compendio del panteón mitico 
de Fomei.'* MS — **SinópsÍ8 de elementos y meteoros." MS. — 
«^Breve y más clara sintaxis, latina." MS. 

ARELLANO (N) mariscal de Borobia. Así lo nombra con 
elegió enue los distinguidos poetas de México el Illmo. D. Ber- 
nardo Balbuena, en su Compendio apologético de la poesía» 
ímp* en México. 

ARENAS (1). Pedro) mexicano á lo menos en el domicilio. 
Viajó mucho por la Nueva Espafia. El Illmo. Granados obis- 
po <1e Sonora y de Durango, en sus Tardes americanas, lo nu- 
mera entre los Sigüenzas, Torquemadas y Qemelis, como á es- 
critor de antigüefiades é historias de los indios. Lo evidente pa>« 
ra mí es que escribió 

«^Vocabulario manual de las lenguas castellana y mexicaoa." 
Imp en México por Calderón sin expresión de año en 8« 



—93— 

ARBVALO (Fr. BteRiVARDiNo) natural de Quatemala, d^l 
orden de S. Franeisco de la provincia del Santísimo jN'ombre áé, 
JesuSy en cuyo convento principal de ia ciudad de Guatemala 
ee conservan 2 tornos^ que escribid en 4. 

1. «^De inmunitate ecclesiástica et sententia excomuoicatio« 
nie '* — 2. "Exposición de la regla de S. Francisco sobre que los 
mi^nores no reciban dineros ni pecunias.*' 

AREVALO (Fr. Francisco) nació en la antigua Espaffa; y 
68 verosímil que fuese en Andalucía, pues llegó á Veracruz por 
el aTIo 1580 á los pechos de su madre. Tomó el hábito en el 
convento imperial de Santo Domingo de México, y profesó en 
10 de Abril de 1597. Fué maestro teólogo por su religión y 
por la universidad, rector del colegio de Portacceli, prior de Za- 
catecas, de Guadalajara, de la recolección de la «Piedad y de 
México en 1628. Finalmente en 16 de Mayo de 1634 fué elec- 
to provincial de la provincia de Santiago. Tuvo fama de gran 
orador; y el P. Franco en su Historia asegura que dio á lu2 
muchos sermones. Yo solo sé dé los que siguen* 

'Tanegírico del angélico doctor Santo Tomás de Aquino.'^ 
Imp. en México per Saivago 1632. 4. — '^Sermón eucarístico en 
la acción de gracias que el tribunal de la inquisición de México 
dio por la insigne vicforia de la armada real de la carrera de In- 
dias.'* Imp. en México por Francisco Salvágo 1638. 4. 

AREVALO (D. Juan Sahaoitn) presbítero» natural de la 
Puebla de los Angeles* domiciliario de México, bachiller teólo- 
go y capellán del hospital de Hernán Cortés. Escribió 

**Manual de noticias de Europa y de la N. E.: papel periódi- 
co ptiblicado desde el afio 1728 hasta 1742 " (mp — De estas 
Noticias se valió en gran parte el P. Pedro Murilio^ jesuita. 

AREVALO (D. Lorenzo Fernandez) natural de Extrema- 
dura, de donde de tierna edad pasó á la América, sirviendo al 
niroo. Sr.D. Pedro Nogales, obispo de la Puebla de los Angeles, 
en cuyo seminario tridentino hizo sus estudibs.y obtuvo después 
las cátedras de filosofía y teología. Fué también colegial yVec- 
for del eximio de 8. Pablo, y regente de estudios de emboa co* 
legios Palafoxianos. Desde la prebenda de media ración su- 
bió en aquella catedral por grados á la dignidad de deán, ha-' 
biendo obtenido por oposición la canongía lectora 1, como doctor 
de la universidad de México. Vivió amado de todos y singu- 
larmente honrado de seis obispos respetables, que alcanzó en á^ 
qiiella iglesia. \Miirio en 177 habiendo escrito; 

*^fnDon tu Ki apertura de la santa visita, que hizo de la ca* 



tfldial de la PoebJli^ ti Pno. Sr. D. Iki#ag<^ Fi^MÍ^^^^Ya- 
lias de Abceu.*' iiDp« ea México 1745.4. — •PaoÁgííico. ea la. 
tnislacioD de las veligiosaB carmelitaa descalzas del antiguo coii^ 
vento de Santa Teresa al nuevo de laSoledi^d de la ciudad de la 
Puebla." Imp. en México 1748. 4. — '-El Ganapierde del cieJo.* 
elogio de Santa Rosa da Liaaa.*' lmp« en México 1749. 4. — ^"£^. 
Médico de sí mismo: elogio de S. Pantaleon mártir.'' Imp. ea 
México por Hogal 1751. 4. — ^^'ün tanto cuanto de la grandeza 
de Agusuno; elqgip de 8. Agustín.^ Imp» ex^ Mé)úco por £(0» 
glU751.4, 

ARGUELLES (Fa. Eneiqüe dr la Co^oEfcioai) natural da 
li^ Habana en la i«Ia de Cuba, donde toja^ó el hábito de 8. Fr^iv^ 
ciseo. De aquella provincia de 8anta EJena pas4 al coI#g^ 
de Propaganda Fide de Zficatacas, y de éste, á la provin^ci^ 4^ 
8. Pedfo y S. Pabl,a de Mipbeacanj dofid^ $illepió pot fii a^ 
i774 dejando en la biblioteca del convento del Poebhta d¿L 0^9^*; 
tétaro, un MS. en &]• cujo título es; 

^*La £smeralda poíocada en loa fundamentóla d^ j(4 celefi|JA(^ 
Xeruaalen: atributos» pjrerrogaMvaa y. exculenoias d^ gUuipa^ a- 
Bé?tpl y eyapgeüfita íi. Juap.'* 

^RGUJElLLO CARQA4AL (D, Ifioo). natuxal 4^ 1^ autigH» 
Espafia, oabalíara deláideA de Calatrava, dpi^ter áp ktvúvecijbt 
dad de México y su rectoren 1638. fiscal del crimen y oidor de 
la audiencia d^ dicha c^^itat I^;ibió^egui^p..J^^ I^Uifiar 
c^(adq por D. Niccdás AutpntPi 

««Memorial de la cai^ 4a los Yarg^au" 

ARGUEL^iO (E&, MANUEij^niíüLurAl d^ la» ^Ugua ciudad % 
Tezoiico en 1^ iS. £.^ religioso 4^ 6rdati d^ £L J^iaQcisica,,.^\iy|;^ 
provincia del Santo Evangelio gobernó como provincial, a^í co- 
rno ^u baiM^anio Fe ,f qaá ik de agi^tii^^a (j^i. t^i|iii|i|i^ |^f>)[|ibre 
de jaaus^ Habia ensei&ailo ^ t^ojo^la en el cquveA^O gx^V^^ 
de México y en el colegio de. ^. Bu^n^tyeAtura TlcUteluJcp h^s^. 
recibir el grado de jubilado. Pa^ó de^prooH^adpr & S^^ñv^.j .i^r 
lU merecip ios honores y títulojí de teólogo coQaultQr de la nuu? 
ciatura y calificador de la supcerna y general ijiq^iaicioA. Y 
vueltQ á su patria falleció epn scntimleato ujú versal per su^ 
prendas oratorias y por su caráci^r franco, duice y ]í^é^cj(^^. 
£§cribÍQ 

^'S^rmqn paneg^iipo en la 4e4icapoA 4^ te^mplp de . ^ J^» 
nardo de México." Imp. a|U por. Liip^Jiccio 1691, 4.T^^*8eJWf»^ 
moral de la douiig^ica septuagQsiaiat pjcedif^^iutfl j^ü la.metoop^lj^ 
tana de México." imp. ^llí por BeuAVÍ4^ 4691. jt^.'^^^f^pon 



•—95— 

oiMil' pi«dlCado al vitey r audiencia ie Uéxico.** Imp. aUf pov 
Carrascoso 1607* 4.— **fiíogio de 8. Pedro apóstol pronanciadb 
en la metropolitana de México/' Imp. allí por Ribera 1702* 4. 
— ^'Sermón en la dedicación del nuevo claustro del convento dé^ 
S. Francisco da México.'' Imp. allí per Ribera 170J2L 4.-*f ''E^ 
logio de la Concepción Inmaculada de la SSma. Virgen María» 
predicado en la catedral de la Puebla.'' imp. en México por 
Ribera 1103. 4. — ^Uraclon eucatística por la victoria del Sr. 
Felipe V en Brihuega.'^ Imp. en México por Ribera 1711. 4. 

ARIAS (D. Alonso) vecino de México, armero mayor del roy, 
y matemático hidráulico, fiscribió 

«^Impagnacion del proj«cto del desagüe y obra de Bnrioo Mai^ 
iHh»^ li^. en Mféxico ie«7. 

ARIAS (F; Amijonio) natural' ée la antigua* B^aOa, y uno de' 
los primeros y más doctos jesuitas,que pasaron á la N. JS, finw 
señó en México la ñlosofía, é interpretó las santas escrituras coa 
suifio apUuso, dejando muchos dis^íputoa, que obtuvieron des- 
pués iK» primera» cátedras y empleos eclesiésiicoSk MV\ P; 
Antonio JNíuñez, de quien hablara en su lugar, le llama vmvfé 
doelésnno y muy sañUr^ Bi P« Franciaco de Florencia en sa 
JI/hnQÍogiü escribe as(:>*EI aSo 1603 pasó de ésta vida en el ao^ 
legio de Mdxico el P. Antonio Aria», esclarecido en virtud j^ 
lenas. Ley6 con gran saiisfacoion del público todas'las faoui- 
tades, que '»e leen' en nuestras escuelas, juntando al^ estudio 
de ellas el de la o'racion y trato con Dios. ¿ • .Tenia hechovoto* 
de no negar cosa que se le pidiese por la Sma. Virgen María, y lo 
cumplió j^uniualmcnte. Todas lóaafios iba ápié ices veeéb/ á 
visitar el santuario de Mra. Sra. de^ los Remedios, tres legoar 
disiente de Mé«ico al P; • ^ .Fué tan para envidiaí*, como pam 
imitar su* vida. • • .Murió antes de los cuarenta años- de edad*. • 
y en su entierro hicieron todos demostración de la opinión que 
tenían de «ue virtudes.'^ En efecto la congregación de la Anun^ 
ciato, áñ que había sido prefecto, le hizo Bolemnes exequias. , en 
que pronunció el elogio fúnebre el Mtro. Damián GonzaleaS' 
Gusto. Tuvo muy estrecha amistad con el Ven. Gregofifi^ Lo-' 
pez, 'á> quien sciliatconsuitar sob^e varios Ivgaree difíciles de la 
Santa Escritura, según afirma el Illmo.Arce en su Quacs£Ú7i»a- 
rium exposUivum; y se deduce también de la vida de dicho 
siervo de Dios, ^ue escribió ói P. Losa» Escribió el P. Agrias 
lasiguieiHa: 

•tApoiugía de Jamerdad cristiana contra loa judios de esioa 
tiempos; dividida en dos partes. Mn la primera se demuestra (|«e 
JesttomtO es ^iv«idi»deró Meeías; y en^ la aegündu se respeiide 



á las, objeciones de los judíos," MS. que existe en h UMíoteoa 
dala universidad de México .— * *La Perfecta reiigioaa." Trata- 
do ascético compuesto en 1599 para una hermana del autor» re- 
ligiosa en España, El P. Antonio Nuñez lo propagó entre las 
monjas de México — -^lllustris explanatio Commentariorum P, 
Doct. Franciaei de Toledo, de Phifica auscultatione." MS,— 
•'De generatione et corruptione.— De rebus nijetheopoíogicis. — 
De Sphera mundi.— In Libros Ariatotelis de Ccelo."— Estos MS. 
estaban en tiempo del IÍIího. Eguiara en la biblioteca de los FP. 
del Oratorio de México. Y en la del colegio de Tepozotlan, los 
siguientes en 8. — <»Expo8Ítioin Cántica.— De lingua originali.- 
De instructione Sacerdotis."— Escribió también varias carta» 
sobre la Sania Biblia al Mtro. Pr. Antoqio Delgadillo, agustiao 
de México, que leyó el lllmo, D. Juan Diez Arce. Y siendo 
secretario de la provincia de la compañía de la N. E. escribió— 
«»Commentaria in Lib. Proverbiorum." MS. que existe ea la bi- 
blioteca de la universidad de México. 

ARIAS (P. Antonio) segundo de este nombre, natural del 
pueblo de Santa Ana en la provincia de S. Salvador del reino do 
Guatemala. Tomó la ropa de jesuita en México el afio 1677 y 
en el de 1685 era maestro de retórica en el colegio máximo <}e 
8» Pedro y 8. PaWo. Pasó á Filipinas y en 1725 en que apro- 
bé alli un libro, era secretario de la provincia. Escribió 

** Misteriosa sombra Je las primeras luces del Divino Osiris* 
Jesús recien nacido.'^ MS. del año 1685 en la biblioteca de (a 
universidad de México. 

ARIAS IBARRA (P. Antonio) tiBrcerode este nombre, na- 
tural de México, donde abrazó el instituto de la oompafiía de 
Jesús en 1694. Fué maestro de retórica y filosofía, y visitador 
de las misiones del Nayarit en el nuevo remo de Toledo, donde 
falleció en 1732. Escribió 

•«Certamen poético en celebridad del nacimiento de Jesucris* 
to bajo el eiableina del Hueño: afio 1702." MS. — ^'Sermón fú- 
nebre en Ihs suntuosas exequias que el conde de S. Mateo Val- 
paraiso hizo á su espora, la Sra, Doña María Rosalía Dosal, hi- 
jar de la madriz, en la ciudad de Zacatecas." Imp. en México 
1729. 4. . 

ARIAS SAAVEDRA (D. Josb) pasó á México siendo te- 
niente coronel del regimiento de infantería de Zamora, y residió 
algunos aüos en esta capital y en las islas de Barloveuto, Llfigó 
á ser teniente ger^ral. Escribió 

««Defensa iegfl^l y mli(ar del Qapitaa de in^iería de Ouadiar 



—97— 

lajcíia* Ds iüitonio Claraco, gobernador que fué de las klas dé 
Bahama, sobre la entrega de lá isla de Provi'déncia.'* Imp. en 
Madrid por Sancha. 1791. ful. 

ARIAS (Fr. Josb) religioso descalzo de 1a provincia dn San 
Diego de Nléxieo, y lector de teología en el colegio de Churu- 
busco, en cuya biblioteca existe un tomo en 4 MS. con tres tra- 
tados siguientes. 

**De Divina Prffidestinatione/ de Angelis: Proemialia Bíblica . 
Afío 1730. 

ARIAS (Fa* José) natural de la ciui^ad de Querétaro, del or- 
den de S. .Francisco, lector jubilado., guardián, custodio y pro * 
vincial- ñnaltneiite de In provincia de S. Pedro y S. Pablo de 
IMichoacan^bueñ humanista y poeta latino y cai<tellano. Com- 
puso VAtíos panegíricos ¿aliños á la Concepción Purísima de Ma- 
ría* qué se guardan en eí colegio de Celaya, y se repiten públi-* 
carneóte cada afio por su piedad y buen gusto. Fué también 
músico compositor, y entre sus varias y exquisitas composicio - 
nes, es particularmente celebrada una Saive^ £nse!ió en Cela- 
ya la filosofía moderna, y los cánones. 

. ARIAS (D. Josb) véase VíLLAFAÑ£. 

ARIAS MALDONADO (D. José) natural de la N. E., abo- 
giido^y regidorj|de la ciudad de MéÍEÍco. Escribid cun Gatica y 
VcUdes^ 

««Ordenanzas de la M. N. y M. L. ciudad de México, capital 
de los reinos de la N. E." Imp. eu México J68S. fol.— ¿stas 
se hicieron en virtud de cédtjla del rey de 1 de Juho de 1680 y 
fueron aprobadas y cottfírrriadas por el virey conde de Paredes. 
Escribió también — ^«Alegación por la provincia de la compafiía 
de JesuN de Filipinaa sobre eiimpiimiento de la donación del ge- 
neral Antonio Pérez." Imp. en México, foi. 

ARIAS (Fr. Manuel) natural de la ciudad de duerétaro, 
maestro en teología, y dos veces provincial del orden de S. A> 
gustinde la provincia de S. ^íicolss lolenfitib de Michoacan. 
Murió con honores da asistente geneial de un religión, habien- 
do escrito y publicado 

««Sermón eucárístico pn la solemne acci(»n de gracias, que hizo 
la ciudad de Celaya por el nacimiento de la infanta de Espafia 
Carlota." . Inp. en México por Jáuregui 1676. 4. 

ABIAS<(Fib. Vicintb) oatmal de Cluerétara, hermane de Fr. 



de los fraBciscaiipd,4e Michoaccaí, y él lambiea pr^Hrineial dé 
éstos. Pasó á España ai capítulo geQQcail de Roma en 1776. 
Fué buen matemático, y acaso el i»riinero que eose&ó en la N» 
E. la ñiosoíía inoderiia. Esciibió 

'«Defensa apologéúca del Mtro. Fr. Manuel Artas, provineiai 
de los a^gstinos de Michoacan." MS. en fol. en la biblioteeck 
de S. Francisco de dueiétaro. — Es papel de mucho mérito, y 
t^n famoso como la causa suscitM^ contra.él fefendo Fr. Ma- 
nuel. £1 Rmo* general Bellesini lo calificó de doctísiOíiOy y Ift 
junta general de Roma declaró por 61 libre de lodo caigo al a- 
cUbado. 

ARISTA (P. Juan) natural deja N. £., religioso da la cmn» 
ptiHía de Jesús de la provijaciade hlésd^Q, Sieedo miniairaiial 

colegio real de g, IWefpngíO, es^iriliiió 

;'Oct,ayas reales^ eo j&logio dei glorioso & Jacinto, reckn ím* 
DQnizacío poc la silJA app^ttóüca." imp« CA Alexias por PiediO 
B^lii' 1097. 4. ' . 

a 

ARISTIMUÑO Y GOROSPE (P. FiíAaoiaca ilNvaa^^nc^ 

tural de las provincias vascongadas, capitán de la 8td. Hermán» 
dad de la N; E y ju^is.d^ txkbuQaL da la ac^cdada/de- Mi6iiiao. 
Escribió 

'•Informe a) vir,ey Fr. P» AoAonijDi María Bucaieli^ «ofam dl/o- 
rígep, e^^ableciinieatO) n^tm^^a, facultadas y priuilegiQs^ dei 
real tribunal llamado de la Acordada de México." MS. e» Mi 
cu^a copia c^iá en la bi^Uo^ecad^ la. santa igleeia'tsatedral'de 
Méxicoj en el tom. 39i:§A ^^* ^^ vernos. 

AKIZPE (Pi. P^i>iiQ RoDii^ijSt^jBs) »nai:ió an Méxixu) porielr«A- 
Üo 1715. Fué cpl^^giMÍ catedrático de laliotdadi retórica y fiiaíí 
süfía, y vipe — rector 4eJ, siL:m;Aario.Tnde)Hino:d|e. dicha capüta^í 
de donde se reliró al oratQi>Qide 8t J^elÍ4)e NaH« diQ queíuá pti»« 
pósito. Síivió al público en la enseñanza de la juventud, en la 
predicación de la divina palai^a y eoJ^ dáfidCdCiaa espitiauai ida 
lat^ tilmas con iucunsabie tiplipa^cioo y calo» Y' siendo* uno- cía: 
los doctore^ cc»j^onÍAtas. de la. universidad^deiMéxie^ de iiiá8<ecé< 
dito, y jificio, fué, nombrado, coiisui toe del>cu«iio Gonoilio prami^ 
cial mexicano, celebrado por el cardenal de/Loranaana eii'l>77lti' 
Murió ei^ dejando escritos :lo8> opúscukNPsi- 

güjente. 

''£xplicacion,df^:la9;Or#ciúQealaiipafl^?*^Imp;ea]Méxic)0i^i(Mt;r 
8. — '^Preceptúa para la primera clase de latinidad." Imp. y 
reíipp^ muvhp^ ?<^«(a. ^.T-'ilfixplicacMii ^doMibi quint^ida/aCbü- 



ja." ñn^.'y r^úip. 8.-^''rAstfuccl(>n |[>úraWeer teía'os Utioos." 
Iinp. en 1748 y leimp. en 1706. 8 — ^'Auguito, iluminado: 6 
jttsia literaria y [ielestra Utétrica, ií que convoca I» universidad 
dé M&icb para óbsequiAr la coionncion del catdlico lóonarca 
FernaiíJo'VI." Iiiij», eri México 1747. 4.-"RelHcion de to acae- 
cido e» la citiiJfail Jr arzobispado de México en Ja celebridad del 
jubileo dela^oSajllo." Imp. en México 1753. 4.— "AiLis Retbo- 
ricte'Syhlagina bU usum Tíronumi qui m líeg. ac Pontif. Saoc- 
ts Metropolltunffl EccIeBis Meificuñs Seminario ad Etoquehtia 
pratcepta incuiiibuiit." Mexici 1761.8. — "Funebrisdéctaiualió 
in Boletuni fuuere, quo Mexicana Abad, parenúvit FenllusUi D. 
Doc. Juauoi Jos«pho de Egiiiara el Eguren, Afeíiapolit. EccIbb. 
quoiiiílHin tJbnó'niud lUagiáirali, Sclioliaich& eí ejusil. Acad. 
CbaaceHWiü, ¿le'cW Epiicopo Yucaianensi." Mexici 1763, 4, — 
"Hatiinítói OecidemiB ByJus; Ori.iib in Cuntr^ lllmo. D, D. 
Eihffla'tfíielis RüMb fct SafiriaS, Arctiepiscopi Mtsica'ni: h«b¡ia 
ifitiisiiífio", Mteííú¿o TerÜpIb." Tr|iii edicia M,:xlcí 1706. 4.— 
BAét ¿icbiVd del ariOblépido de Al'dxico cónlaa nciae del Gon- 
CÍH61V prbvfijci'al ^hallaik del doctor Arizpe las Eiguieatea cun- 
suliA & dicho Concilio:— '^-Sóbre facultades de los úbi^pua de 
IfíSititi.-^-SaibVb tt-aílacíoh dé las Sólitas al íicano capuular. — 
Sabífl ikituJ del ílepflñtd il regular.— Sobrta couiedius. —Sobra 
exteMilHl del iodÚlM do' Püülo til á loa ÉáeÚizat." 

ARJO (P. JoH%) tiat'vtral'aTpacecer de Aragón edeCatálu^ 
fii, provincial de lá CQUtfiaBia dé Jestía de la Nueva Eajpsii^ eí 
«!ID'172!íy prepósito de la baáa pfbfeÉá de México eri Í727. 
Patleüd étí í] Colegio dé Tepoztttiin él año Í736 Éscritió' ,, 

"Molida de líi vida, religlüsub virtudéa y dichosa ¡nuérie d^T 
P. JouqfJln Ctrmaigo, de la coinpulJta de Jcsub, prefacio do lá 
Ciñitt¿Éitícfíi áéi Solt^alor dO México." I'níp. alii iTll. i. 

ARI0IÍA (O. Pbdííü) natural do' Añteqiiera, oindad capital' 
déla provincia de~OtiXBCa, ^ régidotdesu'puiiia. Tomó la bo- 
ca del colegio mayor de Santos de. la unÍTersidad de México en 
leW'y fui' abordo' dd Htpielln reafa'udténciiiy alcalde mayor da 
Jal'vn&lt^a'ViltaS del marqUds&do'del Valle. Kacribió 

"OeniíalfógtCO atlanWj mefcüriid auguato: ó festiva pompa, 
contfuoia cWdftd'de Anteqiierádé Oaxaca celebió e i feliz na-. 
citaiontodiílpríticipé Felipe Prospeio;" Imp. en México pojí . 
CaWfeton 1659' 4.— "Ail^'utUr nillológico, que la ciudad doAQ-; 
teq'üeTa d«-0ax&Cn contisgró al reckn nacida príncipe Carlos Jto* 
BéiUfaeredero d« lü etStbdtí deEipáHa." Imp. ea México por Cal- 
deion 1663. 4.— '-Relación en prosa y veno de las fieeÍaS| ^n 
que la pxuvinciu d« predicadoies de'uakbóa celebra lá buBLibcic 



1S1G05IÍ 



—100— 
cion de la Ven. Rosa de Lima." Imp. en México 1670. 4. 

ARLEGUI (Fr. José) vascongRdode neeimieato, hijo de la 
provincia de Cantabria del orden de S. Francisco, de Ja cual pa- 
só á la de Zacatecas y en esta fué lector jubilado, regente de 
estudios, cronista y pcovincial. honrado con los títulos de califi- 
cador y comisario de la inquisición y de examinador de IOá|¡abÍ8- 
pados de Durango y Michoacan. Fabricó en el tiempo de su 
gobierno el convento de S. Francisco de Durangp de la Nueva 
Vizcaya y la capilla de Nuestra SeiSora de los Remedios de la 
ciudad de S. Luis Potosí; é ilustró su provincia con su doctri- 
na, virtudes y escritos que son estos: 

^'Elogio de Nuestra Señora de Aranzazü.*' Imp. en México 
1719. 4.— < ^Elogio de Luis primero de EflpaSaen las fiestas <^on 
que celebró su coronación la ciudad de Durango." Imp. en Mé- 
xico por Hogal 1725. 4. — •*Paii»^gírico de Nuestra Señora de 
Guadaliipe en S. Luis Potosí." Imp, en México 1738. 4.-7-'*La 
quinta esencia de la santidad canonizada de la compailía de Je- 
sús: £logio de S. Juan Francisco Regia." Imp. en México por 
Hogal 1739. 4.-—* ^Sagrado Paladión del orbe americano: Nues- 
tra SeSora de Guadalupe de México." Imp. allí 1743. 4. — ^^£z- 
celencias del príncipe de los apóstoles, S. Pedro." Imp. en 
México por Hogal 1745.4. — ''Misterioso enigma descifrado en 
la vida y muerte de S. Francisco dé Asid.*' Imp. en México 
1746. 4 — ^*£1 Moisés de la monarquía española: £logÍQ de Sr, 
Felipe V." Imp. en México 1747, y reimp. en Madrid 1750. 4. 
— ^«Serniíon en la dedicación del templo de S. £lias de los car- 
melitas descalzos de S.Xuis Potosí." Imp. «n México por Ri- 
bera 1748.4.-»^'E1 príncipe más valiente y la dama más prenda» 
da. £lo^io de Fernando VI en su coronación." Imp en Gua- 
temala por Arevalo. 1749.4. — 'Crónica de la provincia de Zar- 
catecas del órdén de S.Francisco.'' Imp. — ^'Tesoro Zacateca- 
no, para el licito comercio del oro y de la plata en las minas." 
fistaba pronto para la prensa; pero no lo he visto. 

ARMENTIA (Illmo. D. Fr. Francisco) natural de México, 
del real y militar orden de Nuestra Señora de la Merced, maes- 
tro de teología de la provincia de la Visitación, doctor y cate- 
drático de la real universidad mexicana. Por sus .virtudes reli- 
giosas y notoria literatura fué presentado para la mitra deNica- 
ragua¡ pero la muerte que le acofnetió en 1661 privó de su vis- 
ta y gobierno de aquella iglesia. Escribió según se infiere en 
la Ur única de la plaza y del 2\iunfQ Fatténico de D. Carlos. 
Siguen za. 

** Varios tratados teológicos." ._^ 



— lOl— 

I 

AHMENTIA'(Fa. Josk) natural de México, sobrino áel an- 
terior. Tomó el iiábito de Santo Dbmingo en el convento im- 
perial de su patria el año 1676 y fué procurador general de su 
provincia de Santiago. Escribid 

^'Místico Verano," Imp. en México por Carrascoso. 1699. 4, 

ARNALDO ISASI (D; Francisco) natural de la Nueva Es. 
pafia, doctor mexicano, y. canónigo de la catedral de Michoa- 
can. Escribió 

''Descripción geográfica de la diócesis de Michoacan: de su 
capital, pueblos, minas y cosas raras de ella; escrita en 1643V' 
Su original existía en la librería del Sr. Barcia. — **Oracion fúne- 
bre en las exequias que la catedral de Valladolid de Michoacan 
celebró por el serenísimo príncipe D. Baltasar Carlos." Imp. 
en México por Ruiz 1647. 4. 

ARNA YA (P. Nicolás) uno de los principales ornamentos 
de la compañía de Jesua en la Nueva Espafia. Nació en Segó- 
viapor el alio 1558, y en el de 1677 tomó la sotana de jesuíta 
en la provincia de Toledo» y á fines del siglo 16 pasó á México, 
donde floreció y dio SRZonaidos frutos de virtud y ciencia. Visi- 
tó las misiones, y en 1613 fué nombrado procuradora Roma, 
donde asistió á ía sétima congregación general de.su orden, y 
tuvo 14 votos para prepósito general dé la compafiifa. Regre- 
só 4 México y en 1619 fué electo provincial. Murió de 65 a- 
Sos en 21 de Marzo de 1623| dejando enriquecido este reino con 
Eu doctrina y sus ejemplos, digno del elogio que le dá el P. Luis 
Alcázar de *'Padre de todas las regiones setentrionales de la A« 
mófica." Escribió . 

•^Los libros de la Imitación de Cnsto de Tomás de Kempis; 
traducidos al castellano," Inip. en Madrid 1615. 8.-^**Compen- 
dio de ]rs meditaciones del P. Luis de la Puente." Aprobado 
^n México para su impresión por elprovincial dé Nueva Espa- 
fia P. Rodrigo Cabredo en 1611 é impreso en EspaSa 1616, y 
traducido en italiano y en latin. — ^*8ermon predicado en las fies* 
tas de la canonización de 8. Francisco Javier." Imp. en Mé- 
xico por Diego Garrido 1621. 4. — ^'Conferencias espirituales, 
útiles y provechosas para todo género de personas." Imp. en 
Sevilla por Lira 1618 en 3 tom. 4.— **Praxis exercitiomm spi- 
ritualium S. Ignatii." £dita Coloniee 1633. — La obra de las 
Conferencias es coviparable á la del pélebré Casiano por la 
doctrina y el espíritu; y acaso superior en la abundancia, y en 
que siendo las del monge por la mayoir parte solo para anaco- 
jetas y gente retirada del bullicio del mundo, las de Arnaya sir- 
ven igualmente para anacoretas y cenobitas, para religiosos y 



«pglftresi ptta sacerdotes j casados; j para todos los que en la 
Iglesia tienen oñáo de enséfiar y gobernar* 

AROCHE (Fe. Miguel) nació en ia Noeva BroaSa por el 
alio 1670 y profesó el 6rden:de Ntra. Sra, de la merced en la 
prorinda de la Yisitacioo. Fué maestro en teología, coraenda* 
dor de México, provincial, j calificador del tribunal de la inqui* 
sícion. Morió en México á I de Julio de 1788. Escríliíd 

**8eTOon del Patrocinio de la Virgen María, predicado en la 
iglesia metropolitana de México." Imp. aUí i7iL 4. — **Pane- 
gíríco de 8. Joan de la Cruz» pronunciado en las fiestas de so 
canonización/' Imp. en México 1730. 4.*-'-La Flor de la edad« 
elogio de Ntra< Sra. de Guadalupe en celebridad del segundo ó* 
glo de su Aparición." Imp. en México 1132. 4* 

AROCHENA (Fu. Antonio) natural de Guatemala, lector, 
jubilado del orden de 8* Francisco en la procela del Santísimo 
Nombre de Jesús, j doctor teólogo por la universidad de S. 
Carlos. Escribió 

««Catálogo y noticia de los escritores del orden de 8« Fnrn^ 
cisco de ia provioeia de Chiateikiala: con tres índices: 1 de los 
que escribieron en iatin. 2 de los ^ué escribieron en caateliano. 
8 de los que escribieron en lengua de los indios." MS.— -Da 
este libro se aprorechó el Illmo. £goiara para su biblioteca^ se 
1q remitió el R. P. Fr. Marcos Linares, pibmcial de acjuellia 
provincia. Hasta el afio de 616^ concluida jra esta bi61k>teca| 
no llegó á mis manos; 7 algo me sirvió. 

ARRECE (D. Pedro) presbítero natural de Guatemala, ^o- 
nioior fiscal de aijuel srzoblipado y Secretario de fbs tilmos. 
Francos, Monroy y Villegas^ preladds de aqneila metropo^tánaw 
Escribió 

^'Rudimentos físico— -canónico— rooral^*" Imp. en Úvkve» 
mala 1786.— rEn este opúsculo se itesuelvén con beMStanlé clari- 
dad las más de las cuestiones y dudas sobre el bautismo de 'los 
fotos abortivos; y sé 'promueve la necesidad y práctica de 4a o- 
perucion Cesárea, 

AERIAGA Y BÓCANEGRÁ (D. Fríñcisoo) bjjo de la 
ciudad de México y de padres ilustres. Concluidos süs^éstüdio^ 
en la nniveesidad se dedicó á la cura Be almas^, y ^igi6 pdr éa- 
pacio de quince años las parroq[uias de Yaguálica, y Huasaliiw 
go, en cuyos pueblos ndiñoó onóe iglesias con casas para los vi* 
oarios: y en los Hños 1708 y 1709 en ique padecieron d'uma esca* 
ató Ué mtííz su» feligreses, hizoá $u com un grtin acopio de es«* 



« 
(A semillai cor) qne loa eocorrió generosa y abundantemente. 
Por esto y por fiu virtud, celo y doctrina fué promovido ai cura- 
io de la Santa Yeracruz, uno de los principales de la capital, 
donde cooperó á la reedificación de la iglesia, en que descansa 
6u cadáver. Did á luz 

*' Panegírico de S. Francisco Javier, predicado á la nobilísima 
Congregación de caballeros.'^ Imp. en México por Lupercio 
1723. 4. 

ARRIAGA (Fr. Juan) natural de Pachuca en él arzobisparlo 
áe México, pueblo célebre por sus minas de plata. Vistió el há- 
bito de Nuestra Sefipra de la Merced en la provincia de la Visi- 
tación, donde después de enseñar la teología obiuvo el grado de 
jnaestró. Fué también doctor y maestro en artes de la real u- 
niversidad mejicana y provincial de su orden. Tenia fama do 
excelente latino y de muy versado en las Santas Escrituras, co- 
mo inteligente de las lenguas griega y hebrea. Vivid una vida 
ascética y retirada en el convento llamado de las Huertas de 
Tacuba, que él ht^bia reedificado. En su gobierno se celebro 
en México con gran solemnidad y magnificencia debidas á su 
eam.erQ, 1^ canonizacioA de S. Pedro Nolasco. Murió á 1(y de 
Setiembté de .I641f dejando como aeTegura el maestro Pareja en 
fiu Itistoria on precioso MS. intitulado: 

*'Commentarium in Ganticum Virgineum: Magnificat." 

ARtUCiVITA (Fr. Jdáw) natural de la Nueva EspaSa.mísio. 
nerp apostólico del órdeni de S. Francisco, prefecto y comisano 
de misiones del cokgio de Propaganda Jide de la ciudad de Clue* 
rétáro. Escribió 

«'Crónica seráfica y apostóliea del Colegio de Propaganda fi- 
de déla tíanta Cruz de Ctuerétaro en la N. £.'' Segunda par- 
te, continuación ^e la que publicó Fr. Isidro Félix de Espino* 
Imp. en Mésfico lÍQ'^. fol. 



ARJRIETA (Fr. Dqmimgo) natural de México^ donde profe- 
só el íffden de predicadores á 3 de Julio de 1752. Fué lector de 
teología, ÍBaestkt) dé su provincia, doctor de la universidad, no- 
tario y comisario de la inquisición; y en uñ libro MS. que tengo 
á la vista de las ** profesiones de los religiosos de la provincia de 
Santiago," se lee esta nota: ^'insigne decretalista y muy virtuo- 
so." Dio á luz 

♦* Posteriores glorias del gran patriarca S. Francisco de Asís.*^ 
Infip. tn México 1765. 4. 

ARRítlTA (Fu. Fkancisco) natural de ín Puebla de los 



An^^eles, bijo del convento do S. Francisco dñ aquella ciudad, y 
predicador en él. Redujo á metro la vida del beato Aparicio, 
f{ae babia escrito en prosa el P. Fr. Isidro Caataneira, y la pu* 
blicó con este título: 

«'Epígolo poético de la vida del Ven. siervo de Dios Fr. 8e« 
bastían de Aparicio.'* Imp. en la Puebla sin afio. 4. 

ARRIÓLA (P. José) natural de Guadalajara en la Nueva 
Galicia, maestro de filosofía en el colegio de la compañía de 
Jesús, de aquella ciudad, j de teología en la Puebla de los An- 
geles. Abrazó el instituto en 1686 j falleció en ]a Puebla en 
1737. Escribió 

''Elogio en verso castellano del Ulmo. y Ven. Sr. D. Santia* 
go León Garavito, obispo de Guadalajara." , Imp. en 1698. 

ARRIÓLA (D. Juan) natural de Guadajara jr hermano al pa. 
racer del precedente, doctor teólogo de la universidad de filé* 
xico, canónigo lector de la iglesia de Slichoacan, magistral y 
deán de la de Guadalajara, donde se conservan monumentos de 
feu piedad en los altares que hizo y dedicó en honor de S. Cle- 
mente y Santa Teresa. PubUcó 

'* Oración fúnebre en las exequias del Illmo. Sr. D. Fr. Felipe 
Galindo j Chavez, del orden de Santo Domingo, obispo de Gua- 
dalajara.*' Imp. en México por Ribera 1702. 4. 

ARRIÓLA (P. Juan) nació en la ciudad de Guanajuato, fe- 
cundo mineral de ingenios y de metales preciosos, á 22 de Oc* 
tubre de 1698 y en el de 1715 recibió la sotana de la compañía 
de Jesús en el noviciado de Tepotzotlan á 7 leguas al N. O. de 
México. Sobresalió en la poesía, en que tuvo facilidad, gracia, 
entusiasmo y decoro. Entre infinitas composiciones sujras se 
conservan en las manos de los curiosos las siguientes 

^^Cancion á un desengaiSo," que comienza: — ^*Una apacible 
tarde. ..." Iinp. varias veces y últimamente en México 1782. 
8. — Fué este un asunto de competencia entre los ingenies mexi- 
canos: véanse en esta biblioteca los artículos: Bocanegra^ Ochoa, 
Valdés. — "Glosa en 1 4 sonetos del famoso atribuido á S. Fran- 
cisco Javier, que comienzai^-'^No me mueve mi Dios para que^ 
rerte. . •-" — MS. en la biblioteca del colegio de S. Gregorio de 
IVIéxico.— ''Poema lírico: vida y virtudes de Santa Rosalía de 
Palermo.*' ün tom. en 4,]V1S. en la misma Biblioteccu — '^Pa- 
negírico de S. Ignacio de Lojola en verso castellano.'' MS. en 
la biblioteca de la universidad de México — *^No haj mayor mal 
qne tos celoe: comedia." Imp. en México sin nombre del nutor — 
**La Cátedra de Cristo." Imp. en México per Ribera 1748. 4. 



J 



ÁRBI0L4 O AÜRIOJA (P. MAhrin) natural de Mé»co, 
jesuíta de la provincia de la N. £., cuya ropa vistió en Tepot- 
zotlan á 25 deFebremde 167.4. Murió en: mÍBÍone«Ql afio 171 U 
Escribió 

**B1 I3esenga&tS'OOín<q>ortURQ8 avisos para prareniíse á una 
Jbuena muerte.fV Imp«6n Méxteo aia aSOi'en 12. 

- A EIRIVILLAGA (Pt Alonso) naeió en Guatemala á medía- 
dbs delsigk 17 y en 1065 abrazó en México el instituto de la 
compatiía de Jesús. Enseñó en los colegios de eu provincia la 
retórica, filosofía y teología moral. Fué rector del colegio no- 
viciado de Tepot90tlan« procurador á Madrid y Booia en 1707 
y finalmente provincial en 1 7U. Falleció en México en 1724 
£ntre losMS. que de la biblioteca d^S^ Pedro y S. Pablo de 
los jesuíta^ pasarop á la de la universidad, se baila el siguiente 
de nuestro padre Alonso: • 

^'Certamen poético, latino y castellano en honor del recién 
naicído JMifió J^uSi. bajcilta alegoría de esculapio:'' 

. ARROYO (Fr. José) reUgio9od«l orden de Santo Domingo, 
maestro «n teología» prior de Azcapuzsdco eñ la provincia de 
Santiago, regente de estudios del colegio de Portacmli de Méxi- 
co, y confesor d^l marqués 4e Yatoói virey de la N* £. Dio 

>*Orac,ion papegírica del graiO patríaroa S« Frai^cisco de A*^ 
sis<" Imp. en México 1725« 4» . 

f , ■ ■ - ■ » ' ' * 

■ • ' , • j ■ 

ARROYO (Fa. Luis)' natural de Carmena «a • Andalucía. 
Tomó el bábito de Ioib descalza .de.S. Francisco en México, 
donde se aplicó con particular esmero al estudio de las Santas 
Kscrituiras, y de la lengua; hebrea,Ken que sailia doctísimo. Fué 
prelado de varios conventos; y. en los años ld51 y 1664 pasó á 
£uropa á votax por su provincia de S. Diego do la ISf. £• en los 
cafpítulús gj^nerales de su órd^. Murió de 80 a&os en el con^ 
vento de México á 6 de Noviembre de 1678, dejando MS. 

**A{]930.tatione8 in Saeram Soriptucam collatis expositoram 
Sententiis cum Textu Hebrcecu". 



r 



. ARROYO (Fs^. FsoRo) del orden de Sé Francisco) predica*- 
dor general de la provincia del Santo Evangelio de México^ y 
visiMor.del orden tercero en el convento de Tlaxcala. Escribió 

MTa^mático .regular; jó. dÁ41ogo sobre el singular privilegio de 
las llagas del seráfico P. S. Francisco," Un tom. en 4 ma* 
yor„ impreso' en Colonia por Juan Baseo 1684.-rrDió motivo ,á 
e^telibüo la.dispMa <iuc se suBCitó emie los PP» dominicos y 



I 



—106— 

finncfÉcanÓB de Méxiéo sobré si' podía piniane Ilagfadil como 8. 
Fmnoisco la imagen de Santa Cátarífia de Sena. V^ase eti ea- 
la biblioteca el artfoolo: CosItZ/o (Fr. Martin.) 

ARTE^GA (Dw Ajnrpiiio) fireabítero vecutár mexióánó, éo- 
legial y maestro de latinidad en el seminario T^dleintinOi paiá 
CUYOS alumnos escribid 

^^Explicación de ios géneroá de los' nombras f de Ida ^téiéñ^ 
tos de los verbos latinos." Iihp. én M£xibo por HM iiieréderoa de 

Ribera 1716.8. 

, . • 1 

. ARTBAQA (P. Manübl) jéstiita mexieario, maestro de teo- 
logía en el colegio máximo de México; cajroa 'Hratados teológi- 
cos de Sciencia Dei ét DíTiiiis Ideis- de Justifica tione impii,>de 
Mérito jiísti et de Gratia,'* asegupft el Itlmo. Eguiar'a en sué 
Borradores, que los tenia á la vista} como fñiiy aprsciables. 

ARTEAGA <p. M^mÉo) natural dei cibiapadó dé GuairSaila^ 
jara en la Nueva Galicia, colegial en el ma^or de Santos, y 
doctor y eatedráücode óábolies crn lá universfdaQ 'dé MÍkicO| 
secretario del góbiernoAel obüpadd deaupatrta^ cUra y jUess e¿ 
clesiástico de iavillade A'guai^tiétf tes en aquélla dii5céstSi0ai« 
nónigo doctoral de (a catedral de Gvadalajara, y asistenta al 
cuarto Concilio provincial mexicano con voto decisivo, como^pro* 
curador y iapod^ado del R. o^istoo de aquella igtetiiia, que por 
su avanzada edad y enfermedades' lio piído concutrír pe^rso- 
naimente. En esta venerable y docta asamblea fueron admira- 
dos y estimados loe taléAtos= y erúdlk^ioñ • agrada y ^6&na de 
muestro Arteaga, espeoialmeñte por los seüóres arjEÓlnspos L6- 
renzana y Fuero, por ciiya reeom^da^iun akreyloigró priinero 
k canongía doctoral y lujígael aráedian&iode ia-cltedraldela 
Faebla de los Angeles; donde antado- de todos por su ingetiló^ 
doctrina y. virtudes soctablés falléí6?d en 179 •••.don 'kaiiuisma 
serenidad y alégi la de áíiitiío, que bábia sido aa^cínrácter. fia* 
cribió. , '■ 

)K:)ratÍQ in íímere GL Vin:Jt>sépfaiAht6nii' Flores et Ribera, 
Doctoris mexicani ac Nicaraguensis fipiscdpi; habita' in Reg. 
ac Pontif. Mexicea Academia II Kal. JNov. ann. MpCCLVi.** 
Edit. M^xiciannoceqúeuti. 4. — **Ór&flo:pátent¿ll8Íif'fünferoiii- 
mi. ac Rmi^Mag. D. Fr. Ftancisoi a Si'Bon^vehtura, MarUiiez 
de TexadavEpÍ0ctipiGü«^ala^éeniaisrin Ndva Gal^ia.»' Ty- 
pis edita Mexíei 1761. 4.-^*'EMóÉÍáb de la ley de ^#»clát !j^er- 
nando VI el oatólicé, justo y piadésó'réy dé^ád'Esptsñas: elogio 
fúnebre prohiinciádo en las reates^ ^MquiU, ^üe le «olKítiígiró la 
real audiencia dé Guadalajara.*^ ltilp;^en Mélifio !76l.4.^ÚDmo 






—107— 

dtietoral de las iglesms 4e Guadalejara y la Puebla esoriinó varioM 
papiUes jutiéic0$'áe niéríi»: y como padre. del Conailio I V mexi* 
cano trabajó otros ínuchoa, de ba eoalea ae ccn^ervali, y he 
vi«to en el- ifchiiro del i^zobiapado de México enira las aeíaa de 
Itt teferidií sínodo loa aiffttientea:— ^*8obre €d eatado y dotación 
de kn üniaioiiea dé Caiitorniaa. Repvesentacioa al v^rey de Ja 
N. £. sobre el reatableciimaJQíto do laa míaiones de loa jesnitaa.*' 

A8C&N€^0N (Fr. Amitoiiio dv L4) luUara] de la eiudad de 
fialaihaneá, en cuya célibre univeraidod aprendió las maiemáti- 
eas, continuando ea!(e eetudio en el cotef ió de Pilotos de 9eyi« 
tía. Pas^ seglar á México^ y por el aflo IGOO tomó el hébito 
do earmelita deae^lzo. Hallébaae 4e «irey de la JN. £. el conde 
d^ Montétey^ ^e en oumplimáeiito de la« órdenes de la corte 
ditfpoiiia una expediciofii marítima pitra el deeoofarümeiMo de lea 
Californias al mando éél capitán {¡Sebastian V^caino; y tenien-* 
do noticia délos conooiañeatos geográficos y i&áuticOs de nues- 
uo* Fr¿''Afi^»oftio,i0 noncbro cosmógrafo de áa expedición; é la 
^ne partió inmediátamentA COA otüos dos «eül^ocKia canaduas 
deau.'.prot^ineiadeS. AÍbestOf-embaioáxidoae en Acapulco los 
tres, en calidad lambieh cto ccpellanas y MStonoroa; De reatil* 
laiB de j^istá comisión eafcribió 

••Viaje del nuevo descubrimiento, quese liixo^n la^tl. K.:ppr 
el majr del Sur desde ai puerto de Aáapoloo hasla el oabo Men- 
dozino año V6tíi yendo por ^en^al Sebastían iVipcaloo.^'— ^D. 
Nicolás Antonio dice que existía esta obra en la librería del Sr, 
RamisiM jie Pmdo; y el 11 lino* £guiaiia asegura qiie leyó lina 
copia. Y aunque este biUioteeário y el P. 8. üdardái hacen 
mención iile étro religioso Qarmelita óéí mipmo notnbre ysdbre- 
nombre, hatdMil deSmlla, y ^sbcio.de la expedición de Galifor* 
nias, parece indubitable que hicieron dos de uno solo nacido en 
Salsmanea y ¡citado en Sevilla qae as det/|ttíen' hé ]¡iábii»klO, .£1 
caal ^e red'Dó después ai iconvemo de la Puebla de los. Angelea, 
doódtnimació dé 43i!i06f dejando, «arios tro/ttmencsiUiS.^ü^^ ^- 
réaierudiciún, 

ASENJO (D. Ignacio) natural de la ciudad de Segováa. Pa- 
só á la Amériba en compafiía «del Illmo. Sr, Santa Gcuz^ obispo 
de iaf Puebla ide los AngeleSf y en aquella catedral fué primero 
cura y luego canónigo^ y .leiúinoió ia idignidad.de lesisarero. 
Fundó allí el aniversano de Mtra. 8ra« de los Gozos, habiendo 
alcansado dé la ailk apoalélisa o^cio^proprio.patá dickaaotam- 
nidad en toda la dióceésis. Mudó Heno de méritos y deiafloaen 
3 de Mayo de 1736 y á pocos días. se le hicieron honrosas exe- 
quias, an que pronunció su elogio iféaebre el P,, Joaquín Anto« 



—lio- 

AVAL08 (p. Pk^uo) natural do líéxico, colegial áel ma- 
yor de Sania Muría de Todos Sanios ; doctor ieólogo djB aque- 
lla universidad, cura y juez ecíeciáslíco ¿4 8, Juap del Rio y de 
Santa Calalina manir de la capital, del arzobispado y canónigo 
magistral de la metropolitana. Dio á luz. 

«'Elogio de S. Juan de Dios, pronunciado en la fiesta con que 
el cabildo metropolitano de México celebró su canonización/" 
Imp. en México i 702. 4. 

AVENDAÑO (Fft; Andre») natural de Castilla la vieja, re- 
ligioso franciscano de la provincia de Burgos* óincorporado en 
la de Yucatán, donde el año 1706 lenla el título de dífinidor. 

£scribió ; • y i 

•'Diccionario déla Íejí¿ua d« Yuca ton.^'—*< Diccionario abre- 
. TÍado de los advvrvio^. de tiempo y lugjar de ía lengua de Yuca- 
tan*'-** Diccionario de nombres de p(fr¿onas, íJoIóa, danzas y o- 
tras antigüedades de los Indios de Yucatán. "—**Arte para á- 
prender üa lengua de Yucatán."— ''Diccionario botánico y mé- 
dico de Yucatan/V**JExplicacipn de varios vaiiiunips ¿a los an- 
Ijguos Indips de Yucatán/*— Asi el lÜmo, Eguíara ppr reMon 
da ios. r^igiososde aquella provincia^ 

AVÉNDAÑO (D. Pbobo) nació en hs AmilpaB del arzobís- 
do de México por el año 1654 y recibió en Tepoizptl^n la sota- 
na de la compañía de JesUa en Íb7Ó! Üpspues de una lucida 
carrera literaria en. aú prpvinoicf se dedicó ai ejerct^picj 4^ í^ ^f^* 
^pria, Sftgradá, ef^qoe aáíió etoinehte. *'No era, menester más (di- 
ce ei P. Betancur)^ que saber donde j^rédícaba para que los eia- 
tendidos y de^ :buen gusto se connrio vieran pcfra oirje," fío había 
otro en aquel tiempo que se hubiese alzado en ,Eur(^a coa ei 
^tulo de maestro 4e.pülpitp: que el portugués Víeifá^ y nuestro 
Avtndaflo era llamado. el tieirafjteiicáno. Llevaba 22 afioa 
d^jesuit^^ y poco menos de ora.dor afamado^ cuajudo f e k»vanid 
contra éí en México una borráspa, que s^vió {/rccisaao á cal- 
mar» haciendo el papel deJonás» En efecto por una Critica 
ytbaníííj.que hizo de.un Éermon predicado ppr un arce4í¿po do 

' MéxicOj ppiiénte de la yueina, fué expelido de la compañía y re- 
ducido ai estado eclebiástico secular, en que vivió liasia su fa- 
JkdmicA'^o, gozando ^pero de los aplausos rdei pueMo, de lá 

' estiinaciofi de Ipa pr4ados,.y del amor defliis n^i^mós ex-«-her- 
ionaños. Escribió , \ ^ 

*:Fé de eTra,tas, ó f iratas de fó del sermori del Ai:c€\diaap Ooa- 
coj^lcfi.'? MS. ^úerá^dA en íaa manos de loa. curipsos.— *'Ser- 
monéB; De S. Juan Evangeíista.rrDe S. EUgio.— Dq 8^ Miguel. 
•^De Sania Bárbara.— De S. Pedro apóstol— Del Espíntu ¡dan* 



-•Hi- 
to.— 06 Doifiiítgo de Ramos. — De S, Qerfinítno.— . Pfinebre da 
Carlos n rey de España.'^ Impresos en México y en la Puebla 
de iba Angeles desdé 1'688 haóta 170Í,-<^'^TaDda decaéis serme* 
iies de lásr tíéis tnatlrónas ¿élebreé deí Antiguo Testamento^ pre- 
dicados en la iglesia de let Santísima Trinidad de la Püébk dd 
los Angeles." MS.-«-"1faiida de ^s sermones de las seis Mo- 
narquías, predicados ea la iglesia de )a casa profesa de México." 
MS>^*'Tandk de seis'séráióñes dé los seis imperio^, p^edicadoa 
en-ía prirfúqüfa dé S. Jbké de la ciudad deia Pueblia." MS,-»- 
^'Tandáder sermones Bbbreí la hí^totía de Estef, prediisado» en la 
iglesia del ¿pnveíntp de fá Concepción de Méxiéb." MS.--»»Tafl- 
dá dé ser¿Éionés solaré la historia dé David, predicados en dichia 
Iglesia^" MS.-r-*'' Cuatro Jorpos de sermones panegíribds y mo* 
táíei." ' ütel— Tíídos óSibé MS. dejó el autor á su ínúmó ami- 
go Fr. Juan Arauz, franciscarfo, quien losdió ásu pmvifteiat el 
P. Arratia, y éste los colocó en la biblioteca del convento gran- 
de dé S. Francisco? de Aíéxíca, dpndé existen y los he leído. Y 
en la tifiblibt^cád¿ lá' tiñiVer^idad dé México entre Ids muchos 
papéleiá M^. q'G^e pasaron de las die los colegios de jesiiitás hay 
uno eo^ del P. FedrQ 4vendaño escrito eíaSb 1679 in|it«da-^ 
do:— **Cenl¿ihén p(ííéfico, éjh qué, bajo lá Al^¿orÍa de Sbl se 
éelébr«-ér Jeí^üs rebien haeidb eñ el portat dé Béfen.*'r-Y como 
estos CertimenM acostumbraban componerlos los rhaistn» dé 
retórica del colejj^io máximo de S. Pedro y S. Pablo, se deduce 
qué áuéstvo ÁVetídaño-éríéefíb esté arte pof aquel a¿o. 

Á^ILA (t^it/AoinnfiÑ) natui^f det' rdóo dé Mui'cia, ó apaéó 
del lugar de Concentaina en el de Valencia, en« cuya' p»oviricia 
dé 8 . Frtfneisbb WeiMá él habno religidsó. Hal^ieíado pasado á 
GoaCerñláléVViVIá ání etltitéñta ahóá^ siendo el e^emjpla? de las 
virtudeé tííbhéTsflblé; 'Éri él tili^imcl día de éu fbllecimiéntó se 
prédied ehiláígVéáiá dé sú convento sb jB/a^^/wn€^ en que 
después de ponderar el orador su humildad profunda, su peniten- 
cia asombrosa, su celo apostólico, sus éxtasis frecuentes, y o- 
t^otf' prodigios ^iñgtilafes d« Bár^tiÜad, a'ñadió sin ' eséándiilo y 
aüh'Siii'ad^ii^ak^ion dé! auditorio, que '«desde la fúndacien del 
. érdiéfa fifefefiéo apeiias sé etit^rttraria ttn hijo de S. Fcancisco 
Iqüehübléseiobééi^vádk) éoíi más pétíeóbioñ que el P. Avila la i^e- 
gitt \Íé stí ^áhté PaCdátda^" Escribió y se cónsi^rva en la bi« 
blíptéb^ délbonvéiV^ pHn^i^) de ÓuáceBtak 

«^liibfb dé lá e^pílda'díoft' dd la Doctrina cñmiana- en leng^ 
'Kiéñé/' •-:•■' '^- ' • /■ 

AVlLA'(B^íú'Atb^&<ír)rf6tuVáTdé Mtóicé. l^áitfó el háWto 
dé ». Ffañol^cíb en la pfoviáí^ia dél^Santo Evtógeho^ donde fué 



^/ 



--.lis- 



predicador jubilado j guarJian de varios convenloa, Eacribió 

•* Panegírico de Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza." Imp. 
en Méicico por Lupercio 1679. 4. — "Sermón de ios Dolores de 
la Santísima Virgen María." Imp. en la Puebla por Fernandez 
de León 1692. 4.— ''Elogio de la Concepción Santísima do la 
Madre de Dios." Imp. en México 1692. 4. 

» 

AVILA (Fr. Francisco) nació en Belmonte de h antigua 
JEUpaña y vino tan nilío á la nueva, como que en esta nacieron 
poco después sus hermanos AloruOfáe quien acabo de hablar, y 
Juan, de quien hablaré después. Todos tres fueron religiosoa 
franciscanos, y nuestro Fr» Francisco lector jubilado y difinj^^ 

Dio á luz ^ /"" 

**Elogio del glorioso patriarca S. Francisco de Asís." Imp^ 
en Méxioo, por Lupercio 1689. 4. 






AVILA (Fr. Francisco) diverso del anterior, aunque ápl 
miimo orden religioso, lector de teología en el convento de Mé^ 
xico, de donde era natural, y párroco de la Milpa-alta en el arl- 
aobispado. Escribió ( 

'* Arte de la lengua mexicana, con pláticas sobre los Mistérica 
de la fói p&ra liistruccion de los Indica." Imp. en México por 
Ribera 1717. 8. 

AVILA (Fr. Josb) natural de la ciudad de México, lector ju« 
hilado de la provincia del Santo Evangelio; varón muy respeta- 
ble por su literatura, humildad y modestia. Murió en México 
habiendo escrito 

«'Colección de noticias de las Indulgencias plenarias y perpe- 
tuas, que se pueden ganar en las iglesias de la ciudad de Méxi- 
co." Imp. allí 178/. 8. — También public0 por espacio de mu- 
chos años los JHrectorioa anuales del oácio divino, para uso de 
su provincia. 

AVILA (Fr. Joan) hermano de Ft, Alonso y de Fr. Fran- 
cisco, nació en la Puebla de los Angeles; y siendo ya bachiller 
teólogo profesó como sus hermanos el orden de S. Francisco. 
Antes de ser sacerdote se le concedió el título de predicador; y 
jubilado por hoaor en la carrera del pulpito, papaba «n Miéxico 
por uno de los mejores oradores de su provincia. Fué guardián 
de varios conventos, caliñcador de la inquisición, y custodio de 
la provincia del Santo Evangelio, con cuyo carácter asistió al 
capítulo general de su orden, celebrado en Victoria, capital de 
Álava, en 1694. En aquella tan respetable como docta congrega- 
ción lució sus talentos y elocuencia, predicando el Sermón fú" 



—113— 

nebre }pot loa bienhechot«8 dé la'religlon «eráñe'a. También pre- 
dicó «W Madrid á ios consejoil délrey: y en el famoso Octava- 
rio que ios RR. PP, franciscaftot celebraron ala Concepción de 
la Virgen^ se le encargaron tres sermones. Restituido á Méxi- 
co con los honores de padre de prorineia y predicador del rey^ 
fc&lleció aquí religiosa y santamente á fíh del siglo 17. Escribió 
«'Sermones de la Concepción, de Pentecostés, de nuestra Se^ 
fiora del Pilar, y de dedicación de Iglesia." imp* en México^' 
por Lupercio 1680. 4— '*Elogio del B. Felipe dé Jesús, patrón ' 
de México." [tñp. 168l.4--^**Elogio de la Concepción de la 
Virgen." Imp. en México 1683. 4,— '«Elogio de S. Andrea 
apóstol, de S; Dímas^y de Nuestra Seííoradel Pilar." Imp, kú 
México 168*. 4.— ♦•Sermones de Pentecostés, y de Profesión 
religiosa." Imp. 1686. 4. — ^«Sermón de Dedicación de la igle* 
fiia de la Concepción de la Puebla; y elogio deS Buenaventu- 
ra." Imp. en México 1686.4. — ^'Sermón moral de la bula de la 
Sta. Cruzada;*' Imp. en la Puebla í 690.- •< El Hércules Seraneo: 
elogio fúnebre de los ¿ondea de Chinchón pronunciado en el ca<* 
pítulo general de Yicidriá." Imp. en Madrid 1695 y en Méxi- 
co 1606. 4.~»E1 P. Betaneur asegura que dejó 16 tomos áeser-: 
mane* MS., y un libi:o de Xods rarioribús Sac. ScriptttrtB, 

AVILA (Fr. Manuel) natural de la Nueva Espalla, doctor 
y decano de la facultad de medicina eñ la unirersidad de Méxi- 
co, proitomédico del reaUribunal ^1 protomedicato de la Nue- 
va Espafia; y después presbítero y religioso -del orden hospitala- 
rio de S. Juan de Dios. Murió en México de 75 alios en 1755. ' 
Escribió - 

'* Juicio médico sobre la epidemia mortal del Matlazahuatl." 
Imp. en México 1739. 8. 

AVILES (Fr. Estevam) tlel orden de 8. Francisco, lector 
jubilado; difínidor y padre de la proTincia del Santísimo Nom- 
bre de Jesús de Guatemala. Dio á luz 

•* Descripción de la» ñestas que hizo Guatemala por la bula de 
Alejandro VIL SolHcitudo omnium Ecclesiarum: y elogio de 
la Coneepcion Imnaculada de la Virgen María, predicado en e- 
llas.** Imp. en Guatemala por Pineda Ibarra 1663. 4— **His- 
toria de Guatemala desde los tiempos de los indios hasta la fun» 
dación de la provincia de franciscanos» población de aquellas 
tierras» propagación de los Indios, sus ríios, ceremonias, pohcía 
y gobierno " M8. — '^Apología de la primacía de la predicación 
de los franciscanos en Guatemala." 

AVILES (Fb. Jaoikto) natural de^la diócesis de Micboacan, 



religioso del 6iden do 8. Agustín de U provincia de S. I^teoláB 
'i'oWntino, Floreció en el convento de Charo, en cu^a biblio- 
teca, trasladada hoy á Val^doliJ dejó MS. 
**Gróaica de la provincia da agustinos do Micboaoan«" 

AVILES (D. José) natural de la Nueva Espafia, bachiller 
teólogo, capellán y maestro de pages del 8r* arzobispo j virojr 
4e México D. Fr. Payo Cnriquess d^, £ibera; y pro(efl<» páhlieo 
de lettfMs humanas. £scnbió 

^'Viridarium poeticum in honorem, laudationem et obeeqoiuia 
InmaculatiB Concepiionis Beatisiin» Viíginis Marisa adumbra- 
te in ejusdem Pcototypo miraculosa Mexice») Imsginis de Qua— 
dfílupé." Typis edit. Mexici 1669. foU—*'' Versos üáñeos latí- 
nos, y quintillas castellauM en elogio de la Conc^cion do la 
Santísima Virgen." ímp* en México 1682. — **DebIdo recuer- 
do de agradecimiento leal á los beneficios bachos á IVléímo poc 
el Exmo. é lUmo. Sr. D. Ff. Peyó Knriquez de Ribera, eu vi-« 
rey y arzobispo,'* Iinp. en Méxiep ppr Rodóguejs ¿iif ercip 
1684. é. — **£logio da S. Francisco de Borja en verso oasteila- 
nOé^y Imp*— ^^Desc^ripcíon en verso do la oal«ada quf vá de 
México al san^arJLp de Oua<dbaiupe." loop, en 4.— p**Canto pach- 
toril eñ cien jfujas en 4J' ímp. en México. 

^VILES (.D. JvÁü) naj^ral de México, püc^esor ie mucho 
crédito, doctor y catedrático, de medjbcina en 1« unmr^dad de 
su patria. , Elscribió y existen MS. en la biblioteca de- droba a-« 
cadeBÚa, das tratados, 

1. *'De Humoribus."— 2. *'De Partibus et faculta tibus." 

AVILES (D. Pbdro Msnsndbz) hació^en ia. viU«^ de Aviiée 
del principado de Asturias, para ser uno de los principales hom- 
brea de su tiempo. La grandeva y actividad i^ «u eap^ritUt aus 
conocimientos naiticos, y ei crédiip de sus prio^ras ha2aíla|i 
por el mar obligaron al en^per ador Maximiliano, gobernador de 
E^paSa, á encargafloel corso qontr^ lo^ franceses, en cuya co^ 
mJBion le contlnjió Carlos V.. ^\ rey Felipe II lo «lombró ca*- 
pitean general do laa flotea de Indias, y su consejero,: p^ra que le 
ucúrnpanase á Inglaterra, cuando fué á desposarse qon la reina 
Doña María. Deapues de varioa y felices sucesos en la carrera 
de Indias, se le dio el mando de la armadUj couiquapasó 4 Flan- 
des, y iñetió el socorro de tropas, víveres y dinero en caleSr ha- 
biendo vencido á lo» franceses. Lo que obligéJil consejo d^^ey 
á asegurar que á Aviles se habia dfebido ep^gran pftFte Wicéie-- 
bre victoria de Sanquintin« 8e le encomendaron otras varias y 
graves «jupresaa^ que ««abó con igual hoíwwr X felif idad. :Pero 



era liómbre grande 7 fué forzoso que ttiviete grandes émukM. 
Estos lo roalqoisiftron con el rey, y llegó á verse pobre, lleno 
de deudas y desairado, sin otro premio que H enootnienda de 
Santa Croa de fai Zaraa «n la érden de Bantiago. Sin embar* 
go como ei mérito aon euando no se reccmpensa, se bus«a para 
loe lances apurados, ei rey le ceafió lá conquista y p<^koioil de 
la Florida, á donde pasé este iasigne capitán conel títirle dea- 
delaatíado perpetuo en 1565 'trayendo á ia América seteatiiohal 
2,646 personas en 34 bajeles que equipó á su eostai d^ndde la. 
corona un navio con 3D0 soldados y 9^ marineros. Concluida 
feUamente la conquista y pobkiéion de un inoienso lenrene d« la 
Aanérica, cuyos pormenores se quedan para la pluma de tm kki^ 
toriadort y para eterna admiración del universo, así ^como para 
perpetuo desaire de los orgullos franceses; fué llamado á £spa^ 
fia, donde Felipe II puso á su cuidado la famosa y terrible tan- 
So comodesgraciáda arenada contra la Inglaterra, eomfiueéta de 
300 velas y de 20j000 iiembresde dceembaroo* Pero- en elmis«> 
mo día quefle entregó ée.s« mando en el paerto de iSaalander, 
le acometió ua furioso tabafdilio, de que míurió á los 17 de Se-^- 
tiembcede 1514, lenieododé edad 55 aflee y 83 decapitan ge»- 
neral de las armadas de Espafia. Su cuerpo Asé trasladado á la 
iglesia de su patria, donde yace al lado del Evangelio. Dejó ea 
México memorias da su sangre. en la saeesiofi de su hi}a leg^í ti- 
ma Dofia Marfa Meleik^dea Aviléa, esposa de D. Diego Fofuant 
do Fernandes de Velasco, del órdenrdfivBantiago, nieCo dal eoti- 
destabla de GastIUa, D. Pedre; y patia nuestra biblioteea. 

'^Relación de Jas Cosas- deja Florida, escrita desde el fisetta 
de S. Agustina 15 de Octubre de 1S66." Imp»»##Daodea«* 
lia ras(^el P, Aloaaar .«a su Hmoria^ y León Pinelo en .su 
¿t¿if««¿eca«-^*'Heprese&tacion¡6olNPe lalortifíeaoion. de la oosta 
da la Florida*" MS. originah'**-''Ganas á Felipe II de l!^65rSo^ 
bre el pa%o del mar dei N* al dael &•'* MS. originales ramboa 
eu ei acebivorgeaerui de Iadia*« 

AYALA (P, AHTOCiio):oaturai de <Sevillii, jasuiiá deila^ jiro« 
vlncia de México, d fiMdiaUos dei siglo 17« ^Escribió 

^La Rcsa-üe Jerioó: excele&cias y^aadessas de Ja^Santísima 
Virgen María." MS dedicado al Kmo. Mucio Vitelesqiti^fis-* 
neral de la compañía de Jesús; preparado para la prensa. Exis- 
te en iatbiblioteoa de la universidad delÉéxio0..4. 

AYALA (Fa. Antonio) natueai dala PueUa deJos Angelea, 
delóráendeiSi/Aguslki, maestro de U provincia del- Saotísimo 
Nombre de Je8«», doctor do la universidad de México, catedráti- 
co, regente de estudios y rector del <^gto de 8.< Pablo* Fué 



también prior de Mézteó, difínidor^ presidente de varios capít'u^ 
)06f y fíqalBiiente provincial. Por bu estudio y conoeimientoe en 
la« antif aedadea d^ ios indios, lo oomisionó él Sr.. arzobispo 
Lanoiego pdra La foi^maeion de una historia, G|ue nó se veriñcó 
por la muerte de dict^o prehido. La de nuestro Ayala acaeció 
en JS de Junio de 17^5 teniendo. 75 de edad. Escribió 

>De[Mrecaei&n á Nue8tra^SeüoFa de Guadalupe: hecha á noiá- 
bre de la provincia águstiniana de México, contra los terremotos, 
ineendios y pestes." Imp. en México por Calderón 1 712. 4.-^ 
*'£! toánsito del cuerpo solar: elogio de 8. Agu6tin*en la festivi- 
dad de la Invención de su Sanio Cusrpo." Imp. en México por 
Hogal i729. 4. — ^'^'Elogio de S. Juan de la Cruz, patriarca de 
los oarmelitas descalzos, pronunciado en las solemnes fiestas de 
su eanoni¿ ación." Imp. en Mésico por Hogal 1732. 4. 

ti ' . • . ' 

AYALA (D. Gabriel) indio noble, nstural de la ciudad de 
Tezcuco, y escribano de su rept^blioa. Escribid 

.^Apuntes históricos' de* la naci<ni mexteana en lengua na- * 
huatl/' que es la lengua' antigua y sabia de los méxieanos, MS. 
que tenia en su Museo el caballero Botarini. Comenzaban en ' 

1243 y cohcluian en 1662. 

.' ... 

AYALA (Fr. HERNAHDo)'nació ^en Ballesteros de la Man-i 
cha entre ciudad real y Almagro en 1575 y tomó el hábito de 
S. Agustín en el convento de Montilla. Estudió en Alcalá y 
fué allí Jeelor de filosofía. En 1603 pasó á México, donde \o 
conoció jr trató, siendo colegial del de S. Pablo, e\ P. Fr. Juan 
Gonzaless Puente, cronista de la provincia de Michoacan, quien 
escribe así: ''Estando juntos el P. Fr. Hernando Ayala y yo en ' 
la catedral de México, oyendo predicar el día de Todos Santo&r 
al IHmó. ©. Fr: Diego Contreras, agustino, prior- de México y ' 
arzobispo electo de Santo Domingo, al concluirse su sermón, * 
me dijo Fr. Hernando: así habian de predicar todos Jos predi-- 
cadores para provecho de las almas, que es lo que quiere el Es< 
píritu Santo." Eiste Ven. religidso pasó luego á Filipinas, y 
padeció martirio en el Japón. Escribió muchas Cartas^ que 
inentliona óon sus Actas el lUmo. Sicardo en su Cristiandad 
delJapon. 

AYALA (Fr. Joan) fi^nciscano de las provincias de Eapa- 
Sla, doctor parisiense en sagrados cánones, que con celo de la 
conversión de los infieles (como él mismo dice en el Prólogo de 
latebra que voy á expresar) pasó á esta América' y fioreció en 
la provincia de Zacatecas. Vivia en el convento' de S. Luís 
Potosí el ano 1587, Escribió 

{ 



<*0pu8 C(indtiico*~¡V(orale." M9, que n6 al croDitts ArleguL 

AYARZAGOITI (D. José) natural de la villa de Durango 
en Vizcaya, Pasó á la Nueva £spafia de edad de 17 allos; é 
instruido en las letras humanas se dedicó al comercio, culti- 
vando los negocios de Mercurio sin olvidar las delicias de Mi- 
nerva. Escribió . 

"Elogio de Carlos lY rey de tas Espafias: premiado por la 
real universidad de México en el certamen literario con que ce- 
lebró la proclamación de aquel principe." Imp* en México 
1 790. 4. 

ATERRA Y SANTA MARÍA (D. Fbakcisco) nació en la 
isla de Puertorico y efloreció presbítero secular en México, don- 
de fué tan íntimo «migo del eruditísimo D Carlos de Sigüenza, 
que este no duda llamarlo la miiad de su alma^ en el libro in- 
titulado: Triunfo Farlénico. Fué capellán del real convento de 
Jesns María» y. el primer reótor del semlnaiio Trideniino, nom- 
brado por el Ven. arzobispo Agiar y Seijas, quien lo hizo tam* 
bien visitador del atzobispado. Murió de 78 afios en 1708. 
AiUDque fué eminente en todas ciencias, solo nos quedan algu- 
nos monumentos de su literatura en su 

^^Palesira literaria inserta en el Triunfo Parténico de Sígnen- 
za, é imp. en 1683.'' — En sus— «'Yersos premiados en el Certa* 
men poético por la canonización de S. Juan de Dios," que pu- 
blicó D.Juan Santibafiez en n02.-En las-^'Indcripciones y poe- 
sías para el arco triunfal, con que recibió México al virey duque 
de Alburquerque," en 1702.-Y en el siguiente epigrama^que pu- 
blicó D. Carlos de Sigúenza en su Trofeo de la Justicia Espa* 
ñola. Alude á la victoria que consiguieron los soldados espa- 
fióles y americanos en ú Guarico contra los franceses, gober* 
Bando en la r^ueva fispafia el virey, conde de Galvé. 

Programma 
Dominus Silva, Gomes de CtcUve* 

Anagrama 
¡O Indos ¡Uecum Deus: vé Gallis. 

EPIGRAMA. 

'*Si Deus est meeum, hispan! properate leones; 
Sen cantal GalIuS| seu crepet ille minaz. 
Ipse manus victus dorsum davit oeyor aurís: 
Auspicium contra vincere posse datur. 
¡O Indos! revócate ánimos; nam voce silentit 



Gabdidit hispano eollii •tipeHba jugo. 

En Guarici fervet humus tepefacta cruore; 

CoDcentus ptodest, et soa ciiala DÍhU. 

Me duoa, aataemiei hoatem ai vicisae ieonei; 

¡Vé Qallis! Gantua ai ampliua odidermt/ 



f» 



AYETA (Fr. Franoisoo) de) orden de S. Francisco, cuaui* 
dio y padre de la provincia del Santa Evangelio, viaitadov de 
las misiones del Nuevo México, comisario de la inquisición en 
la Nueva. Espafia, y piocuradpr general de au pcovinoía enMa* 
drid. Escribid 

^'Apología del Orden de S. Francisco en la América." Imp. 
ain afio ni lugar en fpl.-^I^a vio y la ^ita el autor, da la Büdio^ 
teca francUeana^j oreoqueseespriibióoiniraei LicFerro^vis^ 
tadocde la Florida^ y quo ea Ja núsma ol^a.^ue anuiioia Pteeio 
OsOn Utulo de Vfird^i mnákadii^ Iinp« en . i 690 en felj Eaoii^ 
bi^ tambíaq — ^«^.Defansa de la Provincie d«i Saleta Bvangeláo de 
Aléxicsi sobre la retenoion do los.t»Hra(o8 ydoatfiqas." Inp, en 
ÍqI.*— ^^Uitimo recMraode la. PioviQcia úé & José de Yuca^üao-- 
bOQ deupojo de pai^roquias*'^ Imp. aii^ atto en fel.v^fis preciso 
copfessr qu^ fué terrible ja pslima de nueetno Ajietsw yjpfEeoié 
no respetar á ios obit^pos» pero ¡Ciíaotas veces equivocamos la 
i^g^nuidad y. la aíDSf gUM 4^ la verdad OMi la deéveiBiíañea y 
til i(ijjuria! 
• , 

A YOBA (Ui^iia. IX Ffi. Jrav) natural di9 laHnügua £apa*» 
Ha, hijo de la provipci^.die los Apgelss^ del órden.de S* áf'ran-* 
cisco, y prohjjado efilad^l Saatq Evftngeüe de MéaúpOy donde 
ai^. djdidicá á ta iastr,uc<$^n d^e ktsJndiiiMrktibieftda apceadi^oican 
p«i¡;feceÍ!on la lengua. laeicicanni y. también la tarasca da .Miclíett=« 
can> adonde se traslado, y obtuvo eLpie^iecioJalo» firael atlo 
1576, y se. hallaban en Méjico pava ««abalearse a, Filipinas loa 
religiosos descalzos de S. Fifancisco, cuando inflamado el P* 
Ayora del celo de la conquista e^tpvritual úe los infieles del A* 
sia, suplicó al cas^íS^riQ gei^^l dQ JKuef a . fififH)^fia lo asociase 
á aquella santa expedicioiH y r^uociándo el empleo de provia» 
cial, le hizo á j^ ye]^ pifk :A(Hi|luko «l:8igitte|}ü& a&o de 77. A» 
prendió en la Asia tres idiomas tan difíciles, como son el chino^ 
el tagalo y el illoco; y eo,éftie.l|p^oi)^lpente fué útilísimo á a- 
quellos neófitos, que instruyó cristiana y políticamente, y- de 
quienea fu^ ^J>^4dot ou^D^o v^vid, y vefic^dOiCOiKKi aaato después 
de su muerte ac^AÍd^ & 3 déi Agosto j» 15AX. Saaiisleridad y 
penitencia Cuafoo iguaks k au «elO|. vigilancia y 4nabajé8 apos- 
tólicos. Murió sin que. se llallas a ptesefitetidi^iasq erespafioi 
alguno; y loa íadipS) á. qi^iedeaWbia aaise advertida sírinodo de 



\ 



«epultarlo, lo ejecutnron con lágrimas y devoción, hibiéndole 
quitado no sin trabñjo una cadena dé hierro (jue tenia ceftida. 
Fué algún tiempo guardián del convento de Manila y juez e** 
cleeiástico de aquellas islas por auáencia á China del Yen* 
Fr. Péáro de Alfaro, prelado superior de aquellos milsióneros. 
Con s\s muerte acabó de eonfírmarée en heroica humildad, pues 
86 le encontró en el breviario la cédula de Felipe 11 éri qué lO 
había presentado antes de satir de América para el obispadodé 
JMíchoáoan, £1 autor dé la ÉibUotecá Fr^ndiscanaáXct que e* 
ra doctor en ambos dorechosx no lo contradigo pues iúé sin duda 
muy docto tfielltííi. fisoribió 

"Tratado del Santíáimo Sacramento eri leftgaia -mexicaníi .** 
Imp. sei^uti el teetimonió de Torquemada, Betáncur y- Larrea. 
-**ATte yt diccionario de láleng^úa mexicattáv" según iá Crónica 
déla PrórlBrcia de S. Gregorio.— »* Arre y diccioriario la lengua 
tarasiisá,'^' &e»gun D. NicoWa Ahioñfo. — '*Artey diccionéírio déla 
lerrgua-ílloca de Filípiffa»/* según la Biblioteca Franciscana.-— 
En todos tws idióraaís fué ipéfitísimo; y de todos piído haber- 
eftcriio. 

A-ZANJÍA (ExfcíO D. MiGüífc) natural de! reino de Navarra, 
yunfénónieno'defortutrá. México lé vio por e< eMo 17€Bee^ 
eribkntede la 'Viditadisl marqués de Sonoba y preso en el cole*^ 
gio de Tepotzctlan; y en 1798 le vio entrar de virey de Ja Nne^ 
va España. En la Habana fué capitán de Lisboa y secretario 
del -^bbetnador marqués de \ú Torr^, y después] de ^haber aeoni- 
pafíado á éste 4 1& eml^ajadn de RUsia^ fué in'ten dente corregí-^ 
dpr de Salamanca^ intendente de4 -ejército de Valencia, oé^Méie*» 
ro de estado y secretario del deepsacho uíiiversui de»' i^i gieura,- 
Carlos m ie^encargé los negociáis de Rusia;' Callos IV'le hizo 
virey 'de Miéxico, v iQfga k> destoTró'á Gkanadá; Ferilando Vil 
lo restituyamela oe^te, (o hitosu nñmstro de<graeia y júeticia; y^ 
en la irrupción de los franceses en España, siguió el partido del 
rey intrusicysy fuéftii rai^nistrd ínti4&o. Pttr4E(ce'que l^^hutfrtdóuian- 
do.esciébo esto«' asi h»brá dado fin mono» ruidoso á ia Trag)i;«^ 
Comedia de su vida. Como secretario y enoargado de ñfSig^oioé' 
esBiibió^mufcho; lo «nñsmo como intendente y secreiario de é'sta* 
do: y .couno virey ^pMicé^muckas pkovid§ncia$^ en ia ^ueva fie* 
pafia, cuya Cokccio7i existe en la biblioteca de la métepolieatiar 
de México. 

AZCARATE Y LEZAM A (D. Juan Francisco) natural de 
México, colegial del real y más antiguo de S. Ildefonso, susti- 
tuto de la cátedra de vísperas de cánones, y conciliario en la 
reul universidad^ abogado de la real audiencia y de su ilustre y 



real colegio, ñscal reelecto y vice presidente «le jurisprudencia 
teórico- práctica,8índico del común j regidor honorario del ajon- 
ta miento de México, secretario del hospicio de pobres. Di6 
áluz 

^Trospecto de las Ordenanzas del gobierno del Hospicio de 
pobres." Imp. por Onlireros. — '^Ordenanzas para el gobierno 
del Hoijpicio de pobres.'* Impresas en la misma 1896. — ''Pro- 
yecto de reforma de algunos de los Estatutos de la real Academia 
de jurisprudencia teó rico-práctica" impresos en la oficina de D. 
Mariano Ontiveros afio de 1812. — '* Aprobación y dedicatoria 
que de orden de la N. C. de México escribió en el cuaderno in* 
titulsdo — Poema heroico en celebridad de la colocación de la 
Estatda ecuestre colosal de bronce del se&or D. Carlos cuarto.'* 
d&c. — I rop. por Ontiveros afio de 1804. — **Oda y soneto en el 
eertámen poético formado con motivo de la colocación de la £•- 
tatúa ecuestre del Sf. D. Carlos cuarto" impreso el a&o de 
1805 — <*Otra Oda impresa en el cuaderno in ti tulado-^usta 
memoria del heroísmo que el sitio de Gerona manifestó D« Fe- 
lipe Peón Maldonado; originario de Mérida de Yucatán." Imp. 
por Yaldés afio de 1810. — «^Breves apuntamientos para la his- 
toria de la literatura del reino de Nueva Espafia." MS. — «*Ea> 
sayo panegírico é histórico en elogio del mérito de los princi- 
pales sugetos así naturales como europeos que han sobresalido 
en el reino." MS. 

AZPEITIA (P. Ignaoio) natural de Qualemala, de donde 
pasó á México á profesar el instituto de la compafiía de Jesús 
en 1666. Fué maestro de retórica en el colegio de S. Pedro j 
S. Püblopor el afio 1673, en que escribió 

''Certamen poético en latin y en castellano en honor del re- 
cien nacido infante Jesús, representado bajo la figura de Águi- 
la." MS« en la biblioteca de la universidad de México, 

AZUAGA (Fa. Dibgo) mexicano, religioso del órden-de S. 
Agustín, ministro y director de la tercera orden en el convento 
de México. Escribió 

^'Reglas y constituciones del orden tercero de S, Agustín con 
notas y explicaciones para los hermanos." Imp. en México por 
Ribera 1735. 8. 



/ 



B. 



6ACHI (D. José Anselmo) vecino, & lo menoi i de la Nuera 
España. Escñbid 

**£logio de Lui8 primero de. Castilla, en verso castellano an- 
tiguo de doce sílabas." Imp. en México 1724. 4, 

BADILLO (Fr. Antonio) natural de la ciudad y puerto de 
Yeracruz, religioso del real y militar orden de nuestra BeHora 
de la Merced, maestreen teología, comendador, regente de estu* 
dios y provincial de la provincia de la Visitación de la Mueva 
España.' Dio á luz 

**Panegírico del príncipe de los apóstoles S. Pedro, predicado 
en la iglesia metropolitana de México," Imp. allí por Oniive- 
xos 1787. 4. 

BA£Z {Fk, Jóse) natural de la ciudad de . Huaínantla en el 
obispado de la Puebla de los Angeles, maestro y provincial de 
la provincia de la Visitación del real y militar orden de la Mer« 
ced: teólogo y orador de mucha fama, y erudito en las lenguas 
sabias. Publicó 

<*Sermon en la solemnidad de la beatificación de la Ven. Ma- 
riana de Jesús, religiosa mercedaria de Madrid." imp. en Mé- 
xico por Ontiveros 1785. 4. — ** Panegírico de S. Pedro Nolas- 
GO, pronunciado en Valladolid de Michoacan." Imp. en México 
1791. 4. 

BAEZA (D.Juan Manuel) natural de la Puebla de los An- 
geles, donde estudió la latinidad, la retórica y la filosofía. De* 
dicóse á la medicina, y en la universidad de México fué escogi- 
do para sustentar un acto publicó escolástico de aquella cien- 
cia, en obsequio del vice patrono y virey, duque de Linares, 
el afio 1711. A sus conocimientos teóricos unió con feliz suce* 
so los de la práctica; y por unos y otros logró la borla de doc- 
tor, la cátedra de vísperas de medicina y los títulos y empleos 
de proto-médico de los hospitales de Indios y del aínor de Dios, 
y cámara del arzobispo virey, el Eimo. Su vUarron. Dejó M& 
en la universidad de México 



'«Commentaria in cap. 3,rib. 11 de Methodo Medendi:in A- 
phorism. 55 lib. 4 el in Aphorisni. 10 lib. 2 Non pura copora. 

BAEZA (D. Pedro) natural de la Nueva EspaSía, y descen- 
diente de sus conquistadores. Hizo en México sus primeros es- 
tudios y los concluyó en Salamanca con el grado de doctor en 
leye^que recibió en aquella fumosa universidad, donde fué dis- 
cípulo del Sr. D. Martin de Larreategui, jurisconsulto doctísi- 
mo, consejero del supremo de Castilla. Nuestro Baeza fué pre- 
miado y distinguido con una plaza de alcaide de caaay cortede 
Madrid. Escribió 

''Oisputaüones Salmanticenses/' Typis edit. Matiiti in Ofñ- 
'dha'Joanñis .González 1631. in 4* 

BALA (D. EüSEBio), presbítero del arzobispado de MéÚco^ 
y bachiller de. su qniyersidad. Üió á luz 

**Dsvocioñario para bonpr. y culto de nuestra Señora de la 
Bálá, que se venera, en |a iglesia del hospital de S. Lázaro ea 
'l¿s'sül)uJrvio8 de México." Imp. allí por Jéuregui 1610. 4. 

'BAL^U¡£NA (I14LM0. D. GeRNARDo) nació, á mediados del 
8ÍgÍo"16 en el' lugar'de Valdepeñas de la diócesis de Toleido, y 
pasó de tan tierna edad á México, que Hquí estudió las letras 
humanáis. Ya- bachiller en teología regresó á España, y en la 
universidad de Sigüenza recibió el grado de doctor. £n 1608 
fuéjQombrado abad de; la isl^ Je Jamaica, donde vivió doce a«« 
ños; y en él de 1620 presentado por el rey para la mitra de 
Piíétto— Rico. AsisiiÓ en 1622 al sínodo provincial de.Saáto 
Domingi^, y en 1624 celebró él vn sínodo diocesano. Faileeid 
eri IQÚ7 y é$tá enterrado en su iglesia catedral ea la capilla de 
l^iBei^nardo^que mandó fabricar, para •sagiario^ dotando su 
lámpara perpetua, una misa en cada dommgo del año, y él so* 
leñíme aniversario de vísperas, misa y sermón -al dicho santo .de 
su nombre. Ni Gil González DáviJa en su Teatro eclesiástico 
de Fuerta-^Rica^ ni D. Nicolás Antonio en su BíóíüJtecal MU- 
ptCtLa^ cuá^ndo hablan de este insigne prelado y de sus escritos, 
hádenla náás leve mención de sus estudios y largo domicilio en 
I^^é^icó, cuya noticia les habria sido fácil adquirir, si hubiesen 
léicfo laobra que citan de nuestro Balbuena» intitulada: Xa 
Orrandeza mexicana^ impresa en México y no en Madrid, como 
asentó elbiblioiecario español. En dicha obra alfol. 31 dioe 
claramente nviéstro obispo *'que estudió en uno de los colegios 
de Méjácó, y que en ese tiempo Iqgró premió en tres cert&raenes 
poéticos, que se celebraron: ai primero á la festividad deitCor*^ 
piüs, siendo arzobispo *D, Peiro Mdya^ deliMQte de éste 7 de o- 



i 



tros sek obispos que estaban ce1ei)f ando Concilio (el tercero me- 
xicano «n 1585) el fiéguAdoeh obsequio del tírey, hiainqiiék de 
Villaihan Fique y el tercero éiv^íogio det ?irey 1). Luis dé Te-- 
lasco/' Eti Jos cuales certámenes pondera, como cosa iiingular, 
qi¿e concurrieron más de 300 aspirantes á los premios, ' Nf éiU 
necesario qne el seliorBalbvena hubiese dado otro testii^brtib 
de éu larga éstatiíciá en la CHpital de la Nueva España, qiie la. 
exactitud y verdad .con que habla y describe las particularidades 
de -México, cofno quien las tenia todas á la vista. Escribió pues: 
*'La Grandeza mexicana. '^ imp. en México por 'Ocharte 
1604. 8. — Este es un poema descriptivo de México, dividido en 
8 cantos en terceros endecasílabos, cuyo argumento Compendia 
la fiiguien te octava: 

1. •*De la famo^ 'México el aúento, 

2. Oríg<en y grartdeza de edificios) 

3. Caballos, Calles, trate /cumplimiento 

4. íLetrate, Virtudes; variedad de dficiod. 

5. HegalOB, o'cafiiones de concento: 

'6. 'PHrnavéra inmortal y *í us indrdós: ' ' 

7, Gebiernfo ilustre, religión y testado: 

8. Todo en esté discürfea está cifrado.*' 



I 

» 
« 




^ _ puesta, ^ 

Imp. en Madrid 1608. -^Estése campuso en 'Méxfco, y áe 'en- 
vió á imprimir á EsprifíA. — ^*-£i Bernattlo;ó la Victoíiadc Bon- 
ceáVaiieSt" Imp. en Mad-rid pof Diego Fiaruenco. 'l6ÍÍ.'4.— 
Este €B im*poema épico, del cual escribe D. Nicolás Arítonló que 
deleita ^muchísimo, porswirvvencion y variedad, que nó cede á 
otro cualquiera ea clarídad y pureza de estilo, y que por sus i* 
mágenes, pinturas, comparaciones, descripciones, noticias geo* 
gráfica^ y asiTóíiórrriicas, y viveza de expresión, deja muy atrad 
á los demás poemas e'Spafloles. Se escribió sin duda algutia en' 
México, porque ef autor asegtrraenel prólogo que *'fué uno Sq 
los primeros trabajos de su juventud, fábrica del calor y brío de 
aquella edad; y para poner en practica los preceptos que le ha- 
bidn dado en las aulas." Ente poema t^n celebrado vino á re* 
Bucitar del sepulcro del* olvido casi á ios doscientos afiios de su 
primera pubücacion, sirviendo en 1808 para encender ei entu- 
siasmo espaQoi contra las agresiones de los franceses. Así es 
que en dicho alio se reimprimió en Madrid por Sancha en tres 
toinoá.«n octavo demarquilia. Y el autor del tk^rédnárü) Pk^ 



triótico, después de una modereda crítica de este poema dice: 
^'De cualquier modo, y á pesar de sus defectos, esta obra es la 
.mejor de cuantas tenemos de subclase en castellano: digna de 
los curiosos de nuestras cosas, y necesaria & cuantos se dedi- 
can á culiirar la lengua y la poesía españolas." Lo que yo no 
he podido entender muy bien es que dicho periodista dig^ '*que 
la parte más sobresaliente del Bernardo es la del lenguage, ver- 
fiiñcacion y estilo, en que no consiente comparación con ningu- 
no de los otros poemas castellanos:'* y que después aüada, **que 
tiene muchos modos de decir bajos y tribiales, que desdicen del 
tono elegante, que corresponde á (a poesía." Y lo más gracio- 
so es que atribuye este defecto á que ^^Balbuena escribid en Mé- 
xico, donde serian (dice) cultas y elegantes las frases que no se 
hubieran sufrido en Madrid." Pues y ]k parte más sobresalten' 
te de este poema, el lenguage en que no consiente comparación 
con otro alguno ¿donde lo aprendió Balbuena? ¿en México ó en 
Madrid? ^' Y lo rico y abundante en las descripciones, lo paté- 
tico y tierno en los afectos: lo ñero y fogoso en los combates: 
lo inagotable en símilis y alusiones/ aquella espontanea facili- 
dad y soltura con que camina, sin que la lengua, ni el metro, 
ni la rima le pongan embarazo" /lo bebió Balbuena en el rio 
Manzanares 6 en la laguna de Tenuxtitlan? ¿Por qué pues se 
nombra á México únicamente cuando se trata de los defectos del 
bernardo: y no se hace mención de esta ciudad, cuando se des- 
criben los primores del poema? En México; sí: en México apren- 
dió Balbuena la poesía, y en México escribió bu Bernardo: en 
üléxico, donde si se usan /rases bajas es en los barrios, como 
en Avapies y el Barquillo; no empero en las aulas de la univer* 
sidad, en las academias ni el los colegios donde aprendió las be- 
llas letras, ni entre los literatos como el autor del Semanario Pa- 
iriático^ de los cuales hay en México un número copiosísimo, 
como en toda la América espaüola, donde acaso se conserva el 
idioma castellano del siglo 16 con más pureza que en algunas 
provincias de la Península; y de donde salieron, entre otros mu-^ 
chos, sugetos dignos de ocupar el puesto de secretario de ¿a a^ 
endemia de la Lengua Española^ y de ganar el premio de elo-^ 
cuencia castellana; y por último donde el gran Balbuena apren* 
dio á decir: 

'^A llegar con mi pluma á donde quiero 
Fuera Homero el segundo, yo el primero/* 

Bernardo lib. 3. 

Para acabar, de conocer el mérito de este poeta español, dis^» 
cipulQ de las escuelas de México, alíadiró aquí varios elogios 



—125— 

suyos,que ofrecen algunas más ideas de su vi^a y escritoB. Lope 
de Vega en su Laurel de Ajeólo se explicó así: 

*'Y siempre dulce tu memoria sea 
Generoso Prelado, . . 
Doctísimo Bernardo de Balbuena. 
Tenias tú el cayado 
De Puerto Rico cuando defiero Enrique^ 
Glandes rebelado, 

Robó tu Librería; .,. ; 

Pero tu ingenio nó, que no podía 
Aunque las fuerzas del ol virio apKque. 
¡Ctué bien cantaste al Español Bernatdot 
{Qué bien i)l1 siglo de Oro! 
Tu fuiste su Prelado y su tesoro: 

Y tesoro tan rico en Puerto Rico, 
Glue nunca Puerto Rico fué tan rico." 

£1 Lio. Miguel Zaldierna,mexicaiip, cantó de está manera: 

^'Espíritu gentil, luz de la (ierra, 
Sol del Parnaso? lustre de su Coro, 
No seas más avariento del Tesoro, 
Que ese gallardo entendimiento encierra. 

Ya EriJUe fué á Espafia: desencierra 
De ese tu Potosí de venas de oro 
, Al valiente Bernardo^, y con jspnoro 
Verso el valor de su española guerra. 

Ni te quedes con solo esta Grandeza^ 
Danos tu universal Cosmografía 
De antigüedades y primores llena: 

£1 divino CrisHados, la alteza 
De Laura, el Arte nuevo de Poesía: 

Y sepa el mundo ya quien es Balbuena." 

D. Lorenzo Ugarte de lo^ Rios, alguacil mayor de la inquisi- 
ción de la N. E. dijo; 

"Sea Wtéxico común patria y posada, 
De España erario, centro del gran Mundo, 
Sicilia en sus cosechas^ y en yqcupdo 
Verano, T^mpe su regigp templiBiíla. 

Sea Venécia en planta, en levantada 
Arqui^ec tura Grecia, sea segundo 
Corintjo ei^ joyas, en saber profuQ<jlo 



— H26^ 

' ♦* Paria, y Roma en religión sagrada. 

Sea otro nuevo Cairo en la grairdeza, 
Curiosa China en trato, en Medicina 
Alejandría, en ítíetóÉ Zaragoza. 

Imite á muchas eñ mortal belleza; 
Y sea sola, inmortal y peregrina 
Esmirna, que en Balbuena á Homero goza. 

El arcediano de la Nueva Galicia Dir. D. Antonio Avila de la 
Cadena, prorrumpió de este modoí 

*'No resonaran, no, las selvas tanto 
Ni dd hijo de Anchises Se supiera 
Si el MantuáiioTitiro no hubielña 
Celebrado su nambre en dulce canto. 

T si de Homeit) el numeroso encanto, 
Conque á su Óretela alaba, )no tíe oyera. 
Menos del bravo Aquíies conociera 
• • *• 'Lo que-lioy el mundo adora con espantt». ^ 

México, tu grandeza portentosa 
Ya queda del otvído y de su llama 
Mas seguida que en láminas de acero. 

Por mil edades vivirás gozosa, 
Püíís de ItÚlia y Grecia hay hoy tal fema, 
Báibu^ila es ya.tu Titiró y tu «omero." 

Y D. Frandsco Baflbuena hermane de nueÉtiti Illmo. poeta, 
compuso en sú álábanaía'y en la ée su Orundeza Mexicana las 
siguiente» graciosas- quiniillaá: 

•«LJeg-ó aquí un Híeíalgt) ttñ dia 
PfetSGtaá gtkvty ántñtfiia, 
^ue poir gran cosa trau 
Un hbrillo, que decia: 
LaQrandésa Mexicana.'' 

2Í 
''Vino á mí de mano en mano, 
T en oyendo el cortesano 
' ¡Etíiiio, dije: parad 

Y decidme; está Dddad 

f£s de Hcmrett). 6 da mi hertt^nó?^' 

^ i? 

*^No sé, más de polo á polo 
DijO| és bien que esta ^t suene, 



• í 



QíMp es fie mi patria el Apolo, 

Y ella mayor por él solo, 
Q^ue por cuanto sin él tiene." 

<*Fué dicho sabio y profundo; 

Y yo en lo mismo me fundo 
Para solo me preciar 

Dé quien ha podido honrar 
La mejor ciuejad del Mundo.'* 

BALBUENA (Fr. José) natural do la N. E , religioso del 
orden de la caridad, llamado de S. Hipólito de México, y sq^ro» 
curador en la corte de Madrid, presbítero* Escribió 

'*¿ilvos amorosos y fraternales gemidos á los caris imos hefi- 
mane^ del orden sagrado déla caridadi título áJQ S. Hipólito 
mártir." Imp. en Madrid 1744. 4, 

BALLESTEROS (D. Diego) natural de la Puebla áe Jos 
Angeles^ cura párroco y juez eclesiástico de la ciudad de XliUC* 
cala.. Fué uno de los cuatro párrocoB^ que en la. i ruidosa <i?onr- 
troversía de la secularización de lí\8 doctrinas 6 cüratofl» gue Ob* 
tenían los regulares en aquella diócesis, escribieron: 

'^Alegación por el clero secular del obispado de Ia P.ueblii de 
lo9 Angeles.'* Un tom. en fol. imp. sin expresión de lu^ar ^i^So. 

BALLESTEROS {D Francisco) doctor y catedráticQ de 
vísperas de medicina en la universidad de México. Escribió ««• 
gun Plaza en su Crónica, 

^'Dissertatio in Apborism. 16. Ubi fames, non opor|et.Jdhoia- 
re." MS. 

BALMIS (D. Francisco Javieü) natural del reino de Valen- 
cia, licenciado en medicina, ciriijario consjultor de los reales ^e- 
jércitos de EspaÜa y de cámara del rey, socio de ia academia 
médica Matritense, y consejero honorario d« hacienda. Mi*o 
cuatro viages á la América setentrional, y vivió mucho tiempo 
en México, donde promovió él uso de la Agave y Begooiat.para 
la curación del mal venéreo. Encargado por el arzobispo yifey 
de conducir aquellas plantas á Europa» fué comisionado pjQtr él 
rey para ta comprobación de la virtud y eñcacia de las rt^ices 
de dichas especies; y en Madrid y Sitios Reales hizo dojejilas 
felices experimentos. En 1804 puso la corte á 8u cuidado la 
conducción del Fus de ¿a Vacuna á los dominios e9p4fioles de 
)a América y la instrucción y establecimiento de juntas pa^^fc^^du 
U80 y conservación. Comisión filantrópica, que hace tanto ho« 



\ 



—128— 

ñor al desvelo paternal de ios reyes do Espaíta hacia sus provin- 
cias ultramarinas, y que deaempeHó nuestro Balmia, excediendo 
ni no los deseos, á lo menos la expectación y órdenes del go* 
bierno. Pues habiendo introducido aquel precioso preservativo 
en las islas Canarias y de Puertorico y Cuba; y en las provin- 
cias de Caracas, Guatemala y N. E. en toda su extensión lo pa- 
só después personalmente á las Filipinas^ y aun lo propagó en- 
tre los ingleses, moros y chinos del Asia, haciéndose digno de 
las bendiciones y gratitud de muélaos millones de hombres, que 
68 lo menos que puedo decir en elogio de un amigo, que vive 
todavía para honor y consuelo de la humanidad. Ha escrito 

VDetnostrBcion de las eficaces virtudes niievamentc descubier- 
tas en las raices de dos plantas de la N. E. especies de Agave y 
Begonia, para la curación del mal venéreo y escrofuloso," Imp . 
en- Madrid 1794. 4. Y traducida al italiano en Roma 1795. — 
^^Tratado histórico práctico de la vacuna, escrita en francés por 
J. S. Moreau, bibliotecario de la escuela médica de Paris, y ca- 
tedrático de higiene en el Museo Republicano: traducido al es- 
pañol." Imp. en Madrid en la imprenta real 1803. — **Instrüc- 
clon para la conservación y administración de la vacuna y para 
él esUblecimiento de juntas que cuiden de ella." Imp. 

BALTASAR (P. Juan) nació en Lucerna de los Suizos á 
10 d« Abril de 1697, y vistió la sotana de la compañía de Jesús 
en 26 de Octubre de 1712. Ya profeso pasó á la América, y 
^en lad misiones del obispado de Durango en la Nueva Vizcaya 

-pertíiáneció algunos años entregado todo ala salud espiritual de 
los indios. De allí fué traido á México á gobernar el colegio 
de É. Gregorio, de donde ascendió al rectorado del colegio má- 
ximo, y finalmente al provincialato de su religión en la Nueva 
España por el año 1750. Escribió 

»' Vida del esclarecido P. Juan Gumersvac, de la compañía de 
Jesús*" Imp. en México 1737. 4 — »V^ida del Ven. P. Fran- 
cisco María Picólo, jesuíta mií*ionero de Californias.'^ Imp. en 

'México I73O4 4. — »'Rplacion de la vida y gloriosa muerte del 

' P. 'Lorenzo Carranco jesuita misionero de Californias " Imp, en 
México 1761. 4 — * Sermones en lengua mexicana." MS. en la 
biblioteca del colegio de S. Gregorio de México.— '^Noticia de 
lamida y preciosa muerte del P. Nicolás de Tamaral, jesuíta 
tnisionero de Californias." Imp. en México 1752. 4.~'Memo- 
•moriaa sobre la conquista de la Pimeria y sus misiones y comn* 
hicaeion de las del Rio Colorado con las del Norte de Califor- 

^'iiias. MS. de que se aprovechó el autor de la Historia áe Ca-- 

^'lifétTfiiaa, 



BéJSBZiDé Omito) «leiSMio, á toméim júí mt B$(aékMt 

y doroicilio. £n 1607 logró por oposición eBColáatica la cale* , 
dra de retórica en la universidad de México: y si creemos á 
Pladk&ren 41^ i04fi<ca dé hkilMverMidad eiOtibíó-con aplauso 
tmas »■■?<■... ... , 

^^inaUtueíoiiH kxú^ Ratborio».*' 

. BAÑQS (]^!R.é AfliTOMio)naiiural daBeknoDte, 4 hijo de hábito 
del coDYentode predicadores de Alcalá de Henares. De alii 
l»aa4 4 iiDeD.ipo|arsé.en ia. .proVintia de 8. Vicente da Cfaiape? ' y 
Qiíaieiikaliii^ doade dejó .muokos Sermones do&finaU$y qu« sa 
copserval) cpa apialrio isatra loS'iíuras. y misioneroa da aquellaa 
diéotais.:- - . •- • 

BAÑOS Y SOTOM AYQR (Illmo. D. Diboo) natural de la 
ciudad de lima, y de muy noble familia, alumno del real colñ^' 
gÍPttB 3k Maftiá ft doatotleólogo da la umVei^daid de S« Mor* 
CO0« : HaiúandortplaÉadaáNBapalla^ le nombró el rey bu capettan 
j iMradioador^ j:le (présenlo poeo dtapuea para el obispado d» 
8aQ|Ar Marca, delqnb^ fué promovido al de Caracas, sufragáneo 
del:MaiaLbispadoda<SaotO'Domin^..Coacltty6al seminario que 
l)abia;CQmaiipado su iptaoesoc y paisano el Illmo. AcuSa: fundó 
la capilla de 8anta Rosalía, eligiendo á esta gloriosa Virgen 
fdr 4[ialrafia 4a ^losl chr aquellos, 'j dotando su ñesta anual. Hi* 
i¡p:eoila.catéjdral koapUla d« Ntift;> 8iá. da Populo^» y la doté 
con 9,000 ps. Celebró un sínodo diocesano» Y. habiendo fa- 
llaQtdo Ikwidatméfitoa^ fué sepultado su «adáver en la referida 
eapiltada^Pspv^^cuya pairanato dejó á sus sobdnos los Gete«« 
4fltt ^io<. .Esoiibió 

**<IctQstiltK;ionea Sinodales dé Caracas/' Imp. 1698. foK 



1 1 



• BiA^^BiS (EX Josm VievoRiANQ^^natural del pueblo de Tomil-. 
tepec en la dióeasis.da Oaxaeaívice rector ycatedrático deteo* 
logia en el seminario Tridentino de su capital Antequera, cura 
yjm^a.edleuástioe^ Tzüa)tlaay Talisiac,«y examinador sino- 
d«d diiii^ual obispados Dio á luz 

^^Oracion fúnebre «n las honras de la /M^ H. M. María Teo- 
dcHads^&^^ltuslin, fundadora y abadesa de las capuchinas Ine- 
dias ii^Caxfaca«.V . Imp« ea Móxüco.4>Qor Onti(v«rosí799. 4«> 

BAÑUEL08 Y CARRILLO (D. Gerónimo) almirante del 
mat d^^r»/ lAstato es Mixiéo en-liempa áé\ viiey^n^arqués 
daCadhfAtii^yiaquiascribiéi r • . 

^^Del estadales 4a» lalaa.FsUpiAaay^e ane coaYenienctas.'* 



t.) 



MiA obra en stt mUioteúa. 

BÁINUBL09 (D. Nioo&a») BAénnt d» ki BiíOá^é^ km Jkm* 

gele§, y descendiente del anterior. Fué presbítero, licenciado 
en teología por la unifersidad da MéftioO| éspurgméot áéUkam 
por el tribunal de la santa inquisición, cura da la j>arraquia ám 
B. José de su patria, y eacaminadoc sisoíiafr del obispado. OiH á 

«^La Luna de la Iglesia, S. ¥Mo 44>éitot/^ lop. m la 9mm 
Wa por Oriega ilM. 4*^Dt6 motúro á es^ elogio dt o we lo di 
«ilveraafioy que en evito de dicko santo, fundé fa tqneite CM > 
dral su chantre D. José de Luna, oidor que había sido do JMri* 
co, hijo de D. Gerónimo de Luna, oidor de Oaadala|ara| ji dora 
después de k m^mda caiaécai xte ia Pmlilát . 



BARANOIARAN (O. llAnnii^iiatoffal d^ k «Uh iéUt^ 
nani en Quipuaooa.^ oAáttes de gai^nadar^s asi wfimisaU pM^ 
vinctaidf dragoneado Mickoacaa y oomaailttilte d*jlos> kiálMt; 
laoceces, do k pareklidad de fi. Juan dii Mé^úíU EM Ú kitt' 

•'Ensayo sobre eioiégen y romodíackloosnaka, fisHikOü» 
que a^iígon 6 la 1S. JE.** tep* ^n. Méxioofor Jáiisefiii ISM> 4» 

BARAZABAL <0. Mabsano) naluridi del «mI y mino» 4«i 
Tasco dei avaobiafMMlo do i/límoé, y ags«|lK'dn n%0oioo do hm 
real audiencia. Kscrikó 

'^Tna&lgar y Buenos. Aycos: liaigopoétíMon doi< oonlo^" 
Imf^ en México. i^Oft, A-^f^^ Vorsoo A 4o^>ookcaiiie|» lo h Ssm- 
tua ecuestre de Garlos IV en la pla«a de^ Mósioo," ini|K ¿¡U 
1808. 4.--'«£loglp del & P« uüaiimeso dol<okgiO; 4o( & Poi- 
nando de México Fr. Mariano Olmedo." Imp allí.— En los Oía* 
rios de Mé»co áuiy vtirias con^poaiciones deiooce ii^sitti^^|iakaí» 
no del gf an poout dsa»átioo JD. Jnaa/ d» Akrcen* 



BARBACHAO Y il^O&filLLA <D; Ió«t)«sliii:É4 4n k oi|»* 
dad de Zacatecas, bachiller toááogoyipsesbítorf del obifpododíe 
Guadalajada en la M^ierii Qalieia. Pdlilícé 

*fPane¿iKÍco ouearísticoonk eeiobsidaá áe.loi dpipoioiks'de 
loe prjncipesido fiopafta j de k. Bax. con^ Franoia,T Imjf. m 
México 1725. 4. 

• * • 

BARBBRA (Fr. Fcupe) rriigioin kgodol 4irdoBli0fl^pílak«» 
rio de S. Hipólito, 6 de la caridad, eotopaierq del^yo' 
dp Fr. JiosA Mm fímmnt poblké jnnlaaMttli oott Ato 

'^Silvos amorosos &c*'' 



eolegio Ikmftdo áñ CriMOii abogiMki ám ia Mriiwidía 4e Méaiiiiiiiig 
r vector del iluelie eotegio de «bogadee, aeeeor j ieoieme de 
jues^el veid üibonel 4le la «eo^dada de la N« B^ letiada lOAjgff 
Ittcomendable por tnt lacrea >y adUdo í«ieio. Dio á Ki9 

^iiiattticion fM«a loa teliieoiea, comiearioa f aubálüeriMM dál 
real tribunal da ia Acordada de la N. £." Imp. en Mií^ko hlTlié 
fot« ♦ • . , . 

* 

BARBOSA (Fa# FiuiffdiBoo ^ifLá Coiu»leoioii)r ttáimal d9 
Méaieo^dei énok» ide Sw PraAciaea éeia paBNriiioia4Íel Saaio tt<» 
«i^géliow 'dP«é p»edieekd0r'eeieaii.sa loa aeoveniee dé atis ^rdea^ 
imictfo deiloa lerQeeoe.«i Tulaiimaicmaro éilieoiagíe de Pro4 
|MfRiidá.i^de(4e Auetéiaróy bibüoieoacie del coáTOAliegiMN 
éadeMiKica D&6.ékis 

♦♦Qraeion eeeailaitca |i r empd»d»ott Tbken la prUolaalaoleo 
émhuU I dofifpipiai/' Impo a»üteiae fm Ckti^ 178B..il.-^ 
MOteiCMQlttebrdAnrlaaeaeqiiiaaiiee láa fteli^ioiÉa Cepéch^ 
Me delioonetíiito de<Cfvt>ie<QknBlik dio Méaie^Alcieitoe á-aaí fin» 
éñáovék S^MOMé S§4Ma^9i^ dé Valefe^ ñHy deia N« &!' ImfiU 
eoMMicar iM» Ribetti 179d. 4j*-^«Aiíábeu» y laéiedadb ffa|wiel 
eioio dteao.;' Ii^ett Méskao^tM» Hibereí^ i73i. d«>..<<^ol del 
Alma, 6 Meditaciooei piadotas, sacadas de los libros de S. BéjM 
nardíDO de 8eoa." Imp. en México por Ribera 1732. 4.'^**La 
C¿ledfaste pniBa^iclii 6rua|.dwrd^ laouaJ^eAfieAd'palábriAen- 
aefla JesMcaiaio iodai.la aabid«ifía«" Iiiif»^ MásicolT^a&i.-^tiOiü! 
taol0liM«ii»iiu«drag^inaie^.in ni'aiiaiiii KH. PF. .Pi«diea(Q^ 
HHO^'* Mweá T^pU fii^en» 1734. ^^«'Traoena e» «b«qiiía 
dal fleliosp IÑtthea db lagitacia^Sb ^atoai^ de Padiia." Reúlip* 
fft ÍM^Ho h77liU.8«r^«'SepteMuriOide)roiiJi»IDoálaPMoifiia8íaai« 
gre de Jesuoristo." Reia^» ea- üézieo 17fi5i & 

• ... ■ . . • 

BARfiOSA (EtL^S^n) aMunal deitíbiapade d« Mioko«P4ii4» 
laligi^ea agueúiie de: la ptovincia deS. Nicolás Toleniiao^ doQf» 
¿aiiiisefió iafíleaofiai y;hi^teoiQgla ba^la lograr al gmdo de 
ina«vH#P^. ffeér e^ate dé estudios 4«1 colegié }dei 8; Jissé Úé 
Qcaeaa cke la eÍMid*d dé Ghuadaiajacaí, exaoúnaiáér sinodal de#rf 
gppl pbiafédo f oaüiaadec d^ljeanto oáoio de Mélieo* D'ká éA M 

•^erfee««eo la aaWtcUw dedioeeieodLeáiitiiieva iglesié dai 
f^iHwafiade Xetestálan," Iimp.'eii ^léxico{»eelilibara M18vj4« 
r«- -j&l Moote 4e Orce 8. Ai^iR» JDff.^ Padae df . la IgMe*'* 
Imp, en México por libera 1733. 4* 



^Mdo era iCo/ibrag ^ la^Bmao. JüaaiA ai Oyrtíiniaia< 



—I 

miétalé «i'ftAHo i9 8. SUtaeiteo porM-iCo 170DLI Vúé ttaj 
Imciuido én^ la iü ñ Ug ím j litirgla; j bo mefto» en la Ciiksá y 
fnatemátieas.' Por-asio-^aaiaro anaani^ado 4e«de el afta 4715 
hatfCh éféa I74d de/fermar los almanaquas-y. pubivMiQoa 4e a«- 
quel reinOf y- desloa directorios «íekofioio difinotde su psorinda^ 
que tt>ck) (brofia u^ grueso voltínieiu Bi6 'á dasoas á lva«eft si- 

gUíeAta áptísauio: /• . * i . 

«*Infitruccion para el Vía Crucis: según les nuevas reglas oifui* 
dadas observar por ei sumo pontífice Clémenle XII." Imp. en 
OuaUoiaAsi por Anivalo l738;;4.~Deié Un^biép^nlablbiitíte* 
€• de su convento* loe rstgutenlea l^^^^lbíposieíoti'.oiossd'ilé 
W l^gla de ios menoce»t aeoiaodada á iaa eostwñlbresi de las 
Indias OecideBlálés y de las- ipatroljuias'^M ndniúlisljran;'^.. 8 
ten», fe) «-^^Oieoicúiasie allabéticb |le * Materias «sotalai." I tea^ 
fol. — ^(^Tratado de la Conciencia escrupaibüi'* I . tom^ A^^^^Tfñ 
Mido de Indoigénef aa." ' S «^«^Oieeicacioa eebn» si loe regulares 
é» indias están ol»llg«dos.á reaar Ion 'oidps ps^píos deilee atLí^m 
toi 4e. fispafiftéi'. 4.^^»Ka^dano perpetuo doble pava »4á oete« 
tealsien^de los dMrines oficioa eniee'lee'bgoÉ denlas tree dtdana» 
d0 & Fmnciseo de Guatemaisf." ft-^»AetieAoailft.práetioa á 
Compendio de 64 tablas astronémicas^dsl'P. Teseay dm otroe 
ftsfcrónomos.raodsmos^ acoroodttáas al OMiidíano de Quateoia-* 

h • • • I • 

' BABOBNÁ (D« Kanoil) natural de Aiéfloe en Isre^ttonta^ 
fMUK'de-fiantander, y desde tierna edad domieiliado^n k pio?in-« 
ei* de Michoacan, sncuyo colegio déla <mpitar¥alk)doiid 1i¿ri 
silS:eBt«idies, y lué catedrático de fitoséAá. BecM^ió en Méxioo 
ht berlade doctor y obtuvo por opoñdon Ja canongía leetorai 
de )a ealedral de Valladolid, y sueesiyaroeiite las dignidades ém 
tesorero, y maetftrsscuelasj* -Dio á hiB- :. 

**Elogio fúnebre del Illmo. Sr. D. Fn Antonio de 8. Miguel^ 
del érden dé S; QerteioiOf obispo de Micfaoaaan, /en lali^boiéau 
quelehifito su Iglesia catedral*" Imp.^ enAlézieo i^04« 4*w 
«^Sermón de grapias en la aelemna proclaQiaeion< de Femando 
VII en* Vallftdolid de Miclioacan*** Imp. eaJVléxieóipor Afrinpti 
180& 4»— «^Varias proclamae é nombre del €abiida eck8Íástie<» 
dexValladoiid." Imp. en las Gacetas de Máxieo d« I8W y 1§ICU 
«-^^Exortiteion pronunciada en la catedral 4e Valladelid de'Mi-- 
ehoaean con motÍTS de la publicación de ia CMistituciondé^lfi 
inonavqilíaespallola^y Jmp. en Méxica por Ominaros 'I8ld, 4;' 

BABC EN A (D. Miguel) presbítero mexicano, capellán del 
Bea|;4i^eainsteM» é» Jea«s y iléeía «de \Méxioo/ miyoldotíio : ilel 
IUi40k^>lMriobispo fX Jaaa4e MaMK^a^ y saenÉtan'vxwyards 1^ 



— f33— 

^a2'd«'piedríadé'Tep«i(pii'Íco en éi:'a«rioilÍB I» Igkémh áe^iAú^ 
aciiié«,;»*vi;|,tfp; Mí 1648.-4, •♦ • '" - : .• >' •,' ^ ^'-s /. I >• ■ • 

- ' B)^R€IA (Pi Di ObMmáo) harturftl de f^iUnrniftrzd en AAój^ 
riere. A k)6'éeiÍ9 aflo^^rle 6da<l vtnoá la AmérfOa. ' reimm^éailo 
á -un lio sujra, farmi<iár df^l iihno.OsM'icY, obiápo d<e k l?oéblii; jr 
«A e^ éetnir^rio Trideñtinó de aquella ciudad' ^etvrdié> latiüK 
éékó, fef^rréay fíttWeffii, unietitiaei] áplkaeiArf>á' la^lemí» ital 
iil'<vdéirtlal y virtfid, ^e i»r« llameado de gU8< «Oi^d)É<^ék8 et ('C?fi»«. 
g^o/io Ijúpeé def colegio. ' fin Méxioo ee'dvdicd'fti eveudio lie lü 
^ j«ifiepro«imcie, doya éanera tr^ed después 'oqn hi éei ptilpivoy 
« tHMtfeeonarhy,* r^cibiendD íoa órdenes eajg;raídos y^strátidoie^eiir «I 
•oftitorio de S.' Fehf>e NéríJ A'lií fué un sikceiniete ejempkirfsiw 
IDO, y de íé«^iñfiir^tietí逫0s^c)im ha^ienido esMcapilat. 6«i^i» 
én éécfha po¥ «t P/ 9." Julián 'Otftierros Dávilaié Impreísa en 
«Mill«fé>«iV> I^^^M'^éé (ttáe-éemplefta idea ^«m^rtudeé: poyila 
-qti#übto éíri'HqtJ^í ^tfe f'dé' f UmiflMlor del utitleifiio colegio de^ni^ 
«llaiqÉftlBeYenl^MmAdo vulgáYmeMe de Iks ' Moe^áBi < MuH# Mte 
4M arfioii^ 6 ée No^témbro de 17 19 ¡y de}6 MS. énUii^libMte del 
6flMbnó4fd^ Felipe N^ide M^iev 1 - 
: ««Flálíoes sobfi^e la £>octrína Crieiiána/^ I tom» en t. t ' 

' iBAROOfP. MwoÉt) nadé en-Cása» d^ Mlttatt en Caetitlak 
Id de Noviembre é& 1708^, y tomé la' ropa dec jesuíta «n elne^ 
«tiMtb-de 4Vpoi2eel4an dé Iré'provia^ad^ Mástico tt f S de Márs# 
dal4^8, >^F^é^M^!fos'irnltíone«6 en Caüforbíes; y- ezpairíado 
eos 6ne^herm»rM en 17&?, pasé á Italia, donde niuríó en 34 dn 
Octvbredé 1790; ' 'Eecribíd ...... 

»^No€íci« y e8tH<do ¿Te la Misión de 8 Javier éb CaÜforniao, y 
de iU3 pueblofi,VSanta Rasalía» 8. Miguel, 8. Afuslin, 8 Pablo 
f té» t>el<Fre«." M9.^— ^CoA eiie M8; y otroe i)Ue se e:Kpresa«i en 
éstia biblío^iefca «e fórtoó* \á Hisloria de Californias qne^ corre iai* 
presa en castellano, francés y otras lenguas. 

BAREA (D. Juan) natural de 8. Cristóbal de la Habana en 
lá Usía de OoliEr, eara^pArroeo de la iglesia mftyor hoy >eatedral 
tié ac(iieUe eívidadi Fuémn duda uno de los eradorea ecleaiáeii* 
eos más excelentes de esta América, como lo ttiantñeitan eiAi 
Sermones^ de ios cuales se halla publicado el siguiente: 
'>'>*OreGÍeV*(%nébite en leeexeqtiiaa, que se hici^réti éblá Ba- 
]bM«ariensiifrAgiode>l alma dei firmo. StjD. Matíae de Qélvez, 
ylrey?é»Mé¿ea^yt«nobaéquiofd^aubi|o«l Br^eonde de^ €láL 
veii^'' 'teip^ eta ia Httbana 1 760^*41 



BARaUERA (D. Jua<i WsnDB«]feá#) ninú^ «i aii«r<teio de 
JlidK>a9ftfi éa ni949^p^itef mUe^, ffc^fífií^riíMi 4« S. Vteente 

de H. Javier de su patria, la fíloaofía ,^,¿1 <|e.3- BM^ftaveo^uru 
de Tlaiteluico, jr la teología y la jurisprudencia en el de S. 11- 
4efi>A8<i d«k#4sÍ0O, «j(i eujfa viúversvlad jrmudi^ei^ )re^i)»i6 los 
igCvMiQSimmii^resyia lifcaociade. abogacip. Qal?ria J|UOJdo.,#|j^ 
^^Ql«ate0 y flnaíjiter^^lurii m los isatraudon die '{'f^Qís^sl la £itai jnr 
jMrecioQL d«lialSo¡ de 10 no hubiese suapeiididoW ^ere^io^ (M 
ibro^eieeni^anilQiá^oia lae^f^MafMd^fQi^sf^a^. los.defiiel^pdel 
J^inbr9> :. Fero e¿:.jé v^en Barquea ctoMd<^ de Ufia, fi^m taa ¡ee«- 
i«bk fiíñd, cwtfi tabprioaa, po cebando (|a l|prar ^a#i|«9<Ú04^ 
fletgífap^a de $u.patda>'jr eí exi^avip.d^ .Hn^..grfii^ paite* deiena 
jioücmdadMkpr, «e ealaeré eiv r^up^r. Iq« ánícnpa á^ Í9»4ifi\4$ímii 
ji^Qfx yqriptí esaijioiiy.te iJediaq í Ptrof ;tr^iia49íi 4iei:aiipe,da..pib- 
J^Uoar-titil.JHladf &9i)>pteiiiavya.(o^^Jgp^ie#;^fi^,eflK»rM^ u. . , .' 
ti i 'VR^^foqyea :0kpdfíoae)eq|piceiofl4ltílP9Pis«pqaoftd^ ^ fW»- 
4iii%t f^9itíikem»vm «apatía j.#^l»r«^J« li^)^é.f^il%MiiMfM)<« 
4fl84 . la^lrv (ea{M4tiíoo IWík ^irrí/f^íV^iiW j^iT^ee,*»**^ 
;ft«le)iaioeripiii|0»4e. la.ffFOeWipa da^Jpaé m^tmu^*^', iuMp^eft 

guiantes hasta 1810."— *Digi#f».4e M^épsÍAo ^eíidei l§\»Jh imfb 
— *<£! M<«l(MrMe4piciFna4ifiap«l'Pie#Q4^a)! §dlE)i^.la inMuioioa 




<SI;i4tafge ^ ipavtJftinhiaa.V: » I>«»p< ^niA^^^^o^^.'yaripsjree^ 
'Dp41cq^*c^;Iq9 üiariof;dQ,Alftx^,.«u?^ri|iüA ^lO^sW^^fK^rMde 
Barueg, Albuerags y Quebrara.^;^\ Hiñox.im^vidQn^ \m0 
f^mpi^^y t^o^Íie[}¡s^nÍi&on^ll'Ú^^-'Q^ la 

ÍU^rBítii>^,QUe debe .t«n(9RAHí«iSe5prMai^>?elÍgJwy gtf^tft.tr-fVYre» 
,4^##di9fi'^ JML8. á^toMa^í: >'JUa D^lig^Giieaie Á9)nritdai}i4 la t?a(i 
69k^f«, X>a{^dD0f3Áoi«. £;aaUgada4 ^ Tri^0Á),^f» J^ £dii<A<áQ0/* 

BARRANDEGUI (D. Juam Jóse) vecinú^ á lo menos, de la 
^wy^'aapiMe>b4U%'eiv€J<arohiFK>'d«}a.j^evinfM(,4^^ ^^^ jg^ 

F$4'i(R£«0Ai(^ GA^EifáKi)^ «fttUftaL 4eMlMiÍc«^( colegial 
,daUpiQinario ;rrt4eiXltnQfxata<tláLi»4b d^ filMifle ;. fi ffieaiíaclorí 
.4Qictor,ue<3(b9i^df(ilaiiif4i^eraidftdi., Beoiifioiov l^aeies^pUraM^da 
una brillante fortuna, y visljeod^^fl MMl*^ (fe áirvmieaiid des* 



—135— 

calzo en la provincia de S. Diego, se retiró al colero de mieio* 
Tieroc A^ Panhiioa» De fülf eaité á «oifquÍB||T á ) JcU^afttoí ;lo9 
indios hárbaroe de ia Sisírragordi^, dbftdií ldgii:^>red«iGÍf á pvn^lp 
;&'4iotjonacci>^'á qtaienée adiliiAttir^lor.aapi'daienloa^iniuchQf nr 
jioe. Oftintffi^ó ideapuwflbsée ¿íllí é Olaai^ea, cn'ícilyau^r^fAQi.il 
hiao miidbo! &oto aa predicación; y vo]viéndoÉe áJ tá Sterm^gí^fr 
da: falleotó en «ft liealdéZimapaQ; Dejé eai Stréne^^dt f^ 
sienes MS. en el téíexxáo irolfegioi de Pachuon,. fr'en.Ia iilMrjft M\ 
seminario de México se conservan según Eguiara su Curso Uñ 
jirlcrj vanas Diaá^aciones^ íteoÍG^etis.t • , . ' . ''^'':" ;: 

<• ''1 .'. -i', ■■ ir.'.'ir:.'-- > • 

■ t \ ' ■ ' ' , ; » . ' ' < I . '• j . ■ . ,t ' < 

'BARRM&A|(Fbj DDMiN0o)nfttui!ai de >Mdxttd,i del )6t^a«d# 
pfedioa(iei|ia,'4lü6;lpro0e0d eii el: convenid' inDpéetíftk de su p4Ur^ifc4 
V4td«>itinbide 177C^; ofaéMrd enUcbiogB, caJifícáiior.dd Ban(9 
efici«vf3tan)irtadcr airróici^édal iá'B6bi4pado4 prioT^dí^ vibrios con;- 
vemoa.f'prováacml de^tei]>roMincia de'iSanúago^ do Ja.. NueV4 
fiBpeflar/iu.>£)t6fáiihi8 ' í;./^ ' . .i >.*■ .m. ^u 

• ^f^e^eticioAiooiDve'niénte á lóa Beti^loao^id'el ¿rdeA;dÁl Sapt9 
BiMilittfo: desla províAola-dd MfixicOr extendida, á todo el ]|(ibji;c9 
déla 'Niieta Sélpafia'eqbroi Ut unían de' volkiQtfidfsa ^ debida ob<- 
díefciftá)lAdié9íiia»M avewidBdés.^V Impé) ák iMdx^oekpor.-Ar 
rizpe 1810. 4. ■. «.* -u...' . . ', • ' ;. , 



I I. . . ti-/! 



J > . ; . : ,u 



BáiRRipiM'^D;. Nicolás) natural de; ladiócebia de.iOasúaca; 
tnfé\y jtksí: 'étíemé^cotúp Yiúoy eo aquel obispa^: Dio tirjut 
. ^Reapueaílfi á AaeoiMuha del IliUnfií. Sf. D. ffifw Jkttgei JUaldo* 
oadat|ioWB]M)i de^Anteqnera de Oa3Bacn;aobre la Gomuiden fiuca)^ 
ríetioa c^íiaa láüior." bápl. eo. México I730iv4.i-*»>V. ton dicba 
oarta asegura el autor al Sr. obispo tener escrito y prontos para 
lÁcpfén«a.^«^fil jlVlantmk éé 'SacraiDéntdys, «I Ait)B;y'láe;élli)6tie« 
jfiexj^fcibn deiios'AliiteriaBeii ididmaichimaoitéce.^? r. 

♦ , i • < ; 

I •■ • . I ' • ■ • • ■ . . . • 

(BABSfiDA (D.iPid»,o) iñexioand^ coiefial del máyoi; d% 
6mtí^íMMtíwú9fiMha^eLxAeé, eiiya' beea visti&«iir aOjde Oi>«- 
4)fteitib«d' I66i; 4^-^áaícuai en aifol^s darechos. jíi[ eátedréiiooüd^ 
priina de(i]9i)r0i;de lariiniveireitiad do MISkicdí • Éñ la dposifcieii 
qtff) Jllisio para ébténér áqueSla cátédqa ae obligó á • dacir ide toekr 
fllK)ria'ieiiiulN|UTrtekió del derecho eivit 6 á átetU jrasáA 

dediiddr éidfcuüriaobiie'^lhasc, j(á argtunéniuar d^iefan^bonirA 
islialqutéfB?cdncliMSH. Fué^ÍMiBiidiB' laa 4réliiieiB<iapudisñoiiiGd día 

G«uitaffiHda)3r€SuÉaditl^Í<^^^-' Diéélur^ < i 

**Repreaentacion legal documentada áw \oé heradlioa'dfc IHh' 
fia IMel Mo<a¿tudab, btjarM ^irabcYfeidór MoeiesDiiM^lsobire au 
detectiéiál'eátBdoy aeHorfO' de' Táeuba." Iknp;. «nllUdxica aia 

¿t||4j en' tók . -I •••'•'' "j. . I-- ¡ 



—136— 



'>i ;t ! 



- DARftEIRO (D* N. Alvarcz) de^fuifen el «rudiio -mexioamr 
'A^ié ^^^^3^ qxié formé- Mapas ck todétís Ifté prawneias im** 
terfiaffdB 'Ñutía • Espafín^ trf^ajaddssebre buend» matérklefl, 
lkUtK)Yk«:0on '^lieficto dé haber dado al rano trnad enmelada «x^ 
tetiaioíi del ESsié «4 Oeste, - Pef0*ineT¿k;e dieciilpr tatito por la 
^pere29i«d« >k»4errenod y^Ia tonposicNid «lé lD»xainHio0, ^eónií» 
^r1a'f*>iadeiobeervacione8 rób«6 lá lorigitéd, ' '^ . / ^* 

BARRERA (Fr. ALOitso) ftatural de Méinóó, tPtt^t^fCfeañ-» 
venlo imperial de Santo Domingo tornó *el hábito, y profesó el 
^fio' rs^'. Fué do<íior ledlogo y' rector éé la» iiéi#éi8iidá* Ktdra- 
fia', electo en 1666:. Era hermano de Dofta Is&l|eVq«« conocí 
^bnsorte D. Simón de Haro había fundado «I monasterio de r^<^ 
Mglosa"e de la CJoncepcion de dicha cajiite*; y qüedunijo^par a^ 
bácea de ambos nuestra Fr. Alonso, efectuó en la ' misna easft 
inorada de dichos sus hermanos la fundación delconvento dé 
clipuchiin» de ^.Felipe de Jesus^lamaiido fundadoras dekeotíTtsn* 
to de Toledo,y saliendo él á recibirlas basta Veracmfcel' affoldW. 
También fué calificador del santo oñéio^ jtiez ordiiiavkr*de la in*- 
quisioion por el R. obisito de Yucatán, y -provincial do sú pro« 
vincia de Santiago electo en 1667. Dio á luz ..: 

'•Elogio fúnebre del Sr. Felipe IV de Espafla, pronunciado en 
Jas honras que le consagró et santo tribunal de 1 a^ln^kielbH de 
ia Nueva Espafla.^ Imp. en México por Ruiz i66?; 4 .^En el 
iíitádocbQveAto:d¡e las eapuchiñasse «mseryan coflifto de Cartas 
datSri. arzobispo Sagade Bngueiro al Exmo. ro«irdénrarti« Loba, 
lebomendando láviKüdty literatura del maestro'Bari^rar. ' ' 



• ' « ■» ♦ 



í BARRERA (ÍLLMO. D. Ionacio Díeí db la) nactó en Mébñ* 
co de padrea ilutóles y recibió en »«' universidad el grad.tx do 
doctor en cánones; y después de regentar varias cátedras obtuvo 
%h propiedad la deprima de derecho eanóniboC' £jé ref ó* la abo- 
gada c^fi mtieho crédito de providad, prudenelaiy !desin4ere0r 
fiiéjOora> de: la parrot)tiia de B. Miguel de (a capital^' ^rebend«ido 
de la iglesia de la Puebib dolos Angeles y canónigio dooteral 
d^ la InetiropoUiána: desempeñó la abadía déla Ven. Congdega^ 
«i<Xi eclesiástica de S Pedro con: mucha utilidad y enmonto» do 
eu colegio y hospitaldeo^eerdotiis^y presentado- para «la mitrtí 
dé DiirangO'cn la Nueva^ Vizcaya el áHo 1704, gobernó aquella 
diócesis con dulce paz ysunaoacierto^' JDdjó MS.venüaotfiver^ 
'giCl^d*de>M6xied loatf atados siguientes .. > ..; " 

1^1 «fDe 'T^fitameBiia4--D6>Pfobaiioiiábo8.i-7fBBrPf£BStif)tio«ifb08.^ 
vü%Y> di6tt iQz-rH-ffffutfdadioiutüs lugales 'f^n\qoo élcábüdkinie^ 
tropolitono de México se ha negado á dar la posesión de la dig* 



— W7~ - 



" •» , . '. ». 



I BAEBBftA (D.J(MiB)!nníexícalio, bachiller ieiólofo^ preabfte- 
TO M eazoki»jp»áOf y Mayordomo de la arcbieafiradía de oaba* 
lleros, fundada en la parroquia de la Veracruz de la ciudad de 
México. Dio á luz 

^^Sagrada„£BC4idoide Armas de> \& ilobie^ deX}iíÍ8to,Pádr6h de 

n€»bla9*y divida de caballenoii'' ^ I«p. en México por Ldperdo 

169SL4.— «'^Fi9SÚQ>pIáUÜble'Con:qiÍ0 látf téli^ioísas del in»aaale* 

rio: de 8ftiit«nGlara-dB*México«b9éffuiaroná laeExtna. SEa.!Con- 

>ae«»dd Paredea^viceiiiade íaN.rB.^ imp. 1^681; 4. 

BA;RR£{IA> (D.'*Jíuan) priSsbftie^O'niexicano piadoio» dapeUan 
de coro de.la i|H^ia nelf^poiicaiift. : • .Déó á' luz 

>*J«íotícia «atáiiiiBa de kia'jnMrai^lk»,^ q^^ Dina een 

ka l^aneoiUoeiée Santa TeraBa»f«knitníd8 á: México por la Friera 

黡»f camelitaade8eajaaftd(a>Av»ki.'^ Itnp; en Méocsco^pcr Lüoas 

-lWv«K 167§.^XiClaBa notiiáa:^ un Müagro obrado por iateree^ 

:8ÍoQ;^da;fikuila Tereia cU^Jésiie.^' lnq[>. enJMexico porCaklerdn 

1693.4. 

BARRÍ (D. JüAN Bautista) licenciado en lejee por la un!-* 
yaisMbd de üáik» j abogado de taqael paarlamento.^ Pasó á Mé- 
3tt00iel ^fio;.171 1 ea la faiulia del virej, duque de Liiiare»; jr a- 
quí tradujo .y^iublicé .^> .j . . 

tfp. Pecador aniepentido, eieiito «^ Dtaticée portel P. Leute- 
breuhoDf íiafiLCiacaiio, Uadueidoal eapafiol/' ;If»¡>. en M^iao 
L715 y re|mFi¿eQ i164. '8.-<«^^Loft8eÍB;meeespiinier^8del Relfro 
6epirUMal.dtelJ!*/GJ9Í6Éet; uadoeidoaai. oaaúiUaAo*'' Iiap/ en 
Idéxico. 

BARRI£NT09»<O; Mj^Nast) meacíeaho^ ductor \á cáncnes, 
«b(Kgada jie ia;raal«udieiioia^ provÍBor de IndÚM del arasefciepa* 

do* Dio á luz 1 ' < ' .< í .; .. .i: • . 

^^GdietaoQvtfa laiidolatría^ atqierstklQitee y otros abiiáoB de 
Jos Indios*" Irap. ea ^Ií^co. 177<OiJ&l.-^Corre entre les pas- 
tócale» del Exmo, 8r. aoeií^iapo Lorenzaba; y ea^papel áiuj ctt- 
neao.> . ' ,; '■. • . .■ . 



í . . ./ 1 « ' ( ' 



BAfiRIfifi^TOS LOMEI4IN (lujio. D. Pedro) namráTde 
Méxicoy doctor rector y cancelario: de la universidad litefaida, 
chantre de la metropolinana, vicario general del arzobispado y 
obispada de íDuiaofo. ó Guadiana eo'ki JMUeva Vizcaya. Vforió 
eo 1653 habiendo sdadoá luz ' 



.M*A»pDloef« dé lM>PrUil<|fiA^«oiiieeaidM por ia «Uta ApWéK- 
ca á los RegalaÉeflJrfiBlndiéá^'imp. eq Mtéxiib lM8»fci— vPon* 
damentos legales para obligar al Maestrescuelas de la iglesia de 
¡Méxioq é^qiié tome jviBnJbif de'ki'^g(iidatt.dé> áfifeedfAAb^>áíqua 
iuLaidO'piMirdmdo.'^ . Iifopí enriMteiaoims ex^Mistoiide alie, en 



I. < 



BftItRiENTOfi (Fit» PsDM) da oTaeioapofiílgiiea* Tomó 

ú«lá^to<ie SttittolDoiiiingO'eh ei'eoiivénCodelBiPalfailaFfan— 

>oia4eia provMiaiada CastiU^:;7Meii<ii664' pas6 áUa Atniélriea, 

>>daii4b(£ió uooida'las mea ceiecKM y .tbkiéficot áiinistrós del S* 

vangelio efi Qtttftemala. Fimü4 el cbnvciiCo/da ctodád «eal de 

Ghiapa, en cuya iglesia está enterrado. Supo mejor que la ma- 

:tarm la.i«Dga8 deiaqnelloaüiadiMiy 4 (^uieáea cpasígiii6'qúttar el 

gran ídolo MahuilivqUe isdof aten Qcultenéntfii^ LeS'turaefió'ei 

: eanioillatno* ¡y Itn inspruf 4 mi >k>cnai jr>koiiasnnicf»n - dejoaca— 

..hálhiai y aii'elialfá dedúinarleí, «MMitaarlo»^ eormioas y Unto 

8¿ai«itifl£9tfikm4etqu^;Uégás¿oá.e)eeii«Éiieftéuspr8 juefee 

~<de^aaliaa f^iakaiteíafKCbí^laimriestffíacyipnitidr qiies^ 

iibfa!e&;£spi|fia./Ülfi2fiéaft 15887 db^ ^ langospolO' lee 

Indios v 'k\ . 

^^Inatrucclones y lecciones veterinarias." 

. :.rBA&BIO^a: Jete(MáR^) jiatiiTai«lb lcci«dá4 dalOreaMia 

/ei|r .^iáifedaliuiía^ deo^ory/^aÍMilcd d«ii«qaelk u&i?6iisldad| y raei»- 

nero de la iglesia metropolitana de México i iDij6^tiiiiá • / 

i'.^^OlratiDinaeteiteibué fixaqiBÍa-£xmi..aq IHmi 'Viii Ilde^^hon- 

oai ifií U)^neKÜí|del Hairo' «t^c^eralta^ * Mextcb iiorttini jAitflaiiái«iokim 

c:IfiofiBeiHisf»oiea(P/oItegía^ia>JNa»mG.iaflicé l^eii^^ 'fridlata 

.iIXKdend. Qdémb akHK<llli&CGGr TfipÍB>edUj Méxiei «W- 
4. 

a AifeRBIO* LQKJBiNZ&l^ t(|X JvaH Faik^isdi^ aUbgad¿ de la 
^an«líiáiiaia deuMé^eb, tiederdeisa' iiii8tife«(oiegioy coaftad^r'de 

esta nobilísima ciudad. Escribió 

.:. ^:AiialOlie(e0IQp»ebniaide9^l'porte■cabB iimágaii'deN^ 8ra. 
-dajloatBemadiosodb MéádOé\ dediosdbi^ ao Msiáo. ayunialniei- 
ée. '^.'Vn^^^Jú^n/í<^lMB¡ QuyooQampKmdmsm yafeliQé' en* I '780. 
— '«iSxtracto del Uedulario general de la M. N. y M. L. ciudáid 
de México, con un índice alfabético; comprende desde el a!lu 
.L£a«,JiaAt«ol%7IS[" . MS,'W^^ edpiálsÉiáté ¡atAímiíáÚkki^eh 
.iiM».lajigkáia.devMéxitQ^iien4.:i« '.t •*« v í<>j > t '- 't--" ' •" /'•'■' 

tor de teología en el colegio de S.\BkianaValitar#:dé t^Adltéluteo 



—las- 
en loa suburbios de México. Dejó en la librería it dioho'aob* 
gio un libro MS. intitulado: -j. 

- ^Ptoknptví&rium loetírutn comnMmtttM fiüo. 'Bcri^fiitte!'Biiré<de 
'iTiUtitibus exderpla aliqua Selecta éx SerijpttinAi <et t^atflbus:" 



1 ^ ' 



BARRIOS (D. Juan) natural de Colmenar viejo en Castilla* 
'Báliídid la meditma en<Aka1á con^l eét^rb áoci6t&¿rkéio^y 
ya graduado pasó á ejetcl^alr su proleíall&tt ft' VaHftdoli^ d6 Ceóí- 
ttlfa, desde dónde se tfasladd^á México; > j'éft^ta X3«ipiOaífeei(- 
tinuó en su facultad apaliriea cen' mucho hóAot y aeiertoir.* Dié 
á]¿z ;•.■■■ . . • . .-,. . . .,¡- 

'♦Verdadera inediciriaí cirugía y ñi^fúnoraí%;^^' Imp^ enMé- 

• t}t& '1607. .f^.-^Eh el; jlibro ' si^gúndd de éMa íAbk^' > trtfta ""dv-ks 

plantas medioinafesde IrN fi.ty en el '^Pi^é¿og& hitce mi( eto* 

fies del ingenio, estudio» prendas (de los americanos. 
f-'i'í .■•» -•■. , "ík*" *" '» 

BÁftR]!09{I>',MiKM!)eL) irótiMí^^^ 
pHsbftef 6 ée($tilár,^ y -oátnaián :prfméf«> éél • mdfiaslerio^emwle- 
Uta tfgtrátIntS'dé Sentá Mi6riibá dé acuella biúdMd.-fi^ep^l^ié: 

^^^a^ ^e 4a R; M. ^árfk de la i'Niñficcteioti.'^* M®.*^'Lb vi- 
^Ú6k £s)^flk alP. lüHtr^ Ér. AioríM' VÍIlérHÍo con esté díüieo: 
'^'•Itfiuko cáiíimoacTÍpei hujtís Vlrgfnis'aícta;** ' 

»<»H«c.ltt ttotójpbnéiB tóáíümá íima'fiílkfh**'^ • • • 

7'idfe&o^;y\'llefino)a itoprimi^ en Madrid ert 1604 en et toio. 
3 dé Istxs üoíar eseüíi'ecith résportdiéndo á n^iesicct'BairrítMoon «1 
■dfatíco siguiente/^ "' i ' '•-' ' ' 

; •'(''Kiidi, quGB cálamo t^t «ciiljpsi Vil^girtis Áell^^>' 

J'á¥&'tUa perpoliat mordica ItmaV Faber."' • • 

'ÜBTl mismé eserüer confiesa én el iratf. ^'delKb. Sé^iS^iie al pres- 
bítero amerioand Barrios debe cuanto allí escribe de lus agiisti-^ 
-naá recdUrta» cié ^a Puebla délos Angeles. 



)'4" 



BARRIOS (D: Miattt) después de haber servido al rey^ por 
mar y tierra en varias pbr^es dé nuestra Afnérlca* conekiyd eu 
darrera militar eiendo bapitañ en las guérrbs dé Fiandeé. Dié 
á luz 

' '<Flór dé Apolo; poesías varias.^ Imp. e'n Brasélalr 1666. '4. 

^(^Salde la.vida.^' Lmp. en Amberés 1679.' i.-^'^'Ooite real 

geRi^ajló^oia y p^negíncu." Itop. en Bruselas I &• •:,V4.—- ••Oe»- 

'^rFélcibn'de laé islas 'del mkr Atlántico y jdé iW Arñétítft eü oetsh- 

ttts'i^álés.^' Imp. por la segutída Tei en Céloniá -168f.:4« 

•' te ARRIt>S> ( Fk. 'Luís) natütál dé Mé^ef6; < dondcr •hi2o>*^rbfe - 
éién^Uel orden de prédicAdiyrés éntT^e OótnbHs de 15^7^. -(Fué 
«ej^^^'de etitudtoís'^ fáaíeáilro de numero dé 6i]j^)ói^irmiH ' 



1 



—140— 

^flantt^Ko. Dio;» luí: '■ .■ { 

^•Elogio fúnebre del magnífico rey .de las J^sp^Síi», .Felipe 

umipf(H^9fiiAúar^niu$ ■okiBoe» honras, que le caoaagró el; san- 
to UibCB|al'4é la faifqui^iciozi de la .Nueva EspaSa," {mp^ en 
México 1621. 4. 

BARBOTO (D. íTuan ENRiQVBZ^^pilalo de la armada de Bar- 
kyvenio, ma.|emático.iaaigne y gran práctico deUeno mexicaoo. 
Vim 6n V«raeni2 el a&o 1684, y allí compuso y remitió al tí- 

. I ey de México, marqués de la Laguna 

^*Diario del reconocimiento de las coatas del Norte del Seno 
xatxicaiiOk y mapa de ellas " Se envi6,todo ¿ Mjulrid ^n 1686. 
.^«*NueTo reeenoeiaiieiito déla co9ta de .Apalacbe, femitide al 

-TÁrey de.Méxieo, tt^e da la Monclova," eu 1687. 

• •. • ' . , ' • 

' BARTOLACHEl (D. Josa Ignacio) nació en la ciudad de 

.filkiHa Fé y mina» de Quaoajttato á 30 de Marzo die 17.39 de 
padres pobiei^eia embai^(i(4^ las jrique^as ile que ab^uda* aque- 
lla pofuitosa Diádad. . Ferx> recibió 4el cíela ua grau tesoro en 

. Kfi tolieu.fo; desp^adib )y eii su amp y ApHcaciofi .á laf ri^iiBiieias. 
Fué eolegiai^eii Méscico d,«| die.^8*^ild^faQ60| y. di^iies de), se- 
minario Tridentífo.o, do«($le«e le-.dip una b^a de, gracia por ha- 
ber coordinado )a biblioliQcap Una peraec^ucioin peripatétiea le 
obligjÉ á d^j]ir?C84«t %q\tg\Pf y .eA estudia (Je la t^qlogíajj. pasar- 

ise a( pu^bio d^iMaiiJitQpecá ser, allí, maestro de escue{a de pi-- 
fios. Sacóle de entre estos el Sr. D. Joaquín Velazquez de LeoQ, 
y le persuadió se*4edicaae al estudio d^ la medicina y ciencias 
exactas, le compró \\\itQ9fi y dándole las prirpi^ras lecciones de 
fnaiemáti|Si^ l^ínspiré tanta afición á, ellf s, que habiendo po- 
cos aftoe cle9pi^«^? pasado á Califoriiias de orden 44 gobierno .á 
la observación del Fa^o iU Venus por el disQo del Spí, áp^ó á 
nuestro BartoiacUe por sustituto tie la cátedra de matemáticas, 

-que obtenii( aquel sabio en la uoiyerudad, recibió el grado de 
rdóptovea medicina y fjpilleció siendQ catedi^^tico en propiedad 

;éfil matemáiicas. Fus. sin duda el £^r. Bactoíache uno de los in- 
genios más laboriosos en estos últimos tiempos en el estudio de 

Ja naedioína, d^ la física, de la química» de k botánica y de ia 

'Bstronomíaf de fino gusto y de acnena literatura: y aimque algo 

caprichoso y acre easu primea, merece jUamarse una de los ge. 
nio«« que con^o^el Ai>gel de la Piscina, revolvieron eñ México 
las aguas de las ciencias^ para su mayo r^ prosperidad y explen- 
dor. £scnbió 

'^Iuec€ÍQi^SrUAteaiálica8." Imp. eo México 1769. 4.-r^;Mér- 

;.€Citió vpíaat^ jcQii noticias importantes y cufiosás sobre varios a- 
suniostde fí^ij^a y medicina;** Papel periódico imp.enMéxicp 



^41— 

l7W;«]-¿^tí¡tótacibh n^t^étmá^ titilas Pa'^fllaé^» Un* 
pteék éh'Méx^co, (Metiflida^or éf ; autor éti el teaira de tft utíi- 
Ye!r8ildarl literampbr espacio de trea diaii-^'^ftlstrüct^lon pttra 
la curadfelbsl^itti'éUs'^pidémicaa/' ' Imp. en Méjótó 17T9. 4 y 
Teimp. cñ l797;>^**Diá<5uráodeXuÍBCólrnáró sobra iaVIda «o- 
bría, iridacida'al castellano/* Imp. éb !VIéxiev).-^«*Obi»ervaebÁ 
áai^o^dmica del páao de Venüa por «t 'disto del 8ot.'* Püblioa- 
da eíi^éklco y fín'Pami— **Mátiifieato ÉaddíMitorióL'^ itnp. en 
>léxico 179&;4'.-^EHtre ostras 'dé haa'opInionéaTaraB det Dr. 
BartiilaQhe'idbt^ iáiseireunstanch»' del mH«gto de la Aparición 
de Httla. Sra. áe Gisadarupé, fv/é trn^la de qiire el Afate^ Tilma^ 
Cá¡)á 6 Momia 'á%\\tiA\6 Juaíi DietfOt'eirqneaaeétámpó la mk^ 
Ipíirii nb efe^^dé hilo 6 f^lta dé ^rñaguey ; anbo de 'palma. Desde 
hié^ó pareció arbiti^i^ioíé ífn'probáble' eéte txiodo de pétasár; y 
siífríó nWíáró autor muchas ttnfpognacííone* En respuesta á 
lodas cUáa^ésoribió éáte MÜnifiéUo^ dé) cual tengo un ejemplar 
'tudo anotado al mái^geki laib^^ónica, acertada*, b'rodíta j graciosa-* 
íntTiiéí ^r'DFm'hcisco Sidknó (á* quien daré u¿ lug^r en esU 
Ublibtecá) -el cúaí coriVehce hasta iá éPfidtoncia Jos «filies de 
Bátiblteüha.' • ^ -- - . .: . 

- %A;ir BARtV>LOMB (nt. JoM) náttUra! de Outh> énla pto* 
TÍncia de Liebana, del obispado de Falencia/ Tomóle) hábito 
^e carmelita descalzo en el convento de la Puebla de los Ange- 
len de^ía Níütá' Espalla él alio 17T9. -' Fué leeior \ de teología 
y ¿tosollÉt en loa édofvetttoa'f cotegiof de l^duca, S. Ángel y 9. 
Joaquiñi f píiorde Salvatierra, Vailadólki y México. £scribi6 
^•Ef thiiéld déla Inefiíisícion: 6 Pésame^ que un filósofo raíncto 
d& le stüs compatriótati Jos ^Verdaderos' est>á!toles por la extin- 
^ifón dé'táÁ sahté y irtil «ribuaal.''* Icnp. en Mético por Jáurá- 
jguiy'eñ- Madrid por Martínea Dávila l8iC 4.->^DIsertacioñ 
^ístótíco — liiigál sobre la'meáiorable historia del Iltmo. arzobis- 
po D.Fi'. ''Bartolomé Óatransá." Imp. en México. 1814. 4.-;- 
*^Diálpgo crflicé sobre la filosofta moderna con i^especto á la pe^ 
rrpéiéticá.'* MS. — ^«Disertación sobre si es lícito entrar en re- 
'Heién rekrjafda." '^ M8.-^**DtsertacioA sobre secularización «fe 
T^ligiosolt.'' 'iV16,--^^Disertacion sobré si esiícito á les ecleeiásti- 
'tw étmifltai-' éh'álgunos eaaoe:'^ MS. — **La Rebelión y el l^be- 
«rátiiémocttnkmdidos por ilna j6?en religiosa.'? imp. en México. 
' — ^Impugnación del' infame íbileibitítiruiado: La Iilquiaitlon 
tUin másóartf.'^ MS.'^'^Diá^ogd sobre el Ifberaliacno.*' MS. 

• ^9ÍI0AC O BA^ibülO \tit. AxKAino) frafneéé d« nación, te- 
^i^sé^fáoieitocaíio d& lá^civlimia ^e Ai|uitanifa^ de latuat pr.. 
iV<él áVIó IMO §'M detSaiDle Evüngdio ^é'Méxieo: lió Vóla^ 



iB|i|)te«n86lU á loi Iiidiofr^eii^o idigiiBUi itf)mn4i0.l4«i|^ ladd«tri* 
Uipft crUiiMif « «íno las U^itw l^manaa tambi^p. Fué uno ^e Loa 
luadadpcea d«l ppWgio imperial da Santa <Cru^ de Tlatelulccu 
^findl^^? .ea#6|ld (f. móaba á loa indiioa de Cuantitini)» j [^^bloff 
ioinédiaAo9« cQn tan ^iz aucf^eOpqve liaata íiQjr ae (fifltin¿tiea 
un. este turmoAO ajrto y ej^rciciOi aobresaliendo en Tocea j en to« 
do género de inatrumentoe laa capillaa de ipüs^ca de Cua>ttMUan| 
7Jza)f Mca y ZuQipi^n|[o. Falleció el .P« . ArnaJdo jen je^I convenir 
tpidé Tulai^c^go, mu^ amacolle todoa, y di^ó .M8. 
•'Sermonea en lengona rqextc«aMir,pi^r^ loa Uomingpay.Fi^taa d^ 
^nci.'* . y.i^conseiva^ en vanaatibliote^aa.— 'Xoa ÍEvai^fel^oi^ 
y, £pÍ9tolaa de laa iniaaa de todo el aho traduciáoa, ,á .4a lei^gt^i 
4^exieanal'*-7->Oe ^ta abra he viato £|^emplar^ eip laa bibljpt^caa 
de la.Mniv^r3ÍdaddeMéxip<), .d«l Qol|9gia4e & pr|egej^ip/^,,(i^ 
^anti^go Tla.ie|ulcQ. JE^.el ^jempiar |del cpl^fp de 8. Qr^gjffip 
fj^ l^ee ef*ta.?u?¿a: >*e8 l^atima t^úe (^0:96 pueda jqp^púpoír eat^ ber* 
XQO^a.t^duccipa, ^o;; ^Q^^la.|gleai# piobi^uldas ia,a ve^ioii^ 4^ 
l^Sm^ ifiacrit^^^j^n teiigi^aa T.vJgWfa/» Xjf«< affadp- cmeier 

wniada.ya iiflufiMf ^pr»^wl?Ación^ la ü^Hw ^f fl**©: w b»j?ftiir|^ 

quien entienda la hermosura del idioma mexicano, jR^pqjr pon^- 
guiante ni quien se atreva á hacer tal impreaion. De nuestro autor 
í^\tj^P% Vk^cm í>Q^9lí6filk ';pAf;gueBi|ida^ Píei|loí1^fi^ii|g>|,;íl III- 

.;'J^^UNftíJÉ:('FR.;ú^ipaQ^ ^alauí^noa j&j^5 ip 

)Añ}o de 1577 y.ftiei9Í0Lde nUQi(^,a{iQa d^^^M P^PÍi PW *uajpa- 
i^res 4;f stQ. 4m^^i<?a, j ealudiO las ;primera« .\piraae^ lf^-p\^Í9A 
^de l^ íS»ftbla„ f jcá^ladadoa- aq^e^^ 4 W^icp, >apréMió.nuea. 
tfp.joven ia,|atiiüdad(^ ia.retéripa en e) cp^<E)gip mé^ipp d^^l^ 

ji^si|ius. A.ios q^iViQ^aqp8vd8tip.:Qt!tiá(k^a^a.,S..^gpaMn (^4 

jde Febre«q.de jjSM d^imabp.di?! pripr drNMffiqpí'r, ^^rx) ,4t- 

gWiflp, obÍftPPiq?4a (i^spues fi^. 4e :Qefcí» Síwtdp BQyicÍp^aii;eg}Í> 

lü8 Jibrpa; del [[^RTfi, ípfmafidp cur;ic)«Qa,íotiicj^s .parajsu fnan^o. 

JSíjsefió.la ^wií4Mca liííÍR^j.y .él J^r^ndi^ 1a gí^W^J^ Ml«^ 

di^l.maeairo 0erpiQs^i/p» ,<ji|;u8tM\o .q^^xip^no^.gu^ fué pÍHapQ..dp 

.^u^iaB«* Satr^ijiéel^fiaitro.p.g^nerahd^nQeTp iiji^al cpj,fgjip 

d# S*,PAbÍlGi|Cpn ^a <M&ip Iii(w»riq,,ftu«.leipre8idi0 /el íl^o. Ff. 

J^u^p Zí^pata, flbiiipo de Gu€(*emalíu SupQtperjfi^^taiQ^^ ]^ n^g- 

aic% jl^niip.en is) gé«er,o dUjofiq, €;o|X)o,«lj:ron[^|Í90i, y p^op^gi^ 

,4q^8tuG|ÍQ en loa.^iiventp8,y.Ctti)atiHl4«tfia<prav^ciadi3 Alickoa- 

can,; á donde paaO, ^fcpgidp por loa^iaiadoa ,^ue ía! (vindarpii, 

dividiéndola de la de México, En Yurirapundaro y Vaíladolid 

. f Mé )ecipv de ^l^<a, ei» y aHac^^iíd ,yr j^^t^tp^ dt^^l«ía. 

^Gober^Mi ^1 .oopventp/i.^ S, JüqiftjBqí^í,, y al da Ja^QW^^ J«Ja 

^pr^vima. eWim^e«i^llda^l^flM^,i|llÍil^Í!:?oJ^ Pilít<rádft'((CI9Pp9i9Í. 






y en ^p.tUeiarkxy reUgüo^p* Recibid ^l gc^f^ de iiuieelco pqr 

j^es y uobí^Zfi: y ^u \QS¿i fyé -^\foio |priQyÍDcia). Edifica ,eo .^ 1 
tiqnipo jde^im gabierno i^iiey^ texfiplos;.^ eé^abUjci^ loe esiudicje 
de ciencÍAS y bellas letras en to^os ios ponTeniAs 4^ /lu ptroyjn- 
ciaj j ja ,8i9Xa,genuiip «e reUro al Qonveiitp áeCh^tQ* ^ondecpp 
trabajo i^nprabo y.^pliciapion exuaordÍDAr,ia no.aoli^iieiUeapcéo- 
dió la difíiQii, lengua 9]á^iapiDgH:|;ka8U.p(€idMPiac en ella ^.lo3 ^^ 
dios,#inóq^e.¿Mr^^Qnd<),á.ip8Jnis ,h4biJie8 /ie j^aioa, q^^rp^pf^eo 
ecte y diccionario de la mj^ma , En su álti^ka eiijíeriniidad le 
visitaron el comisario general de H. Francisco Fr. Buenaven- 
tura SaMoM».. el. íea;i.ft4K«!os,. obispo .ebBCl9 ^ .G^^^irMue, j 
los pxov^npiqles.^a Si\n^,Dpnii^./^e l«,|fiqiop^!lía .da jl^sii^i 
Fie. Jf.Viaii.í«x^d,^^J Ánjír^s d^ ft^da, y',pQ9irad(f8 io^«,é,» ílft- 
Tr«, la pidi^c^PiSif bendÍQJíipvMMftó,^ a^aQgi^a.dc Dicipff. 
bre de 165 i, y el Sr. obispo de y.aii<^QHid Yffifi ^ MW9 P^l'i'^ 

alhaja suya para conservarla con veneración. A pocos diaa ffUi 
dos provincias agustinianas de México y Michoacan le celebra- 
ron ^eriqpM.M9?VV:y íP^fSWWi Y^"^. ^^P^P? !1M« ^} ^^'^^. "«- 
puJiAdqifi^ WlP .^9iero.é.,Mip^íi#U)i¡,8]in.sflibi^|go de qup la cal 
, ha^ia CQijíoiíip Jofli v^udp^. y niptffijft, fué pg^oí^l^o e» elipi^osbi* 

l^«iÓ PQl^JíStOft;d9AíVfe?^?j(*W- , 

t . • , 

'.'..••' • » ,■ . I 

"lUiBwaJpDímf^'iíiiptJajííit, ; .'/^sfOcHMIu^r^^HÍ se^Mifierra 

dui^variia (l^ingpis ioiCUiqus^ , iPpl^r^» Yi^rgen, 4}^dienle, 

Hpnpt>s loflujturp^ivtMS, , .. . ,jfi^>io,.jaiuníid<?^-Pfnitente 

fi t úp^^, ^8t; qHftín«^s4W5!e^ ^g^ ,,ajd4»í Wic^^ ^e. as^ jTierrp. . 

.^n eíííftto pp?.ey0 «fíe adn^iii^jUe :Vftfo» tqdf^s l^s virtudes ^cris- 
tianas^ y supo las lenguas latina, italiana, mexicana, ^pirin^a, 
matlacinga, griega y hebrea. Fué poeta y orador excelente» 
WJíía^od^^«tr^UftOjj6|é#p(p.prpfijipdo, ^^óloge emipf qtB,yhÍ8 lo- 
riad or^^(f)q^;y. ai^iirp^^i^o.jy ,4f/i¿iíi^»tow ífifular. Kík.ilfitS 
•se Ha£la(\ó aol,e4naemeple.8^M .cadáyer 8^, k. iglesia, de Sapta Ala- 
ria de Gracia de la ciudad de Vaiiudjojid. .(3US^<^xiÍ^iS9n 

t'fiUpOfieí de la^oi(inoia.daiS.ÍSiGOlaSrTqlentÍ90,4^^ 
carivd¿).É^ájndp.fe. Agu»iinJ'\iIjp^p. ^ /Vié^xica.pof Cald^^qn 
Í67á. 4.— MS. que se couservaí^ en la j librería de C^ro. tr^^aiif- 
dada á Valiadolid. — ^*Commentaria in Pentateubhum — In libros 
Josiie, Jijdicmm ^i ^.^lh,;-^In.lJ^r/qs,,|teg/í^», ij^i^ 
61 Esdr^.— Tn {^ibrqf /, T^bif^i. .J[udifb *pi .£si)ie|r— ^Úi6fi|ia ,f. 
Sicrip(lW»JQC^^4ereu. JiUe^l^«j(pÍai)a^«^P)i^^ .efl uf l^ia 



—144— 

B0hó?«.^Théótegi»*Scho!*8tictt Tractaiüs várii.-^Iiítradüctio 
ad Jtií CaTioTiitjurA>RtBgu'l« Jurii brfeiriter expHcfttae^í-^ladéx al- 
phábettc^is TitiHóVum Jün eivriié;ábsi[|tiiá cóVftpíendtaét. abrevia - 
tionfe.-^Tractfet\38 de Cehsuris éfcjfeíiasticis.^Á-De Otetrácfibug.- 
Afliielatlo atiim» ad 'gloriara' Oei;-*-Oratione«€t Poemata.- Ex- 
plicación áé lá Misa.'— Mo4o'de formar el Oía^rt^nte en la& igVé- 
Bias catedrales. — La muerte en la vida,' para g02ar>idá en fa 
muerte. — Arte dé la lengua Tiiraeca ó Piiínda¿-*-Arie jr vocabu- 
*lario ie la leng\]aMatladnga.— Sermones en dicha lengua. — 
Catecismo «n la misma y Manual dé párroéós de IVlichokcanJ' 

'' BATALLER (D. Praíicisco) natúraNel reíAo de GÍanada, 
hHo idel Si'. D. Miguel, oidory aseiior ¡genera 1 de ia N. E. y her- 

'^máno def Sr. D. Mij^uef, oidor tiedano y auditor general de este 
feino. Fué maestro de filosofía del real iem(nark> de la minería 
de M'éxieo. y boiho tal dejó M8. , "• U .. 

^Filosofía pata uso del seminaHo de la Minería 'dé Má:rioo/' 

'MS. • ^-' • . - . • 

- • -1 .. . • . " • .. .,'. ' • ■ '■■■ . ■ . . . 

BATRES (Illnío. D. JaAM>nfaturál déliif tiudad de Guate- 
mala, maestro en artes, doctor cénonfstt, recibr y catedrático 
júbilaUb de'dátootres tle -fa UÉiimótsidad de S; Cáríos de aquella 
capital, vicario general y provisor del araiobispado^ - Canónigo y 
deán de aquella metropolitana y obispo de Santa Marta. Falle- 
ció lleno de aflos y de bendiciones por su beneficencia en Gua-* 
témala. Dio á luz 

'^ - «^Dcblamktio in íánete Sérenissims^ tél ' AUgtiBtissioK» Mari» 
Barbar» dé Pbftuj^l. tíispantar. ei {édtar. Regih«:*' 'Edita 
Guatimala 176^. 4.-^**El Penitenciaria y el Magistral déla ca- 
tedral'de Cristo: elogios de losíapésléles Pedro: y Pablo, predi- 
cados en oposición literaria á las canongias penitenciaria y ma* 

' gistráf de tá catedral de Goaiemala.'' tmp. allí por AféValo 

•■n5'8;4.- •• • • • • 

BAUTISTA (Fr. Gerónimo) Religioso franciscano dé' la pro- 
'^incia del Santo fivarngeiiovnlbrador' eili el colegio dé Tlatelul- 
co'de Méxitso por el alio 1562, en que á 9 dé Agosto concluyó 
de escribir érsiguien te libro: ' 

'^Sermones en lei^ua Matiacinga." 4,-^EBta lengua ^e de 
las más difíciles de la NueVa Espáfla. El libro existe en la bi- 
blioteca del expresado colegio. • * 



t »■ 



BAUTISTA tFE* JtJAM) uno de bs' príncrpalea ornamentoa 
de i4 previnisiatféitediitof Etangelfo dé México. Naci6 en esta 
éapnáF el ttfio 1065 ^ habiendo.profesado el drdén de S. Francia- 



c9,B0flefId la fik>4Qfía y U teiotogíaeii el ctíairk^o^^iiidedé ttt 
piiri^r, doQde.tuiro ptr UUoípula al ¿istocMjdor .Fr» Jimn d»Tor^, 
quQHQada, bí^n ,eoo9ci<lp an ¡a repúblÍM-lUeraiia pmr sa Monar^ 
quíor Indiana, Gobninó . oiwtt^ gutrdian ím, coniwitlM d« Tes* 
cucuy TUtelulcD^y fué^difinkkH ¡dt^u ^MroTinciar* ▲bn& loi 

en México devla i eUf loa franciiofiííia; .y ímeiitó oon mereible 
empeño Íoa<#8Uidio«i«iel c^lUgio íf^péiiai ^e Sec te Oros exigida 
en Tlatelulco piiraík;edj»eacÍQBid^ los íóvuenee'lndiea nobles, N<» 

Íic^biit ]a leogpa dQ'Mos^oOmO mioedejde ofdioaiio á iesiiijoa da 
os espafiolfiab «¡riadotíen laa.oiiidad^a,. aunqvishayaB naoido e» 
la América^ y i^stiauílado 4el celo pox la iBwjor iaatrttceion de 
los cf>nquistadpce«, >ee dedicó, á liprender la .mexicafia, y salid: 
co^sWado jnneAtrQ'.deieUa* Así 4o lóAnifiQvtaa sus eserilosr 
qM.e trabajó después de Jbabpr «xMnin^do p^siyameate todos los- 
que en, dici^o. idioma habían jcompoesto. los. 8abagunM«&saci6«, 
Olmo8| JVloliiHkB y oirost y después de iotMt ieectooes t ivas de 
losGqi^^BE» 2á<atcisy Meodieias, y de juaUtr en el oolegáo im** 
peiial.de 3a|itp Cxuz álos Indios pemos) ftibas^.fierardd^ Gan- 
te,. Adriano, Pontreras, Brabo, ¥steJáaAoy Fuencov quienes eo- 
mo él mi^mo rdioe en ^\ prólogo 4» sus &mmnt$ Mtaeicanoé la 
sirYÍ^rou4ei^lpaauen8es,de intérprej^s, y íde Iraductoires» NA 
se sabe á pvnto^ fijo el isHo jde su «tuerte; pero.coDsta qüb falle* 
ció snte»^ dela!SA 161& en qvie40 isnpiioúó en Sevilla el tom. S 
de )á Monarquía Indiana del P. Torquemada, quien en «i lib. 
19 habla de nuestro Bautista como ya difunto, y le teje un elo- 
gip bonorífico; ,%us escritos, son; ;. - ^ . 

^•Adverten^jes á. los Ministros de los Indios» i partft en lsitt« 
% en castellana". Im^ en TlaUíiuleo per Dávaloe 1599^ y en 
México por Qcbarte 1600. ^ £e obra Qilíiyia|;«f»<HablB.w««Serm<H 
nes para todo el qü^éi? lengua mauceine.". 4)1 teñios» Pera solo 
se imprimió el primero en México año 1609. 4.— E6ta< obca se- 
gan el testimoiiio d^lP./íwuú^ Tober, gran maestro del idioma 
mexicano» ño (i/ene s^mejantei. ni enguanto á le puresa del es* 
tilo, ni en cuanto á la susianoia .de lá dostiina»~*'De la miseria 
y brevedad de la Vida y de los Novísimos ó Postrimerías del hom- 
bre, en lengua mexicapu*'' Impu e« Miéxico 1604. a-^SCon- 
fes^pado en mexicana y easteJlan^y^^on la preparaeion pa^a ie« 
cil)ir la Eucaristía, y de loe admirables eíectos de ésta." Imp. 
en México 1604. 9. — **£! Kepipis, 6 los libias. del Gbnteroptus 
M^ndi, puertos en lengjua wes^ieeOA*" b9i^ «o México, segim 
'}'qrquepia/lf^,-rl<os4| pri>nfMro% Gjp^pUMlps sqn.los mismos que 
ttadMo Fr. Ljuís .RQdrJiguejR,pero Umudps y. oeüMegidoSir^»*C»- 
t^eiVmo ,en, n^xioanó yjcas^U^o«;! i lmpw**r*^£reroglí6Qtti de la 
copTpi|BÍoajdelpppadaK;eo^ láminas y .figures jcen qae se*ensa« 



la í^loá laiitm á huir el pecado y t aepirar al oialoJ' Se im^ 
pnnbiéaii Tiateloloo per l>ávaiae.<-i^»iHiiteria de los tres Millos 
lodioa, márlíf^ 49 Ttasoala, traiiacida^4- MeKtcaBO do la que 
e80flbi6ett«M4eUaii#eiP. Fr^Vevibio M^toRnia.*^ Imp. M 
Viktalatoo — p^^Ofaeionjesoiliiieiíaa parar todos toa diéa.^' iftip* 
en TAaieftulea p^v Dárv^ba,**^^Oraeioiie8 en Mexicano pafa dar 
Mito alarma i Trímáad." Imp. aüí«^**Vida jr itíiiegroa de 
8. Ajttonio de i^u»ea meOEieano." Imp. a^f.-^^^ndulgeocias 
fua gos»B loa Terearoa da 8* FranoMOO^ en lengoa mexieana.** 
Imp. aU¡i^*»Del Odio al Pecado.'^ Iiup. 8lU.-^'«Teo]rolelii$átf 
6 ToojPotioi^eBoall: Espejo Espintual.'* Itnp. en Ttaietolco por 
Dávaloa.-^»Hueg|iec4ahtolU, 6 Insiroceioneade loa padres a-aug 
hijas» '^ issp, attfi.ldOti. 8^«^**induigéÉitito «cpeccatófum MoH- 
ssKHiss-é SUunmisPofitificibiaB oohcessiB Regifttoibus, aeüaj qar 
oorMfn g«iudciit paitttegtts ,**^ ttéic. 'Masehii ct per Didaeoni' Lo ^ 
peaiom'Difvlos |4Ú9. 8 -«-«^Drainas espIviiualeSj é Representad 
oibneo de ios* pasos de* fea i^ieift^d Jesiuonsto para Iba iadioa.'* 
M8. queiridet P* l^qo^madi^, y aaegara sor dé^muoha etuái* 
oion»y eÍefaiKÍa;-*w|¡>ie«iottitrio Ekieaiáüioo oii lengaa' iiieXH4 
cana 'V MÍk-^'£xp«8tcion M Oteo«fo|[t>.*' MS.^-'^FM Sáncto^ 
yiinvv 6 Viéka do JtaMOoon^meflAcano/* AfSi— >«La obio tiol P.^ 
fiátella do'ta Voaidad 4ei= HoAdo; puesta^eti' tengoa meaóocn».** 
M8.-^fl[pcioroO' roenciuO' de^ «oeairo au«or r do »vk oicficok lo# 
PPw Tolqueanaéa, Betandoi y Ah(a, 1>. NieÓHeé^ ArOfonto yia' 
Bibliouca f^apciseana. > • 

BAYON (D. Basilio) natuMt dé ia rlíla^ Se Rofédaofi ka^ 
badlfrdeMeklioa dei Ooriapo, os pitan' do reales goardiair eapa- 
!^aa.y ootoiM^l'dO'Us -ffiialoe ejéi>oit08. Pasé á México el ñ,M 
Idl^aoon el vUtfBi Ffaneisoó>Véne^; y ^'pébai^dé Uña'sa^ 
lad>aMiif qusbaantáda ea la g'-nerra oontrá- lá Vióneiaj esccibM' 
ow México 

^^Buaiienipo militar.*' faip. es México por A¥tBiier 18H. 8» 
— ^Es un «piui|[io« do lo» «Mejores^ pi^neifpiea y eleilaenféoe del arte^ 
dolafiuesraf«xplt«adesMSon ferticidaiá. 

BA)SSA^ (k^tiMo. D¿ Flu FaM ando) «atoM de HMxfco, cflH- 
roo »ieRieo>U«-Nicot|í»>Atilieaf#y loebfbKolecaríos doinimcatios, 
Quetif, yEehwvdf 6 der la ckrdátf ^« iMvillá, como escribe «I -P. 
Fraqoo e» sa Histoila de 8anto, Oomlngo do México. ISn h 
qfsojM hay idu4a «s ^ que tottié'ol Mbilode predieailOrée ei| 
el QOBooMó itnporitfl doMélíié^, y en que pTofbsd~allí i IB' dé 
LMclembvo dsi ié80. . Ploie0íóotfw«ad|is^ y létfáo, hábitódo' 
sido dool«r is'ta'iAliTeillidád moiÓCaOtt^^ y^ tü^iémité^ 'eW- é\^ 
dábanse iraBQiatodO'et'iie<z]f»'qiM$ef^pM)^ FK Fhñto 



P^atfa fuC gobernador del arzobifpfado. Obtuvo después en pko- 
piedad la cátédf a de víépeifas dÍ9^ tedog^fa^ y se jiibild en 1618;- 
^ulí ei^cto órotitieial de ta prottttéiá dé Skniiege- de tá¿ N; B.^ 
j' prei^tado'pare uha diitra, como •Consta del hbró ée Profesio* 
Defeí del e!xpi^ado eonVéntó imperial. PeMi tío U^gd d sáliír áé 
MéxicQ por, haber falleqido en di<9iá dudáft léi 1& áe&tiiéiíáhré 
dé 1617. DejdlMS. 

'•Commentaria ii^ Supmem Theologtcam Angelici Doctorís 
Dhr) Thomé Aquinat» '*-*^Reeoittiéíidá mucUo eifta obra el 6i« 
DIO. DáTilá en eu Histotia dt la Provincia de Santa Dértiiñgó 
de Mézicé. 

BAZ^AÑ <F^'. J^an) tiatóral de Is'N. É., d^l real* y irriiitar 
dtdeA del^lraf. 9ra^delk Merbed eiVlá ptbvincia de lá Yitíiiéé-' 
ción dé^faW. É lásérlbifr ■ ^ 

•«Poesías varías sagradas j profanas." Un tom. en 4. MS. en 
nñpúúéi . 

'BASUÉRZABAIj (P. A^iy^st») ttáci6^etr 4á cftidáíl d^ Oua* 
imjuatbá'if^de.Neyierrvfbrrdé 17^49 y en JSd^f^yb' de 1764; 
vistió'^ TépóissúiÚé \k sdiana'de'la éempkñfa^ dé JWub. Y 
hfrbíef)9¿f sufrió b s^stté de sús i^eitnaüo^ en' 1767 pnéó"^' Ita^-' 
lia; ddhde dedieado á Ibs éstndíós'liiiles y 'bellos; dio á'ln¿}' 

^«Instituliones Philo^ophicad.'' Kdit. • • • 

BBÁ;P^ONT (Fá; PiteiLo)riáMáaé.éri el siglo D, JtñáW'Blaii, 
líarórs'l ^e^Madrid, é hijé del pClebre* atiatehüióo y cirtijárfb'de 
Feiipe'V; Ú. Éiaé'BeatrrhoM-, qii^ iié\i int hit ebíá intVtüfvdáft' 
* «EjercilaQÍones anatómicas y eáehtñalMoperaeioheS^de/lá'Qíni*' 
gííí, de 6ns WsííütAeníoejr vendBjeaf.^ • Itnp. eri MtfdHd rtSS. 
Ketiidió'iiueiBtrd Fr. .Pii!b)e'la medicina eti Parí», jrrecfibió ena"- 
qnella ufliv4ireiáa^ lé& ^rá<foá de maTc^irpeti artes, y lirffnciad'o 
etrcheditina. OistiHguida'Con eltituid-de^soxiio de laaó^etniá' 
inédiea''ma*trite4^iá6; péeró' á la l^. Ei oorh el enipleof decirtt* 
jano latino mayor del real hospital de México, donde f asetló la 
«rrtatemía f ckugCa, como bachüllery catédrS&ticó déla t»¿i^- 
sidad ^exii^ana. De entré ei butkc^e dé las aüfas lélúdtd DiOe^ 
á los elávstros dé 8. Fráttctscov cu'jo''1iábitó' tóihó^' hablehd<b' 
«ntetf repaVÚdo^ vR'^nfsidei'fi^ti cBKidé^l enite los'pe'breS'/yeEraeMi' 
nlifidosédéspuvsei^el cott^giéd^ Práphgighctá IRídíé^de ltt'%h'i 
iá Gtw de auelétart^, ifonde se ejetcitÓHfñictiib^atoéñté eii' ef tani'i 
nisterío de la prédicaeion Evañ^élita.- fiéerlbid* á 'sofil¿itM dH 
ar; ar¿o%ispó lioíéfaíana ' ' 

«'TrátMid det Agda ttlkMfnál Ittfí^da de'S. B^rtOkiMéf;'*' Ift^. 
€41 México por Hogal 1772. 4.^ 



/ 



—14»- 

B£C£RI^A (DiK6o).teDÍente de capit^Q del fj/írciio de I|ec- 
nao GonÓB y comapdaote del navio Concepción, fabricado en 
TehuantepeQ dp orden del conquistador de México. Sfilió ^ 
defcubrÍT laa costas del mac del Sur en 30 d^ JS^ov^e^bre de 
1533, y á F^o tiempo fué muerto alevosamente jior ejí piloto 
Fqrtaa Jiménez. £acribi6 una i n perfecta . . . : 

«^Noticia de lu viaje.'* MS. en el archivo gei^erai ^^ Í!>4(ae¿ 

. BilCERRA (D. FaiiNANno) n^turaíde Tasco. en el arpo^- 
padp de México, hecn^ano del presbítero D. Luis. Profesó en 
la universidad de la capital la medicina y cirugía, y ejerció Aon 
acierto ambas facultades. Dio á luz. 

. '^Tratadode la maníñe^ta. cualidad del Mer.Qurio; y |}^ ene ad- 
mirables virtudes, dedic^V^oal Sr, D. Bernabé d,e/]a Ij&guera, in- 
quisidor de la N. E." Imp. en México ppr /pan:{lué? 1649. 8, 

f ..... 

BECERRA (Fr. Francisco) 'religioso franciscano de la prp* 
vincia de Guatemala, lector y predicador en ella. £>id áluz 

^^Panegírico de los san^oa patriarcas Dominf o y Fraiídsco, 
predicado en la ciudad del real de Chispa." Imp^ en. ^u£|téma-i 
If^ por Pineda 16Q4. 4.— Acaso fué este religioso aquel célebre 
pintor americano, en cuyas obras (dice Síguenz^) que sobresalía 
\ü esbelto de los cuerpos y la buena disposición de los escoraos. 

BECERRA (D. GERONmo) vecino, alómenos, de la ciudad 
de Mj^xico, ensayador mayor de la real casa de rooq^dfide este 
reinp: y por la analogía de este empleo jCOO las mirias del real 
de Tasco, hermano acaso del D, Fernando, y el P. (iuisj pi^tu^ 
rales de aquel pueblo, escribió 

'«*Los dos Polos de la Iglesia militante, ÑÍ aria y. a^ Ssposo Jo« 
s.é." * Imp. en México por Calderón 1661, 4.-r^**¿a Poesía: Loa 
Sacramental." Imp ep México por Juan Biiiz 1654, 4,— **bi- 
seriacion física y anatómica dé los Sentidos interiores y exterio- 
res del hombre." , Imp. en México por, Lupercio 1657.4, 

BECERRA (D. JosB Javier) natural de ia ciú^a^ de h 
Puebla, colegial del de ¿.Ildefonso de México, doctor en ,am- 
hofi derechos y catedráUeó de decretq de 1^ uaiver8id.ady al^oga- 
do de la audiencia real, y de los presos del saiUQ, oficio, inquiai- 
dor ordinario por las diócesis de Nicaragif^, Guatemala, Guadat 
lajara y México^ vicario, g^pe^al de e^te arzobispado, .ipai\ói^igo 
(i^octoral de la insigne ovlegiai^ de Guadalupe y de la m^trppo-» 
litana, y consultor canonista del Concilio ciiarta rneJ^Ácano^ ,Fu6 
con^iiltadp v«íiap xec«s,poriIar^?dí?4n^4e jas \^m para 
las mitras de la América, Escribí^: « ; i ^ 



—149— 

xonia, primum Neapoli, fieinde Híi^pán. ReginsB Cálbo)ipffi/' E^ 
tliu Mexici 1761.4, — ^'£pigrammata ín lauclem Caroíi III. Re-> 
gt8 'Hisp^aJaju^f uin:" pr^amiados é itap, por, la uní Tersidad de Mé- 
xico 1760.— '* La ("aU^la de Saturhp, eri verso castellano.*' MS« 
en lii* biblipieca del colegio iDayor de Santos de México. 
—Como cx^Q^M^t.oi'^ie) ^(^Qpilio mexicano escribid y presentó 
las siguientes disertaciones, que se coitservan con las actas de 
dicho Conciliqíen el. archivo /uzobispal.-^t.. *;Sobre que el Bre- 
ve de 177.0 copcedido á ios obispos de Indias, no les dá facul- 
tad de dispen(6^r,fn la.cogf^acion eípiri^uBl in prirnáSpecie "— 
2. ^'Sobre.que.Ias Sólitas r¿cuen¡ en el vicario cajpitular cuando 
el obispo muer^ sin dc|legarlas.^' — 3. V^^obre dotación de Curiales 
coo la Cu;^rfi^;l^piscQpal'''-4. '^f^obr^s e! depiósito irregular usado 
en la A/y^ériqa^"r^5. ^'Sobre la nac.e^idad de examinar Ihb Come- 
dias qu8.se;représen^inV'*-*6, *^8c|bre qMe el indulto de Paulo lil 
concatUdp. ^^^^ If^^^^t comprende también á^oé Meatiaos.'' 

BECERRA (D, JpAif) hermano c\el anterior» natural de la 
Puebla de los Angeles, presbítero secular, notario oácial mayor 
(jlf^ j^^gadpjd^ obraa p^s del arzobiapadp, f bachiller t6ólo|[o. 
Pifl^álufí. '.,.,," / ' , . 

.f|Mf;Jis^ipn.del funeral y exequias que lasante Iglesia de tné^ 
kico hizo ásu arzobispo el Illmo. Sr. D. i^anuel Rübipy Salí» 
^/^^^ liup. jBo M^x^CQ en »\ colegio de S. Ildefonso 1.766. i^ — 
Aunque las más de las Insóripciones y Epigramas que contiene 
este hbro son obra del P. Alegre, jesuíta veracriTzáno; hay en él 
alguna qpmposici^ont^ j>oéiica9 de Becerra. 

, BE6.£RHA.(P« Luis) hermano de ,p. Fernando, y natural 
¿oik\9, aquel del Real de Minas de Tasca presbítero secular, muy 
perito en lus lenguas latina, griega, hebrea , italiana, frañcesH, 
poi^yguej^A, nife^pana y otom^Le: m^iestro público de estas dosál* 
tirnas,y catedrático de matemáticas en la universidad dé México: 
y cura párroco algunos años en el arzobispado. Fué poeta,orador, 
¿Iqsofpy (^6]pgQ aventajado; y. físico y quimioo imjy rpgu^ar. 
Jtt.unó.iuayor de 70 afios en 1 67 *¿ habi^índó' escrito: 
, .. ^'L*a ÍPeiicidad de! México: Origen, miíagroso dfl Santuario.de 
Klr^^ Sra* ^p putidalupe, extramuios de e.stá capital; fundamen« 
tos " ' '' '' • *• . * . » *** w 



gp.n 



I Calderón rcbg/ReimpVln íé75 y mú, y en^f^eVllU ifegS, y en 
i Madrid 17b5.-jp»José lippez Ayüés. feliz ingenio inexicano 'hizo 
e^^,élQ£[ip_de pices^ra p^cerra el siguiente;-'* Acróstico latmO| <}u« 



P^^IUW él tBa 1075 él ^^ndnt^pD. Antonio Gamai óBrtí enton- 
ces d«1«L.óktédtat dé Mélzieo: 

ruge ibeBáüront •¿ípieíAiir, M«xiee, maghmtif 
candis tihpla tüi8, Cléii viduata corona, 
>^nge(nitoqué virum sane TÍrtutibua Agnum; 
oóioíem' quero tribuit nobis h»c Tórrida Zona; 
(jcmiis et ociciduum, 8ópi«que volomine siagnuBu 
^n óüa qui secum pauper tuitt oronia DOna: 
t^iío senéi iióster dignua dimdemate pulcfato: 
t^cce rtietallá tegens Indi prietiosa Sépii)chro« 
(déapicieqs Idiota^ yirnm conclantat aMaium 
isbégina Mari», cuiüB parefecU honorea; 
>tque béi dopt) tülem, ^rntat^ene deatwrt, 
/; ' i6ér oahe aic ahimó fkusturri; nec eorpore pléree - 
>litiá pafena, qüeth Guadatopra Virgo paratiim 
!2!o¿tTa>ócat, t^fa^tiáriB, ut ei jaín témpore florea 
Cingant) ipsa Senem viituium di|at et auro 
6thaX, Qt iiitéat. húx in 6¿ecata Ja^ro. 

"%EDÓ7Á (D! 61EOÓ) fatuta! de la N^E., colegial ea'^gna*» 
ypr.de Santa María da Todos SSantoa de la univenidad de* Mé*^ 
xrcó, doctlQr teólogo j cufa diei língrario de la metropolitana. 

elogio' db fóá áaiitó^ márttres HipúKto y Casiano^" patronos 
d^ Méiico. Iinp. allí lé7....4. 

BEGERT (P JáóobO) nació éti S!eM<» déla Baja Alaaeia 
en 22 de Npyiembria de ,1717 y tomó la sotftna de la QQmpa.llía 
¿e Jesusa 27 de Setiembre de i7S6. f*iiéd lírtsionero á la N. 
É, y fu€ destinado á Calífórdiáa. Yolvtó "ú Europa en 1767 y 
^scribió en Italia: 

"Nueva Historia 'dóiCalifomias en Len^ Tudesca.** Imp. 
¿hMdhaco 1773. 

' BÉJÁRANO ( Pk; F^vtttljtto) natural de Antequera del va* 
lie de Ottxaca, del órdén de 'Carito DonÜtigo. Aunquafpft li^aes* 
tro de iióvicids, pirior del cóiiVeñto de^u patria y. vicario de las 
]féíigi<)Éí'a8 de Santa Catarina de aquélla oiudad: la mayor parte 
dé aii vida«la paéó ^ntre los» liidtOe mijes, cuyo' idioma «upd 
iiíth)^bien. 'Mütíó^á 13 de Ene^o de 1763, dejando en poder de 
F#. Añti)íiio Ze'bátios, vitaiio de OiUe^altepec en aquella prQ-<- 
vincia 108 Siguientes M8,: ' 

'• Vacabülano de kl Léngua'Míje;'' idtúaia muy difícil de pro- 
nénciar y aun de éscrítiir cdn^^olo éflalfáfbeto e^paflÓl -¡--Se con- 



j 



y 






•enr«lia titt qemplar en elcAovéntó de Toqiiik.-^^*Seraion«80i 

Lengua Mije>}^ en oftatellano." ' - r « 

B£JARANO (Fr. Pedro) patural de Sevilk, doñdetpma el, 
hálúio dé Sanito Domingo^ y donde obtenía el título de preaen^ 
cado en prindptoe del aiglo i 7* Estuvo en la América Setep- 
irional jr did á luz 

«^ttesoluciott de Monedas y especie de Perlas de la. lab de Ifi 
Maigarita.*' Imip, en i^erilla léOÓ; 4.-^*^Sermoñe$ de varioii 
8anioa.^* Implen Lisboa 1601. 4. 

. ■ . ' > ■ • ■ 

BEI«0£RRAIN (Fr. Josb) natural de las proninciaa Ymt 
eongada«« del érden.de S. Agustina piior prQtin<nald^'l|i> pro- 
vincia del Saotíaimo NossiJbrtf de Jeaué de U N; &, SscribÍQ 

**£xhortacton instructiva á los Prelados locales, y demás re- 
liígióeoade la proyiñciá dé S. Agiastin xlá Máxjtíú.'' Ünpv.allí 

'' ' - ' , . 

BCLfiMITAS (RcLioioN db los) fué instituida en la Amé- 
rica SietenUionaL el a!iO'165d porél Yen. Pe^ro íle £e(ftncurtf 
aprobada por Inocencio- XI en 1687 f conñróiada y ara^ptiadi^f 
per GlémenteXI en l(71li Tiene en.ao^ad América», fbéiado^ 
t¿6 contentos :hÓ6pitalárÍQ8:Con btras tiCntad escuéias de pri«ici-¡ 
ffas.letraSvibajo el gobierno «upeiior de un'gerieral y/Un.FÍQege- 
ui^talt que alternan au reside neia. ett Alékico y Lifiiá. - Véailse eO) 
«ela biblibteca k>s ariíoulos JSelattcvr y Cni2, £b nofübt^ <jl(e: 
este Orden religióae se, escribió: .S 

MCaria al Smo/P. Fio Vi pidiéndole, la pronta Beatificación 
d«l V/am P. £*r. Ant$^mlo Margi|;dé Jesua» nii4iooee<í» fíjancií^ce-" 
i^Or'fnndador de Doa Colegios de< Propaganda Fide de lafJM. ti" 
Imp. en lloma 1792^ folw 

r 

I • 

fi£LEKA (D. Et88BB>) naturfil de la Alcarria en Caatil^t la 
Nueva, dodtor en fanones por la universidad de Alcalá, juez de 
testamentos, capellanías y obras pías ^ei obispado de la Pjuebla 
ée loa Angeles, eoa cuyo obispo el £}xmo» Sr« Fuero» pcisó éi la 
Amiérica^n 17d$| oidur de Guatemala y doMéxico, consultor 
del santo oficio, asesor d{» los tribunales de Indios, minería y co* 
rr.eo«9.y. regente de lii real auiiiencia de Guadalajara. Escribió 

VBluci4 aciones ud 4;Lib* InsUtutionunklmpeiialam Justinia« 
ni opportune locupletat» LegibúSi peéisionibusque {iispanici 
Juriüt a D. .Di Jacóbo Magro» Malacitano, Coinpiutensi Juris 
Cnnonim Professoré; coñimuatsB a TiUiL 27. Lib. 3» addit» et 
Juri* bidici néviesimis resolutionibus l^cupietata." Mexici 178,7» 
2 tom, 4. — ^'BfiCOpílRdon sumaria* de todos lo^f Autotf Acordados 



dertA retfl Atídrencift y Sala de).Crím€ri de la N^E^^y Proirideii* 

cia« de su superior gobierno y de variafl CétinlaB poaieriores 4 li» 
Recopilación de las leyes de Indias." Imp. en Síéxico 1787. 'Z. 
tcm 'fiilC>^^Di<^táfÁen para el urreglo del decad *nte estado Üe los 
fondos d^l impórtente cuerpo de la Minarla de Ik N. E/^ .M8. 
en fol. dft 1789. Su eopia en Ja biblioieca <i« la sainta tgJotia^de 
México. Tom. 22 de Asuntos de Gobierno. — »*Diciánaeif eobrfi 
arreglo de 'palqiierías, vÍQat«ríafl| y tabérfias de Mésico^.r^itie^ 
dib8 0<>ntra' el vicio de ta embriaguez sin perjuicio <de la leal ha^ 
cienda ni del comercio." MS^en fol de 50 pKegqs; En'eUomv 
25 de Varios de dicha Biblioteca. — *^ Discurso políiico sobre el 
Gtiifi'írcio aduiai:d« MéMco^yrsob^e-lab utHidádeA y Véfttájká llel 
Comeroio iibie/ MS.deiaKo ITO*! en /fol. £n la miaina biblioteca, 
iom, 2^ áe Expedientes sobre ConCtreio. ' -■ 

• BELLIDO (P. Jóse) Cuto por.paCria á Gvanada; eapiial de 
uno de ios reinos de Andalucía, donde nació á 22 de Junid^de 
1700. Su tic el Illmo D. Estevan Bellido, obispo de Falencia, 
le iievó á sü palacio en la edad de catorce alfós-, le'diÓ ünUMe- 
fíciiá eclesiástico y )é confirió los órdenes menores. Allí le !!»• 
iMó Dios para la religión de S* Ignacio d» Loyola^ y en el colé' 
gxé de YilUgarcía vistió ia sotana de jesuíia^en 26 de AbrM úb 
{7\%} Estudió ia filosofía en el colegio de Medina del Campo 
bajo la otisellanza del Ven. P; Pedro de Calatayod, por cuyo 
oon^jn solicité pasar á la Amerita; >como se verificó en 17S^. 
Bá México estudió la teoto^ría y la^ ensefióidespiues en loe eoie-* 
gios de Guadalajara y Puebla de los Angele^ donde con)o< en ¡el 
dé bcitíica habla antes enseñado la filosofía. Fué maestro de loe 
jesuítas novicios de Tepoizo t la n, rector de Zacatecas, de loft io» 
legios de la Puebla^ y 'prepósito de la casa profesa de MézicQ: j 
en el afio 1761 nombrado procurador general á las cortes de 
Madrid y Roma^ t donde pasó, y de donde regresó á México 
dn haber t^uerido vieiiar á su patria Gt&nada: En- 1767 volvió 
á Europa por la pragmática de ebcpatriacion; y en* Bolonia fué 
rector de los estudiantes jes uiit^s reunidos en el castillo de S. Pe« 
dro. ' Y continuando* después de la extinción de ia campafila u-* 
na vida privada por espacio de diez atíos, falleció de 8^ en i78o, 
y su cadáver fué sepultado én la. parroquia de S. Donato de Bn* 
ionia en el panteón de los caballeros Zanohettis^ x\\xe quisieron 
hdnrafse con Ins cenizas de este venerable y docto jesuíta, el 
cUal ontre otros iVíS. dejó publicado;' S : 

• *»Elegia'in :L»iiuiem»S. Virgmis Cristinee.'' MeXici 1749.6* 
•^^*Yida dé la V. María Ana Agreda de S. Ignacio, ñíndadora y 
1/reladtt de laá.religiosae'dominioas recoleta» de^Santa Roaa^db 
la Puebla de los Angelas.*' Inyp. cu México 1750. 4. 



,í«i 



— IS8— 

Miexicqno del, órdea de 9« Agostía, .Dió á luz 

••Cploq^ipí efpirituaies yiiacrAinem^lea» 7 Canckmmi aagur 
das." Imp. en México 1610. 4.— -Díce'se que es una cbiección 
d^ Ufpoesíaa, f^e compuso, el, presbítero Fetnítn QoHemlea. 

/ .QCLQ (p. BsNi^ Fernandez) natural de las MoQtafiaf de 
Burgos., Profesó la wilicia y '^^ l^^ s^ hallal^i en QactageiíA 
de^QiliaSt.de donii/epasó ei afio siguíeqte á4a Isla ¿apañóla de 
SAfH9.Upiniltf9i y concurrió, á la defendía de ésta contra los m?- 
gll^ses, q^é perdieron 8qí¿[ miJ hombreí^ y seis banderas, ijla- 
bién^ose «.uiba|:cado allí para Espafüa^ fué hecho prisioneíoy 
conducido á Londres, desde donde pasó á Flándes y sirvió en 
. las galeras de fe^pe I V. FioaloieQt^, vimo á M^xícov j Aquí 
dió á luí 
*^Breve Aritmética n^j^litar." Imp. por Calda on 1675. 4^ 

BELTRAN (D. Jqsb) bachiUer mexicano, contador del real 
.tribuof^i de la Ñ. £., t^i piadoso j aplicado, como' modesto é 
íi^uuidQ. , Dió álua ^ 

**ColQquio Dramático sobre la Aparición de Ntra. Srai de 
Guadalupe/' Imp« eq México. — **Las Vidas de S, Pnfnucioy 
do Judi^'h.'^, Imp. en México. •<-«*^ Apología de Santa Teresa de 
JeffUf."-**^ Devocionario 4, honra de Dios, amirable en el Biena* 
▼enturado, Francisco de Gjsrónimo, de la Compafiía de Jesús," 
Imp* en México 1807. S.-*''Vida de la M. R. M. Mariam Vei- 
tia. Fundadora y abadíesa de las capuchinas del Santuario d0 
Gi^i^aJiMP^" Imp* «a México 18.* •• 

' . . . ' 

BELTRAN (D, hou) natural de Zacatecas» colegial da San 
Ildefonso de México, doctor de su universidad, examiiiador si- 
nodal <iel obispado de Quadiilajara j prebendado de la insigne y 
m\ colegiata de Ntra* Seilor# de Gui^dalupe de México. Dió 
áiu» . 

^'tíeTmpn predicado ea Zacatecas en eelebridad de la confir- 
mación del Patronato universal deNtra. 8ra. de Guadalupe." 
.lmp.*>n,México. 1750. 4.— *^£1 Poder sobre tas aguas dado á 
Iíti;^..3ra«» la. Virgen María isnau Imagen de Guadalupe '* Imps 
en^Móxico J 765. 4.-^^^£Hp«ranzas lustradas de los enemigos de 
la religión católica por el feliz nacimiento del infante de Cspa- 
fia ^f^]^ Qlepiente." Imp, en México 171%. 4. 

,Q£4^TRAN. DE SANTA RD9A (Fr. J^xnao) natural d^ 
A)órJi4i^j^e,Xjuoaiim^\^anoÍBO^ dé aquella 

xQTAnpi% SU visitf^or j; pre^ideii^. 4^ capítulo. Uioribió 

1» 



<4ttMoria An^iffte't •!»TgrMá;if^eft¿^MS.— •KSfaiMcfé^Ble. 
cionario, Cnteci^mb y Sermoriéi íe m Lerigék Maya." Iroá. an 
17ÍÍ9T l^W.— "Efarto y Órgano Sárificó." Dos tom, MS. 

BfiLYI!^(t>. Ai^o^io) préébíiérú «ééti'Tat) dóotor méfadéáto« 
Dló á luz 

' ••Apología fle I)ft Cnrtí^ PáBlofál dW 6r. -Obispo Ac la Puebla .4 
16t curaii^ñcfflpiadoadeTSAkcala; Tetisácu, Htiéjcrcingo V<<i)li^- 
lular irrib. en México 1643 4 -^ElóbfÁiÓ «a vinaiebr al Véki. 
Br ,Obik^ PafaTók de fáa ihjurfas 6 imjp^oWdraá, <M qtie im|)U£p- 
ílOBii pastoral sobre la éecularixácion de las doctiínaÉ i6 tútiúte 
be loa regularas el JP. Fr. Luia Orufú relí^ééo doittfnÍ9akio. 

BEN'AVeWTE BENAVf »E'2 (Iel^o: íD; feARTOLdiía) rt¿. 
tural de la vitla y corte de Madrid, hijo de conquÍ8ta<)orei'd^ía 
N. B..doCl6r íeátó'éo' poV la'otíivertiaai''rfé«í|«etó;' cHíéiíráti- 
00 d^.ia de Liona, canónigo y deán (|e aquella npeiroDolitaua y 
'VUiíudor de áu'aristíbiepa'do. ' TMi^t^iim^fixi jébi^-^ia U 
'xiíitra de'la'fgtefiia (Í'h AKt^¿€fV'¿l6 Oák£Íc< d&ndb %tm é^^ 
sagrac^o en J639. Re<*diñc6 allí á %\xa és^^i íin •édtíVéíEiífé, 
''poUl6 'elcbr^gio seüti^áHo^ 'seiUri él nfisrnb éadnbid'ái ^'y d» 
"^éxitío, cond^ de 
por 8\id continuas 
,de laSifla AudstólVca 
nonibWde I^Ólñá'é/gó 

'Visitó todo 80' 
'•tJri/riér'óbnde-í 

«'Varias Cartas al EnimD'tyardénái de> Ln!)^''~.HI£^8Í(>!k'¿d 

lonocentiuqn X.de RebU3 spintualibus Diócesis Oaxacenaium." 

"^'•'Uebr'éitMt^cton 'á1 córiHe^de'e^lVáiiéíi^aT titUAM^i^^, so- 

iré ÍÓ8 RehRÍosóé'DoyíiHherds^del írtnipkdb \ié 0¿xí¿feá.=»» ^<^. 

UO^ ¿Mire iás' Aléga6io^& d=¿1 Clero- Angeidjiüllrénó ^'«fiiolrio 

''ÍÍ&>)ebr6'dél'Eil^o;t^r/D/Criytdb^l^Béníté¿(< cOUdé fíe J^on- 

tanar, consejero de estado j guerra, y embajador de Esdülift'á 

Vétócfe, Flandrt > na|héih'.'«nnip> éñ llléí&b IW l.'^*. '' 

' mW At fiNt B tFR. ífrAÍí) relígfíoaó fWihtilícátia ^de»lK pré, 
''V¡Acia^er'Sáñ(oCien^l(b\í^<Wéx!ico. Esoríbiá según Iv >Át. 
'tlixÁtcÓLftaMKiUcaha de ^. Júffn'rfe48/'AniDáio;'/ k'Jii;ái^'<fei 
Sr. Barcia. / l ' ' ^^ 

«« Noticias dé Üak coAasdéfNtíeVé 'México J» tiüp.^ HlSlK'^oL 

BEt«AVl0HZ (lLLWo.'D>a.4ki(¿fto)db1^/d^\lW^.^Fnn. 
ciseode la próViácia detS«ntb&9^«fib/|le1á't^ct«álíé*Éte^ 
pues dé híkber údo iettor y óMéViHMf ^ Aosi' éSéio^' ^ ^iMbfio 




«liléaiéi||e«aüíajwndo á k)8 LimIíqa Jtt^fiÁne^ jr )p,U^9 napHui^a bér- 
-bufas. IfSidP; £etilBeui^j<Mii!Daiviiiic#«. rj^jficuren .que ^ .tUiñpp 
/dpiüite reb|^mD»eA|Mue€Íá4iKpMfii|CAfMp4icvi Indioaia Vep. 
iM.iMacf|i deJTesUa, y qua cj niiÍ9aiP;3fria)ride,9 lo había .co^mpror- 
-kfBkéQ anrilaitrilla da: Agreda, :hal|la^49.oor> ^icha'Vjr^en VQfera^ 
tbie; Y^ x^fiéror-aiii .Q(mtr4dec^ DÍ ¿appyaf estaff e^papies^ jnoiiy 
ivsnnániilea^lf)^*^! jM^nide la miÍ4gr^aa,cqn%MÍ%iia;dal /n^ndoiiua^ 
^o. ^aadojQíiiaatróFr.AliíQriao «A;E^J)&IíH;i j {^^({ándoae'en- 
.tdnaéá unitíaá ^te Ge^ttlfo la^OEODa 4e Pori^gf^lr /f"^ QJPR^ 
Mdi^ áttobispo 4e J80a>an, ]fia iiidiaa Ói-i^tfilfts. ^£fp(ibi¿ 

/tilelínÍQn(ida^jlQaioto|lu;t#aa(pf..^|^i^u^lea,7 ^oaporal^ 
•d6fl«dbnaioataaa(aJi.^iiñHQide^PÍ0«(9nr«l liüaiíp l|éní()o*" JJKÍp. 
4M9jN^$)e aiAaiiicio 4iKlj>i;a«i|B|49 Jí^b^ ^»\ y 1^. in^ai^ó ^n ^ 

•e^an i/6;fá{;;y «fa4MaklA«iiK/r4i^áf.pAriac^ qúf» A^^i^npxirpió ap 
il6(M4i^^,^(fOMÍ») ♦Ici^j^eailfayftr.j^ ,<^wwm geof fal dé lür 
,4ta»,iRfl. fied;a.&af|iaq4<^J' íw^ftn:fot---t- *Q«irjft.4 Íp»jRÍJ«if^ 
iaot{4^1a Cp«U>dia^dft&.inablarc^;I>[uayQ;M^iqa''. fi^p^^ea M.a- 
-dfid'iktt8é2.'ni£4nialía><rCrai?on d^</s^íi aniWiop aacrM^s,,/ ;<^^ l^i 

Jb>rveBeraUe.)MarjAi4€)J[48UAja^€f id ^fif'e.faiqn de loa .Ionios 

. eEWiAVjl<tt>Jii2 (Jii^L«p.:D. F^rMu»}6L) oació.^nCarrion (fe 
MiVMAk4i^niCna4Ul&.U.Vii«jail*tQii|p«l báb^o dejlianfp D<>- 
.íaaj^ó'éh./^ fon venia da>íS.. t'ábte, ^o y«l||i4v|id, 4ondp ÍH^iara- 
4iHilii^a0íaj ll^l;4^ & i&regorÍQ i y 4*sc(pulo ,del doct/sibo 
otmwairp Bírflftl?«l€^l «i|i*lndÍ«!y>^tfÍa;íliiHí?ptíO ^ia¡rva,v^<iiiep,.j,dj.cien- 
^iieaip^do;halM4iUa.4a 4k Üiastsi; ^4i^fi^ulusj^{e^ Pe^jivies ^e 
.JSkfibbr.ai^aWidtí lajfit^sQÍíatjr^a ^p\9gía(^n yario» conventos da 
/8Uf(éa<^ai jr>j^tnia)n¿i|i6,an ai i^aAq^oado de S F^bío^ salió de 
.ié#t«'<)ftri^'fundar lalpuovfticia cfceV..íÍ^ai,í»i,mo Bosario ¿e Piiípi- 
naa. Estuvo tres veces en México: la^pninera .en^ 1.566, la aC'- 
gunda en 1593, y la tercera en 1598, electo ya obispo de la Nue- 
...ya SkegltrÍA« Ei^íai,pri<i^p,rpJjgiqspdp|nifiicO',qua fipf^fidió la 
lengua de los Chinos, é quienes predicó, l^^j^ie^do pasácío mu- 
.0)2o4¿r4bHJOH4i . jNi fü^rtíu .poe^^ lu8qu« tolefó su celo en. Ma* 
.<^Ua|^yi.luti;^qua ij^e^on^ion^il^i^ntiqs entres viajes .que hi;zo de 
.i&j^rpfV;^ /4^itu jAIucíó aM^ndo ,aup^i^po de ,jV1af)il^ en ^6 de 
iiíttU^/^J(nft5iíbAfe»enrfp ftfníl^do una cátedra de teojggíajr, dado 
principio al colegio de Santo Tomás, que hoy es ^AiyiQr9^dad li- 
teraria. Escribió según el testinnonio del lllrno. Aduarte, Vartos 
.. 4^4^08 :fife,«r^MUf^p^|fjípc/rf^a; dei Ips, C^tpalpfi son ^^giinqa lúa 
ci^juientes, que existiáíi en la libreril ,deJ 6r. Barjfin; 



—166— 

«'Riepretentaeiott aI Rey y «u C^aiejo, etrqiM. ma namiiu tM- 
lógicas 06 impugna la nueva doctrina dé que el Ewmgeliojfcp 
ha de predicarse á loe infietea haeCÉ que esíén aijcAtoéi^r Umas^ 
maa."—* 'Memorial al cardenal Albeito tobie el Breve delFapa 

{mra que loa Obispos visiten las Doctrinas de indios, qoe tienen 
06 Regulares." — ^'Consuluí al Consejo de Indias soWe reparii- 
uiento de Indios pera minas j labransas."'— **Rt:presentacioa 
al Rey sobre el Comercio de Manita con la N^ £."^^*M«Darisl 
al Rej para que á ios Indios se les deje el dominio 3r>liB pñoci^ 
palia de sus tierras j pueblos."--»«'Cana al Rey desde BletiUa, 
que eomiensa así: 8r.: dos teces he venido á esta enulnd de>llii- 
nila, después que soy obispo de estes lelas» Ja peimen el aSo'pa* 
sado de W por que dieron nuevas tieltae dejqee estaban lMi<eD- 
centrados el gobernador j los oideree; quesee leem alguAyees* 
do rompimiento; j viendo qoe no había arsobiqío en esta eii^ 
dad, pareció acerudo el hallarme yo presente pbr lo que pudie- 
ra suceder. • « • • Sirue largamente y t^tmclufe «uwfFeogo ite 
hablar como mi estado j el de las cosas piden: muy ciasamense, 
toque á quien tocare; pues más valen Oíoe. y Vueetrá iliagesia«l 
y el bien común, que todo lo demás." T como entra, ewas eo« 
■as manifestase al rey que en Filipinas no se hi^iia cumpüdo con 
las santas intenciones de los reyee de Espafla, muo muy «1 eoii* 
trario; se le comisionó para que pidiese de nuevo la. obedieneia 
á los indios, y su Toluntaria sujeción á la corona de Castilla; lo 
que ejecutó este celoso varón con suma prudencia, aeierto y fe* 
licidad. También escribió— -'^Epístola ad Clementem VltL éat. 
Manila 14 Jonii l&d9." — *" Vocabulario Chino muj fácil/' segun 
escribe Cavalieri tom. 9 de su Galería de PtnUepci Domemem^ 
m'.—- Y Pinelo en su Biblioteca expresa la siguiente obia de 
nuestro arzobispo. — '«Memorial sobre los remedSoe qoe deben •«• 
pilcarse á los dafios, que en lo espiritual y en lo temporal pa- 
decen los Espitfioles é Indios; y reaolucien del Rey 4 la ooneulla 
de una Junta de teólogos y del Consejo de Indias.** MS. en iol. 
en la librería de Barcia. 

B£ND1AQA (D. Juan Felipe) vecino de la fPueMa de los 

Angeles. Publicó 

*^ Errores del Entendimiento humano." Imp. en el colegio P^- 
lafoxiano de la I^uebla. 8.- En el prólogo confiesa Bendiaga que 
no es autor, sino editor solamente de «sie libro, coyo|MS. ledt- 
mió del poder de un cohetero. Véase en esta biblioteca el aftí* 
culo Gamarra. 

> 

BENGOA (D. Juan) mejdcanOt ftbogtdo d# tti itel leiiMeii. 

cia de la N. E. Dio á luz 



' ««R^iMfiéBiongff^Mielí tt faV<^r He D.^fi^i^rak (rTÍA, D. Án- 
MirtQrFtMi%#l«|íD: Joiié Eft^ulvel y b. Blas íl'e la PeHa, cómpVN 
cndot éft la cmim CfiíAtnal de Juan di» Dióé Arélalo, ffilsf^itddif 
de^atiM^riéellOBMillit.'' Imp. en Máxtéapór'CáfderdT) 1731. 

fofc- • :• ■-i .^ v . .-. -• ■'•■■*' /i 

BENGOCHEA^(Fr. Agustín) natural de la N.'^s.raligio- 
•otíiáiiéiMano; 'teotoff <ii ¡CeotOglá $ri ércóiegid dfe TíV^'Mco Je 

MAlcoi'»Dié:áiii* •'■ -1 •'•"/..; . "^^^ ^ V'" 

^*La'.HeriiiO0tira'4e la I¿fes1a/ftft*nto Dorrringfó de '(jüítfian.!*^ 
Imp. BOiMéflcieoí per Ontlvertw' 1767 4;-^;*r^a Olona de INÍarní^ 
coiHttfgciiolttíip«rÍlM|^DÍ)o2ÍÁ'ineH¿rfHa8V*''^lTO éii Méjá'co por? 
Onüferos 1768. i. — '^Tracialus de Natuf© Ijjumíina?, SuiAi]\|y 
lMi«eiUtabti^6á'de TlateíUfóo. 4/ ' v •! . - \ 
• ' '. i, • .^, . -^ .. j I* . • • • » •' ' ^ ■ '^ ' • 1 

B£NiT£Z (Fr. LoRiWfZo) natural de la Puebla da 'loa ÁnV 
gelea» lector de teología de la provincia a^áfioa de|.S¿ipj«o i|^- 
lÉwAáhrj f uáéditroliUff «oavWfiio d¿ fa t^tiebU. D'iejd MS. rh'áa. 
d»iMflMl'Mi(áK>iVili'«tiM^'tOllo8^8tintóa,y di6 á luz él «íguieñtb 
• '««líMiégMaa^ile^Ntní; am. de JQnadalupe, predicado 'en lítv' 
fiaeUidÉ au' ArcWWofrii'dla M él edDrento grande de ñ. FiancUJ 
eaudeMéoMdr bt»; allí 1615; 4. ' 

BENI^OO BKNEITO (Ft:'MARcoi)'liíjo del donvén'todé* 



SaMO Domáiígto d^ la ciudad de Valencia del Cid, Je clonde la- 
lid^lftconqiilfrtt aepkittialiile'loff inñeleé del nueVo mundo. 
£^fai6>mticboe»fioB el iBiaÍ8l^rio apoatólicó entre lo^ Indios^ 
]l^aK«to la proviaoia dtf Oiücaca: nación feroz y guerrera. A- ; 
ptaüdió aO'lengim jr loa eatequiz^ eontantaainor y ternura, que 
deapkMa^da unOiglo de au anéentia^ era costumbre entre aque- ' 
Uaa gaaiee, decir, ¿uai»do ^erfian un párroco amo;oeo: éste ae 
pm'W€€\á.9iieitro P. JP^i Martas ' Conociendo, que por sus á^ 
fioa jr. QChaqaea^ no podia ác^^a' útil en este ministerio, se vól- ■ 
YÍé á su conrento de Valencia con un báculo y eu breviario, di- 
dcuáotidesnudú saií^ desnudo regresó. Dejó escritos 

**Arta de la Lengua Mije y Devocionario Manual de los Mis- 
teiioa del Rosario en U misma Lengua," 

&C BENITO (Fr. J<mib) natural del reino de Galicia. 7'omq 
eJ^bátoo^de carñaelua descalzo en la provincia de S. Alberto do 
lalS^ £.,y .iué ieelo^ de leología moral, prior de' Orizaba, dt; 
OaftaCA .jTi da México y difínidór. Dio á'ltiz 

HPoemata 8aera iu Candida'tórtim Ltetinitaüs gftitlam f*1ncn 
brMU•l^ -i Mavitíi a¡Nid PhiUppufñ Ontiveroa I7t7. 4.— Coniiene 
laialMi,ifaapoamai(k £1 priiñtiO intitulado: Jcsepkina^ en que 



•i| canta la^Hiftom de Joi^f, hijo d^ JaeQb}T e« dUanrolftJS» la 

que con el ipiamo título de Josephin^ escribió eltP* JUícMi.AlnU 
rez, je/iuita Veracruzano, en honor de José» Eapoao de la. Vkg«í» 
Marfa. El segundo poema de nuest^) carmeliia se iniíittlada: Ffk 
Uüs Prodim: y el tercero: Dives avarvs. También dejó ot&aa 
Poesías ca/VUanaa. 

^' / |. ii «».- .- • 

BENI*^^'^ (^« MiouE^) nació en Quadalajara da la Na0« 
V.% áyaobfel afio 1712, y abrazó el institutQijeauítioo en Topo» 
soth irMe 1733. Fué catedij^tico de teología an au colegio de 
Guatemala; 7 habiendo obtenido otros magisterios y ofieioaen. 
su proTincia, pa^ desterrado eq 1707 á Ikilia* donde miifi6.r 
Dióá luz . .; ' 

*'Efogio fúnebre del lUme Sr. D. Fk Etf rg B^i% F<pprWi 
primer arzobiapo de Guatemala.'* Imp. allí por Sebastian de A^ 
réralo 1751. 4. ^ ::n*ir''"9 

BCRARDO (D. Juan) indio noble^jMlHfal dft )á ^ivdU. ém 
Huejocingo en la protrincia de Tla^oaífViy.iUM^ de^teipiÍMéraÉ 
y principales alumnos del coíegio imB^riai de Saálfi«:€kiiM de 
Tltttelulco, donde fué instruido por los prinílarMi aébioa fÍaMa«. 
canos en la ciencia de la Reli^onf/aUil^s ^¡M^^HisasAéáaiA#^ 
jf udó k los primAros escritores españoles de México en la acer* 
tada interpretación delidioma mexieanq f IbUIsqi diléMiliÍi%üa« 
ducciones que hicieron de libros latinos y c^sialla^oaá la i&m*^ 
gua de los Indios. Así lo confiesa Fr. Juan. Bautista .su» ai prd^ 
logo á sus Sermones inipresoa . Fi^f.^mbiao. peaitíaiina.wi tii' 
mlísiea.* frecuentaba con mucha; ^evopipnlosSaniM^aiSraeSaHM^iM 
toa de la Penitencia y Eucaristía^ y era mu^r eatimaée déioe 
conquistadores. , Pasó sus áltiuvos an^ps en Quam^ahuae^qwicy 
llaman Guernavaca y allí mi^rió en 1594. Escribió : . '-. 

^*£pittois Latinee vari». "-r-D.eett^s se. c^sMV«teiii> poeee 
afioD há algunas en la librería del qolegío.de Tepozotlán; y^fo 
he leído una en la del de S. Gregorio de México«-^^*\^ariaa wep* 
sienes de Laiin y Castellano ai MexiQano/'— Habla taoibien ém 
Berardo con elogio él P. Betañcur; . • . 



u» 'é- '^^ t V • 



BERGOSA Y JORDÁN (íllmo. D. Antonio) natural de U 
ciudad de Jaca ep Aragón, doctor en cánoney^ relator dél¿a^ 
prema inquisición, inquisidor del tribunal de la N. E., oabalieso 
da la real y distinguida Orden Espa&ola de C&rloa MI, .obÍ0pQ^ 
de Antequera de Oaxaca, electo araohispo de GUiatemalsL, y de 
México, gobernador de este arsobispado por nocobramieiitóide 
la regencia del reino, en \^ aui^ncia jF.oa¡u(ififiad<idfti/.Sf,.«I>b 
Fernando Vil; m$is no nab^endQ^^rQbadiO el ftsyi«s,«a>réfMeo 



rf trono*«9lBr6Utma preseñt^cioir, nrgreeó á flu dióeesis de Oa- 
ataca, danflo el má9¿er5icd ejefhplo de resignación y obedien- 
efiL, c«>mo haMli dado & los lÁexióanos praebas de su dulzura^ 
délo '^/'mcliestiK episcopales* Di&Á luz siendo obispo de An-> 
leiqntra y siendo* gobernador de México 

V ifMuchasCanas Pastotales, £dict08, .Exhortaciones, PlátícaÉr, 
jT Stértnofietl sobre la ^delidad debida úi Rey; sobre la obedien- 
<j^ A'itts p6teiÉtádes*coistituida8; sobre la p«z civil* sobre libros 
(fti$hibidos|sobreia In^ÍBibion; sobre aranceles y otros puntos 
de -dtscIpiina^ctiBsiástictf y'8e política tris/iana." imp. en Oa- 
xaea'y en M^xiso/qtte compondrán 2tom/e¿r 4/'— ^'De la Vida 
y ÜtttifiD dé iSanfta ^Orosia.^ liMprén Mélico 1803. 4. ' 

■v.,..? ..I -i -r '*'^vi .*- • ■ ••• .'■•" ■ ....... 

4|Wi«TAi]f T'lMllTIN SB 2áOU!¿A (D. José M aruno) 
nkcid^tfn lílciudííd de hv PiSella de los 'Anrgeies, provincia dé 
TiMtoaila én 4»NvB. á 22ide ^Vl^tjo^te 1756'y vistió allí sucé-- 
sinsaniánte^s be^asldé ibs'K^olegios^déS. Gcfrénimo de PP. Je- 
suítas y de S. Juan, llamado el Palafoxiano. Buchilter ya eri 
Gioaúñk^ot la únVr«íAlda€ de Méddco, pas6 á Espafia en la fá- 
iuiHa;4e&:Sr. Obispo i]e*la Piiebla,!Pabiaii y Fuero, electo arzo- 
biiQMld^é l^^iicta,jf en'aiqkilla ésc^oela recibió el grado de doc- 
io»4eélégO; fsi tiente de ácfi:d|imas de filosofía, é hizo opoti- 
ci«nrtát4iii»cUedMi«^y*pai^írdr?as/ En la universidad mayor de 
VaUidUld fufé catMrÉifóo en ptoptedigi^d jr perbétdo de teología,^' 
n^Mbrailopót ét^lrOIríós Ili á boiistilta de' su supremo conse-' 
JQi'deiOaetiltV.*'* Después de Varias' (^ósicionfas alas canOngias 
de^flei<ñi«' la^ ¿htedrali^s de Espaha,'eñtre ellas á' iá magistral de 
T^lddbyyá canóniga) ieélórfil de la de VictiDria, regriesó á la A- 
roéiáca'boví el émptíeo de s^creCáñb :det tíey\ Obispiy de la Pue- 
blen** I>;'&nlfea<Io):^Bieripica; y COA «i objetó de hacser oposición 
escol&siicáiá'la oar/ongía lóctdralivacante en dicha iglesia, co- 
mV) loiejdcaló; ' Pér9no 'habiendo Alérecídd á aquel cabildo qiie 
le eonkaUase para ella, &1 día siguiente al de' la votación salió 
paiA'VsracruZ) dt)nde se embarcó para España, en el correo. 
EneLcai^al de B^hamá pñáéeió un terrible naufragio, después 
deicuaiy £td trabHJ<5s innumerables arribó á la Ooruña á ios on- 
ce meses.* El Rffy le {^emió^con unacanongíá de la metropo- 
litana :de México, y adn la Cruz de la real y distinguida Orden 
Espaífíolarde Carlos lU: y volvió á isu patria» En Ib 11 ascendió 
á la dignidad de'arcecfiuno y en 1843 á Ja de deán de la misma 
met^opoltiana. Desde l?eO la real sociedad Vascongada le ex- 
pidió el título de socio benemérito, y en el de 1798 ie concedió 
el*d6 lUél'ato. La Academia de los Apatistéts de t'erona le nom- 
bré- '^>n<l 780 su individuó i*€CÍptüCO. ' La real acádeiiiiá Geográ*' 
ñdoiiíflórica de los ^abatleiíos de VallaUolid le dio en 1782 d 



\ 

» 



niio'inri ciu«lud el^de boiior^irio y j^oocjliario; j la do 8^ Cario» 
de VnlenrÍH hI de acudémico de honor» Kn Vn\]0áo\\d fué un», 
ite ]q!« fu'ndddoien'de U •ocicd^i^ecoióiaiea dn aqueUa |MOT}i»cia 
y su ceñidor; y en la mibiDa capilal fundó por «í solo ia «Cfd*- 
iniu de javem 8 cirujano!, deciurandóseie el título de prolfo|or 
de ella hHtstit que el rey la elefó á la cbsf de real¡ j #n Méxi- 
co faó becretario del gobierno sede yacanle «I uTio á% ISOQ, J. 
presídeme de dicho gobierna fitzübiiipal fo. fa.vac^l^itt ilel afiH 
1 809.. Superintendente d«»I ho»piúLg«^n0ral daS Andirét, re^ 
lor deí.coie|:io «íq S« Pedi^o^ pr^pósiio d« U i^^i otfnpmgaOMA 
de oblatgs, ^ue'z viiiiudor dsl E^lti oo ieg i<^ d«Sn U4efonso,«lNl^l 
del lii Ven Congregación de S. Pedro, pcesidtnta de ia Junta' 
piovirxcial.d^.. c^ensura <to ^ jibfoe^.cyopis i itpj o for,$\f4UpñA0- 
biernd para negocios ijQuy.gr^veiii j.vifttador extf;si9fdin«fi4.dai 
ajzob¡:^pa<in^ ' CpoiO éita e# ima ,ntt(io¡a jfn^fajriieaie bieióviea^ 
no la bO|Ci|e¡do agejda de raí pt^ma;. U<;9al ee ¿a. fempleaéíi mi 

Biblioteca Hispano AxERiOf^ Sctbmtj^iÓipa j^.rrlT ndttúann . 
— ^*Odaa de.Fiiopatro. ijuairt^^ con ^ojaa históríipaSf'poéties»^ 
y mltol^f^icas: dedicaaas al Real bejwuirjad^ .V.erg^^^*' hofu 
en Valencia por; O^gá. 1782. 4,-^'»Gr#|Cia^ fi&neW^^ Ja* w«* . 
lee exequias del aerenísirpo Sr tnfaote da £«pafti^, P. Luie.Ai^ 
tonio Jaime de Borbon, celebradas en el real sitio d»S- Udefoiv-. 
Ho.** Imp. en Segovia por Espinosa 1766, jf rejipp, en la Puebla 
de loé Angeles 1786. 4. — ^*Diario Pinciano biiltórieo Uterario^ 
legal, político y económico." Imp en Valladolid por Santaa* 
der 1787 1783. 4.-—'* Respuesta ala Granatomaquía d«i Dr. 
D.Francisco Guerra, catedrático de humanidades en la univiem»* 
dad de Valladolid.*' Itnp. allí por Santander 178T.;4— **OriH- 
cion deja Real Sociedad de la proFÍncía de Vallndotiid al Rey 
el Sr. D. Carlos Cuarto con motivo de su exaltación al Trono/* 
liup, en Madrid por Pantaleon Aznar. 1789. 4 n)ayor.<^'**Or»- 
ciun Eucarística pronunciada en la iglesia de 8. Agustin de íñ. 
Coruna« dé resultas del naufragio d^ la fragata Pianá." Imp. 
en Madrid por Aznar 1792 y reimp. dos Tece8.-«-}«£logio ftf« 
ncbre de los militares españoles muertos en la guerra contra la 
Francia." Imp. en México 1794. 4. — **Sermon de Gíacias ea 
la solemne erección de la Estatua Ecuestre de Cárlo<> Guano en 
la plaza de México.V Imp. allí por Jáuregui 179.7 fol. — *'Can- 
tos de la8 Musas mexicana^; en la solemne colocación. de la Be* 
tatúa Ecuestre do bronce de Carlos, Cuarto en la plaza de Md« 
xico.'* Imp. alií por Ontíveros 1803. 4.— Aunque en 1797 86 
hizo la erección de la Estatua de Gájrlo^ Cuarto^ perofud heeh% 

úá estuco dorado j^or ti insigno escultor TAl^nctano, D. Manual 



T^ 



—161- 

ToU», fiiiciiiras quo é^ste fundía la de metal. Lo que no plidd 
vttjificar^e husta el afi'o de f808, poi^ haber inttirceptado loa iii- 
glesétf por dos ocasioties la calamina que venia de Europa. Pu- 
ra tselebrar eidte glorioso auceeo excitó Beristatn á loa ingenioa, 
inexicanoa con seia premios que ofreció de & cincuenta pesos' 
cada uno á los cinco asuntos siguientes^ 1. Al mejor Soneto 
en elogio de la bondad, con que el rey hábiá permitido á Méxl-, 
co el honor de au Estatua* S. A la me]'6t ÍAierifcion latina pa- 
ra el pedeaiai de la Eatatua. 3. A laa inpjorea tru Octavas Rea^ 
IcM en alabann^á d« la g^ffierosifíiad del rlrey, marqués de Bren* 
cifone,que)Cü8t«ió los ¿a'st^a.déla Bstatua 4. A la mejor Oda 
Castellütia én elogió de'^ff Lealtad Mexicana. 5. A\ mejor É* 
pigrama iatlna tu honor del esetíltqr D. Maúiiel Tqlsa, 6. Al' 
mejor' JR&Aiff^f^ en¿e(;aai£^<^deiienptivo de la Bstatua, de su 
pedestal y de ia plaaía. Y éi no eoneurrieron trescientos poetas^ 
como en el certamen del afto f58fí,que refiere el Illmo.Balbuf na, 
hubo lAás de doscientos én el corto espacio de cinco dias que 
podo darae'de pla^o. Las composiciones premiadaacon otras 
muchas de mérito forman la materia de este opúsculo. 

^Oración panegírico éucáJrfutica en la solemnísima fiesta, con 
quo los caballeros del Ordeti de Carlos Tercero celebraron en 
México la instalacton de la Junta Central." Imp. en México por 
JáAiregui 1809 y feimp, en Valencia I8!0. 8. — ^^-Discurso poli- * 
tico moral, pronunciado en la real Congregación de Eclesiásticos 
Oblatos de México, sobre el amor debido á la Nación Espaflola.^ 
Irop en México por Jáuregui 1809. 4. — ^«^ Discurso dirigido 4 
los caballeros regidores de las ciudades de la N. £. sobre las 
circunstancias del Diputado de este reino á la Junta central, pa-« 
ra su acertada elección/' Imp. 1809. 4 ^^«Diálogos patrióti*- 
cos. sobre la Insurrección de Michoacan y otros pueblos de la N. 
^E." Imp. en México por Jáuregui 181 y 181 1. Un tomo en 4. 
Keimp. en Cádiz y en Lima y en Valencia.— **Carta pastoral 
del Cabildo sedevacanie de México sobre la Inmunidad personal 
de los clérigos, reos de alta traición." Imp. en México por A-». 
rizpe 181 1. 4.-^*K])arta pastoral del mismo sobre la condenación 
del Sínodo de Piatoya." Imp. en México 1801— *« Declamación 
cristiana en la ñesUi de los Desagravios que celebraron los rea- 
lidias fíeles de Fernando VII." Imp. en México por Arizpe 181 1., 
4.-«**El Verdadero Ilustrador Americano contra el Ilustrador A* 
merieanp, qué publicó en Sultepec el Dr» Cos, cabecilla de los 
rebeldes de ía N. E." Imp. en México por Jáuregui 1812. 4. 
— i^Carta crítico—apologética al caballero Barrington, soblre 
insoripciones latinas.*' Imp. en México 1812. 4.-^" Discurro 
eudurístico pronunciado en la solemne Acción de gracias, coq 
que el real tribunal de la Minería de México celebro la restituí 



-nl62— 

cipaJeJ^nr^Viiiio Vil, al trono i|«fiiifhí4dF«B.", Imp. en.&lúxico 
v'orjáúVefm Í6)4. f^U— '-Jf;! Amigt 4"! toí bónrbiqf " .1*8 peí 

poLÍ(iJico,,I'iip. pii IS)2 y.l3-r-7TPÍlf*i(i&V'm «Wwiad d»^Mle^ 
nos '[(Hiiiüii-is,'eiiiie lfi^,9iíajpi ^(nha ÜíírMftWHi— '5 'Sermón ■de). 
Domingo ile Hiudo-- tfí \f. (^«t^iimi do .AIftSfiiQ--' . ¡Iwp. .allí por 
Arizpe íS\(i. ?.— A ^ lol^d.da ,eBM $:erinwi/ué.acAineuda«l 
Huiorilti uD luí^uUú. 4iifi,^e..4itriU)ó, ,«:^«i pblpÁlD.: del .'cuai íaé 
\,ü\/do con el laJu iiqiii^r4ft^9iibn,Waílq»j fienuyoncoidenla no 
86 'hii"r¿|)firüd<) coni();filfiiT¡qn(pd^p,|te,5 da.rfflepp .mCBafc;— MS.: ■ 
— '"Dri^i-iónüK fúiiel)iea4^ ^tQ'tS^^^iC^MPPi U«diKÍd8>[BliGiii-. 
tell^yo (W'i v'isiit (l''l o'ri¿flal^iegOi jtsQnjioWB.'W-'HoweiiM a ■ 
WiiocitB t-C^ltsrn; r.'.iribfi» iijumaluíj ^v<i ¥«^U«,.3eiileaÚ».et 
b^pi^icrii'ü Wi.rli,- l^np^rj j]\)ie,i/i- t^S|, PqMhb) litnw laudaq.- 
lúr."— "^Z Pi'zutrg., 'f]pií)(i})ado pw JSfqflsíB'í" P ■«»»>. JftWtii »« í« 
priN(eri\]'ítiia gúblicn dfl:Lii,(^til,gqfi*ert«í dB;¥»IJfJ*>W.T^i:C>n^ . 
10 en'i.|ot;iu i1e lija yocifí» j')nci(i.iip8,".,t*i<|Q.€« V' jvfiiU l^ej ISSi. ■ 
— ■'Aiiolo^íu'figr la sép^encjáo'PA^'íiaiida SraU» 'ÍVtftáe de A*. i 
quino; cercjB ,ii: l.i CoilpiípqieotteilgjVíxa" Wwíftt" iBieoiQ*!! 
Vi.lfnc¡n' ¿1 nho 17H0 T-é*í9^.,^i?-.e'W 9M«», .V(iiiiií«flin(ío«í«». 
iiM en proyft,y.,.yergp,(lelua.VI<H;i.Wl9liW» Am.iflpjfta, q«««l,Mfto 
l'Üptieo. ,ejiljf.yjí( (51 |«lCgiii,So( j!,(ii|p tipbi^flifl tií\bta»b orator» 
Cád9 én'^(^'£:^iil|^,,QuTrqo,Ij^ ^rjÍH^Ci^, a?. e#«tt>ió:tUiiaiDenMl . 
pót 'oliOj"aQB,ftpa[ecií f^n Ja Uekaitu PQíi,lpi «f^lojMifirciiiljltaia ' 
lie 'lí^^'o íéJ^.nrío^MPpdq de C>írc#t(,. q^e 4e,tia hubeftifi.tbxigii- 
(l¿'eii /|a C^r^fiu por, el.cni'.eo da ^uéi>pa,4iíi:eB. Y estoae no*- 
lafiijf si í^lgiin'ilÍ4',etoWfe,i¡9fl,uft,oblíg¿! djeci^AljiíUiUian^i . 
Tuiit atter Aobíh;«s — •■![,' (ej^(iiq (Je unítaociiediid aconOmúii-eD 
'México,' ¿.d^pjplc! d^ iaa.^ijp.^^an^; pre^aLqflo efi ^98 al Vi^. 
Kj',Ki^9t\z^\ — ti^-loadiarioj^de ¡^iBÍriil' háyiflguBBipwduc— . 
ciifneá'Jp Eem,taí[i.BiUscniu8#»^¡tí,.Í*' i'. jCi^iífff'WiJíincútw ■ 
M«'v'_en't«!l^e;AJI,é!XÍíoojrtti iiitigiiM í,**?"-^*'" ¿muí Ej Bx IX. 

bál.o|!, ^HQl»^lnll^adQ,en su niRseíiCi*'enifls./#ntaí Je Exámenes 
pút^i^oi /l<i IÚh' (!oi«gii«led;di!l^f^|fiiv^4.tta ü Mu)«[¡a ijfl.Méxi- 
cü; — ■■P|[?/-fí»iogía.cv,lí8í.*»ÍÍF^ iiifa¿C"tfl»-"-i-'*Se«ciía, Hefin»-.. 
nís paiie¿ít'i¥ps^l'úr}(^eii y j;puía|ítfi, dA»Ft)e^|^_»p3tli Ja piense." 
— ■'Uírotí'rpQj cuuBua, inoyí9g, piogi«a^ y énttdp..tja,lft Liao*. 
n«cc)iYÍ .'¡«Jieínjií de {l^^xfcp, y tjqsuj r^mudios ," — Pot filiimo; 
cuv'idpGe'cacrib? es^p ,aftt(;^|q,' q^e. es.An DtQicBJttredé ISlSf 
por'h'nboree téi>eiVB(Ío par^ lo úil,ipfOi acabjt^el uuipi.de.publH- * 
caT—'^íí^ Felicidad c|f| Uf a^ipria .de EUfleBa iitineiJktik «a 1» 
pié^Ád y .f^ligion dp bus i^eyea, gj^n^rAJi^y a^UadoQ.'' ' Imp. en 
México por' Jáuretui \8l&. 4.— ÚJLÍn)^inenre,^l,tBy aoaba de 
condecotafle con jit Ci(i7 de.c^Ueivi.QoíiuiubdDfiíle faibelí ;■.: 



BERLANGAílLLup. D, I>, T-^u^.^fllArítogaft.iPHfl**»-' 
ddVí^, oue pnJeafféa SaliinQa(icn.fn;|5q8t |F^<! PfipKÍaqiifl Ji%Jii 
Isl»'l!S()átlota'd¿'^|ííítoDoiaingo,^ ^tdpf^pft do ^tiBntat- 
eftM»,3l"'Renu{la¿ esia(IigciOaiJífe«lfiíi^,^f|»Sf,M ÍWiTl- 
En S ■«iatitfCbntf b proiiigioíaiiiep,(|?„ÍfiÁ,,fit9»i .^fiepflwni*»' 
uní tt*Hri¿ía iniágí^íi de la. Vírg«^|^a)4^, (fi 4^«,(»ttwA/»n.}« 
i¿l*tíi'Bél Cbhíeíí¿ de su orden, ^ife^fiKDdv WiIM<>A»49. figltdtti 
nrtíüÓ'feñ', 1531. P'bu sep.ilcio iiiapfló pppftf, ípstf íi^cÁppffHi 

íu^'eliíiie dio' el hábito «nW*^[sirfa.,^,^,QonÚiiíti,^^ 
obfÉ^-ipí/B'^Wól^é Je'jííCaBflih ,EfV)tW*.' ■■- ^i^ 'i " •■'■'i. 

de in Puebla de l'úU AügaVes, colégini del aerainano Palafoxiano 
j uno Je 1,09 Iiiiidijdpi« df( m'mVÍmKi^PÍSÍÍ98VH*li&- 

MBH*eíy&iWrtiei'dÉ%ta:cfi.uSÍ.; %(átaí,^,|M#SÍW*ÍI^ 

doNlfc «Mrtóh.'y fflfi'cáleJiltKo^jutilBdo da cáponei. QtnuKO ,( 
poy't^Mtfifm'^ná'neíakociQttiJ d'e la meirfffditaífa. J iiUTtÓ .- 
mii«MA'Wf6i'<jl VlKÜr'ialojtecierÁI ¿4 arzo'biepudp. Kl y$(k^.(1u,t .-: 
qu^a«-ftWíi4qutif(j''ue'f(>^iüUT¿' éu ustfior or<linHrip.y¡lQfDé-.i. 
también del ooB»uiiídQile|^Ménco^ l'ur acuerdo de la ref^ p(u- 
diiíffcS'^MSi'iW t)iriÍkaor^^T^'R^vií!ciH do YucalBn:yjQ«Ukife,..i 
UíKmtífhio&éviíisilk M^rcu'Seyíis, ü'iiegay Lonciagülfiícop^:! 
fiaNW'liis' lisaá'árd'uiis S Yáiphtai^liiii cojiiisiuneo, í''u^, UipbíaH ; , 
abatfilMlb' téri."'t'útigré|[aá'ígn ecieamijc^i de.S. Pf^io, ^(ig«(l^.M 
de4áb>|Ms^ (lé^'éánTd' Wci¿',"c9neultbr' da eile Iri^^jiviai á.inr'^ :• 
quttftbl-'biWfídtfcpÜr^ari'í/áíílíjíJios Oe la N. E. En L7%5fí4 -í 
pieBSiflHBtfpHtófel'ilítáiitíápaffo fle Manila, y habiendo sido con- .. 
Bag<fc&-#fl M*)Cí^e\i ÍT'^é'J'úíiió^edJQl-Jí» HÍ^o,,^,embí,r'í#prir:. . 
ra Wéíftlirt Pil.ip}ffAíen ím- Fo Bijfl^gUBrfiJfÓlMMVW **- ^ 
ro,«W>hÍtíili fótluvip tiá¡rbtíiaj.y^lÍf.ba^Lu¿.|f|á)i i^■ (uüiMWHi . - 
V^e^f^J'>d^eí^sife^d^^,ManT^,,Illál(f^ío ,eu': él|ji.íj».-,¡i[ajt ^«dM..., 
coniyecanrt^, y d(frta(n¿'«nlíB.)psvpúbie^ 8,ÚJf.sqc|)i|i .FiVIL4H /i i 
en lRde*í**lfeinbffl;c(é'_Í7Ító'njiJlió'il¿-í2ang^. _gRteiiÍ«ÍW»l. ': 
alIf-iíA^AiMfiiáeiWteK, y sdcora^fiii fu^«i^iai^BpgugAKj^-:' .'< 
ma votuniad, á las religiosas del inonásleiio de S. Lorenzo de 
México, donde ao 1^ l^ciefoa aMfra|^M,,p^bl¡)em^.ai^B|9iae 
hontllí,"jC(im» etí ivire&l tinu^éníidBoy .^¿i'qwqo(t-d^, ^t^,^^»1 ; 
blaj Fu«'tí|!grVBf!rmu'd'tíz'uná, Jíi'l^',f(iií,.49SH8í.(fi'»'J«l'í«n - 
eaia Asiéifíca'/y-en lA^OdiiHdñW poetas, oradoibjt^.JW'MiA^'H'i 
dores Iü linos no luvu semejsnie en su tiempu, aegon el teaiiinO- 



I 
1 

nio del sabio jcsuila da wt» proTÍneia, el P. Lúea» Riocon. Es- 
cribió V. /..,.■• r. .;.' ! ¿W.l./ *. • . •'•'.' 

Mkiíék B'értViféHtAaÉF M&tíé Aroysi» Gabriel» de l!:mnia\nu6l« et 
S^lml^dita, HÍ^>aniar(irri Re^ioae deaiéferatbsim».^ Mexici li* 
mVié Midiaélinr dé Rib«m 1715 4.-*»Párenihalia Declamaüo in 
1^16 lutttttótóéitóó farierc.Lódottci Féfiiinandi piisaimi R«gi» 
Hift^lÜfti )^ví^<^^ úómmÉpñmx; nnte oriurn el post obitum ín 



▼ola." imp. en manirá por popuz ofiumo kxv^'?» uiuippua m 
c^||R^ÍÉtólkto^m<*^'tf0iríii¿o,-^te¿lk biblioteca de la ui^i^Veí;- 
sidiid de lSWtóí^*^tói"Híi» hh'Xaiñ. ittS: éh 4 íñtíiulftdo:— .'»Inler- 
prclaUo ad Tu 49. L4b. 3 Dfcr^ta^in. De InpifiQitata ;ficol«- 
ailfkttli i DM^fe Catofb^'Befibudézd da Castro.'' 

BBRiraV>BZl!>B^4iarrR^ t^. Diboo) sobrino d^l aniefior» 

naídriNéill^éblk ÉW^feii, Ailfelet, escribano rejsi y notarÍQ. 
mayi<i l^liéa'Ha^llésiástíóa dé áfiaél obispado. Estudió |aa. 
le»á« 'iiámaiSfts eri'lólr cóí?¿tó)< de los jeauiíaa, y cor! ^xi talento 
y a|)tltíadl9if kláda ^ul^a^i^áf'sé dddíco al conocíuiiento élluatra* 
cion aélu^ííiibtirifc déís'U' ])átría, dejando los sig|ííentea,dofiu* 
méntbá'aéL sU' etüdicioriV 

«41ot)rhs ' pdbttlfltra:! del Ilimci. 8c D, Cárlb^ Bermudez 4e 
Ca6t¥o, ^rzdbtépo dé "^Mákinkl*^ tmp. én la Puebla por OrU^ 
17dt:'4.^^^iCátjmgóde|Ó8 Escritores Angeropolitanos." MS« 
enfoÍ;^Ué dltk^onftectteneiá, y del 6ual.se aprovechó el lUoio» 
EfgtÁ^UiéúéüííéHóteCá] yqm tñé habría ahorrado mu<4&o 
tieni^'y tfabajo, afcionio lleg'óá'tbis manos á £nea deí afi0 
18(6 p«r mai^o deltUmo. Sr. marqués de Castafi^za, obispo e-- 
lectó dé Duráñgói^y hubiese yo adquirido diez. i^Sos antes^ Hoy 
exitttí tfk mi (idder original. — ^'Teatro Angelopolitano ó hi^lo-* 
ria de la dudád^dé la Fáébla de los Angeles.'^ MB. que como 
el atttoí dibe, nó se imprimid por haber fallecido sus protactorea 
los oidores dé M65ricb, Bracamente y Olivar Rebolledo. — •♦No* 
ticln HI«tMcá del Oratorio de' S. Feüpe Neri de la ciudad de la 
Puebla dé lo# Angeles." MS.—** Varias Cartas erudius al III- 
mo. ¿guwa.'V Má. eh tó poder. 

BERMUOEZfFit. fofts) natural de U N. E.^ del real y fai* 
litar >éfMem de Nuestra fieffora de lá Mereed, comendador del 
convéitto^ dé las nuertas de Tkcuba, éo cuya librería d^jó un 
precioso MiB^^'^ 



*'GuriaA latinas dirigidas á Tariotf Uteraioa.*' — '^ViJa de^n 
Hamon Nonato en dípticos latinos."— Murió este religioso el n- 
fio de 1759. 

BERMUDEZ (D. Juan) médico amerlcaiio, niiiy acreditado 
«n México por sua letras, tu juicio y sus aciertos 6iCuliaUV:os. 
Dejó muchos MS., de que no ha sido posible tener faaon m»y 
«cireuntfianciada; pero me consta que escribió: 

'''Cartas sobre el Kermes, so coiuposicioii y disolucioD.** loipv 
'en las Gacetas de México de 1789— ^Descnpcioa de las Pul* 
inonías y dolores de costado, que afligvn á MáJUCo, y m6t^o 
fmn su curación/' Imp. en México 1789.*— *' Memoria nédi- 
ca sobre tercianas, inflamaciones de hígado y disenterias/' Imp, 
en Méitieo 1789 — ^^Carta apologética del oso del Tino del Dr. 
Hu^an,^ Imp. en México.*— Véanse las Qaoetas polSticaa y de 
literatura de México.— **' Disertación sóbrelas indigesiioues, tra- 
slucida de la del francés de Mr. Daubesten." Imp. 1790.— '^Ro- 
mance endecas]labo en elogio de Carlos IV, premiado por iu u- 
níversidadde México " é imp. por la misma 1791. 4. 

BERNAL Y SALVATIERRA (D. Andrsb) natural de 
México, alumno de su universidad literaria, y cura párroco do 
ixtlahuaca tñ el arzobispado. Dio á luz 

'^Camino verdadero; Coloquio dulcísimo entre Jesucristo y d 
alma, su esposa." Imp. en México por Ribera Calderón 1728. 
'8. — Está escrito en verso castellano, y dividido en tres caotos, 
en qtie hable de las tres vías místicas* 

> 

BERISáL Y ORTEGA (D. Ignacio) mexicano, presbítero 
piadoso, alumno de la congregación de la Purísima, establecida 
en el colegio máximo de los jesuittis de Méxieo« Uió á lu% 

''Práctica de amor y trato filial con la Virgen María^ nuestra 
SeBora." Imp. en México por Calderón, sin al&o» 8. 

BERNAL (D. Indalecio) natural de Huamamla en la pfO« 
TÍncia de Tiaxcala del obispado de la Puebla de los Apgeles, 
isolegial y catedrático de filosofía en el seminario Palaíoxiano 
cJe aquella ciudad, y colegial del eximio de teólogos de 8. Pü- 
blo. Habria sido el primer teólogo de la N. £», si un sueeso 
literario, que acreditó su sólida crítica, no le. hubiera apartado 
de la carrera eclebiáatica. Presidia uno de sus últimos aetos 
escolásticos, que llaman de todo el curso de aites, y objelálido- 
le cierto impugnador, unas palabras de Sanio Tomas de Aquincí, 
que al parecer destruían su acertó filosófico, deepu^n de «lirtUs 
uua interpretación legítima y oportunaf a!ladió«**P«idre Maes^ 



tf»,;1at^U)etrinHS de la física deben impugnarae .con -raj^ones na- 
t^FRlai) JÓ €00 eKperiih'entóa bien ejaciHadyos ; ó con dt^mostre— 
oionefl matemáticas, más no con autoridades de Santo Tomás, 6 
de otros teólogos, aunque sean santos. ..." Esta fué la piedra 
ide^e^cándalo en 4ui teatro en que $e jutalia in í)^áa Magistri 
Tboma ^uinatitr y en un tiempo en que estaba reciente la 
«xpttleíoii de Ice jeauiias, .ealumnÍQsan)eme tajiidus por antago- 
nistas de la doctjeuiá.del Doctor Aogéíipo. f.a^ privado de Ja 
.cátedra en tí úaismo día;* y .habiendo ai^U()p de :aqueiia ciudad, 
pasó >á Méxkoáempnefuier. el estudio de la jurisprudencia, en 
i|fie llegó ^ ser .iioo. de io9 pricaeros abogados de la audiencia 
v«al. Murió- con 'uní versal sentimiento de los doctos y de ios 
buenoe^ihahieñdo. mandado. en su ^tati^nto que a^ enterrase 
eu cadáver, sin pompa, en el ^em^teir^p del bospítaii f^ooio se 
ejecutó «án^mbargo de Uaber dejado decente caudal á su nqble 
familia^ fintxie. inuo>boada SU9, escritos; que lpaleti^d<m fconsf^r- 
van con aprecM», eid^joiás imporJtancia y n^rito es: 
. ^^üqfcaea légafl.i¥>r io FroA^iaci^ de Pjt;^. JV|^rP«n.arÍQS d^ Mé- 
xico, sobre U Xif«g«adaRÍQn pedida pof laaaja del críiueií d^l fe- 
ligioso Fr. Jacinto Miranda, por Üaber dado muerte á su prela- 
do, Er.. Gr<&gQrip. done*" fiscnV4 ep 179ií. fpl. 

BERNÁRDEZ DE JícteERA (Fa,JACifi.TD). religioso frftp- 
f^iscuno.de b provincia del. Saato Evangelio, leictor de teología 
eivei.Qonven&o de la:i^uebU.de los Angeles.. Escribió 

. ^ Acción sol agine, de gracias al Todp.poderoso.porei. deseado 
nacimiento del príncipe .Lu)9 i. de 4^p» ña." ímp. en Jí^^^ico 
por Calderón 17üá. 4. 

- bÉHNARDEZ DE RIBERA íD Jppi?) cond^ de Santiago 

de. la Laguna, natural de la ciudadjde Zm^^G^i^i.y cprpnel. (le 
.iníantaríat que supo, abrillanta/ ^Án.las ietra^ el lustre de su cu- 
ua y de «)u i^apada- .Dio á iuz 

"Obeliscus Zacaiecanus. Sive elogium Hiorogliñcum ex ^- 

. giptioruju deoli¡ÍHa <íej\5omptum, \u Jionpjrem Lpdqyici Pruni 
Jbl^l^niarum Reg\í erectas." Mex^ci 17.5¿5. 4-tE1 aS^ 1724. en 
t que la. ni!; 3'. nobitt ciudad.,de ^acai^cas celebró La exaUaciojoal 
UPiio.delí:^!;. Xuli* li erigió. el autor un obelisco de 45 piiés de 
Áiturat euia jlaza m^yur, á imitación própor.ciooada del que 
«e .vé en Roiua jumo a la igljBsia de i!$. Pedro en el Vaúoano. 

. En JoaiCuatro lados tiene cjuatro inscripciones geroglíñcaa á es* 
' tilo ^ipQii^oo; y ia expli^cion de éstas y descripción de aquel 

. :aon.ia materia del citado libro: — '^Descripción de la M« JÑ. y L. 
Ciudad de Zacatecas." Imp.en México i7Sft. 4. — l'Jnsptutio- 
nea^ sive Epitome Juris Qivilis, ca^.ífíjne iati|)o^ iri gratiam tyro* 



nvim* qiiijuiÍ8prudnntí»tStQ#ÍQ?«caiil,ofiiiitQlttlNmt!iitf^^^^ .Mé« 

x;)€i <>j^d Hqg«I i733. 4>r-rP«ra dftr/idaa.dd- t9i9i obfui pondié 
^i principio y. fin de «un versQfl. 

"Lib. I. Tit. I. continet ^§ 4." 

* • • • 

^QL\}iá, «U lM»fUi« et Jua reete. dat libi: prinnifi^ 
€Luidqvi0.taai«qpr«Bii^Qt JvuiapraddQ^.Cailuit: ; / 

. {^o^eía iwrar ú^^i tractor i quomado poasint/i' 

*:JUib. I V. Tú 18. ooi^iiiíat 1 1^ ^.V 

. , •• • I ■ « ■ , . . . . 

£U^Ícar,Hia^ in F^bia, qui piigin fe»it/* 

S.;BCBNABOO (Fs^ JpM^.P4t«rRl.d« laa proiriaeiftti ñ^r 
<)png|td,9^» £8(Mdió; «o M .univ!e(«id«d d^ fáéMÍtiOk / JuegOt aoim 
.<^ip^^^ couvi9a(q d^ ésta capiíAl: el bájl^to de, Sr J^aa de. Dioa. 
Ox4«o^do..pr^bi^«i:9i airirióten au Jbp9píta].0oii¡eMÍiMivayt«jain- 
plfu;, aBOivef A 4 loa Pi9Í;h(?8>. Fu^ yaroo peQÍfaante|< ^aaoóUjGO - y- da 
g^nio aina^üí^Qip. p^^^ cviai^M ^9 U9.^fQ0) yímiri^«oa íaBsia 
y,fne^flí]3lp, hal^iendo de^dQ.iillix: 

'{Mé^o deb^oar u)aa.bMaiu(.0Qnfa9ÍQD,.paia:aül^ioid6.Mnfift^ 
fiPD^ jr.dfí. p^niteo tai." Ifap. an IVUiUoo «aóaa • Y^ñ%i^yutk% 
dí^.fsliás.por üpgai 17Í&..9* 



I.- 



BEÍKHU) YYALhlS* (D> JuiJ^) dirac^^da)k.rantalli^láft»- 
haQP,e|l al ri^^o da GiM^lemala» ,K$eiiibtó . 
,: «'Caiabl^^imieDtp nujavip' da la Ranta.d^lTabaisii m Gufttaniftf 
K7r.eglíxf..éins^rucicM|aa.para«aut(iiajt>r gobi^flak'i^ A|S.^ «o 
fpU d.e},año 17;^$;. Sq^p{^a.ai^ la bibHoti^Qa . da.la.. oatadraLda 
JVl^ÍQ9i, i«^). 3^ d^ iVl:$. 40bra; . Tabaco 

.. ' . .' -^ • • ■ 

3iKH^JlQ (Q. Lujf),n%t(}ral.da>la. anligpa £ispaSii»Jifatt#iab 
.dt9ii^A..ley^ l>(^r la up^Kf rsidad. da ^avilla.y A^ei^r pcff.laidaiMér 
siicA, a)f¿ldft daí ^rínjep y oiclor,da|a.aadjanQÍa, da la..Ní Ej aUr 
dÚQr «geijk.erai da gu^r^a, y adnoifústradpr dai ia»v npíinaftlidai «Mi 
.iftíng. Pióá.lqz . 

^'Inforiúe sobre las Minas daTa8CQ,.y.mododeíbene£^ciarlaa.V 
Ipíip. ea,,IViéxico 16^. foL^-'Unfoxroe sobre el nuevo. banaüoio, 
qiaei8aJ}a4&do á los metale^ ordinarios por azogue; y filosofía 
xáiural á qué se reducp el arta yjpíiétodo da.ia Minería^" Impé 
<5P Mi^xico pof üobl^do l(>43>. foL— *«Inform.e a| wey, «onda 



—168— 

d6 Alva d0 Mtvtey i<^re «I b0ifefi«(id de la Plata, conservaciofr 
da Asognea, mazcla del Antimonio &c. con uo reauraen de 
Cariaa dirigidlas al Consejo de Indias aohre esta» materias." Imp. 
en México 1650. fol. 

BBTANCUR (Fr. Agustín) nació en la ciudad de Sfésica 
por el atío dé 1620, y después de haber estudiado las letras Éüu- 
manas j la fílosolQa. y de haber ohtenido el grado de bachitler^ 
vistió el hábito de S. Francisco en el convento de la Puebla de 
los Angeles. Enseñó la ñiosofía y la teología á los jóvenes de 
su religión; y fué maestro público de la- lengua mejiicana. Sir-> 
vio más de cuarenta aQos el curato de S. José, parroquia de In« 
dios, la rNbniHiguade la (nudad dá México, y célebre por ha- 
berse bautizado en ella los, principales ee&ores meaeiéanos: por 
la primera junta apostólica, que en ella celebró el ven. Fr. Mar- 
tín lie Valenclfi: por el primer auto ck fé que allí tavo el ti^u- 
Bat-dele inquisición; j por las eolemnes honras fónebrea qua 
enella ee hicieron al emperador Carlos V, el cual como su'htjé 
Felipe^ II concedieron á dicha iglefira los honores de eátedrat» 
que^staba en su mano concederles^ A dicho empleo de párto^ 
«o, desempefiando con todo el celo propio de un strcesor de ios 
primeros varones apostólicos de stí orden en esta América, u^ 
nió naestro Betanenr el de cronista de su provincia del Santo 
fiVftOgelio, nombrado por el comisario general de Indias y con- 
ñrmado con letras pontificias por el Papa Inocencio XI. Mu-» 
rió de 80 años, de los cuales gastó 60 en cultivar la Viffa del 
Señor y en ilustrar la historia antigua de los Indios, y la mo- 
derna política y eclesiástica, valiéndose de documentos auiénti* 
eoto y de tradieiones fidedignas. T aunque su estilo no es el 
más limado y elegante, porque como él mismo previene en el 
prélogo á su Teatro Mexicano, más bien quiso ser reprehendida 
de los gramáticos, que ignorado de los rudos, con todo eso pasa 
entre los eruditos por historiador de verdad y mérito. Ni puede 
tolerarse lo que escribe Clavigero: que Belancur fué un mero 
copiante de 'i*orquemada; por que su inteligencia de la lengua 
de ÍOB Iridios y su largo trato con ellos, en que aventajó al au- 
tor de la Monarquía Indiana, le facilitaron, ilustrar y cmiármar 
sus noticias, y esto no es ser mero copiante; y se necesitaba de 
mucho descaro y osadía incopatibles con el carácter de Botan- 
cur, para ser mero copiante de un autor, á quieiv él habia no- 
tado de plagiario. Bscfibió pues 

^^Crónica de la provincia del Santo Evangelio Jei orden de 
S. Francteco.'* Imp. en México por Ribera 16^7. fol.— '*^rea- 
tro Méki«ano." Imp. en México 1798. M. — ^^Menologio Fran- 
ci0<9Mio/V Imp; ai^i mismo.— ^¡Gronogruíía ^cra.'^ Imp. en 



México, 1696. 4.--<'Arte paira aprender la Lengua Mexicana." 
Imp. en México 1673. 4.-^'^ManuaJ para administrar los Sacra- 
mentos, con los Indultos apostólicos á favor delo§ Indios." Imp. 
en México 1674. Reimp. en 1682.y en Sevilla 1690 j tercera 
vez en México 1729. 4.-*' Vida de S. Antonio de Padua." Imp. 
en México 1682 reimp. 1728. 8.— r'*£l Vía Crucis en lengua me- 
xicana/' Icnp. varias veces. — * 'Panegírico de Ntra. Sra. del 
Pilar de Zaragoza." Imp. 1674. 4. — 'Oración pronunciada en 
celebridad de la Bula de Inocencio XI á favor de la Congrega- 
cien Hospitalaria de ¿os Betlemitas." Imp. en México 1697. 4. 
— **Elogio fúnebre de ta Reina Oofia María de AustriaJ' Imp, 
en México 1697. 4. — '^Histórica narratio de glorioiis iricremen- 
tis Provincise Sancti Evangelii, Ord. S, Francisci, Mexicano 
Diceceseos ad Capitulum genérale missa." — Se halla M3. en el 
archivo de S. Francisco de Madrid^ donde la vio el P, Fr. 
Juan de S. Antonio, autor de la Biblioteca Franciscana. — *'Re« 
soluciones morales, útiles á los párrocos de Indios." M8.-*— *'Del 
origen de los Oficios Divinos." MS.-^'Ser monas en Lengua Me* 
xicana'* MS.— ^'Vidaa de S. José y S. Juan Bautista en me- 
xicano.'' M8.— Otros varios MS. dejó el P. Betanciir, que §é 
han extraviado (dice el P. Rosa) curioso bibliotecario del coa- 
vento de S. Francisco de México. 

BETANCUR (F&. Alonso) del orden de S. FraDcMo déla 
provincia de Guatemala. Si acaso Pineloy el autor de la Bibiio* 
teca Franciscana, no ha equivocado á este religioso J^, AUmMO 
JBetaníSos^ como equivocaron á éste con JFV. Pedro, Escribid 

^* Arte y Vocabulario de la Lengua de Guatemala." 

BETANCUR ( D. Joaquín Díaz) presbítero mexicano, ba- 
chiller en teología, vicario de la parroquia del sagrario da la 
iglesia metropolitana, notario y revisor de libros por el santo iri- 
bunai de la inquisición de la Ñ. E. Dio á luz 

^'Luz de Pecadores.'' Imp. en México por Hogal 1752. 8t— • 
«'Epitome Sacrorum Bibliorum, qu» in singuiis eorum eontinen- 
tur summatim exhibens." Mexici 1752. 8. — ^'Sermones para la 
festividad de la Sangre de Cristo." Un tom. en 4. MS. en la 

biblioteca de la universidad de México. 

s 

BETANCUR (Yek. Ped&o) descendiente del rej de Caria. 
lias, Juan Betancur, nació en Chasma, pueblo de la Isla de Te- 
nerife el aSlo 1619. Siendo de edad de 31 afios sé embarcó pa- 
ra la América Setentrional y llegó á Qunlemala en 1651. Allí 
aprendió la gramática latina con los PP. Jesuitas; mas no qui- 
so continuar en el estudio de las letras, por dedicarse todo al de 






— iro— 

MyVi^udes. Por ofo se le vi6 caml)iar la sotana áe estudiante 
6i( el fia^o dé tercero de S. Francisco, y en lugar de las au^ 
Ub' frécófentar ei cálvano de aquella ciudad, que reedificó, re* 
iiVátidose á xxtih casita inmediata que compró en cuareñTa pesos 
y'0n ln que ensefiaba á los nilios pobres la doctrina cristiana, y 
fa'é pnrnéras letras. A poco tiempo convirtió dicha casita, es- 
tüffliL V oratorio en contento, hospital é iglesia para enfermos 
' ódiivalécieñtés, y de allí salió el orden religioso hospitalario de 
B^kmitas^ estendidb por ambas Américas, que el ven. funda-, 
'dot d^nOit^infó así por su patticular devoción al Misterio del Na» 
cimiento del Redentor en el portal de Belén. Cuando envió éL 
'£!^(>ália At betn^ano Antonio de la Cnn á solicitar la licencia 
Vfel conaejo de Indias, formó la InBtruccion para su dirección 
y manejo en la corte, y dándole solamente catorce reales para 
el viaje, ledljo:*' vaya hermano cotí Dios, que si vá en su nom* 
bre y pata 1^ ¿l(>ria, con eéo tiene bastante;'' y así sucedió. £1 
' fiié quien estableció las hermitas llamadas dé las Animas á las 
' biítrádás^dé Ikii crada^dés/ filias y puiebios de casi toda esta A- 
ihiáric'a. A íiir hospital de convalecientes afiadió una sala para 
'1á'¿riah2É('de niños é^f^ésitos, y trató de fundar un convento de 
k'éHgibsasffrárióiscánas pbraiá educación de las ñiflas; mas no 
le fué posible verificarlo. £1 arzobispo virey de México D. Fr. 
P^vo £nriquez de Ribera, que era entonces obispo de Guate- 
tdaÜ^.f débia dé "éste váron admirable: ^*£n todo son preciosas 
*%S prendad defiíétniano Pedro, pero la más singular en mi es* 
'""Yfñii^cion'.es' su entendimiento." Murió digno de ios sitares, en 
CÍuaíemála de tó años de edad el día 25 de Abril de 1667. Ya 
cercano á morir preguntó iContfue estamos todos conformes en 
queme muero? y como le respondiesen que no habia duda en 
"mo] íe^iéé: Pues huéigo^rhe)por Calzillas: así Maníaca ai De» 
' inoi^io. ' Sú funeral fué ei más magnífico. £1 cadáver fué con- 
*dircÍdo en unía carroza á la iglesia de la escuela -de Cristi), car- 
gando el féretro ames y de^piies el sr. obispo y loa canónigos» 
'"Asicftió' la reáláuditácia, eidero secular, las órdenes religiosas, 
'4á'htíbleza y un inmenso pueblo, que tocaba- rosarios al cuerpo, 
f aun hubo quien se «tr^y^tf^ á cortarle el túnico: lo que obligó 
'i^ner gnkrdia de soldados al rededor del túmulo. De la 
iglesia del depósito fué cotídutido al día siguiente el cuerpo en 
procesión á la de los PP. Franciscanos en hombros afternati^ 
* yqinente del* presidente, oidores, prebendcKkMB,- regidores y pre- 
lados dé" las comunidades eclesiásticas. A- los ñiieve días se ee* 
lebraroii solemnes honras fúnebres: y á 18 dé'Mayo>del si^uien- 
te afio un solemnísimo Bntver<iário¿ 'EhVeh.'PtfdKydeBetancur, 
que edificó á Guatemala con soH ^rtades( queiailenó deadmi* 
ración con rus milagros, y queia enri^uélc^ eon sus reliquias. 



—171— 

la colmará de júbilo y de glona, como á ambts Ajiléricas, partí* 
cipes de pus beneficios con eú beatifíoacion, ^ueaésgilá en Ro- 
ma con empeño, habiendo declarado ja sus virtudes en grado 
heroico el Sumó Pontífice Clemente XIV en 25 de Junio de 
1771. Escribió para honra de esta biblioteca 

•«Instrucción al Hermanó Antonio de la Cruz."— ^'tteglae de 
la Confraternidad de los BetlémitasJ^ — *^ Corona dé ta Pasión 
de Jesucristo nuestro Bien." Imp. en Güaternbla.— ^^'Memofia 
de las Coronas, que han rezado los hermanos y devotos de |a 
Virgen Ntra. Sra. en Guatemala los aiSos 1661 y 1666, que iiú« 
portan 608.0009277 rosarios,, con un mil más.V :imp« én Guate- 
mala, 

BETANCUR (Fa. Rodrigo db Jmitb) natoral.de las Bacas; 
pueblo del reino de Guatemala, religioso francisoano, maestro 
de novicios en el convento de aquelta capital y custodio de aque- 
lla provincia. Fué compañero del ven.* padre IMforgii y funda- 
dor del hospicio de Propaganda Fide de la ciudad ^e Granada 
de Nicaragua. Escribió 

^^Exposision de la Regla de S, Francisco para instrucción de 
ios Novicios de Guatemala.'? Imp. en ^ convlento de^S; Fran*- 
cisco de dicha ciudad 1715. — **I>ecachardo Seráfico." Imp. en 
Guatemala por Pineda Ibarra 16B3. 8— ^^Modo de Orar los di- 
vertidos y los pobres que no saben leer." imp.'e» Guatemala 
ni7. B. — '^El Candor de la.Lu^ Eterna." Imp. en Guatema- 
la. Reimp. en Cádiz: y en Guatemala 1734. — ^{figtoriííí y Buí- 
)as de la Sierpe al Pecador." ]VliSr-^**Arte de ganar Alfnas pa- 
la Dios.— i^rtiñcio para discurrir en la Ciencia roorah—Oechá- 
<io y Ejemplar de 8eraiohes coñfordie á la práctica que hoy Se 
asa." MS. — Estaos tres úliictios MS. existen en el ¡colegifo de 
Propaganda Fide de Cristo, en Guatemala.-^ **.Tratad o de las 
Supersticiones de los indios deMatagalpa, Xinotega, Muitnui y 
óteos del partido de Sevaco; y de los diferentes et^redos con qne 
él Deibonio engaña á los que «e llaman Brujos." M6; 'según 
oon&ta de la y ida del Yen.Margü • impresa; 

BETANC6R (D. Sebastun) natural de la ciudad y puerto 
de- Veracruz, colegial en el Palafoliaiio de la Puebla de loa An- 
geles, canónigo de la catedral de Valladolid de- Micbooean, Dio 
á luz 

**Eiogio fúnebre del Ulmo. Sr. D. Márcoa Mariana y Zafirilla, 
obispo de Michoacan, pronunciado en las Honras solemnes, que le 
hizo su Iglesia Catedral." Imp. en México por Jáure^ui 1810. 4, 

BETANZOS(Illmo. D. Fr Dombim) Baci6 en la dudad 



— Í72— 

de León en E«pafia de padres ilustres j ríeos. Estudió en 1» 
universidad de Salamanca, y recibió en ella el grado de licen- 
ciado en derecho civil. Su amor á la virtud le hizo preferir la 
vida eremítica y solitaria al glorioso ruido de las escuelas, y u- 
nido á otro joven de sus mismas ideas, llamado Pedro Arcone— 
da, huyó de Salamanca á buscar á Dios en la soledad. Enca- 
minóse á Roma á pedir al Papa la bendición y la licencia, j á su 
tránsito, por el célebre santuario de Monserrate, estuvo para 
quedarse con aquellos mongea, que se habian enamorado de 8U9 
bellas prendas; roas siguió adelante. Recibido benignamente del 
romano Pontífice, que lo alentó en sus buenos prepósitos, salió de 
Roma para Ñapóles, y en la Isla Poncia, famosa por su soledad 
y cuevas, dio principio á su vocación en consorcio de cuatro 
hermitaños que allí moraban. Mas la intemperie del sitio, que 
en la edad de solos 25 aftos le había puesto enteramente cano, 
]e obligó á pesar á otro parage de la misma Isla, donde perma- 
neció cinco años entregado á la oración y al ayuno. Entre 
tanto ansiaba por su compañero Arconeda, que se habia queda- 
do enfermo en España; y resuelto á traerlo á ^la Isla, salió de 
ella en su busca, y le halló religioso de Santo Domingo en el 
convento de Salamanca. Y reflexionando, que en este instituía 
no solo podia ser santo, sino santificar también á sus prógimos 
con la predicación y el ejemplo,, se determinó á tomar ei mismo- 
hábito, como lo verificó en el expresado convento de S. Estovan 
de Salamanca. Por el año 1514 pasó á la Isla Española de 
Santo Domingo, donde aprendió la lengua de aquellos Indios, j 
les predicó en ella, como en la castellana á los españoles. A 
los doce-años entró en México con los primeros religiosos de su 
érden, presididos del P. Fr. Tomás Ortiz, vicario general. Y 
habiendo regresado éste á poco tiempo á España con tres, de 
los doce compañeros, y fallecido otros cinco, quedó nuestro 
Fr* Domingo por prelado de un diácono y un acólito, y de les 
que fueron abrazando sucesivamente el sagrado, orden de pre- 
dicadores, con que se fundó la provincia de Santiago de la N. 
£., que amanera del Rio. del Paraíso se dividió y extendió en 
cuatro caudalosos brazos, á saber: la de México, la de Guate- 
mala, la de Oaxaca y le de k Puebla de los Angeles. De Mé- 
xico hizo viage nuestro Betanzos á Guatemala, donde fundó los 
primeros conventos de su orden; y embarcándose después en 
Veracruz pasó á Roma á tratar de la separación de la provincia 
de la.N. £. de la de Santa Cruz déla Isla Española y lo que con* 
siguió en el capítulo general de 1532. Besó segunda vez el 
pié al Papa, el cual le concedió que la festividad, de Santa Ma- 
ría Magdalena, de quien era devotísimo, cuya cueva de Marce- 
ila había visitado caminando cin^ dias de rodillas, y en cuyo 



honor fuadó á8ipte legims al OrUnta de México ei 6J«mprhi|»i* 
ino convento de Tepetlaxtoc, fuese con octava en la provincia 
de Santiago. Nombrado vicario general de la N« £• por el re- 
veretidísimo F^nario» al pa«ar por Valladolid á besar la mano 
ttl cesar Carlos Quinto, para restiluir^e á la América, fué pre- 
sentado por primer <ibispode Guateábala, cuya dignidad rieiMín* 
ció con admirable entereza. Volvióse á México, j á 1 de Ma- 
jo de 153^, fué electo provincial.de esta provincia, que acabé 
de cimentar, y continuó ilusuando y engrandeciendo. No con- 
tento con lo que habia trabajado, solicitó pasar á las nuevas is« 
las Filipinas; y fué necesario para que desistiese del peniamien- 
to, qqe el capítulo le prohibiese cun precepto formal ^tri^itar de 
esta materia. F^é íntimo amigo del ven. Fr. Martin de Valen* 
cía, que le nomb|ró conisario del;Banto oficio; del Illmo. Zuma** 
rraga, á quien asistió en su muerte, j del, primer virey, D. An« 
tonio Mendoza, con quien se retiraba con frecuencia al con- 
vento de la Magdalena á tratar del bien de este reino. Einai- 
mente, colmado de méritos y áe dias, y considerándose ya inü- 
tii en la América^ pidió licencia para volverse á Espafia, y con 
el título de procurador regresó en 1549. Llevaba ánimo de vi. 
sitar los Santos Lugares de Jerusalen y de morir en ellos; pero 
aus pocas fuerzas solo le permitieron entrar en el convento de 8. 
Pablo de Valladolid el dia 26 de Agosto del referido afio, para 
disponerse alií á morir, como aconteció á los 15 dias. Fué ex- 
traordinaria la conmoción de aquella ciudad en el funeral dei 
Apóstol Mexicano, que así le apellidaban; y el devoto empefio, 
con que los primeros personagesde la corte solicitaban las reli- 
quias del Varón 6ant0f como le aclamaban otros. Falleció pues 
en 10 de Setiembre de 1649 á los 69 allos de edad, Y aunque 
el Illmo* Dáviia y otros que hablan largamente de este esclare* 
cido religioso, no le cuentan entre los escritoras, es indubitable 
que escribió 

'^Adiciones de la Doctrina Cristiana^ que compuf o Fr. Pedio 
de Córdova.*' Imp. en México por Juan Coremberger. 1544. 4^ 
—Y en 1550 se publicó la misma Doctrina traducida. al mexi* 
caiu) con el Apéndice de nuestro Bctapzos. Imp. por Juan 
Pablos, 

B£TANZOS (Fr. Pebro) á quien la Bihlitíteea Franciscana 
apoyada, al parecer, en la autoridad de Fr. Jaco.bo Castro en su 
Árbol Croiiológico, llama JFV..il¿on«o. Nació en Beunsoü 4e 
Galicia, y ya religioso franciscano prpÜesó en la provincia de 
Com postela: fué uno de los primeros misiuneros de Guatemaki, 
y fundador de la provincia de Nicaragua: Kn mepoa de oc ho a- 
SIoÍb aprendió catorce idiomus de los ludios ó caloac ditiltctus^ á 



—174— 

qtfd lie extienden láa tres lenguas pHndpaled kiche, kaehiquel 
jf t^iitttgii de Gutttéhi'alii. Pasó después á Méjico y aprendió 
también la niAKÍcana. Murió cerca del pueblo de Chomez en 
Nicaragua el alio 1570. Escribió según unos, varios Artes y 
DiccionarioSy y con tnas especificación, ségun otros 

<*Ane, Vocabulario, y Doctrina Cristiana en Lengua/leGua- 
lettiala." Iinp, en Sílézico.-^Con motivo de que en estos e^cri- 
ios usó siempre el P. Betanzos de la palabra castellana Dios y 
jamás de la regional Cah&üil^ con qué los gentiles nombraban 
la Oitinidad, se suscitó una altercación entre los religiosos fran- 
ciscanos y dominicos de Guatemala sobre el uso más propio da 
aquellas voces: los dominicos sostenian la regional Cabóvil] f 
los otros estaban por la castellana Dioi, Y el P. Remesal es- 
cribe en su historia ''que ho había sieitisfécho á los PP. domini- 
canos la Doctrina y opmioki del P. Beiattí os." Sin embargo en 
el libro de la fundación de iá provincia de ptedicadores de Gua- 
temala, se leen éstas palabas: en esta ptovlncia está muy recibi- 
do el nombre de Diót, y do nit^gXina ihaAéra se usa del de Ca- 
6(Wv antes 1« tienen por malo. Y t\ P. maestro Fr. Tomás Ca« 
ftillaS| que fué obispo de Ghiapa en su visita del áüto 1551 ruan- 
do con precepto de obediencia á tod>08 tos religiosos dominica- 
nos; *'que ni en los sermones, tii en laS doctrinas, ni en hablas 
particulares entre sí, ó entre espaholes ó Indios^ usen del nom- 
bre CabovH, sino d«l nombre de Dios, pata señalar y explicar el 
Ser Supremo." 

BETETA O BITELA (Illmó. Fr. Grkgokio) hijo dé há- 
bito del convento d^ S. Estovan de Hala^iñoanca, infatigable mi- 
' sionero de la N. E. á donde llegó en 1533. Viajó por tierra 
desde México hacia el Norte, en busca de la Florida, convi^- 
tiendo de paso inumerabies infieles á la verdadera religión. Y 
habiéndole presentado el cesar Garlos Quinto para el obispado 
>de Gartágenade Indias, hizo vitfge'á EspaSa, asoló renunciar 
(la mitra. Volvióse á VefacrUz y de allí partió á predicar álos 
indios zapotecos, cuyo' idioma supo con perfeccic^n. Y ya<ian« 
sado y viejo regresó a Espafia y uürió en el convento de Tole- 
do año 1562. Escribió 

''Doctrina Gristiana en Lengua Zspoteca." 

BEZ ANILLA (D. José Mariano) natiaral de Zacatecas, 
presbítero del obispado de Guadalajara. Estudió en el real co- 
legio de S. Ildefonso de México, y recibió allí los grados de ba- 
chiller en teología y cánones. Dio á luz 

''Muralla Zacatecana con Notas hÍ6tóirí<^.a6«^' Irfrp. en México 
17S8.8.-— ' £1 día 8 de cada mésen'étfKe do la SSma. Virgen 



mfÍÉLr ikiip.>n México 1797. 12.— "íféiftfe hlifffHba M 
i^añtiiario de la fiufu." Imp en Méitico 1797. 4.-^'<lJa D¿BoVÍI 
Zac^tecaná: Poenia en tres Cantos." Itht>. éb Méitito 1797.'4. 
— ^DédBgnivibt para la Cuaresma." Imp.-^'EfHgrátnnkleí ét 
Phaleuci ra laudem Ferdinandi VI. Msp. Rég."-^*^Mutub0eíM<> 
peüos del PaJtrocinio de la Virgen María ^n la iáú)g;Ü8¥a perédtíá 
de Felipe II de Espíafla." Imp. en México 1800. 4* 

BIC (Fr. CoRNELio) natural de la Haya, capital de láHo^ 
landa. Vino joven á España j tomó en Granada el hábito i¿^ 
8. Agastin. Pasó á México y estudió las artes liberales j íá 
teología en el colegio de S. Pablo. Destinado á la converlú6á 
de los Indios de la sierra de Meztitlan, aprendió mnj bien el !• 
dioma dé aqueilés pueblos; y trabajó en el ejercicio de la iií^.- 
Irúccion de los neófítbs mas de veinte aSos, entrándose cóíi p^a- 
ligro de su vida á bi/scar en las barrancas y cuevas de acjüéHóa 
asperísimos cerros á loa inüélesy que ceimo fieras 'huiaii dé ^b 
«spafloiés y de los ministros del Evangelio; y con sus Canciaa 
logró reducirlos á la fé, habiendo bautizado él sólo en un día más 
de dos mil gentiles. De allí le sacaron sus prelados para que lo 
fúése de varios conventos ; y le etiviaion después por pritlciira- 
dor á Roma. Conocida en la capital del orbe cristiana la tólf* 
da virtud, literatura y mérito del religintío hóiáiido-^mesricéna, 
fué nornbrado por el general de su orden, visitador de hs$ pvo<» 
vincias de Hibernia, Ir^gla térra, Estsoslay Holanda,- cuya comi- 
sión desempeñó, dejando efn todas partes ejemplos de )Sftbtklad 
admirable. Murió en Bruselas á 126 de Julio de 1614, y foé'be» 
pultádo junto al aUar mayor de la iglesia de 8. Agusüni iBs^ 
cribió 

«'Sermones Dominicales.'* On tom. en"4; Imp. -en Amberes 
1505. — '*Ser¿Q6nés de Santos." Un tom. en 4. Imp. én Am^ereí 
1607.— No sé cómo omitió Eguiará en la letra C dé su bib&ite* 
ca éste ilustre liombré. 

BIENPICA Y SOTOMAYOR (Illmo.D. Salvidoí) Aámí 
en Ceuta de ilustres padres gallegos por el año i 730. Fué cole- 
gial en el militar del orden de Calatrava de la uhivei^sidád de'Sa* 
lamanca, doode esludió la jurisprudencia y recibió lamberla ' dé 
doctbr en cánones. Después de haber heoho un viageá Italia, 
pasó á la América Septentrional Con una canong^lie la /Cate- 
dral de Valladolid de Michoacan, donde ascendió á las digni- 
dades de maestrescuelas y chantre. Regresó .6 Espafla ¿5ra«- 
brado canónigo de la metropolitana primada de Toledo^ donde 
fué también prior de 8. Benito. En 1789 fué presentado para 
la mitva de la^Puebla de los. Angele», y eo&sajgradoen lá Ha- 



bfipa, entra en su obispado el 27 de Agosto áo 1790. GQbemá 
eu grey dulce j pacificamente por espacio de 12 aCíos j murió' 
llorado de los pobres en .2 de Agosto de 1802. F^ndó en su se- 
minario palafoxiano de la Puebla,la eátedra de Locis Theologicis, 
Su memoria será eterna por la .generosa munificencia .con que 
emprendió j continuó la obra del labernácula principal y pan- 
teón de su iglesia catedral, para cujos gastos dio ciento cin- 
cuenta mil pesos mexicanos, dispuesto, si hubiera Tiirido, á ven- 
der (como decía) el pectoral y la cainisa para ver concluida u- 
Qa obra nueva én su género en la N. £., dirigida por el celebre 
▼sljencíano Tolsa, y en que brillan á competencia el buen gus-^ 
to y la magnificencia. Dio á luz 

^'Qarta Pastoral sobre providencias y precauciones para la impo- 
sición de los Capitales de Obras Pías, Capellanías &c.** ípap. en 
}a Puebla ] 790 ^-*^Carta Pastoral al Olera AngelopolUano sobro 
los primeros versos del cap, 5 de la primera Epístola de 8. Pe- 
dro.*' Imp. en la Puebla 1702. fol.--«; 'Carta Pastoral sobre la 
enseflanza de la Lengua Castellana á Ids Indios.*' Imp. en la 
Puebla 1793. fol. 

BIBNVBNIOA (Fe. RoDEioq)bijo de la provincia de Sa» 
tiage de EspaSa, de la cual pasó á la provincia de Guatemala, 
y de estalla del Santo Evangelio de México por el año 1545^ 
Aunque solo habia estudiado la latinidad en . Salamanca, tenÍE 
un ingenio tan vivo y claro, y era tan curioso, observador y a* 
plicado que después de haber aprendido varios idiomas de lo» 
Indios, nota y escribió ^'muchas cosas concernientes á la His- 
toria civil y eclesiástica de esta América,*^ que corrió casi toda<|, 
caminando desde la costa de Yucatán hasta el Valle de Valde* 
ras en la costa del Sur, siendo obrero evangélico, cempaüere j 
eeorétario de vatios provinciales de su orden seráis^a. Por esto 
confiesa el P. Tovquemada *'que á nuestro Fr. Rodrigo debió 
mucha luz para lo que escribió en su Monarquía Indiana." Fa- 
lleció en 1575 en el convento de la Puebla, siendo guardián del 
de Huejotzingo. 

BIVAR (D. Andee») abogado de la audiencia de México. 
Dio á luz 

*lAlegacion jurídica en defensa del mismo Autor." Imp^ ca 
Méixico en foL sin expresión de aQo. 

BLANCA (D. MiouKt) natural de la N. E. Escribió según 
leo. en las gacetas de México del año 1732. 

'SEatancia8egunda.de la Vida y muerte del capitán P. Mi- 
«guel Velasquea Lorea, alcalde iQ^yor io sania hermandad del 



reino Je 'ítféxícb/' l(np. allí, 'dTchpáíSó. ' Ji. ^ , .;,;, 

BLANCAS DE' SAN JOSÉ (Fa. Francisco) nütüml dé Tai- 
razona en el reioo de Aragón. Tpmó et hé^btio de Santo DohÜft^ 
go eh Aicalá, y'~gozando en Rspafla créiÜto de gran predicádc^. 
le llamó Dios á que pasase á empUar su ttlocuencla á las^ñisloK 
nes de Filipinas. A su tránsito por lá N/ E. fu¿ deteiiic^ étl 
México, donde predicó coíi' grande aplauso y no meíior frütbv')^ 
queiiendü iiicorpofarlo en lu provincia de Santiago, 'sé rt*8Í8t^ 
constBíni emente hasta embarcarse en Ac^apnláo para 'Manila^ 
donde fué laborioso y ejemplar ministro. VolvieDdb de^rocd''^ 
rador k Europa,. murió en «i mar del Sur^ cerca ja del puerto de 
Acapulóó'porel año 1614. Escribió, según e) lilmo. ^duarte 

**Arte de lá Lengua Tagala. — De los cuatro No\rÍ8Ímos< Uel 
hombre'. — Preparación para la Confesión y Comunión. — De Icé 
Miaterios del Rosafio.-Arie para ensenar el Castellano á los Iri- 
dios de Filipinas. — Memorial de la Vida cristiana. — Canttirés 
espirituales.'* — Todo esto en lengua tagala, ta^álidá ó ta%gá)ic^'. 
y grabado en tablas chinescas, porque no habla imprenta.-— 
**8ermones paca todo el año en caftellano.^-^Estoilíloslle'iraba 
á imprimir en España D. Nicolás Antonio, le llama BJqncflu y 
dá una pobre noticia de isus esciitos. . 



BLANCO (D. ALSJANDao) natural y vecino de la ^iudaá éí 
Carracas. Escribió juntamente con el conde de S. Javier '^ 

*«Repres^entacion al rey sobre la libre ExiraccioQ y Com^fci^ 
del Cacao de Caracas." Imp. 1745. fpl. 

BLANCO (Fr. Antonio) mexicano, del orden de S, F^Yijl 
cisco, notario apostólico y lector de prima de teología cin el co- 
legio de S. Buenaventura de Tlnteluico. Dio á luz 

"El Máximo entre los Políiicos sagradosr que; ha tenido el muí^- 
do y la Iglesia: Elogio del. Papa Clemente Catorce, pronuncia- 
do en las Honras que le celebraron lag dos provincia^ de Santo 
Domingo y S. Francisco de México," Imp.allí, 1775. 4. 

BLANCO Y ELGUERO (Illmo. D. Buenaventura) n»iu- 
ral de Valladolid en Castilla, colegial del mayor de S. Ildefon** 
so de la universidad de Alcalá, doctor en cánones, canónigo 
doctoral, provisor y visitador dé Calahorra.. Fué promovido fil 
obi:»pado de Antequera de Oaxaca en t754, y lo gobernó ' di^'z 
años como pastor vigilantisano, ensañando a s^tis ovejas con ln 
doctrina y con la penitencia el camino del cielo. Piucuró cori 
prefereúcia la enseñanza y educación do la juventud; erigió'u. 
cadeinias de moral y de ceremonias «ugrada»; ap^plió el hospi* 



-i.T»- 

Ul, y aurtitf au botica con HOlfO pwoa. Hizo ríe nuevo el sa- 
grnnu de piala de bu cutediul, añiiiJiijádule TOO luutcos á lo» 
42&que aiiiGH tenia: y «n II deMujro c|e;l,7&4,.f<>ll«ciú en la 
VlíXM S^nur. Ujú áliiz 

<;Paitui'itl eobre el Jubileo del ASo Safilo." Itnp. en la Puq- 
llla, 1160,— "Pastüral sobre el Pauonuiü do la Virgen María 
en el Alislerio di! EU Concepción Inmqculada en lodoi los Uo- 
(DiniflB di! ¿spafta." liapl ep la puebla, 1762.— " Edicto PaalO- 
ral aotire la oLligiicion dtt lo« predicadoiea de explicar la Doc- 
trina GriaÍBnii, uunqi4e.Boa,en, Sermonea Paneglricps." Imp. en 
laPjieblB, 1756. 

■ JBEjiriCOtP' Feupk) npci6 en México en 1687, y enníen 
lA-cpmpfi.^p de JesuB en 1792. bUi^eíló lu filosofis y la i^olo- 

ilg^.pD Ipa^colégios de la Put:t)la, y ()!ua,df«]f^!i[B, jr. la tepjq^fa 
ipjiral en el májUino.de México, dcinde fué lanibi^n prefecto dá 
^'áqoiíg'i^jtecian.del SelTudoi. Al mió en 1733, df júnelo Ms. iip 
lójft. e.ri (u^ ,9^ue^^ copeexTu en U bibliplec|t dii U línifBri^Jtkd 
w Mijí^üco.jiíiiiui^dQ: 

^ StiAÑCO (Pl Matías) TiBf¿\ü en ]« ciudad de P^raugp, c^- 
pilal deia Nueva Viacayapor el aüo 166CÍ, y profesó el Ír»aliiuio 
jl|jg,;,íg5^qio de Lvypú ep la p[;oyincll^ de IVJé^iw, en 1679. 
Fue cate,d rauco á,e pr.Lmp de ie»logia en e) colegiu máximp da 
S, Pedro'.j,,,g,7'a(.lo, y piffcíio de aua eptiidios. Muti.> allf.en 
l7S4,'tiabiendo escrito , ■ . 

* Funiculiia Triplex, Divi l'hbmffi Praemoiione, Scotico comí- 
tM^e-U^cieioet Scienlia j\iedm coniextusí íjive Tra^Kiua da 
"Jjoehate créala sub Djvina Bcienüa, Volunialu et Oinnípoten- 
Ua."' ¿dii. Mtíxici apud Hugul 17^6. 4.T-"í-'iaiica8Uocinna- 
W." Ua tofn.en 4. AIS. en la biblioteca de 1» univ^raiditá de 
Méjcjco. 

"'■'BtANCp (fa, }/U.yihti\ M órdei; rlp S- Francisco, bijp de 
la provincia ^e Andalucía, leclor de teología en el convenio dé 
la isla de PuerlO: — Rjco, ejctimi^^dor Binodal de aquel ubiapado 
y comipario prpvincjiil de las misiones del PfrUjj, iiuiten^cieniea 
á áqu^ila diócesis. Dio á luz 

■•Diccionario de la Lengiia de Curnanáj y, 4,rte (Jf la piisw^ 
del iP. YangiiBs, corregido y HMmenfa,iip." Ínjp.¿n^|Jiifgoa por 
Juan Btar, 1663. 4. — -De la €ünyer«iou d,f 'ufí J^P(|Ío>? él'P'B''^* 
gotee y Paleorjuesy nolicja dt: gu« ptM^s inemorabj^a." Imp, en 
Madrid porG/ircie Infaiizon, llíílO'.S. - ■ ■. 



—179— 

IMANES (D. Joan ,Bttm^T*) nntu») de. Alcoy en al nfno 
(le Vnlencttt, ilicuc'u'' y inHCítio <t'i arilmélícp t áF^éln^a, éñ', 
México, sgrünenior, UIuIikIó por. el rey, dé |8 N. E. y Pe^i(tf\-¿ 
probado por el leal uibunal'de la minería, y. director do'ÍA'ifii- 
nu de Kayes. Dio á luis '", 

■'Método nuevo de resolver los- problemas dé pitoporcidtt'páT 
Ecuaciones «Igebrálcaa."— "Tablas pnia resolveticidpfi.loe pw- 
bleooHS de la TfigonomelrV Irnp, en México. l784,'4.-r''Rw- 
mulacio para enirur en las Minaa á topiar loa üntoa, pm Id tnb-' 
jpr dirección y lesolucion de PioblemAg.* Inip, 

BI^AN£:S|^(b.LMq. D. FiuToxAi}na[urRl<lcI reino de Vkleo- 
cía, ,é hijo lie b&bíto del convento dé S. I'ublo ile Vafladotid del 
fi.rdeu de piedicadcrüa, Pasú a In provinciu del Peiú, y fii¿ «llf 
giaestro en teología, prior de varios conventos. protiiiCÍul^'Calífi- 
(in4<>r<lelsHni6 oficio- i¿n 1610, fué eWcio obispo de ChÜipaen el 
leiiw de GuatemBla,y en 1612. falleciS en lii víspera déla epifanía 
en él pueblo da'XiquIpila de aquelládiócpsíj. Dia á'Iilz'" 

"Explicación sencilla de la Doctrina Cristiana para loa-pftf-* 
Utijo^.de J^HU^I^Bio." lni|), en SeiillfL 1613. 8. 

BlA^oXltZ MaYO^ALGO jp- J¿*M) naniíal Sb Ctóti-' 
re^ en Exir'emaíJiira. y de les inns priticÍtiálék'Í'¿ini[?H«¿¿^B(Iié^ 
rft.proyinciii. Vivió muchos. aB8a en la PÍ E:, y: fu'é'íreWníddr' 
oñciál reul de las cajas de "V^rnCrúz,' 0io'á'la2 

' "£*é,rfecia r.aíon de Estado deducida He los H^hos Üél '8f,' 
rey, p.Fernnndo e) Católico, contra JftB PolfiTcoí Wirttía:" 
Imp,^ tp Mélico por Firancisco Robledo, ltí4B. 4.' "' ' '.' ' 

BOCANEGIÍA {'P.M*T[*8).nac¡6 en la Puebla de l(i Aft;- 
gelep á prmcipios dtl siglo 17,y fu«S uno de loa' je&uír'áí'dSlií 
prorincUi dé M'éxico de más vivo ingenio, y de mairinátruc&foli' 
en las letras buinarias y én la^ ciencias sagradasjy muy eillttiéí- 
d9 de los vireyes y obispos de la N. E. Escribid 

" 1 a la vislu de im Desengaño." [tnp. muchas vetféi| 

;n'ie con (¡tras de otros mgeitios que qiÜsieroti Im'llkf^ 
la, ea' 17á3. — Comienza h=í: — ' Una Inrde en quéel Mbyo, .'. ." 
— Vítit)se en eíta biblioleca loa artículos ATTÍolú¡Ochóa, Tai- 
efCé y el (ntálogo de los Anónimos. — ''Vitige dei marqués'' do 
Víllfciin por miir y lierru á Mpsico, en verso castÉllano." Iñíjí.' 
allí, IClQ. 4.— ■■Teatro geráiquico de la Luz. l'ira criatifiíio ^- 
lí'iicu del CTubierno, erigida por la M. N. y M. L. ciudad de Mé- 
xico p, la eniiuda de su virey, el Conde de SalvutieTru." Itb^.'en 
Méxícb ))ór Ruiz, 1642. 4. — "Si rmon predicado en lu fiesiSUe la 
folenintt cotoctiuioii de la Cru2 de Piedla hallada ¿n''lVp«lipii1- 



,£ 



co." Imp. en IVÍéxícó, 1648, 4.-— •*Sennon (fe la publicación de 
la Bula de la Sania Cruzada en México el dia de ¡üi. Miguel, del 
afío 1649.'* Imp., dicho afío 4. — ''Historia del Auto público y 
general de Fé, celebrado en México en 11 de Abril de 1649.'^ 
Imp.^ allí, por Calderón» dicho año. 4. 

BODEGA Y CUADRA (D. Juan) naturaf de , la ciudad dw 
Linaa/caballero del orden de Santiago, capitnn de navio de la 
real armada, j'comaníjante del aposiadero de S. Biaben la cos- 
ta del Sur de la América Septenirional, y uno de los marino» 
más h^ibi^esj laboriosos de España. Escribió 

**Viage de las fragatas Santa Gertrudis, Aranzázü y Prince- 
sa, y Goleta Activa á la costa N. E. de la América Se¡>tentrio- 
t)al, año 1792." MS. en ía spcretaría del vireinato de México. — • 
**C^rta Geográfica de la costa Occidental de la California, • si- 
tuada al N. de la Linea sobre el niar Asiático, desde los 17 
grados hasta Iojb 5S." Gravada eií México por Villavicencia 
1788. : . 

BODEGA (D/Manubl) hermano del precedente, natural de 
Limja.r pcspues de los primoroa estudios en'la universidad de 
su patria, pasó á España, y recibió la borla de doctor en Alca- 
lá, y fué catedrático propietario de leyes én dicha célebre aca- 
demia. En 1773„hizo con singular aplauso oposición escolásti- 
ca á la eanongía doctoral dé la santa iglesia primada de Toledo, 
teatro donde siempre se han pesado con exactitud las produc- 
ciones literarias. En 7786, fué provisto oidor de la real audien* 
cia do Guatemala, donde sirvió también el empleo de saperin- 
i^nilente de la Casa de Moneda. Bn 1792, ascendió á la real au- 
diencia de México, y 090 la4>lazd de oidor desempeñó también 
la Asesoría general del vireinato. La afectada escrupulosidad 
de up secretario del Sr. Carlos IV despojó poi* algún tiempo á 
nuestro Bodega de la toga» por haber contraido matrimonio con 
una Sra. mexicana de calidad sin la licencia inmediata de la 
Corte, bien que previa la del superior gobierno de México. Pero 
el Sr. Fernando Virie reintegró honoríficamente en su plaea, 
ascendiéndole al supremo consejo de las Indias. Alcalá, Tole- 
do y Madrid han hecho justicia á suti talentos y literatura^ y 
Guatemala y México la harán siempre á su honor, integridad y 
pütviotismo. Uá di^do á luz 

. .;íD.e flBquitate Dominii emineniis, et jure, quoejusexercitium 
S¿mmif Potesíatibus compétil." Matriii apud Joachímurn Ibar- 
ra^ ÍÍ81. 4. — "Dictamen por Asesoría en el pleito del Ven. Dean 
y C^b.ií<J[ode Guaiemala con el Real Ifisco sobre el nuevo plau 
de Uislribuciun de Diezmos." Inip. en Guatemala 1789. ful. 



BOHORaUES (Ulmo, D. Fr. Juan) natural de la. ciudad 

de México, del órdeií de predicátioreé^ cuyo ih^fitúto Religioso 
profesó en el convento imperial de su patria &. 1 de Junio de 
1586. Fué maestro graduado por su proTÍnciá de Sánti»¿o y 
doctor por la real universidad mexicanay rector del bolegio d« 
S. Luis de la Puebla de los Angeles, prior de México, provincial 
y procurador en las cortes de Madrid y Roma. Del bbispadííi 
íie Caracas áque lo presentó el rey Felipe III. (1610) fué tras- 
ladado al de- Antequera de Oaxaca', qué gobernó felizmente háa- 
ta el afSo 1633 en que murió. Hizo á esta su iglesia vnrlaVd^* 
naciones^ entre ellas una! completa librería dé coro, qué costó 
cinco mil pesos, cantidad eil aquél tiempo' niuy «xcesívá á jOs 
productos d'e aquella mitra. El cabil'db cónCiKlio sépuliura álbs 
parientes de este prelado; no á sus descendientes y cOmo erra- 
dajnente.8e escribió en la serie de los ob^opoa de, Apiequera, 
publicada por el Sr. cardenal de Lorénz^riá. *D\6 Á'iui ' 

''Elogió de la Pufeza Original de la S2Saiá. Madre de'Diós, 
predicado en la Puebla de los Angeles.'*^' Irñp. en México ^r 

Alcazaz, 1620. 4. 

» ■■.»•' ' » 

BOJIORGlUÉS (Fr. Pkdro) natural de la Puebla de lóa'An- 
geles, presentado deJ orden de Santo Donf)ingo« y secretaqo de 
la provincia de 8. Miguel y Santos Angeles. Dio á luz 

v^Sermon en la Profesión religiosa, que hizo £n el convento 
Je Santa Teresa de la Puebla Sor María de la Encarnación (Do« 
rainguez.)" Imp. allí por Borja, 1673. 4. 



:• « 



BOLAÑOS (Fr. Joaquín) natural de la Antigua Eupáña, del 
orden de S. Francisco del colegio de Propaganda Fide. déla 
ciudad de Zacatecas, examinador sinodal del obispado déf nue- 
vo reino de León. Dio á luz '' ^ " 

*'La portentosa Vida de la Muerte, Emperatriz de los Sepul- 
' oros &c." Imp. en México por Jáureguí, 1792. 4. — Si el autor 
^e hubiera contentado con publicar su libro con este solo título, 
y exponerlo á la lectura y juicio del común de ios que leen, a- 
caso se le habria tratado con más indulgencia en los Papfifes 
püblicos de México* Pero tuvo la debilidad de aHadir en' el 
frontis de la obra esta importuna expresión: Cuya célebre Histo- 
ria se encomiefida á ¡os hombres de buen gusto. Y cooio en 
México y toda la América. Española hay nmcbos de aquellos, 
fjue tienen el gusto muy delicndo, se encomerdaron muy bien 
de examinarla, y parece que In bailaron poco digna de los mol-- 
fiet> y del buen gusto. Y después de tüdo puede le* elar^^é que 
' Ih tai Vida de la Muerteno sea obla del P. Bolítos/pué» ion 
ti mismo título dejó un M6. Fr. Ftiipe de ^. Ju^é^ cjirrnVUia 



ÜmmIso, da qiiwn h hñ^hiá «n lu lugar, 

Bolívar (Pb. Gr¿o'ob[o) naiural de Placencia en £xtre- 
inadufít, religmiio de k legulsr obaeryeDcia da S. Franfrieco. 
Como púc espacio da 25 álíoa una j otra Aniéricn: aprendió 
variaB lenguua de eiUe uacione*, y con au predicación y t-jcm- 

filo biso entre ellas copíoao fruto. Pasó también á lat iilaa M o- 
ucas; y al fin de *ua perc^nnuciones dejó á la república litera- 
ria au ^ 

"Hisiotia delUlbe Americ ano, "-rjr a preparad» para laspren^ 
8a B, como tealiñca Linceo «D au JSútoria rerum Bledicarum 
Novi Orbit. & quien cita «L biblioiecarió etpaüol, D. Miculá« 
Anionio. 

- títiUVÁp. Y ME^if^ (p. rKDKo) natural de la N, É, tídá- 
totj CBiedrático de víeperf* de j^éa de la universidad d^ Mi- 

S'có^i pidorde lá audiencia dé MaiiiU á mediadoa detaiglo \7. 
BCriDÍd 

"ProteiiBcion da 1m Vizcaínoa de la N. G., hectia ¿I vUita- 
ilfj D. Martín Carrillo, aobre el gobierno del Vir^jf^ Marquéa de 
Oet^éa, y lobre rio báberlefliJoparié en lá Bedi'dbn y lumulto 
¿¿'Mdxico." Irñp. en Mixteo, 1624. fol. 

' fiO^VlPtiÁN f IViONar¿c& AuADo) de nación frant^, cuQipaOe- 
rodiél Varón de Humboldl én su viaje & íaa ÁniéncéB, y digno 
portna talento*, instruccióii, cOrteaanfa y moiieElia de qué bu 
nombre y sua trabujos literarioa vayan unidos á lo^ de aquel aá* 
bÍQ, ¿ iliwtre prusiano. £scribiá entre olraa cosaa 

"La Fsrte BóUinica dé la Útra del viega dé tluiulwldt." ímp, 
¿O Far'íB, 

^NlfAZ^P. Alonso) italiano de DácWi y dé proteaion 
jefluiía de la Nueva líspanií. ¿lendo én México rector Jél cola- 

gio máximo dé 8. Pedro y S. Pablp, escribió 

"Carta circular con la noticia déla vida y v|rtuded del P, 
^edrb Juan Caatini de la Cooipunía de Jeaua," Xnip. én Máxico 
por Calderón, 1664. 4, 

BONíFAZ (P. hvi») nació en la ciudad' de Jaén éi> Anda- 
lucía el aSo 1578, y fué recibida en aquella proyütcia^^^lacotn- 
paBía dé Jeaua el de 1588, habiendo logrado por maestra en lu 
noviciado el insigne padre Alonso Kodrigué^ ^n l'¿(t^ vino 
á la PíueVB fiapaBn, y concluidoa au'i eaiudióa' niéenviadó alas 
misiones de Sinaloa, en que irub^ú' apostólica mente veinte a- 
Bos, siendo en loe ú I timoa superior y visitlidór do aquellos cris- 



tianos establecimientÓB, volvió á la capital México y fué 
fnaefltfo de novicios en TepoCzotlan, rector del c¿1ejg;io máximo, 
prepósito de la casa profesa, y dos veces provincial de la N. E» 
Murió visiundo el colegio de Valladolid de filichoacaa én 1644'« 
Dejó compuesto 

*«Arte de la Lengua principal de Sínaloa." 

BONILLA (D. Álouso) natural¡de la ciudad de Báezay ve* 
ciño de la de México. Dio á luz 

«^Nombres y Atributos de ía impecable y siempre Virgen Ma* 
lía, Se&ora Nuestra.'' Imp» en Baeza, 1624. 4.— '^l^oesfas k 
la Concepción' sin mancha de la Virgen María." lÁip, éá Mé-^ 
xicó por Juan Ruíiz, 1653« 4. 

.ÉONÍLLA; GODÍNEZ (D. Antonio) natural á'e>. Puebla 
dé los Angeles y colegial y catedrático de ¿losofii^ y ^e teolo- 
gía moral ^u el seminario de S. Juan y, SÍ. Pedro dp a^qu^lJít 
ciudad. Después de varias párrpquias que sirvió en aquél pbiji* 
padO) fué promovido á Ifi de la ciudad de Tepeaca, dónde falle- 
ció, haÚendo publicado; { , t ,/ 

•^Funebrts ad ^osthumám ^aiéntationem Láudatío ' ^uanl 
Hegia SS. Apóstolorum refri ét Joannjs Ángelopolítána Aca- 
demia sacra vit ciñetibuslllmi. a,c JBxcellrtii. Dom. D. 07ctaicidd 
Osorío Bscobur ét Llamas, ejuadem P^troniatque Antistilis dt- 
lectissimi, Nov« Hispaniae pro ílegid &c," miu AíifeSopolt 
apud Joannem de Borgia, 1G74. 4. 

BOr^ILLA! (P. Gabriel) mexicano, profesor de matemá,ticáa 
y de astronomía, il'ublicó varios pronósticos y almanaques, y 
dio también á luz 

<* Disertación Ckimetográfíca sobre el cometa apai^ecldc .^0 Mé- 
xico el mes de Dicieiñbre dé 1652.'' Imp. en México por Ber- 
nai-'do Calderón, 1653. 4. 

. BONíLLA: GODlN^Z <D. Juan) ¿ermano de Á Jln¿¿««i, 
natural de la Puebla, religioso del real y militar ¿rden de ta 
Merced, me^estro en teología y comendador en la provincia m 
la Visitación de la N. £. Dio á luz , , 

«'Sermón del Patrocinio de la Virgen María sobre tod'a la Mo- 
narquía Espíiñola." Imp. eni la Puebla por Borja, 1672. 4.— *»ija 
Ara de Apolo: Arco Triuníkl erigido por la ciudad de la Ij^ue- 
bla de los Angeles para el recibimiento del Virey de México, 
Conde de Moctezuma." Imp. en la Puebla, 1696. 4. — ^'Octavas 
Castellanas á (la Canonización de Ban Juan de Dios," Imp. 
«n Méxiro. im. 4. 



/ 



—184- 

BORDA (Fr. Andrer) mexicano en la patria y franciscíiuo 
en la profesión religiosa. Ilustró á aquella y ala provincia del 
Santo Evangelio con sus virtudes y con sus escritos. Fué lec- 
tor dos veces jubilado en su provincia y padre de ella; en la uni- 
versidad doctor y catedrático de Escoto, jubilado después de 
veinte años de continua enseñanza; y en el tribunal de la inqui- 
sición uno de sus mas respetados y laboriosos calificadores. En 
el pulpito era elocuente, en la cátedra docto y en el confesona- 
rio prudentísimo y en su celda el oráculo para cuantas dudas se 
ofrecían en la teología moral y en el derecho canónico, en que 
fué -eminentísimo. Falleció á principios dehsiglo 18 con senii- 
miento universal. Escribió 




contra 

1683. 4.— "La Imagen Seráfica de Jesucristo." Imp. 
copor Lupercio, 1688. 4. — 'Solución de la Real y Pontificia ü- 
niversidad de México á las 14 cuestiones propuestas por los 
*RR. PP. betlemitas." Imp. en México por Ribera, 1708. fol,— 
Todos ios doctores comisionados para resolver dichas cuestio- 
nes «e comprometieron %n el dictamen de nuestro Borda y sus- 
jcril^ieron á él— * •Práctica de Confesores de Monjas, en un Diá- 
logo; en que se explican los Votos de las Religiosas," imp. ea 
JMéxico por Calderón, 1708. 8.-"De Apostolorum Cangnibus." 
MS.— **Ue Qualitate aualificabilíum Propositionum." MS. — 
*'Com.inentaria in Scoti Q.uodlibeta." MS. 

BORJ A (D. Fernando) natural de México, doctor y cate- 
drático de cánones en su real universidad. Escribió 

'*Diisertatio ad Tit de Consuetudine in Sexto Decretalium.''^ 
MS. en la biblioteca del colegio mayor de Santos de México. 

BORRICÓN (Fr. Manuel López) natural de Hornillayuso 
en el arzobispado de Burgos. Pasó joven á la N. E. y vistió 
el hábito de S, Francisco en ía provincia de los descalzos de S.. 
Diego de México Fué lector de filosofía, regente de estudios 
en el colegio de Churubusco, guardián de varios conventos, di- 
finldor, dos veces.custodio, y finalmente provincial en 1811. Muiy 
celoso de la paz de la N. E. de los derechos de Fernando VII 
y del honojr de su hábito. Dio á luz 

*'Exortacion dirigida á los Prelados y Subditos de la Provincia 
de Descalzos de San Diego de México." Imp. &llí por Arizpe, 
1811.4. / 

BORRÓTE (P. PiiDRo) nació en la ciudad de Zacatecas el 
aílo 1731 y vistió la sotana de jesuíta en Tepotzatlan de Méxj^co 



—185— 

en 1747. Eneefió Ja retorica en el colegip de S. Pedro y S, 
Pablo de México; y luego se dedicó todo á ia eonrersion de la» 
almas con indecible fruto, y gran fama de celo y santidad. Mu- 
rió en el ejercicio de misiont$ro herido de fiebre en la epidemia 
del año 1762, en la mina de Mellado del real de Guanajuato á 
los 31 Hños de edad. Escribió ' 

* 'Panegírico de la gloriosa muerte de S. Ignacio de Loyola^ 
compuesto de 33 octavas reales, 8 liras y 35 décimas castella- 
nas, de mucho numen y gracia." MS. en la biblioteca de la u-^ 
niversidad de México. 

BORRUEL (Fr. Cosmk) natural de la ciudad de Zaragoza y 
trasladado de tierna edad á México, donde estudió con los PP. 
jesuítas las humanidades y la filosofía. Siendo ya bachiller teó« 
iogo y uno de los alumnos de la célebre academia de 8. Felipe 
INeri, le llamó á Guadalajara «1 Illmo. obispo Mimbela, y le nom- 
bró rector de su seminario conciliar. Pero á poco tiempo re- 
nunció este destino, y aun las esperanzas á otros mayores en él 
siglo, y se vistió el sayal de S. Frañcisoo en el convento de Za- 
catecas. Fué lector de teología, y un fervoroso misionero del 
colegio de Propaganda Fide de aquella ciudad, que unió por 
muchos aflos al celo de la conversión de las almas las más com- 
pletas cualidades oratorias, sobresaliendo también en las amenas 
producciones de la poesía latina y castellana. Dio á luz 

^*La Libranza más segura y más puntualmente pagada.'* Imp. 
en México por Uogai, 1728. 4. — '^Sermonen la solemne Dedica- 
ción de la Capilla del Patrocinio de la ciudad de Zacatecas.'^ 
Imp. en México por Hogal, 1729. 4. — ** Panegírico de Nuestra 
Señora de Guadalupe de México." Imp. allí por Hogal, 1733. 
4. — ^^Sermon de Rogativa al Santo Cristo de Zacatecas." Imp. 
en México por Hogal, 1734. 4. — ««Poesías Sagradas.'' MS. 

60RUNDÁ (D. JosB Ignacio) natural de la N. £., abogada 
de la real audiengia de México: muy erudito en la lengua y an- 
tigüedades délos mexicanos; aunque muchas veces exótico y ca- 
prichoso en sus ideas y arbitrario y ligero en sus interpretacio-^ 
nes. Escribió 

'«Disertación dirigida al Superior Gobierno de México sobre 
las Minas de Azogue de la If . £." MS. en fol, en la biblioteca 
de la sant^ iglesia de México, en el tom. 17, de papales varios. 
— «'Disertación sobre la predicación del apóstol Santo Tomás en 
lo América Setentrional, ó ásus primeros pobladores.*' MS.-— 
^«Fragmentos para la formación de úii 'Diccionario Geografic«>- 
etimológico de las Provincias Mexicanas," MS. quu vi. 



—186— 

SóT* (Apf-itti) Bamenco ó francés de nación, ingeniero hiUI 
¿e Vatí», á quien el eriibajüJur de España, D. Ifiigo de CárJe~ 
ijuj buicÓ de orden de Felipe III para que pasaae á Uéxico á 
Reconocer j ditigir la fumoBa obio del deBagüe de bu« lugunus. 
'Fué ajuitadu en cieD ducadoa inensunlés de sueldo, y se etnbar- 
cápatuesta A mélica si aBo 1614, en la flota del general O. 
Amoiiib OquenJo. Reconocidoa por Bot loa tiabujos de Enrico 
lilárlin, loe reprobó como inútileB pura el toiel desagua qua se 
pielendiu;; olVeció libertar á MíxEcode toda iiiundacina ea 
cinco aBoi de trabajo, y con 166.000 pesoí de gastos. F«ro 
íué*t qub Eiirico Mallín tenia mucha protección, ó que loa oíros 
|i«ritOB du BGte ruino no aprobasen el proyecto, ó finalraeble ^ua 
el csiáctKr orgulloio del ingeniero «strangero tenia iudicpues- 
tos lot ttniuios detudoa, au propuesta fué deicchaila, y después 
de aigunoB (.nos ae retiró á Europa. Esciibió 

"Ueícripcion de laN. E" Año 1641.— Así Pineló en su 
BibliaCeca Oca¿é«laA-"Iiiforme Bobre el Desagüe de Wa Lsgu- 
t'isa lie Mezicu^ Obras de ShrícoMaClin." linp. en exiraclú a* 

no 1637 En dicho Informé dijo Bot; "La Obra no Vale nada 

para üeHsgLiar á México; ji si se cuniinúa costará muchds alloa 
y nmclius luillunes." La priii'iera paite es fulau i)oTque'~en rea- 
lidiid' la (jbrn ile lilarlín bu libertado á México de las aguas del 
ISurte, que auoienta'hsn eivaso de Tezcüco. Peto la segunda 
naiiedéi díciáin'en de Bot e^tá conñrmíiila con la experiencia de 
aoecietitos uKoB y rnas de cinco millones que ae tiuñ gastado, 
continua I ido el empeño de que sa'lguii'por el canal de Huehue- 
((fos Isa'aguas'dé Tezcuco, y Clialcoj con las qUg de la paite 
ilélSüi caen sobre 'México. 

¿OTURINllíENÁDliCClCD. LóKENzO) milanés, acadé- 
mico valenciano, que con'líceiicia de Ik cotte de fispaliá pásÓ á 
México en I73tf^y^en ocho aíios de residencia en este remo a- 
piendió In lengua mexicana; traió rdmiliarinenté con lo3 Indios 
y con los Españoles eruditos, y ácbstk de industria y dlíiero lo- 
gró acopirtr un considerable nuinero de MS., mapaa y pinturas 
Biitiguiis mexicanas, con que formó ttn iriü^eo preciosísimo, de 
que fué despojnilo de orden de la corte, y enviada su persona á 
Europa bajo partida de registro. En Ktidiid se '^uri&có da las 
suspechiis que contra él hübi». Mas nunca pudo lograr que se 
le restituyese su Colección. Sin embargo en ios apnnttá'que con* 
servaba, escribí & 

"Idea Ó Ensayo de unaNljevaHlktiir¡&'e:'eá(lf¿I'de''l^'^%'grics 
Betenirioiial, fundada en copioso'^ iná'térí'ares"d'é''fr^ürás', símbo- 
los, caraciéree, geroglíficos/culílares' yitl^.'ife 'autores Indios 
"e deacubierios." Imp. en Madrid, 17JC. 4. — "Oratio 



ad IM'^inaní Sapientittm, Académiaa Vdlentinffi Pairontm;^' 'Va- 
len tiae, 1750. 4. — *^Ora(io de lüre Katurali SeptentiionaHübi 
Indorum, Acadeüiiffi Valemin^ dicata.*' Valenlié, '175i. 4. 

BOUZA (Fr. GRBt^oRio) natural de Galicia, áeü órd^a daS, 
Agusiin, maestro en teología de la provinda del S^Smo. Nombró 
<de Jesús de la N. E., teótogo doñstiltor del cuarto Concilio proM* 
vincial mexicana* Escribió 

^■^Inforaae a) Concilio sobre la uilHdad y nete«idad <[• v'ol^er á 
unir las dos Próvintias Agustifíianas de Méjtido y MicfaojicftiiJ^ 
IVJS. fol. — «'Respuesta consultiva al Concilio sobre '|aft)Fintiur'aii 
'áe te'Itnág^íi de Niru. 'I^ra. de Iíbi CíUS, de lob Corazo^escdeioa 
€incít) SiéJlbreB j de la& Personas delaSSmte; Tri'nidad;"Mfi.:fbl¿ 
— ''Dictamen dado ai Coiíeílio't^reel'Deipésko ilregular¿?' ^MSk 
'fdL-^''Di<¿támeh i^obre'si el peisadbid^ Ifidestoise ésetienda en^loa 
lleidkito ultra ¿ecundum gradtrai.'^ '^S. :foi.iu.BstoéxÍtB.r6ef4a^ 
l'hii) ebti las tttfias del Ckmciüo^^ Mai'chivo iarsot^al^ ésiMé^ 
.-atícfo. -...,•• 

i 

t , 

:i^ZA j[D^Mft1«áb>^nál09d'de'k%la'de'Oii%a,qioctor eir^o- 

dad de Ja Habana, secretaría álll'^el {Rnlb.'MdrcdK jriCiAdnigo 
itiagimai* d^ la ¿ated^ai dé Caba. y Vi^had^ir ^eliMispaiiaiDió 

^La Tóz.déft'l^^rgíij^lrálí^^ Sermón «n ^pófaictoh á iá^dánongla 
magiefttal dé la4glei»ia de Gu/ba. Inhft». eh ' Méicieb^nél{;ék-^ 
«^'Relación úé) foi'm^iiab^lé Terremiotb aeaééido'>en )a dudat/tie 
Santiago de Cubaeh^'éliáeade'luliioáe 1>766." im]^rá>Méxí« 
co, dicho año. 4. 

BRACAMONTE (D. JiMf^ D¿»s) náturtfl'deimlfi. £}i,>doator, 
abogado y oi'ii<)i* dé la audiencia d«Mé9EÍ<;o/tiiperiniieádacfte de 
la cusa de moneda, y at&ediano dés]^ves dé la cátédrallfe la 
Puebla de los Angeles, donde falleció. Dio áluz 

'HVi^morial y Uueja al Rey Náédfero'Se{¿dr,poJr las ^petóclones 
Mienta ajusiadíás áti Visitatíoí' D. Pedro Gai^ceroii;'' JEmp. en 
Madrid fol.*^'* Octava's Reales en elogio dé l'a Conoepciioii iniím* 
:«ulada dé (a Madre <de Dios." Imp. én México. t683.-*-^Eipejo 
ée Ptíncipes.^^ Im^ en México porRibéira, 17t7. 4.«*^Bá«sfte 
libró tre hace relación de ias suntués^é éüxequíaS} {que «e hicieron 
en México ai Sr. Luis catorce tía Francia. 

BRAMÓN (D. FfiANtisoo) natural déla N. £., bachiller y 
eonciliario de la universidad d« México. Fué sin duda-uao de 
tt>8 buenos poetas de la América. Dio á luz 



—188— 



MLof Sirgiiero» de lu Virgen sin pecado original. Imp. •" 
Máxico por el licenciado Alcázar. 1620. 8.— Eaia obra dedica- 
da al obispo de Michoacan D. Fr. Baltasar de CoTarrubias, ^ 
una fábula .paaloril, parecida á la GaliUea Je Cervantes. Y 
por ser poco usada la palabra sirgueros quiero decir, que signi- 
fica caraos, de la toz gfiega Sir; y esia es la etimología de la 
voz vulgar castellana Gilguero 6 Xüguero. 

BRANCIFORTR (Illmo. Mabquzs db) siciliano, de los 
principes de Carini, llamado D. Miguel de Groa Fué exento 
de la compallía de guardias de corps jtahana del Sr. Carlos 
tercero, y capitán de las mismas del St. Carlos cuarta, 
teniente general, gobernador de Cananas, caballero de las 
órdenes de S. Juan. Santiago, Carlos tercero y Toisón de 
Oro «ande de España de primera clase, virej de la W. E. que 
deió en México el más augusto y eterno monumento de lealtad 
V amor el rey, erigiendo la estatua ecuestre de bronce de Carlos 
IV que costeó por sí solo, aunque para la plaza y pedestal con- 
currieron las corporaciones de dicha capital. Dió pnncipio al 
nuevo camino real de México á Veracruz intitulado: Vía Alay^ 
«ta« y publicó la libertad de la fábrica y comercio de chinguin- 
to. 6 aguardiente de caBa. Escribió ^ ' . , .. , , 

^Instrucción para la siembra, cultivo y beneficio de Lino y del 
Cáñamo en el Distrito de la N. E.'' Imp. en México por Onti- 
vAros. 1796 fol.-*'Esiado de la N E. dado al Virey,D. Miguel 
Síixa,«ufechaenla villa de Onzaba 6 26 de M^^o de 
17^ MS fol. con 105 capítulos" Su copia en la biblioteca de 
la oatedrai de México. Toro. 44. de varios. 

BRANVILA Y ARRIAGA (D. Agustín) vecino de Móxica 
á principios del siglo 17. Escribió . . ^ , ,,, 

•*La Albana;" poema MS.— "Canción en elogio de la Octa- 
va Maravilla de D. Bartolomé de Góngora." MS. 

BRAVO DE LAGUNAS (Illmo. D. Fr. AtONso) natural 
de la ciudad de Tepeaca en el obispado de la Puebla de los An- 
ireles y de muy ilustre familia. Estudió en Ja universidad de 
México la teología y el derecho canónico, y recibid en ella el 
ffradó de bachiller en ambas ciencias. Ln 1619, le llamo Dios 
á estado más perfecto y profesó el orden de S. Francisco en el 
convento de México, donde después de veinte años de público 
magisterio fué lector jubilado, guardián y difinidor. Presen- 
tado por el rey para la mitra de Nicaragua, gobernó sin bulas 
7 aftoí». y consagrado después en Guatemala, falleció en Carta- 
go, estando en la visitada la costa Rica por Enero de 1666, au 



cadáver, que después de dos atíos se había hallado tocorrupto, 
fué consumido por las llamas en el incendio que á su iglesia 
catedral prendieron los piratas ingleses en 1686. El P. Betan- 
cur asegura» que escribió Muchos Tratados Doctos, aunque no 
especifica sus títulos, ni el lugar en que paraban* 

BRAVO (D. Estevan) indio noble, natural del pueblo de S, 
üico Tlailoilacan cerca de la ciudad de Tezcnco. Fué cole- 
giaren el imperial de Santa Cruz de Tlatelnlco, excelente lati- 
no, que traiiucin (dice Fr Juan Bautista) cualquiera coía del 
roraanse y del laiin á la lengua mexicana, y de ésta á aquellas 
lenguas con tanta abundancia de vocablos, que cavsaba admi- 
racfoB; y confiesa dicho aulor^ que en la composición de tus o- 
brag debió mucho á nuestro Bravo, añadiendo que con el auxi* 
lio Je este indio compuso sus sermones el P. Fr. Alonso Truji- 
11o, qtiicn gastó 26 años en componerlos, 

BRAVO DE LAGUNAS (D. Joaquín) natural de la ciudad 
antigua de Huejoizingo en el obi&pado déla Puebla de los An- 
geles, Ingenio varonil y ameno. Escribió 

*^La Batalla gloriosa de las Cruces^*' Poema en tres castos. 
Impil811.4. 

BRAVO (Illmo. D. Fr. Josb Vicente Díaz) natural del 
reino de Navarra, maestro del orden de carmelitas calzados y 
doctor teólogo ele la universidad de Huesca, Fué presentado 
para la miira de Durango en 1769, y lo consagró en la catedral 
de la Puebla el ísJr. Obispo Fuero, que habia sido su discípulo ' 
de filosofía en la ciudad de Calatayud. Asistió á las primeras 
sesiones del Concilio cuarto mexicano; pero llamado á España 
por motivos, cuya averiguación y calificacion^están reservadas 
para el último dia de los tiempos, falleció en el mar en 1771. 

Escribió 

''Dissertatio de Sententiis Probabilistarum." Imp. la vi en 
Valencia. — ** Disertación Teológica leida en el Concilio Cuarto 
Mexicano sobre la obligación de confesarse el moribundo por in- 
térprete, cuando no tiene otro arbitrio.** M8. en las Actas d^ 
dicho Concilio. — *'E1 Penitente mal preguntado del nombre y 
lugar de la habitación de su Cómplice." Imp. en Madrid en la 
imprenta del Consejo de Indias, 1708. 4. - 

BRAVO (D, JosB García) natural de la ciudad de México, 
colegial real de oposición del más antiguo de S. Ildefonso, doc- 
tor teólogo, maestro en artes y catedrático de prima de filosofía 
en la uníTersidad mexicana, y rector UeWeid cvlegio de Sé Juau 



# 



—190— 

daLelnn.' BaM ingenio de los más Kmpios y brillantet que ha 
[ffudilcido Id S. E. eu ealoa úiiiuiot tiempos, fué víciim« de la 
preocupQcion impertinenie que reinaba conlia los diacípuloH da 
lea eicuelae de \a% jesuítas. Era excelente teólogo, orador y 
iiumahista; pero de genio demeaiado modesto pura un iheratu, 
que pado haber etiiiquecido k lu patria cod muchos sazonados 
frulOi de BnbiduríB. Murió de 48 aTloR en 1791, Dióáluz 

"Oratio in funere Mathis Qnlvezii, Viri Exmi. h'ovra Hiapa» 
DÍe Pro Eegie, hebita in Templo Máximo Mexicano IV. Nonas 
Mart. ann. MDCCLXX.XV." Typia edil. eod. ann— '-Uda in 
Undem (lUaiii. Dom. Einmauuelia Hojo, Mauílensis Arcbiepis— 
copi." EdiU Mexici 1758. 4. — *'Epii8phiiioi in honorem Piri— 
Ihistiia Doctoris Joannis de Eguiaia et Egurem, AcaJem. Me- 
xicao. Cancellarii, Episcopi Yucaianensia." EdiíaMexicí 17(14. 

BRAVO (P. José) Detnral de la Puebla de loi AngalesE, leli- 
gioBO de la compahia de Jesu» cuja sotuna vistió en Tepotzo- 
tlan en 14 da Enere de 1687. Escribió 

"Sermón de Deiagrevios del SSmo. SacmmentO) predicndo 
en la igleEÍH parroquial de Is ciudad de Fáztcuaro." {mp. en 
México, 1712. 4. — "Poema heroicum de Oriu Divi Íg:nalii Lo- 
jolenais." MS. en 4 en la biblioteca ilc la univeisidad de México^ 

BKA VO (Fb. JtiAH) naturnl de \í Nuevn España, francikcano 
obnervanle Fie lu provincia de S. Pedro y S, Pablo de Michuacan, 
guardián de loa convenios de GuHyangaieo y Turécuiro, inaes* 
tro peritísimo de la lengua pirindu, llamada tarasca, Ksciibió 

Tres libros en 8 en Lengua Turasen, impresos en México por 
Pedro Bí.lli año 1574. los cuales couticiitíi lo BÍguiente: '■Arle 
de ia Lengua do Michoacan— Confesoiiatio. — Preparación para 
bien morir, — Explicación del Salmo: Mise rere.- Explicación dul 
Salmo: Beati qui audiont.—r Explicación de las Leíaníds." 

BRAVO (D. Mahuei. RODaiauEz) mexicano, doctor en lejea 
y ubogado'de la real audiencia i1c la N. E, y de presos del tri- 
bunal de la inquisición. Dio á luz 

"Canción en elogio de Luis Priraero-do Fruncía," Imp, en 
Uéxico, 1734.4. 

BttAvo T>E LA SERNA (Illho. D. Mabcos) colegiaLma- 

yr %<i\iii^o de la uniíersidad de Salamunca, canóni- 

J« Vutderoa en lu cui.edra|-de León, , y abítiliile 
iaClliapaen el reino de Gutemala en l6Ti3: £*• 

i^Cftlud. moral, político y ertetlano:" Dedica- 



-191— 

«do ai Sr. D. Jaán de Austria, el segundo. Imp« én Madrid por 
Miiteo Espinosa, I6T4. fol.— *'Carta Pastord y Ordeoianí^.pá^ 
ra el obispado de Chiapa," citadas por su sucesor el Illmo. Ñu« 
fiez dé la Vega, en el j^ i de ftus OonsíiKUúionea Dioceíanúié 

BRAVO (D. Melchor) aroericaoo, bachiller teólogo, cur4^ 
párroco de Tixlla eju el obispado de la Puebla da los Aog^kd^^ 
Escribid 

^^Informe discursivo sobre les Doctrinas y Curatos^ qtie eii.ú 
Nueva España, obtienen los Regulares Méndicailteft." MS.?6ll 
la biblioteca de la universidad de Méxioo« 

6RAUN (P. BAKTOLOMtt) nació en TreVeiis «n Alenáníttd» 
«fio 1718, y se alistó en la compafiía de Jesús en Octubre dé 
1736. Concluyó susestudicfs en la provincia de Méstce; y das* 
ütítiáo á las misiones de los in'áeie?^ fué<Íes{>^s prefeeto y vtsi** 
iliddr dQ las de Tarahuitiara en k Nuevii Viscayai Dio á lud» 

*^Vkla y prodigiosas virtudes del P.FratncáiGOrHennaii £Mb»* 
dotf, mieionero de4a coa&pafila de Jésusí'' imp^^eA :Méiá6ét^ 
1764.4. 

BRICEfiO (Illmo. D. Fa. Alonso) frs^ural de/íSaniiago dé 
Chile en la Acméri'ca Meridioná;!', dfcltóvdéil'de^^. Frantósonl^i»»' 
yo habitó í^écibió en Lima- á> 30 -dé Efiero de I6Ó6. Fufi letttot 
jü^iliido, guardián y difínidor f vi»tsid«r dé los don^eritds d« 
Chite, Charcas y Cásamarca. Habiendi:» pasado .4 votari eo^h^l 
capítalo general de su órden^que cetebráen Eodia el itflD4^39| 
presidió allí un acto literatib escolástico con mocho lútíitiieiit-d 
y ap)aus0| eoiifírmando en la capital del orbe cribttáf^eliGÉMai*' 
bré, que t^nia bn tíu patria dé Segundo Escotó^, PromcKvió J» 
cau^a de canonización del beato Francisco' Sjlano^ «y regrea^bK* 
honrado con el título, que le dio su general dé j)iea de apela-» 
<:ione8 de las causas graT^s de las provincias de £spalHE^^OiUaa^ 
do el rey Felipe IV le presentó paila el obispado de Nicatsgué. 
Consagróse e)i Panamá y fué deiBpues pronvovidoá la^oiitai-dtf 
Caracas, dond« falleció. Dio á luds 

«'Ceiebriores Controversias in Fiimum Séntentiaron)'. Schtlj 
adjectis potissimÍ9 Disserta tionibus Méthaphisicis.'' Matritiex 
Ofdcina Regia, 1688.v^ tom. foi. — ''Apología de VilaetDoo^ 
na Joannis Dimsii Scioii^ Doctoris Subtilis^ et BeatiAnuKdnii'' 
Edit. ibid. 

BRICEÑO (D. NxcoLA!() americano^ doctor de IVIéisicb, cura 
de la iglesia parroquial de Sr. S. José de la ciudad de la Pueblo^ 
Bacribió 



—192— 

«informe Bobio los curatos que administran los Reguhires." 
MS. fol. en la biblioteca de la universidad de México. 

BRINGAS MANZANEDA (Fk. Diego) natura] del Real 
de Minas de los Alamos en la provincia de Sonora. Ya gra- 
duado por la universidad de México, tomó el hábito de 8. Fran- 
cisco en el colegio de la Banca Cruz de duerétaro, donde es 
guardián en este afio de 1814, con el título también de cronista. 
Antas de la perniciosa revoJución de la N. £. era este religioso 
respetable en la provincia de Michoacan por su ejerppio y por 
su continua predicación de la palabra divina* y luego que se 
descubrió la sublevación fraguada en el pueblo de Dolores, se 
declaró nuestro misionero contra ella, y se hizo formidable á 
los rebeldes. Sirvió de capellán principal en el ejército del cen- 
tro del general Calleja j presenció las famosas batallas y vic- 
torias de Acúleo, Guanajuato, Calderón y Zitácuaro, acreditan- 
do en todas panes su celo, piedad y verdadero patriotismo. Fué 
premiado con los títulos apreciables de capellán de honor y pre- 
dicador del rey, y cbntinúa suspirando por volver á su nueva 
misión de Arnedo, ique había comenzado á fundar. Ha escrito 

**Musa Americana; ó Cantos de los Atributos de Dios, tra- 
ducidos en verso castellano de los que en latin escribió el jesuí- 
ta Abad," Irap. en México, 1783. 8.— "El Maná del Cristia- 
no.*^ 2 tom, en 8. Imp. en México por Jáuregui, 1792.— *'E- 
logio de S. Juan Nepomuceno." Imp. en México, 1801. 4. — 
'^Declamación moral contra la inmodestia de los 'J*rages." Imp. 
en México por Ontiver^s, 1802. 4. — '^Sermón de Gracias por I& 
feliz Acción y toma del Fuerte de Tenango del Valle." Imp. 
en México por Jáuregui, 1812. 4. — ^'Sermron político moral so* 
bre la injusticia de la Insurrección de la N« £.'' Imp. en Méxi> 
co por Arizpe, 1813. 4. — **Sermon sóbrela Constitución políti- 
ca de la Monarquía fispañola.'* Imp. en México por Arizpe, 
1813. 4 — "Panegírico de Nuestra HeEíora del Pueblito de Que- 
rétaro" Imp. en México, 1814. 4. — "Un tom. en 4 de Sermo- 
nes panegíricos y Morales." Imp. en México. 1791: dedicado 
á su tio D. José Bringas de Manzaneda. — *^La Piisima del P. 
Palma,traducida al castellano." Imp. en México. A mas de estos 
Sermones publicó el Sr. Bringas otros: una obrita intitulada: EL 
Pecador Convencido por sus propias Re/lecciones^ y una solidí- 
sima Impugnación al Manifiesto del Disidente Dr, Co^.. 

BRIONES (Fr. Antonio) religioso franciscano de la pírovin- 
cia de Burgos, de la cual pasó siendo corista á la de ZactJtecas; 
y en esta<concluyó sus estudios y fué predicador jubikdÉO, nota- 
rio apostólico, calificador del santo oficio y guardián '^ei con- 



—193— 

vento de S. rLuis Potosí. Dio á luz 

^'Oración fúnebre en las Honras de^la piadosa y benemérim 
Señora Doña María Urresti." Imp. en México por Lupercio, 
1727. 4. 

BRLZUELA (D, Josx) natural de Caracas, doctor y catedrá- 
tica de Dnedicina en la universidad de México. Médico titular 
del hospital de Hernán Cortés, j protoitiédico de la N. £. Mu- 
rió en México en el mes de Mayo de 1722, á los 77 años de edad. 
Escribió 

^^Escolios al Libro de Medicina, que escribió el Venerable 




. - Irop. 

xico, 1677. fol. — ^«Representación al Rey sobre la nulidad de 
ia Votación de la Cátedra de Prima de Medicina de la Univer- 
sidad de México.*' Imp. en México, en 163 hojas en íqI, sin año. 
— '«Traetatus de Pulsibus, de Urina, de Febribus, de Crisibus 
et Diebus decretoriis, de usu potua salutari, de San^uinis mis- 
sione." MS., según Plaza en su Crónica. 

BUCARELI (ExMO. Fret D. ÁNtomo) nació en Sevilla á 
• 24 de Enero de 1717, siendo sus padres los marqueses de Valle- 
hermoso, condes de Jerena. Desde la edad de cuatro años fué 
condecorado con la Cruz de S. Juan de Malta, en cuya orden 
llegó á ser bailío y comendador de la bóveda de oro; y desde la 
de once sirvió al rey, comenzando por cadete del regimiento de 
infantería de Granada» ascendiendo por los grados de capitán 
de carabineros reales y coronel de caballería de Calatrava has- 
ta el de teniente general. Fué mariscal de Logis en el ejército 
del infante D. Felipe, y se halló en casi todas Jas campañas y 
acciones de Italia y Portugal. Sirvió ia inspección general de 
caballería y dragones, el gobierno y capitanía general de la isla 
de Cuba: y por espacio de ocho años el vireinato de la Nueva 
España, en cuya capital México falleció en 9 de Abril de 1779. 
Su gobierno en esta América fué largo, activo y feliz. En su 
tiempo se concluyó la obra del castillo de Peroie, se aumentó 
la foriificacion del de S. Juan de Ulúa, y se reedificó el de S. 
Diego de Acapulco. Se hicieron expediciones por mar á las 
costas seten trienales de Californias hasta los 58 grados de la- 
titud; se emprendió camino por tierra á Monte Rey por los ríos 
Gila y Colorado: se promovieron y concluyeron las fábricas del 
hospicio y hospital de los dementes: se ampliarion las casas de 
moneda y aduana; y siempre piadososo este virey protegió la 
casa de ejercicios espirituales de S. José el Real y los santuarios 



de Guadalupe j los Angeles, coronando sus buenas obras con 
mandarse enterrar á la puerta de la iglesia de la Colegiata de 
Guadalupe, donde yace. Escribid 

**AIIoqutio ad Patres Concilii IV. Provincialis Mexicani, die 
X. Ociobris ann. 1771." Edita Mexici eod. ann. fol.<— ^'Regla^ 
mentó para el Cuerpo de Militares Inválidos de la N. £•" Imp. 
por Hogal, 1774. foí. — ** Reglamento 6 Instrucciones para el go- 
bierno del Presidio del Carmen en la Isla de Tris." Imp. en Mé- 
xico por Ontiveros, 1774. fol. — '^Colección de todas las Provi- 
dencias de su Gobierno.'' Se halla MS« en el tom. 5« en fol. de 
Varios en la biblioteca de la metropolitana de México. 

S. BUENAVENTURA (Fr. Antonio) franciscano misione- 
ro del colegio de Propaganda de Querétaro en el arzobispado 
de México. Escribió 

'^Diario del Viage desde Rio Grande á la parte Setentrional 
,de la N. E. hasta la Provincia de los Teguas ó Tejas.'' MS. — 
Se describen la amenidad y feracidad de aquellocr países, ias di- 
versas naciones que los habitan^j oferas cosas dignas de atención. 

S. BUENAVENTURA (F&. Francisco) asturiano, religioso 
betlemita de la N. E., prefecto del convento ixospátaLde la Pue- 
bla de los Angeles, asistente general de su .religión y vicario 
general de la AmériQa Setentrional. Dió.á lus 

í« Instrucción para los Novicios del Oiden Hoepitalarío de loe 
Betlemitas." Imp. en México. 

S. BUENAVENTURA (Fr. Gasribl) francés dé nación, 
de profesión franciscano de la provincia de Y^ioaian, donde era 
misionero en 1695. Murió en la Habana siendo comisario vi- 
sitador de aquel convento. Escribió 

*'Arte de la Lengua de Yucatán." lmp« en México. — **Dic- 
cionario Mayo — Hispano é Hispano — Majo.'' MS. en tres vo- 
lúmenes, en la biblioteca de PP. franciscanos de Yucatán. — 
Consta de 500 pliegos y. es al mismo tiempo Médico y BotúAi- 
co regional, 

BUENO DE PALAFOX (D. Dibgo) presbítevo nacural de 
la Puebla de los Angeles» fundador y prepósito del oratorio de 
S. Felipe Neri de aquella ciudad. Dejó MS. los opüeoufca» «i«- 
guicntes: 

''Alfabeto de los lugares de la Santa Escritura^ Padree 7 /Idoc- 
teres concernientes á la materia, de Virtudes y Vígíos/^^^^^- 
trucoion para confissar y dirigir con fruto á les que anbolsin é la 
perfección de espíátiu 



BÜENO (Fr. Juan García) natural de Valencia ée AIci&«- 
tara en Extremadura, réligioi^o desealzo de S. 'Fi-anciseo, pro- 
vincial de la provincia de S. Diego de México^ electo cti 1661 y 
teeleoto en 1679. Escribió, según la Biblioteca Franciscana; f 
algo consta del prólogo de la Crónica del P. Medina 

'•Descripción de los Conventos y Misiones de la Provincia de 
B. Diego de México.'* 

BUGUEIRO (D. Olembntb) natural de la N. E., j abogá- 
•do de la audiencia de México. Dio á ]u2 

«^Alegación en defensa de Pedro Maldonado sobl!^ Yeoñir én 
Gremio á los Escultores de México." Imp. en foi. ain atlo«^ 
'«Quintillas Castellanas en elogio del Patriarca de los Fc^ireat 
S. Juan de Dios.*' Imp. en Mé:£ico, 1702. 

BULLONES (Fr. José) natural de ía iála de Gtíbft. lector d)i 
teología en el convento de S. Traiielsco dé iá dudad *ae la Ha- • 
ibanti. Dio á luz 

'«Sermón funeral en htsHorrras de la Yél». íiítAté Mairlía'dela 
Ascencion,Fundadora y primera Pr€lada del MonaisléHó'de Sala* 
ta Catarina de Sena de la Ciudad d6 la Habana." Imp. en Mé- 
xico por Ortega, 1714. 4. 

BURGARIN (D. Joi^e Mtomo) cura párroco «de la 6iud^ 
ét Zacatecas y visitador del obispado de Guadalajiara en 1769. 
Escribió 

^'Historial Retaisión de las Misiones de Nayartt." MS., que ib 
presentó en el cuarto Concilio mexicanO) y existe entre sus actas. 

BURGOA (Fr. Francisco) nació en la ciudad de Ante^ne- 
«a de Oataca, y allí tomó el hábito de Santo Dorñingoeti ¿ dé 
Agosto de 16'20, obtuvo el grado de maestro eh teología dea- 
pu<fá de habei^ia enseñado muchos alids, y sirvió varios ciliTatoii 
de indios, cuyos idiomas misteco y zapoteco poseyó coii peí:- 
fecciün. En 1049, fué electo provincial de la provincia ^e San 
Hipólito, y en 1650, asistió como vocal al capitulo getfetal de 
su orden celebrado en el convento de la Minerva detloma. Res^ 
tituido á la América con los títulos de vicario gerieral, calibea- 
dor de la suprema inquisición de Espafla, coihisario de ella^ re^ 
visor de libros y visitador de las bibliotecas de la Espaila Nue- 
va $ fué reelecto provincial de Ouxaca en 1662. Fundó en An- 
tequera la cofradía de S. Vicente Ferrer con bula, que le dio el' 
Papa Alejandro VII y restauró y hermoseó el antiguo y primi- 
tivo convento de Santo Domingo Soriano de aquella provincia. 
Y después de haberla ilustrado con sus virtudes relig^iosas y con 



—106— 

BttB etcrítoft murió en el pueblo de Teozopotlan «I afio 1681. Sa 
cadáver fué conducido á la capital Antequera, donde se le hi- 
cieron honoríficos funerales. Eftcribió 

"Fórmula y método de rezar el Oficio Parvo de la Virgen 
con meditaciones y Oraciones piadosas." Imp. en México por 
Calderón, 1651. 8.— ^Panegírico de Santo Domingo de Guz- 
man." Imp. en México, 4.— *Sermon de la Encarnación del Di- 
vino Verbo." Imp en México por Calderón, 1651. 4.— ''Ora- 
ción Eucaríslica por la felicidad de haberse salvado la Flota de 
España á Indias." Imp. en México por Hipólito Ribera, 1654. 

4 •'Oración Panegírica del Doctor Angélico, Samo Tomás, 

predicado en Madrid de 6rden del Patriarca de las Indias." 
Imp. en Madrid, 1658. 4.— «'Palestra histórica; ó Historia déla 
Prorincia de S. Hipólito de Oaxaca, del Orden de Predicado- 
res." Imp. en México por Juan Ribera, 1670. fol.—*' Descrip- 
ción Geográfica de la América Setentrional y de la Nueva Igle- 
sia de Occidente: situación astronómica de la Provincia de 
Santo Domingo de Oaxaca." 2 tom. fol. Imp. en México, 1674. 

««Itinerario de Oaxaca á Roma y d'e Roma á Oaxaca." MS. 

en el convento' de Antequera, 

BURGOS (Fr. Diego) natural de la ciudad de Guanajuato, 
maestro del real y militar orden de la Merced y rector del cole- 
gio de S. Pedro Pascual de México: gran teólogo escolástico de 
lu tiempo, de quien hace memoria el P. Fr. Baltasar Medina 
en su Crónica de la Provincia de S, Diego» Murió de más da 
90 aflios, dejando muchos MS. teológico» muy apieciabies. 

BURGOS (P. Juan) nació en la Puebla de los Angeles de 
padres nobles y ricos» y entró en la compaflía de Jesús. 
en 1612. Fué rector de los culegios de Valladolid, Qjuerétaro 
y S. Andrés de México, y calificador del santo tribunal de la in- 
quisición. Sabia con perfección la lengua de los Indios mexica- 
nos, y fué su predicador y ministro en la capilla de S. Miguel 
del colegio del Espíritu Santo de la Puebla hasta los últimos 
dias de su vida. Llegó á ser el jesuíta decano de toda la reli- 
gión de S. Ignacio, como consta de una carta del Rmo. gene* 
ral Paulo de Oliva al provincial de México. Fué singularmen- 
te devoto de Nuestra Sefiora de Loreto, cuya Imagen hizo traer 
de Italia y la colocó en la iglesia del Espíritu Santo de la ciu- 
dad de la Puebla en un altar nuevo, que construyó, dotando en 
' él con sus bienes patrimoniales las fe^itividades de la Concepción, 
Natividad y Asunción, y añadiendo después una lámpara de pla- 
ta. Escribió 

^^piscursoB Panegíricos de la Santa Casa de Loreto, con adi- 



—197— 

dones á la tíistorin de Turselino.^' Imp. en MatUid por Fet« 
nandez Buendia, t67i.fol. 

BURGOS (Fr. Pedro) hermaao del anterior y natural tam- 
bién de la Puebla de los Angeles, donde profesó el orden de 
Santo Domingo. Hallándose un día con el prior de su conven- 
to y tres peones albañtles en lo mát» alto de los andainios de la 
obra d^ la iglesia, se precipitaron desgraciadamente todos cin-« 
co\ y habiendo sacado muertos de entre las ruinas á los cuatro, 
solo se encontró vivo á nuestro Fr. Pedro, el cual hizo voto de 
pasar á las misiones de Filipinas, como lo emprendió. Mas ha«> 
biéndose apestado el barco, que le conducia, falleció antes de 
llegar á Manila, victima de su caridad para con tos enfermos, á 
quienes asistió corporal y espiritualmente hasta su 61timo alien- 
to. Dejó publicado 

**Sermon en la Dedicación de la Capilla de Nuestra Señora de 
Loreto del Colegio del Espíritu Santo de la Puebla.'* Imp. allí, 
1660. 4. ^ 

BURGOS (D. Mxnvel) mexicano, colegial del real de 8. I1-» 
defon 80, doctor teólogo de la universidad de México, opositor á 
cátedras y canongías de oficio, cura párroco de valias io-jesías 
del arzobispado y últimamente de la de Ixtapalapa. y cinóni* 
go de la real é insigne colegiata de Guadalupe, Escribió 

•^Dissertatio Theologica de Attritione formidolosa." MS. que 
he leido. — '^Disertación sobre la Pregunta del Ritual Toledano 
en la admistracion del Viático á los enfermo^: ¿Creé que ésto 
que tengo en mis . indignas manos es el verdadero Cuerpo de 
Nuestro SeHor Jesucristo?'* MS.— ^"Defensa del Trono y del Al- 
tar contra los Filósofos Liberales del di8«" Imp. en México, 
1813.4. 

* 

BURGUETE (Fr. Migubl) del orden de predicadores, maes- 
tro del número y provincial de la provincia de Oaxaca, y visita- 
dor de las de Santiago de México, y S. Miguel de la Puebla, del 
mismo orden. Dió á luz 

"Carta Pastoral á los Prelados y Heligioeos de la Provincia 
de S. Miguel y Santos Angeles de ía Puebla.'' Imp. allí, 1732. 4. 

BÜSTILLOS (Fr. Bartolomé) natural de Bufgillos en Ex* 
tremad ura, hijo de hábito de la provincia de franciscanos des- 
calzos de S. Gabriel, é incorporado en la de S. Diego de México 
en 1611. Enseñó en los conventos de su orden lu gramática 
latina y la teología moral, y fué maestro de novicios en el de 
Santa Bárbara de la Puebla de los Angeles. Obtuvo los empUue 



—198— 

de guardián, dífiniJor y prorincial, y los títulos de calificador 
del santo oficio y examinador sinodal. Habla anteo conirahidu 
un insigne mériio en ia embajada al rey Bojo, uno de los prínci- 
pes del Japón, á que le desiinó ei rey de Espaflü Felipe Ili el 
alio 161 5< en co'mp«&ía de Fr. Diego de Santa Caturintt, alum- 
no también d« la provincia de S. Diego de México, con quien »e 
hizo a ia vela nuestro Burguillos en Acapulco, ol año 1616. IT 
habiendo llegado al Japón encontraron mudado contra los es— 
pafioles el ánimo de Bojo por las sugestiones de los holandesi^s, 
y tuvieron que volverse desairados t Acapulco, padeciendo in— 
üeeibles trabajos en bu viage. Ni fué menor la borrasca que en 
tierra y en los negocios políticos de México,del afio 1624, sufrió 
el benemérito religioso Burguillos. £ra confasor del vi rey, mar- 
qués de Gelves, y desempeñaba este destino conforme á su vir- 
tud y literatura, cuando llegó el quince dt Enero famosa en la. 
historia civil de e'sta capital-por el tumailo popular que excita- 
ron las competencias ruidosas de dicho virey con el arzobispo 
D. Juan Pérez de la ¿¿rna. Nuestro Burguillos sostuvo en uncí 
junta de teólogos y canunibtus que aquel prelado n$ podia ex- 
comulgar al gefe superior del remo; y q:u& ^ cano de haber és- 
te incurrido en anatema juris no se podia fijar su nombre en e^ 
dictos públicos. Este modo de pensar égno contra él al pueblo 
decidido á favor del arzobispo) y fué necesaria toda la^ sagaci- 
dad de los ministros de la audiencia, puraque Burguillos no hu- 
biese sido víctiuia del desorden. Rebtiiuida á puco tiempo la. 
tranquilidad pública por el retiro del virey á lilspana, por la 
traslación del arzobispo id obispado de Zamora, y por la veni- 
da del visitador D. Martin Carrillo, se encerró en su convento 
nuestro religioso, y entr^gado4il ebtudiode la orac.ion y de los 
libros, después de haber gobernado en paz y con acierto su pro- 
vincia, falleció á9 de Mayo de 1633. Escribió 

"Memorial apologético y justificativo presentado al Visitador 
general de la N. E." Imp. según el P. Medina, y en que se 
exponían los fundamentos, legales de su Z^2V;¿áme7i sobre, ia Ue— 
gílima excomunión del virey. foi. — ^-Constituciones de la Pro- 
vincia de S. Diego de México y Privilegios que goza:" publica- 
das por Medina, 1696. 4 — También dejó M3., según el mismo 
cronista Medina, los tratados siguientes: — ^Obligaciones de los 
Gobernadores y Alcaldes mayores de Indias. — De los Contra- 
tratos de los Mineros. — De los Contratos de los Coa^erciafit^^ de 
Mar.— -De los Regulares de Indias/' 

BUSTaMANTE (D. Blas) natural de C^tilla^ienviaA) á la 
N. E. por primer maestro de gramática latina» que enselló en 
México, Uesde 1528ha&ta 1560. £1 Dr. Cervantes Salazar, su 



coniemporáneo, se expliea asi 69 ^l^di41p£p^ f^AQa(}^ p JM^Xica- 
na;*' Mesa. lile quem vides intjnbMJlaiiteni pojr illud ampUim 
inferiuB gimnasíuní in tanta sch<>U6ticomin £reqi|ienUay taiigister 
est JBu»tasnaniÍ9iS\ <\\ú ^turtuiinO' témpora ^b pctajva a.d nonarn, 
et protn«iidiaiM) á secunda ad tertieiniíi horam industrié pa^i^er ac 
diligenter grammaticam laiinano proñteiurfi^ujus es tpiigí lirios 
tnodefator: '«rxpticat auctores. seduló lubjirinijiQs solvit, et qu» 
sunt docté aatis obseiyal in dinJecUca et philoaophia, quácum 
est GMgister Don.leviler ver&atus: et-quia. per anrvos viginti bax 
íñdefessua juventutem naexicanam docet^ v'ix «st uilu^, qui aut 
concionetur, aut doceat, qui nen fuíerii eju¿ discípulujs, GyeMAje^C 
i diiam: mullos habebit nepote^, st qui formfit aniu^uai non mipi)^ 
quam qui Corpus geoerat, pater eatl Mes^.* PlauequaiD pluri^ 
tnos, quos mag^nla compeadiici do^uit, at.ad virtüteía quamtum 
tuleruñt ipsorum ingenia foBliciter instruxit." Parece pues jus- 
to dar á Bustamante enire tantos hijOs j'oiet^B^ sujos Hiei;atos, 
que ocupan etsta bibliot^oa el lugar, q^ie ya, le dio en la^au^a^ 
lUnrio. Egmara. 

]jlUSTAM;A^^T£ (D. CAai»QS Míaiu^) no^^uf^l (je Miec^^ 
de Oaxaca, y abogado de la audiencia de México. Publicó 

^'Memoria piadosa qua record («rá á la ^ostej^ida4 de la 4>^^* 
rica la piedad y lealtad del Pueblo IVIex^^sá^Gt." Imp» ^ja Méxi-- 
■co por Ari^pO) i^lO. 4--**£s u|ia reliacion panegírica é bistóricja 
de ius testas que bi^o México áia: $a o tí^ima Virgen d^^l^ifs Be- 
medios por la proi»paridad de las arn^ais e&p^llolas e^ Ja j^enln- 
stila, Y ui la uUetrior conducta de este joven hubiere. aldo fiOBr 
íoiffie á los sientioiieatos que estampó en este opüsculp j. en ^l- 
¡guu oito papei^ no tendría yo que &verg^o.^arine da aSadir .que 
«;i;»cribi ó, después unos JugwtiÚo^ inisuitapiesi y ssi^diciofiQf^ cm 
que se manife^ió pa):tid;ario de. lo^ in8urgenteS(d<^ la ^.B^i decía*- 
rándose abiertamente por la rebelión. con huir de M^XJco, é i.n«- 
cürpurarse con ias gavillas y corifees de eila«.. Sin embargp pi- 
do ai Ciedlo que Uiaminánde^i^ para qtie.coigipxca su erro^ry se.a- 
|)ro^e<rhe de eius takütos y bueuos principios de educajQion» .le 
vueiVíi al seno de losbueno? americanos, donde aun puede Jba*- 
Ger&e digno de este lugar^, que. abofa le se^aio. 

BÜSTAMANTE<ExMO. D. JoSíE) najtural de SanUllana o- 
bispado de ¡Santander, .teniente general de la real armada, ,gp* 
bernador poiiiico y miüiar de- Mocitivldeo, presidente gpb^rm^ 
dor y capitán general de Guatemala, ii^scrtbió 

^'Circular de 24 de Marzo.de 1811." Imp. en Guatemala. — 
'proclama de 13 de Abril de 811, á. tridas Jas Autoridades y Ha- 
bitantes del Keino de Guatemala.'' Imp.jallí. 



BUSTAMANTE (D. Joíb) Cecino, á lo menos de la N. E. y 
minero en el real del monte de Paohnca. Dio á luz 

«'DÍBCurso 6 Itíforme á la Real Audiencia Grobernadora sobre 
el Azogue." Imp. 1742. 4.-*-Se habían qoejado algunos mine- 
ro8'd6 que el subido precio del azogue dejaba sin laborío fkni^- 
chos minerales de eíte reino; loa coa les podrían costearse con la 
rebaja d«l precro, reintegrándose la real hacienda de la pérdida 
con el aumento que lograría en los diezmos y quintos de los 
nneve metales benefíciedos: la contaduría del ramo de azogues 
se opuso á la rebaja oue se soHcitaba, como acostumbran hacer* 
lo estas oficinas, siempre que ser perjudican los interesas, que* 
manejan, sea lo que fuere de los del publico, y aun de los ver- 
daderos del rej. Escribióse un papel por estos celosos políticos 
farisaicos, jr Bustamante lo rebate en este opéseulo. 

BU9TAMANTE (D. Joan> presbítero del arzobispado de 
México, y colegial Catedrático del real colegio de S. Juan de 
Letran. Dio á luz ^ 

«^Sábado Mariano para fomento de la devoción de lof que en tal 
dia visitan el Santuario de Guadalupe." Imp. en Métrico* 1784. 4^ 

BÜZETA (Fr. P^dro Jobe) religioso lego franciscano del 
convento de S. Lucar de Barrameda, que habiendo pasado eiY 
solicitud de limosnas á la N. E. hizo en ella importantes obras 
pábliciis, como hábil físico, matemático, é ingeniero hidráulico. 
En VfíC^^ condujo et agua á la ciudad de Veracruz. En 1740^ 
la introdujo en ía ciudad de Guadalajara, minando de S. á N. 
en profundidad de catorce varas el piano, que desciende del cer« 
ro del Astillero, J haciendo tarjea de 1.900 varas, la sacó sobre 
el terreno de la ciudad á distancia de 600 varas de ésta, j cons* 
iruyó allí un depósito, desde el cual surtió á 27 fuentesi conda* 
cida el agua por cañería de 1.500 varas. Dio á luz* 

^'Relación de los Terremotos sucedidos en Guadalajara en los 
días 25 y 26 de Junio de 1739." írap. en México dicho aSo. 4. 
— En agradecimiento á este religioso escribió el Dr. D. Lúeas 
Casas» canónigo doctoral de Guadalnjara una Carta gratula'^ 
toria^ que se imprimió en México el año de 1742^. También se 
compusieron en su elogio varias Poesías^ que se dieron á luz. 
De ellas quiero copiar algunas. D. Cristóbal Mazariegos con 
motivo de haber entrado dicha a^va en el convento de Us reli-*- 
giosas carmelitas de Santa Teresa, dijo: 

*• Piedra «res, Pedro famoso j 
Emulando con tu acierta 
' . A la que allá en el Desierto 

Dio aquel raudal tan copioso^ 



— aoi— 

Dióio al golpe doloroBO 
De una vara su dureta; 
Mas tfi con mayorfifíne^a 
En este Convento f Castt ' ' 
Has dado el Agua sin tasa' 
bolo á una voz de Teresa.'^ 

Y el famoso pintor nnexicano; D. José Ibarra, entre otras agu- 
dezas dijo las cuartetas siguientes, aludiendo al Agua que metió 
nuestro Buzeta en la cárcel de cor^e de Guad alejara: 

Yo Doña Clarar.de/Fuente8, 
Dama y aun Ninfa de porte, 
Presa en la Cárcel de Corte, 
Pavor pitlo á mis oyentes. 

Rica em el Campo nací 
^Entre bosques j arboledas» 
^Y tal que ni lasj veredas 
A la Ciudad conocí. 

Cuando heis aquí que un Buzeta 
(Buso y Pedro debia ser) 
Como que me venia á ver 
Me armó una muy buena treta. 

Minóme la tierra, y tal 
Fué el^afán de. sus porfías; 
Que dentro de algunos dias 
Volé en Minas de cristal. 

Puesta ya en mi libertad 
A engrigolarme empecé 

Y aun á alegrarme de quo 
Me llevase á la Ciudad. * 

Cuando, (pongo por testigo 
Al Alcaide que lo vio) 
Aquel que me sonsacó 
Dio en esta Cárcel conmigo. 

Ya aquí uno el terso cristal 
De mi tez grosero empafia; 

Y el que me bebe ó s'e baila 
' Va agotando mi caudal. 



Aquí con ^j^EiWP Qiiilp 
Ardo al Sol baJQ d^í ippAP 
De un León <ii brpni^f^ e^í 9px)ip 
Dentro el Toro de Per<iü^. 

De vueetre piedad V^P ^aIkP 
Mórailoree de este suelo, 

CABALLERO (Fr. Jua^I d^) 6r4ep d^.9i^aÍQ Domingo,pro- 
vincial de la provincia de S. Hipólito de Oaxaca. 

''Historia de muchas pl^plt^t. que. cre^e^. en l|i Provincia do 
Oaxaca.'*— Varias CarUs j^e^fAim ^ Blfr Ál^»V9«"' Véanse las 
gacetas de México. % 

CABALLERO (D. Diego) jesuíta de la Nueva Espafia, ca* 
tedrático de fíloí^pfia e¡n e) pp.legiQ de G.u^td^iajara de la Nueva 
Galicia por el año 1693. E&ciibió 

«'Controversiae schoias^c^ iii ^. Ub.. FbjrfsiPQJium . Aristotelia." 
Existen bien escritas y eupúavl.^^uaii^ .en.l^ bii^liateca del cole- 
gio major de Santos de México. 

CABALLERO (D. Eej,\pí) natural d^ Najara en la Rioja, a. 
poderado de la real compa|lJ¡a d^,.la, ^a^^i^» y. vecino de la vi— 
ha de Puerto Príncipe en i»kM^ ^^ Ouba^. inscribió 

'Canción Real á la traslación de la Real Audiencia de Santo 
Domingo de la Villa de JPu^rt9,.P.q;iQJ|)e.!' Iwp* en la Habana, 

1800. 4. 

»• 

CABALLERO (Fr. Fra^ci^co) francisC^op, lector j^ibilado 
y custodio de la provincia de Zacatecas,caiifícador de la inquibi- 
cion, y examinador si^Qdjii^ de., los.pl)|^padps,dc^ ValladoliU y 
Durango. E»ciibió 

*^E1 Templo de la admiración: p^n^g/rjco. en,.lfi^ Dedicación 
de la Iglesia nueva de loa pjP^ JesAijta^ de . ^^c^^^as.'' Iinp. 
en México. 1750. 4. 

CABALLERO (Fr. IoNAqxo},deI (rcL^^iie Saptp Domingo 
de la provincia de S. V^iceuUi.de C^api^,j Guateóla, predica- 
dor, presentado, y prior del cony^eoto d¿ Oue^^CP^if t calificador 



...j 



4e i»iiM|uÍ8Í6ioi6 r e^Maltiador aÍDdüci}; D¡#á hiz 

^SennUb panegírieo }r eucarístico por laiexaltácioá del Si.' Ber 
iMdii^ XIU al S^liaponüñeio." Imp. eiiOualeii]falk,1726. 4. 

CABAiLLERO (D. Josü Agustín) natural de k ciudad db 
S^ Griaidbat dé la Habana, doctor teólogo de aquella univem¿. 
dad, J!( caiedrático de ñloitofía del colegio coiiciiiar. £«i^fibi$ 

^^Elogio fúnebre del Exmo. Sr. D. Cristóbal' Colon, primer 
AliBiíantet Viffey' y Gobertiador general de las Indias Occíden- 
t8kie«, su descubridor y conquistador: pronunciado en la soletn* 
ue traslación de sus^ huesos de la Isla de Sto. Domirígo á'laOa» 
tedial de ih Habana^'.' Itahp. alil por Boloüo, l'^Qd. fot. 

CABALLERO MEDINA (D. Sebastian) natural de la ciu* 
dad de Querétard, y de las máa ikiDires familias de 14' N. £. 
JDeepues desus primeros eatudios en México, pasó á Europa, y 
ea la UQÍTefsida¿ de SaiaiBai)cca< recibió el giñúó dé doctor eá 
le jes, y regentó sus cátedras. Fué prcFisto oidorde la audien^ 
cia de Mamla y protector de loe if»dior sang4eyes; 7 de aiÜ as^i» 
cendió á la auolieiicta de Guaiemaia. BsciS^ió 

^'Piseiectiones juris hábitae in Academia Sá) man ti na."' Ma^ 
tiiti apud Andcffiam Parra, 1637. 4.-- Están dedicadas al gtáii ju« 
rikicoiisulto espa^K D. Juan <ie Solóraano. Preeeden doli^ckr-^ 
tas litlinas ai autor: una del^Sr. D. Pedro Baesa-, mejicano, aií^ 
calde de castt y cotiey supedatendeate deobtas )n bosques rea- 
les^ y otra del Sr. D. Fernaüdo de GUeVara, poblano, ó angvlopo^ 
iitario, consejero de hacienda, el que hace ai consejo de Indias 
éste apostrofe: **Vos vert) difussisodis obeuntis Impérii, c^^ddes 
maxi^mi, ^cnatores anipiissimi, sub quorum justo Numiim teisH* 
peratius novercaí Mexkana fortuna, fo<vete SeripKum, Seiitonti 
fctvete, ne (quod nec inagnitudo fert^nec capit cíementia've^M| 
taJQíi' procul videatur CttU«ia nostra, quain Patria;" 

CABAjSAS (IlLMO. V* loAM Ruiz^ naturaldel Téino deNa^ 
vaxra, colegial raayoi de la ufiiver¿íidad de Sakimanca, cailóiiigé 
ixvigidtrai de la uietropoütana de Burgos, obispo de Nicárágae 
y de la Nueva Galicia^ Escribió 

^«Pafitoial á lod ñeles de la Diócesis de Guadalajara.** Imp« 
en Madrid, ITO-i — *Varioj9 Edicios»" Imp^ en-Guadalferjkéá.^— 
'•Pastoral á ios £eles del Obispado de Guadalajara.^^ Irnp»*aUii| 
1815* y reimp. en México. 

CABEZA DE VACA (D, Alvar Nuñez) tuvo por padres 
á Francisco de Vera y Teresa Cabeza de Vaca, vecinos de Je- 
rez de la Frontera) y por abuelo paterno al gran Pedro de Ve^ 



—204— 

ra, conquistador de la graiv Ganaría. Naeió en Jerez, como jwar- 
gú. D. Nicolás Antonio, 6 en Sevilla conao escribe D.TomAe Ta* 
jnayo de Vargas, en su Coíecdonde libros españoles. Naicegd 
á la América Setenlrional y estuvo en la Florida con Pánfílo 
^Narvaez. Pasó después de comandante de una expedieion á la 
provincia de Para en la América Meridional, y fué adelantado 
y gobernador del Rio de la Plata. Vuelto á España presentó 
al rey Felipe II un libro intitulado: 

♦'Naufragios ile Alvar Nuñ#»z Cabpza de Vaca: parte prime, 
ya." La segunda parte la escribió su secretario Pedro Fernan- 
dez ron este titulo — «^Comentarios de Alvar NulSez Cabeza de 
Vaca, Adelantado y Gobernador del Rio de la Plata." Iinp; ea 

Valladolid, 1555, 

tt • ■ ' • 

m __ 

CABEZAS (Fr. José) del orden de Santo Domingo, hijo del 
ronvento de S Esiévan de Salamanca, y colegial en el de Saa 
Gregorio de Valladolid. Después que enseñó la ñlosofía en Sa- 
lamanca', se embarcó para la N. E. y en el hospicio de g. Ja- 
cinto de México fué lector de teología, y maestro de los estu- 
diantes misioneros de su orden, que pasaban á Filipinas, China 

yTunkiji. Escribió 

^'Historia prodigiosa de la admirable aparición y milagros de 
U Imagen soberana de María Santísima Nuestra Señora de la 
Soterraña de Nieva." Imp. en México, 1748. 4. — »*Devociona- 
ño á Nuestra Señora de la Soterraña de Nieva, especial Pía- 
tacara contra los rayos." Imp. en México. 12. ^ 

CABREDO (P, RoDEiGO) jesuiía, visitador de la provincia 
del Perú y de la N. E. Fué provincial de México en 161 1: y 
v.uelto á Europa falleció santamente en un pueblo de Saboya á 
28 de Julio de 16 1 7. Escribió 

♦'Historia del milagro, que obró S. Ignacio deLoyola con un 
Religioso del Orden de Santo Domingo en el Perú." Imp. en 
Rjoma« 1609. — **Elogio fúnebre del Ven. P. Baltasar Alvarez 
de la Compañía de Jesús." Imp. juntamente con la vida, que 
de dicho, religioso publicó el Ven. P. Luis de la Puente. — *'0r- 
denanzas para las Misiones de los Jesuítas de la N. E." MS. 

" CABRERA aUINTERO (D. Cayetano) natural de la ciu- 
dad de México, presbítero secular de su arzobispado, tan pío co- 
mo laborioso, y tap erudito en las ciencias sagradas como en las 
letras profanas. Fué colegial del seminario tridentino, y cape- 
llán maestro de pajes del £xmo. virey y arzobispo, D. JuaQ 
Antonio Vizarron. Fomentó con su celo y con su ejemplo la a— 
cademia de S. Felipe Neri, é incansable en los ejercicios ecle« 



—205 — 

'' »•■"• .. .-,.,1 '.. .'• 

siástícbs ^ en los trhbfíjoó literarios, Imurio \ despuea (íel afi^ de 

11^4, d<jrtnf!o ^n publicados, y ya MSi para piíblícar loa, sif- 
güieríTes opüsculos: '''' '' . , . . _ i 

'*H.ímeiíeo cekbrado, Testivos aplausos^' con' qué la tn^p^ri^l 
CiiídHtl de Méxir'o celebró los desposprios del E^ríncipe de^As- 
turilis, Luis Fernando con la serenísima Princesa dé Orleans " 
Iinp, e/i México, 17^3- 4 — *'Sapiéntiae sidus, miriervali's His- 
pen ascensus.** Mexici typis B»^rnanl¡ de Hogal, l'TáS. 8.rrr 
Es un elogio poético latino (íel Illmo. Dr. Eguiara ascendido á 
la cátedra 'dé vísperas de teoíogía de la universidad dé México; 
— **Descrijici6ii delJTemplo y Convento de. Corpus Cristi, que 
para Indias religiosas Capuchinas fund^ el £xmo. Marqués de 
Valero, Virey de la Nueva España.*' ímp.' en'Méxícó por fio- 
gal, 17í24. 4. — ''Águila mística exaltai^a en loa ápices del Car- 
melo." Irfip. erf^éxicOj 1730. 4. — Es la defcripciDn d« un ^r*- 
co triunfal^ que' le entargoron los PP, dominicos de México, y 
se erigió en las fiestas de la canonización de S. Juan de la Cfuz, 
en el colegio de Porlaceli de esta capital.— *'Viva copia del sa- 
grado y magnánimo Macabeo Juan Hircanó.'* Imp. en Méxi- 
co, 1732, 4. — !íl8 la descripción del Arco triuvfaU que ideó 3e 
orden del cabildo metropolitano de México, y so levantó en la 
entrada del Illmo. arzobispo Vizarron. — "índice poético de la 
Vida del Seráfico Padre S. Francisco dé Asís." Imp. ei\ Mé- 
xico, 1732. 8. — Es una recopilación en verso castellano de lá vi- 
da que escribió el Illmo. Cornejo* y en la que nuestro autor se 
propuso imitar á D.' Antonio Hurtado de Mendoza en su Vida 
de la Virgen. — **Hebdomadario Trino: ó ejercicios devotos en 
honor de la Beatísima Trinidad." Imp. en México. 1734, 8 y 
se publicó con el anae:rnma de Antonio Vera Cercada, — ^^**El 
Patronato disputado: ó Disertación apologética del Voto y Ju- 
rameiito del Patronato deí*ítra. Sra. de Guadalupe." Imp. en 
México por Ribera, 1741. 4. — Dio motivo á esta disertación un 
opúsculo del Br. Zetina, maestro'de ceromonias de la catedral 
defla Puebla: y salió firmada con el añhgráma de nuestro autor 
Antonio Vera Cercada. — '^Escudo de Armas de México." Ün 
lom. en fol dedicado al rey Fernando VI. Imp. en México por 
Hogal,* 1746. — Se escribió de orden del virey, arzobispo Vizar- 
ron, y se¿costeó l« impresión por la ciudad de México. Es una 
historia de la terrible epidemia llamada Matlazahual que se pa- 
deció en esta capital y en todo el reino en los aüos de 36 y 37, 
y dé las providencias y recursos espirituales y temporale», que 
se lomaron para extinguiría, entre los cuales fué uno éijuiar por 
patrona universal á Ib Sontísima Virgen en su ft-mosa hnr gen 
de Guedaiupe.— •'Julio Maxiuiiiio Veio: Arco triunfal erigido 
por la Ciudad de México en la entruda del Virey^ Cri.de de 



—206^ 

]|S',o)?pclara.'' laip. en léxico. 1748. 4. — "El nue^o SüteA: Ar- 
co iriiinfal erigido al mismo Virey en su solemne enirada, por 
In Metropolitana Igle»ia de Méxieo.*' Imp. allí el mismo año. 
,4.i— '^jKsta gratulatoria al singular esmero con que ceJebré »Vlé- 
^ico el segundo tiiglo de la Agsricion de Ntra. Sra. de GuadH- 
)upe, elafío 1731." loip. en 1746. — MS.— "Arcos iriunfttJes 
que la Iglesia Catedral jr la Ciudad de México erigieron eq ia 
entrada del Virey, Duque de la Conquisté, el bfio 1740.''—^ 
* 'Llanto de Apolo en la muerte de Jacinto. Aoarato fúnebre con 
que el trit^uoai de la Inquisición de la N. £. celel^ró las exequias 
delHr.LuU 1, uno 1725/'— '«Cprnediasinutuladas; La ¿spe^an- 
za malograda: el Iris de Salamanca." — Poesías varias sobre la 
renuncia que hizo de la Corona el Sr. Felipe V.'* De «Has 
se jpapnrnieron algunas en el lib. intitulado ¿e/ra«/aur«a</ai.— - 
'*ljn lom. con 300 Epigramas latiiioade cé.l«br«s autores, tradu- 
cidos en verso castellano.'' — Un i'oni. de Poesías sagradas lati- 
nad y CHStelIfinas.*' — *'Uu Tom. con la Vida de Sarita Rosa de 
Lima en verso latino." — *'Un Tom. con varios Himnos y Odas 
sagradas.^ — £Iii éste se baila un dístico que epcpr^sa el nombre 
del autor, así: 

**Authorern quffiris.? De tot quod pasta María 

Ni caprásuiíiina peteiis, haeduliis unus esi. '' 

"Hj^mni omnU generis et mensuiae ad imitationf^m Prudentii, 
Chrisiiani Pocjae.** — Se hallan con varios títulos, como: *'Tu/r¡s 
ammsé, Horolo^ium solare, (Quinqué Zonae, Hortus rusarum, 
Mar8 sacer. • • .'' — ^*Liber variorum Epigraiñmaium é Graeco iu 
Latinum Iranslatoium " — ^'Varias aáiira^ y Epístolas de Hora- 
cio en Español." — ''Poema de Santa Crisiina, la admirable."— 
*'ííeis ¿^áiira» lie Javenai'en tercetos caslellanoa." — 'Inscripcio- 
nes varias públicas j las que se pUi^ierpn en la Pira que los PP. 
Üúímmicos de México erigieron en, las Honras de la Reina Ma- 
rfa Áiiíalia dé Sajoitia." — *'E1 Coiai^on.de EspaQa: Exequias de 
Felipe V." — ^'Aparato fúnebre eri las Exequias del Rmo. Vene- 
gás. General del Orden de S. Juan de Dios ^— **Aries de las 
lenguas Hebrea, Griega y Mexicana." — *• Compendio del' Itine- 
rario del lílino. Montenegro '' — 'Reiaciun de los trabajos de los 
Ciisüatiós en la Provincia de fogan en China; y noticia «jei 
martirio del lílmo. D., Fr. Pedro Saenz, Vicario Apostólico d^e 
Fukíen." — *'bo8 Tomos de Varias Disertaciones y Oraciones 
Académicas.'* — ^'Tres Tomos de fcseimones panegíricos y mora* 
lea," — La rnayor parte de estos MS. estaban én líeinbó^de/ Ul- 
nió. Eguiara en la librería de los PP. del' oratorio 'ji ''México. 

oy apenas existe la mitad, que üe visto. 

CABRERA. (D. Crutobal Rüiz) natural de la villa de Car- 



—«07— 

rion en e] .valle de Atlixco en la diócesis d9 la Pi^dlM^t (Xientiir 
lero secular, docto y piadoso y muy eatimado de los obi^pois ^ , 
^üte reino, que le coace dieron liceo ciae de |>re4icai en (^ngua 
iiiexicana en sus respectivas diócesis. Dio á luz 

'*8ingulaie8 y raroe acaecimientos jde ftlé^ipo en el iuxnyilto 
•excitado contra el Virey, Marqués de G^lye^." Xw^^ pn Hí^ 
xico, 162^, foL ' 

t 

CABRKRA BUENO \D. Josb Gonzai^) n^tur^l dp jf^ jf- 
la de Tenerife, una de la» Canarias, piloto mayqr i^e l^ i^^orer^^ 
<ie Filipinas. Corrió muchos años \fk9 coi^tas del ¿ur flp ¡^fP^i^* 
AmérkOHs, estuvo nmcims veces ep Acnpulcq y aj¿üj^<if e^ M¿r 
^ico. ^scribia 

^'Navegación especulativa y pfélcticaj' Un.t9in. en ifol^co^ 
estampas. }mp. en Mnnifa en el cpr^v.entQ de fi}^^9ijí^ «^^^^^ 
4Íe los Angeles, año 1734.«-En esta obra »e trat« del arte fTe la 
fiavegacioii; se explican sus instrumentos y las reglas de su uso: 
l%a tablas de las dectinaciones del ijol, cqmpnfadt^ al rnefiilifMio 
de S. Bernardino fie )as.l^l^s.F)|i|)i{ie«: lae y^f i^cionei^ - qe ]a hh 
guja: el modo de navegar por la geometría, por las tfUaj^ ^^ 
rumbos, por la aritmética, por la trigonometría, por el cu^f^riifnr 
te de reducción y por los senos Iqgaritmps* y t^^e IfA e^t^mpaa 
y figuras corresppudientes á. tpdq e^to. 

CABRERA PESARR^ETA (D. Jp^B^lnatml^p ^ rPí-S-, 
abogddo de la reg^l andienciii d^rKl^xicQ. ,Dio á lu;^^ 

'* Defensa de la jurisdicción ordinaria eclef i^tic^4^1,^r. Qbj^: 
po de la Poebla/pbTa rotular por excomulgado c^l JÉ^. 0^a¿^aa 
del Convenio de Topoyango, como incurso en las Censiiras ael 
Canon: is^i qi^is f uadente .^iaboloj' loip. en Mé^.i®o-,'pQ| ((^ a- 
lios J670. fül.-^* Defensa leg^l pop los. Oficiales Bíaza^^jero/í .^ 
la Casa de Monedado México, (?pntrí|«|Í^Te.íbOrero ae^«JlÉ^,r jfinp. 
«n Mé^áco,, 16§4. ,ípl. • " 

CABRERÍA (P. Jp^B jQifjAC^o) patural i|le C^Ui^r^^ft^, ^actii- 
l],<^i^. te ó4ogp, empellan peniíeAciafio d^l santuario de N^r^.^a. 
■de GüaUálupe de aquella ciudad, y limosnero y confesoj^ ^^i^ 
religiosas capuchinas de la misma. Escribió 

**Se(mpn fúnebre en las H.opxas de la Hermai^a. l\1prK^ y^tra 
de la T^'dixidnd, ReJi^ipsii, l.^ga del Convengo de S, ^üsjs ^f Pjifr 
cia de Cápuchiiias; á^ ^ueiétaro.*^ Imp,. en Af éxico^ 1762. 4* 

CABRERA (D. I^orb^s^o) pres))ítero da la Pu^bfa, de loa 
Angeles, cómi&ario del santo oficio, y agrimensor con real t|tñ- 
\q ijielh ]>), E. Pejó en poder de JBfrmud^z de Casj^Of^w^gw 



r 



éBÍetí6Bgúrh'eütfu Vntúlogo^ un libro en \\'\ii¿ Tcoreméis Mate^ 
9tt(ffif¿99,' y además pi^bltcd 
' ¿'ArteMÍie íf»€«ar Agüu» y dé medir Tierras." - Imp. en 1746*^ 

í^í'jGAÍRERA (Fr. Manuel) del orden' de S. Francistío de la 
provincia Hel- Santa Eviungftlio, diünidót de ella y guardián' del 
convento de Cuauíiilan. Tanto por sus conocimientos mate- 
máticos, pomo por su actividad y celo patriótico, fué aombrado- 
el alio 1 665,' direcrifl^ delñ obra de! desairüe de Huehuptoca. en la 
■que tíñabajó irifatigabíe y acatadamente, hasta merecer que por 
cédula deí rey se le dfesen las gracias, y se mandase recompe^n- 
sar siis servicios en sus parientes. Escribid 

**La verdad manifiesta sobre la importante Obra del ReaFDe- 
íÍB^üe tle Miéxica.'" Imp. en fol sin expresión; pero por el con- 
texto se infiere que fué en 1675.— ^'Informe al Rey sobre loa^ 
trabajos hechos en la Obra del Desagüe.*' Imp. en fol, ^ 

'' ' QABRERA (D/ Miguel) mexicano, célebre pintor de la N. 
"E.Jyfde cámara del M. B. arzobispo de México. No solo supo 
maíiejar'dieistramente los pmceles, sino también la pluma. Es- 
cribid 

í*Mara villa Americana, y conjunto de raras maravillas obser* 
Tadas con la dirección de las reglas del Arte de la Pintura en la 
prodigiosa Imagen de Ntra. SefSora de Guadalupe de México." 
imp. allí, 1756. 4. — El empeño de Cabrera en este libro es de- 
mostrar que la imagen celebérrima de Nuestra SeÜora de Gua- 
dalupe no está pintada ni al temple, ni al óleo, ni de otra mane- 
ra'artificial y humana. 

"BABRERA (Fr. Tomas) del orden de S. Francisco, lector 
(té prima de teología en el colegio de Propaganda Fide de la 
ciudad de Zacatecas. Dio á luz 

**Tesoro de la virtud escondido en el tesoro público de un o- 
pulento caudal: Elogio fúnebre del Sr. D Fernando de la Cam* 
paCos, Coronel de Infantería, Caballero del Orden de Alcán- 
tartí,- Conde de S. Mateo de Valparaiso.*' Imp. en México^ 
1T43. 4. 

" CABRILLO (Juan) intrépido español, á cuyos descubrímien* 
toé' ¿8 deudora la cosmografía. Salió en 1542, del puerto de Na- 
•^ídad^ la N. E. por comandante de los navios 8. Satvador y 
Victoria, Reconoció el puerto de S. José de Californias, hizo 
v^uada en el de S. Lúeas, y fondeó en la punta de la Trinidad. 
0estóbíió la ensenada de Abreojos, los puertos fondo de S. Bar- 
tdloftié, Santa Clara,' Canoas y S« Gerónimo; y las islas de la 



-209— 

Asunción y S. Estévan: y llegó á la punta de c«bo bajo. Ton^d 
posebion dtíl puerto de Vírgenes, y descubrió el de Todos, San* 
tos y de S. Diego, el cabo de S. Quintín, las islas CoronadiaB^ 
las de S. Clemente, Santa Catarina y S. Bernardo, la punta de 
U Concepción, l^i sierras de S. .Martin, y la bahía da Pino^. 
Murió á 3 de En^ro de 1543, en la isla de la Posesión, quiB hoy 
llaman S. Bernardo, dejando por su sucesor, en la expedición |í 
su piloto mayor Bartolomé Feríelo ó Ferrer. Escribid 

*^ Viage y descubrimiento hasta el grado 43 de Latitud." MS* 
en «1 archivo general de Indias, 

CACERES (P. Antonio) natural do Granada.en el reino de 
Guatt^mala, leUgipso de la compañía, de Jesús, cuyo íqaAitiUto 
profesó en Tepozotlan de México el' alio 1682. Fué roaesti;?^ de 
bellas letras eq,el colegio máximo de S. Pedro y S. Pablo por el 
ano 1686, en que escribió 

«'Certamen poético para celebrar el Nacimiento del Niño Diofl| 
bñjo la alegoría de Ciprés." MS. en la biblioteca de la univer* 
sidad de México. 

CACERES (Fr. Félix) natural de México, oficial de] tribu- 
nal de la Santa Cruzada de la N. E. Tomó el hábito de lego 
de S. Francisco, y vivió en el convento de la recolección do S. 
Cosme, extramuros de dicha canital, donde escribió 

«*yida y Martirio de Santa Bárbara, en verso castellano." 
Imp. en México, sin alio. 4. 

CACERES Y ELORZA (D. F&angisco Jobs) natural de la 
villa de Drizaba en la diócesis de la Puebla de los Angeles, y 
presbítero domiciliario de dicho obispado. Escribid 

* 'Elogio fúnebre del magnífico Rey de las Españas, D. Feli- 
pe V, en las Honras que le dedicó en su Iglesia Parroquial lii 
Noble Villa de Orizaba." Imp. en México, 1748. 4. — '«Sermou 
eucarístico por la Coronación del Sr..Rey D. Fernando VI, ce- 
lebrada en la Noble Villa de Drizaba." Imp. en México, 1748. 4. 

CADALSO (D, Josb) natural de Bilbao, comerciante ilus- 
trado y benemérito de la N. E. á donde pasó después de haber 
adquirido en Holanda, Inglaterra y Francia vastos y útiles co- 
nocimientos mercantiles. Regresóse á Espa&a áJos quince a- 
ños de domicilio en América, y allá presentó á la corte 

'^Proyecto para el establecimiento de Factorías Espafiolae 
en las principales Plazas de Europa." Estas plazas debian ser 
Londres, S. Malo, Amsterdan, Hamburgo y Cádiz; y el objeto 
era comprar de primera mano las memoria^} y surtimientos, que 



—•¿10— 

pMies^n los comerciantes de Espalia 6 lodiat, con un mcnleracio 
déreclío de comisión, afianzando con 600.000 pesos del dicho 
'Cadalso y Je su hermano D. Diego, j bajo la circunstancia de 
■quedatae los factores con los géneros, y volver el capital ó in- 
tereses en cftso de un justo reclamo. £1 autor pasó á realizar 
iu proyecto el aflo de 1761, más se frustró por haberle cogido la 
^Ixioerté en Copenague en Diciembre de dicho afio. 

CADENA (Fr, Carlos) natnral de la ciudad real de Chía- 
pa, del orden de Santo D<»mingo, maestro teólogo de la provin- 
cia de Guatemala Escribió 

^'iVIedítaciones para todos los días sobre la vida de la Santísi- 
tta Virgen María," Imp. en Guatemala, 1780. 8. — ^-Descrip- 
éion de las solemnes exequias que se celebraron en la IM. N y 
L. Ciudnd de Guatemala á la tierna memoria del 8r. Carlos 
III.»' Imp. allí, 1789. 4,— ^Elogium fúnebre Caroli ÍII. Hisp. 
'ét Ind/Uegis." Guatimal», 17^9. 4. 

CADENA (Fr. Felipe) hermano del precedente y de la 
misma patria y profesión, maestro, doctor de la universidad de 
S, Carlos, prior y dos veces provincial de la provincia de San 
Vicente. Escribió 

"Acto de Contrición en verso castellano." Imp. en Guate- 
mala. 1779. 

CADENA (Illho. D. Melchor) natural de México, nieto de 
Pedro Sotomoyor, conquistador y gobernador de Panuco. Fué 
doctor decano de la facultad de teología y rector d« la universi- 
dad de su'patria, maestrescuelas de Michoacan, canónigo de 
México, deán de la Puebla, y después maestrescuelas de la me- 
tíopoliíana. Electo obispo- de Chiapa, falleció sin consagrarse 
en 1607. Dejó fundadas varias obras pías en él convento de 
'la Concepción de México; y escribió 

''Memorial de las Personas, que vinieron con Cortés y se ha- 
llaron en la"" Conquista de la Nueva España, y descendientes que 
han dejado en ella.'' MS. remitido á la corte en 1598. 

CACICA O CAGIGA Y RADA (D. Agustín) natural de 
Guatemala, doctor en cánones por aquella universid^^d, tesorero 
dignidad y maestrescuelas de aquella n^etropoliíana, examina-» 
dor sinodal, juez de testamentos, provisor y vicario general del 
«ffSíC^i«pado, comisario subdelegado y de cruzada, y delegado 
jdel Papa para la Causa de beatificación del Ven. P, Fr. Antonio 
Margil Escribió ^ 

>'Panegírico pronunciado en la Iglesia ?4etrüpolitana deGua- 



—211— 

témala el ()í« en que recibid el Palto su primer Arzobispo^ el 
lllhfio. Sr. D. Pedro Pardo y Fi^ueroa.** lofip. eñ.Méxieo por 
Ribera, 1747/4. — «'Relación hisiórica del terríbie Terremoto, 
que arruinó la Ciudad antigua de Guatemala el año 1751." Imp. 
allí, y reimp. en México por Hogal, dicho aRo. 

CACICA (Fr. Jacinto) natural de México, maestro d«l 6t^ 
den de Santo Domingo, rector del colegio de Portacosti de di- 
día capital. Dio á luz ^ 

**Elogio del Beato Felipe de Jesús, Protomárlir del Japón» kt- 
jo y Patrono de Mé5t¡co." Imp. alií pot Caldeié^n, 1639. 4. 

CAGIGAL(E3CMb. D. Francisco) virey y capitán general 
déla N. C. en 1760. Entfe varias providericias qne dictó, esci^bió 

'♦Inslruccioñ sobre el eptádo y gobierno de las Provincias del 
Tireinató de México, dada ál Marqués de Gruidas en 12 de Se- 
tiembre de 1760." MS. cuya copia está en. el tom. 18 de Fa- 
Ho$ en ifoj. He la biblioteca de )a catedral de México. Y en di- 
cho tom. f>e halla también el Diario de &u viajQ desde Vera" 
cruz á México. 

CALADO (D, Francisco Rodrigdíz) natural de la Puebla 
de los Angeles, colegial de los de S. Gerónimo y S. igUaéio de 
dicha ciudad, donde estudió las letras humanas, las artes libe* 
r^Ies, y la teología, fin la universidad de México cursó las oá<- 
-tédraé de jurisprudencia, recibió la borla de doctor en cánones, 
y obtuvo hasta jubilarse la cátedra de decreto. Desempefió la 
üseéoría genernl del vireinatd en el gobierno del Exmo. Sr. Bh- 
•zarrón: sirvió hasta su muerte en el empleo de defensor del juz- 
gado de capellanías, y testamentos: fué cura de la Veracruz en 
la capital, y murió prebendado de la Metropolitana en 1754. 
Escribió 

*'CorartientRria in selectas Gratianei Decreti causas, cuín ad 
theoricnrn, turn ad practieam Juris perittam accomodata." M8. 
en 4, en la biblioteca de la universidad de México. 

CALAMA (Illmo. D. José PEREz)natural de la Extrema- 
dura, colegial en el de la Concepción do Salamanca y regente 
«n aquella universidad de la cátedra do ñlosofía, doctor teólogo 
por la universidad de Avila y opositor á las canongías de oficio 
de las catedrales de Espafín. Pasó á la América Setentrioñal 
el afío de 1765, en la familia del Exmo. é IllirK). Sr. Fuero obis- 
po de la Puebla de los Angeles con el título de su teólogo de 
cámara. Fué en esta ciudad rector, catedrático de teología y 
rfgente de estudios del seminario palafoxiaino, cura del sagrario 



—212— 

fie la cateiiml, ine<]io racionero y cnnónigo lectoral. Do allí 
fué trasladado á la dignidad de chantre de la de Michoacaii, y 
hallándose ya deán y visitador del obi.«:pado, fué promovido á llsi 
mitra de ía ontedral de Gluito en la América MeridionHl. Con- 
sagróse en México, y partió para su obispado, que gobernó po« 
00 tiempo, pues renunció la dignidad á lus tres anos de haber 
iDmiido posesión. Me consta que se le esperaba en Espufía. para 
.darl9 la abadía (nitrada de la real colegiata de S. Ildefonso de la 
Granja. Pero habiéndose embarcado para Acapulco en nn bar— 
.^ pequeiTío y nml acondicionado, naufragó en el mar del^Sur, 
8ia habjBrse. logrado después de veinte ^fíq», ni noticia de. las 
circunstancias de su desgracia. La gratitud de discípulo suyo 
me^^iga á publicar aquí que e] sefiorCalama fué un genio be- 
né^o al progreso y buen gusto de los estudios, que fomentó con 
indecible actividad en el seminario palafoxíano de la Puebla de 
-los Angeles, como instrumento y ministro del inmortal prelado 
de aquella iglesia y de lade Valencia, el Cxmo. Sr. Fuero: que 
trabajó infatigablemente por la mejor instrucción de la juventud 
allí| en Michoacan y en Gluito: que aunque la extraordinaria 
viveza de su genio no le dejaba madurar siempre sus produc- 
ciones, fué feliz en concebir las mejores y más sublimes ideas: 
m fíO).que debo mi suerte al singular amor que me profesó en 
mis tiernos años. Escribió 

«^Carta applogética de la Sentencia del Sumo Pontífice Bene- 
jdiqio XIV, sobre que el Sacerdote, que al consagrar el Pan o- 
mile la palabra esc, hace válida Consagración." Imp. en Mé- 
xico por Ontiveros, 1780. 4. — **Paráfrasis del Salmo: Judica me 
Deus.^' Imp. en México, 1780,, 4.— '•Política cristiana." Imp. 
en Sevilla 1782. 4. — ''Oración gratulatoria al Ven. Dean y Ca»- 
bildo de auito." Imp. allí, 1701. 4 ''Arenga dirigida al Pre- 
sidente de la Audiencia de Cluito en jel dia solemne de S. Fer- 
nando." Imp. allí, 1791. 4. — •♦Edictos sobre Sínodos y Visita 
del Obispado de Gluito." Imp. allí 1791, — *'Carta paf toral sobre 
la literatura de los eclesiásticos." Imp. al]í.-^**£xhortacion á 
los Ciadadanos de Quito sobre la apertura de un nuevo camino 
público." Imp. allí, 1791. — '*Plan de estudios para la Real U- 
niversidad literaria de Quito." Tres tom, en 4. Imp. allí, 1791. 
.—♦'Apéndice y Advertencias críticas al dicho plan.*' Imp. allí, 
—-'♦Panegírico del Dr. Angélico, Santo Tomás." Imp. — ♦•Di- 
sertación sobre el remedio del gálico en el uso de las Lagarti- 
jas. • • •"— ''Notas críticas puestas al margen de la Biblia es- 
tampada." MS. 

CALATAYÜD (P. Nicolás) nació en el pueblo de S. Se- 
bastian, lugar de minas del obispado de Guadahijara en la Nue- 



—213— 

va Galicia el ñflo !71 1, 3^ fué nieto d^l fdinoso c^pium, D. José 
iltí Flóres^que sugetó á los Indios de Nayarityque habitan más a^ 
llá de los 24 grados de latitud boreal. Habiendo concluido sus es- 
tudios, y enseñado la relórica en México, y la filosofía y teología 
en otros colegios de la compañía de Jesús, cuyo instituto abra-^ 
zó en 1734, fué nombrado rector del de S. Ignacio de la Puebla, 
que reedificó con más de 20,000 pesos que le franquearon lott 
vecinos de aquella ciudad, apreciadores de su virtud y prendad. 
Para esta obra contribuyó también con mano franca el lUrno; o- 
bispo Alvarez Je Abreu, quien hacia tanto aprecio del P. Cala^- 
tayud, que habiendo sido éste nombrado rector del colegio de íá 
Habana, alcanzó del P. Provincial embarazar el viage por qvle 
no faltuse de aquella diócesis un religioso tan ütil á la enseñan- 
'ZüL. Fué no obstante pocos áñbs después Éecretariode 8u°^ro« 
vincia, y sucesivamente rector de Guatemala, y de Oaxaca en 
cuya ciudad de Antequera le cogió el fatal decreto de expatria- 
ción, que obedeció sumiso, como todos sus hermanos, á quienes 
no le fué dado acompañar más allá del puerto de VeraCruz, 
pues falleció allí en Noviembre de 1767. Las virtudes cristia- 
nas y religiosas de este jesuita te pueden leer en su Vida^ escri- 
ta en latin por el P. Juan Luis Maneiro, y pubüeada en Bolonia 
en 1791. Por lo qire toca á su literatura a más de los magis- 
terios que obtuvo en su provincia, dio un público tetttlmonio de 
su talento y erudición en un Acto JEscolást ico, que presidió en 
la Puebla de los Angeles, dedicado al enunciado Sr. Obispo, en 
que habiéndose empeñado los argumentantes en varios elogios 
latinos y castellanos, ya en prosa, ya en verso, eñ obsequio del 
lUmo. Mecenas, nuestro Calaiayud contexto extemporaneamen- 
te á cada uno de ellos, y según su clase, modo y materia, con 
admiración y aplauso de los circunstantes. Escribió entre 
otros doctos papeles 

••Certamen poético en latin y castellano para celebrar el Na- 
cimiento de Jesucristo el año 1740, bajo la alegoría de Espejo." 
MS. — ^*Papel en Derecho, preaenta<iu á la Real Audiencia de 
IVIéxico en causa de Esponsales, apelada del Provisor da Méxi- 
co h1 Sufjaganeo más* antiguo, el Ordinario de la Puebla, y lle- 
vada por recurso de fuerza, á aquel Regio Tribunal." MS.,muy 
apreciable entre los letrados que logró favorable sentencia.-* 
"Elogio fúnebre del lllmo. 8r. D. Francisco Figueredo, Arzo- 
bispo de Guatemala, pronunciado en las Honras que le hizo la 
Compañía de Jesús.** Imp, en México, 1766. 4. — Es una de 
las piezas oratorias más cabales de aquel tiempo en este reino: e- 
locuente, nervioso, sólidamente docta. 

CALDERÓN GUILLEN (P. D. Diego) natural de México, 



—214— 

bacbiiier en cánones, y conciliario de la universidad, consultor 
clel.tribun.9l de Cruzada, comisario de la inquisición, presbítero 
jprepótfito de la congregación de S. Felipe Neri. Falleció á Z 
¿e Junio de 1696, habiendo fundado vurids capellanías y ani- 
versario» en la iglesia del oratorio y en la del colegio máximo 
de loa jesuilas Ei P. D. Julián Gutiérrez Dáviia en sus Mo" 
numtfUos Históf'icos hace n^emoria de la religiosa vida de este 
eclesiástico; y su erudición consta por el 

**Diario de los sucenos ameiicanos y europeos acaecidos des- 
.de Febrero de 1665, hasta Mayo de 1696.'' — Etsie diario lo con- 
tinuó Bx)hles\ y unos y otros MS. se guardan en lu biblioteca de 
los PP. del oratorio de México. 

CALDERÓN VELARDE (D. Diego) natural del obispado 
de la Puebla de los Angelen, licenciado en teología, y cutn y 
juez eclesiá^lico de la villa de Córduva en aquella diócesiá*. va- 
ron docto y viria(«60. E^c(ibió 

,. '♦Afectos de un Pecador conliito>" en verbos castellanos. Imp. 
en la Puebla por Ortega, 1754, y en México por Hogal dicho 
ano. — Se reimprianeroa en México el año 1784. con el título de 
..-^.''Tiernos afectos de amor, temor, huinildad y confíiinza, 
cen que un Alma arrepentida clanja por el. verdadero bien." En 
58 décimas castellanas. — duiero poner una muestra, y escojo 
la siguiente décima, en que dice eí pecador á su Dios: 

^'En nada te sirvo á tí) 
Pero quisiera «aber: 
Si tu no me has menester, 
¿A qué veniste por mi7 

¿No fué á redimirme? Sí. 
¿Y porqué? Porque me amaste, 
i^ues baste de enojo, buste: 
r^o se diga que moriste 
Dando el precio, y que te fuiste 
8in la alhaja que compraste.^' 

CALDERÓN (Illmo. D. Fr. Francisco Santiago) nutu- 
íttl de la villa de Torralva en la diócesis de Cuenca, dtl real y 
roilitHT orden de la Merced. Enseñó la filosofía en Huele, y 
la teología en sus colegios de íSalamanca y Alcalá. Fué comen- 
dador de Madrid, provincial de Castilla, viditador de Galicia y 
Asturias y teólogo de la nunciatura de España, ¡¿n 1728, fué 
presenlmiü para el obispado de Oaxaca, de que lomó poseaion 
en 8 de Junio de 173U. Hizo las torres de su CHtedial, y cuU- 
cúetí ellas un nuevo relox; consagró aquella iglesia: dotó el a- 



—215— 

ni versa rio de Ntra, Sra. de la Merced, y costeó el suntuoso aV- 
tnr de Io8 Reyes. Tisitó todo su obispado; puso escuelas de 
lengua castellana en muchos pueblos de Indios^ y obligó á sus 
clérigos á que supiesen el canto llano. Añadió 6.000 pesos á 
la dotación del colegio «le niñas de su capital' Antequera; y llo- 
rado de lodos por sus amables prendas y larcas limosnas, mu- 
rió santamente en 13 de Octubre de, 1736. Escril^ió 

<* Avisos pastorales á las almas del Obispado de Antequera de 
Oaxaca." Imp. en la Puebla de los Angeles por Órtegn, 173!. 
4. — "Carta pastoral á los padres de familia» párrocos, ffiredica- 
dores y confesores/y á todos los fieles del Obispado de Oaxaca." 
Imp. en la Puebla por Morales Saiazar, 1733. fol. 

CALDERÓN (P. Francisco) natural de la antigua Espafía, 
jesuíta muy docto dé la provincia de México, calificadpr úe \k 
inquisición, prepósito de la .casa profesa y provinciaj de la N. 
E. en 1644, y segunda vez en 1650. Se habla' dedicado al es* 
tudio de las antigüedades de los Indios me^iicanosj y tratándose 
de dar salida á las aguas de la laguna de Tezcuco, que amena- 
zaban la ruina de México, presentó el Proyerto de buscar en 
medio de aquella el sitio llamado Pontitlan, donde decía ser tra- 
dición dü los Indios, que habia un Sumidero^ por donde de tiem- 
po en tiempo desaguaban los antiguos la laguna. Emprendióse 
la obra, trabajóse mucho, y se gastó no poco; y el Sumidero de 
PaixtUlan jamás pajreció: y aun fué impugnada la noticia del 
P. Calderón como fabulosa, por otros eruditos me^cicunos. Es- 
cribió 

»»Vida del P. Gaspar de Carvajal. Jesuita." Imp. — Hací? men- 
ción de ella el P, Casahi en el tomo 2 de ' las Glorias del íf- 
gundo siglo de ¡a Compañía de Jcái^s.— ^"Informe del Superior 
gobierno de México sobre el Sumidero de Paniitlan, ysobreT'lii 
Obra del Desagüe de las Lagunas",^ MS, en qu^eiTroburójo»- 
tificarse sobre el Proyecto expresado, y en que desde el cap. M 
impugna la relación del escribano L). Férnandq Carril/o,'^ 
»* Práctica de casos de Inquisición, útil á los Confesores.** MS. 
que conservaba el lUrao. Eguiara. — En la bibíioteca dé la uni- 
versidad de México existen los siguientes MS. del P, Calderón, 
que he leiilo, — "Tratado de varios casos peculiares de laN. E, 
y demás Indias Occidentales, 1? Sobre Óbi?poS, Curas'V Cléri- 
gos. 2*? Jurisdicción de Obispos sobre loa Regulares. 3** Disptítí- 
^as malrmionialea á los jNeófilos." Un lom, 4.— **Dísertacion 
sobre si el Chocolate quebranta el aj'uno," 4. — **Diseriacion li- 
túrgica sobre 1m Octava de la Concepción.*' 4. — Varias Digertá- 
cionesí morales y canónicas." Un tom. 4. — *'Cue6iiones mora- 



~216— 

J^s sobro los Indios, Ne^^ros, Mestizos y Muíalos de la N- E." 
IJn tom. ^n4. 

CALDERÓN (Fr. Gabriel) natnral do la N. E. del órdea 
de S, Agustin en la provincia del Saniísimo Nombre (te Jesús, 
lector en el real colegio de S. Pablo de México. Escribió 

»^Epíiome déla Vida de S. Marcial, Apóstol de la Francia."' 
Iinpi en México por Calderón, 1672. 4. 

■ 

CALDERÓN (P. Ignacio) nació en Durango capital de la 
Nueva Vizcaya. en 1695, y entró en U compafiía de Jesús el 
de 1714. Enseñó las bellas leirna, la filosofía y la teología con 
mucbo aplauso y gpbernó después varios colegios con pruden- 
jpia,^ ;Zac!atecas 'deberá conservar sieropre fresca &u memoria por 
fcaber.,Wvaiitadp desde los cimientos, concluido y adornado la 
hermosa iglesia y isacrislía de aquel colegio, cuya dedicación 
solemnizó con la mayor pompa y magnificencia. Por su virtud, 
literatura y juicio fu6 nombrado provincial de los jesuítas do la 
N. E.en 1763, y gobernó con suma paz y acierto. Escribió 

^'Relación de la obediencia, que los Indios de Nayarit dieron 
j^l Rey deEspaüa en 17¿1." Imp. en México, año 1722. 4.— 
/'Varios Opúsculos en latín y castellano." 2 tora, en 4^ en la bi- 
blioteca de la universidad de México. 

CALDERÓN (Fr. José) natural de Antequera de Oaxaca, 
donde aprendió la latinidad. Pasó á México é hizo una carrc- 
la escolástica, muy brillante, habiendo vestido la becaxiel co- 
legio mayor de Sarita María de Todos Sanios en 1598» y reci- 
l^ido el grado mayor de teología en la real universidad. Regre- 
!«d á su patria, y ordenado de sacerdote obtuvo por oposición cl 
curato dé Taroa^olo, y otras doctrinas en la costa del Sur. Pe- 
•rp líaipado del cielo á mayor perfección, tomó el hábito de San- 
AO ¿Proingo en el convento de Arilequera. Allí extractó el vo- 
iumitioso Ct^rso.dfi Artes del maestro Soto, y formó otro más 
acomodado á Ips jóvenes, que repartió á todos los conventos de 
su provincia de S. Hipólito, y se enseñó en ellos por muchos 
años. Fué también lector de teología y maestro en ella por su 
'VeUgiop. Siendo prior de Oaxaca apaciguó una terrible tem- 
j)e&lád en su provincia. A poco tiempo ^e congregó el capítulo, 
.en q,ue después de votar muchas veces Óesde la mañana hasta 
la noche, salieron empatados los votos. Por lo que devolvién- 
dose al géneraí elderecho de elegir provincial, quedó nuestro 
Fr. José de presidente de la provincia. Sus virtudes fueron tan 
eminentes, que era comunmente llamado el Segundo Elía$, 
Murió siendo prior de Ella con fama de cantidad. Escribió 



'«Compeiuliuna Pbiloaophias ThomisUcae in u?um FrdUam 
PiaBflio»iorum Provinciae S. Uippolyti de Oaxaca,"T--Ei> el jC^- 
tálogo de los alumnos del colegio mayor de Santos de Méxioó, 
publicado en i79ó, se le llama Fr, Juan; y se asegura qué su 

Ft¿/a corre impcessí. 

► . . ■ 

CALDhlROtV (Fh. Juan) natural de la EspafUi Antigjia^.p- 
luixinb del órdeade S. Francisco de la provincia ^el Santo Evan- 
gelio, lector jubilado, guardián del convento grande de.Méxicp, 
cuaiudio de aquella, y visitador y padre de la de Zacatecas. Pu* 
blicó 

•'Panegírico deNtra, Sra. del Pilar de Zaragoa;^." Implen 
México pur Rodríguez Lupercio, 1682. 4. — ** Panegírico de Ntfa. 
6ra« de Aranzazú." Inip.. en iVléxico por Carranooso, i69d. 4« 

CALDERÓN DE LA BARCA (D. Manuel) mexiciuio, 
maestro* de primeras letras, y de latinidad. Escribió 

•'Preceptos de latinidad en verso " Imp.8. — ^'Justos lamentos 
del Clero mexicano por la ausencia de su amable Arzobispo, el 
•£xmo. Sr. Lorenzuna, promovido á la Silla de Toledo.*' Iii^p. 
«s México, 1771. 8. — '»Octa vas Reales castellanas en elogio de 
Carlos .IV Rey de España y de las Indias, premiadas por la 
Keal Universidad de México." Imp. allí, 1791.4. — Este inge- 
nio muy desgraciado eri ios bienes dé fortuna, será siempre un 
ejemplo asombroso de la desgracia de la literatura americana 
por Ja escasez de impreritas y suma carestía de papel y costos. 
Por evilnr estos remitió á Espafia, para que allí se ifnprimiera, 
un precioso libro intitulado:— •'Diccioníiíno de la Fábula."— Y 
el rissultado fué perder cielito cincuenta pesos, que un aojMgo 
le prestó para enviar al i^npresor de Europa; y que al cabo de 
ocho aSos de no tener contestación, saliese publicado el mismo, 
ó' igual libro en 1783. El lo habia traducido del francés com- 
puestos por moDsieur Pedro Choropré, maestro de buenas leti^s 
en París. Acaso la traducción que se publicó en Madrid dicíio 
a&o s^rá mejor que la de nuestro Calderón; pero él quedó pi^i- 
vado de las utilidades que le habria producido la suya, y la 
juventud habria logrado desde 1779, aquella iqstruccion. 

CALDERÓN DE LA BARCA (D. Miguel) oidor de la real 
audiencia de México. Escribió 

< (^Alegación 9obre el nombramiento de Juez Superintendente 
del Estado del Marqués t\e\ Valle, que quiere disputar al autor 
D. Fernando López Ursino, Alcalde del Crimen.'* Imp. en Mé- 
xico, 1695. fol. — ''Aranceles de ios Minibtros de la Real Au- 
diencia de México, de su Sala del Críraen, Oficios de gobierno, 



JixTgiiño de bienes de difuntos, Tribunal de cuentas, Reales Ca- 
jitB, ContHduríns de Tributos, ÁícabaUs, ¿^c. aprobados por el 
Roy en 1701." Imp. en México, 1727. fol, 

CALDERÓN (D. Pedro) natural de México, colegial del 
seminario trideiitino» bachiller teólogo, cura y juez eclesiástico 
de A pan en el arzobispado. Dio ¿ luz 

^''Avisos á los Feligreses de A pan «obre la reroluoion." Imp* 
ten México por Ontiveros, 1811. 4. 

CALLEJA (ExMO. D. Fblix María) natural de Medina del 
Compo, y uno de los militares escogidos por el conde de O — 
Reylii para su colegio \Íel puerto de Santa María. Pasó á la 
América, siendo capitán del regimiento de infantería de SabojrH) 
con el virey conde de Reviilagigedo, el año 1789. Sus grandes 
talentos y. conocimientos miiitnret:, locales y poiíticoef animados 
de un celo, valor y actrviti¿id singulares, le A<lquirieron la gloria 
de Marte en las célebres victurias, que logró de los insurgen- 
tes de la N. E en Acúlelo, Guanajuato, Calderón, Zitácuaro y 
Cuautla, el grado de teniente general, y el vireinato de México. 
Entre las varias Prodamas, Discursos y Bandos que escribió 
ya como general j ya como gobernador de este reino, merece co- 
locarse en esta biblioteca la 

^^Proclatna dirigida á los Habitantes de las Provincias ds N. 
E. al tomar el bastón de Virey." I<np. en México por Arispe, 
1813. fol.-«''Otra Proclama ó Manifiesto.'* Inip. en 1814. 

CALVA Y GALVEZ (D. Juan de Palafox) natural de la 
' Ptíebla de ios Angeles, profesor del arte de relojería en México, 
bireh matemático y aplicadísimo á la mecánica y maquinaria. 
Fué' el primero que construyó en esta América 

'**Et Relox Geométrico, que puesto en el castillejo de un car- 
ro mide k puniu fijo las distancias que se Caminan. "-^Constuba 
' -ééie ahefacto de cmco índices, para seSalar las veras por unida- 
des, decenas, centenas y millares, Se estrenó públican^ent^ en 
' Héxicp con buen suceso, aplauso y aprobación Ue los inieUgen- 
les, el diti 24 de Julio de 1738. 

• CALVILLO (P. D. JüAN> véase DIAZ. 

' CALVILLO (D. Lurs) natural de la villa de Aguasealientes 
''en la ISueva Galicia, doctor de México^ canónigo penitenoidrio 
-y maestrescuelas de la catedral de Valiadolid de Miohoacan, y 

examinuííor sinoJul de éste v del obispudo de Guadalajara. üió 

'iá luz 



—219- 

^'Elogio f6nehr« d«I Sr. Luis I de EspafKa, eá la,s.Hof^m«,|({i|e 
le hizo la Catedral de Michoacan/' Irnp. en MéxicOi '1727. 4. 

CALVO (P. Alonso) nació en Extremadura el aflo 1662,7 
.entró en k compañía de Jesús en el de 1619. Fué rector en 
México del colegio de S. Gregorio de misioneros de Indios. Es- 
cribió 

*' Vid a religiosa, trabajos apostóHcQs y muerde f^Iíz del P, 
Jo$é Ufaría Guevara, Jesuíta.'' Imp. en México por Efog^I, 
,1727.4. 

CALVO DURAN (Fr. Francisco) del orden de S,,Frapoi«- 
co-de la provincia de ¿ucatecas, lector de sagrados oáoon^i «n 
el convento de :S. Luis Potosí. Escribió 

^^Seruion dpgmático, panegírico^ eucarístico jr mocftl^deJa^A- 
nunciacion déla Virgen María y Énearnacion del Divino. Ver- 
bo." Imp. en México por Onti veros, 1809» 4. 

CALVO (D., Manuel) mexicano. Escribi.0 
. ^'Quiniillas á la Proclamación dq I«ui6 I» Bey de.Espafiíi.** 
Imp. en México, 1724.4. 

. CALVO (Fr. Pedro) natural de Salaiioanca, donde tonpó^l 
hábito de Sitnio Domingo. En 1544, pasó á la peo y inopia «le $. 
Vicente de Cbiapa, y se ejercitó s^Ás afios eftla predicación del 
£vaogelio: varón santisimo, que antes de morir e^clar^ó Ue* 
iM) d&.gQzo: ^'Gloria á Dios, poriq^ue deede que soy fraile. nunica 
hequebriintado.el ^ilo.del camino d^l beflor." Faiieció en ciu- 
dad real de^Cbiapa el año 15d0, dejancio, escutas . . 

>u\ieditaciones espiri^uaioi Acopiodadas á ja ,ii^teligen^9..,fie 
l0s Neófitos." I ,, 

€/ AMACHO (Fr* :ALOJ9so),{iamal drs. An^^itiera^ capUa^ de 
Oaxaca, en cuyo cony^ento.db predicadores piQfe0 á 25,de Fp- 
brero de 1604. Fuégran ma^^trc del idjiprna zappjteco, y escriljió 

^•Trntode de ioi siete ¿aciaOEventpsen Lengua 42ap9teQD* cpn 
uti Discurso sobre Ja palabra Divma.*' M.S. que el ,ano 17.45, 
estaba en poder del P. Fr, Domingo Miera, del mismo óid^^ y 
provmcia. 

CAMACHO Y AVILA (Jllmo. D. Diego) /i^JlMnal déla ciu- 
dad de BudbjoZj y de famili^i muy distinguidhi colegial del ina« 
jiOr de Cuenca f n Salamanca, doctor -teólogo y catedrátipo de 
¿iosofía tn aqueiia uni versad ad, canónigo magistral de la pc^e- 
dral de su patria, y predicador del rey. Electo arzobispo de 



—220— 

l&anilfeii'ftífcófnrga efltnncia á sn tráníiito para Acftpolco, en la 
fciuítaii de la Puebla, donííe los hoiípcdó y consagró, su colega, 
el Exrno. Sr. Obispo Santa Cruz, y en cuya catedral y semina- 
rio predicó, y are^tiyó en los actos escoláaticoa. £n su arzo- 
bispado de Manila fué un prelado benéfico, celoso é infatigable. 
A pesar de la cortedad de ^u renta, con sos «obrantf*8, los espo— 
lios de su antecesor, algunas cnntidades que le libró el rey, y 
ias ]imo9rias que stipo juntar de sus subdito»^ hermoseó en todan 
ius partes- la iglesia ctitedral, y levantó una hermosa (orTe:>pnra 
campanas. Visitó su diócesi», y en los años de suma esterili- 
dad que le tocaron en su gobierno, socorrió á los pobres, ven» 
"dietldo su bagilla, -aplicéndoles la limosnade tas rniáa9,y ernpe— 
'fiándose en ^5.000 pesos que no pudo ae»bar de pagar en-Mani- 
lü. Pojr estos méritos fué trasladado á la mitra de Guadalajara 
en esta América, cuyo obispado, aunque vastísimo, visitó dos 
veces. Se redaré con autehticidad. que en Monterey hizo con 
su bendición quevotviesen á brotar las aguas quesuriian á aquel 
vecindario, y habian desaparecido repentinamente algunos años 
antes por haber quitado un molino á su legítimo dueño. Estando 
en Zacatecas fe cogió la 6Uima enfermedad, y murió allí en 
Octubre de 1712. Diósele sepultura en aquella iglesia parro— 
quial, sin embarco de que en vida se habia él destinado un se- 
ijn'lcro en Guadalajara en la misma capilla, en que se entierran 
1c^' reos ajusticiados. Dejó varias maadas para los colegios de 
8. Cíeiriénte de Guadalajara, y S. Javier de Monterey, y para 
el éblegio de niñas y hospicio de mugeres arrepentidas. £1 pro- 
digio que se reñere de los sombreros episcopales de Guadalaja- 
ra, se observó en Zacatecas con el de nuestro obispo todo el 
tiempo que duró su funeral. Fué singularmente estimado del 
papa Clemente Xf; y del rey Felipe V, y su memoria será bea- 
dita en las Islas Filipinas y en la Nueva España. Bscribié 

''Pastoral k los RR. PP. Provinciales de las Islas Filipinas 
BObr^ el examen de sus Religiosos para la caía de almas." imp. 
en Manila, 1697. fol.— ''Exposición al Rey sobre el examen de 
los RéligidsQS de Manila, para oimfíarles lacura de almas.'' Imp. 
eh Manila, 1098. fol. — •'Manifestación de hecho y de derecho 
sobre la defensa de la jurisdicción del Arzobispado de Manila 
contra los procedimientos del Sufragáneo intnedíato." Imp. »llí 
sin año. en fol — <*Carta al Rey Católico sobre el estado ecle- 
siástico de Manila ** Imp. allí. — ''Elogio de S. Ignacio de Lo- 
yola." Imp. en México, 1710. 4. 

CAMACHO(Fr. FRANcidco). natura i de la villa de Moguer. 
Pasó seglar á la América, y en el convento principal de Santo 



-^221— 

Domingo de Oaxaca (om6 el hábito y profesó á 28 de Ma^o de 
1554. Escribió una larga 

**Garta sobre la pobrera religiosa.*' — La cual según Fr« Cris^ 
ióheíl Chávez en an Historia de Oaxaca ie leia 4 los noviciojs 
de la orden para su instruccioo. 

' ' ' ■.< 

GAM ACHO (Fr. Francisco) del orden de S. Franciscoi lec- 
tor de teología en la 4)rovÍQCia del Santo Evangelio de Méxic^. 
• Dejó dispuesta para la prensa \ .■, 

''Phiiosopbia Scotisiica ad usjum ImperialisCoUegii de Tlate^ 
lolco."— Está eñ la biblioteca de dicho c()legio, en los suburbios 
de México, bien encuadernada^ con índices, y una muy juiciosa 
aprobación latina del P. lector Fr, Ángel Gaf cía Duque, 

GAMACHO (Fr. Joaquín) natural del pueblo de Tenancin- 
go en el arzobispado de México. Profesó el orden de S. Fran- 
cisco en el convento de la recolección, llamado de S. Gosme, 
extramuros de aquella capital; y allí fué dos veces guardián, y 
difínidor de los recoletos de la provincia del Santo £vangelio, 
A sa celo se debe la reedificación, ampliación y adorno de a- 
quella iglesia y sacrisiía; y á su piedad el aumento del culto de 
la milagrosa Imagen de María Santísima que allí se venera. 
Dio á luz 

''Relación histórica de Nuf^stra Sefiora déla Gonsolacion.qiie 
86 venera en la Iglesia Ue U^^iigiosos Franciscanos Recoletos de 
S. Gosme de México^ y Devocionario en obsequio de la Sumí- 
sima Virgen. Imp, en México por Ribera, i74ó. 8. 

GAVIACHO (Fr. José) natural de la N. E del ónlen de S. 
AgUatin,prela*io en varios conveiUGá de la p ovmci i átt S. Ni 
colas Tolt^niino de Mit hoacíin. Escribió 

^•Oración p.jnegíiicit por Ut dr^chuiuion dt[ Paíronuo ijniver- 
sal de la Sunií>irnrt Virgen de (jítiada'.upr^ en lu r^*'. h " Imp. 
en México, 1759. 4. 

GAMAÑO (D. Jacinto) natuial del rema de G uicia, Ciipitan 
de fragata de la real armada de España, cabóliero del orden de 
CalatraVd. Fué comisiooiido p<ir el virey conde d** Revsjlhgi 
gedo el año 1792» para salir en la fr^gaia Aranz<izu a rn onoc* r 
lo interior de la biihíi de Biicareii y aver^n<ti ;<> vrrdbd de los 
descubrimientos decaniadoü de Fonte^ soiió del (tuerto ne ^^ Blas 
en 20 de Marzo de dicho afío, y habiendo anibado á^^jNucka en 
14 de Mayo, regresó á 8. Blas en Noviembre del nnsmo año« 
Escribió 

^tDíario de su Viage." 



—228— 

GAttARA (Fr. Marcob) natural de Alcalá de Henares, de 
donde pasó joven á la N. E. Tomó el hábito de S, Francisco 
im México, y profet ó á 5 de Junio de 1564. Fué lector de filo- 
sofía y de teología; y hallándose guardián del convento de la. 
puebla de loe Angeles, etivió á Espafia para su impresión el si* 
guíente libro: 

"Conciliación y exposición de lugates difícilei de la Santa 
Escritura, en que se explican 600 textos de la Biblia;" dedicada, 
al Rmo. Guzman, comisario general de Indias. ímp. en Al- 
calá por Juan Gracian, 1587* 4. — En bu elogio publicó Fr. Ta- 
mas Pineli el siguiente epigrama: 

**Hespéri« lux, Francíscans gloria gentis, ^ 
Et Complutensis spes et hlumne laris: 
Maree deeus nostrum, tua nunc se faiim per Orbem 
LAtius effundit, te celebratque magia, 
Haec monumenta tui ingenii, nunc prodita lucí, 
Perpetuo íHustrant nomen honore tuum...«<&;c." 

GAMARENA (D. Pedro) natural de la Nueva Galicia, co- 
legial del seminario de Guadulajara» y catedrático de filoiofía en 
él á los 17 años de edad; rioctor teóiago de la universidad de 
México, cura de Tala, de Mascóla, nJe Ameca, de Zapopan, de 
'Lagos y de la catedral de su petriü, y prebendado de la misma* 
Escribió 

'•Sermón de la Encarnación del Divino Verbo, impreso «n la 
Tilma del Indio Juan Diego, y predicado en la milagrosa Apa. 
ricion de María Santísima de Guadalupe." Imp. en México, 
1757. 4.— *'Tragica declamatío, funebriaque panegyris in Ca- 
thedrali Ecclesia Guadalttxarensi, pro Exeqohs lilmi. D. Nieo- 
]ai Gómez de Cervantes, ejus Ancistitis.'' £dii. Mexici, 1735. 
4.— '*E1 Pelicano de la Soledad: Elogio fúnebre del V. P. D. 
Cristóbal Muzariegos, fundador y primer Prepósito del Orato- 
rio de S. Felipe Neri de Guadalajara.'' Imp, en México, 1760. 4. 

CAMARGO (P. Joaquín) jesuita venereble, natural de Cela- 
ya en la diócesis de Michoaean, y de quien el lltmo. Eguiaj>a 
en sus MS. teje un largo elogio, muy digno á la verdad, pjor 
haber sido singulares 'Sus virtudes, y muchos -sos trabajos evao* 
gálicos. Pero concluye dicho bibliotecario con que escribió el 
P. Camargoun *»Carso de Artes y varios Sermones, q«aB sint 
né/an po^ierint, nos latct," 

CAMPAÑA (Fr. Baltasar) del orden de S. Agustín de la 
provincia de S. Nicolás Tolentino de Michoaean. Esoribió 



"De Mí^ali Theol0gia."— -Así ¡Bgjuiara. 

CáMPáS {D. Antonio Rodrigúele) erudito y curioso gaat^.- 
noalteco, que vivia por el año 1750, y dejó M3. 
««Diajrio histórico de Guatemala.*' 

CAMPILLO (EbcMo. é Illmo. D. Manuel laNAcio Gon2a- 
JLVZ dbl) naci^ en la Beta grande, ana de las mm&s de Sla^ate- 
cas, en el obispado de Quadalajs^ra de la Nueva Galicia, pofr el 
afio 1740. £8ludió la latinidad, retórica y filosofía en.el semi- 
fiarlo de Guadalajara, cuya beca vi&t^ó hatta el aüo 17^^t ^^í 
como después la del «emiDario trideriiino de Jflexico hasta eld0 
64, en cuyo tiempo cursó las cét&dras de ambos derechos, tuvo 
actos públicos escolásticos, fué consiliario de la univerisidad, re.- 
cibió el gtado -ma^ror de cártofles, hizo oposiciones y sustituyo 
cátedras. Desde entonces hasta el de 70, ejerció la ^bpgac(a« 
y defendió causas inieresantos del cabildo metropolitano, hizo 
oposición á la canongía doctoralde México, y fui visitador del 
arzobispado por eliümo. £xmo. y Emmo. Sr. Lorenzána y su 
abogado de cámara. En 1771, fué nombrado provisor y gober- 
nador del obi&pitdo.de Durango, y gobernó rio solo por la au- 
sencia de su obispo el Illrno. Brubo al Concilio mexicano, :^\^o 
por su fallecieúento, y por elección de hquel cabildo Sede Va- 
cante, sin embargo de no ser su individuo. £n 1 775, fué pj^o- 
viato canónigo pt^nitenciarto de la <íatedral d« la Puebla dejos 
Angeles, donde ascf'ndió á la dignidad de arcedi^mo» y última- 
B%enle á la mi I a episcopal én 1¿$02, despuiea de h^ber.g<>bernado 
taquella diócesis en tiempo de tres Obispos y^^ tres Sede Vacan- 
tes. De manera que puede asegurarse qute eáte digno y diOQto 
prelado gobernó los obispados de la Nueva Espalla ^ por espacio 
de irc^inta aSos, antes de ceñirse las sienes con la mitra ¡ y que 
la Mística Raquel, con qnien.alñn sedespofó, le costó i&uchós 
años de buenos y eonstajites^sefvicips. Todo el mundo .sabe 
que la. Iglesia. Ange4opolitaaa ha sido felicísima en sus esposos,.y 
que los GarceseS, l^aluíbxes, Santas Cruces, Crespos y JPueros 
son comparables á los primeros obispos de lu cristiandad. Pero 
ai el Sr. Campillo igualó, áaus. antecessores en ciencia, y pro- 
eifró emularlos en celo; las oircunataeias críticas del tiempo vde 
su gobierno le htvn hecho brjllnr en la prudencia y jpatriptisxno, 
con qtie en. medio del fuego de una insurrección popular tan 
temblé c^rao abominable, supo cpn servar su clero y la mayor 
parte de su diócesis en la debida obediencia y orden; y en »cl 
amor más sincero y fíel á la afligida madre EspaQu. La cual 
unida en. cortes generales premió Uinta virtud y mérito con la 
gran Cruz de ia real y distinguida orden espuHola de Carlos 



Illf cuyas insignias se puso nuestro obispo el dia 19 de Marzo 
He 1811. Pero atimentándose por todas partes las desgracias y 
desolación de la N'. £. y los motivos de cuidado y añíccion, au- 
mentaron éstos sus dolencias corporales, y rindieron su espirita 
generoso el dia de Marzo de 1813. Por lo que toca á sus es- 
critos, juzgo que la Compilación de sus alegatos jurídicos, in- 
formes, representaciones, decretos y providencias, en que su plu- 
ma fué tan infatigable por espacio de 50 aüos, como valiente y 
feliz, forma un cuerpo completo de juríeprudeúcia y disciplina &- 
clesiástica americana, de las más puras, sólidas é ilusirádas doc- 
trinas. Más esta Coleanon está reservada á otro genio* y yo 
me contento con expresar aquí sus impresos, que son: 

^*Pastori»l dirigida á los fíeles del Obispado de la Puebla, con 
motivo de su promoción á aquellli Mitra." Imp. en 1803. 4. — 
**Carta Pastoral publicada para extender y propagar la Vacuna 
entre sus Diocesanos." — ^'Exhortación pastoral á los Diocesa- 
nos de la Puebla, excitándolos á dar gracias al Todo Poderoso 
por las prosperidades de la América, y moviendo su compasión 
y caridad á favor de la Antigua Espaffa en sus añicciones.V Imp. 
en 1605. 4. — ^'^ Exhortación á los feligreses de la Puebla de los 
Angeles sobre los sucesos de Espafia." Imp. en 1806. 4. — ^E- 
dicto publicado con el fin de abolir el culto supersticioso de la 
Cruz de Huaquechula." — <*Segundaexhortacion«fiobre los últi- 
mos sucesos de la Península.*' Imp. en 1808. 4. — **Edicto Pas- 
toral publicado contra los que escribian, fijaban y extendian pas- 
quines sediciosos." Imp. en Octubre de 1810. — '*Carta pasto- 
ral á los Párrocos del Obispado de la Puebla, sobre el buen re* 
cibimiento de las Tropas del Rey," Imp. 1812. 4. — '^Edicto 
pastoral sobre las calamidades de la Nueva Espafia." Imp. 1812. 
«— *^Otro Ídem prohibiendo la lectura del Ilustrador Americano." 
Imp., Junio de l8l2.-*'Manifíesto documentado para desengaño 
de los incautos sobre la Insurrección de la N. E." Imp. 1812. 
4. — Pastoral de 30 de Setiembre de 1810, sobre la Insurrección 
del Cura Hidalgo." Imp. dicho aSo, 4. — ««Manifiesto sobre lo 
mismo de 3 de Noviembre de 1810." Imp. dicho ai!o. 4. 

CAMPILLO (D, Miguel Jiménez del) natural de la Pue- 
bla de los Angeles, colegial de aquel seminario tridentino. Sien* 
do bachiller teólogo, solo por afición defendió un acto público 
escolástico por mañana y tarde de medicina. Al fin se graduó 
en México de doctor en esta facultad; y fué catedrático de ma- 
temáticas, prefecto de la célebre congregación, llamada de la 
Purísima^ visitador de las boticas d^e la ciudad de la Puebla, y 
médico consultor de aquel Illrao. ayuntamiento. Escribió 

♦^Consultas varias," de las que como doctas y muy celebradag 



—aje— 

hacen meniSon Piaza.en su Crónica^ y Roblea en su DiwMik' ' 

CAMPO (D. DiBoo LopBx) meiicano^ maestro en ertee.Hbfr 
rales, por lé universidad de su patria, y abogado de la real aM^ 
diencia. Escribió 

^ *^A legación legal y canónica ¡por la jurisdicción del Sr« D|j. 
D. Pedro Medina Hico, Inquisidor de Sevilla y Violador de bi 
Inquisición de México, sobre competencia con la jurisdieoioo 
Ordinaria del Sr. Arzobispo.'^ Imp. en México, i6til. fol«-r<*^A-* 
legación por el Tribunal <lel Santo Oficio de la Inquási^doQ de 
México sobre haber impedido la lectura de sus Edictos en la 
Iglesia Catedral el Sr. Arzobispo^" Imp. en México, 1662. fok 
— ^'Satisfacción á lo expuesto por la jurisdicción del Sr. Arzor 
hispo de México." Imp. alií, íbU sin a&o.-<^** Manifiesto de l|i 
justificación, con que el Tribunal del Santo Oficio de la Nueva 
Espaila ha procedido en la defensa de su jurisdicción, privile* 
gios y exenciones con el Ur. D. Mateo ítogade Bugueiro, Arzo* 
bispo de México." Imp. allí, 1662. fol. 

CAMPO (P. Josfi) nació eo Zacatecas el alio 1732, y pfofe- 
só en Tepozotlan el instituto de los jesuitae en el de 1752. Fué 
maestro de retórica en la ciudad dé ¿luerétaro. Dio á luz 

'^Llanto de las aguas en la muerte del más caudaloso Rio: 
Honras debidas» que se hicieron en Cluerétaro ásu Alférez Real 
el Doctor D. Pedro Bernardino Primo y Jordán." Irop. en Mé* 
xico, 1759. 4. 

CAMPOI (P. JosB Rafaxl) nació en los Alamos, población 
de la provincia de Sinaloa en la diócesis de DurangOi á 15 de 
Agosto de 1723. Su madre doña Andrea Gástelo era descen- 
diente de aquel Gasíglu^ querido de ^lipe II, y de quien hace 
mención el secretario Antonio Pérez¡ el cual habiendo caido de 
la gracia del monarca español, vino á establecerse é la provin- 
cia de Sinaloa. Estudió el joven Campoi la latinidad y filoao- 
fía en el real colegio de S. Udefoneo de iVléxico, siendo su nsaei- 
tro en la universidad el Illmo. Sr. Rocha, canónigo y deán de k, 
metropolitana y obispo de Michoacan, quien llegó á decir qile 
su discípulo había liegudo á lo sumo del peripatetismo* En 
1741, se entró en la compañía de Jesús, y fué maestro de.hil- 
msnidades y filosofía en VHrios colegios de su provincia, basta 
que se le destinó al de Veracruz. donde vivió 15 años. £n 1767, 
pasó expatriado con sus hermanos á Einropa y tuvo su residen^ 
eia en Ferrara y Bolonia hasta el de 1777, en que falleció dea- 
dad de 54 años. Este jesuíta »metieano, fué no solamente «no 
délos más doctos de eui compañeroa^ sino el [«rimero que se a*- 



brM pirá^ ftl nuevo esmiflro de tes cienoiac en la ^Tkicia de 
México, donde el demasiado horror á toda novedad en punto de 
dobtr^á f énseftanSH ponía Inauperabies barreras á los progre- 
MI de ta bueña jr bétía literatura. Por eata rosón faé nueetro 
Campoi apartado de la carrera escolástica, nrarmurado^ perse- 
guido y confínndo en Veraeruz. . Mas en est« ciudad ae formón 
#ia escogida biblioteca domósfica, j ég áió á conocer de mu- 
%bee pv^rsoftas sabias d^ Europa, é quices pasó su nombre j 
boeh conéepto por loe oficifa^eB de h Marisa Real que en aqos-» 
lioi 16 álRM, frectirentaron aquel puerfe; y con quienes masie* 
Viia en en aposento una academia de geogfrafía, hidráulica, y o • 
érós tamos de lal matemáticas. Allí se dedicó al estudio d« la 
bieíoíia náterat, y emprendió la explicación é ilustración de 
Plinio, (fue contincró después en Italia, donde visitaba los mer- 
cados públicos^ y trataba familiarmente eon los pescadores j 
hortelanos, para aídquirir perfecto conocimiento de loe peces y 
píenles, que examinaba y disecaba en su gabinete. £i gober^ 
nadorde Veracruz D. Franicisco Crespo, cuya amistad cultiva- 
ba desde Italia el P. Campoy, envió por mano de éste al célebre 
P^ Mn dos inil pesos, pafa la edición del Año Cristiano de 
Of^iset, q(ie habüter ti^ducido. Y dicho P. lela amigo y «dini-*- 
radoi* ife Oatti>poy tuvo con óite una eorrespoadencia epistolar, 
•^rfo^iadé Ift erudición de áMbos. También el eábio valenciano 
D;^Gfíegoi^ió Maynns conofció por cartas á nuestro jesuíta, y Je 
dirigió algunas muy honoríftcás. Por último patt dar sim. idea 
del mérito literario de este Populopohtano (PopulúpúltÉ llamac 
bá él en latin á su patria los Alamos) bastará el siguiente testi- 
«moffiodel P. Diego Abad, qoeeii S!B '•Disertación lúdicro -seria 
tde'^tsi-ofQm latiftitete," publicada en Italia, dice sísf; ^SVIemi- 
tli tuñ,- JdS(*phe Ga-iiipoi, eujus interitu, upinione omnium in-ajo- 
ifístñ egb animo dolorem^epi. ¡PoPuit qu¿i«m itiom á conspectu 
liiéo le cont^ortem sludiorüm rñ'eorum 'charissimufn ubducere^ á 
tnenioifia ái/dem, dutn vivam^ mea subduoere, eut obliltevare le 
pvofécto non pétériil. Tu eilblimiorum et gravissimai um ecien- 
liitrum cógnitione instructissimus, ab ipsismeiScripturaru»), et 
€oltciiioriim, et S8. Patrum fontibus Theologiamimbibera», Tu 
-RDbgnonim, «Provinckrum, Urbium distanttam, «itum, deecrip«- 
tlbnem Sic tfnitno comprehenderas, tamquam si de specula qua-> 
--ditbi eUifibimaUotum tsrparUm Orbem ooniuerems. Tu longum 
HtstoriáfUfu fil-um á Mundi exordio ad «tatem nostram tenebas 
isí^nurei eaníorésemper Gritice adbibiVnj invoiutiesima queaque 
'eietíílieat)ias. Tibi anttqui omnee listinitiitis: Patres^ preeone/qui 
Umidné á ptiefo tecurñ vixi,er^nl familiaciores. {Gluutie»tu mihi 
'^ée^OratviMiis ductn eit dtcendi genere aliquo, aut de fnuUiformiec 
-venmcili verbí uHcujus usu durk^itunii, lucem majorem, ea quam 



—227— 

Farsas, aut Pompa^ aut Nízoltus, aitt Stephani The^auriia nU 
tulerant, attuütti! ^Quotiea Plioi Majoria, aliorüoique antiquocum 
locos tenebrosos, «t amplicatoB, dilucidiua at planius, quam íd-^. 
terpretea docti, quoa antaa consuiueratn, explanaátil«...gk<Í 
ninii ora quam tum áo\ote abreptus sum, et injariam illi fació, qui 
ezhia miseríis et imquiasima vii« huju» nostr» condUioDe erep* 
tus^ behtissima, uti sperof done tus est.'' La, suma pobreza eo 
que vivió en sus áltimoa aCos nuestro CaiDpQÍ« y la desgracia 
qae le ncompatló hasta el sepulcro, privaron de la lus publica, 
sus más preciosos MS., que son los qae siguen: 

**Trps Tomos de Oraciones latinas y castellaDas/' que según 
el P. Maneiro en la Vida del autor, imp. en Bolonia, ae peraia-!* 
ron en su vis ge é Itítlia. — ** Cartas al P. José Fronciaco de Isis^ 
de !a Compañía de Jesús." — ^^Cartaa al Sr. D« Gregorio M|i« 
yans, Generoso Valenciano. "r—*»Proyecio cristiano y polUico 
para nuevas poblaciones y comercio eh la Provincia do Sinaioa,*' 
— ^Mntérprethcion de los Libros de Piinio Veronenae/' de na-* 
tura rer um. — **Cafta Geográfica de ta América SetentrionaL^'^r 
Antes de pasar á Bu ropa habia escrito y publicadci eA AnU^rici^; 
•^''Onatio funebris pro Philippe V. Hispaniar. et Indiar. Reffi, 
in solemntbus, quiís tanto Principi jusiis persolyit Sanluicienpis 
ín Potosinis Civitas." £diu Mexici, 1749. 4.— "Vida de la Se- 
flora Doña Esposa del Sr. D. Fraj)- 

cisco Crespo, Gobernador de la Plaza de Vacacrui." Ia)p. eo 
lléxico, 176. ••• 

CAMPOI (D.RjkMON) natural de los AJamoa en U provincia áfi 
Saaaloa, hermano de D, Francisco Javier, padre diel preceden- 
t«; maestro ea artes por la universidad de .México^ y al^oga¿o 
de la.r^l audiencia. Escribió 

**Cancion en elogio del Sr. D. Luis Primero de este Nombre, 
Bey die Espafla.'* Imp. en México, 1724, 

CAMPO MARÍN (D. Mükuel) naturtil de la K.H., ,i^r 
igial del de S. Ildfioiiso da México, 

**Memoria y Relación iodi vidual de los Empleos de Raál Ha* 
cienda, y Justicia. de4 Vireinato d<e la N. £. con escpresion Aa 
los sugetos, que los sirven en el aüo l-^Si^dcsAis sMeld<iMiyg;ra* 
Uficacienes que goaan, y de los título^", despachos ú.tórdeikea|.ei| 
coya rirtud los obtienen." M 8. muy curioso .eaiol.eaiabif 
bl^iii^ea de la iglesia de u^éxico, tom. 12, de Varios. 

CAMPO RIBAS (D. Manuel) nació en la cividad deCajrtar 
^en la América Meridional por el año 1755. Hizo sua.asiUir 
dioa en el colegio^de S. Bartolomé de la capital de Santa Fé, y 



—228— 

en su univefsidiid recibió los grados mayo reí de eánones j le^ 
y<e». Fué abogado 'de aquella audiencia, y agente fiscal; y se 
incorporó en la de Clmio, en los reales cunsejos y en el ilustre 
coteje de México.- Obtuvo los empleos He teniente gobernador 
y asHSi^r del Chocó y de Popayan. Y habiendo pasado á Es* 
pafSH. )o nombró el rey para una pluza de oidor vie la audiencia 
de Guatemala, de la que ascendió ¿ otra de la de Guadalejara, 
y hoy obtiene otra igual en la de México. Escribió 

'•Gríiica de París y Aventuras de Damon," extracto de la o- 
bra francesa intitulada: los Números, Imp. en Madrid, en la 
imprenta real, 1788. 8 — "Historia literaria de la edad media, 
traducida del francés, é ilustrada cun Notas." Imp. en la im* 
pronta real de Madrid, alio 1791. 8.— 'Historia primera y ori- 
ginal de la Ciudad de Cartago en América, y del Santuario de 
>a milagrosa Imagen de Nuestra Señora de la Pobreza, que allí 
se Teñera.^' imp. en Guadalajara de Indias, 1803.— *^ Manifies- 
to patriótico sobre las inquietudes populares de la Tierra aden- 
tro de la N. E." Imp. en México por Ontiveros, 1810. 4. — '*Pro- 
yectos y Representación sobre erección de Asociaciones de Be- 
nefíeencia á favor de las Cárceles de México." Imp. allí por 
Valdés, 1810. 4. — En los diarios de Guatemala hay varías com- 
posiciones literarias de este americano, especialmente merece ex- 
presarse una **Memoria sobre la obligación y conveniencia de 
las M^tdres en criar por sí mismas á sus hijos:'* afio 1798. 

CAMPOS (D. Diego) natural de México, doctor en medicina 
y catedrático. Escribió 

'«Elogia in laudem Exmi. Dom Josephi de Carvajal et Lan- 
caster, ejusque ex fratre Nepotis, Exmi. Dom. Ducisde Abrac- 
tes et Linares." Matriti, 1752. 4. 

CAMPOS (D. Juan Frakcisgo) natural üel arzobispado de 
Toledo» colegial del de Santa Catarina, y doctor teólogo de a- 
quella universidad. Pasó á la América con título de Maestro 
de Pajes del Illmo. Sr. Fuero, obispo de la Puebla^ y allí fué ca« 
tedrático de filosofía y teología del colegio palafoxiano, rector 
del de S. Ignacio, canónigo magistral, maestrescuelas y arce- 
diano, de cuya dignidad fué promovido á una canongía de la 
metropolitana de México, y de ella á las dignidades de maestres- 
cáelas, arcediano y deán. En 1771, asistió al Concilio cuarto 
mexicano, como diputado de su cabildo de la iglesia de la Pue- 
bla; y en ésta fundó un aniversario en sufragio del alma del Ex- 
mo. Hr. Fuero, á quien debia su fortuna. En la metropolitana 
fundó el de S. Juan Nepomuceno y el de S. Juan Francisco Be- 
gis^ J legó su librería á la biblioteca pública de dicha iglesia. 



—229— 

Fnlleció cii el mes de Marzo de 13 10» sentido generalmente pqr 
»u carácter pacífico, franco y honradísimo. Escribió según 
coHísta d^l Extracto histórico del referido C/Ohcilio mexicano, 
que tengo en mi poder 

*4nforme sobre las indulgencias que gozan los Religiosos del 
Orden fie Santo Domingo de México; y examen de las Bulas 
J^rcBtiosus de Benedicto Xllí y Aowi(iwii5 Pontrfix. de Clemen- 
te Xfl." I-®ido en la sesión 132 dé dicho Concilio.— •Cotejo 
y Critica dis los' des Libros inlitüiados: Te^soro.'y Llave de Oro^ 
bobre las iuüulg^ncias de lá Cofradía del Kqfsário." 'Infido en la 
sesión I3t del expresado Concilio, * . 

CAMPOS (P. D" JIjan.GrÍgorio) natural de la villa de O- 
rizaba en el obispado de la Puebla de tos Angeles. ' Estudió en 
México la filosofía,. las motemáiícas y la medicinn, y sobresa- 
liente en todo,. recibió los grados de maestro y doptór, y fué ca- 
tedrático de prima de medicina;^ y protomédico del tribunal del 
protomedicato de. la N. E/ Háoiendo eifiviudado abrazó eles- 
tado eclesiástico y se retiró al oratorio de S. Felipe Neri, donde 
no fué menos útil á la salud e^jtpfrltual, qiie lo había sido á la cor- 
poral fie los mexicanos, . Falleció octogenario con crédito de 
vartin sabio y ejemplar. Escribió 

••Oratio apJíogélica, qiiaj veIutsupplex,Libel|u8 Pbtentidsírfio 
Hispaniarunñ Re^i l^hilippo V. porrigitur á Regia et Fohlificia 
Mexicana Acad*emiií.*'' Edit. Meiici á Ribera, anno'1746. 4,— 
Esta qracion fué pronunciada en ja apertura de ,1oí^ estudios de la 
universidddMe'México, del año 1745, e;i que estaban recien lle- 
gadas í lá K. B. lab caftas latinas del deán dé Alicante, Ma- 
nuel Marti; y ía Tniserttble é injuriosa idea qüke manifiesta en la 
Epist.it) del lib. 7, del lom. 2, sobre la literatura mexicana, es- 
timuló á nuestro doctor á hacer en esta oración la apologí.í de 
su patria. La universidad acordó imprimirla, y la dirigió al Si:. 
Felipe V, por mano del" lilnfo. Sr. DI Francisco Goyenéche, 
enarquéis de'Bélsunce, decatio del consejo y cámara de Ihs In^ 
(lias.— -*'£! Iris, Diadema inmortal. Descripción de los festivos 
aplausos, con que el Real Tribunal del Protomedicato de la N. 
E. celebro la feliz elevación al Trono del Sr. Fernando VI.** 
linp. en México, 1648. 4. — "Amorosa contienda de Francia. I- 
tulia y. España sobre la augusta Persona del Sr. D. Cirios III, 
exaltado al Trono de las Es pañas." Imp. en Méxido, 1 760. 4. — 
La universidad de México celebró este Certamen poético^ con- 
vidando con premios á las musas de su parnaso, para que deci- 
diesien aquella Contievda. — ''•Inscripciones y Gcroglíficos con 
que se adornó la Portada del Hospital de Jesús de México en 
la solemnidad con que cl Real Tribunal del Protomedicato Co- 



Jebró la Coronación del Sr. D. Carlos III." Inip. en México, 
1762. 4, — SirvA de omesira el siguiente Epigrama puesto de- 
bajo del templo de Apolo Delñco, representado con este mote de 
Sannazaro: CesiarU Oracufa Delphisi 

**Delphica Templa paoHsi quondam célebravérat Orbis, 

Flammamis dederat, thura crecnanda focís. 
Nimirum dubiis, prttsentia Numina qua^rens, 

•Capera t á Lvcio priescia signa Deo, 
Namquo salutiter» prsbena cunabula Phcsbus 

Semper ibi optatam prsstitit Artis opem. 
Et licet ancipites lusissent pectora vocea, 

Mulcebat sensus crédula turba buos. 
lam si vera cupit, sortis responsa tenere, 

Alterius quarat Numinis Aht fidem 
En ubi lauriferia ces^ant OraculaJDelpkU 

.Hesperio C&rolus Teriíus orbe micat* 
Lumine qui clarus, rnerito dicendus Apollo; 

Ipse taipen verus; faUus at ille fuit" 

^'Dos Oraciones panegíricas de Ntra. Sra. de Guadalupe.*' 
Imp. en 17T8 la un^, y la otra en 1781. 4.— **Oratio funebris 
irí Exequiis Exmi. Viri Antonii María de fiueareli et Orsua, 
Pro Regif Mexicani." Edit. Mexici, 1779. .4. 

' - . . « 

CAMPOVERDE (P Jíjam) jesuíta mexicano. Ewríbió 
^^CufiUÓ Tontos de Materias Teológicas," que existen MS. 
en 4, en la bibiiot|éca de la úniTersidad de México, 

CAMPS (Fr. Gerónimo) natural del principado de Cataluña, 
dornde tomo el hábito de Santo Domingo por eT aUo 1743, Tino 
en miuon á la N. E^ ci de 1758, y eñ la provincia de Santiago 
de México sirvió cátedras, obtuvo el magisterio, j fué prior, 
pniciuador.en Madrid y Roma, y finalmente províacíaf. En 
.'1771,. fué nombrado teólogo del cuarto Concilio ^ovincial me- 
' xieano^, donde trabajó con acierto, y con aplauso de los padres. 
Se honró con los títulos de calificador de] tribunal de la inqui- 
sición y examinador sinodal del arzobispado. Falleció el uño 
1799, dejando MS. entre las Actas del referido Concilio, que 
existen en el archivo de esiá,mitraj 

'^Respuesta teológica sobre la^ Pinturas de la Imagen de 
Nuestra SeñQca de )a Luz y oteas," fínaada en 28 de Enero de 
1771. — **L)ictámen teológico sobre si es ó no lícito el Depóoito 
irregular usado en osla América;'' firmado en 28 de Marzo de 
177l,->-*!Dictámeu canónico sobre ei el pecado de incesto ee 



—•281— 

extienrTe en los Indios" ultra lecundum gradum: leido en ia Se» 
sion 1 10, del Concilio, 

CÁNCER (Vén. Fa. Lms) natural déBalbastro en Ara^fdn, 6 
hijo de aquella proWúcia del orden de predicadores. Fué unotlie 
los primeros reliirioBos dominicos que pasaron á esta Araéríca: 
conipaffero de los Illmos. Casas y Ángulo, j el quéccdn más ardor 
defendió la libertad de los Indios en la junta de obispos y te^li9ges» 
que se tuvo en México el áfio 1546. Después do haber predi- 
cado el Evangelio á los pueblos de fera-^Paz, éh cuja pro- 
vincia llatnada antes Tierra dé guerra^ fué el priftíero que en* 
tró« se volvi6 á Eapalla» donde 0l gobierno jiusó á ^u cuidado la 
conversión de los In^ú^ de la ^otida. ' HegfesóÉ^' á'Veraorus 
á este fin, y desde aquel pnettó émtirendió éu nueva akpedicibn 
apostólica. Pero habiendo desembarcado en la ' costa con -dos 
cohipañeros, fué muerto por ios bé^rbaros en' 1549, logrando t* 
nalizar sus trabajos evangélicos con la corona del martirio. Es- 
cribió 

*^ Varias Canciones en verso Zapoteeb sobre los Misterios de 
la Religión para uso de los Neófitos de la Vera — Paz." 

CANDAMO íD. Gaspar Gonzalí* dis) lYatoraí dei Principa- 
do 'de Astuiias, doctor teólogo^ y catedrático de lengua hebrea 
en la universidad de Safamanca. Un desaire que creyó habérsele 
hecho por un cabildo eclesiástico de Fspaña en la votación de 
una prebenda de oficio, lo trajo á la Espalía Nueva con una ca- 
nongía de la catedral de Guadalajara en la Nueva Galicia. Dos 
veces intetitó colocarse én el coro de México haciendo oposi- 
ción escolástica á sus prebendas lectorály magistral; pero no lo 
consiguió h^sta la tercera, en que volvió á vacaí^ esta última, y 
consiihado con todo4'4o8 votos por el cabildo métropolkano, (úé 
nombtado canónigo magistral. Sirvió algún tiempo la capella- 
nia mayor del cori vento de capuchinas de esta capital; pero su 
quebrantada salud le obligó á renunciarla: y á pocos dias desa- 
pareció repentinamente de entre tos vivos, cuando en la corte 
se le preparaba una mitra, como premio de su exquisita litera- 
tura, de sus recomendables prendas y del acierto conque habia 
gobernado el obispado del nuevo reino de León. Escribió 

^^EVógio de Carlos III, Rey de las Españas, predicado en las 
Herirás que se celebraron el día 28 de Julio de 1789, en la ca- 
tedral de Guadalajara?' Imp. en México dicho año. fol.«^*^!£- 
logio fúnebre del Exmo. é illmo. Sr. D. Alonso Náüez de Haro 
y Peralta, Gran Cruz del Orden de Carlos UI, Virey y Arzo- 
bispo de México." Imp. ullt, 1601. 4. 



CAMEL Y ACEVEDO (D. PEíqRO.) natural d^ Cfl^stjjopol en 
Asturiai, íiboga<1o de los reales consejos, empleado en la comi- 
sión de bosques y maderas de construcción antes de la irrupción 
^^ k» franceü^ eD Eipafia^ y, después capitán y comandi^nte 
4ekfl alarmas de Asturias. Estuvo en México ppr los af^op 
18M5, en que lo traté cgn gusto por la viveza de su ingenio, ins- 
tnMjcion fina y singular, patriotismo y amor 4 las letras. . Ha 

eAcrito . •,. . . 1 . . 

"Memorias históricas y política? de MépfióV 3 ;,Qm. JIS — 
"DisecteciaoL histórica, aol^e, el estado de ia X4egislac¡on E^fpa- 
flolá, nceeaiilfkd de su reforipa» y plan d^ uija? in^titqQioqi^s, ¿e 
Der/eoho R^í pW la! esíauela y\el fpro:" présen^tada á jii ffi^i 
acad^ním^díi.. Santa: párbara dp Madrid, éii. 1/95, MS,— f'^as 
H^wMb de.Ovjd'jiO eny^ersoca^stelJABo " M§..— *^íidelitótÍ3 ,Sa- 
crament^iai ílispafii» CoíwlHuti«ai emisaata."^ (^veXi édit, l!y- 
pis'Péri'Z et PrictOi 1812. 4. t;sJtá en yersos UlHiof exámeurx)?. 
r-^«*R€flptíciones 9ritiVia^ sob^e U Constitución ' E^paSolpí,, Gor.- 
tes Nacionales y estado de la presenté Guerra.*^ Imp. en pvii^do 

por .Péfez Prieto, 18 12.4. . ^ . 

• » 

CANO (Fr. Agustín) natural de Antequera' en el reino de 
Gianadfi, é Ijiijo de rhábito^del convenio de. 9an>o pQ[nip^9 de 
Gual^naaU. F^i^ó, naaestro por su jeligipo y. 4P<5^?r .teólogo ^pr 
la univ/ersidad d(? 8. ^Jarlos. Vivió amado jr inu.rló sentfdo de ^us 
hermanos y de todo el reino de. Guatemala, áejando. los siguien- 
tes MS. que en gran parte se conservan e^.e) .^archivo dq.aguel 
convento, cppio asegura el Sr. Eguiara; ... 

*'Tractatus Theologici in Primara Partera, et in Primara Se- 
íCund» Doctoris Angelici." 2 iopí, ea fol,— "De Co^^ie^t¡aJ' 
1 toro. 4. — **Proscript« asurarais Pontlficibus Th^ses Scholas- 
,tica methodo expensa^." 1 tpm. 4.— "Synop^is Pfopos^itionura 
damnatarum." I tom. 8.7-* Opúsculo sopr^^ la Coraumoo cuo- 
tidiana."— * 'Historia d^ la Provincia de S. Vicente de Ctiiapa 
.y Gupleraala del Orden de Santo Domingo." 2 tpra^ fol.— V^Crp- 
nología de dicha Provincia escrita por el. P. M. Ér. Antpnio 
Alolina, ilustrada y aumentada." 

CANO (P. Agustín) natural ^e México, y uno de los prime- 
ros españoles americanos, que se alistaron en eaie relop en la 
compañía de S. Ignacio de Loyola, pufiS fué GQ 157,G; y como 
dice el P. Oviedo en su MeinologiOy uno tarabien de los que.qaás 
hoinraron en su tiempo aquel instituto religioso. Ensenó las le- 
tras humanas é interpretó por muchos años en el colegio máxi- 
mo de S. Pedro y S, Pablo de México, las Santas Escrituras; y 
esto con tunta erudición y doclrinu, y con lanío crédito y i»|)lau- 



-«83- 

so, que tolo puedA poniicrrarse con la expresión del P. Alegam- 
be ^ tu BiÜiateca }e»nit\cñ: ^'Fater Augustínus CanUfl, Mexi« 
caDua«.*.8acraaLáitera8 interpretatusest, ad magnorum inri- 
diam ingentorum." Bu vida fuá i>«jemplar¡«ima, y su muerte a- 
caecida en Valladolid de Michoacan, siendo rectof de aquel 
colegio, á 23 de Setiembre de 1622, preciosa d los ojos del Al«* 
lísimo. Al tíempode morir declaró pnra gloria de Dios, que 
por intercefliofi de la Virgen María había conservado la entere- 
za virginal: lo que parece que quiso confirmar el cielo, puea á 
loa ocho afíos se hallé su cuerpo fresco é ipcorrupto* Eiscribió 
^Gommeouria in Epistolaa Fauti.*'— -Commentaria in Cánti- 
ca Vetaría et Novi Teatamenii.*'— Obras que dej6 preparadas 
para la preosai j en laa que ae admiraban con igualdad la puré* 
za del eetilo* la gracia, la amenidad, ^a erudición y la solidez. 
Dicho Alegambe se explica así: ^*Hec opern «pta^ prsló post 
se reliquit, mirifico laúdate á facoQdia« eruditione, lepore,..stíli 
majestate* divinoium sensuum dilucida enodaiione, et grata re- 
rum varietate.^! 

CANO {Dé Jdam) natural de México y de sus primeras. fa« 
niilias, hermano ó pariente del anterior, letrado sapientísimo y 
el Frincipe de ¡os Abogada»^ como le llama el Dr. Samaniego, 
Fué de tan feliz memoHa, de tan exquisita erudición en ambos 
derechos y de tan recto juicio, que dándole un capacitaba la 
/ey? 7 citándole una ley daba el coso* Recibió el grado de doc- 
tor en México^ y el día en que tomó posesión de la cátedra de 
prima de leyes, que fué el l?de Diciembre de 1609, asiaiieroaal 
general de la universidad los oidores de la audiencia real^. y 
por honor á tan gran maestro, tomaron papel y pluma come ios 
escolares, y escribieron el primer ^ que dictó desde la cátedra 
el Dr. Cano. A loa Teinte afios de enseñanza ae jubiló y ob- 
tuvo el empleo de rector. Por ultimo, lo nombf ó el rey oidor 
de la audiencia de Guadalajtra, donde falleció. Tuvo por hijo 
al IlliBo. D. Juan Cano Sandoval, obispo de Yucatán, de quien 
ya voy á hablar. Eacribió muchas Aiegaeionesjuridicae^ de 
laa goales me constan publicadas laa siguientes: ' 

^*Infotme jurídico sobre un Mayorazgo.*' Imp. en México, 
sin a2o» en fol.—'* Alegación por D. Martin Ruiz de Zabala." 
Imp. en MézicO| sin afio, en fol. — ^'Adversua articules et ea qni* 
búa nititur Causidicus Machadd, Patronus Joannis Gon- 
zález de Castro." Mezici, in fol.-* £h la biblioteca de PP. des- 
calzos de S. José de Tacubaya he visto de nuestro Cano, un 
MS. en 4, intitulado: — *'De Liberis et Posthumis Disseriatio." 
— Hicieron honorífica mención de nuestro autor. Plaza, Siguen- 
za, 0amaniegOf y «il iUmo. Arce^ que en su *^$luttstioDarium 



-^tS34— 



B5»0síUv\im* éscrtbé.flsí: '«Doctor V: SómYits Oanú] 'PVima-' 
• tiaíTOgoétóíinn Oath^dfeeMntet piéis, jybi1awóhegáliaeti%,'^ife- 
•ígiiíLegiatatUitt'Defcánuá' teftñ coY*imÉt>íía-*et 'Verus* iBígkter, 
- qiri-ttdh\^(ivi>íit. WtíBmus'eliibsi'VIvé ñíM ei nwpétt^ñdng^^oa 

'-Nftswri^ átttiotf."' '••• ' ••• ■"■' •''' ^ • ^ "■' ' ••• 

' '» CA'Ma SA'PTDOVAL (IlíSto. D; J«aw) rteiíorfno, l^'-del 
•pitíetÚBÁié erí la-sanffrfey eft fes iBtrtí». • Fufé'db<?'r<j¥y^tft«tft»á- 

•"'tica 4e.d^efelo «n la' uoivén/idíád 'de %u patria,.' e^netíígd^datto- 
'íaí de»Michoacáti,'taii(5nigp' ^enitencífario y iha^áirésébelás 'de 

■''Méxi6¿, éáncelafíd de^la uriiVéf8ÍdaÜHrérái1á/ébadt*««S;- Pedro, 

"juez de Cbr&firpítfá,.pftivi¿bÍrde frfdi<^*y '♦iéári(>éerWrárdéH8t« 
''Uóbitpádó.'PdY taltí3''Cñrgt59 yétiípleffeá bien de8éf»|yéarfd 

<>^«u ejemplar virtud y 'noiprialitéftitürft- fUg*'^é6«ilte(dtl' p^ta la 
ttí|trade;Y\«sara'n, dohdé'hiuríó feí! I695;y látíetóerni^i-Wifeii- 
•éaHtti|«»tíiaí6l'ett'c^nfiBr^^t«^y•'¿otert^«r■¿^^ 'D^6**MS. 

<*Commentaria in selectos Gratiani Decreti Caiioñ^." 

^ CANÓ'íD."JüAV)'háíajf^'ae fa^AWtíj^iSátfcfíef.^d^i^í'ftftsion 
Ccomercííafííei; corrió antibai^ Ar¿éH&áíi/j^ jesttftW'flimliBvmé én 

^MíXioo. •''^''f>í€Í ¿tn'düda hoitt%yd dte'vir^tMés eti^iaWftk;7**fc¿loleí- 
■^)AíA^ úé lk*fel>cf}d'ád'-de España' >>'d0 }«í'pra^jbdl4dád<ni^kdda4a 
y-^iimAr^HííeL, -Escribió ' '• ■ • ''■■'} •'•J'"' fí-'--' ■>- '. *-i • • ■• 

> *'ílef¿rtt$tifeio« kttorál, pdíftfica y^islfiatia 1ífe^l0b*i¡éW;i\5,•^fo- 
"'plMíMl^%tí íi £sCa'tuttRS,^(]^^ r^slaapán 90 áviílorféiGr^li^F^^éided'de 

^á^tícho-dotetíta ^nuállá^la J^onarq^íá ' ¡etperSéláfrcale^á^ en 
\dÍeí!'y6eÍ6ttíñGS'(le eátp6ri«ridiai»tontTti«i««>¿¿;<»/' •<Iftip.''é«^Ma- 
i'd]fíd,'lW5. 'foi; : ^: '■ • •• ■• í"''- - -'.V r- ' • "• '■ 

■ «eAiH^M^ANA'CPi MATi/t^Ll-ím^sifJ'e^ GutínaJuÉtb en 

*oí'786,'y abraróltt régla-d* Sí'í^tci6^h'^I7é4; ''láftk «ttilréfirti^o 

. Ltíé líe^logfa* en e| odlegio dié GtiatfeW)«ií a í?da1fhid' la ^e*pá«ridctón . 

•: "" , **Gutflf ttyál«!9Ís*»Ei$cfei«& '%' ^dpPltói ífihíi'íPar%?nib' bfbltate'lü- 
gubris laraeniatib.* ^l^€ Orétio habilú ín <^MéWbpííHtalió'»Tfeitiplo 
'>G«iaÍímtkii$i 4n ffineré ni»ií; -D. f^ráñci^i»{^«e#éd0v'éjusd. 
'.Ee<>l..^rchípré8uíiá." •' Edit;'Me*i&i; 1766/4;- ••- 

•' CAMFOÑ (P: f^Ro) lífedél én'^^!rád%!BJaftf dérMtt »Ntífeva 
•fcOíakda á'l9^dé C'^br^o^-áe rí46;'y totó6*1a réipk dé fe éoi»pa- 
♦lífiía-de JékiiB ení T«pd2olIan*á J5 deíuMo-dff-F/ti-r; ' Pasada I- 
' -tiália cotí au8^hérifnancÍB¡ y fué nnb =d^ iüsfpbcdÁ'tjUe^iii^bn la 

diibctd'a^^ volvét atet^feii' patria á íxJs cuarenta* aíi<)S 'de d^átier- 
^■'to.- Bóeftbi¿86¿un^f«<listft'dH'abiHte^Wmifengofi, 



-i¿«l5=i- 



CAÑAS (P., BARTótokiíVftacíóWíi S. Vifeeilfe de Gaaít«ttí*k 




bachiller teóiogo, colegia) del seminario palafoxiano^ p^stiméo 

^ j II. j:¿^^-:- t^..£ : ;-. r_i: j^^ OfalO- 

^cMserva 








:>i,ri ♦o>..;u;^ W<*éyqu*í'dte^^íí^6nlíi1)ftt- •> ^ ^^-' • *' •'-' ••^- '' 

en honor de la Coriiháv^ • t- . - '.'■ \ «■ *:: 
liberal se ostentará, 
: — -^- -.^^^'/tédt^^aiéiríü^WTÍ''ilos-<jtl;^ '.^'l^.VJ 

• «''^Tkl elrkha'dií^cí^lhiá'y íigoi';^qft'í^ñ''á6iifeí liémfK^ 6e obéferVi- 
-ltó%rt^á<í(íel'»é^|fi6/qtÍPé»W-1(fe'iaitís':dé; Tjéy eriil'dé (JétcW^ó, 
-Í!oyfe<m'b«éT<iá4^f"p*fetWteiW^dqa-\l^''ésltíd! 
disipaciones atrasan los progijesoa de la üieratUfa*. " ' ' 



• t' 



V i ». ,r. li.- rj ■•!/ *.-'•* í^ i. ¿ 1 ' .... .'. . 



• ^ ^OAÑítóAR'B&t*^^»^- í>. Fr- Luis) natural de Madrid'/. ^él 
orden de los mínimos de S. Francisco de Paula, ibctbrdé Áídá* 



li, jr «orfsetQrde varios coaveaiot d« tn AcdM. Fué 4rii«t» o- 

biipo de Cáaet^é en FilipiaM d alKo 1G24, j coiiMgmdo en lAé" 
xico por el Illmo. arzobispo D« Juan de la Serna. Promovido 
al obispado de Comayagua en Hondaras, celebró doa aloodoe; y 
fidleció á 24 de Julio de 1645. E«eribió 

^Trimero 7 segundo Sínodo pelebrados en CoBiaj^ua, Ca««* 
besa del Obispado de Honduras." MS. «n fol. en la librería del 
Sr. Barcia, según la biblioteca de Pinelo.— **Sermon fúnebre ea 
las honras (^ue la Sania Iglesia Metropolitana de México hixo 
al ilustre Sr. Dr. D. Juan de Salcedo* su Dean, Catedráiico ja-* 
bibdo de Prima de Cánones." Iinp» en Mixteo per Ovúáo^ 
1026. 4. 

CAPETILLO (D. Hjoubl) natural de la N. £. j c4kbre a* 
bogado de la audiencia de México. Escribió . 

''Demanda justificada de D. Bemardino de Garviyal, Moel^ 
jiuma y Vivero^Conde de la Eojarada^al Condado de Orizabaf y 
Viacoadado de S, Miguel.^' Imp. en México por Hogal, X726* 
ful. — '^Alegación jurídica por la R. M. Juana María de S. £s-> 
té? an, Fundadora del nuevo Convento de Carmelitas Deseabas 
de MéxicOi sobre recurso de fueras y restitución de la Prel%-o 
cía.** Imp. en México ñor Hogal, llítS. fol.— *< Defensa iuii^ 
dica de los Desechos del Exmo. Sr. D. Antonia Deaa y iflloat 
del Orden de Santiago» Alcalde mayor que fué de Zacistlan» 
Gentil Hombre de Cámara del Re^, Capitán general da la Ñna* 
va Vi^aya ¿lo, en el pleito que siguen sus Albaceas sobre iui<» 
üdad del Testamento del Sr. Marqués de Santa Habina." In^ 
en México, 1729. fol.»*'Defensa y Aleación jurídica por D. 
Andrés Alvares Montero Prieto de Bonilla, sobre mayorasgo 
con D. Alonso Caballero de los Olivoe." Imp an México^ 1796. 
fol.— .««Desengalio sobre el pleito de los herederos del Dr. D. 
Carlos Mondragoni Arcediano de Michoacan« con D. Ignacio 
Soto, Canónigo Penitenciario de la misma Igleaia." Impw en 
México por Hogali 1737. fol. 

CAPISTRANO (F&. Jdan) natural de la Antigua Espalia¿ 
del 6rden de 8. Francisco de la provincia de los AngeleSi colo- 
gial mayor de S. Pedro y S. Pablo de Alcalá, lector jubilado y 
guardián del convento de Serilla* Vino 6 la América el aSo 
1689, jfon el honorífico empleo de comisario general de las pro- " 
vincias franciscanas de la N. £. que desempe&ó con mucho |i^ 
cierto. Escribid 

**Vida admirable de la ínclita Virgen y Sierva de Dios, Mar* 
ta Ger^lvo, del Tercer Orden de SanTrancisco." louk en Se« 
viUa, 1689. 4. 



CAftACAS (COM^iLios dd)hubep4(»« Ei pritriero wtélébTó 
ca la eiadad I» Caracas, capiul déla provincia de V4ii#za«lti él 
año 1609, por su obispo, sufragáneo de Santo Domingo, el 111- 
mo. Sír. D. Fu A ntonía Alzega, francUcanó^ Ijag acias tfe con- 
servan en el nrchivo de aquella iglesia, Eiugimtio fué eelo'^ 
bnfdo en la misma capital por «el illáooi obispo D. DÍ£go- Berilos 
y Sotomayor: ea€Í más célebre, y sus ««¿tu «• publicaron con VI 
lítulo de * i , í 

'^Constituciones Sinodales de Cniacás.'* (rap. ^toS. &L 

.•I 

CARA YANTES (Fr. José) aragonés de Dacimienlo; y rel}i» 
gioeo capuchino de la provincia de Aadalueí% por profesioii» 
Fué enviado á Caracas, don^e así como en Cumaná predicó 4l 
Evangelio con mucho fruto de indios y españoles; y regresado 
á EspafSa continuo su nímisterio en Galicia. IVTuriá póKel afio 
1690, con fama de varotí apostólico. £n 1698, publicó iu vida 
en Madrid Diego González de Quiroga. Y éí escribió 

^Reliicion de los progresos y frutos de las Misiones de loa 
'Frailea Menores Capuchinos de la Provincia de Andalucia en 
las Indias Occidentales.'* liílp. en Sevilla por Juan Gómez. 1666. 
— ^^Práctica de Misiones y Remedio de pecadores, en dos par- 
tes:" la primera impresa en León por Agustin Valdivieso, 1674. 
7 la segunda en Madrid por García Iglesia, 1678.'4.«— ^'Leceio- 
nes doctrinales y Sermones dominicales para todo el afio."* S 
tom. Imp. en Madrid, 1687. y en Valencia, 1723.— '«Alfabeto 
de loa NiSos." Imp. ei} 1668. 

CARBALLIDO (D. Pramgisoo) doctor Mexicano. Tai ms 
el autor de un libro M8. en 4, que he visto en la biblioteca de la 
universidad de México, con «ste título, 

'»Medulla Theologica.*' 

CARBALLIDO (D. Juan) natural de México^ doctor y cate* 
drático de sagrada escritura de su real universidad,' cura de la 
parroquia de la Satita Veracruz de la capital, y preliendado de 
la iglesia metropolitana. Dio á luz 

**£logio fúnebre del Illmo. Sr. D. Nicolás GÁmez de Cervan- 
tes, Obispó de Guatemala y de Guadaíajára, uSetor mexicano.'' 
>lmp. en México por Ribera, 1735. 4. — VElegio fúnebre del Ri- 
mo. Sr. D. José Antonio Flores, Obispo de Nicaragua." liBÍp. 
en Méxieo, 1757. 4. 

CARDONÉLL (D. Anromb) natural de Barcelona, sacris* 
tan mayor, canónigo, msfftstrescuelas y arcediano de la metro- 
politana de/Gttatemale* fiaorlbió 



«ros éB Qi^a jUnoMi^t^eitileftte á loe pMtf úe Jeauerfgfp en 
¡veiteOMlélIftDo." Iwp. e& Madrid por Muñoz» 1780. &. 

CARSONELL C»S VAiLEKZUELA {D, EarK^áiii) cupitaii 

, <i*]D6aiw»icfon«8 dé 4as Cohtai de CSalUbrnia» deade Cabo de 

¿04 Xiáoaaheíitii jir«Pufttft deBiiéniriage>*' ^13.«?-Lo9 orí^aales 
los poseía D. Carlos de Sigüema y Gdn^ora, cosmógrafo dé 
la N.:fi..q\ilGbi )n§tf rentó (cmbo-4l ssiaftto dioe en au Lihra As- 
tronómica) al P. Eulebib Kino, jesuíta roisionero. Es difícil 
4^íMñ flubiiatan^ptisa en pedazos y diminutas valvienon á poder de 

•BifüÁnza por la ^i Hgeooia del P. EfmciiCQ de F^.mma^ renc^ 

íloi deleelegéomásdiDo da Méxie6b 

• 

^CÁRCAMO (Illuo. D. ^Ierohiko) naMiral 4e -Mé^ocp^ ^ 
júii3raanÍ¥43C8Ídad literaria recibióflftbofila de¡doetior.e|).Q^fKril4s 
y fué ca<edrá1iooaie.decr^. i^bUimen la.natr^oÍHw^aiijefSU 
ipátria^una onnongla y la dignidad de teaorero, de |a .Q«4QLl«fué 
ífNrooii^ido^i^ la in lira de .T¿ugiIío.en]a f América MeKdi^x^ 
.líifiifiQxetf^'da llegar á su oháspardo en* i611« :Eacribid 

if^CMssertaiío Canónica. de Consecra tisine.'' — ^^DiaserMjío de 
• I^Éitcntíar'.!"-^£»sten.MS.jeail&bibHo4eea de la umv0r8idad 
-deMéxieo en"4t*yeii kidol colegio mayor de Samos.-r^iPw- 
dcclioses ki De^retiun Qratiani;^' . 

CÁRDENAS SALAZAR (D.iA^'i»^i^)^omQ.fa i^e-0n^}a 
biblioteca impresa del Sr. Eguiara, ó Salazar y Cái'denas, co- 
ijnbslfe'o ea ntra:.péit6. Ftiévnfttural di^ la |V. >E.| dpdor d#Ja u- 
.•$titver«dká;de.'i!lféxico^'oo]egial del nia^^ot de Santa \} arla <de 
Todos Santos por el aflor Í640^.jueZ: ecL&siá^icodeJatqiiidadde 
Queréiaro, provisor, canónigo y arcedijQivo.de4a<«i^Vf^iiaJi deAn» 
tequera de Oaxaca, y canónigo de la metropolitana. Escribió 
•>ii^f^Alfgiiieibn(>eñ:Óerechb,por,eI q5iei^si8jte al ^(^ixú^ivTliPíCQiici- 
r.liartjde'/QaxaoiiiBn el (pleito iCOR los •Ruligiof os <\m^ ^administran 
^^aJQeoirilMisi de ,acpel Obispiade<." i^lu^^.ea iV}ó:^i0p airn a^o^ en 
foK 

' * ^ • * 

('IlIA&UíWSíAo (P. Qalt«oa)»inf!cieano,.i(^kg4]a.l/;v4Ge.x^c^^^ y 
-ttitedxáticía dé latrae buruanfeis^y. ú^ ¿líQflN^fíai^ el.|t»ei:fÁniar}ioi ¡iri- 
.<^ndtinbf ^Ct^ay.jj^ezBcleatái&ico .ide; Jfaltoo«n, ;.%^mpa.ht)a.eftii, * 

Capuluac y Otumba en el arzobispado de i\|éxioP»yfj^fi#9Áaador 

sinodal. Escribió 

- ri>íRr^icaiy{.|égiiD(«fc<lel.Goftf(M<nii>|io rí)s.lfldi9Sj jami ^pijgua 
-QasifiíUanti>y tfnaie»«fi««y f ara^ tt8a.«de^lM<^^rQÍji4ci#ias^." ;l^Pfi}#n 

México, 1761.8.— En la insifMGk>fi deila 49awa Q£Í«M«<os, 



ttinr^iAá! énieite libro^ «91 Mhn iBSKflmÍt^9^ (^» /jKlfil {IflViOlad 
Sqóe c«i €ÍtrQS,cftteeiqid(Ki;aiitiguos:f^fUAM i9Psii».}{ÍB.i|iQi.á,to)pP|S 
iftneia. Antiguamenie pva ^xpias^r 9I 'actfculi»' de ffé df Ík juetjrr 
pettta vkgiaidád de Masía .:$aniífliiiia,.decian^n: Talaos |Niab|^ 

mexicanos: "In ayaii)^ mojtlfaobyiuilia» ipan Ulac$J)uilMBr^?^?^^ 
iqaiié.jre omotíácácíbthuili}" xfi}fi ea ^i»^nib»Q q;uieiie (íecirV 
.«<4i|tes que eogendraia^ biciera ó parier-a A\^ Pe^ifiona, oíI&a4# 
luso ó parió Á la Peíaofia, y después de*: l)9C^r ó par4r á la Per-- 
8ona." El cura Cárci^«« eiq^jica «f i e0e:m}6t^io9l MJ^mixi^^ír 
1Í2 achto, Imixihuiliz ipan, Imíxihuilis zatepan;^' que propia- 
mente e<|uiv^leá Vírge» < 'anteas del perito, «f) eA$9l'«>y después 
del parto." Así tnisoQo eú ki expjÍQa<:^n di^l^pi^j^rl^de la Eu- 
caristía, dice Cárdenas;' *4pstfi 4li O^C^ cac^^citJi^" que rigoro- 
samente signiéoa: ^l}'' en Cftda fn(ga^ é'jpaf(^>u4a ^r pequefia 
que sea;^' en lugar de que alggnos decían, ^'yhuan inipan initla- 
lia|>anca»-'t]ue«quivaleiá ^^jy^ejii^i^i^jpaftdf^ó «^ to^o.el ^n- 
da.'' I^ que dio' motivo ác^^ {^1^ edi^iU) :4e If^ ii|%uj^cion ^ 
^7 de;Noi7Íem A de l7$Q,.jse,4^andai!e^ bocrs^r^e \c§ ca|^ciq|a>€|i 
xnexicfunbsasia .ultima. expresión. ) .,i,\l. L, - 

w • .«•■••»•.- ^- . • : • " ' 

CÁRDENAS (D. Felipe) nie:i(ic.aao«v,i>a^lH^^ íM^JTQ'^PW^ 
administrador de las rentas del convento de Santa Isal^el de re- 
ligiosas fra^ciseanás de Mé4^ico, f)ió:áj«k% 

««Quintillas casleUanas 4 k^^npnj^zcici^n 4^ ^^i^ /uan de 
Dios,, pTemiadas en el Geri#iien . p4&li(H>/ ! : lit^pu jigfi MéxícO| 
1702. ......,..• ^; .: „s.^ 1. 

CARDENASr:(D»:FüAVfusoo) natural <d^:Atóridft:4» Yuca- 
tan, prest^terp y párroco ¿^ aqni9Ua^idfie8Í8yjjae;s nq^ibrado por 
el reverendo obispo coptra el cDím^A.de idol^lría^.y r(^mÍ8ario 
de la Santa Cruzada. ' Escribió 

.**R«iacion dé la Conquista y Sucesos ide Yupataq, > pafa el 
ÍJronistfcima^rjd^, Indias t),^e4V)4)á8 .'|'íM»ay(^ de ya<gftf,,a^a» 
h^& eniiOSQl"— >*ile]aeion Í3Í$A^ri(il>ckisi¿sypa, x^ec;tett^eOiy¿/ 
ludidle JR^l.Cédulja. de l$3§yXeQ)viida ^ j^./JuaAsDiez de 1^ Qap 
lie, en 10 de Febrero de 1648." fol. — Ambas existlan-i^ ^.4Í7 
brería del Sr. Barcia; y son diversas, aunque á algunos han pa« 
reci<i^4^,-^^.Mn§iM^Lfi. l^apniP^r^fc^i^M^ftlo de fetcjífliq^iisla tem- 
poral, y la segunda traída, júnicídi^^jtp «(«il ,tQ§^ablecin^.iei>to de la 
Iglesia de Yucatán^ .diP^sus obig^pp^cie^p, ji>QQ^fi^ijlp&&c. Tam- 
bién se engañó Pineloi o B¿iip,!^M^it^a4m^s en , b^/cer . fraile al 
autor,,jpqeB^i jpai^m/o Die?^^ IfV CAiia JBD 6u ffpfipwrial, Gil 
González L)ávi¡a:en;SU|)/aa¿^c y ^[í^ÍíGos^^hIo. fn:f\x; historia 
de Yucalai^jiC^i^íififtWi en qi^e ígáipiflsbjljeiio.se^Mr, 

t • 'i. I ^ M J 1. 1 . • ' f t ' 



CAROm AS (a 'FsíuMm Smwtm) oMui 4^ fmMar ée 
TkMpMÜs, AtfCMM Um Uiptm al N. de M fwW , p^btumiii 
lOToMÍpado y <o» da los míoim fwecat j baoMútas de em 
litiopA BieríMó pfim be boorae Íiiwim0 del 81: Lo» I. «oae 
feefÍM esiCelUuie* y Uiáeee» qee tetttold: 

"^Jenco de 1m Eacrellae en el Ocaso del Sel," i|oe «e pvUm* 
toe por D« Joaé Vílleríae eo la deí/criftúm^ qee iiíao de «que*- 
Ilaa ezeqoíae el efe l725.-«'Dielio VíUenee en de^de lea mr^ 
$0$ de Cifdaoae eempuao éate efégraimai 

♦• 
^4téx, fWloin, vafea, roaymm ccrtiiaen, et iode 
Viftea^ mor* etepoa nonc loíerevímoL 

Vinaa*^ Mimde, máia de Yírtote, aed ipaa 
•De f«va «temoa Merie tríaopbat Opea." 

En laa fieataa, qae o» alk^inCea había celebrado Méxieaá la 
éaUltaeídA del vumno monarca por renoncia dejjo pa4re el 8r. 
Talipe ¥'• 8e di6 á loe poetai^par aaanio pa^ un epigrama 
iatino la fábula de Alcides, que per aliviar á Atlante- tuvo al- 

«un tiempo aobre aue bombroa al cielo; y nueatra Cárdenas ga- 
Ó el preiNlo'por irt'sigoíente 

*^Dío roihiquem portas, Ibrtia LudovíoeT Parentem, 
Ecjprstér patrero [qoid geria« Alma? Polom. 

%tiiod gravíua ponduel Merita si ponderé pendk» 
Pondera quám' Mundi aunt gravíora Patria, 

Mole quidem levior, epoliit tamen Orbis onustua» 
' Credé Tfíun^hórum me ¿ravitate premit. 

£t quí ferré ralee? Alcide exempla secutumn 
Bt documenta Patró, me juvat ipee labora' 

NI debe quedarte en el olvido otro epigrama de nuettro au« 
tot á la Magdalena, pálida y llorosa, comparable por lo menos 
oüh los 80o y mái, qae á )a misina santa compuso el P. Pe- 
ndro, Justo Saiuelí jesuíta, bien coaocidoen el parnaso de ¿"ran-- 
via. EMoeasf: 

^^Magdala^ out quoadam faeiem ornavére decoram 
Candida purpureii Hlia mixta roéis; 

¿duá fugit vario, qui pinxerat ora colore 
lile rubens candor, oandidua ille ruborf 

Nonne pluia laerymis? Eccur rubicunda genanini 
Lilia maieeacunt, imbre ligsínte genas? 

Imbre cadente, novoa pariunt viridaria flores; 
Cur tlbii dio, floroS| imbre cadente, caduní? 



-MI— ^ 

Ítem Uineo: calido lacryíns de pectore «in^napt^ 

Flammaque tnentUia diaslmulatur oquis. ' . , 

Non igitur mirer róseos t)aHe3cere vuítus, 
Gtuaudp non flores imbre, sed igoe rigas.'* 

CÁRDENAS y BREÑA (D. Jebe Eduardo) natural 4e h 
provincia de Tabaspo, colegial y. maesUo de lat^rjídad «n\M¿ri- 
da dé Yucatán, caiedrátícode filosofía en el antiquísimo y real 
colegio de S. Juan de Letran de México, diputado por Tabasco 
e^ ^as Gortesgenevales y efsíraordinapas ás^ la Nacipn Es^ 
pañola, £scri|iió . r 

**Rofnánce, heroico en elogio de Carlos IV, premiado por la 
Real Universidad de México en el Certamen pál^lico con que 
solemnizó la Proclamaipioa de aquel Monarca.-*' Imp.^én^ Mé- 
xico, 179!. 4-— "í^dá éii elogio del Virey de la'N,' £•, Cona^ ie 
Kevillagígpdo." ' loifi. eí);iMíéxico, 1791, 4 * /* 

PARDENAS (6^ JvaH) h9tui;al de la Antigua Espafía, y 
proibabiemente tronco de la lárge^ y literata generación á^ los 
Cárdenas^ que han florecido en la Nueva, á donde pasé por el 
afio 1570. Fué doctor y cntedrátícp de vísperas de medi(}¡na 
en la universidad. (|e México. Escribió 

^'Problemas y secretos de las Indias.*' Imp. en México por 
Ocharte, 1591. 8. — **D*el Chocolate: qué provechos haga, y si 
es saludable." Imp. en México^ 1609. 8.-^0freció otro.trata- 
do:-7-**Dei08 Secretos del ReÍBQ del Perú...." — D. Nicolás 
Antonio habla de este autor, pero omitiendo sus empleos j do- 
micilio en Méxicú, . , 

CÁRDGNAS (Fr. Juan) natural de tíiiatemala, maestro ^ 
teología del real y militar orden de la Merced, en Ja provincia 
de la presentación, en cuyo convento principal dejó dos MS. in- 
titulados: 

1? **De re Theologica morali Tractatus varii.**— 2? ^'De rec- 
ta Sacrameutorum adoiinistratione." 

CÁRDENAS (D. Miquel) presbítero, domiciliario de la * 
Puebla de los Angeles. Escribí^ 

^'Poesías varias," Un tom. MS. en mi poder, 

. CÁRDENAS (Fr. Pedro) natural de Guatemala, é hijo de 
hábito del convento de S. Francisco de aquella capital; esclare- 
cido en su nacimiento, docto predicador, y celoso ministró de los 
Indios, cuyos idiomas supo. Fué electo difínidor en 1654, y, 
merecía (dice el cronista Vázquez) ser general de la Orden. Tu« 



»^ 




—8*8— 

vo tanta trlttüd, úue liábSendó ptotéstaiio la eleccioii da lJn^pra• 
Tincial, persona digna, pero que ni era hijo de la provincia, ni 
estaba en ella incorporado, dijo á sa comanidad al tiempo de 
ZQorin *^Sobre aquella Protesta del Capítulo ño tengo que pedir 

ferdon, ni me acusa la conciencia.'* Dejó MS. aegun el citado 
^ Vázque?. 

"^Varios Librod doctrinalei éti Longuaa de los Indios, y mii^ 
chbf aérmoñdÉ, y Dramas;" 

CUffOÉNAStlttiio. f). F&. Róbaióo) máWti'ó del 6rd<^ 
4e Santo Domingo, diñnidor en el capítulo d^ Valencia de Í647, 
y obhpó de la NueVa tíegoViá en las isláa Filipibas. Üsturo 
éii lá N. E. y aqiií escribió 

^^'Respue^a á la Consulta del Cóñ^eiit^r dé iSáilto Düttiihgo 
' '¿le fá f^uebla de ios Angeles sobre la alternaiiVa diel Pídviné!^- 
lato con los hijos del Codveitto de MÜ^idoy én qué ü^ sátii^ráee á 
cuatro Preguntas importantes." Imp. en Méjico. 1650. fol.— 
Y en Filipinas — <*Carta ál Amor del IbiscUréo PÍtrenético; ea 
'diefenBa dW tod Religiosos d^ Filipinas, jfecha éti 13 de JP^/bfé'ro 
Uó 1^58.*^ MS: eh la biblioteca d6l cdfegló'muydr db S^ñtob de 
lHékico. — Se envió & eáte reino pafa su imprelibá coh diros íibs 
DiscursQs anónimos contra el autot del PdreniSticó, qué fvté ti 
£lr! 66mez £spinosa| oidor de Alaiiila. 

CARDENAií (Illmít. t>. F¿. Toma$) rtatüral dé la Andaltt- 
bí»^. Tomó eÍ*hábtto de Santd Dottiingo en él cobfv^htb de^kn 
!Páblo de Oórdota, y des^pueif dé haber sido prelado én ;l^.páiia 
pasó á la América en 1553, y administró á Ibs fndios de EáCÜ- 
pula en Guatemala, reduciendo á pueblos á los montaraces y 
tUbricándbléá iglesias, fin 1 66^, fa^ electo ptrovíniciéíl áé la t^ro- 
Vlncia de S. Vioétrté, yeh íaTacahüedtfl IHiAo. OaéiHaé, obfepo 
dé Chiapa fUé nombrado gbbefnadordé H nHtra flor la áusénéia 
de los pocos prebendados de aquella iglesia. Su gran doctiHna. 
ycelo 10 promovieton después al obispítdo dé V^ra Pá*j6j qué go- 
bernó hasta el aflo 1580, en qilé ntarió' éneldonVtfñlo dé Coban 
de su orden, dónde está enterrado. £n la peste que afligió á 
SÚ9 dtoceiéahdsén :I576^, prétentftérón los ónbiáiés reales, tiiHslos 
yÍvos pagasen el tributo de 10$ mücÜos ihudi^tóá; erl cuya inícda 
demanda tomó hué^troo^ispo él panida de pá'gáíniié suiémá e- 
piscopal seiscientos tontones. Pero noticioso el rey de este a- 
tdntéciiémto no soldinatidd por éé'dtflailc IB?"?, resUtiifr el di- 
ftfeiro al Br. Cátdfefít¿É, sino reprender severlríóíiiftniénte é^^los éxac- 
"toíes. E^cribiS 

' **I>octfinfr cristiana y docnm^ntdij moralesf y pdíticds en- Len- 
gua Zttcaptíla."— •^Repíesttitacioites ai tt«y bobre el ebtiídO de 



kto I^ébtoB de Veta Pat." 

* 

CARDCftA (Fk. íGoñzaló Diüis) cl»l orden de d. Frfif)ci«c«, 
misionero de 6. Oriálábarl de los Huálahuiseé eo el nuevo reino 
de León. Escfibid 

(* Representación áloe Padres del Ctiárto Concilio Pforiitcial 
Mexicano, 8k)b¥e él deplo)raMe testado dé aquellas Mistoaes." 
MS. fol. eritve ítfs actas dé dicho Concilio. 

CARDOSO (D. AWTON16) natural tfe iTlrlltfdolId de Miclióa- 
can, doctor de la uiiiveráidád <le México^ catedrático del seitit- 
ñarió tridentinOfCura y juez eclesiástico de 8. Luis Potosí. Se 
hace mention de estesogeto en la diblióieca del 3r. Egúiara, 
léümó de autor <ié üh Ctríámeñ poético y de otros JUS., qoe no 
he visto, 

CARMONAtD: kíMét) irattirál déla ¥illa dé Pfi^ «n 
Gsf)afta/y uno de los soldados déla é^xpédicimí de Uernando 
de Sotp & la Florida. £1 inca Qarciíaso se valió de los MS.4% 
éste, pata Ib formación de au Historia de iá Florida: y lo bita 
éti valias partes tle áqüéirá obra. Escribió pues Carmona. 

"^Péregrinacibtl^ á iá Florida, y pñrtdpirles sucesos dé su 
Conquiííia,^* 

CARMONA (Fü. ibshi ttVi»jLmo) ihéxicátio, religioso ééi 
éiáén ¿íe^. Frañfcisiio, leétor jubilado y díñnídot de la provin- 
"¿ta'del SarVÉó EívringeJlib, y guardítin del convento grande de Mé- 
Xicd, ábtide falleció cñ ©íicrembré dé ÍSl 1. Dio á lilis 

«^Pitnipginco sagrado del Beato Sébaátían de Aparicio, pfé' 
áH^'áo ^1 id dé Oettibre de -1790, en \k Solemne ñésta do seta 
pfíki^toi cultos, qríe éñ -el Convento dé lá Puebla^ donde se Va- 
llera su Bunio Cuerpo, télébiró el M. 1. A}^uniumiento de dicha 
Ciudad.'* liMp. étí M Puebla, 1^92, 4. 

CARNERO (ü; Alonso) gobeirnadór de h Florida. Escribió 
«*Iñídrirrá8 sóbiíe (a fpriificadiot) y socorros dé lá Florida." Mis), 
én Ik librearía del Si*; Btircrci, Segtin la ÉMiatéca de Pifíela 

CARNERO (P. Juan) nació en México el día de S. Igna- 
cio de Loyola dé) año 1660. Fué su padre ércélebré pintor me- 
xicano, Nicolás Rodri^uéí Corneto. Ya bachill^ teólogo, y 
muy sobresaliente en las letras humanas, especialmente en la 
poesía, abracó él ihstitutd dé los jesuítas, én cujos colegios de 
hi N. H. enseñó la latinithtd, la retórica y lá filosofía. Poir es- 
pacio de 2tí años fué prefecto de la congregación de Ntnt. Sin. 



del Pepulo en la Puebla de ios Angeles, irabajundo ein cesaren 
el confesonario y en el púlpilo, y raeíeciendo en aquella ciudad 
y ea.^odQ el reino If^Xauía del mejor orador evaog^élicp^ por lo 
que: á in»luncis^ del virey duque de Linares fué traído á Méxi- 
co á predicar loa sermones vespertinos que S, E. estableció en 
el Mvi pc^lajOJo. Regresado á su colegio de la Puebla conilnuó 
ea el foin^ntp de su congregación (que ileg^ó & dotar con 30.000 
pesos) en los cultos de ^Jírge^ María,' y en el ejercicio de to- 
das las virtudes, que hicieron su nombre y memoria venerables. 
Y habiendo rcnonoia^^o consiani*emeíi^ varias prehjiqíaB, murió 
á 2 de Diciembre 4e 1723. En 6 de Enero del alio siguienta* 
la congregación, que había por tanto tiempo dirigido y aumenta- 
do, le consagró scdemnes honras fúnebres, levantando un grao- 
dioso ceHOtafio, adornado de varios geroglíficos, y poesías lati- 
nas y caslellanfts. Asistió el Illmo. Sr. Lardízabal, obkpo de 
aquella ciudad, cantó la misa el Illmo. Sr. Ángulo, arcediano 
de 4iq4wll^ igl^iia^ y P^?9 ^^M de Oiaf«ca,jr ^ronunGÍó la o- 
'facioikéi P» Joaqu[¿ 4o ,Vill^l9bos, jesuít^. JEÍspcibió el P. Car- 

'Aero . ...i ....•.:. ' . .'•'*'• 
: f *J}oee Tomo? de Sermones y Pláticas, dignos de la luz pú- 
plic^iV^^On^o Esegura el P. Villalabos en la Vida impresa del 
autor.*— >-*La SaiTO: Regina y la Magníficat explicadas en varios 
discursos." — ^'Sermones del Rosario," nada inferiores á los del 
P. Vieira que era el Cicerón de aquel tiempo. — **ParaÍ80 Celes- 
tial de la VMg^n María."-*-*' *£1 Racional de Aaron, ó las Pie- 
dras de sa Pectoral ponderadas en elogio cíela Santa Virgen.'' 
-^^Los Santuarios de Ip Virgen María, espebialmente en la A- 
mérica, histórica y panegíricamentei abiehos á sqs devotos*" — 
'*La VÁda de la Saptisima Madre de Dios¡" dispuesu para la 
prensa. — ^*Las Espinas del Hombre Dios: ó su Pasión y Muer- 
ta cantadas en Octavas castellanas/' Imp. en México por Ho- 
gaL 1730. 8. — '*Se refiere en elogio de nuestro autor, que un Sr. 
obispo de la Nueva Segovia, religioso dominico, q\xfi lo trató In- 
timamente en la ciudad de la Puebla, dijo: '*Si Dios me diera á 
e^oger talentos, solo le pediría el <iel P. Carnero." Tengo á 
ia^yista un epigrama, que puao i una imagen de la Coxicep- 
cion/en que estaba el djiablo á los pies de la Santísima Vírgeü; 
y dice así: 

'^Calcatur Dsemon niveo sub pondere; miror 
,Gluod non posnitead sub pede, Virgo, tuo.'' 

! CARO (Fr. Gaspar) del órd.en de 8, Francisco, lector de 
teología de la' provincia del Santo Evangelio. Escribió en el 
convento de Tlaxcala 



: ^k'^.mi '^Tfc|eíiIw«p,f'Kf%cWH$,V.l .loffi, ín4, M9¿ ^^ IfLi^bli^- 
'I ..CAl^QGHI (P» Uo^ÁpiQ) natural de l^lorencia. A^hifiiXó el 
.«ííI9|Uni¿(*4^ S.lgnacia. i^ Lpjrola ea^oma; y ¿Qtasj]e 90|[^^|uir 
c«loe«lttdiei:c^ l/i.gl9i9QÍía.:Pati> 4 ja.proyiQQÍa da<;Miéx,icp/<Í9Q4e 
^tosa«M CAKf^a lUerariai j.ftpranjiiip coa )a más cabal p/erfi^cion 
í«f lw)g«al5.ínWc♦Ala,y,.ot,^íaJ|,Hi^pdoJft^|I^^e8^^ el P,^.4jnlqp!¡o 
JRii^n* f ^é.6^Are|MPÍQ'ae,pr^vinojft,,.jrector.d¡(5Í;9,^ W^- 

:pí«p|l««4^ pj5ij|>QIÍtft.4f l$i;9ft|í!¡^prqfes^ dj|c)tfjíxí(;g^, .d,q9defalie- 
. :;!* Ai'U .de idíf L4»jíg,uai Al i»icHní^;fiqn la d/s9larpc\9n d e. tqdos.f^s 
. adüferVío^.'! iflfip, ^ftaVtoi«^*Rpr Jitftn ftu;.;fi.)645/^.TT;';\Yq4a. 
buUru).,CPpiq80 .4a Jift JUnP^VA M€xW^^^A.;?■^/^Grarná^CA; 4^.,ia 
- Ii«9gua.O^0)nfií/Vr?*Vj?(^bulíirio .Oiomí:". «n la. biblioteca, ^e^lje • 
pozoilao.—* Sermones en {^^gi^ MjexicaDa." í lora. 4,fep.Ja 
btb!1/HW<|íi.AM«iPalíiiÍ9^e:¿. :>QíMC|r>9^de iyí,4»cp,^---'| Paulas al 
Sr. Obis¿5o de la Puebla) D. Juan dePnlafáXi" — Ifablan.^ei 
autor y de sus escritos Sotuelo en tu Biblioteca Jesuítica^ y La* 



. I • • 



' ' ' 4 ' I 

*' » • I . * ' ■ I ■ • -L . J i .} . ' - i i . , . r • ' • V • . [ . ■ i . ■ . ; ; > •, 

'. í.iÍSWlRKACKDO (D. JiíAii):n^|MKi»), de, Quátemai^^ «bogft^o 
^ d^«MqiieUa(audÍ6^cj^?y.de la, de ^ntp l>pm,iPgo,. ip^estraacpeelas 
/.*é«¿W>dft*udíiAñ|i.i; ef<?íií)ió:, ;■ ...., _ .. ..;. . 

''Dictamen legal en el negocio del IHmo. D. Fr. B^^ito Q^r- 
;: r^UjSbispiR da^NiQaría^ly|^ con Ja Ke^^l AM^^xicia. 4e Quatama. 
.,.Wi7i Itt^i¿:HUíipar Pweda.Ib^rra^lt»4 X^^-. ',r ■ > -^ 

. , .itfAJiRAirí.GOi'(iP^iL9Áfiii^).natu^U4ei^ ciudad 

• Í94mi{elo))iapMlia.d4>U;<Pu^bla, Tojsdá i^ ^'pt4n$i.d^,(ajC(^9ptt^ía 
enA4eí'ébÚí4% i!J¡¿Oi^ y habiendo sidp dc)f tinado, á la».mÍ8|iones 

. «toiC^ifoiiQÍiafl,>ii)jri6»Wíiá.>o<an^^ i'Pi, [^fy^ 

,..íafite6' -• -.í ..ii M» l/t «•. i . /. .h i\ } ,■ .. . '.¡ -.;. 

• .i -iUií^tó'flíl P»Jáéan AiUoaÍ0.'.da.'OvLedo,,Proirippiaí dp|Ia,>'. E. 
'UiUM laiR<^oealdad .da eQviar.Obreros Evangélicos, á io^ P.u^jsiós 
•.d^aai/Cigato'iW.5*»;í{ fecJia.42i de Majo.da 4729. MS, ea.la 

'biblk>|«ajB<;d«.]fk uBÍy'ei:«9Ídf^d da M^xicp.. , , -. 

/t.CABIiAi^2^A:i(£ii. DiMO) natural de México, y no de Cas- 

, iiiUfiíieoioii apuntó at>|ir« ÁgMÍs^'a en aus M8. Tengo á /a y^ata 

iiíiHWnofrpia da loiiJibcpa 4e px^fa^ipnea .jreligiosat del coot^o 

.iiBfyiW()ida!Má»00Í yaWMÍ dpjaa p#rt.V4aa dic.Q así; Fr¿ Diego 



twdo -á Néjftpa en la di^ceiii de OaMoa* para que aprtndiiM U 
íengua zapoteca. A poco úempo ae le deaikió á la oenTetaion 
de iof índica chontale8« gente bárbara é inculta que ragaba por 
loeniottieg sin veatido nimanaioo fiia; yea I2:afluade predicu» 
cfon'y (ruto lifablei'átosta de mil fatigas y peligroa, ei^lisó, 
táttqúizó y unió en pueblos á aquelloe geáülea« «dilicándolefl 
devotaa hermitat. Loa raaloa aiimentoe y continuoe deevelee 
IgHanafon de lepra incurable, de^uyo.mál falleeideaia Tilla 
dé jBoadaleázar ó Tehuantepeo^deapuee de haber levaniado en 
Teqoíatlan tma iglesia á Santa liaría Magdaleia. Lo Hovaron 
loe Indios como á su Bp6atol y padfe; y el cielo, donde halló el 
descanso eterno, prem>6 también sos vhrtudeey trabajoSi lim- 
piando mtlagroaamenieau cardárer de toda mancha y hedOTí y 
testituyéndole en el féretro sus natifoa ooioroa. EecrrtHó, oeno 
veneren el cronista Burgoa. el lllmo. Dávila, D.- Níeolés J^nto- 
nio'y'ioa franceaea Quetif y Eohard, 

* Doctnna cristi)ina.--u£jereieft espiritaBle».«*^6erineBes«^' To- 
do en lengua Okóntal, 

'OARRANZA (P. Fuakcisoo Jatike) naci6en México Á 19 
de Febrero de 1703, y en 17 de Abril de 1718, entró en el novi-* 
ciado de la compañía de Jesús del colegio de Tep¿20tlan. Fué 
'Catedrático de bellas letra» en el colegio máximo de B.^Fedioy 
'S.'Pttbio, y de filosofía y teología en oiros deia' proviuiWf y 
prefecto de la congregación de la Virgen Mafia en Quisétaso. 
'Bscríbíó 

«^^Gerrányen poético para^ dia de Navidad dela&olT80« en 
que se elogia al NÜ&o Üios' bajo la «alegoría do, Lecha.'' Má^*»* 
**£! Llanto de las Piedras: elogios sepulcrales de la Sefiora Mar- 
«ivesa de las Torres, Doüti Gertrudis de* la fPeÍa,''ii^dadorade 
4a'<]?aaa Profesa dé la Compafiía-de Jesús de Mésueo^*' iinp.'a- 
91í por 8ánehe'z« 1789, 4.— ^' Alabanza poética con 4noiivode'U 
"ontradapiíblictt del Exmo. Sr. Duque de lá Coaqui^ Víiey 
de la N. £." Imp. en México por Ribera, 1740. 4.— *'8ermon 
de'ia Epifanía/* Imp. en -Méxíeo pot RilMca«* l749.*4.«^''La 
IVansmigracion de la Iglesia á Guadalupe." <lB»p. en í UéaiBO 
en el colegia de S. ikieftm80| 474j9«4^<— £s«e«S'el'a¡s«Blo*de4An 
célebre sermón que predicó nuestro jesuicaí en quosceilHP^M^'^ 
probar U futura translación de la silla de S. Pedro al santuario 
dWNtrá. iStra; de^ Guadalupe 'do MéHioo. Faí/entéBcáe44ió«plau- 
^dtda por iHtos la ingeniobidad del orador, y po>|4>tnNi'Oritíoada 
'Húéatútiquéz. Mus cHando^^scrtbo, 4 vistNi«dei lal fttpMcembn 
«q«ie haOe al Poniííice\Bemuno'>el tiiSfno ^íapoleonr Batnsfaite, 
^4\Qñ reyes ^catóbcos, "protee^ofos de^'k «iglesia^ do^ ttomay y 
«efoniemplO'que Méñco^puede ser el fisás eejgiiro aifilo<ai spapa y 



á tos iñbtiftícas éapatolei, contra hi voráeidad de aqud mont- 
tru6, me pareóe que no e^tá muy'liéjotidie «veriñearee la profecía 
del P. Carranca, •••Así pensaba jo el afio pasado de 1809, pa- 
ro ¡ófa dotófif oná itiftrrreccion inesperada en este feliv reino, ain 
otro principio, AioliVó, plan, fin, ni objeto que' él irastorno f 
dealá^«n greneral ¿eómo ha d^ hacer ja digna de tart augustoa 
j soberanos huéspedes á la Nueta Espáfiat' Americanos aturdir 
dos, é infieles á la Iglesia j á la Espafia, vaestras madres^ con* 
'fundida por sofóéste motivo, puels ja no eligirán vuestro suelo 
pártí su refugio. Bita cabeza de la igleaja, íAí los rajes espaSo- 

€ARH^!f^A (Fit. JóÉc) nattíra! delá ciudad de Pátoiíato 
en la diócesis de^Mi^hoac&n. lector de teología jubilado del ór^ 
^n de 8. Franctseo/provincial de la provincia de S* Pedro j S. 
'Pablo de fa N;'E.,ca>lifícador d^t santo oficio y examidador si» 
nodal de México y dé Tálladdlid: religioso literatísimo j benafi- 
oefüfsitvioictíjarnemoria eternizará la escaela^eprimeras 1»- 
-tras j^dibñjp/qtie por su iiiflujo y direcoion erigid jtom6 á 
^'sv Cargo étí la ciudad dé CtueiPétaro la érden tercera da S. Fran* 
-tíke^. ' Paltéció eaai en talé l^ra^os en dicha ciudad ^ mas de 
Diciembre de* 18I<S, á pücoadiaa de habernos jurado una cris- 
tiana amistad. Y no teniendo otro 'consuelo en su pérdida le 
'puae una lápida sobre su sepnleto al lado da la epístola de la 
'capítlli ma|yt>r;de sti órdén con la sigmente tiiscRiPotÓM: <*D« O. 
^lU.^HiC jaoet Rév. P^ter Josephaa Oarranza,- Pazcuarenaia, Or- 
^fiiS'Minorum Sac. Theolog. Magister emeritua, ae SS. Apos- 
-lOldfom Petri et Pauli Michoacanensis Eperchi» Ministori qui 
iOUtnigenam eniditióném cinn acérrimo jüdiOio, BeipubUéoque 
Midium CfM Mmpbica humili^ate mirificé' copulayit. • • • Desl- 
déMissimd Tiroln tpso initseamicítielimine'é vivii sublato, Jo- 
'lié'p^ua MMriiUnos BeHatain, Archidiaeonus Mexicanus huno la^ 
ytdcfiínín'áarérnum suse mcestitia monum^entum poauit* Obüt die 
décima Deeembris ann. 1813. eatátis su¿é 03. Rv h P« Escribió 
^«'Cfenotafíccon Epfgratnas^^éfnsaffpciónes latinas j castaüa- 
-Ms^parayaa honras fénebfes, que la Ciudad de Cluerétaro cale- 
ré ^á 'Ib Reinadei^Espafiá Dolia María Amalia á% Sajonia/' a- 
'Ho, 176 l.^^'Unscfipcfones latinas parala Pira, que erigió la 
'Provincia dé. Franciscanos de Michtiactfn ala memoria del Su- 
men PontífibeCletoente XIV !" áfio i ns.-^ '•Túmulo regio eri- 
«gtde^ per la^arfta Iglesia Catedral de Vátladolid deiMichoacan 
ett lasablbmíied Honras fúnebres del 8r.' Carlos UL Raj de Es- 
jpafiitfjr'de lasladÍM.'^atfo 1789.-^**En4echas oasteUanaa en la 
mt^rte thsl ^. 0. Antonio de Obregoi »» Conde de la Valencia'- 



99^ veeina 4e Ga»flajaato«''*«-i^Y»na8X>í«ci«i^%7-i;oefífts Ifti- 
n^^'y Cdf^linu^." Todo» 49«to« ^í $• están e& mi podec.-*7>*'(Íif- 
^urto «obfe el ««labl«cÁinieiUo de una £icuelá.péblica, grafuM. 
de .pífoterjpiis leiras y cñsiíana educación de los aü^ pobrea." 
ífDp^.ev^-M^xici^, 178S. 4.-r*'^^^"?^-^^*'>^ ^i Sisiolíamo 
tée-U^soz ttíficafo.*' Opyaci)lo.origin,al>t9/jl«ao daMfieoiOt 
dfe :grftOMi y .de críiifia delicada. .- \ ♦. 

CARRASCO l>Bíi SAZ {D,. Fr#ihwh;o) i|^í4 :«n Twgüio 
de Hondvfaf , 'Objiipado de Comayagua en el reino de Guate- 
mala, de donde pasó al Perú, y en la universidatf de Lima^re^ 
cibió ios grados literarios, y fué abogado de aquella audiencia. 
rM«ntir^ideir de la ai«tie*cia 4« Pawi«»?i, hf y eodiepjB^ rfe ían- 
.i« Vé, ftimeió allíppr el ^fV> 16^0. JCsqrM^V^. . . , 

. ^*Coiif^ntdvÍ08 sobre elgvin&f Leyes de la Recopilación^ Gow- 

-piUeíon/dínC^ttiUft." IVnp^fü Sevilla,. l^^O^foh ,y leiiqprafo 

.un Madrid, J64B,fpl*-»*-*^Pe los 0«^s de Cw^f,. Imp. en A^p- 

,dtid< I63i9.( íoLrr.A masado O. ^'icojás- Aatoñic^en ^p ^«¿/««(«^ 

iCU.Hisfanai y Upenip ep su :JBib¿iot^{i,Jt^rí4ica¡ hizQ meo- 

«ioiii die DMeAtro,<GarrntQO^nUKn4i^4olQ ;»ár0n ^P^inM^ y euri(9§o 

tíiuráa^ri Gf^rardo BrneBto de jPfanqi^enau, en ^.o ¿pbra iati|ii- 

kída: Sitcrt^ Tl^midif iUspana^ Arcana^ ó ppr, h^bls^r con más 

'^aeierlOi.el verdadero A uu»r de elIf^^tP-; Ju^n- Í4Ücas Cortés, escl|i« 

.refiida y doctifimip jurisconsulto españo.l. Y Jf^.qiie lo nombró 

.<en«Hte Uig^i^ n^be^e 9<»itif unc^ observac|pn^ que jAis^o ba de 

•ser gra4atá:todp'el qii^ «^..iótereaeopel l^oqor.d^la nacion.espa- 

Soiqr.y -die sms Jiflteratps.. Supongo que el eruditísimo raleneiif 

• no , lA. Gregorio Alayans; fJ^n^ptró. hiísta la evidencia e( plagia 

f¿^\ d«íiámsr«pjéa;.Fra.nq.ueDaH. Psxosi alguno dsisease otra prne» 

.ba,«Jíl9,yo w^..iwong4»ó de.dé^^aelp aquí 8in«parj(ari^ d^oiie*- 

.jxiino, D. Nieotós Antoniqesciribip que Carrfup^s^t^el áSi^ie- 

rSi ñawral de J^ru^illfi. ^Porque, pues,- he afi%didp:yjv el ^V^^- 

,gilhá9 Aotórica y iio.el ú^ Extrem^Ldura? Y -i^ofímP ^|l^<)o 

xipi9'ú^iTciitgÍ¿l(>]de Honduras^ y no de Trw^i'l/a.flfeZ /?e3e|íf 

•f)0fque,el autor del fkpmis ffi^pana aHade sobre P^JNioolás 

-A«lQBÍo que Carrc^^eo, era natural de Tr^giUqde Iio:^dti^fu, 

^Y.ftexá.cjrjBÍkle.que an ex^angercKd4namaiq^a,quereeidi4i^ 

' co itiempo sn fitpaia^ (Mviese noticias jnás individju^^jde . ion 

jutisconNiUof. esp^Qoies, que p. fricólas, Antonip? P^jJua^ L)[í- 

<cas)Coitéi, quQ era coetáneo. dQ Ci^rasGjO, y jda su-i^^úi^a; prp- 

. fesioni y que vivía len Madod cuajitdo se hi^oJa ssg^D4ae4>cion 

dé sus CwtAntariqs^ es el qup podía ilustrtir:)a8 opticiíjis vagas 

. delhiblit/l^qario j^epaüol» : Lu^o 0^%}^% y jg^ Pranqi|efii^u, f^ó 

al padrer verdadero y legíUmp de los Atiíam^s ^íh^ ía Iz^^^s 

Hv^pana, 



■^249^ 

CARRASCO (D. José) maestro en artes de la universidad 
de México, compuso: 

"Oda latina en Tersos Sáfícos con el euarto Adójiico en elo- 
gio de Luis I, exaltado al Trono de EspaQa.'* Imp« lV4i. 

CARRASCO (Fr. Luis) hátural de Cempoala en la diócesis 
de México,.lt)ctor de teología del órd.ea:d^TSanto^poiningo, 
prior del convente^ imf^erial ele México, docto;: de su íiniversiT 
dad, examinador del arzobispado, calificador y predicador titu- 
lar de la inquisición de ja N. E. Di6. á l.yzi ,. 

"Panegírico de S. Bernardo Abad." Imp, en -México poír, Jáu-¡. 
regui, 1808. 4.— *Tanegirico del Apóstol Sahtiag-o.*' Imp. 
en México por Arizpeí 1S09. 4.^^V'SerQri(>n moraJ d^l fuego 
vengador de la Caridad, y de la durezHJ^e Jas palabras, con que. 
deben radargüirse las impiedades de Napoleón y bus Sectarios!** 
Imp. en México por Arizpe, 1810. 4. 

CARRASCO MÓSCOSO (D. Nicolás) naturalde la Puebla 
de los Angeléis, colegial del palafoxiano de aquella ciudad, doc- 
tor de la universidad de México y prebendado de la catedral de 
yalladoiid de ^jiciloacan. Escribió. .> 

'^Patrocinio que coníra losRayosy Tenipestadee goza la Cía* 
dad de la Puebla de los Angeles en el esclarecido Patriarca Sr. 
S. José." Imp. en la Puebla por Fernandez de León; 1688. 4, 

Carrera (Fr. Baltasar) natural de la ciudad de la Pue-^ 
blá, predicador jubilado del orden de S/ Francisco, .calificador 
del tribunal de la inquisición, y cura párroco por espacio de . 
cuarenta años, dala ciudad de Toluca en el arzobispado de Mé« 
xico. Dio á luz 

^'Sermón de graóias porlas TÍctofias Áe\ Sr. Rey iPelipe y.. 
celebradas en la Iglesia y Ciudad de Toluca." Imp.. en México 
por Ribera, 1712. 4.— r** Panegírico en la ¿oleóme Dedicación- 
del Sagrario de la Parroquia.de Tóluca." linp. en México por 
Ribera, 1730. 4. 

CARRERA (D. Cristóbal) naturfil del obispado da Ta Pae-« 
bla, y cura de la ciudad de Tepeaca en aquella diócesis... Fu$,< 
uno de los cuatro párrocos,, que esfjribieron ^ • 

"Alegación por el Clero secular del Obispado cié la Puebla de ' 
loa Angeles." imp. en fol. 

CARÍRERL Véase GEMELLI. . 

CARRILLO ALBORNOZ (D. Alonbo) bachiller y presbí- 



—860- 



t^rqdel arzobispado de Méjico. Escribió 

'*Toética relación de la soieinne pompa, con que celebró Mó- 
zicp la venida de \^ Milagrosa Imagen de Ntra. Sra. de ios Re- 
xnediójB," lóip. pgr.Juan Kqiz, 167^. 4. — ^«Descripción en verso 
da la celebridad con que entfó en México su nuevo Vírey, et i 

f^mo. Sr«,Condie de Pareclea." lmp« en México, 1680. 4» 

CARRILLO (D. Fbrnaii.do) escribano inajor del cabildo de 
la ciudad de México. Escribió con í), Fernando Zepeda 

'^•Descripción de- México y jus .Lagunas^ inundaciones que ha. 
padecido^ y proyidehcias^para su Desagüe»" Imp. . en México 
por 8¡a\v^go, i 637^ £6;l, 

CARRILl^O ALT AMIRANQ (P. HntfAH 6 , HíulmandoJ 
i;po"((e los primeros pobladores de la N. E, y á quien D. Pedro 
de Áívarado conquistador d^ G.uatemala en 152&, y el licencia^-; 
do Marcos de Aguilar, jesuíta mayor de la N. £. en 1527, nom- 
braron alqalde^ ordinario de la^ciudaü de Gu^tamaia» Eacribió 

**Me^oj[iaÍ al Rey sobre la Población de la N. E. de que ha- 
bn^n, Remcsái y í^u^x." 

CABRILLO.y PEREZJD. IcifAcio) natural de la ciudad 
de,Ai¿xico. Estudiólas homanidttdes. con los padres jesuitaa 
d^ Guaijnjuato^ donde .era cur^ párroco un hermano «uyo, eole-. 
elástico de virtud y erudición aventajadas. No siguió la carre- 
ra escolástica á que, le tiraba sa inclín apion; pero 'jamáft dajó 
losíior^^rue la máno^^ni le distrajo del. amor á («s letras el co«; 
m^rcip de platas, en que se empleó muchos aflos en aqupl fa-r 
mosp real^de mi/ias. Por sus pr^cticps conocimientos fué colo- 
cado en ía casa de moneda de México, donde ha.^ervido 30 a&oa. 
con intíg^dad, .desyulp y pures^a,, aunque cq^ pocas ^ip^diafl í» 
BU forlupa/ Há, escrito 

**Dos déxocionar^os á S. Juan Nepprpi^ceho." Imp, varias, 
veees.-— ^'Pensil A n^eripano,,flVido en el rigor, del Invierno*" 
Irbp. en México pdr Ontiveros, 179f. 4. — Es una hí^toiúa de.la\r 
aparición de Ntra. Sra. de Guadalupe, de Ja fundación de su' 
^ santUfiriQ y. real colegiata,, y del nuevo conv^r^to. de. capuchinas 
erigido en tíquella villa: con una diaertacioQ crítica sobré varigs i 
puntos hisióricos.— **Apología del IVnsil Americano^ ó Reís- 
puesta á k Car^ Quadalupaná deí 1*. Fr. Jos4 Tellea^ Giron„" 
Mé.'eni inánoa de todos. — '*Lo máximo en lo múriiY^o. Historia r 
de la portentosa Imagen de Ntra. Sra. de los Remedios, Con- 
quistadora y Patrona de Méxip<f.'' Iir^i^ allí por ^^nMi^/TOf, 
1808. 4 — '^Muevo encueniro de ¿>. Quijote con su escudero 
Sancho Punza en las Riberas de.^é^^V' Pi^piel, periódico ;qy o 



— asi— 

commáó á publibarse eri México, nB<í ,1S1 1. — "Hiatqríí ds la 
milagrosa Imagen dfe Nira. Sra. de ios Angeles, queso i-enerit' 
eti ios Subuibios de' México." MS, cotí la« üceiiciáB pn'rá aii' 
iinpresioiijíjüe Ho se ha verificado por I« cuieMí:! lie jjápel. — 
"Hialoiia ilel Saiito Cristo del Cardonal,, ó de Ixiiiiquilpan, lia-' 
mádo'hoy tteSahla l'ereaa." MS: pronto pnra lu pteiua, — "Ar-, 
tódeetisayar Oró y.'Plaia." MS.— "IffSxico GetitiJ, Católico,' 
Político y 'SBgradoiHiBEotitt- general de México." MS. en foÍ.' 
cuyo eMíacio doy aquí:— "Wlxicb Gentil," Comprentle once 
libros. IT DesCripcioií geográfica déla Américursus gentes, na'-' 
ciooes y casias: m religión, costumbien y lenguas: fertilidad, 
plaOtai; semillas, frUtos: animatea, ríos, inontjflaa, 2". Deftu- 
iitidtirés de'la'Atiléricíi'^ nitigiino primertí que Colon. 3° Po- 
blBCÍon"de la AWidnc'a: settaleá 'del Diluvio; »u repoblación; íÁí' 
comunicscJon de sus riiares por el poíó Ártico. 4? Culifiiiiiia»; 
suS'SVeí, animtfiei, plantas;' gentes, idioitias; sus mares y cos- 
tas; BnB'Teatiílos,' gobierhi'y religión'. .5^ Expediciones para ha^ 
llar el puso del mBr'AÜánticó st Patliicc: ilfscubririiientoa apu- 
crJfos. 6° UescripcioD de la Sjberia, 7* Origen de Jo*. Indiija 
en n(M*fc capítulos. 8". Impéfios lüll6có, c'hlchUetid; lecpi- 
neco y mexicano. 9" Imperio de Mocleziiiüa, stf.^rnríitézá &c.' 
ytílogio'de'al'gunos' eiíiperAdórés"m¿xieafi6sl W^ Oaráctní d^^_ 
los Indiee mexicano^, stiá le^és, ' iliikl«c^ii, 'áftes',' esírituÁs, ' 
sacrificios &c. U? Conquista de México por Heraaq.fJ^^tt^: 
SBíiivide en 23 copftülo», y-eé cofitluye coo'"él testa iheiiito del , 
coíi^iBtadori— JWéKiid (jaíóíicó;' üescitiiicíon dé Múxleo.'.sus^' 
agUas, lagiirÍ!is,'frmas, ediles, templ'os, calas,' palacios^' 'paseoSj,^ 
monrasletiOs, hospitales; colegios &d. — ¡d&tico PoíÜK¿,_&ii gp- 
biWno,'cfonelo¿í¿de sus'viíeyes',y BuceB¿stneinorable'3;"ítiSii.' \ 
naierf; leyes; '&c.— JUdítííó Sagtadit: Se'compOne de las CuaCry 
IiUtories artlba' exp'tesad'ái^l y Se áltúdé )ií hoticiá' de los Coucí- 
liosi W 'e^onologfa de los obispo^ &o. Ellfj ' obra no' hB ti!a' pu- _ 
bhdtíilo popel emjJeRo'tiüfe puio'dl fiscal' de lá'aijdíe^ncíii ¿d qúe'^ 
er(i>iliacíSaTÍ8 tictóniianicl ciíitá,ejtíaé' lodías;— N-u estro Carriflo/' 
á má*ad'e*ít)s¿ ha'aetfid'ad'o íirtlitiíijé. y'escuíiiii-a,' y son 'bb»,' 
Affms'tfta'atia- varios' bajos relfévtsXji^iiraíi ^Ue'iie íipiecian ' 
en'Méiic»; Pareóle 'qtiéeñ'ta 'cada dWtiuribdtiÜiiidadahoD, 'Jo- ' 
sé Alemán se coníer van algunos de dichos truba}óá. ' 

CARRILLO íbr'JdAljtíftií veciiio de la eiiíifad- de"MÉxico. 
Escribió ; 

'■Llanto áé MeXtcdVnWJnu'eri&'-clel EíttáÓ.'Si'.''D:'MíiUaa do 
Oálvez, Virey de la Nuert'JSépálii.** Iriip'.'eriMíxYcbpórXln. 
Uveros, U85. 8. ' 



CARRILLO (P. José) nació en la villa de L^s del obi»- 
pad(/deTVIichoacan á 1^ de Noviembre de 1700, y vigtió la ropa 
de jesuíta en el noviciado de Tepozotlan á 25 de Marzo de 1720. 
Fué maestro docto en sa provincia de la N. £. y rector del co- 
legio dé Guadalajara en la Nueva Galicia. Dio á luz 

Elogio fúnebre del lUrhq. Sr. D. Nicolás Qóroez de Cervan- 
tes, en las honras que le hizo como á su Obispo la Sta. Iglesia 
de Guadalajara."' Irop/en México, 1736. 4.-^*»,Panégírico de 
la ínclita Saleta Mónica.*' Imp. en México, l'í49.;í.--*MilAgíO» 
de Nuestra ISefiora de Zapopan.'* MS. del año 1754. 



f» < > « 



CÁBÍEÍLL(y{FR. Jóse) natural de lá Nueva España, del 
orden dé S, Agusiin, hiaestco en teología por su religión, y 
por. la universidad ^e México, y rector del real colegio de Saa 
Pabló dé esta capital. Escribió 

•*PanegÍr,ico, de Ntra. Sra. de la Consolación ..en la solemni- 
dad principal de ía Archicofradía de la Cinta del Convento de 
Mé^xico,'» . Irap. allí por Cajrascoso, 1695. 4. 

CARRltí.0 MOREJÍO (P, Juan) oidor d^la audieafiia real 
de Mé^iico. 'Escribió , 

!^Alegacion|4arídica en defensa de los derechos del, mismo Au* 
tor á lina herencia." Imp. en México por Hogal, 1734. fol. 

\ * * ' ' 

CARUJLLÓ (I¿LMO. D. Majltin) natural de Salduvia en A- 
rágon, doctor y .catedrático de decreto de la universidad de Za- 
ragoza, inquisidor de la suprema. Pasó de visitador á la N. 
£• en 1625v y á los tres años se embarcó en Veracruz 
en la flota del general Ben avidez, que fué apresada por una 
escuadra olandesá. En 1637, fué electo obispo da Osma« y d© 
allí promovido al arzobiíjgadó de Granada. Escribió 

**Memoriál de Confesores." * Imp. en Zaragoza por X.imeno 
Sanche^, 1596. 8.— ^'Uineraiium Ordinandorum." (yfflsarau-- 
giístae apud Angelum Tavanum, 1601. 8 — '^Explicación de la 
Bula de los Difuntos.'* Irop. en Alcalá por Juan Graei^n, 1616. 
4 —Gcrünimo' Mondragon, jurisconsulto y humanista bi^n co- 
nocido kt\ la república literaria, hizo al niérito de nuestro Carri- 
llo éste Epigrariiai 

V^os^^ . iSpn. £t Noster, vir Martínus htc ilie 
Carrillus; prudens Prsesbiter atque pius. 

Unisus in physiqis, prestaos et in arte loquendi; 
Romano et Grajo praeditus eloquio. 

'Abdita quoqúé novit litterarum et ípse sacrarum: 
Jutis utriusque et Doctor et eximius. 



\ 



—263— 



Fublicüt interpres Decreti Codtcis est nunc 
Totius inmenso decore Gyainasii. 

Vir gAivis est etinm, constana et fidus amiciSf 
Cujus Tita nihil quod siliatur habet " 



)• • • 



Sin embargo no desconozco los defectos poéticos de este pr. 
pígrama. 

CARRfOfí (D.'Josir) natura! de la Puebla de los Angeles. 
A cómpafid á Manila el lllmo. Sr. D. Miguel Pobiete, y allí fii4l 
curé de lx>s españoles en la metropolitana^ y canónigo. Escribid 

^^Mátiifíesto auténiico y jurídico por tá Jurisdicción Episco- 
pal d^ Manila sobre los Capellanes de la Capilla Real de k En* 
carrlacion; y por el derecbo de los Curas dé la Metropolitana'.'^ 
Tttíp, en la universidad de Santo Tomás de Manila, l637. foll— 
^'Ritual para uso de las Iglesias de Manila.'* Imp. allí por Si* 
món Pinpiri, 16ól. 4. 

CARTAGENA (P. Jdan) nació en México el año 1704, y 
en el de 1722, se alistó en la compañía de Jesús. Enseñó en 
Guatemala la filosofía y teología, y fué rector del colegio de la 
ciudad real de Chispa. Murió en IMéirico el año 1758^ habien- 
do dado á luz 

*^La Santa Iglesia de Guatemala, madre fecundísima de hijos 
flustrísimos." Imp. en México poí Ribera. 1747. 4. 

' CARTIER (Pelipb) piloto francés. En I Í33, recorrió y 
tecc^oció toda la tierra de la Flbrid£i, desdólos 28 grados hasta 
los 49 de lAtitud, y describió los cabos, costad y pueblos al NJ 
y ®» y puWícó después su 

"Descripción dé lá Florida.** Imp. 

Carvajal (Illmo. D. Fr. AÍsustin) natural de Gua-dala- 
jara en la NuéVa Galicia, como asegura el Mtro. Basalenque en 
su Historia de la-provincia de agustinos de Michoacan, Y aun- 
que Gil González Dávila en el TTeatro de ¿a Iglesia de Gmq-^ 
mangOf Je hace natural de Cáceres, corrigió én parte su error 
cuando en el Teatro de la Iglesia deJPanamá le llama natural 
de México. Tomó el hábito de S. Agustín en el convento dé 
la eieprésada ciudad de Guadalajara; y siendo ya maestro en 
teología por su religión fué nombrado procurador de su provin- 
cia de S, Nicolás Tolénttno á Europa, donde por sus talentos,' 
doctrina y prudencia mereció ser asistente general del orden a-- 
gustiniano. Quedóse en España, y hallándose de prior del con« 
vento d)d Valládolid de Castilla, donde estaba entonces la cor«- 



te, fué presentado para la ipUra 4« Panajmá, en.c^p capital 
fundó el colegio seminario dei S. Aguslin. En 1612, fu6^ tras- 
ladado á la de Guamanga, q,^e goberp.p has^a I62lt De}6 MS. 
varios opúsculos que se consepabudíi en la bibtlioteca d¿Í coa- 
vento de Charo; y escribió también 

•'Gons^itucipnes j Elstatutoij parA.el¿gemÍQarÍQ 4e.8. Afus- 
tin de f^anamá/' 

CAUVAJAL (ILLI19. P* Qm^QO GpifZfL«9)«a^i^l:de'$e- 
vIHa^ colegial del Sacro. Mo(i^ je Granad,a^^p[|/Bi(),o, de ÍQi^,rQar 
iea consejqa^ y académico de lá ceal de pmniQi^ J^rc^f de sapa- 
tría desdé el aüo 47,7). ProTi/iio.bidpr de la aMui^cia de Ma-^ 
ii;ü} (i>aaó á aquella pane del Asia, don^.» prA(D9YÍó, Ijá ^recr- 
clon de la sociedad econ^m^cá^'jr iodoa Ips.raqíp^.dc^ ea^ÍQ9ti: 
luto patriótico, sirviex^do al inismp ti^rppo la ini^nft;cnpi^¿[ip.W-j 
ouella provincia* Fué prompvidja á. la^u Mdi^nc^a A^^éxyj^^^ «o 
dónde después de haber ascendido desde (a p(azá dé A|c|tla^ 
hasta el decanato^ condecorado con ios honores del supremo 
oon^fljo de las Indias y c^n la,Cru7.del;ó(dfn^ Géi|l<»c^.I fué 
llarim.do él Europa ipqr la.^P^ central, á upa piass'a.'dfil QOOfejQ 
Bupr.eiPQ y cápaaradj? Jí^p^ha é tnd^a^-^y desijpadQ.aMi.r^ftma^x 
te por las cone» generales y extraurdinafia? de If lyicipn á o- 
cupár una silla en el supremo consejó de justicia^ .^^fl^ ^^^ 
innuperables cpmisipnes, (]^ue le conñaro^) er\ Mp^icid^loj yúe- 
yes y que desempeñó cpn acÚYQ.celo,iri.tegri(íí^d y. acieijo,. la*| 
principales fueron: la de Juez de alzadas del importante cuerpo 
de la min^ría^ la de visitadcur 4^1 real coiegip4e.^S« lidefpo^o, 
\t^ de, director de la acaden^ia. d^jurisprudeíipia prácticA^ y. 1^ 
d^ pre8ide,nte.deja junta de. memorias hisiviripuay antigüe^dea 
de la N. É. de las que su curiosidad literaria H^i; ó adjunta/, ,as^ 
como de las producciones de. ios trea reinysji.un pré^iofip.g;j^V4Qe« 
te« Vive aún cuando esto escribo; y por eso rae aostehgo de 
otrop elogios, que^ of^.d^rían. su inpde^áa^ y i^.qija a^iyi^ 
creería que tenía rn^ái^ parte mi amistad, q^^ ^ü'^di^f\^'g¡pÍ9,9,^^^ 
ri|o. Ha escrito 

^'Disertación sobro los pqnGJipios del. Ueieclió, pi^es^nta^a á 
laKeal Apademla de Bellas |íetraa| dp SeyíUa^*' de. ^ueliacen 
pienpi9h sus Memorias im^v^^^f^ eij ÍWS. Touu,Í,-^'*l5eraosT 
tracion de la bondad, de los Náturales/de ifilijpin^s, de lo$ niales 

Don 

Sóci 

curso sobre lo« perjuicios,, que causan al Comercio y , biejD pú!« 

blicó de Manila los Cinco premios mayores dq ^Maslnd*.'^ Míf^ 

en fohde lt8§,— "Disertación áoWe el,esÍu(jÍQ de íu induatáa. 



y <DKJÍBfrafKía«'para \tt eileinbi^yftdrMfnfstlrttcion del Tábadd ed^ifi 
Pyo^ncia de Papang*.»» MS. en* M.-éíe 1784.— "Rtíáetóc«« 
é«»l»e la Reüfk Cédu4!a dé etattiéñ de k lOimp^Siía diePílípinan:" 
BtBféiiitel.de t*ft6;*^«*No<evti'^arregíe eft Ida carga mehtb» de 
IftifiitlOí'ttei 4eapl»l^ para tieMÉciéde* 'ló« niedtMé de Wénibi'.^' 
MS. del año )786.—''£stableciaite1ito de-la Iotei¥ééhciel úh Ofi 
li^é^iimr^ieoiénlié p6^a«ü>'¿éM«iNióJ> MS. áélMb ÍTÉé':— 
*'OrdenaDza8 para el Pósito, para la Renta del Tabaco, para la 
Ráiia M -nh^, y (fai«L e» Láfisaretdile Manifeí.^' ' «Má.il^^PAin 
d<r*B»ta4idt- pkíéai Maiif ku'*' McH-^'^fí^gtakMiitt^d )^\ÍÚÍ0¿y d« 
)Mbiefidir>piirás^i|^tM<Ánlt:^d<^ lea liTéida dé las Maé Ba^lémei' Al^ 
liéi9UB<d4i'€*lM>fBbj)íl^i<?'^" 'M&.'^'^^iiéuise inádgHMral^if itlnh^' 
perturadela Real Academia de J^^lri^pirdde^oiiA [imt«É:# 4tt' 
México." MS. I809.^-He leido todos estos escritos, (]ue hacen 
i^^Sl^ jQarn>ajar'di:^db>Sob»e el- dibtkdíó' éé^ láinistré t^églrer^ del 
éé 1íixeiii))atriétai c^aliesi^Mel-biéti ))4blt'co, labófieso'y a&éMible; 
yd^ <\\ké'»k íwéaiotUL eea'grata á loé nátuVAÍ^I.y Wciñ^ dé'Fw 
l>iptíiMJjíde'la Mu S/^Posteri^no^i^me ad^%^ iíd«ícre4iii^r^^^ 
Ué €ti(v«}éM<Mn vlñitos' conooim^iéntos q<Mf tiene de^ láW pihvírí^ 
€itt8 «apMdlalt d# Uítrámav, eúyh ihinisterío le han encTai^aéld 
intetittaWí^nte la» 40ri«fl getíjtt^iésy 'etiraordinaríás, y ét c^ld 
4ai0'teí^Hba:por4aO|ttei^perid&(ide'la Am¿ri^a',en lá (D'^Wai^é 
/linin^%d0i^tl(éii4gldO8> con •facha de '6 derOétabré iíé^lWíIrÁ 
)dÉ'-g#&rná;dores^' íAdelüdientes, preladoé y' personal' iíaftti^atdáÉ' 

las cortes y publicó en Cádiz. ^J- 

OA»VM^h(D. ílíi^tiétóéo Pa^üÑ^K)) ^stHbkho ¿epiiá^-- 
vtftela.y pdUÉoe^d^lá'oitfdadde Siiiiio<übmbgo eh la Ia]a''i¿k-t> 
páAéki Bséiibié * »^ « 

''Relación del Sitio, que Uh-A'hdas (jf^lésás '¿rrñ^ñdo^d^ tkMt' 
Generales Pen y Benablis, pusieron á la Ciudad y Puerto de ^ 
SáoM' Ül^niÜi^o^'éfle lié6$j ydé la heroica defensa tfé lúwEk- 
patLolés;'' Iii)^.<«n MésÁ^o p^tf 'Calderón, i^6b; 4. <' * 

CARVAJAL (D. García) natural de México, doctor^ €at9«« ' 
dJlfifao de oédéaeto die aa> universidad, y bídof de la )>ettl audien- 
citfide Gruatanvalá. Esf&nhi6' 

.M9£IÍ88etíBtÍ€íntiiéM^Lib. ¥i« DécréCálium;^' ' Uir tonii MS/eft^ 
4-,íett>4a' bibüouiott'd^^ la^UMv^yidad de iVÍ«:¿ieb.-^^*De JtuMirdlOi- 
tioitd'Qiiuiitíin Judioutía^/' MtSi etí'lU bibliot^cüde <o« ^P.ítátk^^ 
císcanos de Tacubaj'a, ^ • .•' .- 

CAÜVAJAl«i(P. Gkiraa) MMsA de la Puebla de toá'Aa- 



g^kñrMp M ^ pnm«roa pobladoras de la N. B. Tomd la so- 
t4nii.49 la compaflía de Jesús ea 17 de Febrero de 1589* y fué 
W9 de ios más labariosos ministros en las misiones délos bravos 
ohicbimecas« á quienes predico y civiliaó en el pueblo, que él 
Mamó de S. Luis de U P&z. Murió de^O aQos 4e edad j 60 
de jesuita en 1647, babiendo escrito por encargo de sus superio* 
i^y como^diee el P. Florencia 
. ^^Coitttituciones ptura el Coi^o de S, Ildefonso de Méxicp.'' 



• t 



,< jE^A&VAJAL {D^Lvm Jiuf»Mz) doctor y oatedrátiao de l»^ 
fes de la universidad de México. £1 M8»,qQa he citado y a«^ 
propia4f^á D.^ Qarda de Carvajal á^JurUdiaiatt^amniumJu^ 
dicunit, po^ ^er de éste J9» I'UÜ, pues asió oonsia allí quemí 
anior á^é:^l|i)f. Carvajal». 

'- CASAJPO (F a. QioBUsio) natural de) obispado de Zamora 
en C!asUl|a,deléKden deS. Amustio. Ense&é la filosofía en loa 
colegios de Madrigal y, Doüa M&'ía de Aragón de Madrid, y la 
teplcí§^ía ^ el oonveoio.de Burgos, y fué regeote en el eologio 
áaB, Qabriel de Yalladolid. Pasé á incorporarse en la provine 
ci$* del lautísimo Nombre de Jesús de la Ñ. £. y después de 
habar sido lector de teología en el convento grande de Méxieo» 
fué electo prior de dicha casa en el capítulo de 1807, en cuyo 
desiiao .acredité que á los talentos de laeátedray del pMpito 
qnía ^rnbien las prendas necesarias para el gobierno. £a cali- 
íioacor de la inquisición y difinidt^ actual de su provincia. Ha 
escrito 

**Sermon en la Profesión de Sor María Ganara de Sta. Teresa,, 
(bi|a dM Si(fOr0JerQ,oidor de esta audiencia) «'en el Convento de 
la llnQarnacion de Méjico." (mp. allí por Ootiveíos, 1809, 4.-rr 
'^Sermón de gracias por las Victorias de las Armas JBspaüolaai" 
Imp.jsn México por Arizpe, 1809. 4. 

• a, 

QA$AJ?U&RTE (ExMO. Marques de) llamado D. Jwmt A- 
cufia, natural de la ciudad de Lima en el Peré, virey de ln N. 
E. desde 22 de Octubre de 1722, hasta 17 de Marzo de 1734. 
EfOiibié- 

. ••Ordenanzas, para la Real Casa de Moneda de México.'Mmp» 
allí, 1724. ifol.-—'' Reglamentos para todos ks Prsstdios de la» 
Proyii^as internas de la gobernación del Vireinato de México, 
n^méno de Oficiales y Soldados, que los han de goansecer; suel- 
dos: /cj^e unos y otros han de gozar; precios, de los víveres^ ves«- 
tuarios <&c.'* Imp. en México, 1729« fol. 

QA^NATE (D. PAoao PoftTZR de) Qatur4l,.si las coojetu- 



lebtfl Jí^Soonsüitú, U- lijiis dé jda^íiViati^-»r«eitÍiÍft'D'<1á DirObá; 
Pii^'caballero'del ¿l^(ÍéDdá$Hlítiat^. goWnakdt\le Slr^iúaj^ 
ChílWy'iiltnirtihtfl-etp'^floiae'MlIc^bniéiítq. A 1(^2) ma ii^ 
edWl Sít'ílüro'BiríreiedélkréMAfílaÍB, eic/lbla , ' ; .' ,' 
''ÜeBnrü'Hloü ertd'résclelx 'NaVéádri^n' Espafiól»." Irnp, pn 
ZatBcozá. ltói.'8'— En tS^iS, lUS'lí^eiicl&piíi'u iecortery de- 
matcáílaí ¿i.'8láB3|el m«rael'blír''ílél«XrtÍ8Ífi:»* y en tülO, 
íe le fonfiria'tftexi^érticion'-diiW^culínr ei;g¿lfü'aé C^lifomiiia, 
con prltilegíoé'xciuiivó dtt 'litrUgní tñ 0,y eiin 'fiuy yriindea 
faciiltudM. kmtStieeB'fué o'ihiIÍIo á «U ^(Íhi>' ^r ;;< l-*(iebla ila 
Im AtíireíeB Ib ob(i4qw6 su yé'ii.Obif))^, el S'r-.P«1í,fü>:, v U'iliñ 
pHraprotéSlorft'iíe'BuJvi-lgeBja iinágéii "fcsiébre du N>t». ■Hía. 
de la Dcfenia, ijiié'Á'su,rtgr¿sb devc^ió y .lé hallli Üúliicatíii 
eni'fiUliür Uah^do <fe 1(11 rtVes dá' riqiidlM * iglesia Coled^K 
Ciincluídáa siií expeÁicioiíci dé ta.miú\a > Sínafoa, paetf á tá 
Xiítirícti Meiitlitfnsl S pacíftbaV lá i<tOTÍnciá'<ll^'Ghile G«crlbi¿ 
n<ieftiá* He lo ar'pha éxRréiado;L-^''D¡(ícii>n«iio NmúiícOt'' — ''Ro* 
U -dtieay CHfta'í'dé bÜ" íiagea de' Cal ifórníaa."— ■'Memorial 
>■ enlíiitoeá'iéáe, al yíréy déla N. Ji. Bottc loa descubrí- 
itós dé Cailíovnioa,';— "Relaciort lia 1» Cmnpáila do Chile.*' 
!<reriii:niñiÍH iioubleí del Libio itiiitiiíadu.-" iá l'eilcctu riizoi) 
£iiladu.,lni|).eu México, I6tó> 4. j,' 

ÓASÁliES (ie'g. laANüSLi'rfelí'Jeii de;á.'F(aijciV(Í dje.íi 

rorincui^é ¿acaiécua, leclor de 'leol(>'|;^aj guaidriap dnl ponyci^* 

o'idfl aquélla ciudad y cusloiliu^iietB 'provincia. Pi$ á luz _.j. 

''Sornipn en Ihs fiestaH ijtra tuzoZncalecus por la dt;c)iira,cÍ9Á 

del' patronato univeiíal de Kl're^'SrH, Je'Gijftdalupe-V Irap'oB 

,5r|iéco.;j'5a.4.; ; ■..;•:■ ■ . , ;: ■ ;, 

. .,¡pAS^S i('1w.wo'„P',"'Fb.' Bíí^toí'omb) ¡^ftiíjial.jeJa cjij'dtiil de 
SsvílJB. e hijo deuna an'tijguá, y.nohle íoiialm., ' Nacido paiá)fi 
Á^íiioá Iu'viaji6 por la .ptiinéja vez siendo liiljyjoveq, e^coin- 
penfa áf b^.D^/J/Oi piloto de una df fainave» del ^¿«ndo.viajp 
(ie.Cplon'á IftísU EBEaItó'ra,¿[i, Úq3,. VuelUt^^Eípana en 149?, 
"" fe^lfiít al estjj'iiií) dBl'dericSo cSUfjnicp.'jr ¿eciW.el.gfftdd d" 
«-...j- ^.. !_■ .._:.._r.i,i..i .lo o„]y[[jjji(i^ gp™..^jA .... ™^ 

u^denaiio 3e 



licjenci'ádq éii,]a''i)iiiye[B)d«(!.ue Sala.niáiiciíi, .Se^uc.dá vra.TJnO 
S i iJa ild épnw Domingo recién ordenado áe presbjce.ro, y ep 
.lí.cnJdaííde'la Vega, cantó au primera ipiaa coi exíraflo júbilo 
j 9é'ebiií]ad d'e loa, néó^ósi^^ij fu¿, esi¡t(\a'j>rimera Miín-nueKif 

^MX". ^^ ".^ffír .* ^Í^S" '^?^J''*94rj* M^ .?"«< V* *^ ■ ^ÍFWW 
pi(^pvi«^el^TeDa|:.tiinianlo y eiiuonnePj^f|j^d.e^diDs; y¡f 4pt^ 
turo eritiisirio fu Üb Zacu>%aiííe,'ire lú que le pes¿ déepueii «- 



nurgamente, llorando hwU el fio de f it vi^^ ||a t>fiwe ^ue 
practicé en eaU materia. En prueba de au pincero arrepeou- 
mientp volvió 4 Europa en 1515i á «oíicitár del rey católico la 
nbert^d de loe conquistados; pero bebiendo fallecido éste prín- 
cipe ai afio siguiente de 1616. reg rasó Caaae á la América ain 
beber logrado eus piadosas ideas. Repitió otro %ÍBJe en 1617, 
y consiguió del cesar Carlos V. varías providencias beoéfioaa, 
que é( mismo pasó á publicar j poner en práctica en 1519. En- 
tonces fué cuando aspirando á mayor parfeccion, renunció el 
eigló j tomó el hábito de Santo Domingo en el conveato de 
Santa Cruz de la Isla Espafiota, donde se fijó ocho afips, todo 
dedicado á las funciones de misionero. Noticioso de las nuevas 
Conquistas de los espafioles en la América Meridional*, j para 
evitar en ella los abusos j excesos, qujs había potado en algunas 
partes de la Setentrional^ hizo viaje )£ Espafia en I530p y obte- 
nidas cartas y cédulas reales muy santas y favorables á los Xn^ 
dios se volvió por quinta vez 4 la América y pasando a lV)¿xico 
y Guatemala se entregó aquí aíguu tiempo al estudio de la teo- 
logía. Hizo después su visita al PerQ, con ánimo de fundar 
con ventos de sii Orden, presenciar la conducta de los conquista* 
dores, y presentarles las reales órdenes de Carlos V. Mas las 
crudas disencionea civiles, que allí encontró, le obligaron á vol- 
Verse á'Quatemala, donde continuó predicando y, enseñando á 
los Indios de la provincia de Vera^f az; y ayudando al primer 
obispo de Guatemalai D. Francisco Marroquini de cuja orden 
fué enviado á Espafia á tratar con el emperador sobre íos iiego- 
eioa de los Indios. Fu¿ muy bien recibido en la corte, y* sus 
pretensiones protegidas del cesar, y apoyadas dé los espaftoles 
más graves en todas línias.' Áéistió á la célebre junta de tisó* 
logoe y letrados celebrada en Yalladolid, donde tuvo, por anta- 
gonista al Dr. Gines de Sepulveda, teólogo cordovés, ¿ronisia de 
Carlos V. que con bien extrafíos principi(^ quiso spatener la es- 
clavitud natural de los conquistados, en su fámosd Whto: Üeiai^ 
orates segundo, que escandalizó á los isábios y disgustó al go- 
bierno; por loque fu^ severamente prohibida su pubticacfon. 
Contra las móxitnas de Sepulveda, áx^iias solanipdté dé vánda- 
los, "ó tigres, logfó'nuestro Casas las máa süaVe^, íustas, saltas 
y ü ti les providencias y leyes para fas Américás. Fué hombra- 
do obispo del Cuzco, cuya mitra renuhció; nias no pudo hacer» 
lo por entónc^y con la de Chinpa,'á donde llegó en t54f. Re* 
nuncio empero éétatabibién en r5B0, y volviéndose á Eílpalla 
con ánin>o de'edtaif ¿iempre á la viáta del gobierno agitando k 
auúdh dé \oi neófito*, ee i^etiró at colegio de 8. Gregorio de Va» 
liáéolid, donde vivió srúli )6 ¿tes. hecho un incansable agente 
^ los' Indios. Por filtlmó futleoíó de 9£a1KoB de edad, en iuiio 



» 

ÚB 1986» Siif «lOffKaifon: 

**Ois|Hil« jr Contioventa d«l Obifpp Caaks fion el Qf. 8e|m|- 
Yed« tolera los Indiof, unid» ea V^IUd^lid daOrdan del ^pa- 
rador, aflo ll^&ft*** — EfUtobra ft|é poiiipiendiada por al Mtrp. Fr. \ 
ÍPo^ningo tí9(o, domisiaQ, ufio da loa te^logoa da aquella céle« 
^re jmoa, f r aducida 4 L2 oapítuloa, 4 qua habieodo opue«tó 
8ap^lva4a otraa taiil«i» ol^acion«ij oi^te^ó Casap cofi la ai- 

f:uiania:-pr'^Béplioaa comra laa objacipnea dal Di. Sapulv^da." 
ii^p. eoo ^1 aomacie ifiaintta49 «n Sevilla por SabaaMan .Tr|U£Í- 
)la, 1659, reúnpi^^a BArealooa por AntonipC^baJ^axía, 1646, y 
4U1I Vaoecla, i645.-^^'Tralado comprobatorio, delamno Iiufierio 
y Doivacaal prioeifado que tíaoen ea Jaa JLndiad loa Reyes da 
Ca«tillii>y I^MHi/* loap. an SaviUa con caract^raa godoa por 
TiugUlo, 1553^ 4. Hay en las bibliotecaa 4e México variae cbr 
pifia jH9- 4;to«el« Tratado,'^' *Tmnia. PrppQaicion^a muy jurl- 
tiicaa» eo )aa /^laiea aumaria y «uciaiamante se tocan muchas 
cpaaa partancciaotes al derácho que la Iglesia y los Príncipes 
jGiiatíanoa Ueaao é puedan xanai wfite loa ioáelea." Imp. en 
8#nUa, I^S(b^4>-A'*TraM^ eacrito de ór^lao dal Confeio Real 
de laa.Indiaa sóbrala watiar^ d^ ia ^elavitud de los Indios." 
IiD|K ao Sevilla. 15fi3.-^Se tradujo al átaJiano, y se publica en 
Venaoiai «te 1^7, con este titulo: Supplice Schiavo Indiano, 
«i— ^^OkiOctayo ^remedio d^ los queaa propuaiaroo en las Juntas 
de ¥liilad0lid de Iá4% para ^refarmaciQn da las Indias; el cual 
oaotiftiía veinte rasotnea. coJii que se prueba no deberse dar los 
I^íos en eooimieadafl feudo ni vaaaUaga á Io|s parúculares Ea«- 
pa|iplas." imp* an Sevilla, 1552, y reiinp.en 1646. 4.— *'Avi- 
sos- para los Confeaoras de ladias." Imp^ • • •—«^Historia ge« 
nml de las ilndjaSr*' d t^QiA.<— £1 P..Re9ne8al dice que vio 2 y 
qualasiryierou at ^onisla Herrara: y una copia (añadí? D. Ni* 
i^\ÍM Antonio) se guardaba en la librería del conde de Vülaum* 
pr0a% — **Apolog4Mca historia sumaría de la^ calidades, dispo- 
•ioioo» ¡deacrip^&oi cialoy au#lo de laa Indias, y condiciones 
MtnsMeSt p^Uiioaai maner^Side yivíri y costumbres de lo^ In- 
dica Occidoufialsia y Maiidioaales, cuyo ioíp^irio soberano perte- 
nace á ios Beyes da Castilla*"— *Oica Ramesal que constaba de 
83PJol« de letra menuda de mapo del lllmd. Casas; y que fu4 
eWaicb del colegio de 8« .Qrejjoriio de VailadoUd, donde la es* 
pmW y.daj^i elautor.— ^^jDiaa y sais remedios oootra la pes^ 
de^Jie ipdias."— r^'Ue Tbeftauris*' en 192 foU según pil Qóoza*. 
lai( Oévlla.— *'*0a cura á Be|[ibus Hispanise habeoda circa Qr-1 
bem.Indiarum; atida upice vpc^itionia modbomníún g^ntium ad 
▼epiai ReligioDapn." Saogim el imf mo Gil Ggnzaíez.-^''Oe pro* 
9U|gatiai|a£vaQgeUi,eide juvandis ao fovendia India." — De 
ettaiAbiay que nía parece U misma que la iinteriori uegurt el 



-^^6Í>- 



llltno Dávila Padilla, que existía en <• ^«•'•W»*;^**'*^,^-.'^ 

vftmá?Ma(^«í de la íeatrticciotr de Iw India.. •■ Irt^r en cae- 

:«^^o1S- y ane lot «xtí«lg«o* ^efebni» *bn ♦«tiiMíftdo. 
Ss poíWrClad» «. eUa'^a.en*ab«»l«jl*,*»ra^WI,X 

3er lueat hay aobtadea fundamenun para *reer,j}u«;*<*ik 

K«.Í|S «n^fraticéa, que la publied •» VTfí/'"''Í"1 
Sendo máHciosamcnte é Sevilla íwrlugi^fd* te «di*»». Así 

?o weeufó »Íon.ieür dfe Lucen aV Dr.Moni.lw. tónÉan,!» ha-^ 
£3 en au caaa el origina! fraicéaí y to ^&^J^ ^'í 
nVnXteto sobfe los verdaáerot ta&m «fe te» />f«*» .<f«l **♦ 
MelenSz- opinión que nd deaprfeei. et orttióo oata an NoK « 
üs ¿fSriSí.. A lo mén^ea- indubitable ^uo «««a» al «^ 
SínK^SoT" «"»o lo hubo, los e«ert|l|o. ée. »" gl<»S«¿* 
EfrBa. anadiando <J«w & dieslro y é amieatw, P»»'¿¿«« 
l;.sp«na, Biia deatruidos en tea Aménoas. A oiásí de 

5"* í hfrerte D SuAr en declah.a<*mes pató*ea«, y .«rtt- 
dieron hacerte pTWumP^ ^^ «««pwion del'rayi * 

''"i'' "vESt?dí£ 6 Tu repreéentaoiou. Y *Bt6ncwipo. 
qufen ptivadamenie dmgio H^^ ytenipfcra, ooM- 

Jrían ««2"8f "«¿«J^'J, ^ l^eld.d y ¿«o«^^ 
^0 supuestos el de.6tden^c,^^,^ j^^^ ^ 

dados subaltetnoad^ioac^q deJaá auyas gefs« 

„,^ madosos qw » ü^i^ qta^lo..OáHo.^uintos y-P«l4p«l 

,pgundo». decU^J^" ; ^ laílunia. -de- Bai^elona ^jr Vri»*- 
ga,- consejo^masg* ^» ¿^ ^j ^^ ,<^ que rigen jtoSte. 

^' mis S 3a«ob«^ Ctotelanl te »f«dujb «^ it¿lt^**j2 



—261— 

tas traduccton^sy ediciones hay de la racopiliicían de lásJeyM 
de iiidiasf ni de Ujinuehaa «actas y eédalas heréicas dñ kmté •■ 
vea de EjtpaHa? Véanse Jas Reflexiúnai del abate ^\úxf > antes 
del rual había hecho la apología de Ih« conquistes de lo»e#(>a-^ 
iloles, y kab^ 'refutad o las imposturas qae«añtiéi>eie^opúí»cuk>^ 
atribuido á nuejilro Casas,; D* Bernardo Vareas Machucayveci* 
no de Santa Fi en. al nuevo reino úíí Gca»a4a« eé ún' MS. qué 
po«eía.O. LoreriísoRamireade Pradfo;. Finalmente me- pare* 
re oportuno aplicar á nuestro obispo coa el bibliotecario' Leoif 
Pinelo las palabras del cardenal Baronio hablando de S. £pifa«- 
nia:^*OaBterum condonanduro illi si (quocralüs fiariotissiials Ata- 
que eruditissimis vilii.sepeaccidisse rap6ritür).ilu»i ardentiofn 
atudio in hottes invf hituf, vehemen&iore impeut íir eontriuria«ib 
paYtem actiiSi,«.liine4i» videatur aliquantulum veritatis ímm transa 
greeau8."-^LiOs «rudJtos autores de b objra intitulada; 6'aripia^ 
ris Ordinis Pradicatorum, hablando dfil liimo. Casto^ y de lo 
que eseribkó »obre ios. conquistadores españoles, dtcen^i ski em- 
barj?o de ser fcsnceies^Jo si§[uienU: '^Nec vedr.o.dadecus.8Íb¡|iu^ 
tent Hispañi taiia apud éois nata esaént monatra. ^Apud quae 
enim NatiQii^s>opn similia eruperunt homiDura porte»ta? ^An 
erganiisefOB^ikd.0s «qiiiore» fuerunt, qui eos é siiis ejécdront 
(«edibus, t«rrae eorjate.invaa^emot eadern.cupiditatte nioii Luai^ 
tani, Angii Galli, Sueci ac pr« ceaieris in Occidente et Orienta 
Baiavi? tíed inttioilale est gentis. Hispan» deeus, quoá ejos 
JRe^pee nunquaf» id pernrtiserint, .piobaitÍDtnunquain;.iri)ino8even 
rissiuiis. legibud: prohibuerint, licet non 'seinper auditi. duod 
ubi seelerati- avaritiasui cfficati, ludos bestias, non hominesí 
non anima rationaii praeditos sustinere ausi-sunt, Coneriha/Re*- 
gia id non respuerint inod6, . sed ettam exhorruerint Üénique 
quod vicos apud se sapieotisaimos-. habuorint-, geatilium suomiü 
errorem non disitnularint, ac io ocdtnem oinni» taihdem ahquán» 
do feduei obtinuetint." 

';-•. . >,.. ■ . .: 

CASAS (Fm^DifGo) natural déla Ñ. £.4 del orden de San 
Francisco, lector deüloaofía y de teología moral en el co>»ven^ 
to de S. Diego de México de la provincia de descalzos. Pablic6 

VOraGÍ«»o fúnebre en la traslación de les huesos del Capitán 
D. José Retes Largache, del Orden de Santiago, desde la Me- 
tropolitana ,d a México á la Iglesia del Convento de S. Bernardo^ 
que él había fundado." íoip. en México por Lupero»>, 1691. 4. 

Casas (D. Gonzalo) cuya patria desconocida é D. jNicolás 
Antonio, fué la ciudad de Toledo. Hay quien le haga parieiM 
te muy cercano. del bjenaventufAdo Felipe de Jesús, protomáv^ 
iir dcl.J^poD y patrono de México^ li^^idió louchoa aflos «n 



V 



ift KHKVa Espalhi, doQ<Í6 fué toUaUle mayor y encomendero ¿a 
U miiieca ea ia pEioviocia de Oiizaea* Kaei ibió 

*»Arte pafa oriat seda en. la ¡i. £." Imp. en Granada por 
Rf^lM^ftabut. i5tíK 8. Se reimprimió eB Madrid, alio 1690, 
94Q likiagriculíurO'át Herrefttf-««*'Defenta de Conquista y Coa* 
qp^if Uvd^e» 4e Ja H. £. y de como ha de haberae oen loa Natu-* 
jcatea.'* . M& dedicado á Gómez de SantilittB, eoaeejero del rey* 
•^'^Traudo de la Guerra oon loe GJúchimeaaa." MS.r^Amboe 
)9f yió D. Nicolás Antonio. 

. CAMBAS (IX Lucas) natural de la iciadad de Mootereyi» capl« 
tal 'deL nuevo, reiao de León, doctoren cánones por la univMsi^ 
da^ilft MéxioQ, abogado^daiesta audieoeta y de 4a^ de Gkiadaia-* 
jar$» cuta de la villa del SaAtülo, canónigo deoloial d« la aaái^ 
igleáia. de Guadalajara, y oonsuíior del iribunai de la inquisi^ 
oion de jk N« £• Escribió 

^^'mao £«Uci memoria» Ludovici I; • Hiepaniarum E^is fu- 
nebris Laudatio oenseoraU: i» alma Cathedrali- Bcclesía Qv»— 
daliyarensi ,dedamata. '' Mexiel edita Typfs Josephi de Ho§ai| 
17^. 4.-T-VG^noione8 Reales, que descíícaa loa Qefogiíáiso» 
detí Aico Tsiunfai, que erigió la danta Iglesia Catedral deGua« 
deJajsra aTingreao de su obispo» el lUmo. Sr« D. Nicolás Gó- 
mez.did Cervaniíee, Obispo ánies de Guatemala.*' Imp, en Alé* 
xii^o, 1727. 4,--»*^I>emo«tracioii jurídica pói laa Igiesia&de la 
Nueva Galicia, sobre que no debe cubrirse dentro del Teaa|^ 
el Cabildo secular." Imp» en México, itd?. fol.--M<*'2\|emorial 
jasídico sobre loa reíntegrosi que embacen los Cabkidoe deapuea 
de.ifi mueste de loe. Prelados por lo que suplen á éefioaoiiando 
viv^oa.V Irnp.. en México, 17S9. fol.-*^** Monte de las glorias de 
Dios: d Deacrípcjpn de la» fíesia» que h\m la Ciudad de Goaht. 
daiajara por la Canonización de 8^ Juan de la f**' iaH>» ^^ Mé- 
xico, 1729. 4. — ''Sermón panegírico en la solemne Dedieacio» 
del nuevo suntuoso Templo do Religiosas Agustinas Recoletas 
de GuadaiajttiH." Imp. en Móxico, 173i7^ 4.-^^'iS0titcáa de^ la 
fundación del Co&ventude Santiv María de Gracia de Ueligio- 
saa IDemÍHlcaa de Gua daiajara; y 8a«moii-pfedioaéO'allí«^^ imp« 
ea México, 1742. .4.*-'*Carta gratulatoria aJr P. Fií. Joeó Biixe- 
ta por habetoond.üiúdo el Aguaá^Guedalajars*" Itnp^, en Mé» 
xico^ 174^. 4v^MS.' preció8o:'«<«-^*Def¡n8orio de lae'tíanlasigltt. 
staSiGatedttties^da Incisa aobüe ^as. po^«— Vacaniee 4e rentas £• 
piflcopalea y Canonicales de ellas*" Tres tomos en 4, en la bi- 
bUoieioa dei conveuto grande.de S». Francisca de Méxicu.-«r.t¡) i ó 
motivo a esta obra li^cédula d<til' rey- FeÜpe V, de 5 de Octubre 
de..l737, por ia^ue se mandó adúcar aherario real ei- producto 
ée las. vacaiue» mayores y menoces de las igieeias de Indias, co* 



mo'ütia regnfia, que promovió el camarista D. Antonio Aiva- 
TéZ de Abreu, á quien se premiaron sus escritos con el títMib dé 
marqués de la RégaUlx, Nuestro Casas impugnó este derecho 
en la citada obra, que contiene tres partes, ^n la primera funda 
que las retiras de los obispados pertenecen alas iglesias^ y qU¿ 
el suceisor dé))e disponer dé ellas. £n la segunda prueba <Jue 
las rentas de lad prebend&B tocan á losprebénaadossobrevinen^ 
tes,' que tienen derecho de acrecer. En la tercera demuestra 
queios diezmos de las iglesias de América han sido siethpre dé 
effas. Y en toda la obra procura satisfacer á la¿'fa2&Qiies jr ar«- 
günientos contraHps. 



v'k. 



CASA« (Fál VrcENTE) nació «n Sevilla pbr el' afto iSf*, V 
en el de lSS6/paísó á MéticO) dendo aún novicio del Orden Se 
SaiitD Domingo, con I09 primeros relij^iosoi predicadores, que 
vinieron á fundar en la Nueva Eipaña. Aquí profesó, se orde- 
nó de sacerdote 'y fué maestro dé n'oviciós, y nombrado más de 
una vez prt>düradorá Europa. Falleció óc'togenatto en el con- 
Tento imperial de México en 1586, habiendo escrito 

**HigtorÍA de Santo Domingo de la Provincia de Wéxico.**. 
MS.^— -La había comenzado á escribir Fr. Andrés iífcjg'W, f4 
continuo nuestro Fr.'Vícente, y ia tradujo al latin'Fr. Toma» 
Castelar, 

CA-SÁUS DE ACtóííA (D. Mañú&l) hétural de Antfeqóélra 
dé Ohxaca, colegial de S. Bartolomé en'su patria, y eñ Méxicór 
de S. Ildefonso, licenciado erí teología por la universidad y abo- 
gado de la audiencia. Regresado Íí AnteqiÉieta; obtuvo Váríóí* 
curatos, una cahongía y la dignidad de tesdréro: habiendo set-' 
Tid0 tknftbten los empleos de juez de testamentos y vicario gen'e- 
ral de aquel obispa dfo. Escribió' 

»*Elogios de Nuestra SeíSúrá del Carmen, del ÁpOstof S. Efe- 
dro, y de Santo Tomás de Aqüino/' Imp. en México |)or Ribera,' 
1728. i. 

CASAUS X TCXRRES (IlImo. D. Fr. Ramón) hacid éti la' 
ciudad de Jaca eh éí reino ié Aragón á 13 de Febrero dé t7p5^, 
y tomó el hábito de Santo Domingo en Zaragoza el áhó de 
1719, Vino á México én el' deSH, *y en el colegio de Porta-^ 
C(£li concluyó el estudio dé la teología. Recibió el gl'ádo dé 
doctor; y déépues de haber acreditado ¿us taléntos'é instrucción 
en la enseñanza de la filosofía, de la retórica sag^ad'a, y'de ta. 
teología en los colegios y conventos de su órdeh, obtUvd le cá- 
tedra del doctor angélico en la universidad' mexicana', Fb^ te- 
gente desestudies en su provincia, diíínidor, procurador nombra- 



-«64— 

do á Europa, y maestro. En 1806, io nombró el rey auxiliar 
del obispado de Oaxaca, y se le despacharon las bulas con el lí- 
talo de obispo deRo'fén in partíbus infidelium. Consagróse 
en México á 2 de Agosto de 1807, y fué uno desús padrinos el 
lllmo. Sr. D. Fr. Cayetano Pallas, prior del conreólo imperial 
y obispo electo dé la Nueva Segovia, que había sido su maes- 
tro en Zaragoza, y en cuya coippafiía había pasado á esta A-> 
marica, por ascenso del lllmo. Sr. Bergosa al arzobispado de 
Guatemala, fué presentado obispo de Oaxaca* y por renuncia, 
que aquel hizo, promovido á dicha iglesia metropolitana. S^U 
carácter amable, su exquisita erudición, y su ñna criañ^a^ cor- 
respondieute á la nobleza de su cuna, le hicieron acreedor á 
lasIbpjKas y cariño de toda la N. £. de cuyos principales o^is- 
paa9s fuéí examinador sinodal. £1 tribunal de la inquisición ex-* 
perimentó su celo y doctrina por espacio de diez años, ^eu que 
fué su calificadora la real academia de S. Carlos de las tres no- 
bles artejo lo destioguió con e) título de su académico honorario, 
y la real sociedad de Jaca con> al ^e socio de mérito. Uno de 
los ^sucesos más característicos de la carrera literaria del Sr. 
CasAUS-iaé la inipugnacion, qu3 hizo del libro intitulado; Horno 
attrüu$ (véase en esta biblioif^ca el artículo S, Fermín) en un 
acto póblicb escolástico, que defendió en la iglesia del convento 
de Santo Domingo de México, en los 17 y 18 de Diciembre de 
1801. Su celo por el honor del dominicano Concina, y otros 
iniciaiut(is^ que creyó injustamente ofendidos por el lllmo. au- 
tor de aquella obra, le hizo tomar la pluma y presentarse en la 
palestra. E^te acontecirQiento no fué en México menos ruidoso, 
que, las primeras displutas de AuzíHis en Roma. Pero conao era 
guerra solo de entendimientos, y el carácter de los antagonistas 
fué siempre dulce y pacíñco. á poco tiempo se serenó por una 
y otra parte la 1>orraftca. Escribió nuestro Caaaus; 

^^Tres Sermones panegírico-amorales dé S. Pedro Mártir de 
Ve^unaJ' Imp. en México en diversos años. 4. — <*£logio de 
SantoTomás de Aquino/' Imp. en México, 1799. 4. — ''Elogio 
de S. Pedro Apóstol.'' Imp. en México, 1800. 4. — '«Sermón 
eucaristioo en las fiestas de S. Luis Potosí á la exaltación de 
Pío Ylt; al Solio Pontificio." Imp. en México, 1800. 4.— •'£- 
logio fúnebre del Exmo. Sr. Conde de Revillagigedo, Virey que 
fué dé la Ñ.E.'' Imp. en México y en Guatemala, 1800. 4.-<lni- 
tialistarumprobabilior, tutiorque doctrina asserta ac pubíicé pro* 
pugoata."Mexici, 1801. 4. — ^'Elogio fúnebre del Exmo. é lllmo. 
Sr. DV Alonso Núñez de Haro, Virey y Arzobispo de México." 
Imp. allí, 1801. 4. — *'Elogío de Santa Teresa de Jesús." Imp. 
en Mi^xico, 1802. 4. — ^-Elogio de Sania In^s Virgen y Már- 
tir.". .In^ip. en México, 1802, 4.— **Panegívico de Ntra, Sra. del 






Pilar lie Zaragoza." ivAf; éri 8f éxíéo, 1 803. 4.-¿ ^ i^ahe^írfco 
de Nuestra Señora de CobAdotiga." Iinp. en México, 1805. 4'.'-^ 
**£fogi(y fúnebre de los Espafíoles difunton en la guerfa conti'tf 
Napoleón." Imp. en México. 1808. 4.— '»Sermon degracirf$:pái? 
láa herSícas hazallás tíé ¡a ISéicion É&^pKftola." Imp, en Méxir 
coyi-SOSi 4.— :**ExplicacTon rféürf IVrfe'ddIfá a cti tía da por eí Setíii^ 
ñário de Gáxaca, en honor «de 'Fcf nattdoí. Vil." Imp, íén MéiticW 
1«10.4. -'■■-''' '^ 



ii 



CASERO (Fa. Juan) natural de la Antigim Eípatlá, religio- 
so franciscano de la provincia de Cartagena, de la ,cual pasó á 
iñrcorporársie en la ti« Guatemala, donde fué ¿tro dé los vatoneat 
«pOBtdlieoí, que en aquel reino sembraron la (é'y la piedíid dd 
JeRueHsto, También *fiié -el primer m a eSrlro de ñlot-qffa de á(][(íy-r 
lia provincia; y flüi^dó 'tanto en las (íieñciírs como eri las'Vit-^ 
tudes. Escribió muchos tratadas de teología' mor al y oxposi'i 
iiw, que envió á imprimirá España, y paríce qué se perdieron. 
Eft i» bibíioteéa del convem<> principal de Guatemala se cón^ 
servaba, según refiere el P; Arochena en su catátogo, \in't,()tr\ó 
de theohgia schó/ástica^ MS. en fol. ' 

CASILLAS (D. JosBFiiANcrefco) notario público y oficial 
rñayor de la secretaría de gobierno del cabildo sede^^vüeahte 
de la catedral de Va lia dolid de Michoacan. Escribió 

"Colección de lasOrderianícas que paVa él gobierno dí»1 Obís- 
bispado de Michoacan promulgaron con Real aprobación los 
Illmos, Prelados, D. Fr. Marcos Hiamirez do Prado, y D. Juan 
de Ortega Montañés." Imp. en México, 177^. 

CASILLAS (Illho. D. Fr. Tomas) hijo de hábito dei con- 
vento de S. Estévan deSalamanba, deK orden de predicadores, 
y suprior de él. Vino á la América con 43 religiosos y por 
comisariogenfei^aJdeélltfstcuandoét obispo de Chia'pa, D. Fn 
Bartolomé de las Casas pasó á tomar posesión de aquella dió- 
cesis: y fué allí y en todo é\ reino de Guatemala un excelente 
obrero de la viña del Señor, padeciendo muchos trabajos y des* 
consuetos^ por tierra y por mar en solicitiHtcí déF bien' espiritual de 
los Indios, que el cielo premió con loA abundantes frutos que co- 
gi6desu predieacion. For renuncia dellllmo. Cásás fué pre- 
sentado el año 1550, para aquella mitra: y consagrado en Gua* 
témala en él de 1552, la gobernó 16, y falleció én 1567. So 
cuerpo y vestidos pontifí^calés se hallaron enteros é incorruptos 
en 1614. EsciiWó 

'«Hornilla sobre la PáEáboIa delISVangeliode S. Lúeas: Exíit 
qui seminaCt^en lengua de los Indios, segun algunos. 



CA3TA^EIRA (Fr. JujjN^naturiil de la Puebla de Iw.kn* 
gel^s, dej orden d» 8« FrancHco, colector de las limosnaa paca 
(a beati&capÍQP del veq«ra1i^|e Fr, Sebaatiaa. áp Ápa^ íqíq» fia-" 
cribip 

^Epílogo ef| venK):0^«telliaaa dek Vida, vtrtudeay miUg^oa 
¿|3l. Ven, r* Fr. Seba«,tian de- Aparicio^" Dedicado al. ^i^m^ 
^^ cond^, dé Gal vd) yir/ex eje México. Implen la Puebla, ppc 
Fernandez de Leen. 1689. 8. — ''Adyertencias para hacer Orp-^ 
clon con fruto; meditaciones piadoe|8 j Alfabeto espiritual.*' 
Ii^^ eif 1(1 Jt'uebl^ 8. 

CASTAIt jEtIBA ( FUvbuiRo) natural ^^ ia<qiu<dad.de.ia,PMer 
\ii\^ hermano d^Í precedente) lector jubilado da la, provincia, de 
fra^nciscanos delBantQ Evangelio, guafdiap deflQ<^Qoaye9topijaft 
Ájí^xico, Puebla y Tiaxcala^ niaeauq de, cerfso^niasde.su pron 
vV)CÍa» y Ausiodjio de ella, enviado i J^oma. ¿acríbiá 

«'Ka|«ndarioa Fcancisqaqos desde el año 17Q2, hasta 172Q»" 
(li^preflós.-T** 'Manual Suma de las Ceremonias, de laPravinoia 
^^l&ai^t^p Ey^figeljOi»'' , Imp. en México por Ribera Calderosi, 
iÍÓ3. 4.— **Tractatus de senaibua/Sacrsd.Sicrjp^^^ cjuofi 1>4C-* 
tatú de decem clavibus ad aperiendum Librum intus et foria 
scrifturn^" Edit, Ronx«,. 1707» 8. — Ambos tratados fueroa oe- 
I^^)rad,Q9 BU Madrid y Úonpia por teólogos del mayor cróditoj. y 
entre ellos el doctor y niae^UO Baltasar Gala£at^ JM^aUpjrqvHni h^* 
s$^,,ai4 f^b,au;i^^4eU.ut.or el siguiente elog\Q.v ,, ; 

' . • • . . ' " '.' 

^T. Isídorús Alphonso de Castaneyra." 

I •7f^n|li,Pyrft,,Pf*l^/Ba,DíAí.dQr^0;Cl^w^^? 

« « 

•»¿.Quiíi npvuii bifi /p»as, ,tr,a^c^ndfns,^ü}i9(Pf m^Mt 
Ciavibu^ u(, refere tr^isUc^ vei^lpa. Dei?, 

QfVm JPyra clara mi/pa^. pritur^ . tenabrQ^;PEQp^)8!a^|r, , 
Qu» awíx^bus lupe^ ^ f^tn^ or^ po^is/, 

QjUi s bonna hic . Psa^ps^ Qhi9.rus q\ii pqqí aifi QiHlP9.t„ . 

Sacra JDisi dof^i plp^j^rav^el^^R c*«wns?; 
Alphonso cantat: mirans en contice(,.ofbisi 

Cedit et AmpbÍOl)i:Qj^phj^U#j ijps©} sjitet. 
Nil mirum: plectris &,\\\ Ó^ra^i wi^<^»bebant; . 



^' ? 



(fie múndum rápiéin», atrahit omnetoluiiil^ > ; > 
Clave fores alii reteg^oatv^lliiiteiEiiKÍca iifiiittf;- -' 

Gantibtn hic aperit, elavibud isM^ óánft.' -i 
CecütovMündév^túfrrNdvut en iiif«rifiikíla^¿igñ{t,c 

Te Novus hic saperat» fac cito, cede Vetus/* 

» 1. 

aiHiOi;: aüb^ue con» poca «xáctituS^óéáea^ 



¿1 • 1 ■-' 



^^Iirdore Pfttér, aeliBÜB «ttl^iütié Klbeobr • ' 

. Spiritttm' Sanótum 4:i^¿ctii0áé'pii|o; •■■ ' ^ 

jH)fn 8aefm>Pagi4ar'pO»iaiOpmbeibl8 apftrtéií' *' 

Principiis doctis, Clavibus atque luis.** 

OASTAc^fiOA (üi GitfBi»aL)'lndfopfiDdipal, náiuhil'lfeiftMJ 
chuacan^Cobinócüo enJa provincia d^JKCá^co.' Bscnbiá'^tf^tett^' 
gua nrakicanar *" ■■••■i' '• 

>*R6la)QÍon die la Jomairiá; que hizo D; PTáhisIdttbiSÉridbt&íiÁ^ 
caadtli, Cácícrto y SéfioT^dé Tláíli»^nateo;>^íi et^Srf* "^é^jfmr^ 
Antonio de Mendosa, en 1& Gon^uisia' dé \0ÉOtil¿hMéiááW'úÍp 
XúclupHB,.pue8tia 1^ Gáswllatio por PedH» Vazqifó¿>infl9í]^^e- 
te 'de^Audiciieífi deM«ricid; aü^ Í541.'^ Sb háHc^ éii láilUí 
bTería del colegio da 6'.' Itdef^nsiydb' Mésrieo^enuif ttím; en^fóf.' 
A*SU'de/r¿^ipeJ»<í><i?Ar*«yy^para¿e»<íir'íá »' 'J' 

GASl^AtÑSDA (D. JFoBh) natord Üé'llftkifc^, f >d« lia'nnráifi^ 
ilQMítaB'.'fftinüiar^cohsglal'-dé^k mayor da igá^aMai^íü éé' Tbtft^^^ 
SaffitasiTcgidor daaupatriat aaés^r dofli tribunal del cdnttUlÁdiij' 
y de la renta del tabaco, abogtfdd,<agéÍitai^É^l, y -alcalá idiélP 
crimen honorario de la íeal audiencia de México. Escribió 

^^Inlérme juiídlc»^ dkigidoal Rey, ^itf^BÍ. Niy Ml1^ Cih* 
dad de México, Cabeza de la Nueva EspakáfáfyMf üd'M»(Rí£' 
pjifiéleatnacidoé enila Amétí^ piara c|ae-ai^léa prefteira' ad 'lOs 
emplaoa eolaeiásticos, poltóeoé^jr xnúftkreaj^ Im]^ en^ Madrid ' 
por Pantaleon Aanapj ' ITStti fbí j • i ' .1 

0A:6TA9BDA MEN&l<BURm(a; JoaW) pMlHeM' ütátí- 
cano, capaUañ' mfaSj^or cteí i^ealcolaffio deS. igiíacibílldttíádodttn 
las vtsscaaiiaa. Dió^átm< 

•'Oavocion panu al^diateroerq'dé cada naeaiét¥lMni0p4el-''Ap6tf^'' 
tok dejkrltndlaai 9ani FMnoitfco Jatiisri^^ Idtp¿' ek 'Mmi^V^ 

CA8a'AÑEDA> <P. Juan Rtiz)inactd en TkálMánalee^^el: 
amobUrpado de Mésdco eUño 1715| y tom^ tasatand^dejeattita 



en el de 173?» Era pref^^to de espíritu en el colegio de S. ti- 
defonso de la capical cuando pubHcó 

'«Panegírico de.Ntnu Sra. de, Guadalupe^, predicado en su San- 
tuario J Bifal Cotef iata." Imp: en México, 1766. 4. ' 

CASTAÑIZÁ (P. Josb) nació en México á 23 de Mayo de 
1744^y Abracó el inetituto da S^. Ignacio en el noviciado de Te- 
pozotlan á 18 de Marzo da 17^1. ¥sMé expatriado é Italiseotí 
SU8 hermanos en 1767, y allí tradujo del italiano al espaflol 

'^£1 Tratado de le Beneficoneia de DÍ09," qtíe escribió el P« 
Alejandro Diotalevi» jesuíta ---^Begresado á México y restable- 
cido el institiUQjesttítico fué aorobiado prelado de esta provincia, 

I lia* 

CASTAÑIZÁ (Illmo. D. Juan) marqués do Castañiza, na* 
t|i|cal fio Ménica*, f .ué'pokgia), eariedtáticb, tectov y singular 
bienl^ecbor del r^al colegio de S. Ildefonso: dector y rector de 
la universidad mexicana, examinador sinodal de) arzóbispadaf 
CJBÜfifí^^iQ^tlkinq^wáor honorario del tribunal de la santa inqui- 
sigpop 4o U' IÑl. £4 y presentado pot el Sr, Femando ¥11, para 
etlpírispadod^f Durango en la Nueva .Vizcaya. Ha escrito 

.«•QqA.&óÁoQ-^-Adónica ?n elogio de Cárkja IV. Rey de Es- 
p^fifti preQiiadá por la Real Universidad de México." Imp. allí, 
1791^.4. — ''R^lacioa^el Restablecimiento de la Sagrada Conri» 
pafiía de Jesusea el Rei«io de la Nueva España, y de la entre*, 
ga ásus Religiosos del Real Seminario de S. Ildefonso de Mé- 
íáfiO/M^nR'' a^í PPf Oílrtveíoe, i8l6/4,-h'»Cartfc PastArál ásus 
Qiacffanqi i^n su ingreso al Obispado de Durango sobre sa fiíie* 
Ijdftd.en f)l tienipo de las rev olucioiaes y continuación en su tma* 
qpaicUír'i I^p.^ México, 1816. 

CASS^lLlfO (DeKi(«9o) piloto de Hernán Cortés* Formó 
ea.:!!tf¿BÍco;éV año 1641 

\i *i*]Vfapai;^ Carta Geogréfíqa de ^as Californias." La publicó 
e)|6í».jl»prenzaaa: el eifio 17?D, y.el original se guarda en el ar- 
chivo del estado del marqués del valle de Oaxaca* 

-ii^li9TAJ*^0j(P. ^á33Lrou}iiE) natural dé Santátetr en Porto- 
gel»ollif^il.4ndQ^e.ee.Madrid jóven.seglar de 21 años, fué ad^ 
mitido por el P. Fernando Villafañe, procurador de la provincia 
de .I^.#'S(>)para A^vicio de la compsfiía de Jesús, cuyo instituto 
pro$9tóíl|u Mé3(ipf).; Después de sus estudios y priñieros ejercí* 
cios eclesiásticos en la ciudad de la Puebla, pasó á las misión 
nes de Sinaioa, donde vivió diez años. Fundó luego la misión 
d&.SoA9Kfv,jf !^lt.6Ío¡Á Ips gentiles, especialmente á ios párvulos, 
cQii)fl;eVaDg^U<^ oifcp^ CQU Ut .^q^vidad de la música^ en ^ue em 



—269— 

df«strí0ÍnDo. Aprendió con tal perfecíon la iéngpua de aquelldé 
pueblos, y se humanó tanto con los neóátos, que al fin fti^TOt 
común entre ellos que el padre no era europeo sino indio iiábió 
de 'fa SonorU. Obró Uios por &u mano mifchos prodigios en' la 
conversión é instrucción dé aquellas g-enteB.*y se refiere que en- 
contró un indio moribundo de más de cien aüos de edad, que 
no había quebrantado los preceptos de Ja ley nattipal;>eloiial 
inatruido en los principales de la de CristO| y bautizado, murió 
inmediaiaimenie. Nuestro mi»ionefo á los 25 etilos dé trabajos 
apostólicos «otre los bárbaros fué tiaido á Méxiicx), donde tiriÁ 
otros 26, en el honroso empleo de prefecto de la congregación 
d«l Salvador^ siendo venerado como santo y consult|ido por to-^ 
dos ios varones de espíritu. Fallaeióde71 áfios en 1672¡ y 
el P. Tomás Escalante escribió su vida, que se imprimió on 
1679- DejóMS. ' 

^'Tratados de la virtud de lá Caridad, y de la Contri cion>'**-^ 
* ^¡Método de usar y venerar las Santas Imágenes.'* — ^'Tres Li-^ 
bros de Cartas espirituales/' que existían en el monasterio de 
religiosas de la Encarnación de México. 

CA STE LAR (Fr. Tomas) de nación catalán, ó aragonéé^ 
hijo del convento de Puigcerdadel orden de iSanto Domingo. 
Habiendo pasado á la Nueva CspnÜa, fué lector de teología en 
el colegio de 8. Luis de la Puebla de los Angeles; y después mi« 
Bionero muy celoso. Escribió 

*!Historia Ordinis Prssdioatorum in Provincia MexÍ9ana.'*-^ 
£8 la misma que compuso en castellano Pr Vicente de las Ca- 
sas; y ambas tuvo presentes para la suya el lllmo. Dávila, quien . 
Gonñesa que al P. Castelar debió la luz de muchas cosas tocan* 
tes á la Puebla de los Angeles.— *'Tratado de los ídolos de Gua* 
témala." — '«Triunfos de los Mártires del Orden de Predicadores 
en las Indias." Imp. en 1580. 

CASTELLANOS (D. Franoisüo) natural de la Puebla da 
los Angeles, profesor de medicina y poeta ingeriioso. Encarga- 
do por ei ilustre ayuntamiento de aquella ciudad del Área Triutt' 
ya¿, con que según costumbre se debía recibir al Extno. Sr« 
marqués de Mancara, virey de la Nueva ElspaSa, lo ideó y a- 
dornó de varios geroglífícos, poesías é inscripciones latinas y 
castellanas! y publicó su descripción con este título: 

** Alegoría de Apolo Deifico para idea del gobierno de un 
nuevo Príncipe'.*' Imp, en México por Bernardo Calderoni 
1664.4. 

CASTELLANOS (D. Manuel) mexicano, presbítero del o- 



ni(Plíad«>8. Fflipe N^erí áe U Puebla de loi Aogelea y su pre- 
I^ópUp. / FtUeció «tlii il« 43 aROi» en 5 de Agosto de 1754^ ka- 
bi^ndotítcrito: 

^'Festiros eultos, que en la M. N. y M. L. Ciudad:de la Pu«-f 
Ua de ioa Angeles, dedicaron loe PP.' Garmelitaa Descalzos á 
Ji«i pltiusible Canonisaciofi de su glorioio. Padre y refornador S* 
Ju^o de li^ Cruz.'' Imp. en Méxieo, i730. 4. 

, .CASTILLA (P. Miguel) nació en ia ciudad de Sarilla^, y 
bAili|^odoi)ttvegado joven á la N. £u visúd la soiana de jeat»ii« 
W.9I iioyioiado de Tepozotlan ei afSo 1668w £nie&ó la teología 
en- los .colegios ds Guadalsjara, y máximo.de México; y fué rt^i:* 
tor da éste» calificador dehsanio oficio y examinador ainodáKdel 
Arzobispado. Murió eii 1718, dejando esorüo Id siguiente: , 

'^Elogio de la Inmaculada Concepción de la Virgen Maruu*' 
Imp« en México por Carrascoso^ 1694. 4;— ^'^El Laon místico: 
fi(ogio fúnebre del lilmo. y VcAeraJjie Sr. D. Juan León Gara* 
vito.Obiffpo de GuadaJaj^iXáJ' loip. én MéxioOé 1605. 4.'^'*Pa- 
negirico de S. Pedro Nolnsco." . Imp. en México, 16(^ 4^. — 
'*£spejo de ejemplares Obispos: ó Vida del Ven. é [limo. Sr. D. 
Joan de Stmtiogo León Garavüd, Obiapd dé £\Mrlórico y de 
Guadalajhra.'* Imp. en México, 1698. 4.-»»'' Panegírico en e( 
Apiveisisfio de la Dedicación del magnífico Templa» de Ja Me>- 
tfQpi^lilAua. de MéxicOi" Imf). allí por Carrascoso, J7Ü7» 4/-^ 
'^Elogio de S. Nicolás de Bari." Imp^ en México^. i709¿ 4»— « 
*^BlQg(Q :»ep.alc<al: á Ift inmnrtfkl gloria d^ ka Etpa&oled, que 
muf4eron en ia expulsión d^ los Alerminesi segunda^.vezapode-* 
ra^QM de M¿i(d.údr prcnvtneíado en las soUmnes' Uonüa^ q^aele 
consagró la.Ig;teflia Metropolitana de México.*' loop, allí. 171 U 
4«r*£i Ciego djel Kvangelto: Serme» moral pc^icado al Virey 
y^Real.AA^ujprdo de México." lmp< allí, 1719. 4i — Discurso ex- 
celente, digno de reimprimirse, y, con eique dio ña á su carre- 
ra mortal este insigne orador jesuíta.— -Sus illiS. Uol6gico% ^xüa* 
te^i en la biblioteca de la uiMV;€arai4ad da ¡México. 

.^A^TiLLEJO (D.. JuiuN) vecina de la villa de Teholtntepec 
Ejicribió,: 

««Deacripcion dd K^rabé ó. Sucino (ámbar<ama!riUo) y de la 
Qoma L«ica«'* lfnp« en laa gAcet^s d^.liipratura dte Mtóxico de 
1788. 

.QAiSTILLO (F&.iAiiON8o) natural* del obispado de.Oaxaca, 
del orden de Santo Domingo de aquella provincia de S. Hipa-» 
lito, mn estro en teología y provincial. Üió á luz 

"^Sermones de la Virgen María y de Santo Domingo de.Guz- 






man." Imp, en México por Culderon, i63t5. 4. 

CASTILLO (Fr. Alonso) (fél' órdén dé 5. írátócS fflPÍi 
provincia de los ^ngelea, de la cual pasó á )a de, GgjEtt^rpala 
antes de fécibif^íó^ órdenes sacrbi. Fué ministro labbriáíssQ, j 
tíejó 'óh su boléelo del 'Propaganda Mhá^ Giiáiéinala ün íom, 

enf9l.MS.de '. ^ 7' ; ' '/'i''' 

' ^^ohÉ/olias tnbraleé; y sóbíb privilegios. d^lbs'lffísibi^^^ 

CASTILLO (Fr. BÁLtAiAR) mexicánt) e¿ la iJacíiái^ff^^ijiV: 
cano en el instutoy profesión. Fué discípulo del céléoreT^/.^guP 
lin de Betancur,.no solo en la filosofía y la teol/[|g{a, ¿ii^QUijfibiea 
etí él estadio db lá lengiiá íneíicá))al TuVó los eaipredí wb Pre- 
dicador géheíáiy dfe párroco (tó'I^uéblá dé Hüejollá )éj&fCa dbta 
ciudad de Tezduco. £1 bitadó Beia'ncirr \S\\ei:tíífi¡gVáTi'ni(ie$tü 
d^l idióinu T/iéticaúó'^ 'jéri eT tí iiáTfes'c ritió': ' , ' 

*»ÍWpdo íje'aytidár á l)ien iiiorífá loslndios.*^ ^^ tinp; 16ít^~ 
"Lu:¿ y gtífa-de íd¿^^ Ministros evangélicas." ¡Jtápl eti ifiíéxíca 
por Carrascoso, ^694- 4. . < j 

CÁSTltLO'íCRis'roiJAL) ¿e'átiáb iííe:Klcano;'lJno 'íé e^^b^ 
y de india. Murió octogenario en Í60eí. Escribió' ' . 

*'*?iagede^ los Ái¿teciQ^ ó Mexicanos antiguos al PáW' dé A.-» 
naiíi/ab;" M¿. qú)¿ segbñ Clavijero» existía 6n ía "Hbréría rfél 
colegio d6 Tepbzot'lán'; lo t/íisriio había asegurado ^áptetí eí ?. 
Calderón en su disertación sobre el sumidero de Pantütdk, 

CA'STILLO (DóÑ'A VkkiíciicX GoNzTÁOAy ijíatro^a inéxida-. 
na; auc súBre' las costumbres de su >^exo supo de^caVáé ál estu^ 
dio cíe las ni'áte ib áticas. Esfcr^ibiá ., ; . ¿ . 

••Efemérides calculad^ al ineridiiano de SÍ4¿c6, f)ára el alio" 
1757." Imp. en Wéxico, 1756. 8.— SegutS escribé eii el prologa 
de"efeie opúsculo/ había aquel aíío eh M éxiíío y la ;^ue¿la dcf^idji^ 
Angelé* oélio insi'gneís astVónomóá.-i— Ép elogio' dé nuestra' és- 
criiora hizo- un póiBtám'ebdctó'ó .esté Í5j3Í¿'m/iia. 

'^j^therepSy Francisca, sinus dum naepte revolvía: . 

Diiríi soiéncí, luriam, signaque cuneta Viii^i ' 
Tu rapis ád Ierras coeibs, Qíterñquer^fúr^áá; 

Te ciBldni^é lerrfe inler'ét Á'stira locát. 
• Er¿ó déhTnc;'Gíón2agá, nov^o'téáccirígé'íaboHj' ;^'"^' [ . 

Pulgeai út cxElum sydeíe, Ierra polo." . "'' ' ' '.'' * 

CASTILLO (D. Gonzalo) natural de la Ni\^v|i, EspaSiu a^ 
bo^ado'de i& real audiénciéi de Miéxico y de' la eufí&écníiíaéu. 



ca de m arzobi«pado. Escribió 

^^Alegaciones en la Causa famosa de Esponsales de Sebastian 
g^^n^e^^ejadoii.*' Imp. en México, en fbl, 

. Oj^STILLO (Fjr.. Jacinto) natural de la Puebla de los An- 
deles, del orden g1c|' Santo Domihigo, que profesó en ei convebto 
Se Óaxaca á 4 de Julio de 1H27. Dio á luz 

^^Descripción histórica de las públicas demostraciones de a. 
legriía con que se celebró eii Antequera dé Oaxaca la elección 
d^ Provio<;Htl del M. R. P. Mtro. Fr, Martin de RequenaJ* Icap. 
eiiMÍxiep/1646. 4. 

" bA^lt¡LO(?i JoaB> nació eft México el aao 1705, y entró 
^n 1^ compafíía 4é ^esus en 1722. Khsefló.la filosofía en Mé- 
xico en 1736,. ^ la teología^ ,e¿ .1758. Fúf rector del colegio de 
Valladolidde Michoacan; y al tiempo» 4^Jia expatriación de 1767« 
lo era del col^egío de S. Ildefonso de la Puebla, Fué reputado 
por i^o áe Ipsjp'ejores. teólogos déla proviií^a de la N« £• 
Di^áíuz 

*^£i Salomón de EspaSa: elogio de Carlos III en las fiestas 
de su, coronación." Imp^ en México, 1762. 4.— rjplntre los va- 
rios MS, Áe\ P. Castillo, que existen en la biblioteca de la uni- 
ye^sidad.de México, merece, particular atención un tom, en 4, 
bien encuadernado, con este título: .-«^'Tractatus de Spe et Cha* 
ritate. preciare elaboratus á R. P< Jostípho del Castillo, Soeie- 
taüs Jesu^Theologo." 

CASTILLO y GRAGEOA (D. José) presbítero, natural de 
la Puebla dé los Angeles. Catedrático de lengua totonaca en 
eí seminario. Murió en opinión de venerable, y escribió su vida 
el, ,P* Ocl^o^, jesuíta. Escribió 

t^Ci^mpendió de la Vida y Virtudes de la Ven. Catarina de S. 
lujBJn-, ^ Imp. en la Puebla por Fernandez de León, 1692. 4. — 
Éj^ia siérva de Dios era natural del gran Mogol; y en ausencia 
de su director espiritual el P. Alonso Ramos, jesuíta, la confe- 
saba en la Puebla- nuestro presbítero Castillo. 

CASTILLO (D- Manuel) vecino de la Puebla délos Ange- 
les, y emplé.ado allí en las rentas reales. Escribió 

•'Elogios del Vetwrable Sr. Obispo y Siervo de Dios, D, Juan 
de Palafóx y Mendoza, en verso castellano, premiados en el Cer- 
tamen público del JReal Seminario Palafoxiano." Imp, en la 
Puebla, 1768. 4. 

;CAS,yfLI^O (Fr. Manuel Díaz) natural de la N. E., lector 



—833— 

r predicador dn\ orden (ia Santo Domingo de Ia pjMirifiGia de 
tíftniugojde Menea. Dió á luz 

^*Sermoh político moral eñ I¿t> soYemneó Rogaeiones por 11$ 
necesidades de la Madre España, dedicado á le Junta^ Central.'^ 
Impu en México par/Ariape, I £09. 4. ; 

CASTILLO NEGRETE (D: Manuel) nació erí \\k villa de 
Peflalver de la diócesis de Tpiedo por el aflti vl750, de familia 
noble<. Estudió en- la universidad de Alcalá, (ecibiójel grado 
de doctor en cánones, é hizo oposición á fus cátedras / á vari^fh 
canongíae de oñcio de las catedrales de Espafla* Fui aboga* 
do de los reales consejos j visitador eclesiástico. -del obispado 
de Sigüenztu En 1777, pasó, de oidor á Manila, de cuya au- 
dienc"]a|fué||»soondido á la de Guadnlajara. Aquí^ se casó can 
una señora del distrito, y fué por esto trasladado a|,lk¡aud¡énciá 
de Santa Fé en el nuevo reino de Granada. Mas áeü paso po|r 
México^fué deteni«io por el viréy marqués de Branciforte,|y ha«> 
bilitndo para e) despacho de lai^ causas criminales de esta chahf 
eillería; lo que faé aprobado por el ley, que le confirió una pla-^ 
za de alcalde del crimen. Los brillantes principios de la carre- 
xa literaria de este ministro en Europa fueron ofuscados algu- 
nos áüos, por stí destino al Asia y á la Arnérica/^pero ]a justi* 
ücacion*cle la corte recompensó al fin aquellos atrasos, ascen- 
diéndolo en poco tiempo á las regencias de Guatemala y déM»« 
zico, y luego á la fiscalía del supremo consejo de las indias, y 
á Plaza eri el supremo consfjo de justicia, donde desempeñará 
con el acierto é integridad, que tiene acreditados tan importante 
empleo; y con notable beneficio de estas provincia» de ultramar, 
que le son tan gratas corno conocidas. Entre muchos AIS, le* 
gales.^polUicos y económicos, qua ha trabajado, dió á luz loa 
siguientes 

**Remedio universal: Discursó sgbre erección de Hospicios; y 
Ordenanzas para el de Manüa." Imp. en Sampalon, 1779. foL 
— ^^Manifíesto sobre la distribución que hizo de sus rentas deci-* 
malés'et lllmo. Sr. &'.' Fr. Antonio Alcalde, Obispo de Guada- 
Iftjara!)' Imp. en México, 1791, y en M&drid, 1792. 

CASTILLO;(Fr. Martin) natural d^ la ciudad de Bfirgpa, 
del orden de S? Francisco de la provincia del Santo Evangelio 
de México, rector y regente de estudios del colegió de S. Sge- 
Baventura Tlatelulco, lector'jubilado, maestro en sagrada teo^ 
logia por la silla apostólica, provincial de México, procurador 
general en Madrid de todas las provincias de Indias, y consul- 
tor de la santa inquisición. Lo mucho, selecto y bueno que ea- 
cribió ec<te|religÍQ(o americano es capaz de honrar una bibliote- 



— ^^4- 

ca^; j lat Jilí^ttUades, r¡iR8g>08, gasibs jr tjrabnjós que sbrrló para 
darili*^ P^^^f^r'A^ li^roi(, justificarán 8iem(>rá á íos ingenios d<)* 
esta phM (íé? ífivlnúq cié no haber hecho juid^'r más los moldea. 

Escribió t ^ . . : 

«'Sermones: de la Dedicación d'erTetíá{^lo de tá tiltércká de lá 




P,' Aíyá ,en bu ÍÍ|t/ííií¿.'--*/Cricia Dáhielica,' sive Susanná 

ÍVttjkra'et'conséptibus Lllústraia,' ¿ calumnia Überttlá et á jpétu^ 
ántibus' vindícala; oürn Ápptndice dé- María Vírgine ih illa ñ- 



dU ágn6cit'áuxiliatorém¡ imo é^ fumoso «anguihe tuo nünc fea- 
TícítcT póiíldet Praesidérn IJ, *D.'*Joannen} González de Uzqüéta^ 
Vua ex'ínatre nepotem, facíe'sic.be'nebóluin et paciñcutn, sicuti 
in dperé placiilisMniurñ^ squifate^t suñfima puriWte in kdmi- 
nisVfancfa justUia int^gei*'rTmuin Senatófeni, cújus patrera'ét ma« 
tn9'tb¿ fratrerh [Ilmúpi.' ¿). Jp^ephum González, exíiniüm' Vi' 
rum',' iibdttá léihpestatts L^cürguiti uierque venéráturet colitur 
'OrVi8t'*.y tíh él.pJrólogb ae láihénta aúesiro Óasiillode qué esca 
ó\} rti y InlExpósicioúde Áhdias^ que' hwbiajenviado (íe'ijdtí liló- 
xi&o a la imprenta d trácense dé Jacbbo !Vfeurs,ca\rer0n'enHaciaDós 




mum, illUsIrali; addiCa Hantisüimi Üoctoris vita/nécnon et ejua- 
ihsiií kd Eutydheiem epístola, ñiiiis p'ariter elucídala/' iJUgda'* 
ni« 1676. íol.«-i-Aánque los aermones del Crisóloero son '1,76, t 
liUesUo Castillo péiibó cpmenlarlos todosí) nd pudo Concluir' mád 
qi/e e! bont'iBntarrió de 2'2, > Ta ilustración de la carta á^Éíitiquis', 
por 'haberle acometido ün trial de ojus, que le tuvo nueve años 
ihip'éJrdo; , Por esta obra nierecio al Pupa, Atajan dró Vil, el 
título de nláéiXráen sagrada- t'toiágia. — "A'rd' biblróa. sive Her- 
ma memorialis sacra, m qua métrico Sao. Pa^inap Librí, Capita, 
eprumque meduUa niemonae facillinie bomm^ndantuf.*' Me±íci 
Typid Lüpercii, 1675.».—** Arte Hebreo— hiápuño; ó Grama- 
ti'c^a'de lá Leilgua Santa «n Idioma casiell'ano, con todo lañe- 
l;¿ékrid' para que cualquiera aficionado por sisólo pUeda leer, 
'és¿íít(ir, tuieridér y habl«r en Leíigúa H'ebtea.*' i\x\\u éh téon 
de Fi'ahóiá, V676. tí— Es^e arle llene al ññ líñadíUa uha nótá^ 
ln)pre&a en M toxico, donde á la «azon era guarní ian el autor, por 
la qü¿ se corrigen las afatas^ que tacó íá ediéion en la impren- 



T 
( 
) 

Í 

i 



t& de Léori.— **Gr«mátíca de. la Lengua' CíHeÉ^aV" ttíp. én tiéíh 
de Francia, 1678; 8,^Gl original M'^r'ékbte en Ta libraría del 
colegio de Tíatelülco.— '*Cone>rpei^tañ> in Débbcyram ét Jihé^^ 
íem: óive Panegiricus de S8. MaVirt, botíiiña nó^iVá,* íh itíiV Ví(-* 
térifl'T'^tamsnti heripicis él celebratiasinbis' t'teQlir^is; áiñjttibtfS^^ 
ta.'» Hispalí 1678, et Lugduní |6ÓÓ. fel:— ^«DbdúAéiftó'inprtí- 
lia Bupra liUeram Cap. 4. et 5 Lib. Judicura." Edil. ibidt-^Enr 
el prólogo á estos dos comeniarios dice ei.autjar, qu^ loi, ¡envia- 
ba* 'áí^'Ar^eréls ó i León para su im^íréfciixfí, ;\)or4üW iM,y^Üé 
ne'c ábÉqúé inágnis sumpiíbus 
pAi(B, . Y allí mismo pondeik 
Jigro de perderse iWorigíh/ 
lo^fa.por ei único Llagbdó', 

loni^, 1684. 4.— ^Este uüüstíüló sé escribía cóh' h^oiivo' dé'UjIi' 
lienzo, ch que fób Pf: ¿ombicos de MeiibíJ jilnttfíbh'i Stfñtn 





y otra purté varias disertaciones.— *^Relaclon' Bipoiügéiiiii 
éti*deí^e(i»ona batisfucciuii a U (Surta Pastoral del M. H; F. Üti^ 
misario de la N. E. Fr. Hernando La Raá." Ihip: en BuYcétó-* 
na, i669. 4.-.ÍV1S.— ^'El Catacljsmoí Ó traiado dfel'DilüIrlb Ü- 
niversal."*— ''Ciudad mística: o Exposición del Salmo*' funiia- 
íh'elíU ejús.— E^ié opúsculo ttata de las dos c^lébi'es imá^éiies 
dé'Mdría Safíiísima, que se veneVan en !^ éxito ¿óti Uk adVóeli'- 
citút^ de los Remedios y Guadalupe, En eí capítütd gérfd'iüt 
del orden 8. Fiancisco celebrado en Tolédó^ «tío 165^, défeUjárdí 
nuéétfo ¿tuior uñas copiosas y sMectas coñcluHohés l6ol()^cat 
por íü prt)VÍVici'á (le NÍéXicó, que fié dierou. á lu«, y fuerótl'réd-, 
bidos con grande aplauso. • 

CAST1L1.0 (Pedro) natural . de \et ÁriiígfuA *£é(rt^k;.«ü|ide 
rteciópotelaño 1518. Pu8 o á México dé cbriá'edkdj^jrié'^líJ 
tabléelo en él valle de Atlixcb del ubiépado de TUxcíil\i;'ábtí(íe 
í\ié labrador^ el primer alcalde orditiarib dé I& vill6 de ÜieiVHcItíi 
latvia el alió ÍObl, y le^tía de edad 83, } entonces firiñá de Itt 
ptino ■ 

••ITel^cldhhUr'óricá deí Valle de Ailixco j ruhdácüiitoJdé'Há 
TflTa de Cafhon." MS. que sirvió al P, TorqueftiáÜa, y dd qUH 
háCe ménciOQ la biblioteca occidental de Pinelo, 



CAfeTlLLO (Fk. Pedro) íiijo del convento de .^réaicailore* 

lié Oaxaca, maestro en tebiogía, cura párroco de 'Guajólbittlw^ 

^ proviúcial de lá provincia de S. Hipólito. E8ci*{bió 

• ^-Elogio fúnebre del 'Sr. Rey D. Felipe IV. de £¿paHí^.*íi4í!)l. 

eh^Míxicü,lüüG.4,-.^'Lá Estrella delóccidéüte: Viá^j Migroü 



—2»^ 



df^Sf^nU Bpufi d^ Lima.'' Imp. en México j^r Bartolomé Gá- 
ni^, 1670.4.— «^'Panegírico de 8. Fernando, Rej de Castilla, 
ejijaa fíestaa que celebró Óaxaca por su CanonizaéíoQ." Imp. 
eoJMéxiico por. Lupercip, 1672. 4. — ^^Elogio de la Inmacula^ia 
Cpneepóión de la, Virgen María, pronunciado en Antequera en 
laa neptas dá la Prf^claÓMÍcioa de Carlos II," Iinp. en ¡^¿xico^ 

: GÁ^TlX'LÓ (Fu. Pjbdro) natural del valle. de Gariezo, é &i- 
j[o (te) coivventó ie S» Érancíspp de, la villa de Aimazan en Caá* 

t...Pa8¿ á la 1^. ]S, en 1^34, y predicó el evang;eho con lam- 
Auto j ediíicacipn primero en Tiaxcala, y luego eñ Jilote- 
pfic, Tfií^^'^cpcxíc. AprandidcoQ perfección la lengua de los 
oü^mites^'X .'^ <^fiiéfió á muchos religiosos, sus hermaoos. Dióle 
Dio.Miiia enfarmed^d de gota, que no aolo le puso tullido, sino 
c^egp; j af íien hombros de los Indios continuaba su ministerio, 
yisitáudoloa, instruyéndolos y consolándolos. A los cuarenta 
fQ^dé trabfoos apostólicos y cerca de ochenta de edad,, falle*» 
c^6 yen la nocEe de Navidad de ¿577, después de maitines. Su 
Ci^rpp está enterrado en la iglesia de Tula. Dejó escrito 
, rVípcabiilario Je la Lengua Otomí." 



•• • ' 



^ ' CASTILLO (D. Rafael) natural de la ciudad de la Haba- 
na, dpctor de. aquel U universidad, consultor del lUmo. 8r. E- 
epjQiVipría» obispo de la isla de Cuba, maestrescuelas dignidad da 
k catedral de Yucatán. Dio á luz 

''Oración eucarístíca por el Nacimiento del Infante de Espa- 
lia tlárlos Clemente, celebrado en la Ciudad de l^a Habana.'' 
'iáip. en Madrid por Pérez Soto. 

. q^STUSí (P* Pjci>k<>-) nació en Placencia del P|6, en el du- 
cádq^j^e'Earma, en 1587. Entró en la compañía de Jesús, y 
^ü^^ maestro de iretórica en Bolonia. Habiendo pasado á la A* 
Qi^h^a Vn 1)51 é>, fué misionero y amoroso padre de los Indios ci* 
naib^s^ ;í(P/^j tehuecos y chinipas por espacio de 24 años, al ca- 
bo de los cuales lo trasladaron sus superiores á México, d^onde 
jti]Q4óiai célebre congregación de la Furúimn, de que fué pre- 
fecto desde 1646 hasta 1663, en que murió á 23 de Setiembre 
con fama de iSantldad. Su funeral se solemnizó con la asisten- 
cia del.virey, cabildos y comunidades religiosas, tüacribió 
. vAdprnos poéticos para el recibimiento del Illmo. Aleji^ndro 
Lg^ovisjlp, Arzobispo de Bolonia. Tmp. allí, 1613. 4. — Uno de 
ellos es elt geroglíñco de un pié de rasa con un botón verde, y 
afta \9m¿!Kul^scet, Lo que debe llamarse más bien profecía, 
^ue .eifQÍ.DléiQ8; pues el Sr. Ludovisio fué á poco tiempo cardeBal, 



—ítí^ 



Imp. 



xíco/« imp. «nr, iu40. «."^^«^«fiM y avifto^etjpimfiiires ft toa 
OÁniT^ef aiAf»8.'* Imp. en €.<^^M6m)0fÍH ói3i«i4MÍ¿ la vidti-áel 
Atuor^^^^feSítraeiaféb ^t él P. Atontto Bouffoetúr en^sif flUr^a écHJí' 
'cante impresa. .•-.•.. ^:' •: - j ' • * ^ *; •.• y-u 

i ■ •' . • i •■••>■■ ■ -'i ' - 

CASl^GRENA ¥ ÜllSÜA tI*tLit«. D. ívaH féWACio)TIaW6 
eh In citldat) He Zrti^tééttt, en lií NUevv^áHbÍBvy^ fn^eoFéflal 
del ra^lde S. lld^otúü^de M«i¿iéd;ycmcto/j^ttrit^'"do ¿«1^^^- 
Dt4ei8tdad. ;' Habiendo paiéiideá Espálfá reétlí6 Mét' grWdó de 
iloetor téélogo en'lá <fe Atíl», y lo'ln<ik)rpoi^ debpbeiíéírll^ii^o, 
d dohdwtegriwódoií tttia prebeíidtt'dé ír- it>e(íof>6litarif«V*y'%n 
donde fué trntedírátrca de tarrada esetítW» v#itíie ttfi^k, düiüíñitOf 
ehahiffe, itoquísKIor otdmario, ábiW déS;'>'PtlÍ!rft', pft)W¿pf dé'&- 
dios, ^ vicarte general de los e^it^ántos^'dé iMinjaf', cüjror^ái- 
pleos y los títnios de leúto^i da laníiytieii^iiirR de £epiiT(á. 'ea* 
pellan y «predicadbr del rt*y Garios 'í I, cérdrtó fa mitra Wrf' 'Tu- 
ce tal)/ á que fué préseiítadt)^ tú 'f>729¿'H|e cótieagró'iii Méá|eo,^y 
tofldó poietion de'Bu otiilirpadé-én 1780;' pero falféíáil^ á'Yeé tf^e 
aflos en MéridaVIenieddv SS' de etiaid. Fttnfdó ^ri éú pntria *Xa- 
cfileeHsercol^gio d^ los ^itAngékB pera educac^ioii de Íffi,ni- 
Has. "Reedificó y' adotnd \^ cfapiflá de Nuestra Sf'Bd^a del Ti- 
lar del cerro de Chapultepéé/de lu qtje no ha quedado veiilij^ia 
alguno; '-ProtnoViÓ la csuaa ú-é bestiifíoacfOtitfel 'vederab!e'cia- 
nótiijg^ode Méxica, D. Juan Goncslíez, h^miCAtSo y 'rnÍ4ÍQt)efo/ 
y á su instancia éálsribió ía\ vida el^ P/'Mtguel Venej^^, jéáuita. 
Dotó én la casa prdfesa de Mteieo Va fiv^sta de la ct/rtv^cYtiloirtía 
S. Ignacio de Loyoíei y'ki titliáiM hteo ereolegib''im^ert«r'iie 
Madrid y en «1 de AltnonaCid. ' Ed la 'umv^rsided'* de fVl^^ifco 
dotó también la fiesta de la Concepción que hfteimViós'^'PP; db-^ 
niinicos del colegio de Porti^celi. En la iglesia de S. Sebastian 
de-PP, carmelitas desea i20s fundé 4i anlvetsario dé \h santifica- 
ción de S. José, para el segundo dornm^ de Octubre. ^ £ñ*)a 
viUa de' A|reili»| dond^ fulléele^ fn^Ven. M.;Marf& de li^iíns dotó 
c^ novenario de? «los dblores'de ík Vfrgeñ Sáiítfsrmá.* Y en su 
melHipbHtaBa fufldO ttn anifersario en memoria del *Ven. iluán 
Gonialez. y otro por los prelados y prebendados de dicha igle- 
sis. Fué el primero que publiéd'en Méxifco ga'zetas^ ó pehódi- 
eci; sufriendo por elblen público las murmuraciones de íos'e- 
gfofátas, é i|^norantes» enemigos de la luzí, y de la comvb uttii- 
tíacK . • - . 

'Ifterfiyid- ' ' . l • f • . * .- . : 

'«£1 Abraham Académico.'* Imp. en México por ^ÍMpéido^ 
1fM« 4.*^**Eloglo de la inmacnlada Cdnceperon dé Mafft^ 8an« 



|Mpw* pioo\m^io.(Ui 0\ Bm\ .1ÍQaa« torio de. Im PMcaUMs de 

Sir JM(ftQ^. Iaé4.4f iaQjcn^y^^'i^W dfr B^éiíicO, Imp. en 

Oposición á la Canongía Magiitral de México." Imp, al}i, 4. 
-— 'Panegírico de 8. Bernardo Abad." Imp. en México^ 1709. 
4.r^',||jl¿(ice plflkU9ibl^; hi^toiía de i^^Af^ik^!'^lW^:^r}^^^<^^ 
coii.qpciU Cat^diial ele lf4^<> qe^bc^ifa ví9toriq9..dÍ0Í ^- Fe* 
Jipe V. en BrihM^s^.jr Villfivipioiifi." Iapjr,.^ K^xínp, L^li. 4. 
, — VPraeicip e^o^rísti^a por. ta feli.«.l7^|)a de Pqtuega,*' Jiap. 

fin.Mé9CÍC9»..l7l(l.,i-T^£jfirc^ÍQÍ€iadj9VQl^ pf^r^^^pAOipallarr -á ia 
, YííaWP.Matía en w Sqledad," Ii?ip. en WéxicQ, 1720. 8.--*'Dc- 
iM>(^onarÍQ.i.Joi:6eqtos^Aogal#f».'* imp. i^p A)i|^cp )[ aA Qádi;E. 
4T*VPf^P*fitów.en la Dedwwjion dei .Templo 4^ , pep^cbinaa 
,de,Ck)l^)iiaC*ri»Hid»jMfí?ÍQq." I*op». «"i, 1725, 4.— .^R^las 
. jyra loa ^Cqpgl^fganM Erf^wiiMo»» <*«;§« Vf^^^*' f^m?. 1725. 
f—'lPffí^^mvfi esififimUj^ipf ^oibf^ la FiwMi^^diB Jf Qptív^wwi de 
*^tl¿P«c¡g4eil.pjFala.". /Xfqpn^i^ W4Wí5o. UíW..,4i-.-rr**Apoio. 
,^í%(l|targíffaid9.(i^ ftiJlBVa Eicft^. 4j^ W Cpi^wa^pp ,d« ^, Igna- 
cio.?' I,Q|ip^ en Méjico,. 17%&* 4^-£l Mio^rq má^ íeli« .ISloigio 
. .^el Vanafable Fr. ipan Ángulo, f^ligiioaa Mgo da S^.iFrancis- 
. .Cfljde.JfecA;a^B,»\ (QP,,qn.A1¿^icp, i7;í?. 4,-T\Uíí|w«l^ímíiMiu 
^e María $bii)Maim<lf P^}^^9^\ 4mgide.,á^ip%.p,iQ^99^09,d^ Yu- 
^iiU¿.'\J[oM), en Wfj^iccj^ íi7^Jl..4>-T"Ua»'4of.Tal?li^a^ftJaiiiey: 
Q Vidai de loi/ SanUMi iNi^od^^^% y. Jo^ d^ Ari«<?4íft?<»" MS. 
.^(^Hiaioria dfsl. Saaio.Óifi^to. 4^ Z^iOa^eo^" M.S. La. pi^ ei 
;^o^dede|a Lagiiiia 911 fu «¿^^^/if^f t^ de ,¿;ífC|fl(^a«.•-r•'Qom- 
. fjA^laria m £vai^lMMiq» V*em B^aíaift." W^t ÍM* nMftWna 
(|( tiUno. Eguiara» 

CA8TRIXX0 VXLLAFAÍÍfilD. J w) í f/Jtbíiw, Wtural 
. dp Iféxicp. fiacfibÁói ... 

''A^bi(cioo ep^iieía de la polt^^i^adr oon qve ae ipuJ^lii^ó en 
M^icQ la BAila de ia ^ao^a/Cftu^da.el d^a da 8. AUg^^aliAr* 
.cá|9g|9l.de} alio á64a" Imip^allLpoi.CWdeíPWf dípfto npp.. . 

. CASTRIJUJUON^Fa, A^TpNU)).Aa^Ucal.de ^ivil|a.d^¿a|»o- 
^a (|n el ojbi^padp d^^^^oboacAP* 3i^Q ^'a^t^ap^i^lfri^ólogo, 
«ap)bi6 la beca.de) real cqle^o de.S* Ud^ippno.id^ &j|éaj^p| por 
el aayal de S. Francisco en la provincia de S. Pedro j S« Pa- 
blo, y fué predicador general, guardián de varioa, ii(yycj^^ y 
difi^or. Kacfi^ié . . . ;. 

jigx^iDO.fOaebra «n.ltia E^qwi^e >qup la Qiudafl de fi^mni^ta- 



To4iÍJti> á su insigne Bienhebhor; eiSPi D. Jwirtt' AmomA^detJr- 
«tttl«i,.A'fftna;Oaen>ero y 'Dáiila,'d«l Orésñ de'Alcé&tMrn, Mur^ 
qués'del ViHardel Águila." Inyp.^f) Míska por Mogalv^^^^^* 
i4uuAM( tilisaio ««'kaikniat imefifekfms i¿pulei(^J¡tm^'f66-' 
'•ftf«r<¿éií9^f»tfy y &ktiM^n^ii%6tt^m mtt ird<iMmé'e[¿b«ii>tdá»;,'ébia 
t0ld«^'é^l «(üti^r. ' L» Hitfmofta «¡te dicho marqué» «0t6 «titratKaKla 
«»i<df6ha-«vudad<emre otra» muchas ootaa piflfduMifydnátitoBi, 
<[«e Hhsoj «yi Jt\ 'knoMoadutidueéo^ que labrd^áBtt CNisdá jitia:!»- 
trodacirbl af ua,^mpu08t0 da tmúm d4»> varaadevUuhr^aobm 
^tav«» da 16 Partía en ouadr<i, y^evi cujra <oi)ta, capis da •oai'» 
patic COR el éáeamado puente ' de Sef^ovla,^ '^Mli6 M-M9 pasos 
doau' propio 'eraiidai, que con 'otroe.4lv7^ d« oiroé^ ím¡»» üík' 
|>on6'fooibfade'hi«rquería 1M.72Í pe»094í^orté8v^ ' -i- 

CA&TRILIiON (Fft, S«MSTi«ir} iHvtunit do la R £.^ifOli« 
giooo desoaiio 4>e la proVincta de %, i>l«go do ^MéSxiooii 4o«do 
iúé 4eet^r de teología, pnsdita^ot y provinoial doovoooojroi^i^ 
4ofrdor del eaoto «^io^ Mulíd dtt 80 a1to«, %ii té96.- • PvMióé 
' .M^Et^giodiOiS. Frawetatío do Bo^ja» pradioodo etf4a» Aeotoodo 
^»ú€a!i^m2aeion.*^>Ia3;p. en léxico poÉ-Ruit, I67S. 4«'^«^'Tiiiiii* 
^'álortoso disi Nüsareno «n laad^akaiil^OottvwrsbA de SsmAoí'' 
imp. «m México, 1077. 4. 

CASTIIO(P. Aa)[$6Tif9)nací6«nlat¥lia dé C6#dov»dfll0- 
>^ado do la Puebla do los Angele» et) 04 do Enefo de 1908. 
8^' ()«dre D.»Franei»co PéreK Castro, noble galiego, sotaba om* 
parontado 'coa toe eondos do Lemug^do ViltonSttrin y do Ckrot 
F^ros, y con «I «^/que de taicon^uf^ta, vtrey do Méxieo; y su 
lOfUdl^ Dofia [gtmcitf Tembra, era desóenéietite do AloMsO'Aró* 
imle^Gtvlváti; ptimor poblador dek referida viHa. Aprendió doB«> 
•«^mny'mfki liftíistoriu «agrada por las ptniuvaa dol imñgnoi» 
barra, elcarreggio de esta Ainénca,8Ír\qon«lole de intérptotoau 
jAiicVno ptfdvo, nufnbro instruido, que te oAséttó también la his- 
iosia eolesítéslica de Fieuri* Ejercitóse igua^roonie d«ido en* 
fiónooaon^t^dibujo, onquesftlíd sobresaHoato; y aftn so ooa-* 
iNHHvan d«8o marro, «n Córdovattim' Santa Catarina máotis^ jr. 
on Bolonia el tetrutadel cóiebra Tom&s. Moro. Aproiidí4 wmU 
Mkínd^o^^bgrafla y lo» olomenio» dé matomátioa, siondo oa 
«iiBiostfrD D. José^Carboiioaa, pitoto retirado do la aimada real 
quoieva RAiyórdoaniO'do lo» haciondas del padre 4o aueatro A* 
gualhi. 'Con e»to» pcineipiGo salió do 12 ajio» á-ostudisY la ftlo* 
»aéí»^\ colegio da S.Ignado do la Puebla, y do allí pasé á oiir*» 
sao le^oología al do« S. üdefonso do>M4xicoy donde apkrondid de 
mofonria taatibra» de Tosca y Foijo^ £n 1746, absazóel iD»*« 
MUto de la compadía de Josu» oa oi noviciado de TepeBeUaa: 



Tútkto laJ)lMá>fta, Estuvo oon varios ále«uno« on V»UadaUd y 
.CkiiuJatii^fVí; y. en hi l,^«ebia #»|udió la unaijiiinC^ .• coa él Uc. 
>Kmi^ui«'«>MióA(d«te y mMioo «wpeubie. £)#spu0t fué «utiado 
á'JUéfhlajiaYuQ»tiin éMiablte^r la c4(adfa il« juriaprudama 
iUHíiéai«a<> i|na» vas^cót ai«ndo'ei pnaMf ^nu^drátiao-de «utaife^ 
,e«l(ad.^ afiMilla.efcuala* . Y na ooaiarU9,oan fíala «ary^tdra- 
bajó ao U a^eoioii da U oáiadra da deraabo.^il, ^a la^ ver 
rpktntjvia, y de ln <|Qe fiM RFioier ragaoia D. Maauai da VUU- 
amata^asaaor da aquel gobieco^ y daapuaa oidor de GaRAaoiala, 
qAÍap {Maaodopcaaio.VMlo áJa-audiaiicia de Máxic«o, faUaoi<S en 
Tjehtt^aan da h» Granadiu. De Yucatán fué arfebaiAdo á baUít 
nuestro joven Cnairo elafio 1767, y en Ferrara lonombraiao y 
fué rector da loj jesuitaa mexicanos hnsta la extinción de la com- 
•plillía. Allí «naieoió singular estimacHm del illoio. CekiiDba» 
no« obispo (ie Fotluy Lt niá« eatrecha amistad «sin el ilualie 
ptUfieiooreinanas. Juan Francisco, ma^fute de Ala y eofide de 
$\)liMtno.i £n los 23 anos que. vivió en UaUa fué ei eonsnker 
(ji'Qenaor privado de los jesuítas nonericaaos, que escribieron, 6 
dtetoá á lu« a^gM^ trabajo literario; pues todos le.cooleiAbaB lee 
"ciftiioeiniíantos tais vasips y profundos, el gasto más fioo y de* 
licado, y ia crítica más severa y juiciosa. Así es< c^e los Abe* 
des, Alegres, .Clavijeros, Gumpois, Iturriagas y otros fueron eus 
inliinea amigos y los tn|is justos apreciadores de su mérito. Y 
.si:^onio emprendió muchas obras, hubiera tenido geeio, tiejn^ 
y..£tieultades psd*a concluirlas, habría lanado la espectacion ^ue 
laniereGÍan sustaleoios y jloctrina. Sin embargo este.literalo 
^^sólidamente piadoso, amigo ñei, jamás envidioso del mórito 
-afrsflo. siempre elogiador d« los sabios y beneméritos de «ii piíi- 
tria," (como ^e. explica su compaflero y hermaoo el P. MsneUo^ 
en su nida imprem) <lejó los siguientes escritos^ habieedo íikr 
iieeido en Bolonia á S3 de r^oviambre de ¿79Q« 

«OfHtio de. SapiefituAn laude et dignitate." Mexici, Í7£il. 4* 
--«^MUescripcioa del Arco Triunfal, que en la Proclamaeioo del 
3c..Cárlo»iII. erigió el illmo. jSr. D. Manuel Rubio y ¿Salinas, 
Arzobispo de Méxieu." Imp. allí, i761, 4#--*^El nuevo Uliaos; 
Pttst^ de la .Proclamación de Garlos UI, en Valiadolid^ de Mi-- 
ekoftoanJ' imp. en México, 17(i2. 4.-^'^Vida,delP. JoséCcoa* 
poi» .^uíia maxicauo." Imp* en Ferrara, 19^82. 8. -'"'Biofio 
del F¿rF«aiokco Giavijero, Jesuíta amerioaiio." im^ en-Fer'» 
le», 17S7. 8.-r-'* Vida dtsl P. Fran«isGo Alegre, Jiwuita ameii** 
cano**'; - Imp. en Italia. . • .—•Las Fábulas de Fedro en eaale-» 
Mario;" Imp. en ludia* . • •-^^'l^^ Troyanaa; Tr^^ediaxie Sé- 
»tGRien.G«8lellaúg<'V lu^ en íialiot***— tVlS.-^'SMillenies 
reUt)UJ»-4ti i^npoiensis: stvi dasciíptio tud<rum,arci^ r«^w, taok» 



-381- 

pli, crypt«que mirubilis, quae in Mitin non procül ab AntícahA 
Oaxacéndium éum slttpóre visuntur.'* En véjJso latino.*— ^fil 
Tiiiro i\t Virgilio en verso castellano " — "De&rripcion de An- 
taquera de Oaxaca en verso castellano " — '•Verulamio de la 
tlij^ntdar) 7 progresos de las Oiérfcias; traducido al castelbno." 
— *"Orhlib de Artis Anatorniceá^ne6l»itate, AngelopoH dicta ád 
9. i^tri Nosotjbomiumy quu dfe O^mnasium anatomícum líp^r- 
jtum ést.*? — ^^'^Descriptio ArcisOe^ituaoornia, veíaíbu» hitinis/*— 
*'Oratiopro instaurattone Academia de morum ficiencia."— **De 
loi frutos preciosos de Yucatán, y meiiiosr de foineortar y amptiai' 
9U comercio." — ^«Disertación sobre el modo de sacar taSal| y 
del antiguo conriercio, que de ella hacían los Yi>cat«no#."*— 
'^Historia de lus encomiendas de Yucatán." — 'informa de la 
Universidad literaria de Yucatán á fs^vor délos Religiosoa doc* 
trineros." — '«Historia de la TMIa do Cdrdova en latín y caste** 
llano."— •*La Cortesiadar Poema épico de Herntin Corléf.*'-^ 
^^Cartas Horacianns: 6 critica de la Poesía cattellana.*'— « *Lm 
Odas de Sor Juaim Inés de la Crus, ilustradas con Notas.'*-^ 
^'Invectiva contra el idoderno uso de apmider las Ciencias por 
Diccionarios.* premiada potr Isi sociedad de Jesuítas Aragone^crs 
dé Ferrara,año 1769.^'--* 'Noticia del estudio de lá Lengua Grie- 
ga entre los Espafíoles Mexicanos**' — **Hf^toria de la Literatii-^ 
ra Mexicnna después de la Conquista. **-^'*Coieccien de Poesías 
de Juvenal, Horacio, Virgilio, Anacreonte, 8afOyO»ian,Qe5nerOy 
Miltem, Pope,- Young y otros en verso castellano."*— '«Cartas al 
Sr: D. Francisco López Portillo,Oidor de Guadalajara y de Mé- 
xico."- *'La Pro8odia'\-^Esta obra estaba tan cuidadosamente es* 
crita, que á ella sola llamaba el P. Castro su o6ra.-^* 'Oraciones 
Sagradas.'* 6 tomos en 4. — Se formará idea del gusto de nues- 
tro autor en materia de oratoria sagrada por el siguiente rasgo, 
que copio de la censura, que dio en Mélico de un sermón de S. 
Pedro predicado en la cátedrarde Durango el aüo 17^9. Des- 
pués de burlarle ingeniosamente de ia costumbire de tocar las 
circunstancias en el exordio, dice: *'el esttidió* de la oratoria 
debe hacerse por Cicerón, Dem6«te^, él Crisótftomo y el Nazian- 
cenO) después de haberse formado, a más de las otras parles de 
la literatura, en la retórica de Granada, «•• Y predicar asi no 
es predicar á la modat como se dice vuJ gatamente, sino á ¡a deu^ 
da, á la obligación. Ni es predicar á ¿afrancesa, como se ex- 
plican los más cultos;sino á UíGrisostomiana, ú la Nazianosfía^ 
á la BasiHanam.» • «Y jr que los predicadores no estén amaes- 
trados del cielo como 8. Pablo* • ..ú lo menos deben poseer por 
el magisterio humano el verdadero ef tilo, la propiedad, limpia* 
za, energía, núruero^ cadenQiu, sencillez, é invención de la ora- 
torio; el gesto, la ixulustria, la popularidad y el manejo de los 



-«83— 

OQf A^Oíietjjf etto dfspuea de estar inetruidot en la h»tof ia de In 
Iglesia, en Ui cuatro teoloffías, y en la lectura metódica da las 
S«ntae fischtivai.de loa padreSyCon cilios y varía erudición " 

CASTRO (Illmo. D. Fa. ALONsa) natural de la ciudad de 
México, del orden de 8. Aguetln» maectio teólogo de la provia- 
cia del Santísimo Nombre de Jesús y su procurador en les cor- 
tes do Madrid y Roma. Fué asistente general por las pro?ii>ctaa 
de EspaQs; y en 1687» presentado para la mitra de la Coacep- 
clon de Chile en el Perú, cuya dignidad renunció. El Illmo. 
Eguiara lo coloca en su éiólioteca por ne sé i|ué tríitados teoió- 
■giú<»i de que no resta sino la tradición. 

CASTRO ( P. Alonso) natural de. Toledpi de la compafiía 
de Jesús. Fué discípulo en Ooata del gran teólogo espafiol P. 
Gabriel Vázquez, cuya doctrina ensi^ftó en México. nuestro Cas- 
tro después de haber gobernado la casa profesa de Sevilla, £n 
160St M nombrado proTincial de la Nueva España; y habien- 
do yuelto & Europa lo fué luego de la Andalucía, dqnde atirió 
en 1609. Escribió entre otros opúsculos 

^Comenlarium in Constitutionem Clementia VIH. de largitio' 
ne numerum utriusque sexus Regularibus interdicta." — Así la 
biblioteca jesuítica y la de D. Nicolás Antonio. 

CASTRO (D. Alvaro) deán de la Concepción en la lela Es- 
paflola de .Santo Oomiago, ? icario general eclesiápticp é inqui- 
sidor de ellai Escribió según Cárdenas 

^'Relacionas históricas de la América,** — Oe ellas se valió 
Pedro Mártir de Angleria, primer cronista de las indias, para la 
composición de sus décadas* 

CASTRO (Fr. Andaes) natural de la ciu/dad de Burgos, don< 
dé tomó el hábito de S. Francisco, y fué n^^e^iro de novicios.. 
Era de la nobilísima casa de los sefteres de Celada del camino^ 
de que descienden los actinales marqueses de Villacampo. Fué 
discípulo en Salamanca de los doctísimos franciscanos Fr. An- 
drés y Fr. Alonso Castro; y aprovechado en su doctrii^a pasó á 
MéxiiiJO el año 1542. Aquí no solo aprendió mi^y bien, lajen- 
gua mexicanai sino que fué el primero de los . misioneros quo 
supo hablar la matlazinga de Toluca, lengua la máa difícil de 
la N. £. y en ella predicó á los Indios, de quienea fué, ministro 
celosísiuiu y muy amable por espacio de 85 aüoe. Siempre re- 
nunció las guardia nías; pero no pudo escusarse de ser diápidor 
de la provincia del Santo Evungeüo, que se glpría de haber te- 
nido en «atte Vuron venerable un ejempiar de todas las virtudes 



a|>08tóiicaa. Falleció en el convento de Toluca á 14 de Diciem- 
bra de 1577. Escribió 

'^Arte y Diccionario de la Lengua Matiazinga." — ** Sermo- 
nes y Catecismo en dicho Idioma.'*— Estos MS. con un tratado 
del matrimonio^ en buena letra^ y bien encuadernados existen 
ea la biblioteca de^aniiago.Tlaúluleoy donde loe Ixe visto, 

CASTRO (T&.Crístqbax.) natural áeMéiácq^ del orden de 
S. Francisco, lector jubilado, y cftl^d«4t)co «isti^tUo del;Siitil 
Escoto en la universidad mexicana, guardián, regente de estu* 
dio« del colegio de TUtelulco y seejE^iajrio da la coints|ijr|fi ge- 
nerel de la Nueva Espafla. Esciibié 

^^Pacentalie Declámatio habita in celebérrimo 3. jF^rai^cis^i 
Mesdceo Cosnobio peiillustris S.' E^ang^lii Min^rAii):^ JEiparcbi» 
die 16 Decsimbris ano. I7;i6, ad pioa Manes Exn)i,a« ^evmi. P. 
Fr. Francisci da. Soto, toiiutf Se:rephiei Ordinis Miiiistri Gene- 
ralisu" £dit, Mexku apud Ribera, 1737. 4^. — "El Grande sin 
medida, Santo Domingo de G^zmai^i'* Imp» ei^ JMexico par Ho* 
gal, 174I&. 4.^^*^Elogio del íneÜto Protoü^ártir delJ^ilencio Sa- 
cramental S. Xuan.Nepomueeno.^' Imp. en México por Ribera, 
174a, 4. 

CASTRO (P. F«AiiGisco) x^tural de Madiid, jeaiuta de la 
proKineia de México. Kácribid 

^La Ocitava Mar&vdil&9 7 aiaaegu^o milagro de MéxijsOj^^per- 
petuado en las Rosas de Guadalupe.'' Imfu> en México por Hjo- 
gal, 1730. 8.— Es un poema de bastante mérito, en que se pinta 
y elogia la milagrosa aparición de la Santísima Virgen María 
en ed (ierro de Tepeyae cerca de México. Tiene cinco cantos 
y todos loa primoree de laepopeyay yunque el estilo es alg^ dii« 
ro# Ei cabaileco Batosini atribuya equivocadamente esta obra 
r1 P. Juan Carnefo^ jesuita, á causa de haberse publicado jun- 
tos éste y el poema de la Pasión: de Cristo de dicho Carnero^ 

CASTRO RIVERA (O. Francisco) cura párrp^ de la ca- 
tedffal de Anitequera de Oaxaca* Escribió 

"Representación al Rey conti^a.el Cabildo eclesiéistico 4e An* 
ieÑfa^tpíf sobre osignajcion de. renta.*' lipp. en foL 

CASTRO (D. Gaspar Fernandez) caballero del orden de 
Santiago y oidor de la real audiencia de México. £scribió 

''Elogio Apologético del Libro intitulado: La perfecta razón 
de^ Estado/* Imp. en México, 1645!. 4. — ^'Memorial al Rey, en 
que el Autor se justifica de los cargpaque le hizo el Visitador 
do 1&N# K." Imp. en M4xi<io, 1651. foK—-' «Relación de \sm 



—284— 

fiestas con que celebró México el naciiniento ttel Príncipe Prós« 
pero." Imp. ea México por Ruiz, 1658.4. 

CASTRO SANTA ANA (D. Joaqoin) mexicano, colegial 
del mayor de Santa María de Todos Santos, y iiceneia Jo ea 
cánones. Murió en Madrid, aQo 1760} y dejó MS. en la libre- 
ría de su colegio 

'«Diario mexicano desde^ IH de Junio de 1752,!ha8la 14 de Ju- 
híode 1758.*^ Tres tom.en 4. . . i 

CASTRO (D. Jo8& Ac^üSTifi ) natttf al de Míohoacan, notario 
de aquella curia eelesiásiiea y notario mayor de Ja vicaria gene- 
ral del obispado de la Puebla de los Angeles: ingenio fecundo 
y fácil en la poesía. Escribió 

**£lTriunf(i del Silencio. Poema heroica de 6. Juan Nepo* 
muceno." Imp. en México^ 1786. 4. — ''Semimientas de la A<^ 
marica justamente dolorida en la temprana ó inesperada mu^te 
del Exmo. Sr. Conde de Gálvez^ Virey de la N. £•" Imp. en 
México, 1786. 4.— *'Acto de Contrición: Cantó Místice." li»p. 
en la Puebla, 1791. 4. — •♦Miscelánea de Poeaías Sagradas y pro- 
fanas." 2 tom. Imp. en la Puebla, 1797. 4.— "Poesías Sagra- 
das." Imp. en México, 4.--r**Gratitude8 de un ejercitante á las 
misericordias de Dios; Canto místico." Imp.^n la Puebla, 1793. 

4 "Poesías* profanas." MS. 4.—** Vida de S. Luis Goosaga 

en verso castellano.'' MS« — Otras mucha& poesías ha publica- 
do el mismo autor coo 6u nombre, sin su sombre, y con el de 
otro. 

CASTRO (D. José Marian») natural del obispado de la Fue. 
bla de los Angeles, y médico de la ciudad de Tehiiacan de las 
Granadas en la misma diócesis, tan feliz en tomar el pulso, co- 
mo en templar la lira; igualmente favereoido de Apolo que de 
las nueve hermanas. Escribió ■ 

«'Romance en elogio de Carlos IV, premiado por la Universi- 
dad de México," é Imp. allí, 1791. 4.-— >*> Poesías á la Estatua 
Ecuestre de bronce de Carlos LV. hecha fM)r D. Manuel Tolsa. 
y colocada en la Plaza mayor de México.*' Imp. allí, 1603. 
4.— ^'Poesías de la Consagración del Illmo.Sr. Campillo, Obis^ 
po de la Puebla de los Angeles.'' Imp. 1804.-»Otra8 varias 
composiciones' tiene M. el autor. 

CASTRO (Pr. Josb) natural de Zacatecas, del orden de S. 
Francisco, lector jubilado de aquella provincia, misionero apos- 
tólico,provincial y vocal en el capítulo general de Roma de 1688; 
Falleció en el colegio de Gtuerétaró con gran opinión de virtud. 



—286- 

^•Panegírico de Sa^nto Domingo de Guzínan/* Imp. en Mé- 
xico, 1696. 4. — **Sermon en la reediñca'cion del Templo do'4a 
Santa Cruz de la Ciudad de Qiierólaro/* Imp. en México, 1702. 
4.— '*Vida del P. Fr. Juah Ángulo." Imp.*.. — »«AIJHba a- 
postólica." linp....-^**LaRient^uione8 á la Víriren María Do- 
¡oroíía." Imp — "Vinje de ZacatecsQ á Roma, y de Re- 
ma á Zacftiecas.'' Imp. en Europa; reimpreso- en México per 
Rodríguez 'Lupercio, y en 1745» por Hogal. Está nn verso cas- 
leliano curioso y festivo. — ••Tratado ascético: ¿C¿»id est homot" 
MS. — '^Dictamen Teológico sobre que pecan Jos mineros^ que 
defraudan a] Rey el duimo de Ja plata: fecJio en Zacatecas año 
líUi." MS. en la biblioteca de Jos PP. descalzos de Tacubaya. 

CA&TRO (F&. Josfi) mexicano, Jiijo de la provincia del 8an* 
to EvangeHo, letetor jubilado, regente de etjtudios, doocor y ca-» 
tedrático^del Sutil Escoto en la universidad de lVi4xico, califi- 
cador del tribunal de la inquisición y vicario de la» religiosas 
capuchinas caciquee de dicha capital, de cuyo convento é igle^ 
bia fué singular bienhechor, mereciendo que en su muerte acae- 
cida el aflo 1753, se Je celebrasen solemnes honras fúnebres. 
Escribió 

^'Directorio para Pretendientes de hábito del Orden de San 
Francisco." Imp. en «México, 1737. d. -^'41 ust ración á la Re- 
gla primera de Santa Clara, y á las Constituciones de fiama 
Coleta." Imp. en México por Ribera, año 1756, después de la 
muerte del autor. 

CASTRO (Illho. D. Fr. Juan) natural de Burgos y sobri-. 
no de Fr. Andrés, de quien se hizo ya mención. Su padre ca- 
ballero noble de aquella ciudad, habiendo enviudado, tomó el 
hábito de Santo Domingo; y luego, en teniendo edad le siguió 
el hijo en la misma profei»iofr religiosa. A pooo tiempo pasó 
áste á la América, y vivió hasta Ja vejez en ia provincia deOua- 
temaJa^ dedicado todo á Ja salud de Jas almas. Fué en ella dos 
veces provincial) y presentado para el obispado de Vera — Paz, 
lo renunció. Siendo ya de edad muy abanzanda volvió á Es- 
paña á negocios importantes, y concluidos se retiró 6 eu con- 
vento de Burgos. Pero apenas entendió que se trataba de en- 
viar religioMos de su orden á las lelas Filipinas, cuando se alis- 
tó entre los primeros misioneros, de quienes fué nombrado pre* 
Judo y vicario general. Con este destino Jlegó á México, pasó 
á Manila, predicó en Ja China, sufrió muchos trabajos, y IJeno 
de años y de méritos murió en 1592. Escribió 

«^Ordenaciones para Ja Provincia deJ Santísimo Kosi^riu de 
Filipinas, hechas en México a 17 de Diciembre de 1580.^' 



— *¿86— 

CASTRO (Fa. Juan) mexicano, mnestro en sagrada teología 
del real y militar óriled de Nuestra ^eüora de la Merced, y 
docto orador de su tiempo, üió á luz 

«'Panegírico .de la Coiicef>cioa Santísima de María." Imp. 
en M^yico por Calderón, 1690. 4. — *^£logio del mismo Miste- 
rio pronunciado delante de los Doctores de la Universidad de 
México. '' Imp. allí por Calderón, 1692. 4.-^^'Oracion panegi- 
úeiB{ en celebridad del Centenar cumplido de la fundación del 
Monasterio de la Encamación de México." Imp. allí por Lu- 
percio, 1693. 4.. 

CASTRO (P. Juan de Oíos) natural de Zumpango de la La- 
guna de México. Tomó la sotana do la compañía de Jesús en 
Tepozotlan el offo 1690, y concluidos sus estudios, se entregó 
á la instrucción espirltoaí de los Indios^ en cuyo favor y el de 
los rai^ÁoQ^os escribió con tanto trabajo como acierto 

^'Arter ó gramática de la Lengua Otorní." 4. — '* Vocabulario 
de La Lengua Otoraí '' 4.'^-Arnbos libros se conservan Md. en 
la Ubcería del colegio de Tepozotlané 

CASTRO OSORES (D. Manuel) vecino de México* Publicó 

'^TisrnKHi euspiros, con que se procura explicar el veidadero 

y debido, sentimiento de México en ladolorosa fnuerte del Ex- 

Bfto. Sr. Caade de Gálvez, su Vifey." Imp. en México, 1786. 8. 

CASTRO (D. Nicolás) vecino, á lo menos, d^ la JNr fi. Es- 
cribió según León Pinelo 

^>Selaiúon.de las CaJifornia;»..'' MS. en la Ubrería del conde 
de la Estrella. 

. CASTRO (Fa. Pbdro) natmai de Gua,t^maia,treligÍDsofran- 
oiaeano de aquella provincia- £%eribió 
:/VUn Tomomuy grueso x^on 110 Sermones de Misterios de 
Santoa, y* d» Tempore." 

0ASTROVEBJ[)E(P. Matbo) jesuita mexicana, de quien 
aok) lie adquirido la noiicia.de que escribió 

^«Latinum Poema in laudem Lmmacuiatfs Deipare Coneeptio- 
DÍa per Universam Hispaniam Novam celebratai." Mexicii • • • 
-^*M¿ntre otras preciosidades tiene la descripción de \ou fuegos 
artificialesi repiques de campanas y alborozo popular de Móxi* 
co^en las fiestas que cantaj y ea la siguiente: 

''Mfíxictts intered toto celebérrima Mundo 
Ingf niis, opibuaqae vigens, oui sum'roa poiestas 



Cum siimma pietáte manet, eitpil uUioiia amorU 
Edjere signa sui. Pópalos sibi fcedere junetos 
Ad 8ua festa vocat, súbito cum densa gregatitn 
Agmina, confusia aeiquitum, p^i(umque CttterTifl, 
Urbifafiis é candis pcop^rant. jatn i^ia domonim 
IgnUis aecensa rogis aupar ^Ih^ra fumaiit, 
' (r cUium c0nve03a diem nox ii$ra lefutge^ 
Ignis ad aatra subit, suf^tí^aq^e (iyd^ra lAntúi: 
Fulgura fiammigeris jaoulantiuff ab arcibiM «ívbii 
Astrofum atmi^aU globia, totuiB%u^ parOi^hem 
Dkcurruni: Crebro temptorum e^a4í&|A pulaa 
L^itio d^t mii^nt B\m] pueríqoe per. Uotwim 
Concep^m aiae laioei^ancniCk •r>,* * 4.»», «««** 

SANTA CATARINA (Fr. Jiun de) r«ligi«io cttrmKte ies. 
calzo de la provi&eia de 8. Alberto de M^co» y prelado en e- 
lia de varíes conventos. Dejó en la biblioteea dbi dé Vallado- 
lid de Michoaoan 

»*Trece Tomos en 4. de Papeles curiosos en prosa y en verso 
con notas." '^ 

GAV£R(>C^* HfiRM^NPO) j^suiti^ de la prov4iicki.de la N» £• 
visitador de la», misieaes de Si^nera j Sinaloa^ £Éccibi6 

«Ordenaeieaes pura el gobierno espirinpal de las Miaionev, 
hechas en Gua^alajara de ia N. B. aS^ iOéH.^ MS. en la bi- 
blioteca del eolégiodiQ 8. Orégano de Máximo, 

CAVIEDfiS (D. MA»0Rt) oáeial de la^contadnría generalde 
la r€nt« del tabaco de lia N. £. Efscribid 

^^Tárifas Aritméticas para las Oaeioasde Ciieiíta y RtiMD." 
Uh tom. en 4, Mí^. en 1800. Su copia tíu la biblioteca de la igle- 
sia oflitedxal de México* 

CAVO (P. ANDBltis) nadó en Gusitelf^ara á 21 de Knerode 
39, y. tomó la sotana de jesuíta éti el noviciado de la provincia 
de México á 14 d« Ernero de 58. Peio expatríado á Italia / a- 

Ui escribió 

«'Historia civil y poiliica fie México.'' MS. dedicado al-Sx- 
mo. ayuntanMíenio de la ciudádde México. PaViOce que existe 
»" Cádiz en la casa de la Sra. marquesa de las Torree. 

' .». CAYETANO (Ebrmjjno Josr) veomo de México, tetroero 
del orden de S. Agustín. Escribió 

^'Historia del asombro de estos Reinos, veneración 'del Orbe 
cristiano y refugio* universal de afligidoSi la Sanlísioia Virgen 



María de GoadHlape: en verso castellano." luip. en México 
por Hogal, 1729. 4. 

CEJUDO (Pr. Juan Pérwandrz) natural de 4a N. E. del 
orden de S. Francisco de la provincia del Santo Evangelio, re— 
coleto del convente de &; Cosme de México, y procurador en- 
viado á Roma para tf^Uáf l^a causa de beatificación óeí Ven. Fr. 
Sebastian <de- Aparicio, -fiscribió - 

^^Llave dé 51*0 para abrir Ias pnertae del Cielo, én la Regla de 
las Monjae tf e fe Concepción; con tree- Sumarios y una Carta á 
laia ReligloáaSídd ^étidade- Yuca tan.*» Inip. en México por 
Benavidcz, fOffOi 4.^-^**Eí«gTaitií»ftta latina in laudém Ven. Dei 
Serví Sebastian! de A pafficié/* Romaé, 1099.8. 

•€6Li8(0. Ji^AN FbrnAndbz) mesiioano. doctor y catedráti* 
co át vítperas.decáiionei'efi'' ta' ifniverÉidad de su patria. Es- 

*'Commentaria in varios Sexli Decretalium TUulos/» 

GELIS (Fr. Pedro) natural de México, hijo del capitán To^ 
ribio Fernandez de Celis, rico republicano de dicha capital. To- 
mó el iiábito dé? real y militar Orden de Ntra. $ra. de la Mer- 
ced en 11 de' Julio de 1604, y sus* grandes talentos hicieron 
poner én él la atención de sus prelados, y las esperanzas de su 
provincia dé la Vkntaciion, para enviarlo á estudiar á las univer- 
sidades de la Europa; cuyo pfoyectó facilitó ei crecido caudal 
de su padre. Pasó pues á la universidad de Alcalá, y de ésta 
á la de Salamanca donde fuémno de los más queridos y aprove- 
chados discípulos del insigne jesuita, Gabriel Vázquez, cuya 
doetrina antes de imprimine vkió á enseñar á México nuestro 
0eit9( ya graduado de doctor en dicha famosa aeademta. In- 
corporó en la de su patria la borla, y obtuvo por opisicion una 
cátedra de teología en 1616. Falleció de 30 años de edad en 
1717, con universal sentimiento, dejando MS» 

^♦íraotatus Theologici in Primara Part. Divi Thoma." 

^«LaHi^a Mexicana, sivi Qusestiones dispútate." Mexíci, 1615. 
— Laurea (dice D. Nicolás Antonio) á ejemplo de la Laurea 
Sahnaneiúense de Fr. Antonio Pérez, genera] de los benedic- 
ttfietf de España, obispo de Urgel, y arzobispo de Tarragona 
escritor doctísimo. «4 

iÓX 

CENTENO (D. Qbronibco) natural de la antigua ciudad de 
Tezcuco, capellán de la iglesia misericordia y casa de recogi>« 
das de 'México. - Dio á luz 

««Sermón en la solemne Dedicación del Templo de S. Anto- 



J •►X 



I1IO de ]a Ciui)(«d do Tezcuco.^' Imp. cm México 'por Kébefa, 
1697. 4. — "'Prtnegírioo de lít Concepcions Imnacuiadu de Mnría 
8Hniísiífia." Imp. en México por Ribera, I71íi;4.; . . . 

CENTENO (Pr. Lvoás) naéiirni de ia ciudad. de Querél»h) 
co!egial de 8. Ildefonsio de México, maestro en teología, y pro* 
viiK»ial tr^s veceí dé )a proviiiüia de 8« Nicú|p> Tofentine de 
!Vf ieh^i4iciiRf y pfoeuriidor de^etla eñ Roiím^ fdohde meveetó'el 
Aprecio ríe '4 os dde tés -y ia 6Íi^guiarieBU(nacion>de su.genéral el 
Rrnoi Vazqueiii Volviéá »ti patriftcon el iituío<da rtotnriba* 
potdóÜeo; y en (8tO^ fué nombradO'diputado para las cogite? ge- 
nei^á^es^ de ia naéjk)n etpaü&kt,' cuyo honorífira «encargo renun- 
ció^ poír jBU ébf)ín2íadá'ed'a<i^, y po<» salud;. Murió £on> general 
sent i mietito de'léu^^llérinános y conciudadanos en It^l 2, habiéñ- 

rtfr escrito- ,'-*■»• ' . .s'.j t ; } ; . . <j - .''.-.. 

'•Víd« del Veíi'. P, Fí; l>it»tto^'Baw«Mqae, Provincial de ios 
Agüstmt»e de Mic^hoaCan^ afiadida.''> imp; en iioma porBas- 
bielini, 1761. — A ia <|UB escribió eJ F. ÍV. Feílró Saiguefo afta* 
ái6 tariáé coea^ nuestro^' C^Rteho^ y prin&iprilünentl» i» iraiíacion 
del cuerpo <tel^ V. Basaienquede ta igiesia de Charo ¿ iadeSta. 
María dé Gracia de V^althdolid dé Michoacan si aHo 17^, : 



i ! i' 



C£ PEDAS. . . . Véase ZSPEDAS; 



CERDA (O. S^BASTíÁ^ PEitBzde 1h^ curra y vicacid ecte* 
siástico de 8. Agustín de la Florida/ Escribió «ogun pard^nas 

^^Instrucción para 4o6i CióVigoe Misioneroe lié- la Ula de;Cb- 
ba." Imp. en 1679. ' - ' '^'^ • - • » " 

GE^ON(P« Juan) natiirat.dé la« mínas^dé Tegu»i¿Hlpa en 
el reino de Guatemala; Se hiso jeisuita en I6d3< enaeQd iá téo- 
log'ía y itobérnó los colegios de Cbiapa y Teposiotrlan. FuéiQt- 
siontfro tan fervorosoen ta p^rovincia de Michoacan y de-tania 
ilnbion y elocuencia, qué predicando conira< loe ódÁm y. fenemls- 
iailee, se abrazaban püblicamentef en^la igiei^ia ke personas que 
ántés'eran entfe sí eneihigas. Falleció en 8. Lwh Potosí á'ft4 
de lEnero de 1705, y las cuentas & glóbulos de su rosario se re- 
pnrtíeron como reliquias apreciabtifS enire los ñeles. Eacfibió 
varios if atados^ que el iUmo. Eguiara insinúa en scys bl>rrddo- 
res; pero no expresa. 8m duda es uno de ellos el que he visto y 
¡existe en la bibltuteca de la universidad de México, inlHuiado: 

**L)e Vuiuiibus l^ologicis/' ^ 

CERGN ZAPATA (t>* Miguíl) natural de la Puebla de 
iod Aiígelesj esciibhno mayor d« a4jueí cabildo^ y uotmrio úú 



laslo bfíolo de ki iñqitificiotí de 'h\ N. £• E»cdbiid 

**NarrttCÍon en dibujo amoroso^ que ideó el efecto: creación, 
principio, ecebc&dñv / eBta:do de ia Ciudad de la PuebU de loe 
Angeles.'^ Un libro en 4, MS. en poder del R. P. Pichardu, 
ilek totftQlrio dé S. Felipe Néri de México. 

€£RVANilB8.(lLtM0. D. FRMHeuw Gomboi de) «ació en 

'8. JiiAD del Etío^ piieblo del erzbbiepftdo de« JMéxico, ¿e laieepla- 
febidA'faniiüa de loa. Cerfantefde eüe feioe. F^é colegial 
del d«' S: lideibinio de la CftpitaU dootoí;j catedfáúeo jubilado 
dB pHM« de cánones, deepuea de veinte «ños dfe mágiftteño, ca- 
nónigo de la metrdpoi«iana« .pro«i«ordel&rr ecZi»biepo Viza^rQn, 

^•ario capitiiliar en sede vacante. "gOb^rocuM.eu tiainpo de) Hr. 
Rubio y Salinas, y pi^Bnlad«>ppr:el.iey'f4ra U'^initfa deiPuer- 
torico. Pero teniendo ya despachadas las bulas, reau&^ó> eeia 

: digliidadyTpor huberjaseguiádoil^ teé4^8'que equel rtenypera- 
néhtO'sería-iáiiy nocivo áeus&lifd quebraii((tMiÍA< MuT'ió en Mé^ 
odeoftño dei7dO'i'« ««iiabieiidQiyiiJbideaiiQ, 
.. i^>ftlanifté8t0'jur<!diei»«obrerl» legiúrnid^ «on qu«. eIrBl0vyh9or 
idéc Méxidofprfoitltfdió «ft lii* cause de ^Gcagorio. jB4A<:b«iE;>^ «pbre 
la injif#tá que be'le -htst) en haberle- negado. eira«}XÍlio«^i«Í«|f«" 
Imp. en Madrid, sin año, en fol. — *' Disertación apologética por 
la jurisdicción eclesiástiest enJot deii4os, de . 9^tM|>fO»} incestos 
y adulterios." Imp. en México, 1740. íoK-rEn la universidad 

^•'Mélico hay nolicif de hed>efl ee^cñc^iolSr. Cervaatei|io« 2Va- 
;tii^bs/sigutefite4;' 1? *''£)e eiecli^r^e et eLeeti potesiate,. . U^^ De 
rlf^abendi^ et'DigniAaiibtl8»j¿ SS^De onitiMb^e stif^ulatioDili^ue. 4? 
De Resoriptis. 5? De Exceptíonibus.'^ 

.) Q^UVANTESiSALAZAB.(D<F&AN0iBep)<|^Aeide..Que la 
'ibibliot^oa «me^ioana eterrúcieeUi nombre, QQiif agrando le 1^4 elo- 
igioÉa^ quQQOjli^gré'lin la.hmpbi«>4e^ D. ÑjooUs.AiQiwio, J^úcíó 
•eii'Toleido.á'pnécípioa.delíeigio; l|5* Eui-.idMQlpvilo Pm>;íCiwe- 
ilndotdel imnortal vdenciai)0'7QeA'l^ius Vivef, y ^en^^d Jfire- 
itjériea en la mttiTerwdüd d« Osuoe» dei^ji^i^es de i)«fbex jsidot pro- 
* Steeqr enría de Aloa^fá. Cérea del ^o^ li550, <pie8¡o á:Mdx^o, ó 
bien convidado dei invieto conquistador Cortés, á. quien thabía 
'úedk^i^do uno de sus libros el'«{|o de 1^46, 6 illea^adooaoaeo. de 
eu pariente el DrHafuel Cervnniesi^tesQrero; de. ttt.fueiQQpQli ta- 
na, A' la Ba2oi% se^provetaakecótedies de •la>'nue«^aiMniverei-» 
dad literaria, y>se le adjudicó ,1a de relóriea á ri^neaUoCeivan* 
tes, quien se dedicó al mismo tieoipoal^tudio; déla teqlogía, 
hasta recibir la borla de docior. Fué dwpues nombrado rector 
de dicha acudemis^ y preMisto eanóii)igo en 156d. 1S«t8 naron 
do^tp) que hubía sidoi bien conoeido y estijsu&do en Eurqpfii con 



su vtage áM Anmírica.ae eciip8j6tQnto.4 Ips 9399^ d^ los poale- 
xioras eruditos, qjua.D. rs^icpUs ^'n^onio, hii.bÍim;üo de él en «u 
JS¿&{ti>¿«c^, 06 exiplica 98Í: vFjrincisc^s Cexyanti^fi, ne^cio quís^ 
aut un^J^ orii^Didu^, inac^ipsU s^ Auctipreif) «i L^ibco, qu^m vul- 
gu* tjBái, nempe &c.... ."JVfásj;Usto y avis/ijQ aftduvo^í Cí. D. 
Gregorio A^ajaAs en. la vida áp LuU Vives, donde tratando de 
las diferentaí^ edii9ÍQi\es d^ ^qqeUa.expieleQte.qbx^ def u.paimno: 
*^J[nuoduc>io ad Sapi^Qtiaqa, (¡iU^e: &ed praacipue ídeb^t baberi in 
.pr^lio Kditio @|]fg:«A^is anjai 1544, qu^m i>equutu^ íuit í^an- 
0Í6CU8 Ceryanjte^ >»alazar in .t^^alationje i^i^pan^*^ Y haciendo 
•V^lacian 4« ^ta y.otra« ,tradMcioi:\^a^(rastéiJ[anii8,4'^ ^9"^^ H^i^o, 
a^ader^'Prij?)^» pr-^vin/QÍan^ hanc J^gp^ff^asuf (ni/- jb ruó,ciiQQU8 
Cerv9tnUs ^al^9Mir» vUÍi^M¡9 af}di;ion^\).U0 ,£^4 ijetn /adeaMbus, 
Cpmpluti evQíigcii^a JiOan^M^ de Br9K^r,^546, tn^njáe M.ajo: .qt 
eb Ubi'i fAÚUiiem et praEis^U^miam, pr.odiititer,uin jVIadxidí 1772, 
af4^d An(apM^()fi Strn^ka ^W */.-' f^í^íjO aúí^í éiBi|e ,eJCqíji|Í8Ín)o va- 
•i^^ia^p.^^ jesQOndierqp ,tpdíis laí8 ubij^s de , C^rymit^s , jr^eJa^yas 
4 :las d^ Vivaa.» .p^p8' ¡no, liace Q)f ncion i^ii Ja.notio^ que d^á .de 
.suiescjU^Si^ii ia vid^ dfi'j&q^eÍi^xi^jká)¿a.(¡on^ímÍj^: escjrüpulo- 

p fiatinfic J¡d9^p(B Sa(tnitfi¡íiqnfi^, .^pjo iímbrosipd^ Morales 
ki^ cabai ju«tiqia:é ú m^wprÁa' de .C^rv/tintt'3 en el discur&o 
#pi^re la ^ng^ti^ cm^ff^my!^^ s^e .baJLla en él.tptn,,'^, de Ja 
J^uei^a edición d^js^s q^íIíciiíqü^ íij<.>nic|ie dicejisi: ^'Pu§s Fraficis- 
^Qerv«i^tea$fil9?firiiií)prjfííi^ó i^fucliaa co^ág en. caateU^nó de la 
bue^a .álosoíía^ 9in atrás* muy J)ifena8 , de diversas disciplinas, 
qjaca y agr4|u:jada,a[^ente diq)i^8, que j3o creyera nadie de ellas^ 
q,ue p^diejpaniestar bien »n nueifira lengs^a," Gioríese-enhora- 
fbu^na la ui^jv^aíjkdad de ^^loalá.de hab^r ^educado un bijó| que 
paliando á ^i^^ p(ro lf\do4je k4,S/ipaVi^, Ch^.^^ padre de ^^a ¿e- 
jíieracion ijuptrey.dij,aj.a^c(a, de orac^orea y prof^ííores d^ It»» be- 
lif^s leUaft:;yJ|k.nJ^^y,^^ijiid^d deJ^lé^^^^^ rejGpnozqa^que el primer 
JWfaeftro qi|ie ^nsen^:en sus auJasJa Utiuici^d yiaelpcuei|cia.fvvé 
.^n íliaycípulo d^il gran l^uis yivfi^J y,qvi,9 l^s diálogos lie ¿sie 
4^l4^en^e^os jipr Uerryaflrte^.fu^Qn i4Sj)«meras lec.cipp,es <^uea- 
pr^ndieíon sus eS|cplai:es. Khcribió pues.-el Dr. í^rancisco Cer- 
vantesi pxi iv^imer iHgar aqupl libro,, que í). I)íj.p/oJ4s AofPf'Jo di- 
ee cotp to^o de desprecio, q^e andaba entre los piéa del vnlgo^ 
:qmv^,VMl&H^ Ur.iU ¡Ojíala y jí\fnás hubiese tornado el yul^O/p- 
Xrps>e,n sy^ mf^o.o&l Vié<if)s^ {üs.tratados que contiene: » 

;.l? *'4RóÍpgp de )ja qe-iosidad.y ,del ir^ibajly, iniiiuladp; La))ri- 
cio. Po.if;píio„e^crití} ppr elPr^^pnótario í^uis'Mejía, y glosado 
y;4ej4afiado por Fi^aflpi^co Ce^yantes."— ¿? ••Diálogo de * Ja 
4^«>idad djel hpiisjbrey. empegado por el Mues,tro OI|ya,^ cor^cl.ui- 
do»,por Fji^ncispQ Qeiyantes,"— a? ''La, inirpduccion O c.anaino 



--282-- 

para U SabitlurM, escrito en Utín por Junn L'tiU Vives, y trá* 
ducido al castellano por Francisco Cervnnte*.'* Imp. todo en 
Alr.HÍá por Junn Brocar, 1546. 4.-^Laa siguientes obras nolte^ 
íjarun á noticia del bibliolerario espaBol: — ^Küoihmentarñt in 
Ludovici Vives exercitationes Lim^iiae LalineB*'* Meipici apüd 
Joannem Paulum Brisenísem. 1554. 8. — Por «er tan raro o*te 
libro, y para iludtracion de este articula* quiero copiar squí !a 
dedicatoria. ^Percelebri Acachemío Mexicana et ciarissimis 
ejus Patronis, Franciscus CefTantee Salasaviüs fausta omnia 
pecattir: — Sentio multis ac ímtornfs beneñciis adeo me-Acade-- 
tniae MaKicaüá; et vobis ejusdefm PaUonis deyinMom esse. ut 
nihil perinde curavertm qiiám qtio pacto ipsts retpondendo quan- 
tum in mo foret, phiribus et mnjoribas irie dignum prsBsiairern: 
ccunqué nist ccrhfecta re conquie^cére mini^e potais«em, quam 
tnmdiu optaverarn, nnimum manífóstandi rneuDr), ooaaiünem nae* 
las; ut in tic va Regiona; et in doi^ mag4S Academia nonttíkil 
proñcuOfl Hccedérein', Efocidattones. qaaft olini'^ Vivem, cqai 
M^eirem in Htspania, i^nrtposuetatii, recognitas mia'can» aliquot 
Dlaiogís Vivis instituto faciehtfbus. evblgare eoastitttt. • • ^'*8t« 
gue^ y cdncluye; ^-Q^unre Gyfnnraeii Mexieani' nnuniñeeniiésiini 
l'aironi, meum hunc laborem («i quis est^ita exorpiié, «t «t ve». 
iris in me tnaximis'beneficiís nonnihfl respondisse^confírmetis, 
ét aíirs ultrüciirreiiti, majoraque paranti calcar tHldtttis,utetiatii 
si velim; hisi cum dérdecore desistere non posswii -Válete^. "•**. 
**FrnncÍ6CÍ Cervantes Sarazarii, Toíetartl, ed Lu^ovíci Vives 
Valen tini exetcrlationern aíiquot Oialbgi.'* Mexici, 1564.^.— 
Estos diálúgod originales de nuestro Cervantes, oQadido^ á los 
de Viven, son siete, y sus títulos ios siguientes. I. '^iSattus: iñ" 
ter locutores^ Morales et Mata, i I. Ludus Sphcraeper annulom 
lerreiirn: interlocutores, Carees etMota. Ill.Obeliscorum; sivé 
lighearum pyramidularura luduir. interlocutores % Marín. Alcá« 
zoret Villicus. IV. Pitaé palmafiad^ludus: interioeutore», Qñittínf 
Vivero, Manrique, Mendoza, et Ludí magister. V. (este y los 
biguientes son com puentes en México) *'Aeademia Mexicana: 
interlocutores. Mesa et Guterrius. Vl.Oivitas Mexicus irjteríof; 
interlocutores, Cu.hpo, Zamora et Aifaro. VIL M^xious exte<-> 
riór: interloattores; Zamora, Cuaco et Alfaro.'' Wt temo pare- 
cer molesto si- doy aquí una muestra de estos diálogos.- sea det 
diálogo V. Academia Mexicana^ en que describiendo las aulas 
de, la universidad, dice Mesa; **Hoc quod est ad dexferam e- 
narrandffi Sncrae Theologiae'^gymnasium dicatura est* in quo á 
secunda ad tertiam horam veBpertinain Magister Cervantes mul- 
lís ipsuin csBteraruiii disciplinarum candidatiset eloquent-ts stu- 
liiosis audientibus, quod ad ipsas sil ornamentum, Klictocicam 
piofítcrur, GtJTEURiUi?; is est, ni fuilur, quem elictin Orsunensia 



Aciidemia habuit Actúf dicendi pra9C9ptQifs^o. Mbaa: IptrinoU^ 
Cet*..." — X\ pnncipio de \si Dia/éctica del P. iMtro. Fr. A-* 
lomtfdeU l^rjiqfiVB te h«ltn^'.^Jbiptf tola Fnncitci QevrtLniea 
l^fti^r» in poipeifidatioDem Magistri sui Fr. Alfunsi á.Veva* 
cruce, Auguaiinensis, P.oj9|orÍ9 paxicani.'* l^exiqi, l,554.->-0« 
^a «ef^iejfMHftísci lee^lpi^B^ipio 4e U^Oibra de dicho. MtrOb.Ve* 
faQr.iMÍ!ti/«;ci^f» ^tíj^M^iamniirr'Tf^axhu^n éacribi4^'CróQÍ-^ 
ca id% l^a iodimH ^ HíkWU de (fi.N. £.">-r-)^ta obra, de la que 
na ae^ifíMAiertirAli ni jr.fftiigi<)«.«nc ^México* fué imijr «eaocida en 
Espafia; y es ia misma que existía (secrun Jos adicionadores de 
r«ne|p>e«ijfiílíbriirí4(4|ek ík< Biíircia,y ponsinJ^de 444 fojas. en 
foU,y.4||4«b^;ñflneded^lJlaea9iedo Vf^jderr^nia. visitadeT^ue 
fué; d»iMéxieo.. ..{{s^ MSviM ^ou.ba maliciosamente enmenda- 
rla 'Pof eiípbgi^ilíi^ique q«iao.ve4tiip9 con ias piumaa de nuesiro 
Cefv#lfi|ea;. piie(i.i^nd€k el mufo^ bable «'n pcimeru pecaona^ como 
tejiú^de vífMide jo que refiere, austituyó Vald^rrama la ter- 
certty.citándqieíaiil: '^Ueeexo escribió eí canónigo Cervantes en 
lo^idial.oceeüq»^ éftedió áios.de.Lniíi ^Vivea," U. I^icoláa An- 
tonio en su apéndice de Anónimos dice que en la biblioteca dei 
^iid9:|CMMwea)Batel^*UT)p»;kij9to^ia Ú9.|itulada^ Qr mica de Cer-^ 
ilMi^9/íe94Ícia9íJb^ias¿ . £I| ^ronifiia perrera alaba \h Historia 
4e Cerffttnieiir/ e) jeauií^k Cj>ayijero hace mención de eUa.<:^Por 
6}úinp^ji pare eenfixoiaf j9l itraio. intimo que ei üt^ Cervantes 
4lHrp coij^ ei famQse Luía Vives^ y afirmar ináa la gloria de loa 
AdeiPeeiíJbseMipellolea de estar nutiidos «n lee ietree humanas y 
en ifi. filesofla) cenóla leche ductrinhl de aquel gran maestro de 
la Europa, concluyó con lo que nuestro autor escribe en el pró« 
logo á la ilustración de los Diálogos de Vives^ en que después 
dk'lHmdjsrax la incomparable erudición de «éste en ia filosofía, 
dtento9fAi.6ilMliay«ntigttedadei» y lengua» áfiade: ^*ld autent 
JMÍIi,fQtfmni<MB<)e4et|.q^i acfsrriiBa eum ingenio^ et maturo judi^^ 
«ioi fiPMÍs«iií)M|U0 mamerra ftiisü^ ex me sciverit. Mihi enim 
.«jt gmli^caieiurj JEÜQM^torumi Consulum, Censerum, Prsworum, 
«t a(iuittie4|ui>c«|eroa js^igiMiratus Homs g^a/^erunt, nomina 
•eak a|Biiemiftfeb|Mr, pr»oomi.nit)^tts et cogcommij^us, et quid sin- 
•giiU# qutbiiflvelecit prieciaf «nof fi^fsef it, 4M9sí eo. trmpoie vixis*- 
aaly et famlieiiiieiinewsiiin iii)^ f gisaeit «^emoriiex recensuit."-^ 
{|i).iF>i»fieise0 Gerdáy Kicob f|fttd^o,valenáanp«. bien cunocido 
.enlfo l«r jitefslf%'hiae e» hl72^ en iHpfdaí^, eu la iiHpf&nta de 
.J^ancka ona edición de ¡iov jprimeroii . opóscuios de (Jer vantea, 
^ue no he^pedi4a it^a.hittber.á laa ¡nanos». — Por ultimo escri^ 
bsó i(}ei«amjBp;*r**T<»aHiio iu^perial." 1*^^. en>léxko por An- 
tonio. Eafáfi^a* |590> <lir**EB una descripción de las magnífi- 
cas iMmes/ÚlMbiíei q^eiCfiebr^ Mé:ic^u^ al eaiperador Cáríos 
quÍMiaiteycl «aiQty aigno.-defff^mpriiQVse por la grandiosa t- 



dea, que ^á dé la lealtáft y tiqtle2a> ' mexteátfa. > 

CBRVANTE6 (D. OoHKÍLoGoiiibf'de>tta»ltil dé méktéo* 
hifor de 1Ó8 primeCofi cotiq^íetádótretf; y ¿bbemad^ d^ lá^^siuihrd 
dd Tlttkeala éft 1598. Btdribió oiv libroí > i /. 

^De Iaib coms y gól^nb ée Méldb6.*'y'>dlBl ^h^flefid» de M 
Pii&t« j^ de la (^Dfa^déákadavl OdtoMj^rcftl^ ÍiHliMi'Kf(|^f6>dé 
Sálfifar/' MS>D.Ñieolá9 Afnoiilo<áké¿Wi^á'Maberio viAé en Itfa^ 
drid eú pbdér de au atiMe^'D.Ci1at»bál'ZafobMtNiid(# Víiratobdt* 



•.¡1 



CEÉyANTEt (D. lose DiKit) nántml dfe'Ui PiíMn d« lói^ 
An^éHáa. coli^giat y céttédrátieo d<é fólini<la«r y-de filrfgéífti'tD «t 
seárínário palafoxiaño, cólégitAy féotí^t'^úélÉxiaM de^Si'' Pa^ 
bló, y rector def de a GérdViiinó' dar (d>iíeteá^<eMI«dlé«iW y^iitía 
ecTesiáttfca dé laé parróqiHáb dé'Mhltl'Araf,' i<itbq«ftlail.*Ftfil(»lá 
y dudad dé Tepeaeá' en aqMnadí6e%tfi«f y atf^éxáfftiuádeir'éiAt^ 
dál. Fué ñnüy ini^thiidd ah Mí^ gént tú dé ütdmMtAv y^bf^'* 
anHeron erréi desde Riujr]óVéúf^rjái«id^ f'kí mod(Míf.^ -EH^ 
ctibib' .1. » - ... ....'... • . • 

^ C^úré^íátf mt Vnñtítú'o úM^ttí lá- I^Iérik; y Vi«t(MiMi''dé liPlgk$w 
aiW Cbñifa el Injüehió.'* ^dip. éri 11^^ f^áebtó, ilfáí 4.^^«eMM 
en vefffo éastclland al P. Máfttíé^ MáriUtío dü^ hunriá^v '^^f* 
Cóihpáníá dé JesuíT." MS.-^'' Acto' dé Cofilitnietloii ai» EMéí^ 
ñiB«'¿a8te1íéna¿." M8;^C«t6a M8í y- <itn»# 'toVé yú étílMé 
ibáYroa sfrendió t)HIo/euéhdo' el mimm eriitór me^^titMaAiÉ 
A is^érlbif en sü^ habiittcimi'dél' eolégíb piaiafó.tfoiiO<pafi|áMN>'^ 
fettó de'^u cáírllid. ' ...'•.. .• :* ; - • . . .¡ .. 

■ ' " • ..<•••..■. ' '. . . 

CERVANTES fli:.í!.i*b. D. ÍTtfANjMJodef ló» cbflqu$iitiMit>|iéa 
y prímetoa pobiadoreá de' Méücty, tol6^4ftl -del Mtoí^lQifgiK^^ 
SV lidéfdntfd', y'dis^ft^lo del*Altrb^/PrHWi','dMmii$«0i««ii4ii<éiit' 
Wrsidad de sti ^atfriá. En'Iá ée 8élaitnáMA;'ttd^diftipa«é^á diMr* 
dlüir Éd^ cerrera évéói&stíbé/TM eaCédrdtíed^^sttMiajoy^ilo^ali'í 
ré^Fe^b 4 la A(riéiiicií^nbtiibradó"Mtt^éVoilé t«^'c!tf|ééhMrl^ de -Ni 
Puebla, de dcrndé aet^'éhdfd áI'aifeediyiltttH9Mié M««iedi'*^l{w cMt- 
titVíidb Gin iétXt¿ di2i}id^ti'i^e(bidMá'«Wlá d« dbiifiér^'y' fif# eüM»» 
dráticb dé sagrada escrituta. Ptfr'áueétttii't KtfMM tíel cMrw 
zobispo D. Pedrd Mbyavgt^behrtíd déóé^lcMr'^fel' brsoto^clb db 
0fld3¿ic<>; hasta qtié en 1 60d, f ilé- noinbnd» é^MAf)!» liv^^equeiu 
dtf OaihcA. Allí éonsthiyó y dotl5')á,fsini»8a«ettpilia,«6fiv|itd«t>lo- 
có la prodigiosa Crns de* Gúatulco. p^ebléf>de^aii'di6oéaii^ -Y 
aquí es donde méparefóé oiioHikike'aá» rafitt)ti de eatti- éHAtá ^én- 
si^ia. Los pélmeroa'Etfpáfidleé la-' halfei^d k« (^^tk^óo^pwh 
blo/ puerto de ta Coéfa del Bvtf] y ' j[)^lé'%KqfiÜsilw alver4:gw¡íifeioii'| 
qitetleede enMnúM se^httiifitMlka del^ibt'dtftiéy im4l<M4Mf'4t 



krá TKiU'itir'Hiii íifl¿ía)i'«íi|, q'iie háéfa ^Á' Aiticliíib ^igioa.qiit ú Ha- 
b'ÍÜ ürflütadü én 'adüels-im ta' Sin. Cruz, y qué haliíá.aMii «cm- 
pr'e rMoétaiTil ÜdMo (i(»a''d^iúrL: lo que <liú motivó & niucKób'ó- 
IiiilítU'S';¿¿Urthdr !a «rtÁTícábío» del njióatnl SnalS TbMs LtiÜ 
etU»1n<Tiai'Ofc¿iafeÍíifllfe4;''^ÉlBno IG87, el pirata, «' játííii het 
fe'ge'TtlrriíJ C^ttib'rií. (j ilb "Franciaco Drac, coratt é^Ál^«K!Íltl^- 
nl■édtó'éSclíi^^i^"GffF.GflBiíál¿4 'bávito,) que prtsanJo'w^sllraclWÍ 
<3e STaiféirAn'é^ V i¿¿aTÍíMáÍtís coalas del Perú, in^'aliúi WKf^ 
ÍTúétiima tOÚWüa ^(AúifJÁ'ái apresó el rico ná^vfó'.^fiU 
Aalii, autf'yérta de M'áHiUá Átr'-'^'^^- "■'■'•'^ .ii;i.u...'jki4u.. 



, ,._ , . .._ Éa'üÜltfaVaTfíbó,ol¡iiliÉr'to"dbífcs- 

tulétf,"/ ViiAífffJ, la SatilB.Ctu¿'f<í^éakó cta'lbL eí^'aft(Jléi'« Iii- 
„ií ,r.:„j,.~i,w,,,.:-, í¡ga6¿áltó,'í«8tí¿adó(lelinfibi!^ 



ñl¿¿ iü■pl6éíg^m' b'iigeii, r ÍAi1¿a6 ¿úlíd, ' in'stíéadü del inSbi!^ 
nd.tl<«íti¿4HírÜiVIa;v¿líéAd^¿-dfflhfér[J>'y (Tél 'ÍLifegíi, (fe^i 
0ú^ tfáé"btáriA)té uíi '¿'á1)l<í< y hábíéhifose ^"la'TéU'C^ ^t ckbo 
en'W'Aid,-ñ'6'pyflííajfrahcáVl(íaei'u.¿lüií."' WiitódO fbí^fatfe'- 
no, porqua la adiíttí IhBig'fiia q'íeíífi íléaV,' j' el ¡piVííri ífíSf^^ihádi 
b'if^c'Üf^r'étiérló y i'é ¿úiciikaB. ■ t>b''kúibii' AccietMÍ>sh\úa tiizo 
i^¿&MHl^liriUb:'C^aiVÍá¿Viifa'ln{rb^n^étoíi^^íÍdaréb'^U(<ífl^ 
COTiBian de doB mil fujas, formadoB por al Dr. í). ' At^t^itiib Cer- 
vantes piovUor da Oaxaca. El esiucto se remitió al Pap^.Pati- 
lilT,'<Jóp^tí'tf¿feteq"eÍlá"Jíl miaWo'; adrizo mbfléró, qbtí'^eci- ■ 
b?*étf Saritifla'tf Máeady'ít1'o9il!á9Ít fítitoiikíiáose en atí pttffiéH- 
eÜ tí'T<!¡tllli'lS!^típ'r(/deüks:..-M cíeltí premijvlííbJéthéM- 
U'l'^éíltb'Vétléi^bH'dtiíspá, úuWfAlléci'ó-é'ldiá l'Jdb'S^tiern- 
W6 ^\Í1Í6 'i^M: ériiAM-vUpéAa &¿ tá f^stivíUild de m'^lta- 
cWti'd'íf'lkSiÍiítá'Criij¿. Sü^oli^i^Ó' filé tratlftíiadó* 6j setíolcrt 
dfeWfámíHi eh IÜ'ktítóí'»ííi^8!- Tí^kic'ÍBbtt'- .'rfó- Mfeilco, dorídlÉl' 
fídpeítí'Ia'^reEurie'ccibíi dé lA cathé'.'' ? debe'aÜverlirsepáré'hd. 
naí'ílWtteWiofi'a'.'toft.a'ld'hitó'jútcítiiáiilehU' Gíl, GonÜAlfeí 
Dlííflii; ^(tíf'etftr; CérOanifeH'ftiiidli'rófevol-kiígotffiíiífiB'dé sef 'ó- 
bnfíU'iitinfauHentUB'yUdtibi'iJflth'rnó^alee', y'!r/o' cdn'lós dU 1k 

ittiafcftdk"' -■■■■■ ■ '■■- " ■' '■■' ■' '■ ■ ■ ■ """-' ■■■■ ' ■" '■"'■ 



■''J^li¡WatfWiMJtii'V.'Wií\iRc'bnl'MM'iilútó;'*iltídU-(;úkf 

ism^m^^'úfik%'^á¿Wéf'éMu\pj^^i)í¿. ■.'■'; '■■-■■■■■■ 

'■<!«ÍRTA'l!éPfie'cAftA-t«'m''Jl;Atf)' í„^iítUtí,' ctiii¿¿iit^ 

Mymaái'h'émi^fó: Es¿h¿¡'6 

'►"Iffforíne ¿tftrfbít'esiVdrfde lW''[¡,ag\i(ilU*áfl M&tíc-O, y^iféjíá-' 
lB8'''iítí«'pufedeff-Wt;énidrBtí:""üft'i*¡dííál Víi-ey MaiqiiéVde'-geVtt'l-' 
«¡w '■Imfj.írt HfeUJÓÍ'lfl^íCfot— "Inforttife^ «¿bVe él OeiegiJé^ 



co, j,im cuna. la nobiUf^n^^ 9«|*i do jq* £;^;ij«f^f^^ <:qiiq,iii{4fwio- 
W, ., JRftSó á Sf lamancai y-f Hí re^ib^ií la bprlade c|o^ipr,eij cfi- 
ñpiiOBí Fué jni^p8tTWcu9.ía^ J arcedUno,^^ )iif¿«tr^|^]ifi)j^.de 
^fínta'f'é^cia Bogóla, 7 Ticériogener^l dejos arsobifpaa Lobd 
y Ug^rtei cl^ lo^ cuajes «] úUiqao escrit^ía a«i.al.rj»jr f'aiipe'Ut. 
'*£] Pr^ Leonel de C^.ranteif^a^eeclianp de esta qú, iglesia es 
a^geio ul, que en su presenoi«i mé aye^p,üe9Ba da reroie consa* 
gra^tjÍQ, y á él no.'' . üe tmóVii^s ffé norabrádo .pbáspáde S^ta 
Marta ef ^fió l6^Ó/.y oomp tal a^Utfó, aí.CQacíliQ.pfóvinciaLde 
Sania Fé, ceíeb|radaen l02S/.en ¿uyaaijio fué proinpyi(|o a la 




$. TxáQclác;o en el paiiteon d^ loa Gerva^téaíi. díüifte'.se'iei puto 
después de' lainaoripcion de áu nombre y 'empleos este elogio: 
Gran ¿imosñertf y Padre de lo9póhre$^ \^scfibi6 

t'Ordenaciohea Conciliares para laMétr^jfKili d^l NueroRei* 
ño de. Granada, dispuesias y ^rreglf^aé dé éjhcka4^Í ConciUo 
fiovinciaíde 16?6/* ., 

CERVANTES {lihW,T),^iGQhkñCA%^»Gwn,^) sa- 
ció en la baciendi» de la Llave,, en la juqsdidóioó de ^ Juan del 
Rió en el a;zobispadp de México^ de la esQÍareeid%^|^ de O» 
Juan OervanteSf cohguistadér y poblador deiMéxicp, p^acificador 
de lasprpvincia? de ranaco y Huaxteca.ty cápUan geiieral 4e 
eijas^j en cu^^ familia se euentan^dii)» caideaftl^ j^xíiiÍbo obis- 

Sos. Se dedic.ó alestudiQ.dela juri^prudenei» y 'fu4 alujoaino 
el colegio mayor cié Santa M[iiría de ^Todos 3api08f y t doctor 
y catedrático Veinte y ctiatro áhos de Ja universidad 4e México. 
Ordenado de sacerdote,^ fué .cura párroco, prebeádado^. y caDdni- 
go de la inetfopo1hana;.3r.pro<povJdo ala mit)r« de 6ua^mal&| 
de la cual fué traélada^o a la de Guadalpíj|«^a, .Vafon ciarta-^ 
mente docto y celoso, y tan pebre, humilde y límosnejú^ qoa 
'^miñMy^ sino un vestido; y ese. tan rpífto.y iaeoo^ 4«e babien* 
dó salido á recibir al camij^o^ pf^rá en, primer otéspada pn^raia* 
no suyo, religioso agustino. Te dijó: **¿£s pcaible, Eerixmno, que 
CQii «se vestido va^i á tomar posjBsioad^ ^na ili|ppMeKl k^lipno- 
ríifical^ A lo que respondió el; Sr, Peryaptes: '^tbtmi^^m^ 
Obispp ^ola^^fV cuidar lie les ve»tido8 de.lpfi ^p^ea, y «^ j los 
adornos del almaj* Visitfr toda l^. vasU diócesis 4^^ ¿uadala*». 
jara^ j adminisiro e|* sacrai^ento de 4a K^oiiiírixiacioifk ó SdO.OCKX 
personas. Comoj^/^ijesan enpieirta .olcásionJoS; qjaa lafff^-* 
peñaban, qae uRf anchó, á donde queríaTÍr, d^tafta. Ua^lf ^le^r 
goas de camine Iragosói y soló había en éi un vecino, dijo: ilit 
vecim^nQ nwipfro^ mi oveja, vamos a(i»», .K4i^ f f^Qkia» 



— 89r— 

élkUjMtt lea momvtieiias d« J^9ti8 A4i^ríii,. j Sai^ia Ménica» p»sa 
FeligiOMi»: y 11^0 de méritos y. virtudes^ niurió á 6 dé Noviem- 
bre de 1!¿U,. bebiendo escrito:, 

**Vafioi ¿dictes y Pastorales.'' laip.— "Varios Tratados Ca- 

námfio — lefaiess'V MS. 

» 

G£RVAiKT£S <iD. ^iocims) itío del anteripr, natural j Dr. 
da jbiéxico, y deand»*la'i|ktiittt'igl«fia eatedral da A^tequera ák 
0axa)ea.< Escfibié 

''8ermos de la E^tncioir de ki Santa, Cruz, en la fíenla de la 
milagrosa de Uuatuko." linpk hi México por Lap<^>'<^í<^i 1671. 
4U.^v*Seiinone8V«rio8.'' Un t«>ini ea 4, dedicado al Sr.. r^ Car- 
los U. knp. eft Sevilla por imn Francisco Bllk. 1674. --^'^Ora- 
tío pro ^tiidiof «19 inalaran^ene in AcadoiiMa<MfXÍcaMa reeit^ta, 
Aueoultantibua JBxoio. Doro» Pio^rege Regiisqiue ^QAatoribAia." 
Uispal», 1674* 4« . . ^ 

C£RVA4S'T«E&(D. VloBNT&^natufal del obispsdá de Pía* 
eenoia en Estrefnwlurü, hdticario aMjpr del hospital general de 
Madrid^ y socio dei real colegio de ¿irmaci'u Fué discípulo 
en la beiéetca del Dr. D. Casimiro Góine» Ortega» quien le 
presidió ua acle literario público de toda la doctrina de Liiv- 
neo a pteasaeia del Exmot ^c, conde de Floridabiancat y de loa 
sábioay magnatee de la corte* £a 178& pas^á esta A^méríoa 
nombMdo poc el Sr. Gáfios UIi catedrático de botánica do la 
univertiéad de Másúco; y alcalde examinador del reaJ tribunal 
del pretomedicato de la N» E. y Tiaitadoi de am boticas* La 
real acsdemia médica matritenso le esipiftió titulo de socio, oD' 
premio de varias Descripciones de plantas medicinales deseo» 
noeidas^en Éur^pa^ que pemitiá á au ceosuj» nuestto Cervan*»» 
te»: y la real sociedad de Guatemala lo nombró sn^soeio con- 
sulter. Poi' espacio dedie» y^ocho afios dirigió la botica del 
hospital general de &. Andrés de México, eslaUeoieiido en ellft' 
OB exeeleme laberatoiíu quíttico» vefotwaBdo abusos» . auraen- 
tando oonsiderablementA los intereses de aquella casa fimdosa, 
y criando discípulos bábilea^ eapaeea de propagar es este reino 
loa buenos y útiles conocimientos de la botánica^, de la quími- 
ce^ y d« la farmacia. Ha escrito 

««Deseripcioa bolÁAica é histérica ¿el célebre y rarisime Ar- 
bolt llamado de las ManitasJ' Imp. en México, 1 7. • . .^^Ma 
ella puso el nombre de Chirostem&n al dicho árbol, que expli- 
ca la aota esencial de au ííucüficaciou, la que depende de los 
eatambios puestos rn figura de Mam» i y este nombre ha sidp a« 
doptado entre todos jos botáaioes de ia Europaí habién<lose 
reimpreso la citada disertación enAleflnseiay <Ff«Qi^»-<-<^DU 



sertaeion botátii^a— -Iii0t6riea 4et Árbol llamado Ule en -te Nue- 
va Espafia.'* imp. — A este átinil poao nueeiro GetvaBtea por 
nombre.- CtutUloa Elástica^ en memoria del benemérito Don 
Juan derCastülo, indifiduo*de la expedición botteica éela N. 
B. Y de lat candeliUat sólidos j hueeaa, que se hacen debate 
ule, fué Cervantes el inventor.— ^ ^Discurso sobre las Descrip- 
doner da Plantea* pronunciado en le apertura -del estudie doBo- 
táttíoa de 1* de Junto de 1706.'' I«ip. en Jlléftico,4i^ «lio.- 
*f Descripción de la Hipecacuana criolla; 6 Viola Veíaioüato; 
de la Polígala afiiericana¡ y de ta Krameria mexieaaa." fie pu- 
blicó en Europa efl los AnaUt da la Hiii^ria iia<atra/.-«***£n- 
-Éajo á la Materia médica del Reino* vegetal de la Nnem Es- 
pefla.''* Disertación leifda^enel jardm botánieo de México ai a- 
.116 l792.-*En eata d«iertaoion se éá «naraaon estBoaa da todas 
las plantas medieínalea que se crían en 'loe eontosnos de Méxi- 
co.— «^Agrostigraphia mexicana, sive enumeffatio gramiaiun, 
juncorum, et ciperorum in Valle mexicana, etin montibus col- 
Ifbusqaé México vieinia ci^seeotiom;*' MS. in fel.^-^ bailan 
en esta obra 130 descripoioaes latinas de especies^ la aaajror 
parte desconocidas en Europa; y entre ellas 9 géaeros nuevos 
con su caráttár hatural completo, y sos nombres giic|^ y la- 
tiúOtf qiie explicaa alguna nota aingular: todo elasiftcado aegon 
el aistama de Linneo. — **Hofftus mexioaifus,aeiiCalaiog|is plas- 
iáttítñ^ táni in' horto regio, quam in arvis, praCfs, oampis, goUí- 
iüs, montibus, atque kcubuset pallud¿bu8.Mexioof|djaeaalibas, 
^ae'g^ntiam.*' M6. foK -^Contiene 1.400 "desoripcMMMB latinas 
''de géneros y eépecies» unas comunes, otras ranwi y atn^i^aces, 
"f n^utihaa énterMnenfte nuevas. 

OESATI (D. Iíjah) natural del obispado de Quadaiajasa «n 
la Ntfeva Galicia, bachiller teólogo do la univoMidad do Méxi- 
co ; c6ra y joes eclesiéatieo del ^cdla • de Vaipuraisoí y notario 
del* tribunal de la inquisicieii. Dio á-luz 

'**Encomio Panegíriro en la Dodioaelon del Templo^ Conven- 
to jr Hospital de 8. Juan do Dioa de iSacaiecas." Imp4 ea Mé. 
* üeó por Rodrigues Lopercio, 1790. 4. 

CESATI (P. Pedro) hermano ai^paracer del praoedente. 
^Naetó en Tlaltenango de la dióeeais de Quadalajaca en 20 de 
■Enero de 1695,'y ae entró jeeutta oñla provinaia de Jidáxieo á 
^de Mayo de 1711. EscHbié 

'*Lfa Omnium mínima, y Omnium máxima. IHseiiioo moral 
enla profesión religiosa «ís Sor PetrooiladoS» Jacinto, en el 
Gonirento de la Encarnación de la Ciudad- Real de Chiapa.'* 
libp'.^n'Mtaice por BÁborai I73;2.4r . > .. 



0BSPSDB8:<D. DiBd^)^ pMibtt0i# m«xicaoo« doctor ^«(lo- 
go, pHmio«ri»iela Vtni. &oQgrega<HoaícU S4 Fr^apiaco Javier 
de México. Escribió 

^MMro» que^ tiene la Ve»» CopgfpgiK^a .4^ 3» Fra^Mco Ja- 
viet para^aoiicitar k lbndiM6Í0li delCo)^i(^ y Q9^^^ {dé 1^ A^PQ*- 
«tqm pasa fefogio ée Séliaras.p/^C^a." IiQp« ^ n M.4^ic9, 1665, 4. 

OBSP£I>£S (P. O^BEbifíiio) «ftc«idptfi 4e la QOQip^flDa de 
dbt«e^ £&oñbiá«D Máacrúo, eomo apjMi^a CvUa ^ ftú ÜUtpria 
de Filipinas, .• 

<*De la persecución del Japón ea loa años 1596 y 1597, 7 del 
€flliadi}'deBU:€lriiltflniiad.V . 

^BSBfiDESp. LMULSAHo^^bogldP d§ H a^^iiliíf noif de 
México. Escribió 

^Alegación jurídica por el M. R. P. General de la Orden de 
la iktídad de S.<Hi<)ólilo d« M^xicp, .8<>hre gerf ri||ifi^ y i^r^ce* 
áenéia«on lo»PF¿ Betlettúlas»" imp. «n /ViilSíico ppc CAldel:<y^ 
1*713. fol* 

CEV ALL0S. « • • YéaseZEVALliOg. 

CaiA€ON Y ABA&€A (D. asKOKiiiQ) doctor en leyes, qí. 
i4o« és la attdieneáa de Sanio Domago^ y ¿soal áp la de Gjia* 
témala, ' Escribió : 

^^D«disíoaeB'd& la Real Audiencia, decanto Pp^^ingo eo fa- 
fver de la autoridad y íurisdíeoíop Real.". Im?- ^n Salamanca 
per Antonio Cosío, 1676. ío1.t<t^^ Alegación en def§n|i^a del ]Eteal 
Fisco sobre ün INavíoique arribó 4 \m PlM^ftqs de Gji9a)einal£^." 
fmpi allí por Pinelo Umrfftt 1683. M. 

CHACÓN (Fr. Marcos) religioso lego de S. Francisco, mo- 
rador en él coi^veato de la Ptieb^ de loe Angeles. £^^^)>i0 

«>Vída^muecte y.mpiagcosde S« FraJ^oisQO ISoMo, Apóstol 
ftleWPeráveii/Verso Ikico «asteilano.'' jLmp.e» la PueUa por 
Jcraa £Órjá^ 1658. Á. 

CHACÓN!^. Toius) natural de Gra;sp]e{na en Espafia. 
'Pasé da edad de«uar^nta ^fios en el d« 16¿$, á ei^ta ^^m^rjca, 
.donde ^^misionero fervoroso. Murió hiendo reptp^ del cplegU) 
de Pázcuaro daladiócenis de MiciuiacaiO en 1644. Dejó «90x1(0 
■"■ ffAde-de la Leogituk Tarasca, ^ i^mone^ en h «oi^ma." Í/ÍS. 
•en-éa biblioteca del. Gol(egio de S. Qs^gQi'u) de ¡Méjico. 

CHAMORRO (D. Joss DiA2)inalui!a(l.de 1a JPjaplrJa deJOS 



Angeles, capellán db 1m religioeat déla Ooncepcton, y coMaF- 
tor de la congregación de S: Felipe Nen de dteha oiudad. Ee^- 

oribió 

«^Sermón- en la aolenne fiesta que hicieron loa Mercaderea á 
la Concepción Inmaculada de- k Virgen Mafía«" Imp.. ea la 
Fuefirta por Borja, 1675t*-'«8ermQn fiínebfe eu laa hoaraa qps 
la Ven. Concordia eclesiástica de 8. Felipe Neri de la Puebla 
d^ los Atigeles celebró á su difunta Obispo,, el Eamo. é lilmo. 
9r. D. Manuel Pernandevde Santa Cruz.**' Imp. en la Puelilm 
por los herederos de Villa Real, 1009. 4. 

CHAVERRl Y 6AR1VAY (D. JosE)^iiiexícanO| portera*de 
la real audiencia de México. BacHÍbió 

'^La Vida de- San Casiano eo«áes Camadiae." Imp. en< Mé- 
xico, en 4. 

CHAV£8 &lZARDr(1). ANTonto) natural de la ekidad de 
.€luerétaro« coi^ial de oposición en el real y más? antiguo de S, 
Ildefonso de México, doctor en cánones y caredrático jubilado 
de leyes, abogado de ia real audienoiaf promotor fiscal del ar- 
:íobÍ8padO| cura de la parroquia de^ Santa Catarina y de- la me- 
tropolitana, y capellán de las carmeliras descalzas de dicha ea* 
pital. .Fué uno de los eclesiásticos más doctos y venerables de 
México en el siglo 18, y entre los oiuekos oBcritos-que trabí^ 
se conservan inéditos en la biblioteca de la universidad 

'^Commentaria in Caus. 3«QiU«st« ultima DeoretíGratiani.*' 
— **Coramentar. io Caus. 2. Quasl. 6. ejusd. Deeroti." — ^^^Com 
mentar, in Tit. 2« Lib. 1. Clementin* de Reserif>tis."-**Trao- 
tat. de Hsredibns insmuendis.":— ^«Traet. de Vulgari et pupil- 
lari Substitutione."— i^*Traoi. de Regulis JurÍ8j*-~'*Tract« de 
Procuratoribus." 

CHAVES CASTILLEJOS (^R. Cristóbal) naci^ enSevr- 
Ha por el afio 1580, y habiendo pasado joven á la N. E. tmn6 
el hábito de Santo Domingo en eh convento de Antequera de 
Oaxaca, y profesó en manos del prior, Fr. Alonso Monteraaydr 
á IV de Enero de 1601. ErudUa en las letras sagradas, se de* 
dice á la ensefianzfr de los indio» mistooes, cuyo idioma apren- 
dió^muy biem Fué- prior de Cttüapa, y párroco de varias doc- 
trinas, para desempeñar el cargo deeronista de su provincia, 
registra todos los archivos de ella^ y compuso do9 tomo» enfo^ 
lio^ que no- atreviéndose á publicar en México por los enormes 
gastos de la imprenta, llevó á Espufia, y tratando de darloa á 
luz, falleció en el convenio de S. Pablo de 8e villa por el aÍU> 
1633. £1 título déla obra eca; 



^Historia de k t'rovincia de 3.. Hij)6)itp mártir dA Oazaca.*' 
— 8e conserva en el convento de Antequera. 'J'ambien esdríbió. 
— *»De las primeras ColonUs de Indiaa, y del origen de lús tñ- 
dios,^ — Esta obra coa las licencias necesarias para 8U'im¡)te- 
sion estaba en la Puebla dé los Angeles entre les libros de Fr. 
Jo«é Romero, procurador de la provincia (je Oaxaca, á quien la' 
remitió el iVitro. Fr. Leonardo Levanto, como asei^rurA el Illmo. 
Egutara en su Biblioteta. L)i5á b2 nuestro Chav«B— ^''Sef-^ 
mon apologético en la fiesta que U Nación Misteca consagnd en 
Yangüitlan á su patrono y abogado Hantp Domingo de Guas* 
man." Iinp. eu México por el bachiller Alcázar, 1619.4.' 

- CHAVES (p. Gaspar) natural de £x|LremadurR, de dónde 
pasó joven á México, en cu^a univere^rdad estudió la jurispru- 
dencia, recibió el grado de doctor, y toni6 poéeáion de la cáte- 
dra de vísperas de cánones en 1601. Escribió según Plaza 

'Selectas lectiones in Lib. 6. Decretalium.'* — Y en ia biblio* 
teca del convento de franciscanos descalzos de Tacubajra hé 
vieiio del miámo autor — '^Dii^sertiltio de Verbomm'signifícatio- 
iie.^* Mb. en 4 del afiu 1598. 

CHIaPA (Cabildo eclesiástico Sede Vacante de) esta 
iglesia se erigió en catedral el afio 1541, por su pri^ier obispo; 
Frej D. Juan de Arteaga, religioso del órdca militar de San- 
tiago, en virtud de bula de Pauto III, de 14 de Abril de 1538. 
Fué sufragánea de JVIéx^o hasta el afio 1743« en que se erigió 
en metropolitana la catedral de Guatemala. Hallándose vacan* 
te la silla episcopal en 1789, el Ven. cabildo esclesiástico es- 
cribió 

«'Epistola ad SS. Fapam Fium VI. pro Causa Beatifícationis 
et Canonizationis Venerubills Dei Servi Antoñii Margil á Jesu, 
Missionarii apostolici Ord. S. Francisci in América Setentrio- 
nali: data idibus Julii anni 1789." Edita Ronna Typi^Laza- 
rini, in fol. 

CHIAFENSE (Sínodo Diocesano) celebrado por el Ilimo. 
D. Fr. Francisco N6!lez de la Vega, obispo de Chiapa, siaíra- 
gáneo entonces de JMéxíco, y hoy de Guatemala. Se imprimió 
en Roma por Cayetano Zenobi, año 1702, en fol. Véase en esta 
biblioteca VEGA. 

CHICO DE MOLINA (D. Juan) á quien colocó ei 8r. E- 
guiara entre los Alonsos de bu biblioteca. Fué natural de la An- 
tigua EspaÜa, doctor de la universidad de Sigüenza, y deán de 
México, en cuya universidad fué maestio en artes, doctor teólo« 



—302— 

ffi y catedrático sustituto én 1565, del Illmo. Fr. Pedro Péüa, 
doipinicano, por áuiencla de éste á Espáfia. De resultas de los 
procedimientos de la audiencia de Mixlcó, contra Tos enemigos 
d^l segundo marqués del Yálfe, fué ehviad'd á tCúropa éste déañ, 
elciial escribió 

^VDíct$mén sobre el Servicio personal de Ío^ Iridios.** WS. 
qi;e rió Eguiara en la biblioteca de los PP. del Qtitóiió de Mé- 
xico. 

CÜlBíiÁLPÁlÑ (p. Domingo) indio méxibano, descendiente 
de los antiguos caciques, que también es conocido pot los so- 
biei^ombres de S. Antonio y Muñón, Fué educado cristiana y 
generosamente, y ne dedico á escudritía'r la antigua h!s\dlrla de 
los mexicanos, y dé oirás naciones dé éste reino, erí loó tinónu-^ 
méntós, que se conservaban , óonñriéndoTós (fdn !ós déFaS trá'^i- 
cione» de sus mayores; y escribió' eii lengua cnstélíána el afió 

/'Hístpria rñexicana antigua, qué compren Je los sucesos y su- 
cesión de Reyes hasta el año 15*26.'' — Y én lengua náhuatl Ó 
mexicano docto, — < 'Crónica de México desde él affc 1068 hás-^ 
ta el de 1597, de la Era vulgar." — ^'Apuntamientos de sucesos 
desde/ 1064 hasta 1521.^' — »'Ralacioñes óriginaleá d^ lo's^ Rei- 
nos de Acúlhrtacan, México y otras Provincias desde muy remo- 
tos tiempos.**-— ''ftelacion de la' Conquista dé Més^icó por lofe 
Españores/'-^Éstas obras lilS. y originales esíabán" én^>oderd6 
t|; Carlos SfgÉienaay Góñgóra, quien fas prestó al P. Ff. Agus- 
tín Betancur. conío confiesa éste eñ^su Teatro mexicano, Si- 
güenzá las íejó con otros muchos MS. áT colegib dé S. Pedro 
y S.PabJo de ios iesuitas d^ México, donde las copió el calja- 
ijeró Boturiní, Yo he haíládó eñ la bíbtiótéca del colegio dé S* 
Grégerip de dtcha capital varió» cuadernos sueltos dé Chimaí- 
paiñ. Y en él día «e ha habierlb una suéCrípícion én la rñi's- 
ina pal^ imprimir lá historia mexicana de esté aucor^ de la Ci/al 
hacen mención Pinelo y Clavijero. 

Chiprés (D. Juan Antomo) áoVéció en Gúadálájafa'de la 
líúéva Galicia, dóndfe fué confesor del Ven. é Uimo. obispo D. . 
S'antiágó Leoii Garavito, y primer' capellán de las réligidsSá cálp- 
mélitas dé dicha ciudad. CscHbió 

*;Relncion y noticia de la fuiídacion del Coíív'étíto d¿ Carme- 
litas Descalzas de la Ciudad de Guadalajara en la América." — 
Cita e?i^ **^'^^iJf copia algunos dé sus §^ élíllnió, G^meiz^de la 
Páirrá en su Historia de las religiosas teí^é8áé''de la Puébfá*'de 
los Angeles, 



%' 



-3(fe- 



V 

CtlOlPftÉÉ (i). ^Íatéo) óabaíleto; d'el ótÁeh mílilar de Ski- 
tlftgo, tesorero .de la inquisición de íú. rí. É.y alguacil mayor dW 
la ciúdud dé México. -Escíibió 

••Informe jurídico por su muger Doña Mariana í'elipá de Can- 
tabraha, Hermana de lá Marquesa de Buéhiviáta sobire lí «ú- 
cesión al Mayorazgo de Santa Cruz.*' Imp en México sin A- 
fio, en fol. 

CHRIStO (MadÍe Catarina d'é) priora del cóhiráitó de cáV- 
ineirtáa descalzas de S.José didlVtéxico. G^Cffbi^ó según Slgñíentft 
en él prólogo á, sü Paraíso Óccideñták 

•^Noticias de las vidas de las Veilerábles Madre Iné? ¿^ )á 
Cruz y Itiári¿ná de la Éncarhacíonj tártííelilás dó¿car¿aÍ3 d¿ la 
Cüidaxi de México> ^S. 

CHRtSTÓ(lVÍÁ¿a¿ María de) religiosa cari'neíítá' íóscalza 
del convento de Santa Teresa de ía Puebla de los Aoge'leí. Es- 
cribió 

^♦Crónica de las Carmelitas de la Ciudad de la Puebla; rela- 
ción de las vidas de sus primeras Religiosas." M8.— Con este 
y oíros semejantes dóCum^ntosyfórmó su obra, intitulada: Pri- 
mer siglo í'éresiano} el Illmo. D. Joeé Gómez de la Parra, có- 
mo 51 rnismó confiesa en é\ Notable 3S, del §. á; 

CtíRiSTO (Madr'e Teresa Magdalena de) refigfosá' profe- 
sa del convento de la Óoncepcíón d'e Méjcico. En el Certamen 
poético^ con cjüe sé celebró ej\ dicha capital la canonización do 
¿?. Juan de tóos, y fué premiada por ün Elogio en verso cáste- 
¿íáno, que presentó; y sé di ó á luz eh 11Ó5Í. 

I 

S. CRISTÓBAL (Marques de) hijo del primer conde de Re- 
gía, natural, de México. Escribió 

*'ÍAjego í'ilOarmónico, con que cualquiera jíuede ibmponer 
con facilidad un gran número rfe ContíadartZtis á dos violihes y 
bajo." Imp. en México, 1749. 

CID (Fr. Juáñ de Dios) natural d«f reino de Guatcáialá,' del 
oVden de S. Francisco en aquella provincia. Fué muy estima- 
do por su ingenio poético, y por sú singular erudfcion sagrada 
y profana, de qnedejó prutíbas, según expresa él F. Arocneña 
eii su Catálogo d/s escritores de Guatamala, en 

«•Ün Tomo MÓ; de Poesías Varíase— "Dos Todos MS: do 
í^éymÜíiés áé BÍliiVeriÍJs, dé la ¿ama' Vír^eh y degañtos'.'^ 

CÍEN'PÜÜGbí^ (0. Juan) nhiur'al de Gu'áda'líjsra cri'lá Ñiie^. 



—304— 

va.Onlícia, cologÍAl de S. Ildpfoiiso de México, tibogado de a- 
qui^ila audiencia, provisor y vicario general del arzobispado, 
cura de S.Sebastian, y prebendado de Ja melropQlitana. Escribió 
entre, ouae cosas: ... 

V Exposición jurMica de lo que debe entenderse por aienaje, 6 
ajuar de casa." -MS. ^n Col. muy apreciado entre los letradoü. 

CIENFUEGOS (D. Pedro) natural de Caracas, doctor en cá- 
noaes por la universidad de México, cuca rector . naás amiguo 
dQ la iglesia catetjrai^ examinador sÍDodal de la diócesis y de la 
dé Cartagena de Indias, calificador del tribunal de la ¡nqiilsí* 
cion y visitador eclesiástvco de aquel obispado. Escribió 

'* Cuatro Serrnones panegíricos: I. de la Presentación de la 
Virgen María. II. de S. Miguel Arcángel. III. de Santiago A- 
pódtol. IV. de los Dolores de Ntra. Bra/^Inrip. en iMéxico, 1734. 
4.-^'*Con8ulta jurídica sobre la Oposición á ia Caaongía Ma* 
gi^itral de la Santa Iglesia de Caracas.'' Imp. en México, di- 
cho año. 

CÍFÜENTE (Illíso. D. Fr. Luis) naturaí de la ciudad de 
Sevilla. Tomó el hábito de Santo Dotnin^ en el convento im* 
perial de México, y profesó á 23 de Octubre de 1619^. Fué 
doctor teólogo, catedrático de Santo Tomás y rector de la uoi-. 
versidad mexicana; y confesor del vircy duque de Álburquer- 
que. En 1657, á 5 de Mayo fué electo provincial de su pro- 
vincia de Santiago: y á 1 1 de Noviembre del mismo nombrado 
obispo¡de Yucatán. Visitó todo su obispado, regaló muchas 
alhajas á su iglesia, construyó en día una capilla para el santo 
Crucifijo de Icmul, cuyo templo había sido incendiado; y dotó 
en el noviciado de su convento de México la fiesta de Santa A- 
na. Murió en 1676, habiendo escrito 

"Panegírico en la Dedicación del suntuoso Templo de las Re- 
lígipsikS (Le la Concepción de México.*' Imp. allí, 1656. 4.— « 
'^Elogio sacro del Patriarca Serafín, S. Francisco de Asís. Imp. 
en México por Calderón, 1658. 4. 

CIFÜENTES (D. Luis) mexicano, colegial del mayor de 
Santa María de Todos Santos en 1597. Doctor en cánones y 
leyes,{cotedr¿tico de instituta, de decreto, y deprima de cáno- 
nes, rector y cancelario de la universidad de México, abogado 
de la real audiencia, cnnónigo doctoral y maestrescuelas de 
la metropolitana, provisor de Indios, consultor de la inquisi- 
ción, y asesor general del virey, marqués de Gélves. Escribió 

''Alegación jurídica por la Villa y Labradores de Balaya (Ce- 
laya) contra los herederos de Hernán Pérez Boeanegra y los 



Inütofl de Apazeo y Acámbaro sobre el agj^a de r^g^í,** M^^ 
en México, en fol. sin aSo. — ^*AIegacion por el Éxino. Sr. Mar- 
qués de GuadalcázarsQbre. que 4)1 Jye% de .residencia no puede 
eubdelegar su Comisión en pézquiza secreta.'' Imp. en Méxi* 
co, fol.— '*Fundam.efitosJi9i;ídiaqs ^e,,la Provifieia de 8. Nico- 
lás Tolentino de los Agustiapi^ de li/lie^oaqau páV^ celebrar Ca- 
pítulo Provincial en 1691{*'| íqnp* eoJVléxipo^ en ítol. — **Com- 
ineniaria in select. Justiiiiáni Títul. ¿^ pregoiji 1^ DecreUlJ' 
Un tom. en 4, MS. en la biblioteca del co/^io tpayor de Santoe 
de México. — *'De Testainepiis." M8. int4, £n! Ja misma biblio- 
teca.— «'De foro coa^y^teAÍtii et in Til. ,de Judiciis Lib. 2. Sexti 
Decretal." Un tomo en 4, MS/en Itv bibüpttc^i.de los PP. fran- 
ciscanos descalzos de Tiiecubaja. .. . 

CIGALA (D. Francisco Ignacio) natural de la ciudad de la Ha- 
bana, iipj«. lila de pu]^4oDdeea.tt|diá?la8 artes li.b£fHl«B «001^108 
padres franciscanos. Habiendo pasado á México, como era buen 
lísico y matemático,se dedicó á perfeccionar las siembras de la 
cafia dulce, y la construcción de ingenios y trapiches para be- 
neúoii} A^üi^^/^; y ec$ l.apro?incia^ /Vehuucan bailó un có* 
inodii estbblecimiei^o, ^Qtiitfi €9u.tipuó| . cAiiif va¿^^ también su 
ingenio natural. coD.i^ lección .d^ips buenos y modernos libros 
de Europa. Entre estos llegaron á sus manos los que á la sa- 
zón publica^ el eruditísimo Benedictino Feijóo, que dieron mo- 
tivo á nuestra Jbabapevo i escribir á ciquel.Illmo. crítico Varias 
Cartas^. Entra ellaa eniouentro impreso jí dedicada al 8r. Car- 
los lí I.' 

'•Carta al Rmo. P, Fr. Benit^^Fe^óo sobre la paradoja 5 del 
Disb. 9. del Tom, 5, de su ^Ceatrp i^ríiico/* Imp. en México, 
1760. 8.— **En ella aunque el autor se manifiesta demasiado a- 
'fecU> (^IperipatetisroQ, ha^eja más ^lana impvgnacioni que 
d^bi4.eflígtfa)gfin tanto la jdecídida pasión del JVduo. Feijóo á 
lee ^spfvii modernos. Pjrpoura Caígala hacer ver 1? Qtpedelá 
ixmyor,^lev^GÍQn del «percurio en el tubo.eñ, tiempo sereno iH>ee 
.cíooK^luye que el aire spa entonces más pesado, ft^ Que ea V^r 
íúeHo qq^ al aire esté cargad^ de joás partíCAilas pesadas en 
lif^i^^po 4e lluvia, .3? €li|i^;a^ñ en este supuesto sería de más 
fácil solución la paradoja en los bistemas antiguos sobre Ja cau- 
sa dH aecf nao de \^ vapores, i? Que lo misi^íU) se resolvería 
ea loe ai^teioas 4? lof^ antiguos sobre el, descenso de los graves, 
.dil? (lúa b sojucion de (jeibfíit?^ tan aplaudida de Feijóo» es ab- 
Sjirdi^.y ap falcifícaporla rjiSEon, y li^ ej^perienoia, misma en 
que ^e ^iiídsu 6^ Ct|ie sobre kt m^sm^t. eatperiencia, que alucinó 
á Fi^iJÁq i^Q aque) liilósofpj^derno^ se erige, otra solución á^a 
parad^JB roás,uJueva y más verosímil. Enelogio de ijlicha Carta, 






n. 



'•' -v. 



I i 



' íéeüj«eéÍBs^t«ttt(jf etópfelWf 

• ¡Y'-diíé'^h'lIbtdUhpequéílb^ ' 

' V. Má«-ya^ él 8¿cWif(y bttrtíirftcy; 
• CiAtiat^ til Lógí^ wt^ldro; " 

la' erfdencíftnoTeíeátft 

que 8i Feij6o etcribévlih'^ííi, 

Tú le hu8 impugnado en oro. 



' iii 



t » . . » ^» I 



Y él P. Igtmdo 92inM\^\^'^\útM\\^'AéÍ/¡k9^^é^' 






■JM 



4^ .• . • 
( i.- 



-Collfe!tí*ittátatfeptó,«úeeorf', Fi»a'6ofec^ roetrum; 
Deltéí' éí ambirósíoHeónfiisw ihde faVosr 

Ekittíluiiií qtraridb pMÜ^rá é {^eetdre Librühi; 
Xfiíaij mírtervalfs Ttectartí'uiida ffoit. 

Nech irtif Ufh *elifejáe* dülbiá; OifettFá, libaofwt 
Nnrti dabiV l^ffétiíüiiof qiiídj ilteFrtiéfléi l^^utóf 

Saevaque in ármalos providuQ arma paras. * - ' 

\flaérnyrtiidb{iÑftd'i4v%l^pe¿ ^ufa ñomfeny 
Éd i^a ntm poterüiA'hífeb'tóiíñitnerita moíü'^' * 



Witféétto-de flIósofW Jr"** léeldgía^'rtdral- ^ l« éf^télld Ml^e 
etóáiyáVBbV^Wfüéf t^%Wúh def Ifttób. ' oMspd OHfíéi^'liécitó». 
¿H mfógó p'or íá'trnivertfldttd de Mfalcoi CéiWtfl^d. lé^dttttid^ 
üaiactf, y rágeh'té- délsu» é¿túf(hdéi' t866?i(^*piliifay»é« jh eédeJ^ 
ft^írtinté, y gobernador dí6 fc^áféllaf^éióbééi'rpor el Mí¿6 '€áilde. 
tóYi. : E^étim ' : . * 

' ^Wffciph evaii^^fic^ étiííílo^ío M Ü^Óa^í áé lá' FWinHá, « 
MárciaK*» íiírp. eh [tléjtictf, l'7«6í^;C-^«^arfé|rfflé*y^M á^bW 
(61 s: Pfedrb." Ittip. ctí la PUeSltí pdí í)ft¿gli- frfcK 4.^i{^. 
clirEíó 'feb-^juridico por el CaBiíaó S¿déi«¿^^étóíekí^OhjBÉÍeti/' 
Ihip'. én Mé¿cb por ffifcérti, rr4*/fbÍl¿^»Sfe^níbn i#)W* fian^tl 
Domiirgb tíé Rtlirib»'.'* ' Iii^p^en ilft^eíor l>r5$.4l^^n3ér'Mibil b 
rá^ía fiesta dé la Éjtpett^cibnde'ía Víigün Máfíáí'* fimpt^ 



«O 



MiM^; 1758. 4'.-:^<«e»iiii()h 'éff'PAH^oDBüt^ ÚB^ N^émw -9tmatá 
dé^^rdatialUK^* liíi*r^.éhMé}á¿óv^76lf^4^<NBite«é1ii<<ÍéAmt)r 

*»Detcripcion del T^iulo. aue la Santa Igleiia de Guat«mé^> 
I^'éri|if Qlí fóí^ Miémáél É^écjükid d<e^A< ñ^bkp»i^<%!^iHúio. 

'-'"' '"•«'' ••* «••'W .'n'-vi ../•!{.«; n-;;-*:/ iH .':. í '" ^, . : 

défíl'&SBí'^Hiíéí^có; f pteYájá^^éW »&.<l'eh^nt:cí livánMüíb d6' 
M¿3tí;éó,'d6nddfbé<}edté«'dé'lé<ylbglaii«bwiyim<i' dlll oiMtioo ofi'-^ 
efó, étbMh^^db^'sihkdat^liel^ír^óbí^lM^/ g«fai41^ del e^yvm'nfo' 
dtí'TtíIüca;'y pádtfed^iii^Vlhda^^^^^ ^ .. * • r . 

' «^PéVla précióáa^'iiif^óbiti^i^áb/e Mai^attia»f«iniki»éñtal»piédrft, 

£ki aamét iB8 una ex^libatiibVd^ lb« ^ttforee ar0l&ci¿bi¿i «fe ib i% 

~r'* 'ii'i *'?'•■ '5.1 ' • 

ff; plPRI/!í'WE) íF^V SikLVA¿0R)^attiWíliai8l>f6Ífi<rdé^®«álJiw^ 
qitíJd 7'cétbs(/ lilihi^M dé los ihdiW,' tlélL<$r4d«ii de Satito' 0^<h» 

' '^íbro'ifié' Itíá; fdó^^o^'déf la* PM^kicüá de> ^¿áesMla^orko'^n 
Let^tA' dé a<íd^l''pái¿>-*íL1^;enfV¡ó*'él tfiiid^ ¿1 #. ^; Á*n«ettib 
Reinesal,y éste al P. Fr;^Jt!iiáti^AiÍMb;>ak>i)tle^'tfe^rttfdtfíe8éitt|i 
cas^lIano.-T-^'His.toria de la entrada de los Espafioles en Zaca* 
ptHli.M • 'MÍSii-'^Hfec^É d^ios-pPl Fd»; ^ois C4ftbAr< W BdrJb- 
i^bliStíe'laVCkd^, ^' Fh^téi]ri»'Átigu1d'éaf 'láuprailíoa^iMiHdél 

áM'^títíéhWwsYióm^ l^ertí^ieáildKid^o 8i< ésuibaii tiMufei^r 
peritas en lengua zacapula. ' ÉádÜií^so^kiiMII^itouiAei'ilflKito'dlbJ 
ááÍíA\ii^de' mmílds ódhlóé^jHlii^tís.wtii Lé«n Plii«io'e»ÜB 
lifgar dice uao, y eft dl«^ ' ' ' ' " ; • i j l. i. ♦ 




trJ'A^^éílf dé ^imálisfkt én«)éSt6' lii'fiibéofíft yi lét «eolo^iii ex{l«:r 
flílB^a, itfóretPyeseolfiétictt; ' FA4 {^rior^eVariM ^hnSi úiún^ 



«Jqr, piocuriidor g«n<iral, y (W« feíoo» proyiiipifti 4^ «|^ .prc^iríi^^i^ 
de.«S., A|b«A«iieJ«.N.! EV Sifvió. i||4ribun«4 4« ^«-^ ipquUiqipn* 
como censor, en Muntos miij gfwfp^i.^ |oi|,ob¡#pQf^.(ie este reí* 
no en loe exámenee pe» cúralos, j en varias coiÍBultas á los 
^«ile>Mjl(9 MWcOr 5» dopuii^, #)i eiqdtci^n J[ fii ,bs«q JM^o 
)glii»|aiK)fn!)ü NI diiJaara di9.(ei9o y á p^i gf aj)4i9^^ ▼i^We^ feíi- 
gioi^^f. .:£iiBflcl6 díB 7d aQoi ^n si conTieni^ 4s 8. S^^V'^i^í^ ^^ 

ratoria sagrada en esta América un excele%U iiiii^ro» ^*- 

t«Beflaxioaaa«ahn laX>ítíf(/i,.(^ P. {*r«j, Honorato de 8ai)ta 
Mafta».:t»4iioi4n9 del (rail<;.ésal.ORS|el)ailo/' IiDp. fn Méj^cc^ 
1779, dos tom. en fol. — *'EÍoeio ^e Nuestra S<^ora de jGru^da* 
lupe." Imp. en México por Ontiveros. 1779. 4. — ^'Elogio dé la 
Concepción lotimculada de María, predicado sa C^laya." Irap. 
en, ¡Mésioo» / 1788. 4 -^^Lñ mejor ^pi^rte d^ la gloria de; B|aría: 
Paof'gírico do su^ Asiinclon gloriosa proniinpiada en la Catedral 
de México^' Imp. en M4x»c0« 1788. 4.-**-^'La obligación de loa 
CHrme.ütas. como hijoü d^ Ml^ríit; pan^gfricp moral de Nuestra 
Safior^ dek Carmen." jicop» e«i México pox Jáuregiii, 1 789*. 4. 
•^''Elogio íutoabra de la .M R.M* Sebastiana del Espícitu dan- 
to B^li^osa Carmelita de México." Imp. allí, 1794. 4.— <'Ser*> 
nipQ de la, Profemon soleóme da Sor María del Carmen, en al 
Convento antiguo de Santa Teresa de México." Imp, allí por 
OalÍT4foa. — ^*PaoeK(áco segundp de Nuestra Sefiora, deUua-» 
dakipe, predicadoan Sju Real Colegiata/' Imp. en I\)éxipo,I796. 
4.— *'Lo mucho que Dios dá y pide á una Alma qMC; llatna al 
eniado iN^igio8o¿ Okcufso .prpounciado en k Prpfeslon de Sor 
MariaOoler^d^S» J[0an, de la Crui. Carmelita Descalzfu" 
lippw en Méixiao por Jáuregui|.Í905.>jL.., ; 

,CIS^:ER<;)S {Pk biBf^o) natural de íá ^pt^ua Esj^ffa, doc- 
toran medicina por la universidad, de Aloalá« profesor de gran* 
diNtcrédiimí^ ^ue habiendo pasadp'á la Nueva Espaffai con tí viU 

rfOTi Dftaiqués de Guadajlcáasar, ji^porporó ^) grado literario 
tHiiveriMadde,Mé9fico.,> Uió&biz ., . , 

,ii[^SúiMcii)t|» w^turaUííw y prftpiadoái^s d^ Mé9ác9.'^ Iinp! 
en la oficina de Juan Blanco Alcázar, 16J,8. 4^ . ,^ 

m 

.tCMN&SlQS (FA.xGAkctA) na^y:al de hm reiiiof . df» Ca^t^lf i, 
d#| ^aAsa de.^, Francisco 4«( la estrecha obasirváh^iade lá pro >. 
vÍAciatda ^, Cjabríel da ^S^ramadura¡ y uno de los Oope apo^tí j- 
lieos VaTifi»^^ que vinieron^ México con eíVen^ Fr»Martip I Ja 
Valencia 4 la conquiíita eiipiritual de la J^.. £., Sii virtud y ^ fi- 
tataluia fuefoo tan sobraaf Úentes entre 9\»i$ compaséeos, S m 

\ 




I 



—309— 

habiéndose erigido en pronneiaí la custodÍB del Santo Evt^nge- 
lio por decreto del capítulo geneXHi tie "HUtñ del affo 1535, le 
nombraron provincial de ella. Aprendiz ln lengua de los In- 
dios, y bautizó más de cien mil entre párvuloey adultos. Fun- 
dó el importante colegio de Santa Cruz de Tlatelutco parase- 
niÍDsrio de Indios nobles, y p\i»6 en él por maestros á los sa- 
bios padres Basado, Oimos, Gaona, Sahugun y otrosí, cujos 
nombres pueden buscarse en esta biblioteca Contribuyó mtt- 
cho á In fundación de la ciudad de lu Puebla de los Angelea, 
verificada por la autoridad del Illaio. presidente jPuen/eaZ, y por 
la aoíiva diligencia del F. Motolinia. Finalinenta e^tando dia* 
poniendo su viaje para España con el objeto* cTe tratar con' el 
emperador Garlos V, sobre los negocios de FStá naéiente iglesia, 
falleció en el ósculo del Señor en MéTico á 20 de s^eiieiubre dó 
1537, dejando escritos 

**Sermones compuestos en Lengua Mexicbna.'* — De ellos ha- 
blan Torqoemade, Betancur, Finelo, D. Mieolás Antonio, Wa- 
diiigOj y la biblioteca francueana. 

ClSNEROS (Fr. Luis) tomó el hiíbiro He Nuestra Señora de 
Ir Merced en el convento de su patria México 'y profesd á 2 de 
Febrero de 1596, y corriendo felixmente la carrera literaria, fué 
maesiro por su religioUi doctor y catedrático de vísperas de teo- 
logía en la universidad, y provincial de su orden. Murió en 
lt5I9, dejando bajo las prensas 

^'Historia del principio, origen, progresos, venidas á México 
y milagros de la Santa Imagen de Nuestra Señora de los Re- 
medios, oue se venera en sv Santuario á ties leguas de ai^uella 
Capital.'^ Itiip. allí. 1621. 4. — Pata la impresión de este libru 
pidió el autor mil pesos duros a la ciudad con calidad de rein- 
tegrarlos con la venta de él, y cediendo las Utilidades para el 
santuario. Y en la licencia que pura la edición concedió el vi* 
rey, se pondera la carestía del papel en aquellos años« 

CI8NER0S (D. Manuel Ionaoio) natural de México, cole- 
gial en el mas antiguo de S. Ildefonso, docior, catedrático de 
cánones y rector cuatro veces de la universidad mexicana, abO< 
giido de la real audiencia, y fundador del ilustre colegio de a- 
bogados, canónigo doctoral de la insigne y real colegiata de 
Guadalupe, y su diputado en el Concilio cuarto mexicano, y 
canónigo doctoral de la metropolitana, Hiso la nueva obra ma- 
terial de la dicha academia, mereciendo no solo las gracias más 
solemnes del claustro pleno, por su dirección y econointa, sino 
que el rey en cédula de 27 de Mayo de 1761, le nihinfebtiisa 
•^haber sido de su Keal agrado el celo y aplicación que Lnliü 



tenido fo aquella Obff*'* :HQrimftQ<^^r^egl6ryau4n«ol{«ti« bi- 
l)lioieo^ pí^bUce^ de la npistpi^ uaiv-^sidad, y pov unQ^y otro ser^ 
vicio. ^f) QM^qdd c.oIo9«tC8u c^^to eii el (i^qecal. grande y en, ]# 
dÍpliÁ libjería/ Tftipb^i;^ «^fn^niq.qon el ;c»pítal de^i)00 pe«* 
fips lois fpndiOa.dél colegio de abogados, de que fu4 c.uatj;o veces 
rector: bopiibcA laí^ocio^o, beaéfico, dncJlo j benemérito deí Ja U- 
t^atuta; fal^eci^ ^U Mé^ticq á 2^ de Oot(i^bre,4«/ 1737^. babien- 
dq escritpj, > 

'^^Qffn^ jurenieiiiii ei.Profe9sio Fid.e| ab Alumnis Acedemiae 
B{|ex)Gan^ pr^sund».'' Mexicí, 1759. fQl.r^'^Cjonsúittcip^^ 
pWa el Real Colegio de Abogado^^de la Audienxúa de México." 
Imp,, i7.6O.fol. — **^egla^ para elgobiecno de la Pibliqíe^a pü- 
t^Ijca dfi !l4.lj4aiyergid&d,de Méjpoo.". MB,^^\VAx\f)9. informee 
y, respuesta» consultivas al.Cu^j;to. CpnQiJip.f^raviiK^^l Mexioa* 
no." iMS. .... 

CISJS^IiOSt.(P,.MANDE^,ÍliQj[ji^i« B6)rB,de;.nMW áp }(i6^ 
xico, padre del precedente, cql^alde-S^ Üde(Q|3§0i ^))ogado de 
la audiencia de su patria. Escribió 




. CI§;SBR03.(P, l\l4TKq),n«.fiXft| de yal|edplid,de; lyfcchoa^ 
can. Pqsó á BspaSa y estudió \^ ji^risprudencia en .Ia<,univcr«-» 

^^^ . M. ^^.^WP^P-t ^^t Í99i^ rejMre?ó,¿ ejfirc^nl^.ubag^ptfii en 
^óxicq. K^^. sQttriqp. d^l^p; P^bTp S^lf eda, y bacif meacian de 
é\'t^,p. í^aa.Qcíloji.^n^la^.vid^qúe puWicóde aq;^el.dpcto y^'^ 
8^\ífH:jFM Pf.MüfJiQ une fie.los lelr^dc^ n)^;famq809de laN^ 
É^y^.ef^f^nifiió |¡Tiu,cbÍ^s; Ategc^c^qjfesjufiiftims, Cftrpo,*abogi^di9i.d» 
1^ pjcpvinck.jde la.cion[jj)>ap;a,de 4ij8Ai8|^e,JHto>P «en.Uenappf rui- 
dfyop,-^. D.iÓ.ta,nji;iípp,Á lu:^, .,,..,.,.. 

«•Alegaciop por el.Conven.VQ de .3* Ag;^tin.de.^M.é^co,eneL 
pleito con éí Adelantado D. Garbía de Legaepi." Inip. en IVfé- 
xip9, fo\,-r-:*Alfig^ciftn ppx,el,Cpi^j^eftt9.(íe,Agy^.iri96 ideAJéiLi- 
09* contra G,^bí,ieljllí/;aíadí), í^ob!ípirQiftijt,u9^n,(ie.bienefi|.;'„ Imp. 
en Mé.3cíco;, jfpl.— »\Al?gKciÓ^ . ¿¿la^é*: ¿^.iSf^^nfo. Flpfo,^ 

Gobeí•'naf^p^ y Qfkpjtan.g^nQraldj9 Y^c^liin^, co^iVc^el.iCapitíUi 







Maqchai, de dond^^t^orpó el 8obreiioj(iib|e; ^,qn,p|,/;o^ vento de ^, 
Juan de los (f^yejB, dé Toledo el bájbita de, S,. Francisco.^ 



óé-éfik fthüiStáoXé t^^sfó él dñi) 1673, á eisiá Arñériéa, acómpáttáH- 
do h\ Wlrt)^>. Sr. D: Fr, Díeg^ó LátiifaV cJbíépo' dé Ynte^láh. ¡i^ 
m i\Hé[tipefí^ éi mtthié^ió úp\im\ttb, Úmhñú^ kpténámctti 
ifáúi^tíí^típimti&ñ y «stiMf^'lá l^ngi^n dé' loV ItidVoB ébn la 
perfección que prueban las obras que compusd ' Por irás taíéü- 
to9 y bellas cualidades lo nombró su secretarip^ Fr. Alpi^so Pon- 
e^% éétávhú qvátiíó^cúttiUuño géÁBtúl dé !¿ NdeV)^ C^pafta; qxij^ei^ 
cOfnio'é9ónbé T<>rqríbinadaV i^ilMd con hiero Lbíá j^'acfáicja fhúchaé' 
{^^i^é^iSUdióhes €t iíátb fe^ó, ti^éVá'sér déé'círradb' á Eé^9[ftá/ií 
déffdé'le 8«btApáfl5 fiíél túatürd Ff; AÍitbñib. £! cUal hÉÍbi^ri- 
ilo'r^resadfe á Yiicalañ fué -életíid pí:b^/'irfciá!. Vkifné ttétio ífé( 
rtíétUúiáá^ áé Jtírió' dé 16Í7,'á-']ds 66 á^bs'dé'édW; (fe tók'duei^ 
!«* VÍHrtói44'««n la A¿éHcái ÉscrtlíiÓ "''' '''\ ' 

«•Grfifi DiébióhfeHoVd Calfepinó'tféf ía'ttihgu'á Máyá -dé f u- 
^mémj^/e'tíoli). «í fó!; ^ * MS.-^E±ititía; . segiA '^ft'; Ni¿btto' 
Amonio, en la librería del dufc|ti6''déi'InfáhU'dt); y^afin 'sél'^óü'-' 
scSfvd 'pttviédeí'bri^áarén'fer tíbtfvé;it6 dW Yucatán: 'Cü^ré aj 
atitór'<njAi^ltt'6!í*s'dytrabtijiyí «ié^'éi P.'C</g^6;iW'do;^**»Séritib. 
neé de fianttó en Lfengua JVI^ya;" ' MSL*4:ii-**Tratéídd' curioso 
de Us'gfttrtdeásá^ déM^JN'^^E.^'^'áí^ fifltiHit) bpüsbülo Id óttiite' 
d: Kv&6fél^ AnvonWypéro'ló fe!jci)ftWti"él ' P.' OBéóÚxid^'ehs^' 
Iñ%ti^éa^'dé^'l¿hichttnifE^ótPViúk^6 én W mdtíótécí 0¿¿Íi^' 

diktdi. "•[ / "' ^ ; '.\- 

Cívicos (D. Juan) natural de Cantalapiedra eh' Cá^ftídlH' 
vieja, siguiendo la carrera d^ las armas^ llegó á Manila, dojide 
rtfcib*6* tds -atUefteíf feafe>lSd(ys|'/Wé'Vícarib gWieW ^ áe a^iiel^aí- 



o*jís^ád¿] y bhartfi^é dé'lai riíetroi^bmahi, Pa'áiá ^ Roma'á bé^ ' 



2< 




vlllo'é Wéitiíc(^,*ll«WAt1V> del^vi^ey, cbrfróf'hbiríl^ye' 'íril¿|í¿^<íte eti"' 
Já^tíitfrá««tíá,»y atitff'diHgídíftiráTi-'tlenijDÓ'^cóíñ'csihero'ltf'ott^ 
d*j4f€b»digi1e'dfe1lis la^¿unásj E^Htii^' • 

eir'!<«fe8Ji-u^^t)iWrik(Ji«dTÍ sobre la oWéíV^ñ'dH^él'^íóhbHid IIL' 
^♦#khíBnAf'én la8^lSía6^'Ff1iíy!h»á^.^^ M^.'^tí^ tf^^iytí'Pijflfelo'^éÜ's'.' 
tm*iéWlalilM^ffá''derSk';'Bárciái:¿-*^LH8éi^iáríón"^^^ 
dib», é[tie'aW!>*n feoiífát^Ioy Páfrbb*(!^feétullátfe8^yH€g\fiáí'e8;" M^^^ 
-i*«Di8fef(a<S*«>#3o<)(rtfitf^©tfr'tá*dy'Oi¿tJfá 'athBtffáá 'al'V^¿?^Ffíí 
L^'«t)!feltov" MS^.-^"í«Wn/ié'^obre el ' Cfekág«fé*'dé' ^Hiié»tí^:t '^ 
lod^A"^ Meiiiü^i'Fráyíd'tucW DéirtW def<mtíitltí'bótrtrd'M8)éttóe' ' 
dcfí|áíS^rflíí.**^ASSl'¿Aa'"«atá'bbl^^Wé'htf^8flfii'eiVftbtf*6;-N^^^ 
lá« AdtofiiOjpéi^á^láa-érflád rie'ólVfd'ó'^elWbib'blBltótefeto 
qn0i^\\tí\pngtítiáoífáé\'btóhit6n'D(^Íto^nóíké^Métí^ tíind'A^' 



— 312— 

/onso Serna, Y esU equivocaeian indujo 1 otra puor al lUmo* 
Eguiara, que eo lus Borradores le llama; Padre Melchor de la 
Cerda* De toíloa modos ea laudable la auÍQM)»idafi de Civícoe 
en díjfender el falso cronicoD, aüuque de eete empeño deduzciH- 
mof su mala crítica. 

, CLf ADERA (Fa. GasooRio) natural deI.reipo de Valencia, 
dpnde iomó ei hábiui de 8. Francisco, Inqocparttdo ea la {»fo- 
vinpia de Yucatán , fué allí lector de ¿losofU y de teología* y 
niereoió los honores de jubilado y padre de pro^rincie. Siendk> 
cu^tpdio: de elia pasó ó Roma á «ujfrttgar en el eapímlo geiieral 
de Í6d0, y allí predicó y dio á luz el opúsculo que después ae 
dirá. A su vuelta por Madrid fué konrado con loa títuloa de 
prHicador del rey^ calificador de la suprema y teólogo de la 
nunciatura de Espafla. Regresóse á Yucatán, y falfepió eo el 
convento de Mochocba. Escribió 

. ''Sermón moral de U Feria Sexta :de la Semana primera de 
Cuaresma predieado en el Hospital de Santiago de loa l¿apafio- 
lei}^de ^oma J' Imp. allí por Se^obi y Plachi. HOO. 4. — Fr^ 
Juan de S. Antonio en au B(ibiioUea Pra^ciscan£h hace niemo- 
ria 4e otro Ser man de nuestro Oledera, irn preso en Roma aflo 
1*704. Puede acaso haber equivocación y ser el mismo de arr 
riba. Pues el P, Oledera fué hecho predicador de Gárloa 1I« 
estando de regreso en Madrid; y en ir04, ya había muerto a- 
quel príncipe. 

CLAVIGERO (P. Francisco Javjbr) tuvo ppr patria la 
ciudad y puerto de Veracruz, y por padre á D. Blas Gla* 
vigerOt natural* de ^^ ciudad de León en Espalla, que educado 
en París, y protegido en Madrid del duque de MedinaceJí, lo** 
gr^ las alcaldías mayoras de Tetzuiílan y Jieayan en la Miste- 
ca/ Naci$ á 9 de 8etiembre.de 17dl| y ae crió en Iqe pueblos 
de la jurisdicción de su padre, recibiendo desde su tierna, edad 
con las ñnaH ideas que lé inspiró la ilustrada educación de éste, 
loacq^cimieatos más originales y exactos de la historia natural, 
lengfiKS y costumbres de ips indios, qu^ para benefíciojde la re* 
pública literam extendió después en. suB escritos. Su madre 
fu^. Dolja María Isabel de Echesgaray, mpy destín guida porau 
origen epV izcaya, y por los empleas polítieos y militarea de 
sttf 4)axientes; entre loseuales debe comaree la JE^^ma. Sea, O* 
Francisca Javiera Echeagaray de Grarabay, viieiúa de MéxiCíOsk. 
pri^a hermana de nuestro Clavigero. El cual habiendo esUh- 
diV4o l«>s humanidadea e^ el colegio de.S. Gerónimo de la Pue- 
bla de los Angeles, y la ñíosufía y la teología en el de S. Igna* 
cio.de la misma ciudad^ iustrAiido en la música por su misma 



míát^f bien tiniuraclo en liui obras matemáticas de Tosca^ y et «i^ 
dkoá los 17 años en l»« libros de Quevedo Cervantes, Peí jóo, Par- 
ra é Inés de la Cruz, que sabía casi de memoria» fué Humado del 
eiek> á la compafiía de Jesús cuya sotana vistió en el noviciado 
de Tepozotlan á 13 de Febrero de 1748. £n los colegios de su 
religión, no solo concluyó los estudios sagrados, sino que per- 
feccionó los conooifnientos de las principüles lenguas europeasi 
tie que su padre le había dado buenos principios ;y bnjo la direo- 
oiotí de un jesuíta alemán adquirió los de la griega y hebrea,' 
Por lo que toca á los idiomas de la América, á más del mexi- 
cano, otomí y misteco, tuvo nociones gramatici^les de otros vein« 
te, de que formó Aína colación de oración de la doctrina crf»tia« 
na, y diferentes poesías, que recitaba da memoria, y con inteli- 
gencia. A los SOafios de edad se dedicó en el colegio de la 
Puebla al estudio formal de la filosofía moderna, y se hizo fa- 
miliares los escritos de Regis, Duhamel, Purchor, Carteólo, Qa* 
eendo, Newton y Leibnitz, guiado por las noticias de Fonteneli. 
C^te estudio lo hizo privada y aán secretamente, poique entre 
los jcsuitas de México se miraba todavía á mitad del siglo 1$, 
cooio peligrosa á la purt^xa de la religión la lectura de tales li« 
bros. La amistad de nuestro Clavigero con ei jesuíta Campo! 
le proporcionó en México la mejor elección de los autores teó- 
lagos y c&nonifltas, y de varia erudición, y le descubrió el teso- 
ro, que en la biblioteca del colegio de 8, Pedro y S. Pablo ha-- 
bja depositado el eruditísimo anticuario mexicano O. Carlos de 
Sigüenia y Góngora, de monumentos originales de la historia 
de los indios de esta América: los que devoró desde entonces 
nuestro Clavigero, instruyéndose profundamente en la inteligen- 
cia de los geroglíñoos mexicanos. Como le hubiesen nombra- 
do prefecto de los estudios del colegio secular de S. Ildefonso, 
conociendo que el método establecido hasta entonces, era muy 
diverso del que debía promover según sus principios, hizo una 
representación al P. Juan Baltasar, de nación alemán, que era 
provincial de la N. £• y había sido rector del colegio de Parma 
en Italia, el cual le contesta diciendo: '«Tienes lazon en cuanto 
expones; pero no es tiempo de hacer novedades: yo te relevo del 
empleo, para que no riolentes tus sentimientos, ni atormentes 
tu conciencia." 8in embargo en los colegios de Valladolid y 
Gnadalajara se arrojó á desmontar la intricada maleza del pe 
ripatetismOf dictando á sus discípulos una filosofía escolástica 
más racional, cuyo método íe fué aprobado en la visita que hizo 
el provincial íi^evallos. Llegóse eu esto el aflo 1767, terrible 
para los jesuítas españoles y nada favorable á los pueblos que 
ensenaban; y expatiiado con sus hermanos, pasó á Italia y ee 
estableció en Ferrara^ donde el íkvor y gracia del couUt Aquí* 



-Sil- 
Íes Crispo^ jr'd^BU hijo' Benito^ le franquesíron mientiaflíallí' 
tuvo, 8u caaif y su exquisita biblioteca. TreBlad6se luego ÁBoe- 
loDía^ y allí {attúó una academia liternTia, piiraí la oaal cooridé 
á sus paisanos y hermanos por medio de' un Piat^ di^no, iris^- 
¿tin la opinión de los serbios que lo leyeron, de QuIntiHaoo, V*^ 
rulámib, Nfñbilloñ y Rolin: y su ca«a era' DatmNiH oomuninmite' 
\¿ Casa de la Shbiduria. l^xi perdió' de i^ista* ei esUidto de^ la. 
JEtistoria mexicana, y había hecho un a copio- inmenso de ami^ 
ríales exquisitoii; más no se determinaba todabla* á escribir uiuk 
óbYá arreglada; hasta que llegaron á eu» munos \nB Refi^xionaí 
Jtlosó/icas sobre la América del pruerano- Faw: obra de bello «a- 
tifo, pero lleno dé errores y equivooaciones groserne' «obre ina 
cúéM de esta parte del mundo. Bnt0ncesBey«8ol«i6 áescribif 
xltiestro jesuíta su famosa obfa á^é la S^ofiattfHiówdel Mesiüso^ 
F^ara ella á niád de sus untiguod^ cbnóctmioRtosi y «puntéis^ ««h> 
corrid las principales bibliotecas de Bolénia, F&preray Modena; 
y por medio dd sus corhpalferos y an^i^os extrajoMnoehos doou^ 
rtientbs preciofiTos d^ las de Ukrma, Florencia, Genova, VisDeoía y 
Milán. En la de Bolonia llamada del Instituto de las CientimSn 
halfb un Original mexicano en papel de ios Indioe; y en Fio- 
renóia otros varios que la* duquesa, Beatríie de Tbiedo, habí»hft* 
chü coiócaí' allí con el retrátb original d^ emperador MoQte:Eiir 
lííáf V cotí tales auxilios escribid su Historia en lengii» o«»- 
tellana; ln cual por motivos polít^íoos, que diñoulü»rOB su edi* 
cien éO España, se v\0 dbliga^o á traducir al' italtaod, p«fa j^fi*- 
biicartn en rtalia: Eos aplausos con que fué reeibi^lsr altí.y los 
elogios que le prodigaron los- diarisf as literatos de Rama, Patís 
y Florencia, prueban tanto stí mérito, como eMiaberse^toaiisict- 
do y. publicado et^ francés, inglés y'ahemaw; y no té ei.Lambiefi 
bien en lengua dinamarquesa, pues qv&en-ITd^, la €am{>i4 pa- 
ra éste efecto en Bolonia un Itterttto de^ aquella ncfcíwi^ contris- 
, iado sumamente de haber encontrado yo. d»fantoi<é nueadro aur 
(oir. En efecto el 2 de Abril ée dfcho afio» fallecvó al jssiHla 
Francisco Javier Clavígero en Bolonia .á< los 5í5 altos ymcdiocle 
su edad'; atacado del mal de ofina', qneleocaáiottanan.' «MjVái^ 
jes conti'n liados y viol^to&r, y s'uridBf estudiosa. Se entacráou 
cadáver en la iglesia de Hanta Lueía, y se le bioiesoq fokmDos 
Vitequias en la parrcquta de S; Coanie y S. Damifrft. La uni- 
versidad literaria de MéTtico*, é quien había dedicado qué^istMa, 
le correspondió con un don oonsidefable, á que. quitos ooauj(t»iiir 
gustoso, como vice p»tront> de esta áo^deraitof el £xmo« £r. 
conde de Gálvez. KIP. Juan liuis Maneiio, jeauiía. vecacruiia- 
nO escribió y publicó su Vida,jñ»%ñ biblioteca fNsrpatuara^au 
nombre, y la memoria de sus eeentos, quesoo loa siguiemaa 
**Diátogo entre Filaleies y Paleofilo sobre la Fínica." 



— 3IS-- 

«<€»rta« d« 0; Frattcitco d« Sáhe. á Jo», j^edic^doce^ j. ctQjnfi^iAr 
resj tradn«ida8 dei Fi^ncé^; con dos difiii;;ur40^. sobrQjos.Qbusps 
de los oradores de este siglo y sobre los confesores. ilUj^rAtos^.'* 
hx^, bajo otaronombí» segiMn el P. Maii6Ír,o. — ^* Memorias, e^ i- 
freaoljesdél Br, D; MaDnei C Uvi^ro, Sacerdote de | Obispado d^ 
1» Fuebltk^ reaogidas por au Hermano." Lmp. en MézicQ, 176L 8. 
— i^^Gom pendió deja- vida de S.Iuan Nepo mí uiQeno,tr.a(i acido del 
Ita^no d«i P. CésftP Calino*'*. Imp^ en Méxioo, L762:. 8,7-**fi- 
logio de S. Francisco Javier." Imp. en México, 1762. 4. — **?tf 
iogie de S. Ignacio de Loyola, predicado á la Real Audiendia 
ée G^sdalajara^'' loip* en México,. 1766. 4« — SWim aaticA^^el 
Messieo.f 4 i«iii..eni4: mayor, (mp. en Ge^eAa ppr Gregorio 
Blasini, 1780. — '*Br«vfi ra^uagUo d^lla^ p/pdigÍQ§A é i;inpmfta 
itnmagiiia. dená<Méadooi>A<di <jr4ia(da4u|)a dei Measiicp*" Imp> en 
Cesena, 1782. 8. — *'Storit« deUa Caüfornia: Opera pcxstun^a, dt^ 
Nab. Sign. Abate Francesco Saverio Clavigero." íorip. in Ve- 
neziaAppfeeo.ModesitQ^fe'QnsQO, iT^9*Ziom. 8^-T-J)(Ií|»-n"CeflfL- 
fnenpoétíco pasa la.N^che de Navidad del a^o 1*^^, gre^eati^i;^- 
tio al Niño* Jesús bajo 1(^ alegoría de Pan." Se baila e^ lá bi* 
büoteca de la uDivArsidad do JMéxíco.r- ^'Qursus phiipsophicu9 
•diu in Americem» fjunqasiis desideratps." — ^'Diálo^p entre 
£)i(kléleB y Ptutiofíloi Qontrii elargpmeDlo de ajutpridad en la, fi> 
sica." — '«Plan de una Academia de Ciencias y Bellas leiraq."-* 
**£n8aya de la Historia de laN. £.'' — *^De ios Linages noblea 
de la^ü^i. E'/^.-r**,f'Qeia9 C<>^i^ 4^ (os l'lyxQa(te(^as»" 

^€OBA (D. ToMáa) abogado, d^ Itl re;a| ^ndiuRcia 4e^ 9í<^íqo« 
fisetfbié 

^^Defeiwa del CapiUn. D. Liipai) C^are;»^» Cf) e! pleito cofk f| 
DtéD. Aguetin CubaHas.'* Ipip. ^ M.é^co, L715. ípi. 

• 

€0B0 (Fr. Juan) natural de Alcázar de Consuegra en elar- 
doiikpeiio da Toledo, religipoo delpfUeii de Saptp l>:)(ni|»|rQ. ^« 
hjUl«ba*én México/Ql aüo I38(i, y arjTtibatado á^ un extruordí- 
Mftrio.eeia, r^ptiendáó p^btüjcaco^pi^ al virey, i^ar<lul9 de Villa-- 
menrique yá stLüAn^or; porl^tj^ua fué. de^térracip á M^ni.li^ 
Al^í- aprendió' ia^ Ipngua chipa, y redfujp á arte ^u^^ti^e^a ,de es- 
cpilsi'r, dividierudo aus 6(9,000 carf^cléres di^erentfs ei^ 4.cla^e;M 
t^ «^'Letras genera iísif» as. 2! I^eii;^^ genérale?, 3^ ¿^eiroi^ es^ecí* 
ñ«Q8w4^ Letffaapanici^arQS." £1 año 1«5B2) p^^p q1 íapp.n con 
cartas del gobierno para el rey Q,uainbacuondono TayQQ^aii^a^ 
qtmn iP.Becibifi y «egAló muy hj^n^ A a^ regj^p^^l^bí^n^. en- 
callado el barco en la Isla Herniosa, que era de bárbaf (^, f^ 
muerto por éstos á ñnes desdicho a8o*de 9!¿. • En el convento de 
ijüákico^dtijó fameiikripo^iilAiitji y ^WB^Qt f»P^ <í^^ií>^^í^'^ 



— ale- 



grosos iban á prima al Coro, encontraban roeúulo át aan^ #1 
iHgarque Fr. Juan había ocupado la noche antea en loe roaiti* 

nes. Escribid 

"Relación del siiio de las Islas de Luzoa y Filipinas; usos y 



j]B/ -— "oeiiieiiiiías uc i-iiuoviv» ^«<i».>«.i>| -w~|»w^.~.—- ^ — - — ^ ~w 

ñeca, en lengua China."— **Tratado de Aatronomfa ea lesgua 
China." 

COCA BERMÜDEZ (D. Pedro) subdelegado de juetieÍB, 
guerra j hacienda de la villa de la antigua Verseros en el obis- 
pado de la Puebla de los Angeles. Escribió 

'^Silabario melódico, ortológico y orlográficQ." Imp. en hi 
Puebla por D. l^edro de la Rosa, 1799. 8. 

COCHET (P. Ignacio) nació en CataluRa en Febrera de 
1683, y recibió la ropa de jesuíta en la provincia de Aragoa el 
año 1697. Trasladado á la de México, floreció en ella entsefiaD- 
do y predicando, y gobernando también los colegios de Zacate* 
cas y de S. Ildefonso de la capital. Dio á lúa 

^*Lo8 Zacatecanos resucitados." Implen Méxieo por Calde- 
rón. 1732. 4. 

CODALLOS (D. José) natural de Aragón, doetor por )» ii- 
niversidad de Huesca, freile del orden de S. Juan de Jerusalen, 
rector del real colegio de Cristo de la ciudad de México, abad 
de S. Pedro, y canónigo de la metropolitana. Murió en Méñ* 
co de 68 aüos. á 9 de Octubre de 1764, dejando publicado 

* «Panegírico del esclarecido Mártir espafiel, S; Lorenzir.*^ 
imp. en México por Ribera-, 1748. 4. 

COGOLLUDO (Fr. Diego) natural de Alcalá de Henamv, 
en cuyo convenio de S. Diego tomó el hábito de loa deacalsoe 
de S. Francisco á 31 de Marco de 16^. En la provincia de 
Yucatán, á donde pasó, fué muchos afios' leetor de teología, 
guardián y fínalmenre provincial. HÍ20 un particular estudio 
de las antigüedades políticas y eclesiástieas de Yucatán, revol- 
viendo archivos, registrando bibliotecas, examinando todo géne- 
ro de papeles, y dando cautos otdos á las tradiciones; y por ul^ 
fimo formó la 

«•Historia de Yucatán.*' Imp. en Madrid por Juan Infanson» 
1688. fol. 

COLES (D. Juan) natutal de Zafra en Bxtreroadurai y aolda- 



fia de la «xaedíGioR «k Hernando de SoU) á la Fioriii&y del-d^ 
h«oe incaüiofi X^arcilmo éa tu Histana. Eeoribióá pedioien'* 
to de Fr. Pedro A>^uada, provincial de los fmiMiisoaous dmk 
mievo reinóle Granadki i 

«rRetaetoade la ConquiMa de U Florida." 

COLINA (Fft. Gbroniiio) deLárdrode S. Afuati9, maestro 
de fai provineia del Saailaímo Nocabra áe JeBoa,- dueior pOf)Uk 
univerincrad de ;Méxicos calificador del mbío ofioio* prcoundot 
de Au . provincia en Bapaftai y predicador del<re()r Carlee U.;Dkl 
á lea - •' •.*'?' 

**S6ii&en dogmático rooialen la publicación del Edicio-de-U 
Santa Inquisición.'' Itop. en Méiico por iuiifwrcior 1604. 4j-« 
*^£legió ípnebre del IMroo.'8r^ D. Jusa^Caiió^aadoeai,. Obispo 
de Yiicatan, en las honras que como á Oootor de su Gláusttó 
le hi£0 la Universidad de IMaxico.'* in^p* allí por Carrascosq^ 
16i96«4. 

CeLOMBlNl Y CAMAYOEl (D. FRAmjisGO.IWARiA>eoii« 
debite Ooloinbim, naturstde Messa^dt Garrárit eu loe sstadoe'de 
Modenaen Italis, socio -de la reulecsdetnia Florentina, acaché** 
tuUiO'4€ Yoitortai Gorreggio y-Modena^ y eaUe It^s areadttr de 
Rotí^a Aujidió t%leyo\ currespondiiinie.de U sociedad patrtálif 
Gairde Guatemala, y acad^éfmlcode honor d^e la real acedemia.de 
&iGáslo8 de la M. E. guardia de Gorpe del 8r« Garlos Jil, ca- 
pitán del regimiento de infantería veterano- de N. £., sargento 
mayor de la plaza de México y teniente coronel retirado. Ha 
eeeiitb • . 

**Cá.iito endecasílabo al nacimiento de loa Infantes Gemelos 
de £epa&i.'' imp; en Madrid por Packecov 17.89, y iraduddú 
al Italiano por D, GrUtéhalMaritüi, maestro dc¿ Autotfi ímp» 
«n Luca, 1784.— >*Las gloiiiss'ide la Habana? Feema." ini|>< en 
México por Otttt veros» 1798. 4.«-**La Aoiérica (secrtóea «¿ ine« 
istc«iio Sartorio, aprobmndo uta obra) puede complacerse de 
que- la culta Arcadia ihaya empleado una de siía aampofias en 
ett'honopy aiabaaxak''**^**ftue¿étaro tri«níante .ea losi campos 
del Pueblito: Poema históricp sagrado de la nülagtosa Imagen 
de Nueslra Saliera del Paeblito«^ Impv en .Méxaeo por Onti« 
veros, 1801. 4,-^&\ lümo. Fr. Antonio de iSL Jjmnási censuran, 
do esta obra^ escribía asi: *^^'o me aicevo é decir que sea un 
poema sin tacha por miedo á les gcaaátÍQoa$ á los críticos y á 
los vetsimeBSOfes, que son una gante difícil de conteotar; • • • « « 
Perovreepira piedad y •uner devoción muy lierna á la Madre de 
Díoe* • • .<£sto es usar como se debe de la poesía. • « .y da «aquí 
icesvHe- ^ ftvtor^ «in preteederlOi el renombre de/xw^ Muriono, 



•in injosticé».''— ««VUitatáNi^Irt ac^ofüd*! PuebUttK*' faap^ 
M 'Méjneo*4-tft* RooMnoe emleoKtilabo eon nMivo de la g)orio«a 
revolución de Eapafia contra el tirano N«|Kileo6t ^dtCMlo á- Im 
fidelísimos mexicanoe." Imp. eñ Iféxifetf por Jáwri^ui, 1808. 
4. reirop. tercera vez.-«<*Canto á la formación de loe tres Bata- 
Ueiiee4e Pátriotoe distinguidoa da- Femando Vil/' loipA en 
MéBÍeo, le^lOi-^-^OaneiienpairUilicaeftetopo del General O. 
Filis Galieja, 7 desv ejército victiHfiosO'." IftÉpw en Méxiro^ 
U^lL^^^Mi^ierB patrt6ttGft coH' raolito de habene pubüeatéo 
en México la eonetitucion política." Imp« allí.-^**£lizondo en 
jycatita de Bajan:* Oda^* Imp. en Mé]iico«-«fie m elofio del 
«•Urose^eapitan ame^rcanor i^ Ignacio filisroodert^ltto aovpvBB* 
dMd9> tprteioné enlae pioviitciae xirternae á.kia priMípaieaf^Gse 
da»itt^ü&suirecoion de eate reinos Uidaigo» Allenée dUk»*-JtfA«, 
que be viato^ del conde Coiümbiai, preptoradosi paítela prenaac*-*- 
'* Reflexiones militares, escriifis en francés por Monseiur.Boóaia*- 
nelle, Caballero del Onlen de S. Luis, Maestre de Campo, j So- 
ei» de la Academia de Besieris: traüaoidai al caateUaCioi"«-<-^*El 
eanino del ciíelo»abí<no para los nailitarea: discurso ciistiftiKo 
iiÉpfeeo «nfraoo^s en León de Francia I «ft» 1701.; puesio efi 
césiellafiOi^'-^»'La(inás herétoa resiüenoia á sua enemígoei. ¥»?• 
léirj|^;lealNid'de£8pa(fiaf admiración del ibi^kÍo: Poeiooa. hie&6rl« 
téfi^ítímin crítico y moraU coml^etAs^ Pfi^neía pariejea seóa 
OmlOB^ ^ue comprenden dc«io la Carnosa caaaa del £M3!fial| 
battlaiia «alida de losfranoeeea de Galiciai/' 

COLON (ExMO. y mut esclarecido é inmortal D. CiciS9#« 
»jbii^> Eloórden álfttbéhbo pide poner en éaté logar al quede- 
biaooóoparel 4>ñmaro eá todQS'loa;iib«i8 deludías, piar bfthdr 
deacubienojluévoatpaíaes en que Aoreéiaseki Iks^eieoeisit^j^itor 
habeedadoéeatu^un .oueVo ^piandiur CQaAia4eslBUbriaMantQa. 
liseld en^Savenaule GáneviR'por el alto 1446^ de padree «obki, 
afinque* eeaaaos de bienee -de ioffluna^ j á los catoiee ib» 
tosf cuaque había maníísstado aui genio iiivQ< enemigo del ocio, 
ioi^úido'en ia «lengua launa j- en 1« g«oi)(leitfiai| geografta^ap^ 
tiwnomía, y dibu^ se entregó al ejefokici de la riaycf síoien, ca- 
yo iapreAdia«gei>hiz»«n eiMedil6rr¿oeiD« Naartgd d^espuñi' fidr 
ia*'OOBUi8 dfd OosaAo cotatm Idü véliecialieB )r iufcos^.y ^wi^f^ 
euliaa de an Ofimbateasaiió imilagrosdoieaie. nedanik» álft de 
Pqriof al. Q«ed6f e por enióiicM en Li«boa» di(«Ni« se caaó con 
UcAa Felipa Miift&i dé P«ceatelo^:deia euad ent^iudó Aates tde 
aelifl lie afquel jeioo^iy jomó aagunídtt' vanoon DtftSf fijiaUía^fiHh 
riquea, naiucal doQórdelnaw £i» la-^contérdef iiebúb. en .siquel 
tésaipo .el ^emporio de loaittUHiiossniéa* bábilés de4a fijarope/ j 



€oMli 011)10 'ÉpMt««fhnr«d de' lá nmwtad 7 lufeer de tachos ^Im^ 
ewif^sfmoitiiido «obre et deseobniíiiento de un ptwo máe corto é 
|ii!ft itrios de la fispiycerf»» qne asi llamtfban á les Udias iMenMc 
t&lM, y euyo eometdo lo haeliín áitioatoeníu toe veneoianM« qué 
á cbstif ée gren trabajo tmaladabún fae metciánclae del mastín 
jtü por lierra ai Mtñxi^tiktvea. Ea\ suegro de Cotdii« caprtaii poi* 
ttf^ialSe, bable tenido parte eo el de8d4lbyiafienio de lae telae do 
PdFlo^SaMo j MtideriA; y «1 ferno le inatrujé en ene diáñoo, 
rh^paiyi pépeMa; Hisío vliífioa viájea á aquilea j á iea Cana^ 
fíae y A7.oree, y é ki coate de África; ooii lo qfíie animemó coii*» 
eSdérableOiehié au kaeienda. Entre tanto no apaitaba de au á« 
itím^ el grai» pnyeoió de doiteob^iruná nuéf a tierlra, easMaeodó 
«^n«tatfiie«ieme «rOoBtei Oombíhú inti doejetiifae; lyvé'haoiaii 
pR]^ablela«fnpfafra, ooA lo q4ie Ioé onti^uos háltoriádorea ka- 
bí«fY diclio de lea [«álat^; y deapliea*de aaiidÍB rnedttücioo'y con« 
afokM-cOfi el'fftmoso nvédieo Plorentío, Pablo Toacaa0U^ yoon 
<A pOVIi^ude Maftin de Bohemia; eábtoa eoamégraftw de aifyet 
sfglo^' al»reeolvl6'áfM>n<er ett ejecución auavaatoa deaigníoa; f 
por exif if gaatoa muj superiorea á aua facultades^ tratd de po-» 
ner so proyecto á ia sombra de alguna potencia do £uropa« 
Coirib buen hijo prefiri6 á au patria; pero el aenado de Génom 
r1^síe4*hd cómo irn sueño ia propuesta de au patricio. 'Beeu«Éi6 
fi PdrtcTgAl, q^'e ee]íiu<¿hándoie, y manilostando iocUnaeion Je 
«acé'con ast^icia el p^lan, y ainau notipia airmd una oaraTektiy 
tá'éá«rld áhiHrGOr la tentativa. T^^l superchería veiig ádaoon Ui 
vvi#ta deearaida del ^í<toto portugués, á quien faltaban el valor 
y OOlvocimieiUlDs de Coióik, irritó á éste, y aborreeiahdo las co** 
saaMde Portugal (>eomo esenbe Herrera) se pas6 á Gaetilla á 
bueoat en lo^' reyes oatdlioos la proteeeiontdeaas designios, qtte 
tfiMy|)k)eohabfan leigrádo acogida en Londres, á dendo kübki 
eniriato D. Grisidbal á au hermanó Barloiomé. El dele tonSa 
dOMitlsdo^el Nuéto Mondo para España. ' Colón es Imoí reoi*- 
biiáo dé toa relies, que se hallaban ocupados en la guerta d0 
Granada. Y aunque loe gaaios de. ésta teoian exhausto el eca* 
rio;<y unajunta do hombrea preocufmdoa con i aaideaa Antigua 
y virigareS) rebatié'y borló ai pvoyecto del geasov^a: al cabo do 
ocho año4 de p^ütentf]on>y varios aüoetoa, sostenido Colóii doau 
SFfaigo Fr. Jaao Peres MárchKna, gAmrdian del convento de>feS# 
Prhiioisco d<e la iRnbidii,:distajlae oíodia legua da i^aios de Arlo* 
goer; que era 'hombre docto en létraa liuoranaa y coamogaifíaf 
prolwgido también de A4aniito( Q.uintBnilla, asturibAo, y d«i^iil 
dO'St* Angolv>ragonifis,:qoio erafr<iBtty esijuMuloe deUfieiha 140* 
Mdatfbel:, se d«ei#ó éaia^é c<Í5taide«nipefli(r!aiúuiiúimaá>jii^a<i« 
áfeanlprender «bdeacubrirniemoUlc* Ivís nudvá^ liorras d«á Uecír 
déaM' C(dleibf4soiiii4»uttetof >yia(pfOBtAVoii ereá' iUt¡¿um^sfB^ 



Un pequeflas y m«] acoñdicmiadas. que tolo uo héfoe entino 
Colóo.pudo aveoturarse á surcar en ellas un inmetMO mar des^ 
oonooido. La capitana se nombraba Saiitá María, ia segunda 
k Finta, j la mandaba Martin Alooto Pinvon* y ia teroera la 
Nifia, au eapitan Vicante YaOaz Pinson. Y equipaídaa coa 
cien hombrea y víveres para un afio, se hicieron' á ia vata Viér«- 
nes tres da Agosto de 1492, y no 93 eoiiio escribió £guiaira en 
su BiUioítea^ saliendo del puerto de Palos de Moguer. Einue* 
vo viaje del Jason espaflol fué de 960 leguas, y de d;^ días, qiM 
deben contarse desde iaa Canarias hasta el deacubrimiénto da ítk 
pñroera nueva tierra, qae fué ia isla de Guattahni, llamada San 
Salvador, en 12 de Octubre del referido aOo. £n ella fué seeo« 
nocido Colón per almirante, virey y gobernador general de les 
reyéa de Espalla, conforme á la contrata eelebrada con estos en 
la villa de Sania Fe de Granada. A contiottacibn fuá descii- 
bffiendo Iaa islaa, que nombró la Concepcioo, la Fernandina, la 
Isabela, Cuba (que tuvo siempre por cabo de la tierra ñrm») y 
>a Espafiola de Santo Domingo, liizo en esta un estableció- 
miento, y volvió A Europa á dar cuenta de su asombrosa expe- 
dición^ llevando algunos Indios, animales raros, frutas descono, 
cides, y porción de oro, que comprubasen en el mundo ant^gMo 
el feliz hallazgo del nuevo. Y aunque en las islas Azores ur«« 
taron de prenderlo los portugeses, siguió felizmente su viagS| y 
entró por la boca del Tajo, desde donde escribió á la corte de 
Lisboa, pidiendo licencia para pasar á alia á repararse, así 00- 
mo ó ia de Cspafis, avisaudo de su arribo á ia península. Fué 
recibido y hospedado del rey de Portugal con magnifícenciai 
oomo á almirante del mar Ocáano y grande de Espa&a^ y vol- 
viéndose á hacer á la vela, entró en el misma puerto, de P&los, 
de donde había salido, á 15 de Mayo de 1493. Salté en tieria 
entre el estruendo alegre de la artillería, el repique general de 
campanas y las aclamaciones gozosas del pueblo^ y su priraeta 
diligencia fué rendir á Dios en la iglesia la más tierna. y ferva- 
rosa aecion de gracias. Partió inmediatamente 4 Barceipna, 
donde á la sazón se hallaban los reyes católicos; y por todo el 
camino recibió en las bendiciones* y alborozo . de los pueblos, 
parte del premio, que merecían sus hazañas. Y su entrada en 
Barcelona, la más brillante, que vio Konia en el recibimiento de 
sus cónsules y emperadores triunfantes; y el abrazo que le dié 
el rey Fernando, y las tiernas lágrimas que á su vista derramó 
de gozo la católica Isabel, y la confirmación de sus mercedes» 
y los obsequios de los grandes de la corte, y ios vivas y adffli^ 
ración, de la ciudad y el solemne Te Deum, que se cantó inme- 
diatamente en la capilla real, acabaron de coronar el impondera* 
Ue mérito del Tiás Savonés, y gran almirante español,D.CrÍMé*. 



-8IÍI- 

bal Col6n. E! cual volvió segnmia, tercera y c^üart» teiz á jí!¿h^ 
tíauar sus descubrimientos. Halló ia ishi de Jarnafitra, lá áig\ñ 
Trinidad, la costa de Tierra firme, y deaembocadura del rib Oíí^- 
HOCO, el Dañen, el Itsmo de Putiamá, el cabo de Gfaciad á Diod, 
Portobelo, Margarita &c. No es para un artículo de biblibt^ 
ea poner el por menor de los viajes y vida de esté inmortal hottí* 
bre, tan extraño en sus proezas y virtudes, corno en sus perse^í 
cuciones y4;r»bajo8. No babría parecido tan grande, si la en'*^ 
vidia y las ii|lrígra8 le hübie^etl perdonado;; pero ellas lé Iilcre^ 
ron descubrir la grandeza de su ánimo; Peleó Constantemente 
eontra la preocupaeioh de l^os sabios, contra la fiirirt de lós-ma* 
res, contra la.barbárie dé los Indios, Ctíntra eí pddef de \o^ cbhk'' 
sanos, y aún contra los celos de los reyes; y su nombré bríHfe 
victorioso de todos en los ana-leéxle.la gloria humferfia. La muer- 
te de su protectora la esclarecida reina de Castilla ÜoSa Isabel, 
fué lo tínico que ^eonsterhó su alma/' y pretendiente molesto en 
Ja corta de Valladólid, murió de 60 años á 20 de Mayo de 1506. 
8u cuerpo fué llevado á Sevilla, de donde k'e trásfadó, confor- 
lite á su testamento, á la ciudsd de Saneó Domingo de la Isla 
Española, en cuya iglesia meiropblitanapermiineció hasta prin* 
cipioB del año l-796,en que cedida por EKpaKá'á la rep¿blica fran- 
cesa la parte que poseía de aquella isla, se condujeron las ve- 
nerables cenizas üei descubridor del Nuevo Mundo é la ciudad 
de la Habana, que las recibió con magnífica pompa^ y las guar- 
da hoy en su iglesia catedral. D. Cristóbal Colón ftié tñton 
muy católico y religioso. Siempre anteponía á lo que iba á ha- 
cer esia expresión: En el nomóre de ta tSantisim'a TVinidad 
haré esto, £n sus relacion^v planes y cartas ponía á la cabe- 
za; Jesús, Cruz>¡ Muria^ tint '^ohis in via. Ayunaba obser- 
vaiitísimameoie loe ey unos de la iglesia; frecuentaba los sacra* 
mentos de la penitencia y eucaristía: rezaba diariamente las ho* 
ras canónicas: era devotísimo de la Virgen María, y de 8aD 
Francisco de Asís: y á ceda paso repetía que Dios le había he- 
cho grandes beneficios como á David: y todo au anhelo fué con* 
sagrar el oro de las Indias para la conquista de los lugares san» 
^s de Jerusalen. Así lo escribe el cronista Herrera, quiien tra» 
2á largamente' «u retrató, que retocado por una feliz piühia ért 
este: ^'Fué alto de cuerpo, de rostro largo y autorizadoj fiaríz 
aguileña, ojos garzos, color blanco, barba y cabellos rublos, que 
pronto se le volvieron canos. Fué grave con moderación, afa- 
ble ebñ ios extraños, suave con los domésticos, y placentero con 
sus amigos. Supresencia fué siempre de persona de gran esta- 
do y autoridad^ y siernpre moderado en e) comer, beber, vestir y' 
ettizttr. Fué varón de grande ánirno, esforzado, j de altoó pen'- 
fettmiemos: paciente^ perdonador de las iiijurias, constan lísuno. 



fA^ k)ngiK¥a^Ída^ ei> I09 (r&b4JP«ii t<^DÍ«0^9 tí/^mfte. \^ f 1)9^9 
^oQ^anza ea U Divina fcoviJei^ia. Sape,cá. á tadoa. s»^ gqu- 
l^oipQránBQ^ fO Um?6e y^ cQnocimi#fito8^ qu^. adquirió cpo bu 
tirá^raoii y ^ppstante «pIÍQ^^ion á Ibb cien^ÍM* . J^^n^i^^^. P^/? 
paf(ó aiip eotff sij^ciaeíf)ig(;w; y sobre todas «ua viriu^e^ nio.í^af 
Ifíi 80 fvQAlaron con bailantes su piedad y esto qua coi^ijerYÁ 
ti^da su vida par la san^a r^ljgioQ, en cuyoa ejj^r^cipfi^gqardó la 
oilá^ ascrupu^osa exactitud. Tai fuf> 9I horrübc»,. á .quieA 0,9. 9U^ 
pi#i;cup apreciar d«bidainent« sus CQ):fLafn|)or4JiqQ9; pero puj^o 
Qp^|Nrs.pe^^ar4 da boea en Uoca lias^ft la (i)6s ^i^rppif^ ppati^;iil^4, 
espcitsndo siempre ei araor.y 1q adaai(ra.cíoi\ d^ loa qui? QpnozcaA 
eil pv^cúo da Ua virtUíU»% q,^e |q Qa<r%aeiiz4rw,V ^. fix^n Qí^^' 
^l|^a^os, fHicesdote de T^nja, en.mv obra qqé(fip;f,. (If^ Ips Fam? 
9^ Hu9tret de Imiiu^t Gonipwí(> i iju^^íft oú^rf^Ml!^! e^f^ ffi^^ 

<'K[ic I0CU8 sbscoodit px^/;laiC(^ n^sj^bi^ C^^l^^it, 

CqJ!iia.í|ao>:Bt.ujqD npíí\?«.aj Mllja voUl., 

Nqp saxis uous, er^t MupLdua jfXii) P<^u«i.f ^ Orienta, 

lgno\,\xjp^ pcisoia ompil^ ipse dedil, 

PivÁU^ssMroa^p tercas dí^peraU ia omaes 

4.tqvis aj^in^Hs. Q^\q Ka^jdit inaunaeraf ., 
Ipi^^Wt campos, divini^ leg¡hi|s ajpitQS, 
. 8eg^u^ct;i)o^Uis,pro8^p^ra.rc;gu^ dediv" 

9Hf Vad,iAi|idtOk a) <^8|^iei|l^ll0, (iice; 

¡i ■ 

•*i;<!Wi<WtQ ^ugAr, q«A. Y^s» .e»pier/íia 

-<^.qqH^i v^rpn, qua.^ió.uisQ altp v^ufiio, 

Q^§ A® se qonti^ptá, pQp m^f^MS^s ^UfiPn 
Y^rida?9.q8.upíii|e.yp«p de?jLi«r«m . , . 

^Á(^ ^ique.?¡aa Inm^ii^^S 4i: la Ti^rr]%( 
,E irii?mqf>er^bljMS ílninpaa,aj Qii|lp:, 
liallp-dana.^ pJ^l#r divÍP»ft l^JÍPS,^ 
Y.pfó»pecas Pxoy.ÍQfiii|SjÁ aus .B^nyflf," . 

fí^ 9?i9> cwifiq .({f Qdnr)ír;ar, pptqíií ^6. Nipí^ás .í4WP»}Qu W <ító 
4,CQJ6n,Mn iugi^r .en ^u BiblioUc^' Vetus Ükspf^n^^ doad^ fip4r 
n^a^ leq ufti|,f«>í^di8l erudito EórBz.%y^c,tpn>4dAd.eiGesp«w> 
spVe 1^*? <>f <?ÍÍP<«d^ ftuejHrq aifliiran te. Porq^i^ .iii4a()itfi)/(Q, qo^^ 
ej,4^eeftcrili¡0*.y que sm.s J^siwoniff y. Qpm¥kn fiWQA Wlrr 
pfiSijqs.y. tr.k^Mcidos al it^j^no. E»cri|)i¡ó,pjLíe« ^^^priíger iMg^Jí, 

"ííeljjkcion. (í^).,Pfimer vii^g^e.ájas ladÍtts.Qw4a;italeft,"^t.¿í 
^qritavá.bofldft, ,áRW^ 4^ H^gW.rt* VHtdta ^ Í9S/isÍA«.AÍafi§^ 00 
uti.pergaifliop ^IM^^ycü^.CHbiftrta/jafq ifiS,&éy^. C(it(í(mf3 
resguardad^, dpún fuerA^ iienJIP bii5ft»Jp,d<f p^#,y WqtíáEli^aiU: 



aa. jCtfbiif qw WQJ¡^ al vo^9^r^ oíjc^ümda dentro ipil d^^adflSi é 
quii^n b^ill^nijpia, 4(^ pfresen^ape á dicl^c^s prínpipe^jtporquffcjs^i^ 
perecer ^n t^A ter:i¡|bie tarcu^ta^ y i(^f4 4^ quts «a. coni^rvfiQ^ 
li|8. impofiaqtf^ »púcÍ8i»4e §xp^dicÍQQ.--r'*Sumi^rÍ9 d«) púoiQP. 
yUj^ ¿l«s In^i^s/'— F<ué ^sprito^ ^n U viila dePalo3 jric^jzúlidp 
4e94^ al)í á los r^ yeif ca^Qlicps. Y de él nsiegjurcí Pi}[í^¡0¡^ q^u^ 
lo hutio 4el m^rnp iilqcHranie su |»^j^| el pililo ^^jLoii AUmipoffg 
y qui(, tr«t4fba de Ip^- ri£7;^¿a.s, y que fiíyrq mupho ep la ooata; da 
C^íPfche para hallan, fo.n4p La ^j^peíípipp de Fr^pcifpa Hafr^ 
naodei de Cprdova, cpQ)0 r«¿^r|8 el dbQCtpi CervapUffS pa94M£[9\ 
de M^a^ico i?p ^ Crónipa^ lib- 2, c^p, L~''♦C»E^.4e ias, (ffa^ 
DAimwep^^ baUiL4^^ QP ei Mf^i 4^ Itu^. ^p^íiae^' Vlíl*^l W tíftA^r 
jo, ^p, lat(ÍQ^eiaA4^ dc^ CÍox^^, ^mo ?^i^ P^eJ^, é- C^^^, 
cpf»q 4ÍPíe ai fUn^o, ftay^f; y ^ i^pi^iovió w MíS-n'^CarU*. 
l09 &eye;i CaipliGQS JfqbKe e¡l ültiíAo viajiQ. ^ ^^^9 f P4f)^f« aa«ifrHll 
ep Jao^aica á 7 dn, Ju/iÍQ de 150*1,7* Imp,-^^ftajlpa éa j^ UivcH 
ría de D. Juan Haldi^fD^: y M^-.^^'^ \^ik O, j(i^9^o {)aQMfejií- 
de Pfado,y ambas las vio Pinelo.-'^Carta al Arzobispo de Sevi« 
lia, p. Diego L).e;|fa«"— ^(^a vip y i)abla4eelia el Itlmo. Clasan en 
8.U ''Í|ÍA;pjria de Ipdiáa.'*-— ¡'ClQlex^pipp dp ¿as prpíesíaa spbre la 
r^c^paf ación de la T^arrisL Sa^pt^ da Jerusal^q." M^.^r'S^.luilla 
eji i^ ]bibUo4^^ ^6 ^ W^^ iglp9Í4 de.S^jrüla. en fo|.,c^.d09;dp4oft 
tl.e gFM^ao, iippqrpp. í^ ./alfcaB i4 Uojft? q«|a.li*^ porla^o. Ayur 
(iól^ 4 cpRppppef Jéi i^p mpnj^ qarUjjo; y eat?l ijüdicad^ á ípa rpr 
y^s c»íi4fipofi.— üSi va,Jíuera dpíqod^jípentp a^adi^ qi>e au§8|Ur<)i 
Cplfifj. le^eribift t^mbiftam-víEpe.^ía?. variaf.'»— Lp.Rnww PP«- 
que l^^r/exa en bu década L |i^ y^iPV^P ^i dipe.«xpresam)f0'^. 
V9 qjí/Bi '^íiHRO níupJtí,^ q^tiplpuía, y fu^ n^y periip. eu U nairpr 
g^cipn, supo i^^^i ó hizp. y.^wp^/' Y |p s^gundp {^orqu^ Alopr 
sp Qa^cífi ])la^aífíqfq^ ^a.au ''Ñfirr^lip apolpgj§tipa de Viria h^i^ 
paflííi ^¿.pU?»" lo dft.ft/eníipdiarepj^l «[iguién^a eJpgjo de n;jestipi 
a)mi;,anie: — ''Chá«tpp}]ioFua Qolpop?, jiatione Ojepueq^j^ •«4' 
Hi^pali vrl^j^,dpj:)a.luH, poQ atpdijO jpjpupdaé poei»i|3 ipai prt^i. p/^'Juij 
bed iVlatb^s^u pií.tius.j4iyinita(p q\ett)prabi).Í9: niti]» Sy4QraLi a^iso* 
^\% *Í.MÍá erÁit.ftBrfigje dopiii?, .au't diy.iup poiius cpxiíiilio e?:ciM4^y|, 
m^gnotn quidf^oi (|t inapditu^ fttpipM^ asi aggi(e«aMS« P^spepr 
tj^ cpim HéípAhíis^cf^uiAnis pef o^^fi^ ppcfianqiq.,.,ifli 44)MpQt 
d.u^ f^liciie^r .iiavigH^irit^ ubi noyum ocbeii^,. ierras aIí^s^ a(. e^ 
El^ií^, qpai» aurnqumrp g^ ii|spaoja viclidus, pinni^/f[)'aiprta^i)l9l, 
píi.rw.i»«, nascio pe io suao? pa(ig\?, ap^iliiu^ gep^is.füñppaa? ipv,e^ 
lút* • •«Iiaqup ter p^£^cato orb^^er ^nuiensq:^ n&yi^aiip;^^^ e^rjt 
rQi.eí5MÍfep¿ÍMi>,^(Í.«[v9^.i^ftv,erm^^ qpideiu gipiift,. qu^io, 

É4fthéil?j,oUip.e|ifJpfCíMfí8v<J"^ lataip ^ísfe /^ímü t^^ Ui^miiif^ 
l^^tí¿íVficf wU6ii^Mr4íi,fi;mpp4ls, parlíífllrftrppt^ • . .finque. jpt^r m^r 



ín ilfos fín«i orbif terr» propagatum esse ChrisCi Evang^eliam, 
•t in«otiuime ñornen ñlii Zebedasi, dum aquilns Ittiperü et leo-* 
aet títspanhe nostri bomtnes vietoreainferrent.*' — Ni bastarían 
diiicboB volúmenes para copiar loa elogiot, que de esta clase y 
dé eetnejantes plutnaa mereció el almirante Cotón. Solo itisi- 
Aoáré por (ílcimo ()ue Lorenzo Cambara escribid j díd A luz en 
1581, en verso heroico latino ua magnífico poema de la nare- 
gaeien de Culón; que Ubertino Currera ptiblicó otro igual: y 
qttfe detfpirea de otros muchos, rmprimió en Italia uno d*) //tt>tf a- 
tó Novo Oropel P. Jo#é Manuel Peramas, jesuíta chileño. A- 
áéxttÍ9 Jnaif) Bautista fistella habfa escrito en verso latino su 
poema tntftülado; Colttmbeidof^ impreso en 1989, taír elegante, 
que el jesuíta Bencio, su maestro, llegó á confekaf que le había 
exeediiio'vt disrípuffo. Otro poema cita el 8r. 8oiór2ano, cuja 
aruto'r dice que fué un tal Julio César; y Vicente Plació, lutera-» 
no, eserfbió y publicó en Hamburgo el afto 1659, en **ver8o •- 
féblco: La Atlántrda descubierta por Colón." ' 

"C€>LON (D. Hernando ó FEaNANüo) hijo natural del almí- 
ránte á quien en un codicilio firmado en Segovia á 25 de Agos* 
to de 1'5Ó5, encargó reconociesen por tal sus aibaceas. Emula 
de BU ^ran padre, se dedicó á todo género de literatura, espe* 
cialmante al estudio de las matemáticas, cosmograña y náuti- 
ca, cuyos coDocimientoa por lo que loca á los nuevos maree 
(lebcubferios, rectificó con el viaje que hizo el alio 1508* á la 
isla española de 8anto Domingo, acompañando á so hermana, 
«t almirante D. Diego. Vuelto á £spafia, se estableció en So- 
villa, y ordenado de presbítero se retiró á una casa de campa 
que fabricó en las cercanías de aquella cHidad, sobre el Betis, y 
hoy es col(*gio de PP. mercenarios con el título de S. Laurea-*- 
rro.' Allí se formó urra copiosa yselecta biblioteca, compuesta 
de 490,000 volúmenes, que dejó por su testamento juntamente 
cort eu cuerpo á la santa irglesia de Serilla. £8cribró 

~ «'Historia del Almirante D. Cristóbal Colón.^ — De ia etíal na 
habría quedado lacaso memoria alguna, si el carioeo espa&oi A- 
loiiso de Uiloa no hubiera cuidado de traducirla en italiano. Ini* 
primióse en este idioma en Venecia, año 1571, por Francisca 
Franceschi^ en 8, y se reimprimid en 1597, y en 1614. Tam- 
bién la tradujo al francés con titula de ^'1a Vida de Cristóbal Co» 
Jón'y Descut>rimiento que hizo de lars Indias." Mona. Cotolend, 
afio 169^1. 12.— '* Apuntamientos sobre la demarcación del Ma- 
luco y sus Islas." MS. — He guarda en el archiva de Simancas, 
y están firmados el afio 1529, de los mismo se» jueces, que fir- 
mtfron la capitulación que se hizo para empeñar estas islas á la 
corona de Pertugel. — £n !52i>, de orden del rey juntó niieitra 



j 



D. Hernando eh Sevilla á los principales cosroégrtfói y pífoCiii 
de Indias, y ristus j examinadas las cartaa de marear, qui» ii*¿ 
saben, las refornoó j arregló: é hizo a ri Nuevo Mupa^ que ss 
puso per patrón^ para que virtiese dé norma á los pilotos, obli^ 
gando á estos d no apartarse de él.;^ Alonao García Matamoros 
despnes qae electa al almirante, sigue asi de su hijo: «^Hajus 
etiam filias Férdinandus Colonus propé squalem vitae dignita-> 
tem Tn otiotenuit, qoam pater fn negotio haboit*- Nam ut erat 
eximius sin^ularisque philosophus, arles ad Batim operóse mag<^ 
nificentiskimequé «dfficavSt tn loco saíafati et atnceno; Músis e- 
tiam iñraxime conveniente Hásoireifm topiario opere exornavit« 
ubi tonstruéta amplissima Bibliotheca, qusí vigifiilquinqiie* ü- 
bromln milHa, dieitar babuisse, tuni ahnuis dotata redtciboe, 
nénon quotidiañts Hbrorum aceessionibus aueía* pDrireí, vltMi 
eom studfts terminavit,'' 

COLON MACHADO (D. Joss ManUbl) vecino á lo mémMi 
de la N. E. si acato no fué natural de ella. Eioribió 

**Cancion á un DesengalKr/' Imp. varias veces enr AMxlco 
j Pucblli. CocAienza asi 

**Uiia alegre nfiafüana 
Que tn campo de carmín, de nievejr gnina***,^^ 

COMAYAOUA (Cabildo bolbsustioo de) esta iglesia c«<» 
tsdrar es hoy sufragánea del arsobispado de Guatemalb, y kt 
misma que ¿ntes se llamaba Hondoras, y perteneofa é la metró- 
poli de 8to; Domingo. 8e erigid el alio 1539, por bulada Pauio 
ill. Su venerable cabildo escribió el aKo de i787| con fecha de 
l?de Nevlembre 

^«Epístola supplex ad 88. Dom. Pium VL'Super Causara Bea* 
ti£cationis Ven. Antonii Margil, Valentini, Fuñdatoris CoUe- 
giorúra de Propaganda fide in America Setenftiooali." Romas 
edita cum aliis ejusd. arguroenti.*^*^£pislola ad Eminaotisai- 
mos Cardinales de eadem re^dat. 3. Kal Augusta I7b9.'' Roroe 
tjpisescuasa. 

COMAYAGUENSES (Sínodos Diocbsanos) el primero se 
celebró en el mes de Enero de ld8i, y el segundo en el^ mea de 
Marxo def mismo alio, por él obispo D. Fr, Luis de Calleares, 
del orden de 8. Francisco de Paula. 

COMOTO (D. Florbmoio Pb&xz) natural de la ciudad y 
puerto de Cádiz, en cujros colegios de S. Bartolomé y S. Fer- 
nandd estudió las* letras humanan, y la medioina, y recibió k» 



X 



profeaora». Sirvió d^ i«ildic9^¿iirvj^%en^l» f994 ariQQ^^a.^nii- 

dftgáciltórtejá la: ciucUí y puajW.Í!^ Vaf^cjcUz^^^nrf^i.QPnwj ap 
U Of^tal 'M4xicay ajarci^ó aa p^7fe9Íoo.cpii a^ifu-^^T apl^u«o4. 
J^a fliDeie4adfiPipath6tto«ia.da.U Hitbaua<y Qu,a;¿inAl^JiaJt(^(i ex« 
padido lítAÜa da Carra«jíMMWifííiy /Cví^iKi^/Wr.iBOjf ^s^^^, ponaoi- 
laiai^aciantífioaa. j,:pi9S a^.qeíW jta^íííWrPW<*^99^. .tíaffií^- 

< MRi^exÍMaaidejGajriffaa>a!otee.al|f49^W 
daif al caaialluno/^ IiDp.eq Yei^^j^.^^f í^j^^ ^H^t I^W* 
Si-^.*^i>i«cqr«p patriéUpo.qamm.l4.i?^Jwo,d(^|,.PV^ W4.^e^7 

p»p»acion ,da ai«uwp8^MQi»a.i^iÍPWi(iW,fftilW¿ft J^i, W^Vf 
cion de N. E." Imp. en .México por Arizj)^,.,|j^|g,i4.jTf^j\JS,.dis^. 

puestos para la prensa: — *^ Disertación sobre el reconocimiento 

ilí^ic^ d*. óídao-«i^^fí.|ÍAr.flfílGwVW?o^9i<í?: Afír/jjr/) jiií>f ^pp^^lSo 

1799/*— V4)Mfa?ticion.bBi;b^.rtft^r(iftl^,d,^.^l^ WÓ>SfW4^ ^^^^^ 

eiíiiléjoctarfagjo dal Ho^pií^l «iiimr^da V^ri^xu;?, ^fio i799.— 

'^Discurso inaugural leído en el Jardií^ ^ojt^pQ ^^^ M|§;iico el 

año 1811, dedicado á la Sociedad de Guatennálá.''— "Infornae 

sobre Targeas y Cementerio8,4a.^,^ip4A(ji;dqiM^ico,en 181 1." 

— **lnipr9^.iaobra loa, tpaks ^a pau«^^ Uf, f^odji^janes de me- 

tales en el Real de Minas llamado de Catorce."-— Én el Ferió- 

.4áá^.pubii«ai?aa e». IftfcSJpt^f JÍíAl*ft)Vnri(ís^^^f^r^^f 4je^ i^^^ptro 
.Coi»ota;y.^n.4a,Aqí}tÍiíiiMW.,fjfldiqh9,p4*p^^ ^t|^;lpa.ffíe;ie¿ de 
lUttr«o, AhiU }í;^.«í5y.íitl.íapp,4f^43, aa s\^í^.l^;|)[ipjHftp^t«. 

CONCEPCIÓN (Fr. Francisco) religioso fi^^nc^^p^/ja pcola 

.....líílíidA .dftl..Vft(ftí.JP*,í>».Mj«»W MW'??í JWjWWV qtU.Oíctefl 
4«fcfiiiErMncibcíft.daJ%i?í:qvúiciat,da..iVU<iboíiftá^^^^^^ .., . , 

CONCEPCIÓN (Fr. Juan) del orden de Nu/?|ii^^S|pLp>-|i 
del Carmen, au prior del convento de S. Sebastián de M axfc't}. 

.„ ^^SaflaiQA jWfdí^dPi^iv Ifl &Mta„ .c/9a¿f|e.,l^ .J^fpr incja^/d^ San 
Ath«ílP>ajB .Ca««\sii.t|í:S U'%^m\^9^ ppiphfóifi ^v4(|.rfa ín5^oapcio 
XI. á favor del instituto l^ittiis^i;»^^^. ^ ,!^^>.^n,ÁUa^Q^ por 
Benavidez, 1097. 4. 

'. . CONCaPtíiÍQJSÍ: (V^VJ Wj84¿TM^^ 'íi^VÜiváU '4^^m^- 

.Úor. Krü; i|tttujrai,de,C^taluA»^ (J<^P((Qí^Pí)$'i^l,hábÚ0.4a Vi^Une- 



CONCEPCIOr«i(Fit^$liair^>^«.l&) |iiit};^|^df la l»il(H^|i(i^ 
de.*Rtedtaíf«'n«g«fMiOftt«labi|p^dQ daja Pd^b)^ d^ |ps ^fi^^íes, 
«itriiioHlafdefC»lMded^)prf]iT^QÍ^de M4wopi *ik,qj^Uf ^^9 ¡¡rt^ 

cribió 

&ptHicA<iiaadiRÍíiPa|{aallca£4'J(98¡^'7ien MÍA^'4l?i|¡í^^^ mt^ 



I v • • . 



lií4prMrirH}ia.¿ft:>&^iWto;da la IÍ^hJ&v ^8Q(>^i!^ 

•*Noticia de ios Santos y venerables Varones delCaripfielp;;^,- 

formado." MS. del afSo 1751.-- ''£1 Monacato de S. £lía0¡"y 

iAíí.ifiMcíWl C(ir«ftn.d#8aalWi" .M&.^^.ef .«?<>/ 753.i^p«^je^..en 

Jite)dri»4G(fite^i'Mndil4at d«!Ui9>£i?Qyiqcj|ip^.:F,rpr^ci^, .f ^qded, 
Jb-i^lftWAráirv^^.arA^tlioi^.de')^ ^0^9 tíQ9Íei:C9a^!' ^S.'.^p4. 

dft>€bi/nfüi4twi á/déw.tóguaa al/8,,,(i,4e ,1^8^^^^ 



I • . • . •...-.• . ; . , ■ . • ■ • íí : 



1 ' / 



ron doctísimo y virtuosl»'imo religioso del Carmen deaculzo. £n* 

mO^ la'.toii)PiH'^(AQt'¿W^4ftMaa^i<lp .sHs$1^«n J^^ l^^fn^^r^ca, 

AJ^14iy.S$y.Ula? yrd^AiilíiyiR^ifi^nil^flafla taipbien.á |rti^icp. 
.V««tvÍfi6e»ái4&lt»i»aa;Í^4Qg Vfin^a,f^s,.ytll l>sd^ Éq^()4e']{)^CÍ, 

«<»if¿*, en jgftlacna 00% BsfiriW^en Mífeicp . ., . . / 

'•De Virtute Fidéi."-^AíiilOiMfífVr«>n JFf.Jvtfi/i J^p(rt>h*í''v)f'^^ 
cial de S. Juan Bautista, y Fr. Cosme de 8. Éslévan en sus Bi* 

I4ífím<kñf y .Jí>. P/wiMl ri^Jfti ¡Yíf^^ ^n p\i flsp^. ;Y depda 

^ÍMPW)daHT0«[)ití6^áLe«ÍA. s4o»|^r^a , va.,Q^$«OHÍo- i^iti)la4o:;r^ 

V^a»a<**^,¥enis|iii^d^|S^ft^a/JV^dÍ^j':r^(^yf^flo^^ 

lí^WWnft(lfti§fyM*V«9i. ... 



I . 



—328— 

CONCEPCIÓN (Fr. Pedro de la) dkicf|iulo dtl anterÍDr. 
Nació en Rentería de Vizeaya; pa^d seglar á la América, y to- 
rnó el hábito da carmelita en el convento de la Puebla de Um 
Angelea. Fué el primer rector del famoso colegio' de S. Ángel* 
j era llamado: el Santo Toma» de tai Indiat, Su éistémümiento 
(dice el cronista Fr. Agustín de la Madre de Dios) era una e«- 
ponja, en que parece ae kdhía recogido todo ¿a jugoso de ioa 
Sftntos Padres. Fué prior de la Puebla, tres veoes diñmdor f 
provincial de U provincia de S. Alberto. Fundó el convento d« 
duerétaro; y falleció el alio 163Q. Encribió' 

**Commentarii in Div. Thomam, de Incarnaiione Verbi Dírt*- 
ni« et de Priedestinatione«" Un tom. en 4. M& original en la 
biblioteca de S. Ángel de Chimalistac.'^**De la naturaleza da 
las Virtudes." 2 tom. en 4. MS. en la mtMiía biMioíeea* 

CONCEPCIÓN (Fr. SiRASTiiiif delaycarraalitadeacalcode 
la provfocia de México. Este nombre lleva un MS. en 8, que 
ee halla en la librería del colegio de S. Ángel, de Cuyoaoatí, é 
Chiiiialistac, cuyo título es; 

''Astronomía práctica: explicacioa de lá Esfera: movimienloe 
de los Planetas: construcción de relojes solases &o. de toe &> 
elipses &c.*' 

CONCHOSO(D. Matms) presbílero secular de M^xieo,de 
quien no he adquirido otra noticia, sino que fué excelente oradoc 
ae su tiempo en esta N. E. pues lo be leído apareado en eata 
materia de bien predicar, con los jesuitas Arrióla y Boeanegra^ 
con loa doctores Eguiara y Bliranda^ y con el dominicano Ft* 
Ua. Pero fué también poeta, y de él conservo un MS. en ter- 
ao CHStellano, de muy buena moralidad, intitulado: 

**La despedirda de Ana María de Castro."—* £ata fué una eé- 
lebre cómica del teatro de México» que dejó el ejercicio de laa 
tablas convertida por lo« Sermoaoa de nuestro Concboso. 

CONCILIOS. Véanse en esta biWiotec» los artlcvlos: -K^a* 
racas, Chiapa, Comayagua, Santo Domingo, Guatemala, Yu- 
catán, México, PuertOf ico; y loe de Alcega, Balbuetía, Bafios, 
CaAisares, Haro, Lorenzana, Mont6far, Moya, Ñafies Vega^ O- 
viedo, Parada, Valencia, y VlllaJpando/' 

CONDARCO (P. Cristóbal) natural de la ciudad de Méxi;. 
co, en cuya provincia de la compafiía de Jesús profesó- el insti- 
tuto de S. Ignstcio á 20 de Abril de 1681. Era ' maestro de re- 
tórica del eulegio de 8. Pedro y S. Pablo de México, en tfuya 
librería dejó MS. 



—329— 



''Certamen poético latino y castellano para celebrar el naci- 

ciúdá(!'dÍ9 3. Cnt4^bal:<}eJa«Habaiiua en. \UJ,d&iie:Cuba;á:^4l» 
DideníWe de 1798, de ^a«kiés>;¿ol>lffl.jr¡piiidi9%o#« . , 3pi^^i6 i\f¡fi 

doce alR)8 d6 «edad frebibfil^ ^ tadk) .de übitAhUlj^r . §a .f^riffi^fiQi l)¡& 
t)tiíy¿/si8Ad'd^ JiS¡<4íeí>aBÍiho}dvJi\i42iH|nr)«>f. £noU)rT)Í^nia.;i9l^j^* 
Vio iflgí-WiJo de. doctor >eri t^otospíaCy 4iiT9iilfc6 eia* cwnpj^\(§i>j(íl 
real fíeftiítíafio dé'^. €áiiÍ08¿ /2'«t}il)ifin.^0'i}eidi^¿ai M^}(3^9iÚ^ 
■laJíJtífeÉHrdéii<iia, oblkivo el:lítuto4fi abftgaíOtiX Alft^exflR^éiSíl 
^iMpléb de'ñé-éai -d^Ma^cuiríB «tieaiáMióti il^ ai)i4^Ma. 4Á.^cf;b^ ]¡¿/i 
5 77S;^híi5í^ ^ifljea 'fíépdna^ y! moJá5cia.«» Ja;<[orJíí.i^^ . M^W* ,í I 
TaprecH) 'áe iba 'fiátioi*3^-iw;{)írotefcióni)eUqrfT9rv«t?^*:!^^ • 

dóselé erícOfiMrtdadoialU luiftériBar^* «k ANftr/^sjr^^^^ i^^i-fPdP^n^ 
bbhís^j[ó'|lel4«'1'iAi(tti, 6«.€oofirfi»ó;J1^ (4ina7.<)^» M^y^bia Mi^lP^' 
áoi cridtiaifi^j'ñno y^eldcuehte^riIitiQm^^iiiiASSlofl^^i^ ¿eljÍo- 
ma óe las fiil^íUttareíiiprehBAB deiliJBr^LuiüRi.tdAi^^^e jqq|<;8Í,%s^9o 
ttinericano, 1^ a«oolbiioniá;ifibgpi«uiÍ&j0QA. f^iiHp^j^rfiidp^J^c^f'ifyio 
Abi(len&e^ y el Sr Pió VI, le notnbró protunotario apostólico^y 
'critíalff'rb Míe: la( Cittx BetOrav aEiííS {U^^§fl>iK4o.pa)'flJU99.PjnBJben - 
^aTaciofl del láchtedral'd^ la» Pue\í¿* ,d^ Iqb At^gflea «P.. 17:73» 
y áieeiidida á úiía eaiioúgCkd«)la,l9Í6iniK igl^aia/en 1796,- faille- 
c\6 "éii di!¿hH eiartad con gráve.«eQ(iiY>i^fíto.d9 lOs ¿ÓbJlQs .?jn -^.^e 
Oct Are dé ÍTd&. A1ínq«e su vr4diQíon^Íué.Y4&(a y iini^cffg^l, 
parece que había nacidó'paiai üa Ofiatona^. p0a$.j9ftt)),ba <d9[¿f^d0/.3a 
'tinailnéginációh fiogóany véhafi»eoté« .de una ^Ip^jie^^ia) fluida 
y briHa'hte, de Tina figuiM Jtlroéa y ftiiimadji ppf! Íh¡ v}y^Cii44d]de 
sQtr ojos y itc¿idnea,fy de uüa -vSiMt 9Ma?jQj.y: aonpira;' (¿P;ii«^60 
dispdsícioñefi su ptincipaüest «dio .filé (l#dji<;arrse á: la pm es$a:^6l 
Idioma ca^fellíáno, )^ á la obeeiir hutía. (^a i/9S.ip«jfMrf¡á;prece}>t98 é 
nmiaeión délos mejqreé óradolesi ÍQgrAi^do en. su patria iu Ha- 
bana que tocasen la retirada las reliquias que hat¿íaa. qtjiedado 
del gerundísmo. Después de varios ensayos dignos de la prén* 
sa, 'se estirend ésta écrn ^a ; , . ' : ■ 

^'Oriiéion g^'rvetliaea' al ÑíKliflQiento.t^l/^flrqnJy^iaíP Fr|npipe 
de£«pB&áD. Garios Otclnentek''Ji4ip. i«Q.M%drMr IT72.J^L-- 
Mms lo que iQarca couséil^'^dB^iiri) el jSDéritq ^^qr^» dtplbf^pa» 
ñero Conde, es el premio adjudicado por la real academia. ^spa» 
IloTa á fifu-^**eiogio de Felipa Yw de>Bor}H>Q,riIUy de l2;iptt!ia." 
Iw}). en «Madrid á axpeAaaé áeltJiciXa aoademiM.f n 17^9, y.ffti^ip. 
en ' MéxicOf Ii785v-^fi8« Qbi;a.:YjttiÍBi<t6, 4e,^p^«de^p g^ciarife; ^^da 
lU'Ámérioai coxao déiíii» eJQCttlGÍríiii.4? Ay^ÍQg^Q)ps,.> ^^f^fif i- 
idsirabtor^ y '^túra gapada'eft jiÉir,i<rid^ .opi9i|i<)Ípn , i^ii.et •lobu*' 



u ' 



•-330- 

nal de lá elocuencia empalióla. Si hubiese sido menos delicado 
y descontentadizo, habría hecho sudar más las prensas con sus 
muy spluudidos sermones; pero solo permitid se dsñMn á luz 
las siguientes^— «'Oración fúnebre pronunciada en la Metrópoli- 
faria de Méxioo en las honras de los Militares difuntos," Imp. 
allf, aflo nST.^-^'^Orstio in Exequis Serenissimi Regis Garoli^ 
III. Angelopoli> prolata ann. 1789. edita ibid. eodem anuo.'* — 
M8.: — '«Colección de Piezas Oritorias, 3 Tom. eon un Discur- 
so ifobre In elocuennia.*'— «'Juicio de la Carta apologética del Sr. 
t)r. D. José Pérez Calama, Dean de Valisdolid sobre la opinión 
de Benedicto XIV. que sostiene por válida la coosagracion sin 
el yerbó suntantivo Est**»**Lñ Terdadera Historia de I^tra. Sra. 
de Guadalupe de Mésdeo." — En el diario de Roma ném, 268« de 
2(1 de Julio de 1777, se lee lo que sigue- *'La San tita di N Sing. 
si é degusta di annovarare tra Protonotari Apóttolici sopranü- 
nierafri il nobile Siir. D. Francesco Xaverio Conde, Dotioxe di 
Sagra Teologia, Pronoetore Fiscale del Veseovato di Cuba, é 
attualinente residente ^la Corte di Madrid, Soggetto di tutto 
mérito per la probitá di eostumi, e gran letteraluram." 

CONDE PINEDA (D. Franoisoo JAViBa) natural de la 
ciudad dé Tlaxcala, colegial del pnlafoxiano de la Puebla de 
los Angeles, vice rector allí y caledrátice de Sagrada Escritu- 
ra y de prima de teología, doctor de la universidad de México, 
y cura y juejs eclesiástico de 8. Salvador el Seco, y de S. Juan 
Acacingo en aquella di6ee>is. Escribió 

'Panegírico de Santo Tomás de Aquino, pronunciado en la 
Iglesia de les PP. Dominicos de le Puebla de los Angeles." 
Imp. f'A MéKico, 1801. en fo(.^«**Oracion moral en la solemne 
Rogativa qué hizo el Real Colegio Palafoxiano.de la Puebla de 
lo^ Angeles para implorar la Divinti Misericoridia por las nece- 
s^ádes Ae lá Monarquía Española.'* Imp« en México por Ariz* 
pe, 1809. 4. 

CONEJARES (D. Francisco) natural de Navarra, de don- 
de pa&ó hiflo á la N. E. fiátudió las humanidadesi la ñlosofía 
•y Itt jurisprudencia en el Beminnrie tridentlno de México» donde 
vistió la beca, y recibió la borla de doctor- de aquella universi- 
dad. 

^>Lá Consolación r Canto en ladolorosa prisión deSeflor Don 
Fernt^ndo Vll.'^^^'Oda á la Lealtad mexicana.'' Implen Mó* 
kico^ 1803. 4.-^*'0da al feliz cmnplé afins del Exmo, tir. Don 
Frahciíco Javier Veftegas, Viney do México." Imp, 1810 4. 
—'•♦Varii.s canoionies patrióticas." Imp* en México.--— '* La Vir- 
tud vengHdií; Declamación genial contra el sistema pernicioso 



-331— 

<)« la Ifi«urreccion.!' Imp. en, MékiCú por kñzpé; i8^Í 1. 4.^ 
••Re«úineii biatórico militar d^ log fAriiicípales y má9 glorioftéi 
hechos del 8r. Brigadier D. Sút^n Martíp, por sobíenoitibre e| 
£fiipecinado Comandante de la Cuarta División del 2? Ejérci- 
to.*' luip. en México por Arí2pe, 181 1. 4. 

COJ^EJ ARES (D.JoeiRüiz) natural de Navarra, tío del 
anterior; doctor en cánones por la universidad dé Oviedo, y fis- 
cal eclesiástico de aquel chispido, Canónig«> de lit catedral de 
Casaca, canónigo, Cesorer<6 jr maektrescuefas de/ lá ntielropoli^^ 
oa de México, canceUrio de su universidad fitéirkria, provisor V 
vicario genera^ juea de testamentos, capellanfías j . obrifs pím, 
y vicario capit«lac en sede vacante de diclio arsobispado. Dí6 
4 luz 

••Pcimer Sermón predicatlo á la Real Congregación de A* 
{timbrado y Vela continua del Sbntísitño Sacramenta de k Par- 
roquia de 8. Sebastian de México." Imp» allí por Onttveroa, 
1793.4. 

CONSAG (P, Fernando) Véase KUNSAG. 

GONTRERAS (Illmo. D. Fíl. Diego) natural de léi cruda4 
de México, é hijo del convento de S. Agustín de esta capital, 
donde tomó el hábito á 8 de Abril de 157S En su provincia dd 
Santísimo Nombre de Jesús fué lector de filotoíta y dts t^logía, 
maegtjio de número, prior, difinldor y provihciat; y en la untu 
rersidad de México doctor teólogo y^'catedr ático perpeiuO y 
propietario de Sagrada Escritura. La fama de su doctrina y pvií- 
delicia llegó á Ee^pafta, y el rey católico lo presentó para el ar- 
zobispado de Ha'nto Domingo. En 16^2, pidió iicehéia para 
|)a8hr á liorna á negocios im portantes á su diócesis: y obtenida 
la del Papa y tá del rey, y dejando bien arfegMas las <osasy 
nombrado un gobernador sabio, ée embarcó para Europa. • fAka 
sobrevirdendo una terrible borrasca, fa'rtecióen el- niar,aíio' 1 9ii8. 
Üejó escritos 

••Varios Tratados Teológicos, j¡ ana Exposición de ifos Jjs»^ 
garés más difíciles de la 8anta Eacritura.**-^UacensU' «elogio el 
IHrno. Arce en su Q^UBétionarium Ezposüivura, Gil Gonméz 
Dávila eñ su Teatro de la Iglestü de SiaMt& DonUngol Caite en 
su Memorial^ el P. Medina en su Crónica y fii|;d«nza iríi 'su 
Triunfo Parténico, 



■' ^/) . ; • , .K. 



CONTRÉRAS.(P. FftANtiéCoÍJi^tER)4iadé'eft'^rf^lé de 
Atlixco á 5 d« Setiembre dé t7i0« y abrazó la rtjligitfn decios 
jesuítas á46 de Mayo de 1740. Fué prefecto dé la congtefa* 



N 



allí TarÍHt disputas con Fr. JFmn cb Tiieafra, diGHtiii» 

^•CarU proemial justificativa." Imp. en foK — T según lo 
(|üe dice Pitíeto, imprimió otros Papelü^ 

eONTRlTRAS (Pit. Psdko) natural dvhi H. Ka liijo ée k 
^Víocra' déllSamo Evangelio del Orfleti db % 'Fmncikoo, y 
guardián del có&véiító de T^huadan. ESaeriMé 

*^áDUHl de adttíinietrar los Santos Satcfrattemoa ú Jtss esfM* 
lídTés^ & loé Indios de la Nuera EtofMá totffamo'á ia rifonara 
de t^áülo V. Pontífice Máximo: en ktín y t^a 'Mexicano.'* knp. 
en México, 1637. éri 8.-^Al ái^éttteisfto de 16884 se «nsiaipri- 
mió traducido él lalin^al ca«tteHano. 

COFAUT (F. Joan BAirrAM) ^uiaado la'pmFíiioia'de Mé- 
jftto. fiscríbió y se conserraiía ¿1 el «olegioite 'PapeiEiitlaa 

''Nova paraphrasis Cantici Caoticoriim in sibib Vené^iari»:á 
Téfttt de Agreda ptb seoéu litterali." M8. en 4. del afio 117*rd. — 
Así el tllBi'o. Eguikra en ^tts Boittad&rat. 

CORB AL AN (D. Cristóbal) natural del*reiiio>de Ara|^, 
tesorero oficial zjeal de l«s cojas de 8. Luis Potosí. Dio á luz 

«'Orucidn para contemplar *en ol Santo- Saoi^io4Íe la Misa; 
y Yi^fi^ttones acerca del eamino de la salvación: •uadiieidaa>del 
nántés.** ' Itnp. en'Méxióo póriOn%fvereB,4796^ es 6. 

CGR6ÜLACH0 p. Juaif C^Aixfs) ^éémé^PmhO. 



tX)RCHGRO CARREfrO'(i>. FftAitcasoo) «atuMl é'é^Jm^ 
réz de la Frontera, ó más ciertamente de Zava^^aa. Paaé :á 
México muj joven, y aquí hüo sus ^estadiaa. ^4ié*m^>«a4lma- 
do de los doctoe pox su exquisita literatura, y venerado del pue* 
bfb por Sus virtod^a pübhtas jiortstlaiiae. Bnpviéipov espaaie de 
jj^alios la capeHanfa de la^áircél de tone] y fcuMendo astetri- 
do 'durante Su vida hn tiecestdadea'eorperatca y eapiriiu ai e e<to 
los presos, dejó en su muerte las casaa que poseía, ^paim alkseD»* 
tu disrionle aquelloa desgradadoe. Leyé'4 a Bi bii in lOUnaacaoti* 
dadas para objetos igualmente piadosos, im m^a ind» pori^naaiU 
baceas á loa PP. del oratorio do IS. Velipe Neri^déi^oieiiaa* fué 
dempre davoifstmo. Murió á 16 do Forero do 1M8. >Baoii- 
btdiin i'otfma*ca)rldl¿moiinito4ado: 

»*DesagraYio de^Cristotín^l IVinnfiída «u Cvas, OoBtim.fel 
Judaismo: dedicado al' iitmo. ISr.'MaliOaoo/ 



co." liiip. allí por Juan Ruta, 1649¿ 4.-*Ni me perece juato 

Vai 



defraudar á tan Ven. 'saeerdote deioa^ieipea <|tte 4e< 

otros, ya que jro no ptíedo efogiaria digoaCKnle. filJIr* . Luía 



BeiMrra Sattt«, «atvMiw» da nrnumAm^^ tWhi^Hk 

^'8olvkW lM^mQI»ÍCtlli,'l)6ITJ«ifU(ÍllttBtÍt)^ CMút 

Mülu fiM««i Ombídí itoitÍA xiÍ8.ooiÍ4i« fiítiirí 
' Jttdaidftm ctipUns flecitffo ipeifidiniiibi 
Jüea» inftiote Aanet^. duraiqua «{wgUriYU . 0M4^y 

Jaoi reddit hu numeris mundo cancordia tuta, 

MilesoaAt attimi CMTSÁtaii ilarroMWiútt 
iGotchédáit' soaátus penetrat, 'Goftberiuí^ Qt^^iMt 
Te«liifBiai,tao iejiaairftCQn4ÍAÍt ^m *U«M*. 
. jAafliatifitiiriácai^da UaitWÍÜáJiUs U0ti«« 

St.ofidat( hic ^i»ai}. ainiaiau«y ÁndíB jadat 

•JMeo» üMíiefiiaicoiicoiai 



-YiHl ii)r« Jio8éPuuÍD|j«atediAtikiOrdentt(]iaio«,()^ 

EpjABiiaiifii: 






'^&idck(Mdula i«yía doto .aub. iCoaticé üb^IIa 
« «0<Miála«^Jtti6tscabrA>coaifce.iaeiW<iiiiijnt. 

- i8c4tam8nta^dacwi8tiInulU) iiiuaiiUiadn.hDflM 

M«ii«a. íioim ^g^ii^^ 8(Mouia tdiHa .pavaX. 
; ¿£D.tibifMiboetÍlibf«» doc^iÉiekjoieáiaii^edtt^ 
QmíUm^ qfm pairum icondidit ¿ngenium. 

•' >»fiU29i:^tp^rva,iiD«l^fiHiÍ8qtta,ieiiGi)a¿^,dQ{|^a( 

(¿auna . Jad«oe(»pá«iilaf diat jgant. 

'tiicmantó^dieeiia ApMridua)>iBüie>£da]aa . . > 

Paaciij^Ubcorettcoa aeútet QKÉiniiiifta..'* 

^€(NWEBQ Y'LI^N>('FE.^AN]iomo:UiriE)>n8AQia}jd»a!h^ 
lirfa^eiudad antifuattlei dbitfpa;dk)^d«ila>Fttabki.deios' A«gaiéa. 
ttairuéidi«> 4áñoidad en MBíltaenHnario ipaluíoHianay la iftlmwííiinran 

fdifr«itkébitO'deUBantoDoiíiiii^deiDaoodol liJmo. D^iSÍr^-Die* 
go Gorospe, prior, y electo yu obispo. de. tóNuavj|;8egavéa.>(Bik 
aefió muchos afios la teología, fué maestro de novicioa, y electÓ 
fK9i»iiiieiai«a \9M, > Acreditó eo mgobieíAO. 911 'a«lai|Uitftéli* 
«o,^ tma'iiuegvidad'éigAa ée n> .sanio 'instilólo; no^ioftdkiifá* 
•Od «kattiéir^iial j|iléiHM^O»iett«steifiirelBdoyai iSttfiacstQoia^ettf» 
'fkpMid»OM«tf<fr^^6t«»4(Ottaié2K|i,caiitMfoa 4e.ÍM«. ^Noi^ttMO 
pedir el grudo demMdtaOjqae laicofidspeadfavporq40»deoia^coa 
elifikan8elio:iiiAÍiY»4||)^tia«» n&Éf^ittwhjftnáp^f^taiú ^oiiUMraaá pe- 



—336- 

dimeoto da ofteio de iu difiniíario. Hanándo8e.fatifiido en el 
convento de la recolección de S. Pablo de dicha capital, falle- 
ció de 5i afióé en 3 de Octubre de 1730| dejando en eir provin- 
cía y en toda la diócesis de la Puebla «le loe Angeles: la mejor 
fama de virtud y doctrina. Se letiioieron aeleaiee honras con 
oración latina, y sermón fünebres : y el P* Mtro. Fe Juan de 
Villa^ de ^uien se hablará eq esta BiblMeoa^ le. eoniegró nn 
Elogio Sepukrai de que me placecopiar aquí algunas expre- 
siones: ' 

** Voces priojum Mamom Rev. adáiodom Pal. Mng. F. An- 
tonii Cordero et León, hujüs S. Micbaelis et fia. Angeloroo» 
Prssdicatorum^Eparchim desideraii Patria et Pis^ulis:*^ — '*8Í8ie 
vistor et audi — Sedi qnoad vixieoitorius 'el< tatsui^ qnihi levavi 
me sttpra me-*-Facu«di^mF me morsíBanc fácil, '.qa»et stravit 
subtus, e( levavil me siipra ie^^Agnum appeHaMif Me nosti: 
eognomine deffiniebas-— ^^nvs non é- grege, sed egregius: mi- 
tísiimum natura; homiliimum me gratia fecit— Patre Agno^ Me* 
Mrk Lema prognaium, vet monstruní díceres, Val miraculung^— 
Dic mystenunt; nomina et omina: ut quaiis fulurus ebsem, gen* 
liliti^ etiam monsirarent — LeonBm is nexuit et Agnum, qni 
Deum et Hominem — Hocsolúm Leo victor,quod nuUum Codi- 
cem non sperni; nuliiim difficultatis sigillum moa resetevi; cas- 
teroquin semper il^niis— -Si quaodo ad insontes airree mordax 
fórceps striboit, ^^nut «bmuiui, et non aperui .00 me^m-^Ui 
innozi» pecudis victimam litarem Deo, meil^ntfmobtuli — Pro 
ara consclenttam, procuhro ]segem,.Aensuia prejogulo, mentem 
pro flamine, pro flamma amorem habens, juge oremabar Numi- 
nis holocaustum, quotidie moriens*— >¿Et quid (rogaa^ tam cele- 
ris mors me sustulit? Parum opera impendit iu Agna tamquam 
occiso — Pepigeram fosdus cum morte, ut Mundo me priue peri- 
merem. Facto: residunm facile absolvit^-SpiritiunsoIitum Su- 
peres ad vola re, mors non abstulit; sed stitit. Non hoc egit ut 
MUgraseii sed ne redicet. Spiritus semper vadeos;» semeirnoo 
xediens-«-AudÍ8ti vistor tt perge; elue luge, sed invide* *••''— 
£soribió el Ven. Mtro« Cordero-^* 'Vida de la esclarecida Vir- 
gen Sania Inés de Monte Policiano/' Imp. después de la muer-* 
te del autor por el referido P. Mtro. Villa, en ia Puebla en la o* 
de Ortega, 1744. 4. 



COKDERO (F&« Jvan) natural de Gua^enoela^ donde tomé 
el hábito del real y.náhtar orden de la Merced. Fué maestre 
en teología, calificador del samo oficio^ examinador eiaodal, co* 
mandador de va^iue conventos, y finalineAte pievinoiai de aqee* 
lia provincia, de la Presentaeíaiii Di6 é lux 

''Beirsioa predicado en las fiestas eeu que ae celebró la «lee- 



—337- 

GÍon.de la Catedral de Guatemala fin iMeiropoIit-doa.*' Imp, en 
México por Ribera, 1747. 4. 

GORDOVA (Fr. AifTONio) natural da la cíuJa<i áh México, 
doccory catedrático de medicina. Di:)|j^u8tado del mundo á^\6 
la academia, y. se encerró en el claustro de S'. Franciaco, donU 
<ie obtu^vu el eiopleo da comisario de los santoa lugares de Jera* 
■alen,' dedicado lodo al culto divino y al cuidado de loa reii- 
gioaoB enfermos de at^ convento de iV'éxieo. fJejó un MS. sé-* 
guti ae colige de loa Ubroa de Ja universidad, intitulado: 

^^Commeíitaríum de Sapguinis missione.'' — Falleció oetog«- 
Bario, siendo el decano de la facultad de medicina, y como a (al 
le hiao loa honores fúnebres, el claustro dé doctores ea la igle-> 
aia del convento grande de dicha capital. 

GORDOVA (Illmo. D. Bbrnabs Díaz) natural de. la Puebla 
de loa Angeles, colegial y catedrático de Sagrada Escritura en 
el real aeminario tridentino palafoxiano de aquelía ciudad, doc<> 
tor de la universidad de México, y su rector, canónigo lectoral 
de la metfopoiuana, y arzobispo electo da Maüiía. £acribió 
según Iha M.enoriA$ de Fia^a y las conjeiurus á(í\ lUmo. Eguia- 
la en su Bibiioétca 

««Commeotarii in selecta 8acr» Pugins loca/' 

GORDOVA BOGANEGRA (D. Fe&namso) nació en Mé- 
xico á 2 de Junio de 1565, de ilustrísima familia; y á los 19 a« 
Sos de su edad, después de haber estudiado las ictras humanas 
y la filosofía, ansioso por su salud eterna, y aconsejando del Ven. 
hermiiaño Gregorio López, se retiró é Tezcuco á hacer una 
vida igual á la de aquel siervo de Dios, siendo lu admiración de 
'loa hombres más doctos y espirituales. Aunque aspiraba á tó- 
mar «1 hábito delego de S. Francisco, cedió á los ruegos de sua 
nobles padres, y al dictamen de sus directores, y resolvió abra- 
xar el estado eclesiástico secular, renunciando antes sii pingue 
roayurezgo, y el título de marqués de Villamayor en su menor 
hermano, y sus bienes libres en los pobres. Y hu liándose va- 
cante la silla ar:tfobispal de México, lo llevaron sus paiientes á 
la ciudad de la Puebla á recibir el subdiacouado de mano del Ill- 
mo. obispo D. Diego Romano en las témporas de Diciembre de 
15&9« Pero eomo estuviese extenuado su cuerpo por la mace* 
ración y el ayuno, y el viaje le hubiese debilitado más, apenas 
pudo ser «.ooducido sn una silla de manos el día de los órdenes 
á la Lcasa episcopal, donde le dio un desmayo, del cu&l volvió pi- 
diendo el viático eucarístico: y á pocos dias, esto es, el 28 do 
Diciembre espiró eó medio de un gran número de eclesiásticos 



\ 



y réligtofot, i^ntré <\\nttit\i 9é halltaroú d atcédiM(y Dbif JuMt 
CervantoB, obiipo después de Oaxaca; y él oanéüro Pádiita> aiw 
zobispo que fué de Santo Domingo, el cual proDoneió una elo- 
cuente Oración, rháá páiiegfhcá qtré ffinébré, ée éldíHidel «u- 
tifcrro d(i Duestro Venerable f oven, qué áé hi^é eh la fgfleua de 
]o5 rP'. dórbinicoé de á()uella ciudad, dé dbtidé á toar oinoo-alEoe 
fué trasladado bu cuerpo á la de Samo Doto^Agt) dé Mé&ieo al 
sepulcro dé sus padres los inarc(ué8éé dé Viitatdtfyor. £1 Ven; 
Gregorio López cuáúdó supo su muértb dfj6: *'q«re la Santidad 

5e D.. Férh&hclo óólo se conócef íé en él Ci^loi** Eá P« nweetro 
V. Alonso Uemon, cronista del real milittot drdén és Nuestra 
t^eñbra de la ItlerCed, escribió éu Vidú y ki publicó en Madrid^ 
año 161 ^, juhtamebte con Vari6É Opülsc'ú^ tttúi^ pútnueñ^ 
tro Gonzaga mexicano^ y éoht 

**Cancion al amor Divino.'* — '^Canción al Santísimo Nombre 
dé Je8U8."_«< Doctrina éspirirúral/'^^VuHMséáftás;^'-^ Antes se 
Había dad ó á l\iz Un étcéletrté' tintad O de naístk» tiiiie|>r4ie^ les 
cÓh'ódimiéhtoA á ^ü'é hábfa Itegado en etta deiiiéia el jihiea F6^• 
rianiio en tá tiéfn'a edad de' 23 «fios; su titulo eé: — *H:;oleeciieii 
díerVariSs'cohférétícias y doetrítres de cutitfo rtinj^ula^ieímos y 
esclarecidos Belí^iosós del Orden de S. PramciM», en %iie«e^e»- 
sefia el camino del Cielo; formada por D. Pertomide Qéfdoia 
Bocanegra." Imp. én^ Madrid por Luis Sfinvhe jí| 16I6í.4* 

' ÚOft DOVA {tti. iTüxA) t\tik\fb á j^ríneipierd^l sr^ «S en la 
ciudad de CórdoVá éd Andalüdís; ^ des^ue^ de'habev>eviiidiado 
la Téñgiía látiha áé dedicó á la mihcia y sirvió én Flwmies al 
eráperador Oiírlbí V, y ll^góáret blfék'ez de frtmcetnjntjlíaei- 
panoja. iPálsó á édta Aifnátka, y rénunekndo «rqel el niitado, 
tomó él hábito de Satlto Dotnitigb ct) el eenvento knpenal de 
Xl&ícb, y 'profesó á 16 de Diciembre de 1943. Itietmiéeiénla 
cteñcia e^léáiásticíi y hécHó escerdote, fué destinAdOaliobciveD- 
tb'dé Oáxacá doUHe aprendió" la lengua 2epotecé,y en etíaiad*. 
íKifilstró'á los h]dit>s con él Celo más ardletrte. Foreste 7 fior 
'sus oXr'ás prendáé y viriudee fué nombrado dlfinidOVj ypniojurar 
dor á Empatia y Homa, de áoit&é volVfó é'(V}éxiéo 4ray«ndo á 
>an6s'religio5os misioneros. £ti 1568, fu§^eleGla>i)>ovinoial; y 
dlpuesld á itíá dos átloapor él défítiitórioen'el'éapftule'flKanDe- 
dió de Yáti^Oltlúrrm la Misteca ^7 dé-Oeftui^ré de l@n6{Sin ft- 
tío rnoHvo qünel sutno rtgor'y '-«UéféHdsdéOh'qfué gobermdM, 
'ño jpérmfUém^ó diipeúta atgutía tn 4a t>b8ervanc¿¿t^e<li^ Pcg^laty 
"constituciones. Yiié «ata' deposición ti^l'de«égt«Ml«4el viiey U 
ttártih Cnriüjüéz, i*quién't)cr<iéito €órdwa*aíqtílélóipÉi»t}eeBo 
'se iñezclasé ^n áqéel'ásúttto; rétKráhdtiséá'Mf inMigttb ftiitfion da 
zapotécas; ^fl qoé coAtinuó te^rúyendo 'i ius fodids-eftttto éói- 



I 



rnttfd y peaitenci^ huta qi]» o&m Mlrtwvw «e ^ifll .«pnaycijf, 
al coaventi de AUsquom, eapim ci« OnKa», 4oa<lft Ul|ecl|Í4n 
U paz del SelloT. Eacnbifi 

"VoGubiiiatio dt ia Lengua Ziipoleca, ó Diccionuria Híspano 
-^Zapoleco." Inip. en Máxico por Ocbaru, 1571,4. — "Aita 
do Ib Lengtw Zapotoca." Imp. ^a ¡AftfiífQ ^or B<illi, l&7tí. 8, 
— Ldí fianceies aulorts de lt| obr« Sfriptoret Ordinit J'radt~ 
eatarnm, quiereo que •! autor de «Me vaefkbuluriü fu^ae Fi. l*e- 
dW' Fetia, proTioctul de Saiite puming« dp Alésico, equivacan* 
da dicho li^io eún el C(^fuenari9 Z*poteeo, que realiitante ei? 
«ilriú Feíidi Y D. KipoiáB AfA«W> mC-v^<o cerca de caar e^ 
•1 ulaBWaRvri oué^o babbtBdude) Coi[^f<)na>-to del i', f^^ 
f», le llama Vombulériut 

©ORDOVA KEVALL0S(F*,J«4it}MHtr#í ^^tímWÍUP» 
M-c4i«fisbiaptdotle&MuoO. Pfofei^ftt ¿f^an 4f:.Sff>t9 Óft^r 
niege Bn«l oonvaaU troperialde a<tiMltftiCflffÍtal i-l&4« E^ebf^ 
»de 1681. Fui lecior de fiJctoffft J tWogfa. inMefrf) por sj| 
religidD, y regente de estudio* 18 &&»■ ilel colegio de Poriacelú. 
jr contasaporáneo ; anugonisi» d«lc6)eW jdociiojeav^a, Ü^^ 
gfl'MtufBjeiqws 2>(iiatí*í buacab», l«ia i KjopugOftbf en Jpif 
pqMa««ea qtta diatordan lM<«!os:e40Hej4a imii^UC» ; jft^uítigq, 
También fué owáar da ctidm; f de vitViA ejerapUir. Áj fi^ 
ptfdiaia víala par«]'n)iMbe«atudiOi y mmiji el 4^9 17^, 4f^ 
jénÁo MS. id Tolñmene» eo 4, de IHttrinfifirití t^plíac/if, flí 
i<M ouale« conservaba Sen au p»4ex el P, Fr. Joat 7iitAia|nf 
rfbciM tlocaiaicaiui, mgan afiíw*. el lilmo.^E^Kuiaí:» pa«m ppf-- 
radoret MS. 

•GQRDOV-K (F«. JoAH do Íkot} lúJo de^ piprnn^i^ ll.*.%t* 
liagodei ¿rdeo de picditwdoiía efi la i<iu«W K8p4f!ÍA„C|^o 0^- 
Ww iDiné poculaR» UÜ. F«é' leaUw (^ teqlc^lJ»; iu^(f|||(]fjr 
de ptociuador á &l(HÍrid y RamB. UKi d iijü 

'Uiacíoa £uaa{jiuiea por k libettit^ ¡que tO0ií|)íguió ^I,Njaifp 
da guerra el Dragoti.ef) el lemporBl d«JÍ de ¡i^li^uibr* 40 1^¿7, 
proaunctedo en Cádic," é imp. allí pat QóMes fte^Uft'Wt ^>^ 



'CORtX)VA(>F«.^l;ATU>) natural 4« U fÍH4a4ij4n (<tti.apiu 
lector de leologtH «I le pioriniüa de S. VÍGMte.flD ((^im^ mji^ 
del urden de predicadoiei, y doctor de la univenidad de-S. Cár- 
■'" iCMribíú^ 



t'Modo dateereon ieiilidadl«.iAMouiAtiUfftWf ijp .«^pciuQ-- 



(mp,.ci>.<jltMWm>lajp<x Btlnli^ lftO^ 4,^-7 W4^'*9f« 



—34(1— 



qne reiífifiafi de qtre loí Indios ee TÍstan y calcen á la espalfo^ 
Jaj y meaiot de Coneegrinrld sin violencia, corrección ni manda- 
to.»» j^^MernoTÍa premiada por la r^ai eociedad de Guatemala 
Imp. allí por Beteta, 1798.4. ' 

'_COÍfDp VA* (Fr. Pedro) nació en la ciudad de Córdova, ca- 
jírtal de uno de Iba cuatro reinos de Andalucía, de ilustre prosa- 
pia por el alio 1 460. EstucHó en la unirersidad de Salamanca 
y aflítornó el hábitode Santo Domingo. Encendido en el de- 
seo dé féí conversión de los gétítil^es del nuevo mundo, se embar- 
có pata h inla de Samo Domtngo por el aSo 1510, y fmáó la 
firovincia de Sania Cruz del orden de predicadores. Celoso é 
ihfatigAblé'enia instrucción de lo» indios, fué también acérrimo 
declamador contra los pecados, desórdenes y excesos de lo» es- 
pftfioles njalos; y á él se atribuye la prodigiosa mudanza del cé- 
lebre Pr. Bartolomé de las Gaias,que siendo clérigo era encomen. 
iTéro de Indios, y hecho religioso dominicano fue luego suma* 
invicfo protector. El mismo Casas en sa Bisúoria apologética 
wriba así: »*'K1 prínc?í»al religioso que con celo de dilatar la 
f« católica pasó á la provincia de Chiribicby fué un s^nto va- 
ron, llamado Fr. Pedro de Córdovu, dotado de toda prudencia, 
doctrina, gracia señalada de predicar, y de otras muchaa virtu- 
des; y este fué el primero que trajo y fundó la orden de Sanio 
Domingo de estas Indias." En efecto, nuestro Fr. Pedro fué el 
primer vicatio general de su instituto en la América, y el pri- 
niér inquisidor de lo descubierto, y por descubrir en ella. Fué 
asimismo el primero que predicó solemnemente á los españoles 
é indica de la citada isla en la infraoctava de Todos Santo*. A 
ios españoles les predicó en presencia del almir»nto Colón sobre 
¿a gloria del Paraiso\ y á los indios sobre la creación y reden^ 
Clon del Hombre. Falleció en su convenio de la Isla Española 
en' la víspera de S. Pedro de 16¿5. Escribió muchos Sermones 
Memoriales al rey, é Instruecioñes, que por falta de imprenta' 
no llegaron á nosotros, pero se hallan en los archivos de Sevilki 
y Simancas; y solo hallo publicado el libro siguiente: 
' ••OocÉrma cristiana para instrucción de los Indios,' por mane'» 
fa de historia.- «probada por el M. R. Sr. Lie. Teilo de Sando^ 
val, inquisidor y Visitador de la Nueva España." Imp en Mé- 
xico, por mandado y á costa del Ilimo. Sr. arzobispo Zumárra- 
Íja, año 1545. en 4. — Etists el ünico ejemplar que he visto en 
k librería de loi PP. franciscanos do Tezcueo 
-■'■■•' * i. . ■, . . . 

CURICHE (Fr. Cristóbal) natural de la Puebla de los An- 
gele*. del orden de Santo Domingo, maestro en sagrada teolo- 
gla, pwor y re^enue ds estudios del convento principal y rector 



del nml colegio* d« S. líut^de aqiaeliii ciúJáH, y provine ial>4« la 
provincifi de 8. Miguel y -Santos Aogreles. Escribía 

*■ Disertación apotof ética por las ciencias y laCTirtodei con- 
tra la qoe escribió Joan Jnoobu Rousseau, y le premió la Aca*^ 
damia de Dijon.'' Irap. en la Puebla, i76«.^4^«4.<^To(io el 
muodor liiierato iabc qi|e habiendo prepueato la academia'^ Dk* 
jon por asuntó de un premio el problnir^a de si las letras eran ó 
nú (Contrarias á las rirludesf Juan Jacobo Rouaaeau, fílóflofi 
de Ginebra, ño solo «^e empeñó en probar q\m los progtreso» Ú6 
aquellas perjudicaban á. éstas; sino que logró por.ju disourao'ei 
premio ofrecido. Pero acaso no hay hoy en la liiiiropa dos per^ 
sonas que sepan que un dominico arhericano refutó raiientetaea* 
te los sofismas del filósofo ginebrího» y reprobó con elocQ^neiá 
cristiana la conducta deja^academia dé Dijon. 

CORL£ON (Fr. Siratin) misionero del Orden de S. Fran* 
cisco en Varias provincias de la América Setehtrional. Escribió 

**De la calidad de -la Provínola de Gualemala.'^-^^^De la ce-» 
lidad de la Luihiana "-«—Estott 4los trathdoe se tradujeron al itn«^ 
linno, y se hallao ih^preücs «-n el tom. 6, d^ la' GatíitiaHi Mi* 
nenia. 

CORN£JO'tt).t)iEobGoMX2) nació «-n £st>a!la, estudió el 
derecho civil en Salamanca, y fué doctor y catedrático de" pri- 
ma de leyes en la universidad de Osvna. Pasó á la América 
provisto oidor de la audiencia de México, lo que ignoró el bi- 
bliotecario D« Nicolás Antonio. Eucrsbi'ó 

** Adiciones á los Comentarios de Antonio Gómez sobre las 
Leyes de Toro.*' Imp. en Salamanca por los iiermanot Reaaut, 
1598. — Nuestro D. Diego era sobrino del doctísimo jurisconsol» 
to Antonio Gómez, y hace mención de él el Sr. Carrascoso del 

¿>áz en su obra i^e nobUibus iam torquenUis, 

I'. 
• ' . ■ , • . • .1 

COHOMINA (PJgnacio Rjupael) nación en Olot« villadel o« 
bispado de Gerona en Catalufia á 24 de Ooüibrede 1709* Re** 
cibió en. la universidad de Cervera el grado de bachiller eii ar-> 
tes, teología y cánones; y luego se connagró á Dina en la com- 
pañía de Jesús en el noviciado de Tarragona ó 30 de Setiem-^ 
bre de 1738. £nsefió la latinidad enr el colegio del Monte Sion 
ée la i^la de Mallorca; y fué ministro x»perafio :ien la casa pro- 
fesa de Valencia y en el colegio de'BarcelOna, yoector del do 
Vique. - Habiendo muerto el P. P.aa, proooradior de tos jesuítas 
delaÑviü. lo nombró eli prepósito general Re&rfe para que con* 
dujese á México la misión del año I749,y trajo en efecto á esta 
América 48 jesuítas. : Aquí fué socio y secutarx» del pro vinciUt^ 



j fieidr del cohgio ié GnftiiBJutito, Jondd faileoié om «eptí- 
miento i^aneral y fama d« taDtidttd á 21 de Junio de 1763. £ra 
nuileiftáUoo excelenie^ j ezplieó eiloi oonocimieftloe eo el remo 
de afquiiee«ure, no solo en Viqve, donde monteó j dirigió dee- 
de loe ¿imieotoe heeta eu eonelusion Ka obra del noviciado; »\^ 
no taniíien en Gitanejnato* dilatando el plano en qoo te fabri- 
có el magDffioo colegio de la compafiía, j viviendae que paca 
nüoioneroe fundó D. Pedio Retana, en un eilio eaireehe^ euja 
exteneioo impedían loe pefiaacoe del eeno. Dejó eecrito 

'^Tabla geogrMoa de lae aituacionee y dietunsiae del Beino 
de K. B. dedieedo al Merquéa de lai Amarillai, Virej do Má* 
zfeo." knp. en b Puebkit 1767.-^««Vida del P. Pedro BorroU« 
Jeeuita." Imp. en México* 176I.«^Ett la eáreei de Quanejuato 
ee leen unaa Décintas caUei¿anM§ de nueitro Goroaioa auj e- 
dificantee j excitaliras de la caridad para con lo8 pobres presos. 

CORONA (D« Agustín) vecino de México. Escribió 
^«Proyecto y arbitrio aobre labrar en Méxioo moneda de co- 
bre, pteeeniado al gobierno en 1767." M8.-*Fuó impugnado 
eóilAda y drfiiea«>enle por el consulado y por el procurador gene* 
ral de México, Véase aquí Cuevas Aguirre» 

CORONADO (Framcibco} véase VAZaUEZ. 

CORONEL(FauFnA«oieco) natural deTorija en Eepafa* 
Temó el hábito de S. Agnetin en el convento de México^ donde 
floreció en virtud y letraa. De allí pasó á las Islas Filipinna á 
i» coover aion de loe gentiles, aprendió eu idioma* y escribió 

^Afle y Vocabttkirio de la Lengua Papanfa." Irop« en Ma* 
eabda^ ailo 162 U 

CORONEL (Fa. ioes) nalural de Méxieo.. religioeo del real 
y militar orden de Nuestra Sefiora de la Merced, presentado en 
icolegfa^ y roaeeteede latinidad en el convento deeu patña^ don- 
de*: murió de 75 atoe, en I773. Escribió 

^Manuaide EjcirokioeparadeeagraTiar áC»ieto8r. Nifo," 
Imp. en México, 1767» 8. 

CORONEL (Fb. Jvan) hermano del anteáor Fr, Franefeco^ 
Eeiudié en la universidad de Alcalá las letrae huaisnaS) y toiaó 
en» la provincia de Caatilla el bábiio de S% Francisco. Por el 
afie 1690, sin estar ordenado im saerié^ paaó á la de YueataA^ 
doodoae ejercitó' aiueho tiempo en el ministerio apostolice, hw^ 
biendo «prendido el Idioma de ios indios^ del que fuó maestce 
páblieo, «lendo imo de sut discípulos el cronista CogDUudo^^úñ 



quien ae habló tn su iug^r. Fué guardián 7 difimdor{ j habrá» 
BÍdo provincal si no hubiese parecido á Ion electores demaóado 
rígido en la oblwrTancia íegiiler,que en tu pemona gliáréó eaUe- 
cha<aenté por espacio de 67 afios^ camiaando sieonpre descal- 
zo. Hallándose guardián de la rscolecuion de M«jorad«, m 
hwt\6 herido de la áitiñía enfertaedád, y pasándose él cetMr^aMi 
de Mérida, faileoíó allí en 11^1, á los 82 años áé «dad; fia^ 
cnhió 

^Arte para aprender la lengua Meja¿*' Imp* «tt M&iee^M»» 
gun Cogolludo. — ^•Doctrina cristiana «n léligiía Maya." Isb|K 
en M<ixico por Garrido, 1620. 8. — '^Discursos predicables y 
trabados espiriluafes en lengua Maya." Imp. é^ Métito por 
Garrido á expiensas de Pedro Gutierres, ldM¿-«-"Fr¿ Juan dé Shr 
Aatonio en su BtMoéeoa Frátíciscana assgufa q<ue eú la libré* 
ría del colegio de 8. Buenaventura de Sevtlia, letra M, ndmfwo 
165, existía M%. una Dffctrtiia ^risHattá en iengun éé ¥«ícar- 
ian éñ nuestro Coronel, más difusa: <|ue lú iinpresn. 

COHONEL (P. Lorenzo) á quien el Sr. Eguíara ooioeé en 
B# BMioUea entré loe Atamos. Naoié én las minas de £snia<-^ 
nela del arzobispado de México (y nd éo Querótaro como eacri* 
bié alguno) f ya bachiUer én filófitofía ¥isii6 la souáa de jeaukft 
en Tépozoélan á 28 de Attril de ied9« . Fué caiedriiieo de té^' 
Xóúcú y de filosofía en ^i colegio máximo^ de S. Pedro y & P** 
bkr, y de tedlol/ía en Vucalaln. Murió en Oaxacá dé 74) albi^ f 
con fama de varotí ¿añtb en 172(1'. £senbíé 

^Certamen poético del Nacimiento de Jesucristo, siguiendo 
la alegaría de J apiíér." MiS. en ia htb^iotBta dé la «ínÑréfSktlid 
de México, 

CORRA L(D. FBhvtú Rv^ doctor y psimér .caled ^ko do 
teología d«i colegro de 8anto Toaaás d« Guatemalai iOaoónigia^ 
¿9 aquella iglesia y deait desdé t'éOéi hasta 16^, en que faile^ 
ci6\ i¿l cronista Vázquez dice que era Hujeto de tanta conde* 
cofaeion, létfflfS, autoridad, virtud y aceptación que aololelaitiir 
ba u«á Mttra para complemento de sua reverendas**' £6citbi4 

*^Arte y vosabulano para tso de loe Curas de Guatéflatalati'' 
-^^Tratado d«i culto y TeneraotOB de la Igéesia."— -^I>e lasí co* 
•0» eclesiáétioaa de indiasj'—^'^ Consultas morales y ttafiiKNias^" 
2f tohioa. — (Se oónsetran eetos HinroS en el arjehivo de la sanie 
ig4esÍB de Ouatemale, y hablan de ellos D. Nicoiáe Antonia y 
Piívaiévy Gil Gona^áteii E)ávila, que f eneré éste £nTAFio:^'HÍe 
jacet Doct. Dom. Philipus Ruiz del Corral^ hujus £oelesittinj|S^ 
ritiseimus Decanus, 8. Offícii Inquisilionis Comissariuif: YÍr vir* 
tiite,^ huesis el nebilitajbe' decoraiu»,! cC' ob idP laadb'oiid^^ d^ IIÜto«i 



—344— 

nwriá dí^nuf : obiil ann. 1636. »tat. suae 65." 

CORRAL (D. FRAifcisco) da quien hallo eaéritda: 
'*Via|^eflá laa Indias Occidentales de 1666. htata 1697J* Imp. 
en frmteét, nSo 1722, dos Tolüm. 12. -^Gl autor esttiToe» Má- 
ximo, ci]3ra hermosura, grandezay lujo alaba; pero aSade **que 
aónqiie hay universidad literaria, no se atreve á decir si los que 
la componen son ^rrandes doctorea, porque en general nada hay 
en Mésico más ignorante que un <Tléri>^o ó un frmie, «seeptuam- 
do! á los jesQttas. ¿Risum ¿eniaüs amivif 

« 

CORRAL (D. Joan de Dios) natural de la N. £., cDl^^ial áe 
8. Ildefonso de México, ezr cuya universidad recibid el grada 
de teologfa. Dedicóse después á la jurisprudencia, y salió tan 
eminente abogado que era Mamado el Ciceron'jj los oidores lie* 
garon á decir **que temían cuando Corral subía á hablar, por-> 
que los ponía con su elocuencia á pique de votar injustameo-» 
te." Escribió mocho de jurisprudencia, pero solo dio á luz 

'«Alegación por D. Felipe A ndrade Mocteziirna,descend¡ente 
de los emperadores de México.'' Imp. allí por Carrascoso, 169^. 
fol..~*»Alagacion por D. Diego de Estrada Galindo, sobre ma- 
yorazeo." Imp. en Méidco, 1.710. fol. — ^«Alegaaion por Don 
Manuel Barrera, sobre mayorazgo." Imp. en México por Car<- 
rascoso, 1714. fol. — ^^Alegacion por la Abadesa y Convento de 
S^ Juan de la Penitencia contra los herederos de D. Antonio A^ 
raujo.'* Imp. en México por Calderón, 1721. fol. 

. CORREA (Pa. Antonio) natural de la N. E , del orden de 
S. Francisco«en la provincia del Santo Evangelio, .comisaria 
director del orden tercero en la villa de Atlixco. Fué de loa 
más afamados é ingeníososos oradores d» su tiempo, de profun. 
da instroccion en las ciencias sagradas, y de vasta erudición en 
las letras humanas. El cronista Fr. Baltasar de Medina le a«- 
p^licó lo que D. Nicolás Antonio dijo de otro Carrea, no Anto- 
nio como escribe Eguiara, sino.^-ToBoás.* Insignis^etbor et poe- 
ta, in eloquenti» laude unum aut allerum pafem, 8Í|ieríocen» 
vero babuit neminefií." €h'}ó muchos sermones MS. y publicó 
*'£! anillo de Salomón: elogio de la fíantísima Trinidad.'* 
Imp. en México por Calderón, 1682. 4p-»**'' Silogismo Sacramen* 
tal y Mariano: Elogio de ia Concepción de la Virgen María.*' 
imp. en México por Calderón, 1683. 4. — ^'Elogio fiínebre del 
nobilísimo y piadosísimo D. Diego Castillo." imp. én México 
por Ltipercio, 1683. 4. 

CORREA (Fr. Blas) religioso del orden da San Francisca 



de la N. £. Escribió 

•'De las Utilidades que resultan de encargdr á Ion Rfílig^ibsos 
FVMiicischnos la Conquista délas Californias.** MS. en U li- 
brería de Barcia. 

Correa '(D; Jvan) natural de la ciudad de Méxibo, maaa* 
tro en arles, catedrático de anataoHa, y Cirujiini del secretó de 
la inqaisiciou de la N. £• Escribió 

'**be la cualidad manifiesta del Mercurio.* con uh Discurso so- 
bre ia Lhheasis ó inal de orlüra, que padeció un personaje de 
México, con las particul&rldades,que se observaron en la 'disee»' 
cion anatónHcá de su cadáver/' imp. en ¿México por Ribera.' 
1643. 4; 

CORRO (P. AUTÓNio) nadó á 10 de Enero de 1724, no en 
Yeracrnz, como escribe el P. Maneiro, sino en la villa de'Cór- 
dovn dei obispado de la Puebla, como Consta en los libros ori- 
ginales'dei noviciado de Tépozotlan, en una partida firmada por 
el rnismo padre Antonio de su profosfon' religiosa en 1745. An- 
tea de ser JK6UÍin había sido colegial en los colegios de tí» Ge* 
róniíuo y 8. Ignacio Je la Puebla de loí^ Ángeles; y después de 
haber enseñado las letras'faunianttS y la fiiosofía en Durango de 
la Nueva Vizcaya, fué nombrado prefecto de lu congregación de 
la Buértamuerte, fundada en México por el virey duque de Li- 
nares. En 1767, salió expatriado con sur heroianos^ y en el 
puerto de Veracruz murió á los 42 afios de edad, en que segun^ 
el testimonio de los que le trataron íntimamente guardó i^esa la 
inoceneia bautismal. Fué uno de los oradores de más unción; 
y dejó una prueba de su elocuencia cristiana en la 

^^Oracion fúnebre en las Exequias de 'los militares españoles 
difuntos, celebrados en lá Iglesia de la Casa Profesa de Méxi- 
co." linp. allí, 1766* 4.— «En la biblioteca de la universidad de. 
México existe un MS. en 4. de GonsuUas morales dt\ mismo P. 
Corro.' 

CORTES Y PUEBLA (P. Aktomio) nació en México á 7 
de Marzo de 1660«y entró de novicio en la coÉiipnSía de Jaaus 
en Tepozotlan á 15 fie- Abril de 1675. Fué maestro de retórica 
en ei colegio máximo dt tu patria, y de teología en el de Gua* 
ttmahí, de donde por ia fama de su doctrina fué traido á Mé- 
xico á ocupar el pueato de prefecto de la congregación del Sal- 
vador, vacunte por muerte del celebérrirmo F. Junn Maninez de 
la Petra; y eiíie es el mayor elogio que puede hacerse de sus vir- 
des y talentoÉ. - No «e han publicado, como las de aquel fius' 
FkUicas y sernumeti que en varios volúmenes dejó escritos cun 



/ 



-51^ 

el título de 

•'Yida f. dQpt|rÍ9a datX S^ljrfiíjpr Je|ii4cn8io¿'*--.pfip ^a.^paetan-- 
te^ que México lo recpnQpió por.dignp i^uq^fK dei ci^,4o P. P<tr» 
ra, de quien hablaré en su lugar. Én la biblio^ecat ^e la uni*> 
versidad de México existe un MS. de nuestro Cortés, intitulado 
— VCertápjsppqítiicppBíJi.elogiwa,! Ñipo. íe.8Ui| r^Haí^PtíoJ 
l))yq el eojiblieii^t^.de Jpk^o; aQp. J66'3/' 

CpRTES (Hi^Mi^, He^|ianpo.6 6-F^aw»^o).íl>clitoéin- 
^qmparable kiéroe español, conquis^i^dpr. d^l v^to imperio me*- 
^tf?JÍ9y /p¿Áaf!Í?f de U.gran Méjico. ^«naBoK-j^ de,Jk rfiligipo 
católica, policía y^ fortupa te.n)poral d§. Ic^Nuev^i fl^Sa.^ Nar- 
C1Í5 en Medellm de Exiremadura el alio 1485, siendo 8U8.nob^eA 
padres Martin Cortes de JMonrojTt y Dofia Catarina Pizarro Al* 
t|)gii(ano^ estudió las. bellas iqtr^^p^^la^^ivij^^AVtJA.^íd^ftfnif^- 
c^. Pero su genio mi^rcial.le, liizo ab¿^4<)na/, U.qúietuíd. de lar 
escuejus porjenuegarji^. al gípripsó ei^^ir^oitade. Jas.a^rnpf. Un^i 
eniermed^ privó ,á la. Italia, á donde iba> ja . ^ e(njl^)rcarja^» d« 
u^jkxcelente, capitán; y est^.acaideAte lo piiujpfirQioná p^a ser 
erije) ÑúeyoM unióla a^cnirftpion de to^Q eiiunir^erso.. Em-r 
b,^r9Ó8e para íá isla de 3anio, Dpoiingq, cd^o, gobernadoTt el co.-. 
n^endadof Ovapdq, q,u|9 era ;Su. pariente, le di^ xepaxtimiénto dti; 
Indfps». jJa escribanía de la vill^ de Azuai que habí^ fundado* 

* ^!S? .^^^^^. csta,ocup4C,ipn ala qtie..s^4t^)i(i^(>f i^il<''^P<^^0iif<V* 
torada Cortés, y U ren^uqfjÍQ poc.pM^^l. ó Cuba cpj^ : Uicgo vot^ 
laMiJez,' de. qui^B fué priíp.eraipente^e^crotftrio, .U^^ 
dp y ñnal^iei^té iecQOCil,iadq y hq^ira^o, yajcoo i& aicüidia. da^ 
la',c}udad,de'^S¿niJegPi7*,cofl el, npq»lir^pient.0r4O(CaíPÍt^B.^§»Tt 
nerai de la ai;inada deftinjid«^.áJa.Tii^i,ra¿rn(ií^,;|i^Ue«lu{in 4«.pri«r 
jaiy^a liarla jSuey^ .^¿^afi^i y no. f efitri^vió, ¿ pPiW^c. J!¡9Íi^ba 
refig^ysda poc ^Ipieio para Corté&.efi^t9 g|l(»rÍQs«i,jB^pcesa,.yxQti 
s^.ayudii. la,comenz.ó llenp (le.confianzati (a.^igui^ co^,, valor y, 
la ccjqcluyó.feljiz/i^ei\te .^/nóp^ de ^^ 9^^f^ ^^«4 /áQÍt.(<Jlw 
ce una buena pluma) reducir á una breve noticia losdiversoa»* 
caecimienios, sediciones, sorpresas, guerras que Hernán Cortés 
tole¡rq, no^splo de ft^Sk.f ü§|nigoS|v *ti*p pm*^^^ l^^»WÍ\JÍ^^ 
na|daiin.Um|d,ó sq cpraa^píideswetwaílfl.yi relikM^fQto Kí^cijel^j, 
la tierra' y lo9,mares,^fitpvief<^aeiemj?r(^.fn,ftq4aKqf*)y.v¥*i)6'^^^ 
entfpdHÍiieptq,^6U a\49jia,^8|u<}ifl,y . «.^ ^*i\gqt¿i¿j,eií9i&u^<;i^. íe 
hic\<^rqn ^proyec^iaj guaiii^S;04^<^sionftf lüiis^ci ó <«*• í¡» iíW^í>U W»» 
Salii del p.i^^rtQ.^e.Ajaruíjp ^n.Fel^íerp ^%\^\%,mi^^i^(>i^^^ 
n>!?^9..>'*íéí^'í'M V^fP^^^^%\^^^9. á> C¿z^«Vf^.lt icppquis^ó 4, Tabl^^-, 
co, hizo aliani^a can .los.totpoap^Sp ,fuM6 h .wU«k,íl^- la, }ip9ix-r 
crviz $Q cüiJt>de;ó.(jp;i,lV?^c,a.lf!v.4^l/M/ía»^e,Aak>eí<»'Venci¿p lo» 
eJórcUüs de Mq,uellja r«^püj\)<j%^y Uf vrfí, e^^efeftlaijí ^At¥*««tftl^ 



al liiorrñré&i b&^j'or dé) NuéVo MUHdlo;i^ráqUe téñn iücettÓÚr 

sttiigriéiitAs'ifritra tHúnfa'meeñ la'gr^A idiudüd de Te(ui[titlM>,' 
y cOii MtL mant) póbé v^Btwt provitiddis', terretyótf^ ininen«oé y 
miHonéd d6 hdriibíes á to^. pié^ xí^t Casar Carlos V. y tíon kor 
tra derriba ídolo», Iev&irtatemjp1<6S al Üi9s verdadero, ¿ intYddtt<¿ 
ce^ la fé, íñ' póli'cín y' las létráí ' emre ios mexicanooi. /Héché^ 
iftér^filésf qué éi no ftiera pcü b\i ñerúútíthbré y j^roximidád Be»* 
tendrían por fabniosoéi £b vérdÁd qucí la primera' ?fetdi de W 
na^ev, de los'eiibeíllM, dé las'aritiaS de hierro, y el Yuid^'yt^O"- 
Ágiofté efb(Dí6-de los'árcabuHCé^ j'dé la artillería giiu«étíi obj<itdtf 
todos núeVo»; exVrábfifiñarioé j óaBr diVinoa para lik Indtütf,'^ lof 
íAfilhlda^o ^'hlbiéron m<í>iibr atli estcesiVó' nfimero' al corto db 
lés «fipalíofécr. Pé^o Mrfíh*8é'dékeng8ltbron-de qu^ ei«)ft eriiif 
homliírés^válfdost^ artiñdos, y 6e aféostiliiibraYon á d^^predkr 
a<)aé)^a^ vWat^jafer.' No fule {>u^í, cíollió TadraiV lOs ' tjróingéroa 
eiRvidioáos," unagüerra défkréá la dé Corlea.- Lái U<íxoal%«c4^ . 
y^avéxicaheé ertín hombreé vaíerosu^ criador en eóri tincas ba«' 
taila^;^ tetiíah armai? ofensfylHd '|r défénlsiVas,^ y iáto matieJKbéH 
cotí pericia y destembarüaoJ Y' a'ünqiie mil Vecea ciiviillo Cor- 
té^ á ceñFtéhtéiisír, y sapo deftfbfférse de inilj^ de gaétrétás cdn' 
atr p^cé ígeti;Té,' otrira bmas se vró ttsi ^erd$t}6;;y al fin au^'^vk^ ' 
tortas décrdvias se debieftm tatr^bieti á 300^,000^ al iadéa ikávbñí 
Flié''pue8 la' de iruestro ftéToe gnerifa 'de' valor, de sangré, dé re- 
8jfll**i<ii«, y de fu^izés á fuiíTfeafl. Le qute le haee suprerior á to- 
doa'los gQefref&a es la ^osadía coa que emprebdid y hcotrietió tú*,' 
]0s'e«npreéas;'piúefi^é tíiétió ácótíquístar tuntas y$ t^n d'fetéiftea^ 
prótifi(íind'cíi9í*s¿^ hHi^os {áic^'tl'P, F\'6fésy con sóloelvorü^ 
;gvn\¡^la cafisu^y ¿aforiuiía. La resolución de habíer edhafio á 
piqíi^ ety Vei^á^rass la-snaos; que le habían' cdtiduididí^) pára^qui^' 
tik^'asir<ásuydt>scótlt(^nt08éC)ldadFoé'ía esperanza' 4^ Volv^erüe'á^- 
trítí^iy cenr^llli Fasideúd !de üna^ tráitidn, no tí^iié éjeiirpUr éá * 
ld**iinafléé del tv)tií)do|Vif esparsíitnitáda en Itis ei'gtoa VétiidefOai 
£>li<díia> }^éé Ag^6t<^ de 152l;'edrí¿ágrado al ihárt)r8;Hi)>a)tt«,i 
encróCortléa tManfóv^t'é én Mélico, y IU€<goae dedicó á e^abl««« 
céiíieí»%HaJeh'éiilt^'Krerdádcto'j y a pf6page<íén todo éMmperio 
deiaqtteHotf -gemltéa 4«i religión de Jesucfisio; sitndoluá doé pri- 
mémimini^robide k' préídicacion' y-de^ baftlifenr>o, eí P. Jájii*' 
DíÍM», presbít'^ro^ecíUlár ¡f Ft.'BarÍolorrié^Olrnédo,'r^li|Íib!Myín«W' 
cofllwriO/áth'bes'o^ptíH'ftttteadéFejéróio de Corteé".' Ma^^'ei^ff» p€h' 
caaiO|pemt1osif)iiraUtín^^'inlne4^«K ^teiBi^'y nuestvo conqukt^do%((;Sv^ 
cFfbié> a^f'nnipifl'ad0r ^Oaib»'¥;pidiéfidoi|^ ^jh^^io^sf dtíVotáaw^t^^' 
S.'^Fraíí^liíeKi; á^tjuis&nés i?ri'habietjido''ií^'ótó6 efr aft¿i ^sijpuítetité;^ 
sal»é'é'<feiir>liii>ip(H>iie«m^fiíle%!'líél4»*^iifJó^ y ^«féÚO'ÍMl r^ftiitf'' 



n^ lef Jnii^.Im manos j-euefda«^n granUe aiimiracioa délo» 
I04Í9«, q lia por el respeto t^ua vieron triUutar á aquellos, al pa* 
r^par j^omVrea deepreoiabjea, por un tan ▼nieroao, ttcmUa y po* 
d.ejCQüo capitán, ae p<iD0trurOB de la alteza y «iigoidad de IÓ9 iQÍ« 
nifllroa da la nueva religiob, que ae lita predicuba, y decide en^ 
TÓQC68 conaerytiron faceta \on ec4eaUl«(ieo8 el más rendidu acata* - 
nijianto y la obediencia y deferenoia. viáa asombroaa. iSi influ* 
yé méOos para esto el ejemplo político religiosa, que díó Cortea 
li loa neófitos, cuando fingiendo descuido,. Ilegé tarde un úi^ 4a 
íieata á la iglesia: puea desnudándose bunúMemencie la eapaida, 
aa dejó asntar del;sacerdi|ie en pena.de au iardansEA* igual ttñ 
mofOry aptivid^ji puao en lo poÜiiGo y en la extensión . 4e au9 
conquiatas; Reedifica á'Méxicoi ieFaota^i&cioa.públicos y es- 
tableceon gobierno civil. Envía espnQolea ádeacubrir el íoblí. 
iWliiiur por la provincia de Micheaean; y reeibo loa bomenages 
voiuntarioa del rey Ghlfiüntzi. Comii^fona á 8anik)Val á apaojl- 
guar la'HiM^teca y Miseeca: y dentina á Pedro de AJvarado á 
Bu¿etar á ios de.Tuxtepec; el cual vence á loa kiches, y enua 
paei^oamente en Guatemala. Pensaba a6n en nuevos. d«uicu-> 
brioiientos fobre el Inar del Sur; pero vuelve á £uropa en 1527, 
y.CáT)p< V le no.mbra capitán general de todaa lúa. tierras Gon<- 
quiwtadaay con e| titulo de marqués del valle de Oazaca le dá 
un aallprío de 9*¿ pueblos en la N. £. £a 153(K regresó á Mé- 
x\co ai invicto conquiatador, y como sitiada hubiese hecho, efu» 
prendió el descubrimiento de las islaa ó tierras 4el mar del Sur, 
y.ae embarcó personalmente deapuea de varia» expediciones^ 
que había encomendado á utros, y ae habían desgraciado, y lie. 
gó é poner el pié en las Californias en la bahía que denomina 
de ;Santa Crux desde la coal isorrió cincuenta Wguaa de la cos- 
ta, Habría. llagado también al Asia^ y descubierto las Filipi- 
naa., ai ó instanpias de au esposa, la Sefiura DoSa Jiuny de Are* 
llano y. ZáÜiga, hija del conde de Aguilar y nieta del duque de 
Bfiiecff noie hobieee escrito el primer virey, D. Antonio de Man* 
dox«i««que,ae reaútuyese á México. £n 1640, volvió aeganda ves 
á £utQpa¿ y en el siguiente acompafió al 'Cesan en« h í^iaoaa jor* 
nada de Argel. Finalmente después de alguno» albs en que, co- 
mo era grande hombre, sufrió con ánimo oonalante «1 maltrato 
y^persecucion da la envidia, de qne le libró la gimodesa de Feli» 
pe II, emprendió con licencia da este príncipe su tereer wiñg^ á 
México^ donde quería morir. Pero en el canMno« en la vil^a de. 
Castilleja de la Cuesta carca de Sevillai murió á,2 de Diciom-- 
bre de i5i7, dejando mandado en su teataitiento, que au cuerpo 
fueae conducido y acatado en el roonaaleho, que quiso aa fito- 
daaeea su villa da Cuyoacan, doa leguaa al 8, de México. , Y 
por.m babel tenúde efeci,o dicha fendaoioa astuyiereo depoaita- 



dot au8 veoerablegiiivMJliáipiifiiidíOiAi» bkitíglaeic^idAifK Fraacii- 
co de Tezcuoo^ jr 'lua^o» taai^. db ia ibiaina Axi»fk d<$ México» 
husta el añQ^Ji7i¿4, exiiqíibvioa: ao&íBUQ^poá^pa^Q cotticuron por 
ei virey marquóa 4e BcftSicáfovtB en ei :pani4Qn'\,<rigi4o por el 
cuidado delvirey /eoiiáédefteviila^g«da«Q la igle^ii del hos- 
pital de Jesús, fun^ciéoiifiliel'mii^liavicto > Q)U^ cát^lic^ jmuy 
grande conqüUt^kdoi'i^ FernaiHló Cf>r^» \^tt' OD^Ufi/icripcion, 
que por muy larg;ft;yji|jmiaúi)»úeij»po!Ía«xact4 i m^tigesta omi- 
to copiar aquí. Maatenau lugiUr^poni^ró al^unoa^i^iogios quele 
conaagraroa luMnaa pbimaiu . I¿)|>je »de^y«gA, Carpió caá* 
tó aai hablando en la peraoiisslejaaasuo.bároe: * ^. . 

. jk',. ju :■' '. ,> '•'■'[ •'. '• ■' i jí.jí'v'; o 
CortástB^.elqueiyéaGieía :. 
/'pWNq Tierra y poTiMar profutida 
cm <eáta <£spada etno. M ando, . : ' m 
eiÁlcovMuBdaenidnde» viera; 

D(t4 Eepiñá tniuofoay p^adúas . 
con.íalií^eiB) i^antaa guecrraSi^ ■ 
,^'@ey»lDfíDÍtaa Tieria^i 
á Dios infiniíaaiAjoMUi. . :. .: 






1 i 



£1 F. Vicente López^ jesuitannexicaiK), dijo 



1 ■ .ir,. 

, «^ 1 ' •> > ' - j t^ 



**Arina jdiu fáempirGorteMÍ ráa Maruni. 
Signa» A^iU»» Navea^ PrjBlia, Ciaira^ Duces. 

Nec procuUiiadis cbntátjs nobiliiiÁuctor 
Vitus erat B^iüiliaingeminare sonos:. ■ ; 

Si Nüstra ilüiis ceoinisaetit bella, Gumén'», 
Claxior<ji£oeat mayor Aquile. foreU" 

:£o:ft^alaUaM^' i '••• .• .-^ • • • -* '. - .; .'í 



:» ,--f.i} . «r^"» ' . . »•' i'.T-* wi "..... » > i 



"i 1 

I . i 



Viig»liftialvVei»que Homeso iat rownof ím 
DfiLgsui Cortés repaaa én>Ía alta £ife|a;: 
iw. .I>!B'\Aiiiérica^.exQlain(6: ai ana yidioriaa 
•■^Algtti^oápolé Deifico .previera^. ; 



' u 



t • I ^ 






^ O'ihaaae^atitioipB^n SDs Háatoriae; 
. (Zolláa Bttr '^Jwas, ly :ia. Aquilea jfueil»* . > 

I' Dj JoséiM^rla V^ca.de Guaran, xécopilóvenaii canio da im 
Nw0i$ tilea^iA«ío5 la ifaipitíña de Corléa;eA ^atAsaü^Kaia: . . ¡uf : 

.^ :> • -H-ii; No le^dfmuajttro el Ímpetu, domando* ;.; .>. ;.^ .!.].. 
v ^'i\\ i0«\i» oriáoia vertiiotaídeGfijalva^ í- . .—n' 

; ' «r«i. agu)|meMa4á.80ffila peneliando^ , 



No tnit^ los daidot d«l ofaeité baado^, 
No«n lot panUüEiM 4oad« te MU el Álva, 
Ni siguiendo i^I eootrario preMiiosOí 
Ni en Tabaseo acUoiado j TÍctoiiooo« 

N»i^tioedof del Agvlla briüjuite» 
(¡lúe al Tlttxomlteea á guerrat ettinula, 
G eoD imperio qu^ al traidox oapaii^^ 
AbfMMDdo las torv«i de Choloía. 
O apiifionando ai Bey náa arcoffanto^ 
Clue de mi Glima el Setcatrioii ^dula^ 
O rompiendo á NarvaeZi ó la ira loca 
Castigando del ílero^ (lualp^fioea* 

Callaré á Otunitba jr.íO' fe]¿m.fiifi>pri|a 
Que eatrenoeeié lo» montas d«* la iLuiuc 
Los peligros do Chalcoiea la itiontaias 
Tanto «£oqiieL Baral eo la L^^aa^ 
Hasta que praao Qi^atimoei J¿spa8a 
Su Imperio hollil, sia resistencia aigiiaaf 
Mientras del Sol los> puros rosicleres 
La (éz doraban de la hermosa Cores» 

Si quitrea Yor el immo va|iemei 
Que tanta gloria á tu Nación ha dado, 
Prevenido «n los riesgoe.)! pnidea^ 
ResaeltQ eft las ampceias j^arr^ssadifi . . 
Ua Oeoeral 4e la £spBlkola. gaate, 
Cu JO valor el Miiado lu rifipeíado, 
E» él graada^ Goüés lavarás toáo^ 
En elgrañJe Coriée/. lAas dip a0Vamodo«4»«« 

D. Fr. Prudencio de SandoTal, obispo de Pamplona, anaitis- 
ta de Carlos V, escribía: ««El primero de los ei^fioles, que con 
ánimo de awa^faobombiai osiieaipreades^la.ai^aqüista, j con- 
versión de la TierraftfmaieJiuüafy 7eljquü;eeiaíkaiir de Dios, 
la puso por obra y eii.e)ecucioa jicélia bia». aaaaskbiuditas, y 
que si no las hubiéramos viitotpoa Jos qos^ notlaa {pudiéramos 
creer, fué el valer9S0 3P eiioielenieiGapitanjIiefaaiiiL^^ortés/que 

después con mucha sasoa fe Ikovó; masquéa 4siuV>alle«" El 

Mtro. Fr. Enrique Flores se explicó así: «^Hernán Corles, que 
m pyedé^a«dar á ning^ héroe, {loriiaber pgbaalaeido éilo que 
a6n ias'^a^iaaeidnes mes vivas nflittagároiii vaasiaaAa iBaiil. 
pisando piélagos, despreciando Ja muerte, y luchando con todo 
unmundo, sujai^'ásuinkm^Ueíbiuiaoaifagsaa imperio délos 
mexicanos ."— Y O. N|ooliás«A«MHiki en amJtiUi0tkí(ta Hispana 
escribe: • Ferdina^dus Cofitá|,iMet«UiiMuiiSy iijelyéai ille No- 



vm Hirpanttt ad Occidcntem, C^O'ott CMf VVI fUi^^e Hiapt* 
niarum auapieiU, expugaator, V^Hia Gii^jcut;]^ opir^io, rebaa 
fortifer pnidenter átque aotinoM g^^ a4 PQf^tf r9!fup omnem 
memoria ra clarissimua* omibra Tanit^MPC i^i^Ulogu^propter eaa, 
quaa acrípaiaae fertor.'* De r^bus á se fipu^ laiio? (jfeatia Epia* 
tolaa. • • . . /' — En ffecto eeor^hid el conquÍ9tadja|[ i¡p füéxico — 
**Cuatro Cartaa al Emperador Clír^O^ (luinio; 4 l^e^acion de la 
Conquista de Menso.*' — La jfrimnr^ de e9;ta^ a^ p^r$iió 6 ex- 
travió por loa émulos dal autor* h^u^uíi,da e^i^ri^ en la villa 
de Segura de la Sierra, ó Tepeaea, en SO de Octubre de 1520, 
aa imprimió en Beylila por JMan .Cropit^erg^^ ^1 fiflq t529v La 
l0«o»t« dada en la viila da Cujro(M^«iA ^ 15 de J^ajrq ^^ Ig^^ 
fu^ publicada en Hevilla pur ¿1 R^ismQ .CrQ|abjerg^|r c^p l4i^- 
Í^,<éáyM de l&d^Jbnio de 16^, fj^t^» ep ^1^)s|9iQ §^pMbiioó 
en 1525, en Sevilla. Se tradujeron las ^^f ^p ft^9j?Mi¥• Ai; P"^% 
carón en laltn la $egunda y la tercera en Colonia por redro áa* 
'vofg.etMna. en 163^: y en ijídiano t$t |rnprs;Bl4 Vi7>lá9. ^W'po 
«I y^eneóa, 1524. UiUmameotA ft| |lipi?a9- $í- P.'^rdep^l ^e l^ 
tenaana, eiendo arzobispo da México. hizo aq vi uui^ niieya eqi- 
CÍ«n de lea tres cartas 6 relacipoérn d/? treman Cbr(^, f n la im- 
prsmia del. Br. Hogai*. alio 173Q« coa n)^<ft^a^ a^yertencías^ nif 
<aa, <filic<tfto(a. mapa^ y «^ain^aj IDMJ curipj^a/f • ^-.p^Ii qjue4a mi 
piiMBa aa(}6&cha en eat«s ari4Q%iOt pí á Ipp alQgips e^ pré^^^f 
BOb.a&eilo ei nrave apostólico, que eQtf9 jOtros dirigid 4 nué^t|;f 
bár»et el: Pef a CleiíjeQle VII, j dice 9^.* "^CUiuepf ^pi^op|^ 
Senrue Senvorum ipel^ diJeqtp Iftp, Ff»r4lnf(pdo GD^t^e^, V^4)t)ér-;- 
oetDffi loiUv Oci;y««Lialia r^v9 Hi^pAAMip (^unjQuptt,t9^, ^íjljui^n^ 
eft Apqi^tQlicam befueilictioqem. Indefe^isi Inbpr^s, q\ifi^ ip^cp^^-r 
««ttec ja0i é phuiUiff a^ms, sú:ut per pH^fa, per .tci;rás e\\^fj^ 
teiDtAnu ÚMWg^Ritas^Prf ^ÓAcii^ v^p.Ú^sjfP^^ e:||»ugnanilu, et H^; 
puyiess e^bri^tiiiA» ádjicieii4Pt PoptuWp iJinuinierHbilee (ji.^l^eLlapr 
do, et ad Fiíiem Cb^sci converten^o sji^iulisti, et inconc^fgá i^j- 
nM Ttti Qqitaitirnti4, et soUerti pHrqden/iá «ulTe^re non cesas; ipé- 
rí|0'fíi»8 i«iif4iciint^ u| votia l'uís, prseserMlo ad Ecclebidiui^ (^ 
HflafSleUpm fiAa4a^i«0<tm ^tmaou^eqtipoe^ ac ani.m^/r.yfB 9o'i;i- 
fíMiopem tendaotilHJaf <19anto CAifH Dea pqsau^us ftibMr^lji^r 
attendamus: to, &c.&c.*''^Un iegenio iD^pcaDo li^ifo f|l fi^ifi^n* 
te Epitafio para el nuevo panteón, que construyó á las Cenizas 
4* nftMtffüo faéree» eí virey ccmde dj^ J^^villjtgig^i^o. 

'^ * BI #ran>.Ooqq^i«t4dQr> ip Nuevp^ jEapa^e, 

O. Fernuftdp. Ovife WQIww40| 
Aquí triunfa del tiempo y del olvido, 

6iitflftfiBiÁcdnia;HDfn9 \4 g^«4llP^« 



• • 



• I 



' ' En él consejó «ábto y detentd», 

De' las affiwrtid«de« perségroidc', ' í > • •> i 
Y'^l Vasallo roejor que tuvo EspaBa. i . . » 

Aun «sthba insepulis la coafesH 
De este Héroe singular, fiíenipre admirable,' . 
Q,ue cóti razón la fctma preconizar' ' 

Y Rcvillagigedo imroilable ' . 

Dispairo este Sepatcro^ qpe «<erniaa: ' .-.'^ 

A Corles y á un Vifiey latí ineiaiorabl6é '■ \ ■. , ' 

• . ' -i . ■ , /-. •/ 

CQftTES CORONEL (D. Jítak ^Nicolás) natusal de k Fue» 
bta de los Angeles, cura párroco del puerto, do Si CriélóbjKl« Al** 
▼arado en aquella diócesis. Escribía " i' ' ^^ 

*^Modo de ayudar á los moribundos." Itap* «Wla PneUat, ííj^ 
reimp. en México, en 16. 



'-: . . 



i I .; -ih:: 



CORTES Y LARRAZ (Illmo* D.. Pedro) nátuM^de Bel- 
cbite en Aragón, doctor teólogo y catedrático dé filosofía, eh lar 
universidad de Zaragoza, racionera de ^eosa y peoiteticiam da 
aquella metropolitana, y arzobispo de Guatemala denle' i7§7v 
hasta 1779. Ytsttó su iglesia catedral y todi^ «irasta éiáf^mv; 
y en la ruina que padeció U capital por los terremotos dejt año 
de 73, fué el asilo y consuelo do aquel veoindarióiy partieséar^ 
tóenle de las religiosas, ipara las cuales consiruyú^cuatromóna»!' 
terios proriaionales. Hizo los mayores empeñosifoii lirrooél^ 
fícacion do la Guatemala destruida; poro no pudo '<5ontrare«iar< 
á los que promovían la edificacion^e lanueVa Ghibtvaiai&i.'Por 
desavenencias con la audiencia de aquel reino «e rié obliga é 
dejar su amada grey, y partir al obispado de Tortora, < qttete« 
bía feido promovidos. Dejó 60.000 peso» para la fft|i4afei<Hi dtí^m» 
colegio en Guatemala; y habiendo gobernado eon- igu-ftl «oiérto 
8U nueva diócesis, murió isn Tortosá en 4786. » BtéiibiÓ - . 

«Reglas y Estatutos para el gobierno de la Santa iglesia Me« 
trópólitana de Santiago de Guatemala/' Imp. allí por Afént- 
lo, 1776. fol— **lnstruccion pastoral para la recta y fmtiuoait 
administración de loa Sacramentos/'Imp. en<MatetnaIa^ 1779^ 
y reimp, en Valencia por Monfwrt, 1784. ' - > r- . 

CORTES (N.y ingenio mexicano, que compttso'y d>ó»'á loa 
"Elogio en ver^o castellano del Exmo. Sr. Duque de Linares, 

Virey de la'N. E "po^ la' erección dé la Cana do Recogidas de 

México." Imp. allí p6r Carrascoso, 17Ik 4» 



■»i 



CORTEZARO 6 CÓRTECERd < Fr. Diwo) nfftural de la 
N. E., del órd^n d^-Santo Domingo, euyo instituto religioso pto* 



íesó en al convento impeñal de iMéxiro á t^ dé Knéfo dé léMfc 
Fué maestro páblieo de lengua mexicana; y inscribió ' '' ''' 

^* Manual para la adintniítraciou de lod Santos Sacramentos ¿ 
loe Indios mexicanos." Imp. en México por Rodrigtféz Lu« 
per cío, 1669. 

CORUÑA (Illmo. D. Fti. Aodstin) nació •*n Corutln del ar- 
sobÍHpado de Burgos á principios del siglu 16. y en 15£&, tOmó 
en Salamanca el hábito de S. Agustín de ranno de Santo Tomáa 
de Villftnueva. Instruido en las letras humanas y safi;radas pa^ 
b6 á la N. £. y en México aprendió la lengua princrpai dé loi 
Indios, con cQjro auxilio emprendió la conreision de los pue- 
blos de Chilapa V Tlapa ai Sur de la eapiíal, en compaflía de 
Fr. Juan do S. Homan; y con grandee peligros y trabajos ira* 
ponderablee extendió sus conquistas espirituales por'úna gran 
parte de la costa del mar f^acífico, obrando morhus prodigios, 
cuya memoria se conserva en las crónicas de estas provincias. 
No se contentó su infatigable celo con administrar en lo etfpi-> 
ritual á aquellos pueblos, que hoy componen más de quince par- 
roquias, shio que los civilizó y gobernó políticamente, fundan- 
do villas con hermosas calles entre las que sobresalen las po- 
blaciones de Chilapa y ChilpanpiDgo, dé que es llamado nues^ 
tro venerable Aguaiin ei Apóstol y clande se trata en estos días 
de erigir un nuevo obispado. Al cabo de más de veinte a&oe 
fué tiftido á México, y sentado en la cátedra de prima de teo^ 
logia, y luego electo provincial de su orden en ei capítulo cele« 
brado en Oculmai ó Acolman. Habiendo pusado á Éspafia con 
los provinciales de Santo Domingo y S; Francisco á tratar cor 
el rey sobre el bien espiritual y temporal de los Indios, halló en 
Sevilla la noticia de su presentación al obispado de I^opayBn,que 
admitió obligado de sus superiores. Consagróse en Madrid en 
]56^, y partiendo á su iglesia, la gobernó 20 aflos, observando 
el mismo tenor de vida austera, que había guardado religioso. 
Fundó un convento de su orden, á donde se retiraba con fre- 
cuencia, y un monasterio para mugeres, bajo la advocación de 
S. Nicolás. Dio á su convento de Salamanca para fundación 
de oncqiegio 14.000 ducados y otros 7«000 al de Alcalá: y do* 
tó varias misas en los de México y Puebla délos Angeles. A- 
sistió al Concilio 11 provincial de Lima, en que se admitió el 
general de Trente. ÍTué acérrimo defensor de la inmunidad jr li» 
bertad eclesiástica; y por ello sufrió el destierro de su obispado 
después de muy senas contestaciones con la audiencia real. Pe- 
ro Dios volvió poreu causa; puts ei alguacil mayor que lo sacó 
preso murió á pocos dias, sucedirníio lo mismo al presidenta 
Caftaverah y el católico Felipe 11, depuso de su& pUzna á al- 



r. 



sion real qy^ ^fQp^aeab» ^oí?i)Q «a ^fai^o: p. -peWf ÍW ^# ««r«r 

np?. WW lí^i/^rlfi, f^l ver U firma, e^c^mó: ¿TtfrqHé n^ h^cif 
engañado? ¿Porqué dices que lo manda el Rey Feli^e^ cuando 
está Jirmada del Licenciado Cañaveral? Retiróse á Quito, y 
9^í ifxnpliS ^oj^ q^|(]«9 7 o^cipg» el f?qnyqn^ft 4^ lUi ófdei).. le dio 

WÍfl»Jíl^^nífP^o« J up^ fiW ^amM^a cpiv|atti¡ada pqr 4| ^^r 
¿9^. R^Btiluido ^ tu eíUa^ no quiso ei)tj;a^ ^§ fqpíij^n; j eij 
ex puel^ío áe T<|ni^na falleció en 1590, ^ |of ^0 a^os de a/lad, 
ife V 'fiJÍjf ÍW¿* y ^0 de obispo. % ipl gofící^q Ilí Lin^enfie pril. 




q]aedó suspenso, escribió 




^. ^^ ^ log Indios. p;e8ei)ta(}o en el ^apíti^lo proyiac^al 4?^ jqs 
«•gS8íjn<>« 4? SA^^ipo., (fel aBo }§60 r-*'Cqn^litupwn^i^ p^i^ 1^ 
I^djpo^as Agufilioa^ de Popayai).*' Imp. en Génqv^, ),69.^ 
PP/. ^b. ^r.^9qíf po I^O^MP* a juitino de Um. 

j^OJlÜíf A (Fr. MjARt^i^ d^ I^) por ptr^i ooraJb^reí JFV, ügr^ 
4^ ^^^?í^, i^tgral fie ¿quellft ciufi^ y. pufrt9.d.€i fi^^ftif, y qi^ 
c(e loa d(f(;e {^poQtQÜQo^ yarqi^^ frHn^i&CADqs, qye p^ftr^ ^ ^ 
íj^ya Ef'pftn? 1^1 principio' 4e. fu conqMista, E/a. ¡^9. 4^ \íi 
Pffovyicia (<^ %, Gabrieí de Ea^jj^madHr^; r^JigÍ9ifQ de ms^^ 
BftWü^í'íai ^P oración contínuiH jr 4e exj^aif^ ^.dqMííWH A* 
cpjr\pa|l6 al invicio €91x^8 en la expedicioi) de C£|l^fQrc^V9f v 7 
(H^J^ffPup? ^Uf^ci^Ú^P <^Pi^ coáireintQ de. Guaul^njibi^.i^ C/iej^-r 
YAÍtR-, Habiendo yenido ^ IVlf^icp e| rey d? ]VÍip^i,9i»9^p, EÍr^- 
cÍA?o^ en s.o]i(siiud de naiaÍ9Ja^roi p^rfi sua pup^^o^ ^9vp^ e) 
V§ner4íb.le Valeqcií^ á nu^^trq Pr, W(a,ifiipt que rc^^pj^ ^RVi^A^. 
prqi^r^cia y la de J.ajisco á la fé. cristiana, ^Izándipse jptiúgsVnt» 
c^jq ^1 líiij^lo áe.4p,{)^fQl de Michpacan^ cqix que ^s v^lgj^x/i^^e^ 
c^noqido. Arrojo lodqjí Im íd^ios d^ «^ftuje^lrt,^ g^M^P «,!\j^.^- 

Í;\]n^,dQ Tziatzoojia^fin, y edificó, allí ^\ primer c^nveptp qe^.^fi 
franpií^qou Murió ^aAtament^qn 1^ (^luda^d dfi PsizQ^s^V^ . fJl 
l^. 'Escribió 

**Hi8V*ria íLe Micho/acan, cot^^umbr^ea y re^ipn ^e^ s^ N^. 
^qrínlefl.&c," W§, dedicado ^1 vire3f.4 Dop Q^iQ^, 4^ P^W^fl». 
í)WQu«8 t^e f;«W' Eí^ifi^^ en U bibl\ftH^* ¿pl .£^(ííVíííí.1, 



ÍALB0 (O. I>ijsoo 3ÍBM0) nkiviM Mmíméá M»^ 
ittrra, dóciov y ooW^l mayor de';k uaivfirsidad d« Ak&iá, p 
afoediiMiiode k'ÓMílsfopaUtana deM6zi4(K Didá lutt .> 

4<4«Ktnond« la Purificación á^ Naaatta BeüWBmJ^ Imp; on 
Méxieo por GiiiUeDa Carraacoao, 1703. 4.<»«nB*t» Sepmón fiié 
oritio^clo igríamente poc e] P.. jtaiúlfi» Pedio Avendaña, dé 
quien ja se habló en esla biblioteca, y daade^ eoténoeé ea máa 
conocido nuestro arcediano por ei apellido Co^cafales^ que por 
4\ de Zuato^ 6 Suaw, 

COSÍO <I>. Pn»Bo An90nid)í na toral d* iasMeoMtot da 6aii«. 
tandeiTi miniítio pmncipal da iqañna éni «k puerta da Vecaciruz, 
7 8U8 costas, intendente de pjircitai j Aeomkría disl vireiiáattpéB 
ía Nueva España. Escribió 

'tlftairaoclbn para «} gobierno éelBifec|taida>SalítrjBi 31 Vlsi* 
Udores de lae» Aalisiaa de la N, £ I' fmp. en Iféxfoo, 176(k fdk 
— *' Fundación y ReglaoQento del Ho8fMisi& de coi^aleseenoia, 
eMramuroa de la Ciudad de Vecacfo«.?' Imp^sH üásioOk. 1781. 
fol. 

OGa]G(£K T^rimq) eabftilerxide k órvlen.deCalatrao,inar- 
<|«4l dé T<\i!re Campa, pre8J|deote deU andiei^eia resl <le Gua«* 
témala. En siití«npo afio i;'2iL2i, se aoblevó' 1» prorineia dei 
Tzandmles ¿e 1& inlen^^cia de Chiepa^ y htibiaad^ pasado e» 
peiBoiui éLaosegatia^ Ugoó eocnplrtamentei kquitstud pübtiea^ 
isetemado poif este seijvioio eltituk) de. Captili^ ji la nspilanía* 
generaJ de Filipinas, á done) e. pasó* e o L-Tid. Escribió 

**lteÍ2bCÍon bisiófica.ds la sidilevacioD. ji paeifieaoion á^fim 
FiMiñncia de Tsendakea en Quatsaiaia /* ífi%. e» Dai, que esiao 
te ao la lúb^eleeaxk iñ univ^isida^ de^Méxiao. 

COS^TA^O Dfi CRISTO (F^aJU Ama María dei> aaOidén 
la.cisudad é^TliBxcala«por el afio¿l650, y ti»bieo<^to paaado> á- 
México tomó el hábito del tercer orden ^e 3. Fxaaciacoy yelf^ 
gió porau director al Rmo. P. Fr. Juan de Luzuriaga, padre de 
la pro^ioaia de Gantáhrin, y conuaario general do la^ ¿9. E. y 
Filipinas. Este docto y respetable varón edificado- coa Ih pe^ 
nitenoia y portentosa virtud y casi cdo8ti»i dootriaa de aque4ta 
siaüv^ de Dios, no sola le mandó escribir kis tratados, que» va» 4¡ 
rejbnraíp, sino que él mbmo eaejcibió su vida. Failecié la Veíoj 
Virgen en M6j»Co 4>&da. Novieqbraide 17U)í siendá. comisa'* 
rio general de S. Francisco el Rmo. Fr. Juan de la Cruz, á 
quÍMuxaaDiiác«ttéga«.]cKhMfei«iSÍ(g^ieBtt8:' 

mI«. Vida y muej<te did Js6>uicriata>|^iiiieftico! 8e&fir/^-*•U• Vidmi 
da Ja^bma^kd» Kíagan Jiéariaé"^»^U(. Kido daiPteoviMiiii^ 



Jwtt Bnuú^ttu'-^HY. Vidft del Sertfco Padre S. Fiaucinéacíe 
A8W»*:-*»V. Vida déla íncUla Vírgeo Seota Clara;"— *'VJb 
Vida del Sutilísimo Doctor JOan Duns Emoio.V-^-Así la decía» 
raroD los roismos alliHcaaa al Illino. Eguiara, afisdiendo qae ai 
ae hubieae.éneuadaroado o(fa multitud de pa^^les que de letra 
dé la misma. autora entregaron ai V. comisario, habrían podido 
lurmttrse hasta 20 tomos» 

GOTERO (D. Juan González) cura y j/nez eelesiástico dei 
real de minas de Pachucn en el arzobispado de México, y co- 
misar vo del santo oficio de la ioquisffcion. Dh6 á iuz 

- ^^Prosperidades de Obededon por la vista dei área del Tesia<» 
njeatow" imp» en México, iM2. 4. 

.COTO (Fr. Tomas) franciscano, natural de Guatemala, y 
relis^ioso de aquella proviucia, dejé MS. e» la librería del con» 
vento priucvpai un volémen iniitulttdo; 

^^Thesaurus Verborum: ó Frases y elegancias de la Lengtm 
de Guatemala.'* 

iOOVARRUBIAS (IiXHO. O. Fr. BALTáSAR) naturalde la 
crudád de México, sobrino del gran jurisconsulto espafiol, Don 
Diego Ck>varrubias. Tomó eí hábito de S. Agustín en el con- 
vento 'de su'patriH y profesó en 15 de Agosto de 1577. Sobra-^ 
salió tanto en virtud y letras, que en 1601, fué presentado para 
el- obispado de Paraguay, que renunció; pero obtuvo sucesiva-» 
mente los de Nueva Cacares en Filipinas, Oaxaca y Michoa— 
can, donde falleció á 27 de Julio de 1622. Por esto debe mi* 
rarse couio notoria equivocación lo que escribe el P. Letona en 
su Estado eclesiásUco de Filipinas^ conviene á saber, que nties» 
tro Covarrubias muHó sin consagrarse. Escribió 

**Informe al Rey católico sobre las cosas del Obisflado de Mi* 
ehoacan, sus pueblos, r^cindarie y gobierno*" Original en la 
biblioteca de Barcia, según Pinelo. 

COVARRUBIAS (D. Pedro López) prior del commlado de 
mercaderes de México. Escribió 

'^Ordenanzas del Consulado de la Universidad de los Merca- 
derea de la N. E." imp. en México, 1652. fol.-*^' Asiento y re- 
mate de las Alcabalas de su Magostad, hecho por el Consulado 
de la N. £;** Imp. en Mézicoipur Caideroa, 1652. foL 

CR£SPO (Illmo. D; Bbnitq) natnral de Mérida en Extre-^ 
madura, del órdsñ dO' Santiago de la casa de 8. Marcos de León, 
coíegiftl jK raaor del ooie^^iodel rey en la universidad de Sala«^ 



-.457— 

manca, doctcrr y catedrático de fíloioffa eo dicha aesil^nila, ^ 
sitador del convento de Ucléa, y de las comendadoras de Hala- 
ijiMnca y Va|}i«doUd, deán de la catedral lia Anteqnera de Oáica» 
ca. I¿n 17il2, fué presentado para la mitra de Durango en la 
Nueva Vizcaya, cuya díócetie visitd toda, hasta interoane 60^ 
el Nuevo México. A los 12 años fué promovido al obispada dé 
la Puvbla de los Andeles donde dej6 una memoria bendita y ^^ 
terna, por haber sido víciima de la candad en la famosa y ter* 
rible epidemia del aflo 1737, llamada mat/aaraAsía/^en qiie:sÉr^ 
vio á los enfermos, y con parúcuiaridad é los indios, personalr- 
mentC) tanto en lo espiritoal, como en lo corporal. Le acOfMH 
tió el contagio estando en o^eioo en su iglesia catedral, y |n||i 
rió en dicho año. £n su rejUrato colocado con los ; demás pveltf*^ 
dos de aquella diócesis en la sala de cabildo, se lee'esla inscrip-i 
clon, que describe su carácter/ ^^Benedictus qui venit in nomine 
Domini. Contempti>r opums ReligioDe pittstansr £xeinplar.vif 
iutis: Solatium pauperis: Facis vinculum: Ümnibiis omnia.^' Jbei 
cribió 

^'Ordenansas y reglas para el altar y coro de la Santa Iglesia 
de Durango, mandadas observar y publicadas ea á724."-^**iiii' 
raro y singular entre muchos; tí, Fehpe i>leri," Imp* en í/késár*, 
co por Ribera Calderón, 1731, 4.«— ''ExG«leocia de la Concep- 
ción de María Santísima, discurrida por ios dos sagrados li-- 
bros, el Proverbial de Salomón y el Evangelio de San Mateo,'^ 
ln»p. en la Puebla por Javier Morales, I7SÍ5. 4. — '^Elogia de 8* 
Ignacio de Loyola, pionunciado en la Iglesia del Espíritu San- 
to de la Puebla de los Angeles." imp. allí por Morales, 1735. 
4.— ««Ordenanzas, regias y estatutos de la Santa igieeia Cate- 
dral de la Puebla, para la celebración de las Misas y aumento 
del culto divinoJ' imp. en la Puebla por Moraiea, 1636. 4. 

CRESPO (D. Francisco Antonio). coronel del ejército, ins* 
pector interino de las tropas de la JNueva Espafia, corregidor de 
la ciudad de México. Escribió 

^•Nuevo sistema de Ejército en la N. £. reforma delquebayj 
y eatableeimiento y aumeuto de nuevas Tropas." Un tom. en 
fol. M^. en la biblioteca de la catedral de México. — *'Obra muy 
digna de aprecio (ejcri¿ta el £xmo. Sr, ExpeUUi) que acredita 
el Celo de su autor, y sus conocimientos militares y práticos del 
Reino de la N. £." Fué aprobado por el rey y se n!andó po« 
neren ejecución. 

CRESPO (Fiv. José) religioso del orden de Santo Dondngo 
en la iN. E. Pubücó 
^«Ofrecimiento del Santísimo Rosario de María.'' imp. en 



> 

CRUZ f Pft. AxDNvo) ttñígmo eaimeHIa detOftiBo de la pro- 
mtd» d« 8. A1t»eno áh MésioOi leotor d» teología. De^ MS. 
aviar bHfllaté<)a dal oolegfó da 8b Atrg^l deCuyoaoan im tom.^n 

- «'Da toa sietcf Sactataientoft y da laa* eanavráa ocfaaHIttiaaa/' 

ORUZ (D. ANt<>moy Aattiral da la PUdbta do* loa Angalaa, y 
al^pttvaeatf atKl^ada. £itiríM6 

*^i!^ífraáentacfon jurídica 7 apdloféfioa. é\ tiéf por él honor 
d4 Litettcíado D. Mvtfaa tf« la CniRt, Cafaré Toittapae, sobaé^ 
aVmMi^tfo pf^iio^ cétt ai AlaaMa^iiMiíror^ Taoalii^^ Itops an Im 
PMbte, n<S. íbl. 

CRtJZ (D. PftAifcitcO AifT^mo) natural' dé' la Ptlabla da \oé 
An§féléa, 7 colag^iaf déüo samitinrfo trid^ttao, dadoade a&Kó 
muy instruido en las letrat sagradaa y profanas j en el icHorña 
maariéano; 6 re^r laa patroqaiérs de Apango y Co«<Sómatapa6 en 
aqtidhi diéeé&ia. Bicrtbid erítns otroa opüaeuloa de qaa baa« 
ctiiiíbfla 'memoria Édrmadec dé Castro an aa Catálogo^ 

**®értTron anla s^ofamné dedrcacTon de U CapiHada Jfaiis Na« 
zi^no de Analco.^* Implen la PaeUa por Parnandez de León, 
166(^. 4 -M**Deelamaéien fúnebre en laa Exeqfuiaa que elSeail*^ 
narlo Trídentino de la Puebla de loa Ar)gale8 eal^brd á hi-teo- 
moría daau Gbiapo^ y «figular Profcetitor, ail Eitmo, Sr. D. Ma« 
nUel Parr^andes de santa Cruz." !mp. allí por FarnaMdex da 
L6on> 16». 4. 

CAUZ (PR. FRANonca) de la provincia de franci9aanaa4ea'> 
calzos de S. José: pasó á principios del siglo 17, á la de S. Die- 
go^ de BTéxico, donde fué e('primero qñe ensaüó la fii^^ofíaá tos 
jóTéneáde su 6rden. Pué^ electo provincial en 1631-, deapttea 
de habar obtenido varios empleos y prelacias'^ y siendo oelift^a^ 
dordal tribunal de la fe, murió enr 1655. El cronkta Fn Bal- 
tascar dé Medina lo coloca eh el* nfimefo de los rell^fiéeas eaeri* 
tdi^de 8\y provincia por haber escrito un 

"Curso da Flosofía Éscotísttcapara uéb d^ ios Eamdiaatea de 
lá Provincia de S. Diego de Méxitio:" 

CRUZ (Pr. Gabriel de la) religioso lego deK ttSúMoXb da 
S. Francisco de México. Escribió 

'^Octavas castellanas á la Canonización de S. Juahde EKoa." 
Imp. en México, 1702. 



CftUZ (Fk. Jodé de la) rdHgiotfo Cflrin«liin detMto ám hk 
[itoStincH dé N. E. Eactibió 

'*E!itpfióJ<cf(yn de 1^ Sfrgnida E^érit^rá.'* M8. en 4, efn^ la IK 
btéf ín de S. Atige»! de Ca3roat5iirt.--*8f n6 hub^ otfo reli^oso án« 
ti^o de este hOittbre, el áUXót e« natural d« Guadalujdra eo Ja 
Nue'Ta Galicia, fué ptiorde Mé^ieo, y difinidor de la pncnrÍBcia 
dé S. Alberto, f muú& don créditos d« ^ran oradi&r efi «I oo^ 
vento d-e Clüeíétaro en Notiérotíf e d« 1818. 

CHUZ (Fr. JoBÉ'de la) rdligiodo presbítero» d»! órdeit hospí^ 
talariode bet^einitas d«r Améfké. Fcé insffgn»' afq«ñMto^ j 
•mtfé otraa cbfaa hfííío el templo^ dtf loa* jett«rita« d« iff ciffdaé de 
Oaa^najimtó, á€fnqué brtjb ladiretkiito ilel P. Gonntrás, retM 
d^ aqnel cott^gio. Dio á hm 

t'Bl Lobo Ev^f)g6Kcot PafíégUUié áñ Slin ÍgDaoé(y>de Lojrblaj 
Predieado en GHia^^uaco el aSo^ nsO/* to|>. en Misioo^ irs^ki. 

CHUZ <Fft. JüaH) unet de los p¥ifti«foa religioMs agnatíami 
d^ la provincia dé México. Se dedicó eols todo estudio 7 c«lv 
af c«neqin«fno de lo» Indki» de lá Htfdftfteca, y hailándoée phof 
del coot'entb de HUéjotM; escrrbió 

•^CatécMitnt^ de la Ddctfi<ria ct^tiana en lengua Htfaateea»^ 
Itítp. én Méjíico, átro* 1571. y ré¡»p. en iñ89. 4. 

€RÜZ (FA; lix^N) véaM MOYA. 

CHUZ (DoflA N.)^m«i^a1 ^^ ^» ciüdM de S. Oriatébal da k 
Habana; Escribió «1 Afio 1752. 

««La Am^Hca doiói^ia: ErpfetiO^ p<3íétí€W por la pérdida dé 
1* Habana." Imp. en México, t763¿ 4. 

ORVZ (Ven. Inbs de la) religiosa earmelita descalza diBl oon^ 
veáto de 8. José de Méxibó. l^ctibió "^ 

''Relación original de la fundatiion del Com^snto da Tarasm 
d^'g. JOBé dé'MéXibO." MSV en el arbhivo de diisho.a-^* 'No- 
ticia át la Vida de la Vén. M; Mariana de la f/' AIS. allí*^ 
*'Vida dé la misma autora, escrita de drdén de sti Contoor, dS 
P; Gaspar Figueroa.*' MS. La Itjé D. Carlos de Si^íMncat f 
Gangora. . ^ 

CHUZ (Sor JtANA Uas de la) honor inmortal del beii» M«ik 
xovy de la América EspaHola, conocida a(]uí y én la Europa 
por la Mbtga de Mérito, Netti'ó á 12 de Noviembre d«^ 1091, 
eñ eF puisblu dé S. Mlgnel Nopantla,situadé entre loSdosfa«io- 
B(Mf'vici4canea deMéxieo y Atlixcaé l^legaas cb'laeapIMde^ 



Nseva Eipaf a. Fueron «us padres D. Pedro Maaael Ásbajé, 
noble vizcaíno de la villa de Vergara, y Dofia Isabel Kamirez 
de Santillana, natural del pueblo de Ayacapixtla en el arzobÚH 
pado. Desde sus máa tiernos años descubrió un ingenio pro- 
digioso, pues en la corta edad de cinco afios aupo leer, escribir 
y contar; advirtiéndose desde entonces su natural inclinación y 
facilidad á hablar coa aómero, cadencia y medida. Esto obli- 
gó á cierta persona á ofrecerle un libro (que era para la ni&a ei 
juguete más apreciable) si componía una loa en honor del Bao- 
tSsima Sacramento: lo que ejecutó graciosa y atlmirtibleniente á 
loe ocho aftos de edad. Luego (|ue oyó decir que en México 
había uo-a gran escuala, á donde acudían los jóvenes á apten-» 
der las ciencias, rogo á sus padres con candida inocencia, que 
la vistiesen en traje de hombre, y la enviuseo á estudiar. Sieo* 
do de nueve afios la pasaron á México á la casa de su abuelo 
materno, donde hallando una porción de libro» varioS| los de- 
voró todos con increible estadio; observando desde entonces una 
rigorosa absúneneia de eusntos manjares y golosinas oía decir 
que embotaban y entorpe^cian ei ingenio. Un bachiller, llamada 
Olivas, le dio algunas lecciones de la grumáUca4atii|^^y poaa<> 
yó tan bien esta lengua, que escribía en ella con. rara facilidad 
tanto en prosa como en verso, manejando y entendiendo los me* 
jores libros romanos. Llegó la fama de su, singular talento, a- 
plicacion y estudio á los oidos del virey, marqués de Mancera, 
y la hizo conducir al palacio« donde la virerna la tuvo entre sua 
damas, siendo el embeleso de estos se&ores y la admiración de 
caantos concurrían á tratarla. Y deseando averiguar más á 
fondo los quilates de aquel extraordinario ingenio» y si (como 
decía el vulgo) era cáencia infusa la que poseía ya una joven de 
17 afios, juntó el marqués varias personas doctas eclesiástica» y 
seglares, para que en una sesión la examinasen solemnemente. 
CoeurrieroB al real palacio para este examen teólogos, juristas, 
filósofos y poetas; y después de haber hecho á muestra Juana 1- 
nés cuantas preguntas tuvieron por convenientes, y do propo- 
nerle asuntos y cuestiones sobre que discurriese y hablase, coBr 
vinieron todos, testificándolo así el dicho virey, ^^que el talento 
de la Joven era prodigioso, y que su erudición excedía á su e- 
dad y á su sexo, y aúná lo que podía esperarse de un hombre 
criado en las Academias literarias/' Lejos ella de ensoberve*- 
cerse por sus conocimientos y por los aplausos de que se veía 
cc^lmaáa» aborreciendo el estado del matrimonio, que se le pro- 
paso varias veces con ventajas, concibió el pensamiento de eni- 
trarse monja. Y aünqtt,e tardó algunos dias en resolverse iom 
morosa de que esta profesión fuese incompatible con el estudio 
de los libros, que era su pasión dominantef se determinó al^ 



/ 



— 3fll-- 



al retiro del claustro por la direccioo y coQsejo^ del F. Af^tonkl 
Núñez^ jesuíta docto, conft^sor del virey; y tomó el habito de 
canuelita descalza en el convento de 8 Jo^ó de México. AÍ99 
habiendo tixperiiuentudo que el vestido tosco, y la abstinencia 
de carnes eran muy nocibas á su salud, por dictamen de los mó- 
dicos, que así lo declararon, dejó aquel, y tomó en seg^uida el 
habito de religiosa gerómina en el monasterio de la niinma Ca- 
pital, donde hixo su solemne profesión. Ailí supo unir por es* 
pació de 27 años el estudio de las ciaitcias á la más estrecha ob- 
servancia de la vida monáatica. Su principal objeto fué la leo* 
^og\9^^ y la inteligencia d^las santas escrituras, á imitación de 8tt 
patriarca S. Gerónimo, y de su madie ftanta Paula. Y por esto 
(decía ella misma) que cultivaba la lógica» la retoricaría físiea,la 
animástica^las matemátÍGas,la historia, la música y la poesía: de 
todo lo cual nos dejó bastantes pruebas en sus escriios, que por 
ser la mayor parte en verso, le merecieron en la Arnérica y en 
la £uiopa el glorioso renoihbre de Iai Üécitihu Mum. Sin em- 
bargo no gozó siempre de la paz y tranquilidad que reinan en 
el parnaso. Tuvo que sufrir los tiros de la envidia, que le die^ 
pararon de dentioy de fuera de su monasterio. Pero su virtud, 
su verdadero mérito, su modestia religiosa, y la generosidad de 
su alma, triunfaron finalmente; y se convirtieron en panegiristas 
y devotos suyos cuantos habían intentado deprimirla. Dos a- 
ños antes de morir, dejó los libros profanos, y reservando unoa 
pocos ascéticos, solo trató del gran i^egociu de lo eternidad bajo 
la dirección de su antiguo confesor el P. Káñez que se lison* 
jeaba de haber enviado al cielo como una paloma blanca á la 
que había sido canoro cisne de México. Dejó su copiosa y 
exquisita librería, compuesta de cuatro mil volúmenes, con Va- 
rios mapas é instrumentos matemáticos á disposición del tilmo, 
aizobispo Seijas. Y en 17 de Abril de 1695, á los 44 años cin- 
co meses de su edad, falleció contagiada de la peste, después 
de haber asistido á sus hermanas con ejemplar ísima caridad. 
¡Su muerte llorada de todo el remo, fué seguida de muchas y so« ■ 
lemues exequi^is, de que publicó una Colección Don Lorenzo 
González üaficha. Él eruditísimo D. Carlos de SigUienia for- 
mó en alabanza de nuestra heróina una elocuente Oración fú^ 
nebre, £1 illmo. D. Juan de Castoreña impiiiuió en Madrid su 
Fwna póxlunut. El Exmo Sr. Sania Cruz^ obispo de la Pue** 
bla, virey y arzobispo electo de México, llenó de elogios a núes* 
tra poetisa en la Carta Athenagórica, que bsjo el nombre de 
'Filotta de la Crtis, ie derigió debde su obispado^ y sin baberlo 
S5or Juana Inés, dio el mismo prelado á luz la Crítica que ella 
había escrito á un célebre sermón del P. Vieira, jesuiUi portu- 
gués. £1 sabio crítico, el Illmo. Frijoó, llegó á escribirs**!» 



élTébte Mofija dé fiTeXfco Sor Juana Inét áé ta. Cruz, es cono- 
cida de lodos por sus eruditas y agudud poesías; y asíea escu- 
südó htícer su elogi'o. . • .Ninguno acaso {de ios poetas €»paño^ 
léi) la igual d en la unirefsidad de noticias de todas faculta- 
des.*' Él P. Pacheco, iigustíno portu^uéd, en su obra; Desa* 
llx)go erudito dd dfiimo^ en varios lagares no duda comparar 
nliestra monja á óu famoso paisano Camoee. Y omitiendo o-* 
itóa testittíotíitís, que ensalzan el mérito iit«rarÍD de la poetisa 
mexicana, quiero citar el del docto Polaco Ketteii, quien en su 
Apela simbólico^ tom. 2, tegiendo el índice de los iogenioa, que 
^n toJo el orbe han sobresalido em la crencta simbdiioa, pone en 
primer Iu)gar al conde Manuel Tesauro^ y en segundo á ia Monr 
ja de México^ por tíu esciitio intitulado: Nept»no ttlegérícé. El 
cXial pareció á Ketien de tamo tn^rho, que como denoonáaodo 
dC' que fuese obra de tina itiuger, Se explica así; *^Poko tt!iq«MC 
ex hia Sjmbolis plus acuminis habent, quam á vifigine expecta- 
re pOHsis." Mas no tienci.qiie desconfiar, pues el cabildo metro* 
politano de México, que encflfrgd á nuestra Virgen aquella com- * 
posición para obsequiar al Yirey, conde de Paredes, no habría 
usado con efste ni con el público de una superchería, que et mis- 
thp virey püáo haber descubierto por sí mismo con «1 íntimo 
tratt) que eh su gobierno tuvo 6on Sor Juana Inés. Por lo que 
l^ace ál verdadero mérito poético de esta, repetiré el juicio dal 
filmo. Feijuó: *^que aünq-ue su talento poético es lo que más se 
celebra, fué lo rné'nos que tuvo, •••"y a fiado que siguió' el gus» 
io de 6u siglo, y que en otro mejor habría sido por su genid y 
t^udlcion igual t los Leonés y Villegas, ó á los Melendez, Mo- 
ratines y Vacas. Sus escritos son; 

♦•Neptuno alegórico: Arco triunfal, con que la Santa Iglesia 
dis México recibió en su solemne entrada al Vircy de la P^CncTa 
EspaSa, Conde de Paredes, Marqués- de la Laguna." £mp. en 
México por Ribera, 168Í. 4. — **Crfsia de un Sermón del garan- 
dé Orador entre los mayores, el P. Antonio Vieira, Jesuíta Por- 
tugués." Imp. en la Puebla de los Angeles por Fernandez da 
León, 1690. 4. reimp. varias veces.-— Este solo opüsoulo, mere- 
CÉXÁ á cualquiera que lo lea, el concepto de que la Mof^'a -de 
indico tuvo tanto ingenio, dialéctica y erudición sagrada como 
el mayor orador y teólogo del siglo 17. — "Poesías sagradiia> y 
profanas." 2 tom. en 4. impresos en Madrid, Sevilla y Barce- 
lona, seis veces antes del año 1700. y reimpresos despuea otras 
tantas.— *-Fama y Obras postumas del Fénix Mexicano, y Dé- 
cima Musa." Imp. eri Madrid, 1700.4. y reimp. muchas vaeotf. 
— Dejó MS.; — '•iSúniulus," que originales y de la misma* mano 
de la autura conservaba ei P, José Porras, teólogo de la conipa- 
tíía de Jesús.— "Equilibrio moral: ó di/ecciones prácticas de 



—363^ 

oostumbres según las seatiencias probable^ y 9^ar«B.**'— Esta o- 
brtí la g4ia|ráfiba en su poder D. (Járlps de Sigüenza y Qóngo* 
i»«-*-'«BI Caracol: á Ano para apreoder con facilidad la Müsi«- 
oa«" — Hiice meneion de este arte el P, Diego Calleja, jesuíta 
de Madrid, br la Vida que esccibió de nuestra monja. Y es sin 
d«dtt el que lé envió á pedir desde Bspafla la cond«*.s(|i de Pare- 
des, virelnaque había K»ido de México, y su amiga* ^quieo con- 
testó Sor Juana Inés en un Romance, escusándose de remitirlo 
por no haberlo concluido. Kn dicho Bomáqce, qup f e halla en 
el tom. 2, de sus Foissías, dá bien á entender su maestría j ^r 
r-udioion ea U acusica; y concluye así: 

^'£mpeeá á hae^i un Tn^tado 
para ver si-reducia 
á iitajrár faotUdad 
l&s reglas, que andan escritas. 

En él, si mal no me acuerdo^ 
me parece q»ue decía, 
que es una línea espiral, 
nó un circulo la harmonía. 

Y por razón de su forma 
rebueita sobce eí misma, 
le'intiíalé Caracol^ 
porque esa rebueku hacía. , r 

Pero esto está tem .informe, 
* que no solo es cosu iadigna 

de vuestras manos, inas juzgo 
que a6n le desechan las mías.- 

Por eato no os lo rejüoiitoí . . 
mas como si Cielo permita 
á mi salud más alientos, 
y algún «spajÉio á mi .vida, 
' Yo procuraré enmendarle, 
porque teniendo, la dicha 
de poi^erse a vuestros piét, 
me cause gloriosa envidia.'' 

• CRUZ (P. Mateo) natural de la ciudad de la Puebla deiof 
Abgeles, jesuíta de la provincia de México, maestro de ñlosofl^ 
anaquella y de, teología «n el colegio máximo de e&ta capitula 
yitalificador del santo oficio. Escribió 

^^Sermon del patrocinio de la «Virgen María, predicado en Ja 
Catedral de la Puebla en la pri«iera£e8ta que de orden del .Rey 
se celebró á^este objeto.'' Xmp. en la Puebla por Borja,.i6d^ 
4,r«*^BfIacion>det.l»lmftiaigrosa^Apaflli(»on*de.Nucslrai^^ 



^354— 

Guadalupe de México/' Imp. en la Puebla, 1660. reiiíip. or 
Madrid, á expensas del Sr. D, Pedoo Gálves, consejero de in- 
dias, año 1662. y tercera vez, en 1785.— *^i¿logio de la gloriosa 
Santa Catarina de Sena, predicado en su Iglesia de Religi